Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



jueves, 30 de octubre de 2008

JUEGOS PELIMINARES

Adheriré al dicho: "sobre gustos no hay nada escrito".

Hay a quien le gusta un buen trozo de carne bien cocido, a otro jugoso, a otro casi crudo, salado o soso; empimientado o no.

Podríamos afirmar que no hay recetas entonces?. No. Cada una de esas preferencias constituye una receta en sí misma.

La relación sexual-coital tiene muchas recetas, y va en los gustos de las personas tal o cual de ellas prefieren. Pero desde ya no podríamos aseverar que una de ellas es la mejor.

Para muchos la relación sexual se reduce al coito clásico, con o sin orgasmos simultáneos. Están en su derecho y si así se sienten satisfechos: ¡adelante entonces!.

Otros, sin embargo, desean alcanzar ese momento (o inclusive no alcanzarlo) luego de salpicar su entorno con masturbaciones reciprocas, caricias bucogenitales, luz tenue o plena, juegos de provocación, disfrazados, juegos de ataques, suaves golpeteos.

Parafraseando a un autor: "... en materia de sexualidad, la perversidad no se deriva del modo de expresión sexual, sino más bien del espíritu con que se practica", y sigue: "...una conducta sado-masoquista, por su carácter de espontaneidad y juego, puede emanar de una personalidad absolutamente normar, mientras que un coito clásico, realizado con vergüenza y culpabilidad, puede ser revelador de una estructura perturbada de la personalidad...".

SIGNIFICADO DE LOS JUEGOS PRELIMINARES

Independientemente que los juegos sexuales pueden ser un fin en sí mismos y que su principal objetivo lo constituya el de dar y obtener placer, cuando la pareja se propone alcanzar el coito, estos juegos preliminares permiten:

- Armonizar el nivel del deseo de los dos compañeros (Las curvas de la fase de excitación no siempre son sincrónicas).

- Romper con la monotonía de una actividad invariable.

PRELUDIOS ERÓTICOS

Dentro de la cantidad y calidad de juegos eróticos que cada pareja puede crear, dependiendo de su imaginación, desinhibición y disponibilidad para practicarlos, nosotros describiremos los que siguen a continuación:

- El tacto.
- El beso.
- Las caricias mamarias
- Las caricias bucogenitales.

EL TACTO

La mano, después de los órganos genitales es el instrumento más sensitivo.

Debemos aprender a usarla teniendo en cuenta el ritmo del contacto. Los matices de la presión palmar y del antebrazo. Acariciar, dar masajes, nos coloca en una actividad comunicativa que despierta fuertemente el deseo y el placer de dar y recibir. Las yemas de los dedos en suave recorrida, la mano abierta, el roce con los labios o la lengua exaltan esa comunicación.

La zona interna de los muslos, las axilas, la curva de las caderas, la zona umblical, las aréolas que rodean a los pezones (de la mujer y el varón), el lóbulo y contorno de las orejas, las rodillas, las plantas de los pies, el recorrido medular en la espalda , el envoltorio testicular (escroto), entre muchas otras partes del cuerpo son zonas erotizables al tacto.

Las uñas en un suave recorrido erizan la piel. El pene y su suave textura recorriendo el valle formado entre los senos, los labios internos de la entrada vaginal, con suaves vaivenes multiplican el placer.

Tanto para el varón como para la mujer la caricia anal o perineal, con o sin introducción del dedo, es un fuerte estimulante.

El glande del pene como el del clítoris son zonas de inconmensurable sensibilidad. Su estimulación táctil no siempre tiene la misma aceptación. El glande masculino por la misma configuración anatómica y el roce con las prendas de vestir es menos sensible que el femenino.

Sin embargo el glande del varón descubierto, retirando hacia atrás el capuchón que lo protege, sujeto en la palma de la mano, untada con alguna crema que facilite el movimiento suave de "enroscar" y "desenroscar" produce gran placer. Así también el movimiento masturbatorio del pene tomando el órgano desde su parte superior permite sentir el deslizamiento de la piel constituyendo un estímulo muy erotizante.

La caricia clitorídea debe circunscribirse a la zona del monte de Venus, las dos caras de los pequeños labios, el capuchón clitorídeo. El roce con las yemas de los dedos, con mayor o menor presión; un leve pellizco es lo más aconsejable. Untar la región con la misma sudoración vaginal o una crema o aceite facilita la aceptación al tacto. La estimulación directa del glande clitorídeo debe evitarse salvo que ella lo pida.

La estimulación monótona de la región clitorídea hace que pierda eficacia la estimulación. Deben conjugarse movimientos alternos de roce.

Entreabrir los labios para emerger con voluptuosidad la zona clitorídea y con la otra mano dar suaves golpes con la yema de los dedos sobre la región resulta muy placentero para la hembra.

EL BESO

El beso expresa y estimula el deseo sexual. Activa los sentidos del tacto, el gusto y el olfato.

La secreción salivar, el aliento del otro, el sabor agrio, ácido o impregnado de un gusto fuerte por el alimento ingerido, como el ajo, las cebollas o el alcohol, para algunos fuente de rechazo, para muchos fuente de estimulación erótica.

Las técnicas del beso son muy variadas. Mordiscos o succión labial. Tenues roces entre labios. Beso a boca abierta, a boca cerrada, con labios secos o humedecidos.
El beso lingual, con o sin succión de la lengua, que muchas veces acompaña el ritmo de la penetración u otras simula lo que luego será el juego oral-genital.

En ocasiones el beso se convierte en una estimulación tan excitante que puede llevar al orgasmo.
La ausencia del beso como juego amoroso muchas veces es signo de conflicto en la pareja. Su evitación significa un rechazo a la entrega de la ternura y la confianza.

LAS CARICIAS MAMARIAS

El seno femenino se ha convertido para nuestra civilización occidental en un signo erótico (más que las nalgas), símbolo de femeneidad y zona erógena de primer orden.

El tamaño de los senos es preocupación para la mujer, ya sea por exceso de volumen como por falta de él. Muchas recurren a la cirugía a fin de superar el sentimiento de inferioridad y la baja autoestima que les genera el volumen mamario.

Como sea, pequeño o exuberante, los senos son una zona erógena por excelencia, junto con el clítoris y la región de los pequeños labios de la entrada vaginal.
Su sensibilidad esta centrada en el pezón y su zona perimetral. Su sola estimulación puede llevar al orgasmo a muchas mujeres.

La caricia amplia de toda la región de los senos con la palma de la mano, seguida por una estimulación especial con la yema de los dedos, o con pequeños pellizcos entre el pulgar y el índice, en las zonas más sensibles como las aréolas y los pezones; finalmente chuparlos entre la lengua y el paladar, o morderlos con más o menos intensidad constituyen un juego de excitación que nunca debiéramos dejar de lado.

La erección de los pezones, aún sin estimulación, son reflejo del goce y preanuncio del humedecimiento vaginal y la inminencia del orgasmo (esto último también en el varón).

LAS CARICIAS BUCOGENITALES

También conocida como: sexo oral, en nuestros tiempos, parecen ser prácticas de juego amoroso muy antiguas.

"Meriochane" (en griego: la boca que traga) fue un sobrenombre que se ganó Cleopatra por su notoriedad como felatriz.

Las caricias bucogenitales comprenden el cunnilingus y el felacio (en su terminología científica).

El cunnilingus (del latín cunnus: vulva y lingere: lamer, chupar) es estímulo mediante los labios, la lengua y la boca de los genitales de la mujer.

La felacio (del latin fellare: chupar) designa el estímulo bucal del pene.
Puede ser una práctica sexual con un fin en sí misma o formar parte de los preludios al coito.

No existe una técnica precisa, la imaginación y la espontaneidad son las herramientas para hacer de este juego algo placentero o no.

Las zonas femeninas por excelencia para esta actividad las constituyen: el glande clitorídeo en primer lugar y su área superior cercana al monte de Venus; otra lo conforman los labios internos que bordean el orificio vaginal, el meato uretral y la cara interna de los grandes labios; por último la zona que se extiende de la vagina al ano.

En el hombre sus equivalentes se sitúan en el glande, a nivel de la corona y del frenillo para la primera; la segunda a nivel medio del pene y el escroto y la tercera atrás en la región perineal.

El itinerario oriental nos enseña al varón un recorrido que va desde el roce, por turno, de la punta de la nariz, las axilas, la punta de los senos, el ombligo, las rodillas, las ingles, para detenerse en el monte de Venus y avanzar lentamente a las partes genitales propiamente dichas.

La lengua puede entrar en un simulacro de penetración fálica en la vagina.

Por su parte para la felacio se recomienda a la mujer desplazar la cabeza en forma rítmica, a la vez de abajo a arriba y lateralmente. Ha de deslizar la punta de la lengua empezando por el ano para ascender a lo largo del escroto y terminar a nivel del frenillo y del orificio uretral del pene.

La introducción del pene en la cavidad bucal de la hembra para simular el coito es muy estimulante sobre todo con el hombre de pie acompañando así un elemento "voyeurista" y permitiéndole el control de los movimientos hasta su eyaculación.

La eyaculación bucal es más o menos soportada por la mujer felatriz. Muchas contienen la respiración para luego escupir el semen aludiendo no soportar el fuerte olor a castañas crudas. Muchas otras aprecian con voracidad el sabor entre dulzón y salado del esperma. Al contrario de las creencias es inocuo en personas no portadoras de HIV.

Pareciera ser que la atracción por esta practica sexual esta ligada a la olfacción de las feromonas, como lo aseveran estudios (sobre monos), que no vamos a exponer acá.

Estas perfumadas sustancias afrodisíacas se encuentran en el hombre debajo del prepucio, y en la mujer, a nivel del clítoris. Esta confirmación aconseja no disfrazar su olor natural mediante desodorantes o perfumes.

El video para acompañar este artículo esta armado sobre la base del tema musical de Silvio Rodríguez: “Ando como hormiguita”.
Espero les guste.



Referencia bibliográfica:

- Dr. Tordjman, Gilbert: “Realidades y Problemas de la Vida Sexual” – Ed: Argos Vergara - (1973) Barcelona España.

Ricardo Musso

14 Amigos opinamos...:

Anónimo dijo...

Joya!!!!!!!!!!! una maravilla de articulo y ni que hablar del video! Una acotacion, no es aconsejable medicamente utilizar cremas o aceites, lo que si es adecuado porque no altera, daña o modifica vagina u otros orificios es el gel de base acuosa siempre....apto tanto para el hombre como para la mujer. hay estudios muy serios sobre el tema, y los geles se compran en todas partes y los hay desde los mas comunes hasta el de efecto calido que es genial! No tiene sabor ni mancha...lo super recomiendo! Bine por este articulo tambien!!!!!

Claudia Orozco dijo...

Como me eleva y me inspira todo lo que expones Ricardo !!
Gracias nuevamente!

Ricardo Musso dijo...

Anónimo
Gracias por tus elogios y tus consejos.
Tan erótico siempre me pareció ese tema de Silvio Rodríguez hasta que encontré en momento indicado para ubicarlo… a mi también me gusta mucho como quedó.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Claudia!.
Gracias a vos y esa es la idea… que logre elevarte e inspirarte…jajaja.
Siempre acotados e inteligentes tus comentarios.
Beso.
Rik

Anónimo dijo...

Ah bue... no entendia esta cancion, recien me entero que hablaba de ello jejeje, graciaaas Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Anónimo!!!

Uffff.... me pegaste un susto!.

Creí que quizas no se entendía la intención de video.
Esta relacionado con el articulo!y me impresionó que ese tema de Silvio se adecuaba a él.

Saludos.
Rik

Leni dijo...

Hermoso el video... grande Silvio!

El art es claro, inspirador como dice Claudia. Te felicito Rik.

Puedo agregar algo maestro? En cuanto a gustos personales, hay otra lengua que a mi me resulta muy erotizante: Las palabras... El bocho bien hecho!
Que te adelanten lo que viene mientras te miran a los ojos, es un doble goce.
No sè de estadìsticas, ni mucho menos de sexologìa. Asì que ignoro el poder de las palabras en otras personas. Reitero, hablè desde mi gusto personal.

Un abrazo.

Ricardo Musso dijo...

Hola Leni.

Yo tampoco dispongo de estadísticas confiables acerca del poder erotizante de la palabra durante el coito.
Existen muchas personas para quienes les son muy excitantes y otras prefieren el mutismo o los ruidos que emiten los gemidos en el disfrute.
Respecto de la mirada acompañada con alguna frase ocurre otro tanto.

Sin embargo específicamente en el aspecto de la excitación visual, pareciera que el varón es más excitable con lo que va visualizando durante el coito que la mujer que disfrutaría más concentrándose en las sensaciones de sus genitales con los ojos cerrados.

Gracias por comentar.
Cariños.
Rik

PD: El tema musical de Silvio lo he utilizado en varias ocasiones como ejemplo de la sexualidad en el arte. Me parece genial!.

Leni dijo...

Hola Rik, gusto en leerte nuevamente.

Me he expresado mal, creo. No hablaba tanto de lo que se habla durante el proceso, sino mejor a ayudar a "hacerse el bocho" durante la previa. Tal vez en una cena o tomando un cafè y dar a entender directa o hasta indirectamente la fuerza del deseo de estar con esa persona.

A ver si puedo ser mas grafica con un ejemplo, invitas a cenar a una sra. a un lindo restaurante. Hayas tenido sexo anteriormente con ella o no, da igual. La cosa es que se gustan y ambos saben como terminarà la noche. Y en el medio de la cena, tranquilamente,y sabiendo que aun falta un rato largo para el encuentro mas ìntimo, ella te adelanta por ej, que no tiene puesta ropa interior...

Ricardo Musso dijo...

Hola Leni.

Tal vez fui yo que te malinterpreté.

Si te referís a “las previas” que se van “tejiendo” durante el día hasta llegar al encuentro sexual, y las etapas que describe la sexología que se van produciendo, te recomiendo leas el artículo:

"VAMOS POR PARTES..."(Jack!)

Cariños.
Rik

Viagra dijo...

The creativity of your blogs is best.This is something very best on your part.Providing information in the best possible manner is your best attribute.I love when you share your views through the best articles.Keep sharing and posting articles like these.This article has helped me a lot.Keep posting this stuff.

xlpharmacy dijo...

Vaya realmente me has inspirado demasiado con este increible post acerca de sexualidad.

Ricardo Musso dijo...

Hola xlpharmacy.

Espero que tu inspiración tengas con quien ponerla en práctica...jajaja.

Gracias por tu visita y tus palabras.
Saludos.
Rik

where to buy viagra dijo...

Really great post, Thank you for sharing This knowledge.Excellently written article, if only all bloggers offered the same level of content as you, the internet would be a much better place. Please keep it up!