Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



miércoles, 12 de mayo de 2010

INCOMPLETUD Vs. COMPLETUD

- HECHOS QUE PARECIERAN CONFIRMAR UNA TEORÍA.

En casa….

- “Pero Lau…, ya van más de tres años….!” - expresa con cara de preocupación -.
- “Sí…, ya se… ¿y qué queres que haga?” - dice Laura al pasar, mientras toma, displicente, un sorbo de café -.
- “¿Cómo qué queres que haga Lau?.., que se yo…, pedí ayuda!” - le insiste con su inquietud -.
- “Ya lo hice Mar…, ya lo hice. Fui al ginecólogo…, me revisó de arriba abajo…, me pidió un montón de estudios que dieron todo bien…, hasta ese viagra para las mujeres tomé… ese flibanse no se cuanto…!” - relata enfáticamente -.
- “¿Y si consultas a un psicólogo?” - le propone Marcia -.
- “¿Psicólogo?...jajajaja, vos estas loca!. Si yo estoy bien así!” - manifiesta genuinamente sonriente -.
- “Pero….¿no tenés miedo que se busque a otra?” – hipotetiza buscando alguna reacción -.
- “Mirá…, si lo hace mejor. No es que no lo quiera, pero cuanto más tranquila me deje con ese tema…, mejor!” – responde convencida -.

En el consultorio…

- “Ya no se que hacer Ricardo…, hace más de tres años que no pasa nada…, y no quiero entrar en eso de la infidelidad, pero la verdad es que me parece que me voy a ir a la mierda!” - se manifiesta Roberto angustiado -.
- “Te entiendo…, pero ya te explique que nos sos el único hombre al que le pasa esto…” - le dije, por decirle algo -.
- “Sí…, ya me lo explicaste…, pero, ¿no se puede hacer nada?” - interroga una vez más -.
- “También te lo dije Roberto…, si ella no accede a una terapia, sola o en pareja, no…, lamentablemente no!. Tampoco la podés llevar a una consulta a «punta de pistola»” - me expresé una vez más -.

Nuevamente en casa…

- “Maaaaaaaa…, toy aburrido!!!” – irrumpe, e interrumpe Javiercito -.
- “Uyyyyyyyyyy…, poechito…, pera que mami ya se despide y va a jugar con vos. Y mejor ahora que estamos solitos antes que se despierte tu hermanita y que llegue papi!” - le responde Laura a la vez que gira su cabeza hacia Marcia-.
- “Bueno Mar…, te tengo que dejar…, Javi quiere jugar y esta solito y aburrido”.
- “Sos un «aparato» Laura…, un «aparato»…. Chau!.” - se despide Marcia -.

Nuevamente en el consultorio…

- “Ya estamos por terminar Roberto, seguiremos la semana que viene, pero quisiera preguntarte algo antes que te vayas…” – le dije para ir acabando la sesión-.
- “Si Ricardo… ¿qué?” - accedió solícito-.
- “¿No ha mejorado en nada la situación con Laura?” - inquirí-.
- “¿Mejorado?..., naaaaa. No se que pasa con Javier estas últimas noches que se despierta gritando como a las dos de la madrugada; Laura, salta de la cama como un resorte y se va a ver que le pasa, se acuesta en la de él y lo consuela, ¿y sabés que hace cuando el nene se calma y se vuelve a dormir?
- “¿Qué hace?
- “Se queda dormida ella también, y pasan la noche juntos….!!!!
- Glup!!! - tragué – “bueno…., nos vemos entonces…” - y lo despedí pensando: que «aparato» esa mujer…, que «aparato»!.

- ACLARACIÓN

Me gustaría dejar en claro que lo que voy a exponer no es de mi autoría. Por ende, no me gustaría ser YO el objeto de las críticas, o “el muñeco para las cachetadas”, porque solo esbozaré - sencillamente - lo descrito por el conocidísimo “maestro” Sigmund Freud respecto de una característica en la evolución sexual de la mujer y el varón desde la más tierna infancia hasta la adolescencia, y que en la adultez, parece confirmarse en un gran porcentaje de féminas con la llegada del primer hijo.

Posiblemente, los Terapeutas Cognitivistas-Comportamentales, podríamos dar otra explicación del fenómeno si supiéramos qué tipo de autoverbalizaciones (pensamientos) se producen en los miembros de la pareja, pero lamentablemente, las que he oído - al estilo de los diálogos del inicio - solo se refieren a lo que cada integrante siente ante la situación, pero no explican porque se produce!.

A lo que me refiero entonces, es que no es una teoría propia, ni a la que suscriba, pero que, en ocasiones, no me ha quedado otra que “RENDIRME ANTE LA EVIDENCIA”.

- DESPEJANDO VARIABLES

Quedan excluidos de este escrito los casos de DISMINUCIÓN DE LA LIBIDO SEXUAL femenina que se producen durante el período de gestación de un hijo; los del puerperio y la lactancia que se agrupan en la llamada DEPRESIÓN POST-PARTO - y cuyas causas están muy bien expuestas por médicos ginecólogos, sexólogos, psicólogos y psiquiatras en publicaciones a lo largo y ancho de la Web -; como así también los de la recuperación que se necesita para reponerse de una CESÁREA o EPISIOTOMÍA; o los diagnósticos de DISFUNCIÓN DEL DESEO que describe la sexología; porque éste trastorno puede aparecer independientemente de la espera o la llegada de un niño.

- METIÉNDONOS EN TEMA

- “Si me mostrás te muestro” - dijo él -.
- “No…, vos primero” - lo intimó ella -.
- “Bueno…, pará… - mientras va bajando sus prendas inferiores - ¿ves?…, ahí tenés…” – muestra sin el pudor de una mente «no contaminada» -.
- “Uy… ¿qué es eso que tenés ahí?” - interroga con expresión de asombro -.
- “¿Qué cosa?” - intrigado -.
- “Eso que tenés colgando…!!!” - sin cambiar el gesto de sorpresa -.
- “¿Esto?... - tomándose el pene mientras ella asiente con la cabeza - el pito…!, ¿por?”.
- “Por nada…, después nos vemos…, chau” - pegando media vuelta y alejándose raudamente sin dale tiempo a él a reclamar su turno de comparación y satisfacción de curiosidad -.

Luego, ya en su casa...

- “Maaaaaaaaa…¿dónde estaaaaas?” - inquiere recorriendo con sus ojos los rincones de la casa -.
- “Acá…, en el lavaderooooo…” - se hace oír la madre -.
- “Ma…. - con voz agitada - estuve con Carlitos y nos mostramos las partes de abajo!
- “¿Y?” - pregunta tratando de recomponer la respiración -.
- “Y…, que el tiene colgando una cosa que yo no tengo…, creo que lo llamó… «pito»!” - le narra con cierta ansiedad -.
- “Así es corazón…, los nenes tienen esa cosa que nosotros, las mujeres no tenemos…” - responde con cierta naturalidad.
- “Ahhh…, pero yo quiero uno!!!” - reclama como si se pudieran adquirir por ahí, quizás en algún shopping -.
- “Estemmmmm…” - balbucea la madre -.

Todo parece remontarse a aquella época en que es frecuente que los niños descubran las diferencias entre varones y mujeres comparando su anatomía genital.
Es en ese instante donde los pequeños toman conciencia de que lo “machitos” son poseedores de algo que las “hembritas” no tienen: UN PENE.

Parafraseando y sintetizando al máximo la teoría descripta por el creador del psicoanálisis, pasaré a mencionar sus puntos nodales.

En esta época - que el psicoanálisis denomina FASE FÁLICA - suceden una serie de acontecimientos acerca de la posesión o no del pene - tanto en los nenes como en las nenas - que no viene al caso profundizar. Sin embargo, pareciera ser que en la niña en particular, se despierta el deseo de poseer para sí ese miembro del que ella “carece”.
Se instala así una idea de “INCOMPLETUD” - para la teoría en marras, insisto – y se despierta el conocido popularmente sentimiento de: “ENVIDIA AL PENE”.

Esta formulación teórica ha sido muy resistida por las mujeres a nivel general; y las mismas psicoanalistas han publicado obras haciendo mención a que si la mujer “ENVIDIA EL PENE”, el varón “ENVIDIA EL ÚTERO” por su capacidad de portar al embrión en desarrollo (Karen Horney).

- REDONDEANDO “A BOCA DE JARRO”

Bien, la teoría psicoanalítica se va metiendo en una serie de “vericuetos” respecto de esta cuestión que – como mencioné arriba – no voy a profundizar. Pero esa idea de “INCOMPLETUD” no se soluciona a través del acceso al goce del pene masculino en el ejercicio de una sexualidad de mujer adulta. El pene solo sería un medio para alcanzar el VERDADERO y “REAL” PENE que pondría punto final a su ENVIDIA” por la posesión de él; y que la COMPLETARÍA definitivamente: EL HIJO!.

Colette Soler, una psicoanalista, dice en su artículo “La maldición sobre el sexo

En la resolución de la falta por el lado de “el tener”, las mujeres se las arreglan de diversos modos con la nada, de modo tal, que la ecuación simbólica “pene igual niño”, ubica al hijo en lo único que tiene valor fálico para ella y a falta de poder apropiarse de otros bienes que el discurso de la época propone como sustitutos, se ven mujeres con muchos hijos como una de las formas de procurarse el tener.” (el pene - el falo; agregado por mí)

Quiero llamar la atención que entre estos párrafos, la autora expresa: “se ven mujeres con muchos hijos”. Es decir, no hace una GENERALIZACIÓN, o sea: NI SON TODAS LAS MUJERES, NI SON TODOS LOS HIJOS.

- PALABRAS FINALES

Aunque toda esta descripción pueda resultar humorística y anticuada, les aseguro que no lo es.
Los casos que he atendido no datan de años sino de apenas meses, y hace un par de días, conversando con una querida amiga sobre el proyecto de publicar este artículo, me comentó que una amiga esta atravesando exactamente esta realidad. Por ende, ni humorística, ni anticuada, las consecuencias de este tipo de casos, lo son en absoluto.

Por cierto que - dando crédito o no a la teoría – en ocasiones se observa que con la llegada del primer hijo (sobre todo si es del sexo opuesto), muchas mujeres dan por “cerrada” la etapa de actividad sexual en la pareja - y que venían manteniendo con normalidad antes de ello. Entendiendo por NORMALIDAD el hecho de que era una PRÁCTICA SATISFACTORIA PARA AMBOS EN LA RELACIÓN -.

Comienzan a establecer con ese hijo un tipo de vínculo que se denomina SIMBIÓTICO (indiferenciado), y la figura del hombre como “OBJETO DE DESEO SEXUAL” queda totalmente relegada.

Como mencioné en los comienzos, esta característica suele ser transitoria y esperable entorno al período del último tramo del embarazo y el comienzo del puerperio, pero las situaciones a las que me refiero (y me preocupan) suelen perdurar por años.

Estas circunstancias no solo suelen se perjudiciales para la pareja - porque acarrean reclamos, discusiones, infidelidades por parte del varón y también separaciones conyugales -, sino que también lo son para el hijo en cuestión.

Se trasforman en niños sumamente DEPENDIENTES DE LA MADRE; les cuesta la INTEGRACIÓN CON SUS PARES; acostumbrados a obtener la satisfacción de sus deseos por medio de quejas o llantos - a medida que maduran - emplean las mismas estrategias en otros contextos, y se sienten sumamente FRUSTRADOS SI SE LOS TRATA COMO A LOS DEMÁS. Y quizás lo más grave, es que en la adolescencia, cuando el despertar feromónico hace su aparición, les resulta prácticamente imposible establecer una RELACIÓN EXOGÁMICA. Si la llegaran a concretar - por sentirse atraídos por una joven de su edad -, experimentan sentimientos de CULPA por “TRAICIONAR” a la figura materna que le ha dedicado todo su tiempo y amor.

Lejos de querer alarmarlos - algunos casos de este tipo que me ha tocado tratar - concluyen con historias de vida realmente dramáticas.

Muchos jóvenes que han sido criados de esta manera, han ACABADO EN MANICOMIOS.
Esas mujeres que han renunciado a todo para dedicarse a un hijo con exclusividad (incluso su sexualidad) - que generalmente han quedado solas y “abandonadas” por su pareja que no logró encontrar “su lugar”-, si en la adultez ellos (los hijos) han decidido conformar su familia propia, no encontraron otro camino - para terminar con la angustia de separación que el hecho les produce - que SUICIDARSE.

Tomando la idea del prestigioso psicoanalista Jacques Lacan, y conjugándola con una expresión al estilo propio, afirmo:

Si la mujer no logra levantar su mirada de la figura del hijo para volcarla hacia el hombre como objeto de deseo..., todo se va al «chenque»!(*)

Muchos hijos agradecidos, le suelen escribir hermosos temas musicales a sus madres. Tal este el caso de Pappo (Rockero y Bluesero argentino) y su canción “Mi Vieja”, que te invito a escuchar.



REFERENCIAS:

- Freud Sigmund: “Tres ensayos para una Teoría Sexual” Obras Completas - Tomo II. -1905 – Ed: Biblioteca Nueva – Madrid, España.
- Karen Horney : “Neurosis y desarrollo humano” (1950). – Ed: Psique – Buenos Aires – Argentina.
- Lacan, J.: “La significación del falo”, en Escritos 2 - Ed. Siglo XXI - Buenos Aires 1987.

(*) Chenque: La palabra chenque es utilizada en la Patagonia, y en menor medida en la región pampeana para hacer referencias a las tumbas indígenas.

Cariños.
Ricardo Musso

58 Amigos opinamos...:

Ye. dijo...

Hacía mucho tiempo que no me pasaba por tu pequeña casita de internet. Me sigues ayudando a pensar y a reflexionar.
Muchos besos desde Bilbao

Clu dijo...

Muy bueno el tema!Lastima que no he tenido hijos para poder dar una opinion menos teorica.Sospecho que en sociedades patriarcales o con tendencia patriarcales y machistas sera mas comun ver estos casos de la mujer que "no logra levantar su mirada de la figura del hijo para volcarla hacia el hombre como objeto de deseo".Supongo que el hombre jugara un rol importante a la hora de estimular la libido de la mujer o deberia.Talvez sea ese el momento de levantar la cola de pavo real o cualquier display a mano que disponga el macho para reconquistar la libido femenina,aparte de decirle :"che,a ver si haces algo...!"

Ricardo Musso dijo...

Hola Ye.

Es cierto…, hace rato que no te leía por acá!.
Me alegra saber que te siguen resultando interesantes algunas publicaciones.

Te cuento que me he dado una vuelta de vez en cuando por tu sitio y… ay mamita…, me voy un poco excitadito!...jajajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Clu.

Es cierto, es frecuente ver este tipo de casos, aunque no estoy seguro que dependa de sociedades patriarcales o machistas ya que en estas ocasiones la que manda, contra viento y marea!, es la mujer.

Por otro lado te aseguro que muchos hombres, en estas circunstancias, para romper esa simbiosis madre-hijo, han hecho contingentes esfuerzos para lograr recuperar “su lugar de objeto de deseo”; han comenzado con el gimnasio para fortalecer musculatura, han hecho dietas, se rasuran con mas asiduidad, se compran ropa nueva…, en fin, han desplegado sus coloridas plumas de Pavo Real…, y nada…, de nada!

Besos.
Rik

Anónimo dijo...

Hola es la primera vez que escribo,y me parese que no se trata de que la mujer esta siempre pensando en los hijos, por eso pierde el interes en su pareja, estube en pareja 21 años y el siempre fue mi punto de referencia y los dos para los chicos tenemos 2 hijos una de 15 y uno de 12 siempre me mantube linda para el y despues de 21 años me dejo sin decir agua va !!!! todabia no puedo entender cuando perdimos el contacto,pero la intimidad no es lo unico que puede hacer clic una familia, cuando solo uno trata de maneja lo economico el otro se somete o busca la forma de tener dinero y eso los tranforma en los peores tiranos,otro dia sigo tengo muchas cosas atoradas .......

Ricardo Musso dijo...

Hola Anónima.

Bienvenida y gracias por animarte a dejar tu comentario.

Es absolutamente cierto que aún manteniendo la pareja una buena actividad sexual luego de la llegada de los hijos, no está garantizada la continuidad del vínculo.

Existen muchas otras variables que pueden llevar a una separación conyugal. Sería inabarcable tratar todas.

El artículo apunta específicamente a estos casos de simbiosis made-hijo, no solamente porque terminará disolviendo el matrimonio, sino que - como menciono al final del capítulo - produce “estragos” en las mentes de los niños (luego jóvenes y más tarde adultos).

Claro que me gustaría que volvieses a contar todo lo que tengas atravesado!

Cariños.
Rik

Anónimo dijo...

Bueno ... no pense que responderias tan pronto!!la verdead es que no entiendo porque no lo dijo antes ,si estabamos tan mal ??? segun el es que yo no lo escucho y yo pensaba que necesitaba espacio por los problemas del laburo y no queria molestarlo con "pavadas de mujares" como nos suelen decir. tal vez di por hecho muchas cosas y me quede a esperar que estubiera con ganas de hablar,pero no de dejarme..eso jamas se me cuso por la mente, eramos una "familia feliz" pero al pareser los chicos y yo estabamos viendo una peli totalmente diferente nosotros una fantacia y el por lo q7ue dice una de terror porque afirma que esto lo esta pensando o sintiendo desde hace 2ó 3 años y me cuesta entender que en ese tiempo nunca lo escuche....pero el tampoco cuando yo le decis vamonos los dos solos un finde. a alñgun lugar y la respuesta era tenemos muchas deuda .... carajo si tenes un sueldo de $9000 y un gato fijo mensual de 2500 que importa gastar 1000 un una salida con tu MUJER no digo todoas los meses pero cada tanto la p.. lo par..y ahora esta buscando un alquiler que no vajan d los 1500 y me tiene que hacer el de`posito de la cta por alimentos por 3000 ... me pongo a razonar y no entiendo es anti economico y el era el que nunca queria gastar y me niega que tenga otra mujer lo unico que me queda pensar es que perdio un tornillo eata por comlir los 40 y se quiere hacer el pibe ahora que tine auto 0km y un "cuentita en el baco"......no quiero joderle la vida pero no se que carajo hacer ademas de que lo amo como una adolecente .

Clu dijo...

Para ser mas clara,Rik me pregunto que pensaria N.Chodorow de todo esto.Algo me dice que no deberiamos decuidar un aspecto sociologico.Una mujer que satisface su libido completamente en su hijo ,talvez tambien pueda verse como "objeto" del hijo.En ese hipotetico caso seria la educacion recibida por parte de la mujer la responsable.A una educacion asi,yo la llamaria mas bien"programacion"!

No considero que porque la mujer "mande" a nivel domestico,halla que descartar sistema patriarcal.

Steki dijo...

Hola, Rik!
Está muy bueno tu post pero tiene de todo un poco así que merece una respuesta más elaborada de mi parte y no desde el trabajo. Así que paso mañana. Esta noche me voy a bailar tango!
Besotes,
STEKI.

Moni dijo...

Hola amigo, al fin redondeaste la idea y lo publicaste, como siempre es excelente y... lo citaste a Lacan. Sabes que no estoy de acuerdo con algunas cosas, pero coincido que tienen mucho que ver: tabues, ambitos, conocimientos, educacion, instinto, deseo. Y.. fijate estadisticas, la mayorìa de las flias. son tipo, es decir dos o tres hijos. Un ratito para el esposo tienen no? Ja ja ja. Beso y abrazo fuerte.

Irene Musso dijo...

Hello There!!!!
Me dan ganas de preguntar un par de cosas que tipieaste por ahi en el texto pero bueno... sos mi padre.
Que hago???? pero entiendo lo que escribiste y lo comparto desde muchos aspectos pero todavia no soy madre para entender ese amor por un hijo y que pasa a veces cuando es demasiado el amor que se va en el hijo y se pierde el sentido de la pareja... ojala eso no me pase a mi....jajajajajajajajajaj

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Anónima.

Trasmitís mucho enojo por lo que te está sucediendo…, y no es para menos.
Es normal que así se sienta uno cuando – como decís – no se espera estas decisiones de una pareja y no participa de ella, como así tampoco “ver” lo que el otro dice “haber visto” que estaba sucediendo y lo llevaron a esa determinación.

Te recomiendo leer el capítulo “¿NECESITAS DESENAMORARTE?”.
Tal vez algunas cosas lograrías implementar de mis sugerencias que podrían colaborar respecto de tu última frase: “además de que lo amo como una adolescente”.

Sin embargo soy conciente (y supongo que vos también) que teniendo dos hijos en común no podes “dar vuelta la página del libro” totalmente (aunque lograras desenamorarte), porque siempre estarás unida a ese hombre debido a lo que se separó es la “PAREJA MARITAL”, pero no la “PAREJA PARENTAL”.

Posiblemente ya hayas pedido ayuda profesional para poder “descargar la mochila”, ya que este tipo de situaciones la torna “muy pesada”. No es que digo que necesitarías hacerlo por ser portadora de algún trastorno psicológico, sino que hablar de estas cosas con una persona “imparcial”, puede colaborar en tu alivio, y ayudarte a pensar que no sería conveniente que tu enojo se los trasmitas a tus hijos.

De cualquier manera, si necesitás algo de mí, escribime - anunciándote quien sos - a mi correo: rikcordillerano@hotmail.com.
Luego te expiraría cómo hacemos para conversar un rato.

Cariños.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Clu.

Totalmente de acuerdo con vos que la “visión” sociológica de éste y muchos otros tipos de conflictos interaccionales es fundamental.
Desde 1994 - en que me retiré de la función pública - ya no trabajo en equipos interdisciplinarios (cosa que si hacía en el hospital donde trabajé). Allí había una compañera socióloga que hacía aportes muy importantes para las terapias que llevábamos adelante.

Debes haber leído por ahí que mi formación teórica es en la corriente psicológica de las Terapias Cognitivo Comportamentales desde 1986.
A pesar que como te menciono arriba, desde el 94 no trabajo junto a las “miradas” de otras disciplinas, considero que - salvo algunas situaciones - he logrado llevar a “buen puerto” las demandas de las personas que me consultan.

De cualquier manera debo confesarte que no soy muy lector de la literatura Sociológica. Y menos aún la del estilo de Nancy Chodorow de tipo Lacaniano (no las entiendo…!!!).

Cuando me referí a que la mujer manda (en el comentario anterior) en estas situaciones como las descriptas en el artículo, quizás debí ser más explicito (por lo menos haber entrecomillado esa frase: “la mujer manda”) ya que hacía alusión – metafóricamente - a lo que se suele decir de la persona que “manda” en los conocidos juegos de naipes como el Poker o el Truco, es decir, la persona que “llama al compañero” para indicarle si debe “jugar” o no, tal como en el caso tratado, si no es ella quien “abre la puerta” para retomar la sexualidad de la pareja, es imposible “penetrarla” para el varón (a la “puerta” me refiero, no a ella…jajajaj!). Disculpame!.

Es interesante lo que mencionas sobre la “programación” en cuanto a que - si es a lo que creo que te referís – muchas mujeres han sido “programadas” por su familia de origen (la madre por lo general) para ser abnegadas madres cuanto tienen sus propios hijos, así como lo fueron con ellas. En los casos que he tratado, nunca se me “escapa” indagar esa variable del modelo familiar de origen, y en ocasiones me he encontrado con que – como mencionás – se repite dicho modelo, pero en otras no.

Respecto de las estructuras sociales patriarcales o matriarcales sería extenso profundizar en un comentario. Pero considero que desde una perspectiva macro la sociedad es de tipo patriarcal si por ello se entiende que el varón es el que ejerce al PODER desde el manejo del dinero por ejemplo, pero a nivel familiar, sostengo que las esas micro-sociedades, aún siguen siendo de tipo matriarcal.

Cariños.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Bueno…, después que te recompongas del cansancio del laburo y la milonga, te espero por acá!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Moni.

¿Viste?, costo pero lo logré…, dicen que “la letra con sangre entra” ¿no?
¿Con quien no estas de acuerdo?, ¿con Lacan o conmigo?.

En familias con más de un hijo (2, 3, 5 o 10), el “llamado” a cumplir esa función de “Pene” (al decir de Freud) siempre es uno, y no el conjunto.

Si a pesar del nacimiento de los hijos, la sexualidad sigue siendo atractiva para la mujer y el varón sigue siendo el objeto de deseo para satisfacerla, no importa la cantidad de hijos que la puedan mantener ocupada.

Hoy en día la mayoría de las mujeres piden colaboración al varón para la atención de los niños (menos del “elegido”…jajaja) y casi ya no existen las “excusas de la falta de tiempo”.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ireneeeeeeeeee, hija amada!.

Que lindo que hayas venido y comentado (disculpame anoche que estaba muy cansado para seguir chateando!).
¿Qué cosas no podés preguntar porque soy tu padre?..., dale cobarde…, preguntá!

Ojala que no te sucedan cosas de este tipo cuando tengas tus hijos!; aunque debo decirte que “perfil” no te falta.
Lo digo por el tipo de relación que tenés con tus sobrinos (mis nietos) que te “chupan” cuando estás por estos pagos.

No parece que eso suceda con tu cuñada (mi nuera) ya que van por el quinto con tu hermano. Y si siguen así la Patagonia se va a súper poblar…jajaja!

Que alegrón corazón!

Besos miles
Papá.

Irene Musso dijo...

PaPi !!! entiendo tu observacion en la relacion que tengo con mis sobrinos pero tengo que reconocer que me dedico de esa manera porque por ahora no estoy en pareja... eso complica aun mas la situacion??? quiere decir que deposito mis frustraciones en mis sobrinos? y tambien lo voy a hacer con mis hijos si me separo...? Please espero que no me pase eso por favor , seria terrrible para mi, para mis hijos y terrible para mis sobrinossss... pero que hago , siento mucho amor por mis sobrinos.. y me gusta compartir planes con ellos

Ricardo Musso dijo...

Hola Ire!.

Naaaaaa corazón, no hagas profesías.
Va a poder dedicarte a todo, tus sobrinos, tus hijos y tu pareja..., (una sola eh!)

Besos.
Papá

Steki dijo...

Bueno, Rik, acá toi, again.
Iré por partes.
Dado que ya han pasado 32 años desde que fui madre por primera vez, trataré de agudizar la memoria.
Estando embarazada nunca perdí la líbido. Es más, mi hija mayor nació un día después de una relación. Como bien sabés, tuve 3 hijos. Los dos primeros se llevan 1 año y 9 meses y Sofía llegó 3 años después del segundo. No tengo recuerdo de haber rechazado a mi marido en la cama pero, convengamos que me dediqué ciento por ciento a ser madre, habiendo dejado de trabajar cuando nació Isa, para atenderla. El padre de mis hijos nunca fue una persona dispuesta a compartir conmigo las tareas de maternidad/paternidad y yo tampoco le pedí nada con la creencia de esos momentos de que era tarea mía. Hoy me arrepiento de ello. Acataba su machismo.
El alejamiento sexual de él comenzó ya después de haber nacido Sofía pero creo que tenía màs que ver con que me estaba hartando de él y su carácter y su poca colaboración. Yo me estaba despertando e iba dejando de ser sometida. Así que ahí se me murió todo, la líbido y el amor.
Cuando mi hijo Andrés tendría 3 ó 4 años, se descubrió que se le paraba el pitito y se bajaba los pantalones y se lo mstraba a Isa que era mayor que él y se mataban de risa. Lo hacìa siempre. Cuando veía propagandas en la tele que mostraban tetas, se le paraba el pito, jaja. Precoz el niño.

Ahora, me toca ver a mi hija siendo madre y a mí, renovándome en ese Tomi tan divino que tiene y a quien pude disfrutar durante un mes y medio de su vida en mi viaje a España.

Irene, el amor que sentís por tus sobrinos es absolutamente normal y no dejes nunca de manifestarlo. Mi hija Sofía siente el mismo amor por su sobrino y futuro ahijado y aún no ha podido conocerlo hasta que no vengan de España a fin de año. Isa, la mamá de Tomi, me dice ayer: "Ay, mamá, cada día lo quiero más y no me quiero desprender nunca de él!" Es normal, lo cual no significa que lo vaya a hacer. Son sus deseos pero ella sabe que le toca exponer su tesis así que de a poco va a tener que ir desprendiéndose de él. Pero te cuento que no hay acto más sublime en la vida que darle el pecho a un hijo. Es algo que ella ahora se dio cuenta de cuando yo se lo contaba. Le estás dando la vida. Uno no tiene que arrepnetirse de nada con respecto al amor que le da a los hijos. Y, por supuesto señor psicólogo, todo en su debida medida sabiendo que también se le puede hacer un mal grande, tal cual lo expusiste. Porque también hay parejas que se acostumbran a dormir con el niño en el medio olvidándose de ellos como pareja. Creo que todos los extremos son malos. El bebé es indefenso y cualquier cosa que le pase (dolor de panza, de dientes, de oídos, fiebre, hambre, etc) lo manifiesta con llanto y nosotras no somos adivinas!
Bueno, Rik, me extendí mucho pero es un tema que me encanta y estoy con esto como a flor de piel con la llegada de mi nieto Tomi a mi vida.
Besos para todos,
STEKI.

PS: si me olvidé de algo, después releo y vuelvo, jeje.

Graciela dijo...

Hola Rik
Creo que el tema que tocás al fin es el del Edipo. Ya que para que entre un hombre a separar a la madre y al niño, la madre tiene que permitir el ingreso del hombre y así la díada se convierte en triáda para beneficio de todos.
Muchas veces cuando la madre y el hijo se completan forman una simbiosis que como tal es muy dificil no solo de separar sino de diferenciar. Y eso es lo que pasa ya no se diferencian y ambos son uno. La simbiosis primero es necesaria pero tiene que venir el padre o la figura paterna o algo que accione en nombre del afuera para decirle a ese niño: " Con esta mujer no" Ese límite es el que funda la exogamia y al hacerlo funda también la cultura.
Viste!!!! al fin me pusiste a pensar... Muy bueno tu artículo. Aunque debo decir que en algunos puntos me pareció medio extremo... Igual en general me gustó y por supuesto la síntesis con Pappo cantando Nadie se atrevaaaaaaa a tocar a mi viejaaaaaaa Porque mi viejaaaaaa es lo mas grande que hayyyyy.... Y eso cantado por ese gigantón pero niño capturado al fin por tanta sobreprotección "bienintencionada" es el cierre perfecto para el artículo
Un abrazo grande
Graciela

Ricardo Musso dijo...

Hola Steki.

Gracias por tu relato.
Muy claro (te jugaste hoy nena!).

Han pasado 32 años, y necesitas aguzar tu memoria, pero el del día antes del nacimiento de Isa (la mayor) no te olvidaste eh!...jajaja!

Por lo que conozco de tu vida y del desarrollo de tus hijos, me arriesgaría a decir que siempre les “mostraste” que – independientemente de amarlos y ayudarlos a madurar – tu objeto de deseo sexual siguió siendo el hombre.

En su momento, con quien fue su padre biológico, y luego de separada, otras relaciones que intentaste y que no les “ocultaste”.
Me refiero que no “disimulaste” tu condición de mujer “deseante” y fingiste haberte convertido en una madre asexuada y célibe luego de tenerlos.
Que podías ser madre y mujer sexuada, y que esos deseos y afectos van por “carriles diferentes”.

No te quepa dudas que ello les permitió que se independizaran sin sentimientos de culpa por el “abandono” para hacer sus propias vidas (sobre todo con Andrés).
A mi gusto, te felicito!.

Gracias por tus palabras para con Irene.
Le voy a trasmitir que le dejaste un mensaje para ella para que venga a leerlo.

Besos corazón!.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Graciela.

Bien, es cierto.
Con la entrada en la FASE FÁLICA se INGRESA en la etapa EDÍPICA, y se resuelve “FELIZMENTE” si el varón irrumpe en esa díada simbiótica madre-hijo - o madre-hija - con una metafórica frase: “nenes…, eta mujer… es mía!!!” (la falta de la “s” es a propósito jajaja!).

Pero ello se logra, mi querida amiga, SI LA MUJER LO PERMITE. Porque (como le escribí a Clu) en esa “mano de Truco, o Poker”, ella “manda” como se “jugarán las cartas”!.

Si no lo hace, por más que el hombre insista, esos hijos entrarán a la categoría de los conocidos “EDIPOS NO RESUELTOS”, o que no lograron “CORTAR EL CORDÓN UMBLICAL”.

Te hice pensar che…, espero no hayas quedado agotada por tus bajos hematocritos!.

Pappo, un CAPPO!!!.

Gracias y cuidate!.
Besos.
Rik

Ana dijo...

Hola Riki, querido, me quedé pensando mucho - sobre todo conociendo mi dificultad para simplificar - cómo comentar algo tan complejo y que se entienda algo!
El recorrido por las teorías psicoanàliticas es correcto, pero para mi gusto muy extremo y simplificado, la teoría es mucho más compleja y dificil de aprehender. Y cuando queremos ensamblar esa teoría en la práctica sonamos!! Ahí es donde coincido totalmente con vos: esa situación se ve repetida hasta el cansancio, pero a esta altura del partido a la "falta de deseo" de la mujer se está agregando la falta de deseo del hombre - y ambas me parecen atribuibles a gran cantidad de variables, en donde la cultural no tiene poco peso. Cierto es que el hijo provoca una especie de fascinación en la madre, pero te cuento un detalle, he visto un número importante de mujeres que no mantenían el "deseo" con su marido o compañero habitual, luego de haber tenido "el hijo-falo" pero lograban mantenerlo con otro hombre fuera de su casa: amante/s
Esto pone en cuestión, me parece - o al menos a mi me lo ha puesto en cuestión - el lugar que ocupa el deseo en primer lugar en un individuo dado, luego el deseo dentro de la institución matrimonio, matrimonio con hijos, y los avatares de la sexualidad en nuestra cultura.
Siguiendo con la línea que planteaste recomiendo un artículo de Freud: que acá enlazo Sobre una degradación general de la vida amorosa, en donde se vé claramente que el mismo Freud no se quedó con explicaciones cerradas, más bien intentó seguir indagando - con su cabeza y en el tiempo que le tocó vivir, claro.
Por otro lado, quien ha trabajado el efecto de la cultura sobre la sexualidad y el erotismo- para mi gusto de modo magnífico es Michel Foucault, no pego enlace porque lo trata en toda su obra que es muy extensa, y recomiendo.
Otro autor que vale la pena leer en relación a éste tema es Geoge Bataille, "El erotismo" es muy interesante intentando analizar éste punto.

Ufa, si me fui al carajo decime.
Me mató tu hija Irene!

Ana dijo...

Un beso grande

CLU dijo...

Rik,lo que no me cierra del todo seria esa frase"SI LA MUJER LO PERMITE".De esa forma la mujer pareceria la unica responsable del hecho o peor "culpable".El problema no seria ,creo la rotulacion "responsable/culpable",sino que a la hora de un tratamiento ,se me ocurre, aparentemente ella seria la unica cabeza que "curar" ,el nudo del problema o algo asi.Si encambio vemos a la mujer como participe-victima de una sistema machista entonces el marido/pareja tambien se veria salpicado de responsabilidad.Siguiendo con esta hipotesis es probable que el jamas satisfizo realmente la libido de la mujer-programada-para otras cosas.Y lo peor,nunca lo supo,jamas conquisto su libido,solo fue un objeto-ignorante de amor.

Aclaro:no creo que en las sociedades machistas las mujeres sean victimas,sino participes responsables pasivas/activas.Cuando reciben palos serian pasivas y cuando mandan a nivel domestico serian activas.

Ricardo Musso dijo...

Querida Ana.

Como siempre, muy interesantes tus aportes, más allá que quizás no hayas comprendido con exactitud a qué tipo de casos me estoy refiriendo con la publicación, o yo no he logrado expresarme con claridad.
De cualquier manera (y por el respeto que me mereces) he dedicado buen tiempo de la mañana en leer el artículo de Freud que dejaste como propuesta (8 de las 10 paginas, porque te confieso que las notas no las leí) y tengo que agradecerte que me hayas hecho rejuvenecer por sentir que regresaba a mi época de estudiante universitario.

No voy a hacer comentarios respecto del artículo ya que no es el objeto analizar las teorías psicoanalíticas, y si desmenuzara ese escrito posiblemente quienes lean estos comentarios no entenderían a qué me estoy refiriendo si es que no visitan tu link o están consustanciados de esas teorías.
Más, sintéticamente, me referiré a él (S. Freud) como un agudo observador de las conductas sexuales de su época (y yo agregaría que son las mismas conductas desde que el hombre es hombre hasta la aparición del catolicismo, y en todas las especies animales inferiores donde el catolicismo no ha llegado…jajaja!).

Su artículo respecto de la “degradación de la vida amorosa” - y lo que vos haces mención respecto a que muchas mujeres que han tenido su hijo (el primero, o cualquier cantidad que les hayan seguido) manifiestan una disminución de su interés sexual por la pareja pero continúan su plena actividad de pulsión libidinal con otras relaciones (amantes) - lo traté en el capítulo “ INFIDELIDAD ”, desde otra perspectiva que aportó - 50 años después de Freud - la sexología a partir de Informe Kinsey y la Psicología Comparada (quizás recuerdes aquella entrada porque fue donde hizo su aparición Torombolo y los comentarios fueron muy profusos).
No es precisamente a los casos que vos mencionas a los que considero al hijo como representante del Falo y que viene a completar la carencia de él en la mujer.

Tal vez podría haber mencionado los fenómenos por mí tratados sin necesidad de recurrir a las hipótesis psicoanalíticas, pero lo hice porque como menciono en los inicios “ME HE TENIDO QUE RENDIR ANTE LA EVIDENCIA” ya que los terapeutas Cognitivo-Comportamentales trabajamos con las ideas (autoverbalizaciones) de los que nos consultan, y ninguno ha verbalizado efectivamente deseos incestuosos o que se le parezca, pero los desenlaces de las situaciones parecen dar crédito a esa teoría.

Sigo bajo…

Ricardo Musso dijo...

Mencionaré dos de ellos para ser más explicito.

1 – Familia compuesta por matrimonio y cuatro hijos. Madre dedicada exclusivamente a las tareas domésticas y la crianza de los cuatro que fueron varones. Abnegada dedicación al segundo en la escala de edades. Llegada la pubertad y adolescencia de este hijo, comienza con manifestaciones claras de violencia hacia el padre, deseo de su muerte (explicitado) y una conducta de aislamiento social e interés por relaciones exogámicas (chicas de su edad, o de cualquier edad). Hacia los 16 años, por descompensación notoria de su agresividad hacia el padre (golpes de puño), es diagnosticado como esquizofrénico e internado en el hospital Borda (no estoy diciendo con este relato que la esquizofrenia siempre provenga de relaciones simbióticas con las madres). Hasta hoy internado y sospecho que por muchos años más.

2 – Madre que renuncia a mantener su pareja estable luego del nacimiento del primer y único hijo. Dedicación exclusiva a su crianza y no se conoce relación alguna con otros hombres. Llegada la adolescencia del hijo, notables dificultades de vincularse con pares por prohibiciones de su madre a quedarse sola. En la adultez joven, decide “contra viento y marea” conformar una relación de pareja, para lo cual se muda (exilia?) en un país Europeo, se casa con una mujer y tiene una hija, dejando de esta manera, por primera vez a su madre sola en su país de origen (Argentina). Al 4to año de estar radicado y ya con su primera hija de 3 años, recibe la visita de su madre que viaja a conocer a su nieta habiendo para ello juntado “moneda a moneda” el dinero para el pasaje. A la semana de estar allí alojada en la casa de su hijo (con su nuera y nieta), en oportunidad de regresar el hijo a la casa de su trabajo, encuentra a su madre en la bañadera suicidada eligiendo como método el estilo bonzo (se prendió fuego).

Bien Ana…, que me hiciste escribir rusita!

Sé que la asociación con aquel desarrollo de la teoría freudiana es muy sintético y poco claro para quien no esta consustanciado con la ella; pero lo intenté (sin mencionar estos casos explícitamente como ahora) para que quien se pueda sentir identificado - si algo por el estilo les estuviera sucediendo en esos vínculos Madre-Hijo, Madre-Hija, Padre-hija o Padre-hijo y que anulan si libido sexual o la “canalizan” a través de esos lazos – que se cuiden y traten de modificarlos.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Clu.

Epa…., en ningún momento yo hablé de culpables e inocentes.

Cuando las conductas se manifiestan en un plano inconsciente (y en eso sigo dando crédito a la teoría Freudiana) no es cuestión de “culpabilidades”.

Si las personas nos sentimos bien con nuestro accionar, ¿para qué modificarlo?.
Eso no quita que (aún inconscientemente) estemos con esos actos afectando la vida de los demás, e incluso la propia!.

Tal vez no me haya expresado con claridad que esa libido sexual en la pareja era satisfactoria para ambos hasta la llegada de los hijos, pero luego de ello, se anuló completamente.
Y ello, creo yo, es independiente del hecho que vivamos en una estructura social machista, alimentada o no por la mujer.

Tal vez te ayude a entenderme el comentario que le dejé a Ana.

Cariños.
Rik

Ana dijo...

Entendí Ricardo, excelente la aclaración. Te referís acá a los pacientes denominados graves comunmente y a vínculos que "se salen de la norma" Aclaro que no me gustan esta denominaciones, pero para que se entienda.
Tal vez no entendí muy bien en el artículo que te estabas refiriendo a ese tipo de vínculos y de pacientes. En el ejemplo de la entrada, a grandes rasgos, parece ser lo que pasa en la cotidianeidad de una familia con varios hijos chicos.( Si bien hay notas claramente discordantes - en donde Roberto cuenta que "no pasa nada" durante 3 años con su mujer, ella está tan "pegada" al hijo, él no puede poner alguna clase de límite y ella no tiene registro de "problema" - todo está marcando una gravedad en la situación... que después podrá o no dar lugar a un trastorno en el hijo.) Ahora, mientras escribo, estoy pensando que lo que me hizo leer el caso de "Roberto" como de menor "gravedad" del que evidentemente tiene fue el modo cómo lo escribiste. Y si me permtís me extiendo porque me parece interesante: Cuando uno escucha a un paciente en el consultorio, uno está "alerta", escucha un relato recortado de la realidad de ese mismo sujeto, el sujeto relata y el terapeuta escucha sin condicionamientos y puede - en la cierta "aseptividad" en la que escucha (consultorio, paciente-profesional, en donde uno no sabe y el otro "se supone que sabe", y todo eso)- registrar los elementos que hacen de esa historia una historia dentro de lo "común" o darse cuenta que esa historia se sale de lo común y además cuánto se sale de lo común.
Vos, Riki, has "recreado" TAN bien la vida cotidiana, has "mechado" en la historia los elementos de anormalidad de la misma sin sobre-marcarlos, Chapeu!! y probablemente yo también los leí " queriendo leer otra cosa" o sea más un problema cultural que en definitiva nos traspasa a todos que el problema complejo que vos efectivamente presentas.
Eso sucede en muchos casos en donde las personas toman como "normales" (dentro de la norma me refiero) a conductas discordantes que más tarde o más tempran le van a producir problemas serios. Muy bueno también el comentario que le hacés a CLU "Si las personas nos sentimos bien con nuestro accionar, ¿para qué modificarlo?.
Eso no quita que (aún inconscientemente) estemos con esos actos afectando la vida de los demás, e incluso la propia!.

Ja, ja te tragaste de nuevo el articulo de Freud, te confieso que lo releí porque hacía como 20 años que no lo leía!!! (Me acordaba a grandes rasgos.)
Un beso enorme y espero que el comentario se entienda, porque ya conocés mi carácterística de escribir mientras voy pensando y no revisar...ups!
Un beso gigante

Steki dijo...

Hola, Rik!
Se vino el frío y llueve en Mendoza.
Muy fuertes tus ejemplos aunque sé que tan fuertes como ciertos. Gracias a Dios no soy persona de extremos. He visto chicos varones tan sobreprotegidos por las madres que se convierten en gordos obesos porque ellas creen que gordura es sinónimo de salud y luego se transforman en indefinidos sexuales o con una tendencia homosexual. Yo he sugerido a la chica que trabaja en mi casa, que lleve a su hijo a un endocrinólogo porque iba por ese camino. También he sugerido a un amigo que lo dejó su mujer, que hiciera lo mismo con su hija porque estaba tremendamente gorda y era una niña aún pero, en ese caso, era por un mal manejo de la separación de los padres. Ahora está en tratamiento.
Lamentablemente, los padres no nos damos cuenta del mal que les podemos hacer a nuestros hijos cuando no sabemos resolver nuestros problemas y no pedimos ayuda. Bueno, en mi caso, sabés que soy mi propia "autoayuda", jaja. Pero reconozco que no es común.
Paso el mate, querés?

Irene Musso dijo...

Hola a todos!!! queria agradecerles a Steki por tus consejos y a Ana tambien!!!!! muchas gracias por sus palabras tranquilzadoras. Abrazos Irene

Steki dijo...

Besos para vos Irene.

Ricardo Musso dijo...

Buen día querida Ana.

Tu comentario es totalmente claro (por lo menos para mí).
Posiblemente el error fue mío al tratar de evitar escribir lo que quería expresar al estilo de una tragedia Griega, como lo son los casos que luego mencioné en el comentario que te dejé, y que echó claridad a qué me estaba refiriendo.

Los diálogos mantenidos entre Laura y Marcia, hace 30 años atrás, no hubieran existido. O la conducta abnegada de Laura hacia Javiercito (Javier), y el hecho de que hubiera anulado totalmente la vida sexual en su pareja, hubiese sido vista por Marcia con total naturalidad – quizás hasta estimulada -. Y casi con seguridad, Roberto, no hubiera concurrido a una psicoterapia para tratar este tema porque lo hubiese resuelto buscándose una amante, y hasta hubiera pensado que eligió bien su esposa por dar muestras que sabía desempeñar su rol de madre como la cultura esperaba que lo hiciese una mujer.

Quise adaptar esos dilemas - que aún hoy siguen desencadenando esos trágicos desenlaces – a una realidad actual, y el “costo” fue que pareciera una descripción demasiado “liviana” para asociarlas con las advertencias que hago al final del artículo.

Me gustó tu referencia sobre la dimensión que los terapeutas le damos al relato de los pacientes, y la responsabilidad que nos incumbe en discriminar cuando estamos ante una situación que se encuentra dentro de la “normalidad” (o “norma”como mencionas) o se escapa de ella.

Un beso grande.
Rik

PD: No creas que no sigo leyendo a Freud. Pero lo hago como genial escritor que fue y no para profundizar mis conocimientos sobre su teoría. Lo prefiero a cualquier novela!....jajaja.

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Interesante lo que mencionás acerca de la conducta de algunas familias que aún hoy piensan que el “embuchamiento” que hacen con los hijos los eximirá de enfermarse.

Eso hacía mi abuela María con mi hermano y conmigo…, bha…, con toda la familia, ya que vivía con nosotros cuando mis viejos aún estaban juntos.
Se la pasaba en la cocina toda las mañanas de la semana preparando manjares, y los mediodía y las noches nos servía los platos al tope, y cuando terminabas de comerlos preguntaba: “¿Os quedaís de hambre?”…, jajaja!.

Buen tema para un artículo Isa.
Gracias!.

Besos.
Rik

PD: ¿Viste que hija educada que tengo Stekita?.

Ricardo Musso dijo...

Gracias Irene, por pasar a comentar y agradecer!.

Besazos!.
Papá.

LUNA dijo...

HOLA, QUERID@S AMIG@S,
Ando un poco agobiada, una semana en Valencia y otra en Madrid.
Por fin le han admitido en la Empresa, a mi marido, el que quiera jubilarse, y estoy preparando la casa de Valencia, para hacer mi 20º traslado, atendiendo a mi casa de Madrid y con mi madre muy "pachucha"... pero con 60 años que tengo, pues es lo que toca....
Bueno, dusfrutando como una loca de mis nietas, cuando voy a Valencia también, que la vida siempre dá una de cal y otra de arena....

Sobre el post.
He visto muchas caras conocidas en los personajes descritos ....
Por supuesto, que mis comentarios no están apoyados en ninguna teoria erudita, sino en vivencias propias o cercanas a mi.

Hay mujeres, que por enseñanza heredada, generalmente basadas en la religiosidad, ven el acto sexual principalmente encaminado a la procreación, no al disfrute....
Por lo tanto, ahí no caben más comentarios...

Luego hay otras, que establecen un orden de prioridades en donde el sexo, queda por detrás de las obligaciones de madre, de ama de casa, educadora, etc. Y, como todo eso, ocupa mucho tiempo y energías, sobretodo cuando los niños son pequeños, pues el sexo se limita a un "polvo" por obligación.

Otro caso puede ser que el papel de madre, se tome como algo tan sublime, tan puro, de tanta entrega, abnegación ....etc. que el mantener relaciones sexuales plenas (con goce y deseo) se convierte en algo que mancha ese vínculo que se crea entre ella y el hij@.
De echo, para muchos hijos, de mi generación y de las de mis hijos, el enterarse que los padres mantenían relaciones sexuales era algo así como un trauma. "No, mi madre no hace esas marranadas...."

Creo que es un tema de educación.
La sexualidad, para muchas de nosotras y para nuestras mayores, era algo "necesario".
Para procrear y como "obligación y deber de esposa".
Tener el marido atendido, para que no se marchara a por otra.
Pero en la cama, en la mesa, en la casa, etc.

La sexualidad plena en la pareja, sin inhibiciones, ni tabues, es un concepto relativamente nuevo.
El derecho de la mujer a desear igualdad en la cama también, también es nuevo, Muy posterior al que pedían las sufragistas en cuanto a los demás derechos de la mujer.

Así que, creo que lo que en el papel queda muy bien, en la realidad es bien distinto...
Lo que describes, la sustitución del marido por el hijo, hasta hace bien poco era un mérito, no un demérito ni una disfunción.
Yo, ante todo, SOY MADRE!!!!!!" (esa frase es como el prolegómeno de una condecoración....

Y barrer esa cultura, así de un plumazo es muy dificil.
Recuerdo una vez, hace muchos años, que en una conversación dije que mi orden de querencias en la vida eran:
Primero mi marido- Mi compañero, mi amigo, mi pareja, mi apoyo....
Luego mis hijos- Que con los años se irían de casa con sus parejas...
Y luego, los demás.

Se hizo un silencio muy incómodo.
Seguramente no era ese el orden "bien visto".
Pero con el paso de los años, así ha sido.
Bueno, seguiré muy atenta a todos los comentarios.
Un beso grande,

Isabel Estercita Lew dijo...

Hoy pude leerlas a todas y obviamente vos Mussito, el dueño del boliche, la doctora Ana, muy buen aporte, Steki, Lunita, y las demás aportando desde sus vivencias y las cercanas.
Por suerte y toco madera (ojo, mi cabeza), mi deseo sexual se ha mantenido firme, mismo durante las peores crisis antes de mi separación, y hablo de esto porque la mayoría de mis amigas, mientras estuvieron casadas, me contaron en varias oportunidades que andaban con el deseo en baja. Y sigo escuchando lo mismo de algunas mujeres casadas, NO Todas, la mayoría.
Si bien a ninguna de ellas, las relaciono con el tema de tu entrada, me llama la atención la cantidad de mujeres que no tienen ganas de coger con sus maridos, y de los hombres no puedo decir lo mismo, porque generalmente no me lo cuentan.
Que me decís Mussito? Que piensan chicas?


Besos

Estercita

Isabel Estercita Lew dijo...

No acusó recibo ni ironía Mussito, todo tan cerca y tan lejos...

Otra cosa más importante, viste la insoportable levedad del ser, o leíste el libro?
Aunque no le encuentro relación, hoy mientras miraba tu video me acordé de ambos

Beso

Estercita

LUNA dijo...

Vuelvo a opinar.....

He entrado en el "pozo del saber, que es Google" y he puesto: Libido.
Y todas las variables sobre este tema....
¿Sabéis el resultado?
Todo son consejos en "como recuperar la líbido"
Conclusión: TODOS, por un motivo ú otro, no estamos contentos con nuestra líbido...

De ahí nació la viagra. (y similares)
De ahí están en estudios medicamentos similare para la mujer.,,
(siempre vamos un paso atrás, seguramente ¿porque hay más investigadores hombres?

Motivos de esa disfunción:
de todos los colores.
Estrés, (ahí estamos todos)
Medicaciones: tranquilizantes, andepresivos, recaptadores de serotonina, etc. etc.
Enfermedades: diabetes, depresión etc.

CULTURA:
Creo que ahí hay un gran componente-

De la menopausia, se ha bla desde hace mucho tiempo...
Pero...¿ y de la andropausia?

Hay hombres que no saben ni lo que es.
Lo único que saben y que les atormenta es que "no dan la talla" que tienen gatillazos"

Porque claro, un hombre, hombre, es el que vá con el falo dándolole contínuos golpes en la frente....

Y...cuando tiene "gatillazos", por favor, como vá a ir al urólogo.... entra en internet y compra pastillas milagrosas que le permiten "ir empalmao" todo el dia, dejar a su esposa por mujeres que podrían ser sus hijas...

¡Que pena!!!!
Cuánta ignorancia....
Lo mas probable es que muera de un infarto de miocardio....

Pero eso si... muy macho.....
Nos hemos pasado "de rosca "en todo....

Hay que ser "divina"....
Anorexia

Hay que ser "mujer 10"
Depresiones

"Hay que se trinfadores, yupies"
Infartos de miocardio

Hay que ser "muy hombres"
infartos

Hay que ser "super-womans"
Suicidios, depresiones..
Enfin.... ¿podremos alguna vez ser solo seres humanos?

Espero que sí.
Aun que sea a los sesenta años, como yo.
Soy de ese club... porque he estado en los demás y...se sufre mucho.
No vale la pena.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luna.

Bueno…, espero que esta sea la última mudanza che!.

Como siempre tus comentarios son de un estilo histórico-sociológico muy interesantes.

Si bien es cierto que es relativamente novedoso el hecho que la mujer se exprese con libertad en su sexualidad; que los hijos solo formen parte de uno de sus aspectos emocionales que la colman, y que la pareja sigue siendo un objeto deseado, aún Luna siguen observándose casos patológicos como los descriptos. Especialmente los que narré en mi comentario a Ana.

Puede que la educación y los modelos maternos que han tenido ese tipo de mujeres, influyan en esa simbiosis indestructible entre ella y su hijo, pero sospecho que hay algo más que eso.

Me imagino la cara de tus interlocutoras cuando expresaste tus prioridades!!!.

Respecto de tu ultimo comentario, me has causado mucha gracia!.

Tu consulta al “Libro Gordo de Google” (ex Petete) te ha dado para un buen análisis de la importancia que se da a la sexualidad – tanto en hombres como en mujeres – aún a costa de los riesgos de la propia salud!.

Es que bueno…, aunque nos salgamos un poco de tema pregunto: ¿Hay algo más lindo que un buen polv…?…jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita

Por lo que comentó Ana pareciera que a los varones también nos esta pasando esto de la ”bajada” de la libido sexual. Ello puede ser causa (como menciona Luna) de estrés, e incluso el rol de “desafío a nuestra virilidad” en que nos ha puesto la libertad sexual de la mujer.

La mujeres que mencionas - que disminuyen su libido durante el embarazo - es frecuente encontrarlas, y es “normal durante esa etapa.
El inconveniente se produce cuando el hijo que nacerá se convierte en un reemplazo total de su sexualidad.
Ahí estamos en problemas!.

Uffffff…, Estercita me mataste con el último comentario.
No acuso recibo ni ironía porque no entiendo a qué te referís!.

Vi la película de la “Insoportable Levedad del Ser” pero hace mucho y allá lejos!.

Volvé y aclarame este tema porfa!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Elyam.

Un gusto que hayas pasado por acá y tus palabras.

Bueno…, al visitarte me sorprendió ese comentario idéntico al tuyo, y la única mina que pudo haberlo hecho sos vos corazón!.
Porque no creo que cualquiera este usando tu cuenta de google…jajaja!.

Besos.
Rik

Ana dijo...

Estercita, querida, tampoco me ha pasado afortunadamente que se modificara mi deseo sexual en menos - salvo situaciones muy puntuales relacionadas con hechos más o menos angustiantes de la vida real - pero observo efectivamente en muchas mujeres y en muchos hombres, disminución o trastornos a nivel deseo sexual y conducta sexual en general.
Escribís, Lew, lo siguiente "me llama la atención la cantidad de mujeres que no tienen ganas de coger con sus maridos," y acá se me abre la pregunta ¿que no tienen ganas de coger con los maridos o que no tienen ganas de coger? porque son dos cosas diferentes. No quiero hacer apología de la infidelidad, de las relaciones paralelas (ni para -lelos ) ni nada que se aleje de la moral convencional, jeje, pero en ocasiones mantener el deseo sexual y mantener la misma pareja sexual resulta incompatible.
Supuestamente los hombres mantenían el deseo sexual en generaciones anteriores, cogían fuera de casa y dentro de ella. Eran las mujeres las que iban perdiendo el deseo. Con la modificaciòn de la conducta sexual de las mujeres las cosas se han modificado, tanto hombres como mujeres pueden mantener o perder el deso sexual, dependerá de la conducta y del vagaje de cada uno. Cómo bien explica Ricardo en el caso de los hombres la dismunución puede deberse al stress, pero bien puede ser también que ante la actitud "activa" y "selectiva" de muchas mujeres algunos hombres "reculen".
Todas estas consideraciones ponen en discusión el erotismo humano. Se podrá domesticar che? Qué pensás Mussito?
Un beso a todos/as

Ricardo Musso dijo...

Qué preguntita Aniuska, qué preguntita?

Todas estas consideraciones ponen en discusión el erotismo humano. Se podrá domesticar che?

Ya lo dijo el Maestro Freud que no es el dinero el que “gobierna” el planeta sino el sexo<.

Para muchos, aquella frase: «Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo»; que se le atribuye al heleno Arquímedes y que sería la primera formulación matemática del principio de la palanca; podría reformularse como «Dadme un buen par de “lolas” y un “agujerito”, y moveré el mundo» en el caso de los varones, o «Dadme una “palanca” (en sentido metafórico) y moveré el mundo» en el de las mujeres.

He conocido casos en que la pulsión sexual ingobernable, ha puesto en riego de la propia integridad física a personas de ambos sexos.

Internet mismo es un medio para dar “rienda suelta” a la sexualidad a través de los Chat, o mensajes en páginas como esta. Sin medir “pelo ni seña” de quién es, o en que condición civil está a quien van dirigidos esos “lances”.
Y no vayas a creer que ese intercambio se queda en el plano del “histeriqueo”.
Muchos se concretan…, mejor paro acá!.

Abría que escribir algo sobre el tema…, no es mala idea, gracias!.

Besos.
Rik

LUNA dijo...

También yo he pensado muchas veces (bueno, sin querer ser presuntuosa) que que pulsión tendrá lo del sexo en muchas personas para que haya tanta prostitución, y en ese mundo tan oscuro, tráfico de mujeres, esclavitud, paises que son paraísos del sexo, incluso de sexo con niños.
Y se sabe qué países son...
Y si hay tal oferta, es porque hay demanda y porque genera grandes riquezas....

Y abusos de niños en los senos de la familia,,,
Cuando dicen eso de la "erótica" del poder.

Si no hubieran leyes, y una educación... acertada o no...estaríamos todos los dias como los conejos?

En cuanto a lo que dices de la relación entre la madre y el sexo, a mi me pasa algo curioso.
Creo que sería incapaz de tener relaciones con un joven, porque me daría la sensación que podría ser mi hijo.
No he tenido nunca ocasión de comprobarlo, pero si lo he pensado alguna vez, creo que no podría.
Primero por pudor...Mi cuerpo dista mucho ya de ser algo erotizante.
No me averguenzo de él, pero tampoco soy ciega.
Tengo la edad que tengo.
Y luego, pues la sensación de cometer casi pedofilia....
Mis hijos tienen 35 y 37 años.
Os parecerá ridículo, pero así es..
Un besito,
Requetemuáaaaaaaaa

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luna.

No soy experto en la historia de la sexualidad humana, pero pareciera que antes de antes, nos comportábamos como conejos en relación al sexo (bueno…, en el tiempo libre que nos quedaba luego de sustentarnos lo necesario para sobrevivir, igual que los conejos…, supongo).
La cuestión comenzó a cambiar con la intervención de las religiones (de distinto tipo y en diferentes continentes), que comenzaron a marcar pautas para la práctica sexual que luego se convirtieron en las leyes que nos rigen hoy en día.

Como mencionas: “…acertada o no…, esas leyes y educación - que derivaron de esas pautas o prohibiciones - fueron dando lugar a la explotación de la sexo que deja tantos dividendos hoy por hoy.
Si bien se dice que la prostitución es la profesión más antigua, lo es a partir de la aparición de la era cristiana, ya que antes nadie pagaba por sexo.

Respecto a lo que mencionas sobre la posibilidad de tener sexo con varones mucho más jóvenes que vos utilizas la frase: “…creo que no podría”. Y es absolutamente acertado ese verbo (creer) porque indica que esta en el plano de tus ideas, tus suposiciones, pero como dice el dicho: “el comer y el rascar, es cuestión de empezar”.

No estoy sugiriendo que hagas la prueba porque sé que tenés una familia tradicionalmente constituida y estás muy feliz con ella; pero las mujeres que logran tener relaciones con personas de generaciones más jóvenes venciendo esos pudores que mencionas, les resulta normal hacerlo. Por otro lado, los varones ( que no solo esten buscando un “poncho” porque tiene agujero!) que se sienten atraídos por mujeres maduras, saben perfectamente qué diferencia encontrarán respecto de las de menor edad, y si les place… ¿cuál es el problema?.

Besos.
Rik

Nuria dijo...

Ahora vuelvo, me preparo un café y te leo :-)

Isabel Estercita Lew dijo...

Mussito! Ana! Cuando digo "me llama la atención la cantidad de mujeres que no tienen ganas de coger con sus maridos," es exactamente eso lo que dije. Una amiga, frente a esa pregunta, me respondió que prefería no enterarse sobre sus ganas de coger con otro, porque al final, ella a su marido lo quería. Mi conclusión es que sí tienen ganas de coger, pero es más cómodo y seguro no averiguarlo.
Yo lo asocio a esos juegos de seducción que tanto nos gustan a las damas y que van desapareciendo con la cruel rutina en la que se envuelven la mayoría de las pajeras.

El Google Gordo de Lunita es fantástico, tu curiosidad mujer, te lleva a navegar por las ciber cavernas más variadas 

Mussito, era sobre los comentario spamers de tu nueva visita… estás lenteja che


Estercita

Steki dijo...

Che, esa visita la he visto por todas partes, hasta en mi blog.
Besossssssssssssssssssssss.

Ricardo Musso dijo...

Hola Nuria.

Pucha que demorás en hacerte un café mujer!...jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita.

Pero esas actitudes de no probar por temor que te termine gustando cuánto puede durar?.

Se puede extinguir el deseo por un determinado objeto de satisfacción, pero el deseo nunca se acaba! (como en la cumbia: “La cosecha de mujeres, nunca se acaba!”…jajaja!)

Gracias por la aclaración sobre la nueve visitante!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Stekita.

Ya esta todo aclarado.

La niña dice que ella no fue, pero entonces ¿quién fue?..., “Yo señor…, no señor…, pues entonces, ¿quién lo tiene?

Besos.
Rik

Ana dijo...

Hola a todos. Luna, me pasa lo mismo, pero no creo que sea curioso, los hombres más jóvenes que yo no me erotizan y si son muy jòvenes también me siento pedofílica!! Sencillamente no me atren... De todo hay en la viña del señor...
Lew! Eso de no probar, que dice tu amiga, es masoquista ¿Qué tiene que ver que al marido lo quiera? Claro que es más cómodo no averiguarlo y no cuestionarse nada.
Un beso a todas/os.

LUNA dijo...

JAJAJAJA Ana, aqui hay un dicho muy castizo que dice:
"Hay gente pá tó......"
Besitos

Steki dijo...

Hola, Rik!
Me olvidé de decirte que hay agradecimientos a vos en mi blog.
Besos y buen finde!
Saludos a todas las chicas.

Ricardo Musso dijo...

QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS.

GRACIAS POR SUS COMENTARIOS!!!

MAÑANA LANZARÉ UNA NUEVA PUBLICACIÓN QUE ESPERO LES RESULTE INTERESANTE.

CARIÑOS A TODOS.
RIK

Maria Jose Hernandez dijo...

Me gusto el post, soy una mujer trans, estuve casada hasta hace poco y me separe, tengo 3 hijas, lo que contas me paso con la 3ra que tiene actualmente 10 años. Mi matrimonio cambio mucho con su llegada, al punto que durante mucho tiempo ella durmio con la madre (actualmente tambien lo hace) yo dormia en el living, me senti echada de mi propia cama y empece a buscar afuera algo con que suplantar mi esposa, probe de todo hasta que di con mi misma, durante años tuve sentimientos transgenericos, mi esposa era mas mi marido que otra cosa, pero al sentirme abandonada me fui... ahi fui dejando salir lo que sentia y una vez afuera fue imposible seguir reprimiendo, una vez fuera del closet el camino es solo de ida, como dice una amiga mia, "los tacos son un camino de ida"
Ahora vivo sola, casi todo el dia como mujer, salvo cuando veo a mi familia y por compromisos de trabajo, ya que normalmente trabajo en mi casa sola
Saludos y gracias por leer

Maria Jose

Ricardo Musso dijo...

Buen día María José.

Gracias por pasar a leer y dejar tu comentario.

Una amiga en común me habló de vos y le expresé mi deseo de conocerte.
Ya recibí tu solicitud de contacto en el Messenger.
Te voy a pedir que esperes a mi regreso a San Martín de los Andes, aproximadamente el miércoles 11 de agosto y conversaremos.

Me gustaría que tengas la posibilidad que podamos vernos por camarita y hablar en vez de escribir ya que no soy muy bueno para eso. El programa Skype tiene mejor audio que el Messenger. Podes bajarlo gratuitamente de Internet e instalarlo sencillamente.

Por ese programa me ubicarás a través del nombre: Rikcordillerano y solicitar el contacto una vez que crees tú cuenta.

Cariños.
Rik