Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



sábado, 25 de julio de 2009

SER UN MARADONA

¿Por qué un proyecto, una meta o un objetivo, podría ser inalcanzable?
Sería injusto afirmarlo apriorísticamente, es decir, por lo menos hasta que la persona que se lo propuso, lo intente.

Claro está que si dijera que se propone tratar de salir volando, agitando sus brazos desde el cuarto piso de mi departamento, e intentar alcanzar el pino de la plaza que se encuentra a unos 50 metros, sería aconsejable desalentarlo (apriorísticamente); es más, se lo impediría!.

Parecerá exagerado, pero existen personas que se proponen metas similares al intento de vencer la “ley de gravedad” por sus propios medios, aunque sus proyectos aparentar muy razonables.
En honor a la verdad existe un solo factor que, inexorablemente, dirá sobre la viabilidad de un objetivo: LA REALIDAD.
Si embargo, en ocasiones, LA REALIDAD no es percibida por las personas como un aspecto que les demuestra la imposibilidad de lograr una meta por ser inviable, sino que es vivida como aquello que les obstaculiza alcanzarla.

Como este “libro” trata de temas psico-emocionales que nos pueden estar afectando, en este capítulo no me apartaré de ese objetivo, y mencionaré un proyecto, objetivo, plan o idea, que es muy factible que llegue a convertirse en inalcanzable; y por ende producir padecimientos psíquicos meritorios de atender: LA PERFECCIÓN.

- UTOPÍAS

Cuando escribí el artículo “CAMBIO 1 (II)”, traté las características de los llamados “Terribles Simplificadores”, o sea, aquellos que intentan la solución de un problema negándolo; lo que hoy voy a tratar es su contracara, y que los Teóricos del Cambio que son de mi agrado, denominan; “utópicos”; es decir, aquellos que aseveran que un problema tiene una solución, cuando no la tiene.
Y no la tiene porque lo que se percibe como solución a un problema es, en sí, lo que se denomina: una “utopía”!.

Aquí cabría otra pregunta: ¿Qué es una utopía?

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

utopía o utopia

1 - Proyecto, idea o sistema irrealizable en el momento en que se concibe o se plantea: “hoy por hoy, la igualdad social es una utopía.

Me agrada esta definición porque nada dice de la eterna imposibilidad de alcanzar un propósito, sino de obcecarse en alcanzarlo, en el “MOMENTO EN QUE SE LO CONCIBE, O SE PLANTEA”.
Por otro lado, abundan los ejemplos de ideas, que en su momento fueron catalogadas como utópicas, y hoy son una realidad común, sobre todo en relación al desarrollo tecnológico y científico.

- SÍNDROME DE UTOPÍA

Ya que mis expectativas de PERFECCIONISMO no llegan al extremo de reconocer que, cuando otros escriben ideas con las que yo estoy consustanciado, y con las palabras que considero precisas para trasmitirlas, prefiero citarlos tal cual ellos lo han hecho, y no tomarme el trabajo de interpretarlos y exponer lo mismo con mis expresiones; eso haré con los autores que mencioné que, refiriéndose a las utopías, dicen en algunos de sus párrafos:

El extremismo en la solución de problemas humanos parece darse con mayor frecuencia como resultado de la creencia que uno ha encontrado (o incluso puede encontrar) la solución última y absoluta. Una vez que uno abriga esa creencia, resulta lógico para él actualizar esta solución, y de hecho no sería fiel a sí mismo si no lo hiciese. El comportamiento resultante, al cual podemos designar como el SÍNDROME DE UTOPÍA, puede adoptar una de tres formas.” (Pág.-72)

La primera puede designarse como `introyectiva´. Sus consecuencias son definibles más directamente como psiquiátricas, que como sociales, ya que son el resultado de un profundo y doloroso sentimiento de ineptitud personal para alcanzar el propio objetivo. Si este último es utópico, el mero hecho de plantearlo crea una situación en la que la inesaquibilidad del objetivo no es atribuida a su índole utópica, sino que más bien se hecha la culpa a la propia ineptitud: mi vida debería ser más rica y grata, pero estoy viviendo en la banalidad y el aburrimiento; debo tener sentimientos profundos e intensos, pero soy incapaz de despertarlos en mi mismo. Huida, retraimiento, depresión, quizás suicidio son consecuencias de tal estado de animo. Otras posibles consecuencias de esta forma del Síndrome de Utopía son alienación, divorcios y concepciones nihilistas del mundo; con frecuencia abuso del alcohol o de drogas, y las breves euforias que producen, van inevitablemente seguidas por el retorno a una realidad aún más fría y gris, retorno que hace más atractiva aún la `huída´existencial.” (Pág.-73)

La segunda consecuencia del síndrome de utopía es mucho menos dramática e incluso puede tener cierto encanto. Su lema puede estar representado por el conocido aforismo de Roberto Luís Stevenson: `Es mejor viajar colmado de esperanzas que llegar a puerto´.” “La psicología de lo inalcanzable precisa de que cada cumplimiento actual sea experimentado como una pérdida o una profanación.” “Para el amante romántico que finalmente logra conquistar a la mujer hermosa, la realidad de su victoria es un pálido reflejo de lo que eran sus sueños. Geoge Bernard Shaw ha expresado es mismo pensamiento en términos más sarcásticos: `Existen dos grandes tragedias en la vida. Una de ellas consiste en no lograr lo que vuestro corazón desea. La otra consiste en lograrlo´.” (Pág.74-75)

Considero pertinente, en esta sección, recordar las palabras de Eduardo Galeano sobre la utopía: “Me acerco dos pasos y ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos, y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. A pesar de que camine, no la alcanzaré nunca. ¿Para qué sirve la utopía? Sirve para esto: para caminar.

La tercera variante del síndrome de utopía es esencialmente `proyectiva´, y su ingrediente básico es una actitud moralista rígida por parte del sujeto, que está convencido de haber encontrado la verdad y como tal convicción asume la responsabilidad de cambiar la realidad. “Así pues, si mi vida no supone un estado permanente de arrobo extático, si no se ha cumplido aún el amor universal de todos por todos, si a pesar de mis ejercicios zen no he alcanzado aún el sátori, si continúo siendo incapaz de comunicarme de un modo profundo y expresivo con mi pareja, si el sexo es para mí una desilusionante y mediocre experiencia, un pálido reflejo de lo que describen los numerosos manuales acerca de la vida sexual, ello es culpa de mis padres, de la sociedad en último término, ya que sus leyes y limitaciones me han incapacitado y no aceptan concederme ni la simple libertad de realizarme” (Pág.75)

Otro aspecto, sobre el que creo importante reflexionar de lo que llaman SÍNDROME DE UTOPÍA están reflejados en los siguientes renglones:

Pero también puede suceder que haya sujetos que consideren la AUSENCIA de una dificultad como un problema que requiere una acción correctora…” “Una fecunda matriz de `problemas´ de este tipo es, por ejemplo, el puritanismo (cuya regla fundamental ha sido humorísticamente descripta así: `puedes hacer cualquier cosa, siempre que no te produzca placer´). Aquí la premisa consiste en afirmar que la vida es dura, que exige constante sacrificio y todos los éxitos hay que pagarlos caros. Sobre esta base de la premisa, el surgir de un comportamiento desenvuelto y natural, de espontaneidad y de placer `inmerecido´, traído por una especie de suerte insospechada, es considerado como significado de la existencia de algo malo, o como presagio de la inminente venganza de los dioses.” (Pág.77)

- PERFECCIONÍSMO y PERFECCIONÍSMO

Dice Philip F. Rice en su libro “DESARROLLO HUMANO”, en una sección dedicada al PERFECCIONISMO:

El deseo de alcanzar la excelencia es un atributo admirable; sin embargo, existe una diferencia entre el perfeccionismo normal y el neurótico. El perfeccionista normal deriva un sentido auténtico de placer del esfuerzo concienzudo, pero se siente en libertad de ser menos preciso si así se requiere. El perfeccionista neurótico persigue la excelencia hasta un extremo enfermizo. Sus normas están muy alejadas de su alcance o de lo razonable; se esfuerza incansablemente por metas imposibles y mide su propio valor en términos de la productividad y el logro. Está plagado por la autocrítica y al ser enfrentado con las acciones `imperfectas´ disminuye su propio valor. La insatisfacción recurrente y persistente consigo mismo deja al perfeccionista con un sentimiento inexorable de estrés. Siente temor y anticipa rechazo cuando juzga que es imperfecto; se muestra abiertamente defensivo ante las críticas y se enfurece cuando lo contradicen. Su conducta aleja a quienes muestran la desaprobación temida por el perfeccionista. Eso refuerza la creencia irracional de que tiene que ser perfecto para ser aceptado. El perfeccionismo evoluciona de las interacciones con padres perfeccionistas; en una búsqueda desesperada del amor y la aceptación de los padres los niños se esfuerzan por ser perfectos; cuando no lo logran se sienten terriblemente mal, lo que los atrapa en un esfuerzo compulsivo por evitar el fracaso. (Halgin y Leahy (1989)” (Pág.409)

- EJEMPLOS

¿Es que lo que estoy diciendo es que aspirar a hacer bien las cosas, esforzarse por ser exitoso, responsable, llevar una vida ordenada, es inútil o peligroso?.
NO!.
No estoy queriendo decir eso, sino que es conveniente tener en cuenta lo arriba mencionado, para las aspiraciones de PERFECCIÓN, a riego de sumergirse en esos estados psico-emocionales.

En ocasiones, estas metas emergen en el sujeto por “imitación” de los modelos significativos del entorno, con características de perfección. Otras veces, directamente por el propósito de esas personas significativas en la vida de las personas, para que éstas lo alcancen.
La meta de PERFECCIÓN puede estar dirigida a diferentes aspectos de la vida social: el trabajo, la literatura, la pintura, el dinero, etc.; sin embargo, es muy común observar estas búsquedas en el ámbito del deporte; y es el que tomaré para dar unos ejemplos.

- Donde vivo, en la ciudad de San Martín de los Andes, cerca de la cordillera andina en la patagonia Argentina, existe un centro de esquí internacionalmente conocido, y que llaman CHAPELCO.
Allí practica el deporte de esquí tanto el turista como por el lugareño, en su estilo clásico (sobre dos tablas angostas), o en el llamado Snowboard (sobre una sola tabla ancha) .
Adquirir la habilidad para ser un buen esquiador implica esfuerzo, concentración y entrenamiento que además, para quienes tienen el poder adquisitivo de soportarlo, no solo se limita a la temporada local de abundancia de nieve, sino que cuando llega el verano, los aspirantes a mejorar sus habilidades, viajan a los centros del exterior donde en ese momento allí es invierno, y de esta forma, pueden continuar su practica casi sin interrupción.
No es un deporte de mi agrado aunque lo he practicado en los primeros años de mi asentamiento en esta ciudad, pero en muchas ocasiones, en “temporada”, concurro a ese centro a ver la nieve y observar a los esquiadores deslizarse sobre ella.
No es extraño observar que los esquiadores que aspiran a lograr un buen dominio de las tablas, se pasen horas y horas, practicando las diferentes técnicas para lograrlo.

Un aspecto que sí me resultó impactante, en ocasiones de celebrarse competencias en este deporte, son los estados anímicos de aquellos que no alcanzan la meta en primer lugar. Revolear las tablas por los aires, gritar, llorar, tirase sobre la nieve cubriéndose la cabeza de manera angustiante, etc., son las reacciones más frecuentes.

Cuando las carreras son entre niños, o jóvenes; he visto la reacción de los padres de los contendientes cuando éstos han arribado a la llegada en segunda o tercera posición: zamarreos, gritos, insultos, descalificaciones, que, lógicamente, generaban temor, llanto y angustia en los pequeños.

- Rafael Nadal es un tenista que ha alcanzado “la punta” en este deporte. En la Web encontré un sitio que trata sobre toda su historia deportiva. La página pertenece a lavozdigital.es y en su título principal reza: “Rafael Nadal – el killer de las pistas de tenis”.

Entre sus publicaciones se mencionan, resultados deportivos, anécdotas, reportajes, frases de familiares y del mismo jugador.
Me gustaría compartir con ustedes algunas de ellas.

De algunos reportajes

-Para Rafael Nadal existen palabras que no significan lo mismo que para el resto. “Casa”, por ejemplo. Cuando este tenista, el número uno del mundo, pronuncia “casa”, no habla de ese lugar donde cada noche van a parar los huesos de cualquiera. Cuando Rafael Nadal lo entona, habla de un sueño al que puede acceder muy pocos días al año.
-Rafael Nadal ha comentado cuáles han sido las verdaderas claves de su éxito a lo largo de todo el año. El manacorí asegura que la disciplina, el trabajo y el afán de superación fueron imprescindibles en su evolución tenística y que gracias a ellas, el tenista acabará el curso como número dos del mundo.”
-En esa necesidad de procurarle un entorno natural se han empeñado sobre todo sus padres, sus abuelos y su tío Toni, un auténtico ascendente deportivo, el hombre y el gurú encargado de ponerle los pies en el suelo cada día cuando le dice: “No te creas que por golpear una pelota y pasar la red eres mejor que los demás”.
- Cosas de las que se priva, pero que no lo frustran. “Soy muy feliz con lo que hago. Un privilegiado. Me dedico a lo que quiero.” Para retomar una vida que quedó estacionada cuando dejó el colegio en cuarto año del secundario, no hay prisa. “A estudiar seguro que no volveré”, comenta Nadal. “Veo mi vida dedicada siempre al deporte”, asegura.

Frases propias

-Las claves de mi evolución han sido la disciplina, trabajo y la ilusión de superarme que es lo que me han inculcado desde pequeño.
-Al fin y al cabo, el tenis no es más que eso, un juego.
-Al salir a la pista, soy muy consciente de que sólo pueden ocurrir dos cosas: que gane o que pierda
-¿Solo? ¿Me gusta estar solo?
-No sé cuánto tiempo me hubiese costado recuperarme de otra derrota en Wimbledon.
-si no te motivas para el Roland Garros, no te motivas para nada en la vida.

- PARA TERMINAR

Pareciera que estar en conformidad con uno mismo no depende de alcanzar aquellos lugares que la sociedad pondera como meritorios, sino de una percepción subjetiva de aceptación de la persona tal cual es, y lo que ha logrado en la vida. Alcanzar la excelencia en el trabajo, el dinero, las relaciones de pareja, en un deporte, una rama del arte, de una profesión, incuso un hobbie puede ser una meta utópica si esa característica de subjetividad se pierde de vista, no se tiene en cuenta, o se toman otros modelos como aspiración de deseo.

Este no es un sitio que trate temas deportivos. Por ende el título de este artículo “SER UN MARADONA”, solo debe ser interpretado como una metáfora de una persona que alcanzó, en su metié, el fútbol, una indiscutible excelencia. Para muchos fue, en este deporte, el “número uno” de todos los tiempos (el “as”) y también uno de los personajes más conocidos en el mundo - lo hayan visto o no jugar -. Creo que hasta un yogui en la India, que salga de su letargo, si le mencionan la palabra Maradona, casi con seguridad que la habrá oído.

No lo he tomado como ejemplo a seguir para un proyecto personal de nadie, ni en su estilo de vida, ni en el deportivo. Todo lo contrario, como aspiración propia a alcanzar el PERFECCIONÍSMO que él logro con el dominio de la pelota, puede convertirse en una exigencia utópica, y por ende frustrante.
Si bien desconozco si su vida personal ha sido para bien o para mal de él y su entorno; pareciera que pudo conjugar el aspecto de la PERFECCIÓN, con el disfrute en el juego mismo del fútbol, y en otros aspectos de su existencia, sin embargo impresiona que ello no fue suficiente para evitar que cayera en padecimientos como los descriptos en la primera de la formas del SÍNDROME DE UTOPÍAS.

No quisiera que se interpretara que adhiero al aforismo: “Lo que Natura non da, Salamanca non presta”; y que cualquiera de los lectores de este capítulo no pueda llegar a SER UN MARADONA (por lo menos en lo que sea de su interés).
Sin embargo, prefiero las frases:

Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.

Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles
.

Bertolt Brecht

Y las prefiero porque ser un “LUCHADOR”, para mí, no necesariamente denota ser PERFECTO; SER UN MARADONA.

El video que preparé para este capítulo fue confeccionado con el de gialupa que figura en Youtube llamado: “Maradona: England vs. Argentina - México 1986”, y una escena del show del Cirque Du Soleil de nombre “Dralion”.
Dos ejemplos, a mi gusto, de PERFECCION en el manejo de la pelota, aunque en contextos diferentes.
Espero que lo disfrutes!



Bibliografía y Referencias

-
Paul Watzlawick y col. - “CAMBIO” – Ed: Herder – Barcelona – 1982
- F. Philip Rice – “DESARROLLO HUMANO – Estudio del ciclo vital” – Ed: Pearson Educación
- Videos Youtube
- Google buscador e imágenes
- Experiencias profesionales.

Cariños!
Ricardo Musso

47 Amigos opinamos...:

Claudia Sánchez dijo...

No te lo puedo creer.....!
Hace media hora que estoy escribiendo el comentario y se borró!!!!! Odio este formato de ventana Rik! Lo odio.

Hoy cumple Ramiro, así que me borro por un par de días... voy a festejar con el pichón.

Luego vuelvo a comentar.

Besos,

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia!!!

Uffff…., no se si puedo cambiarlo…, “es lo que hay!”.

Che… siempre sugiero escribir el comentario en una paginita de Word, después copiar y pegar.
Si se te borra, lo volvés a pegar!.

Felicitaciones al Rami!..., que lo pasen lindo!.

Besos.
Rik

LUNA dijo...

Bueno, Ricardo....
Has escrito eso, hoy y ahora... para mi.Al menos asi lo siento y agradezco.

Por mi forma de vida, mi entorno familiar y social, por mis circunstancias.... he pasado por todo los ejemplos que citas.
Ahora mismo, como bien decías en el anterior post, tengo la cabeza como una matraca... Pero es normal.

Me preguntaron: ¿Que hacemos?
Y yo dije, nada. Seguir. Todas las decisiones que se toman con la cebeza y la sangre calientes, suelen estar equivocadas por irreflexivas.
Siempre podemos bajarnos del tranvía. Aunque dé una vuelta más, pero en la parada que toque...

Sabes, he querido ser tan perfecta en mi vida, he creído que TENÍA que ser asi tantas veces, que ahora me fijo metas q ue no cumplo y no pasa nada.... HE APRENDIDO A DIFERENCIAR, LO IMPORTANTE DE LO ACCESORIO.

Mi marido a veces cariñosamente enfadado, me dice: Que poca voluntad tienes. Te propusiste ir al gimnasio, a aprender a jugar al golf, a salir más.... y no has hecho nada.

Y YO sonrio y digo: Es verdad, lo tengo que hacer....
Pero sabes? Esas metas me importan una mierda!!!! Me las puedo proponer y no hacer mil veces, y no pasa nada.

Porque en mi vida, todavía tengo que tomar decisiones MUY IMPORTANTES que si requieren toda mi fuerza, mi esfuerzo y mi determinación en llevarlas a cabo y procurar que salgan bien.

Lo demás... chorradas,,,
Bueno, seguiré.
Un besito

Isabel Estercita Lew dijo...

Buenos medios días Rik, pasé a saludar, ya me estoy yendo a una choriceada, que rico, a la noche comento, ya la leí la entrada, me emocionaron muchas de las cosas que decis, con tus palabras o las que tomás prestadas y especialmente el video, es hermoso che.
Hasta luego, besos Claudia y Luna

Estercita

Daniel dijo...

Hola, muy interesante. No entiendo las páginas a qué libro corresponden, es todo a uno?. Ej lo de Shaw, la cita (Pág.77).
Me aclarás?. Gracias.

Anónimo dijo...

Hola Rik
Saludos a todas y todos los seguidores de este maginifico libro virtual que nos explica muchas cosas del mundo de la sicologia.

El video muy explicativo de lo que son diferentes formas de ser la perfeccion, digo SER porque fue ese momento que lo experimentaron ambos capos en su area y bueno duro ese momento y tal vez en el caso de Maradona muchos de los espectadores estuvieron en extasis ese solo momento el contemplar ese bello gol que no se nos olvidara nunca probablemente, siendo el resultado de muchas horas de practica y perfeccionamiento para llegar a ello, es solo el resultado que a nosotros fue un instante pero para ellos fueron muchas horas de practica.

Creo que muchos de nosotros conocemos un poema de Antonio Machado "Caminante no hay camino" donde en cierta parte dice:

"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...

Golpe a golpe, verso a verso..."

Y la verdad es que dia a dia uno labra su perfeccion y su particular "buen vivir" (¿felicidad?)tanto sicologico como fisico.

En un programa de television el entrevistado, un sicologo mencionaba respecto a este tema que este ansia de estar bien ese momento o lo que podriamos llamar "felicidad" es primitivo, mecionaba por ejemplo el caso de su mascota un perro que le arrojaba un palo de madera para que lo vaya a traer y bueno el perro lo iba a a traer y se lo entregaba a el dueño, pero ese trayecto eso de ir a traer el palo era lo que mas le entusiasmaba al can, lo que demostraba que "la felicidad" del animal era el ir a traer el palo y no asi tanto el entregarle.

En el mismo programa tambien mencionaba que ese instante que todos sentimos en algun momento cuando estamos contentos de algo favorable para nosotros que nos ocurrio, podriamos catalogar de felicidad ya que "LA FELICIDAD" es un sentimiento y como tal solo dura un corto espacio de tiempo y eso de tener una vida entera de felicidad es imposible .


Un abrazo!!

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Luna!

Me gustó mucho tu frase: “ Siempre podemos bajarnos del tranvía. Aunque dé una vuelta más, pero en la parada que toque...”.
Porque, ¿cuál es el problema (si no es un riesgo de vida el que se corre) que se tomen con calma, los tiempos que sean necesarios para alcanzar un propósito?. ¿Por qué pensamos que si las cosas no se logran en “TIEMPO Y FORMA”, pareciera que estamos haciendo mal las cosas, o somos inoperantes?.

Esas PREMURAS en las metas que tengamos por realizar - que nos hayamos fijado por libre albedrío, o que la realidad nos impongan cumplir – se originan en esa percepción de la vida que los autores que cite llamar “PURITARÍSMO”; es decir que la vida DEBE ser “SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS”, y el disfrute por la distensión y el ocio pueden ser signos de malos presagios!.

Nadie que te conozca (o te haya leído), y sepa de todos aquellos aspectos de tu vida que vos ponderas tan positivamente, podría decir no los hayas logrado con excelencia.
Si ello implicó la privación de otras cosas que te pudieron hacer disfrutarla más (sin perder de vista esa “parada del tranvía”); nunca es tarde para darse cuenta y comenzar a incorporar serenidad, porque como bien decís: “”…Y NO PASA NADA.

Sin duda lo estas logrando Luna, porque lo dice tu otra frase: “ HE APRENDIDO A DIFERENCIAR, LO IMPORTANTE DE LO ACCESORIO!.

Bravo Ídola!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

Mmmmmmmm…., que rico un “choripán”. Me encantan pero después me “pasan factura”.
Y no es que mi PERFECCIONÍSMO me indique que no me puedo dar placeres por mas que me causen algunos padecimientos…, es que duele che!!!.

Gracias por lo que decís!
Nos vemos…
Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Daniel!!!

Bienvenido!!!

Excelente tu observación!.
Los entrecomillados, con citas de las páginas del libro, que más arriba digo que son de los “Teóricos del Cambio que son de mi agrado” (y en la que esta la frase de B. Saw); no digo quienes son porque ya los nombro en el capítulo al que dejé un enlace: “CAMBIO 1 (II)”.

De todas formas, todas pertenecen a un solo libro, que cito en la Referencia Bibliográfica que dejé al final del capítulo: “ - Paul Watzlawick y col. - “CAMBIO” – Ed: Herder – Barcelona – 1982”.

Gracias por pasarte!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Wilson!

Muy buena, a mi gusto, tu reflexión de que los espectadores, disfrutamos de esos segundos en que se desarrolla una jugada hasta arribar a un gol, pero no somos conscientes de “las bambalinas” que existen previo a ello en esos PERFECCIONÍSTAS; pero que bien ejemplifica Machado en su poema..

Interesante lo que mencionas respecto a la felicidad canina, que bien podría extrapolarse a esas situaciones que cité en el artículo, que se disfruta más del viaje que del arribo!; y por supuesto que jamás es eterna sino momentánea!.

Gracias por tus palabras!.
Un abrazo!
Rik

pato dijo...

Buenas noches Rik:
Re buenos temas tocas, aprendo muchísimo con vos.
Personalmente creo que antes de ponerse a fijar y proponerse un objetivo hay que intentar conocerse un poco mas. En otras palabras a imaginarme si tengo capacidad o no para realizarla, aparte de las causas y consecuencias que tienen. Hay que empesar con la mentalidad de que siempre existe la posibilidad de error y de fracaso pero que todo se da por algo y para algo, de última no es tan tragico y no esta bueno levantar muros. Una persona no esta sola en el mundo, no puedo planificar todo perfecto siempre porque existen imprevistos y lo bueno es no depender de una sola cosa sino de varias, para que no resulte el fin del mundo. Ser tan estructurado te convierte en ser dependiente de que todo salga bien y sino agarrate Catalina!! El esfuerzo es importante sin ser llevado al extremo, que los objetivos o proyectos no me lleven al estrés porque sin salud no soy nada.
Creo que la felicidad esta en tomar por mi misma las decisiones y para esto antes hacer un camino de descubrimiento queriendo conocer en que soy buena o no, aceptarme para después ofrecerlo a la sociedad. Ya que sin esta condición nunca llegaría. Para mi no esta por momentos sino que en el día a día y creo que mas que nada es una actitud frente a la vida.

pato dijo...

En el comentario anterior me falto mandarte
Un beso
Pato

Ana dijo...

Hola Riki!! Buen día!
Creo que hay mucho que discriminar (diferenciar) en el término utopía. En cierta época creer que algo es utopía coloca a ese "algo" claramente en el lugar de la imposibilidad. Cómo es tambi´en imposibilidad “agarrarse” de la utopía. Creo que es complejo y tengo que ordenar la lectura, después vuelvo. Se me hizo mezclita
En general siempre tengo la frase “ lo perfecto es enemigo de lo bueno
Un beso-te

Magah dijo...

Querido Rik

La verdad que solo me sale decirte gracias. Sin duda hay mucho de mi en esta página y me llevo conceptos valiosos que ayudan.

Pero por sobre todo he quedado impactada con el final, donde el video y la frase que eliges al respecto de los imprescindibles, esos que luchan toda la vida, me golpearon fuerte al vivenciar entre imágenes, música y palabras, que aun llegados a la gloria, un instante después la lucha continúa.

No hay descanso en el camino, mas que la forma mansa que uno elija para transitarlo, sin inalcanzables utopías ni luchas contra molinos de viento. La realidad se nos impone y entonces la peor enfermedad es la ceguera.

Un abrazo sincero en este momento de encuentro.

Saludos a toda la gente!!

MAGAH

PD: Si bien el mar es mi delirio, envidio tener tan cerca la montaña y la nieve. Que placer!!

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Pato!!!

Me alegra que te agraden las publicaciones, y que te sean útiles!.
Coincido plenamente que cuando armamos un proyecto, tratar de controlar todas las variables para evitar un fracaso, no es razonable, produce estrés y puede afectar nuestra salud, física o psíquica; sobre todo si en los proyectos están involucradas otras personas.

Si nuestro proyecto fuese cambiar los muebles de lugar en la distribución que tienen en la casa, es muy probable que no tengamos demasiados inconveniente, ya que los muebles son objetos, y ahí donde los pongamos, se quedarán; pero cuando de personas se trata, lo que el otro quiera hacer, piense, o decida para su vida, ya nos puede trastocar el proyecto, y venírsenos abajo como un castillo de naipes!.

Cuando decís que antes de proponerse un objetivo hay que conocerse mejor a uno mismo, no estoy tan seguro.
Una de las maneras de conocernos, es enfrentar los proyectos que armemos y probar si logramos esos objetivos o no. Teniendo en cuenta lo que vos decís, o sea, tener presente que nos puede ir bien, pero también no puede ir mal, para luego no frustrarnos si las cosas no funcionan con queríamos.

Cuando me refiero a probar antes de decirnos: NO VOY A PODER; me refiero a situaciones que, desde el sentido común, nos indiquen que no son riesgosas para nosotros, o para otros. Como en el ejemplo que di del que me hubiese dicho que quería volar con sus propios brazos, ¿me explico?.
Es preferible que la REALIDAD nos imponga el NO, a que lo hagamos nosotros mismos anticipadamente!.

Gracias por tu participación Pato!!!
Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

A ver si volvés, Dra., y te explicás un poco che!
¿Qué te pasa con la utopía, el algo y el agarrarse?

En la definición que utilicé de utopía, deja claro, que se refiere a proyectos que podamos imaginar, en el aquí y ahora, que no podamos concretar porque la REALIDAD no nos lo permitirá, pero nada dice que en el futuro se podrá logar (¿te acordas del submarino de J. Verne?). Ahora “LO PERFECTO, LA PERFECCIÓN… ¿qué es?.

Indudablemente es un concepto tan subjetivo, que ni el mismo que lo persigue puede llegar sentir que lo ha alcanzado algún día, por más habilidades que tenga para hacer la cosas bien; como decir: “lo perfecto es enemigo de lo bueno”.

Volvé che!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes MAGAH!!!

Gracias por tus palabras para con el sitio!.

Me gustaron tus palabras referidas a que NO PROPONERSE UTOPÍAS INALCANZABLES (sobre todo en el perfeccionismo) no es óbice que día a día, emprendamos una “lucha” para hacer las cosas que nos propongamos, lo mejor que podamos, pero fundamentalmente, sin perder la serenidad!

Me pone muy contento cuando te leo!
Besos!
Rik

PD: Permuto montañas y lagos, por playas y océanos!

LUNA dijo...

Ricardo, he estado dándole vueltas a tu magnifico post y lo he vuelto a leer.
Creo, que a lo largo de nuestra vida, nuestras metas van cambindo mucho.
Los objetivos son muy distintos a los veinte años que a los sesenta.
La objetividad sobre los mismos también cambia. Con los años, nos vamos planteando objetivos más factibles, más asumibles, más realistas.

La finalidad de los objetivos también cambia.
Cuando eres joven, los objetivos, diria que en un alto porcentaje vá unido a los laureles, al triunfo, al reconocimiento, al escaparate.

Luego, los objetivos van dirigidos a conseguir
riqueza interior.
Importa más lo que a ti te hace feliz, lo que te aporta serenidad y felicidad.

Pero hay una cosa que no puedo cambiar totalmente, lo confieso.
Y es que soy una cagaprisas.
Tiene cura?
Un besito

pato dijo...

Hola Rik, Buenas tardes!!
Si tienes razón en que hay que "probar antes de decirnos NO VOY A PODER" mi intención era hacer antes una especie da análisis sobre las posibilidades que tengo para lograrlo, y en el caso de lograrlo en que me afectaría.
Mirar en que situación estoy para ver como me menejo, creo que no exprese bien esa parte. Conocernos en el sentido de imaginar como reaccionaria ante la situación de fracaso o no del mismo, tener presente la posibilidad, para no frustrarnos tanto después si no sale.
Es un gusto poder participar.
Un beso
Pato

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rik, los choripas estuvieron buenísimos, no lo digo para que te quedes con las ganas de comer choripán, soy un poco mala pero no tanto, lo digo para que envidies mi hígado que es Perfecto Lew. No me pegues, estoy jodiendo.

En cuanto a la última palabra que encabeza el título de mi blog, generalmente me conecta con cuestiones sociales o ideales sociales.
Siento que por esa misma cuestión se bastardea la palabra, con expresiones tales como: "lo que vos /ellos quieren es utópico", cuando quieren decir imposible.
Acuerdo con lo que expones: Proyecto, idea o sistema irrealizable en el momento en que se concibe o se plantea: “hoy por hoy, la igualdad social es una utopía.”
Lo que NO significa que es imposible o irrealizable.
Que la utopía deja de serlo cuando esos proyectos se realizan y ya no se recuerda que había sido una utopía.
Estuve dando muchas vueltas antes de comentar esta entrada, sé que hay algo que me molesta en torno al tema, se me complica explicarlo porque no lo tengo muy claro.
De todas formas voy a tratar de hacerlo. Ese deseo que llevo dentro mío desde que tengo memoria de querer cambiar las cosas que creo injustas, me lleva por caminos peliagudos, llenos de obstáculos y hasta ahora con poquísimos resultados. Sin embargo no puedo dejar de hacerlo, no puedo dejar de creer, de seguir caminando, y por qué no, no puedo dejar de seguir luchando. En ese camino que fui y voy caminando también conocí a gente entrañable que hoy es parte de mi vida.
El tiempo pasa para todos y no dejo de creer en lo que creo, es que antes yo me visualizaba como participante de esa utopía realizada, por lo tanto ya no más utopía, hoy ya me cuesta visualizarme, antes el futuro al que aspiraba era mañana, ahora ese futuro se me hace demasiado distante.
En síntesis probablemente no viviré para vivirlo. Y no sé como se llama eso.
Besos y abrazos para todos
Besotes y abrazotes Rik
Estercita

Dejo unas líneas de Tomás Moro, decapitado en 1500 y chirolas, hoy un "Santo".
…He referido de la manera más exacta que me ha sido posible las cosas de aquella República que no solamente tengo la certeza de que son muy buenas, sino que estimo que únicamente ella puede llamarse República porque aunque en otras partes se trate verdaderamente del bien público siempre se atiende más al particular. Mientras que en Utopía todos miran preferentemente la utilidad común, dejando en segundo término el propio interés.
En otras Repúblicas, aunque sean prósperas y florecientes, y nadie tema morirse de hambre, procuran, no obstante, más sus comodidades particulares que la conveniencia pública; y aunque la necesidad obliga a veces a hacer estas cosas, no así en Utopía, donde todo es común, y por ello nadie teme morir de necesidad por estar llenos los almacenes públicos desde los que a todos se distribuye con equidad. No hay ningún pobre, porque nadie posee nada en particular, siendo todos ricos en común…

LUNA dijo...

Vuelvo.
Yo entiendo, que cuando pienso y hablo de utopías, lo hago, además que de forma personal, pero más bien en clave de corriente de pensamientos. De un fin que persiguen muchas personas que piensan igual.
Para mi, utopías que mueven a mucha gente, son al final, las que se pueden realizar.
Cambios sociales, y cambios de formas de vida.

El que un negro llegara a la Casa Blanca, era una utopia en tiempos de Martir Luther King, por hablar de tiempos próximos.

Que en España la educación fuera gratuita y obligatoria hasta los 16 años, era una utopia en mi niñez...

O que la mitad del gabinete de ministros de España fueran mujeres.
Cuando me casé en el 71, no podía hacer nada sin el consentimiento de mi marido. Ni abrir una cuenta corriente....

Cuando mi hijo acabó la carrera, (ingeniería informática) y volvió de EEUU de hacer el proyecto final de carrera, volvió para casarse ese verano y marchrse otra vez a hacer el doctorado.
Como fué premio extraordinario, le hicieron na entrevista en un periódico.

Decía, no tardará mucho en que para hacer transaciones bancarias, no tengamos que salir de casa, o para hacer compras.......
....Eso no es el futuro, es ya el presente....

Bueno, hubieron sonrisas, y solo hace 13 años.

Las utopias, felizmente solo son temporales.
Un besito

Ana dijo...

Buen día a todos y todas. Me costó encajarme en esta entrada.
Será porque que se ha abusado del término y es complejo para mi gusto definir la utopía, si bien lo has hecho y considero que bastante claramente.
Te agregaría que además de la realidad otro factor que habla de la viabilidad del objetivo es "el señor cronos".
Como bien dice Estercita, cuando se ha logrado la utopía nos olvidamos generalmente que una vez la tuvimos como meta y que era una utopía – como erradicar la viruela del mundo-
Si bien, hay deseos que son claramente utópicos, me da la sensación de que muchas veces se rotula de utópico algo o " algos" para, socialmente, marcar que por ahí no va la cosa y que quien lo intenta es "loco2, "utopico" etc, ergo aquellos que lo intenten quedarán en ese lugar. ¿ Y de quien hablo? ¿ Quien rotula? uf, es laaaargo: la mediocridad generalizada, la humanidad temerosa, los poderes constituidos, el poder detrás del poder, que se yo...
Por otro lado hay situaciones que son claramente utópicas como el ejemplo de vencer a fuerza de gravedad agitando los brazos.
En muchísimos otros casos, me parece que hay que discriminar qué es utópico y qué es un rótulo de utopico, con el fin de lograr que la mayoría NI LO INTENTE”
Un beso-te mando y a todos y todas.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Luna!!!

Respecto de tu comentario de ayer; es incuestionable que las metas u objetivos van cambiando a medida que maduramos.
Indudablemente esas metas u objetivos, en la adultez joven, van a estar estrechamente vinculados a las expectativas familiares y sociales que te “indican un camino hacia el escaparate”; y en la madurez, si algunos de esas expectativas han sido alcanzadas, las metas se “vuelcan” a necesidades de distensión y disfrute, y otras pasan a ser las prioridades.

De cualquier forma los proyectos, en cualquier etapa de la vida (porque siempre los hay, aunque distintos), no están exentos de los riesgos de que la persona caiga presa de cualquiera de los efectos psico-emocionales que describieron los autores que figuran en la publicación, y que llamaron SÍNDROME DE UTOPÍA, que insisto, no por los proyectos utópicos en sí mismos, sino en obcecarse por concretarlos HOY, YA!!!.

Pareciera que LOS MATICES DE LA REALIDAD SOCIAL tienen una relativa influencia en las posibilidades de alcanzar esas metas.
Para ciertas aspiraciones, indudablemente, en lo que respecta a la estructura social y su dinámica, los factores de desigualdad social (y de línea de largada sobre todo) puede hacer que la frustración por alcanzar abundancia económica, no es la misma para aquel que arranque en medio del seno de una familia adinerada, que lograrla habiendo el nacido en una villa miseria.

Maradona, logro conjugar ambos aspectos: nació en una familia y un barrio de muy escasos recursos económicos; pero logró popularidad y excelencia en lo que hace, y una buena fortuna económica. Claro esta que, si bien su caso puede ser considerado una “excepción a la regla”; la fortuna económica lograda por jugar excelentemente al fútbol, está relacionada con la ponderación que las sociedad le da a ese deporte, y los negociados que en torno a el se producen en nuestras sociedades capitalistas.
Otros, que quizás tengan aspiraciones de convertirse en “UN MARADONA” de la ingeniería civil, y aunque logren acceder a las mejores universidades por haber nacido en un medio económico que se lo facilite, quizás no lleguen jamás a serlo, y la fortuna que alcancen en el ejercicio de su profesión quizás tampoco llegue a los niveles que logro el jugador, de Maradona.

Sigo abajo…

Ricardo Musso dijo...

Ahora, dejando de lado los factores relacionados con el dinero y bienes materiales, cada uno en su metié, también se pueden fijar metas que se corren riesgos de llevarlos a frustraciones propias del SÍNDROME DE UTOPÍA; tanto quien como médico, por ejemplo, aspire a convertirse en un “MARADONA-FAVALORO”; o para un albañil, intentar entrar al libro de los Guiness por pegar la mayor cantidad de ladrillos más rápido que otros albañiles, es decir, convertirse en un “MARADONA DE LA ALBAÑILERÍA”.
¿Me explico?.

En la etapa vital en que los proyectos cambian, y ciertas aspiraciones están cumplidas; tanto puede disfrutas de la tranquilidad y es sosiego un albañil que se reúne con la familia a almorzar los ravioles del domingo, como ese japonés que pagó millones de dólares para que la industria dueña de los derechos de la tira de dibujos del Correcaminos, autorizara a que el hombre se hiciese confeccionar un video donde el Coyote alcanza al Correcaminos y se lo come!.
La ponderación social que cada persona le de a esas diferentes formas de disfrute, dependerá de los valores personales.

Respecto de tu comentario de hoy; creo que esta explicitado en el artículo y vos aportas varios ejemplos.
Lo considerado utópico, no lo es por el proyecto en sí, sino por el desfazaje temporal en intentar alcanzarlo. Y es este intento de lograrlo desfasadamente lo que puede acarrear frustraciones!

Besos.
Rik.

PD: Para tu característica “cagaprisas”, la relajación es una buena técnica…, y sino…, las pastillas de carbón!...jajaja!

Ricardo Musso dijo...

Hola Pato!!!

Quizás no te interpreté bien en tu comentario de ayer!.
Esta claro que tenés claro, que primero probar, y luego saber reconocer los NO que no imponga la realidad.

Todo ello partiendo de cierto criterio de realidad (como en el caso del que quería vencer la ley de gravedad); que para decirlo de otra manera, no muy estética: “no intentar cagar mal alto que el culo!

Gracias a vos Pato!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

Mmmmm…., me alegro que hayas disfrutado los choripanes. Mi problema no es el hígado corazón… es el colon!

Es muy cierto lo que mencionas respecto a que el concepto de utopía se utiliza en muchas oportunidades en forma descalificativa.
No solamente en la aspiración de cambios sociales o sociedades más justas, sino que en muchas otras oportunidades también se la utiliza para descalificar aspiraciones, en los jóvenes, por ejemplo, y en no tan jóvenes.

Recuerdo que cuando cursaba mi carrera, conversaba con una compañera que tenía 55 años, y me comentaba que su marido le decía que para qué estaba haciendo una carrera universitaria a su edad, que era una utopía lo que estaba haciendo, porque jamás la terminaría, o llegaría a ejercer como psicóloga. Aún así, continuo, y se recibió!.

La prosecución de utopías nada dice de poder concretarlas algún día. El riesgo esta en aspirar a utopías sociales que conlleven la idea de PERFECCIÓN.
La Republica de Tomás Moro es bella en las palabras escritas, en la literatura, aunque para algunos es calificada como monarquía, para otros las puertas al comunismo y otros al liberalismo total…, bha…flor de despelote lo que cada uno percibe de la REALIDAD.

Aún pensando que puede llegar a ser la sociedad ideal para vivir, a la hora de haber arribado a constituirla, ¿será para todos tan perfecta por lo alcanzado?; ¿o siempre habrá un “más allá”, para la perfección?.
Si es que siempre hay un “más allá”, La Republica de Tomás Moro, solo será una escala en la búsqueda de la PERFECCIÓN.

Recuerdo ahora un tema de Silvio Rodríguez que se llama “Reino de Todavía”, y en unas de sus partes dice:

Lloran viejos obscenos, moralizantes,
almas crucificadas en los cincuenta,
con las lenguas sumidas en anhelantes
saliveos al sexo de los noventa.

Lloran niños dormidos, bien arropados
en la eterna ilusión de salir mejores,
pero nadie se salva del pie forzado:
hay que crecer bailando con sinsabores.

Balseros, navidades, absolutismo,
bautismos, testamentos, odio y ternura.
Nadie sabe qué cosa es el comunismo
y eso puede ser pasto de la censura.
Nadie sabe qué cosa es el comunismo
y eso puede ser pasto de la ventura.”


Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Me gustó eso del señor cronos.

Bien…, eso es lo que venimos diciendo ¿no?.
Que la utopía no es el proyecto sino el intentar alcanzarlo YA; pero si a ello le sumamos la percepción de que ese proyecto alcanzará la PERFECCIÓN de la humanidad, ya deja de ser incluso una utopía para convertirse en un “delirio” que puede sumirnos en algunos de los cuadros del llamado SINDROME DE UTOPÍA, o el tipo de personalidad de PERFECCIONISTA NEUROTICO que mencioné en el artículo.

La calificación de neuróticos en estos casos a los que me refiero, no deviene de una rotulación mía, o de esos autores, sobre las personas que aspiran esas metas, sino de los mismos padecimientos psico-emocionales de esas personas en la búsqueda de esas metas.

Por supuesto que debemos reconocer las rotulaciones de utopías que pueden tener intereses desmoralizantes con la sola intención de “ADAPTARNOS” a una visión de cómo el mundo debería ser.

Por ello le decía a Pato arriba, que el NO, en nuestros proyectos, debería esta puesto por la realidad, pero luego de intentarlos, y no antes.
Por ahora, volar, braceando, parece que no se puede, e intentar “cagar mas alto que el culo”, tampoco!

Besos.
Rik

Ana dijo...

Hola a todos de nuevo: hola Riki: me olvidé de la perfección! es que sabés Ricardo, a mi con la perfección me pasa como a vos con la muerte, no la tengo en el repertorio...trato de hacer las cosas lo mejor que puedo y punto. No puedo pensar en perder el tiempo en ella. Tengo incorporado que las cosas se hacen lo mejor que se puede y si no las hacés mejor es por que no pudiste. Punto. Podrá uno después hacer un balance, ver que cosas mejora, pero siempre dentro de lo posible. Acuerdo totalmente con vos en que ciertas “utopías” son más delirantes que otra cosa.
Además en realidad me formé fundamentalmente para solucionar emergencias. En la emergencia la perfección es delirante. Te adaptás a una exigencia pareja, las cosas las tenés que hacer bien, pero la tolerancia a la frustración debe ser elevada. Y me parece Riki, que en muchos casos de perseguir la perfección juega la baja tolerancia a la frustración - bastante común en estos tiempos - además de una exigencia desmedida por supuesto. Creo Ricardo que tal como has marcado al principio la realidad debe ser rectora de nuestros actos en todo momento y cuando la percepción de la realidad está distorsionada severamente...es otro tema.
(Ando de vacaciones, estoy en mi pueblo, cuando recupere el cablecito y pueda bajar a la compu las fotos de mi pueblo las voy a subir.)

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Comparto plenamente tu comentarios!

La REALIDAD siempre nos indicará si son factibles o no nuestras ideas.

Claro esta que, como conté en el cuento de los hombres que discutían en la vidriera si lo que veían en ella era un pan de jabón o una horma de queso, y el que lo prueba afirmando que era queso, dice: “Puajjjj…, malo…, malo…, pero es queso!”; cuando te propones NEGARLA, la negarás, con el consiguiente riesgo para vos, y los demás!

Besos
Rik

PD: Quiero ver.., quiero ver esas fotos…, aunque este vestida…, no importa!

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rik, pasé para darte el besito de las buenas noches y saber como estás.
Te queda algún bomboncito?

Estercita

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

No me quedaron más, pero puedo comprar para la tarde!

Estoy bien...!, gracias!

Besos de buenos días (¿pueden ser?)
Rik

Steki dijo...

Hola, Rik! Sheguéeeeeeeeeeee!!!!!
Buenísima la entrada y el video pone la piel de pollo.
Nunca me propuse ser perfecta pero, en mi forma de ser, siempre busco superarme y te diría que a veces ni me doy cuenta.
Siempre he tomado el rol de "mujer maravilla" sin darme cuenta de ello. Yo la que todo lo puede, la que todo lo hace, la que todo lo supera. No sé si te acordás que en los principios de mi blog, mi imagen era la de la Mujer Maravilla. Creo que es como una forma de búsqueda de la perfección encubierta. No lo sé ni me lo cuestiono. Uno de mis ex, Miguel, era perfeccionista y realmente se tornaba insoportable.
Hace un rato, justamente, le decía a un amigo en su blog al notar en él un estado de ánimo bajoneado, que para resurgir o renacer hay que tocar fondo y que pegara un patadón para salir a flote porque SE PUEDE. Yo creo que todo se puede, todo es cuestión de actitud. Lógicamente adhiero a lo que decís al principio: nada de tirarse por la ventana porque SE PUEDE volar.
Yo creo que más que buscar la PERFECCIÒN busco el EQUILIBRIO. Por supuesto que no es fácil y creo que difícilmente se logre pero está bueno en pasar la vida tratando de superarse y mejorar en la búsqueda constante del equilibrio. Si fuera perfectamente equilibrada sería muy aburrida!

Te cuento que Sofi llegó muy bien, gracias a Dios, no la mandaron de vuelta! Siempre tenemos ese temor dado que en España suelen mandar de vuelta a los sudamericanos. Seguramente ya se comunicará contigo porque Hernán tiene compu así que no te liberarás de las Quesada! Jaja. Sabés que te queremos mucho.

Lunita, nos acordamos mucho de ti en la reunión de las "chicas de Rik", jaja. No te enojes che (Rik)! También nos faltó Ana porque estaba de cumpleaños. Bueno, nos faltaron las fotos dado que las pilas de mi cámara (ojo que eran nuevas, che) no funcionaron. Tal parece que la cámara es racista!

Besos y abrazos para todos.
Y para vos uno súper especial, Rik.
STEKI.

Ana dijo...

Buenas noches a todos! Riki, paso a darte el beso de las buenas noches, pero como no te gustan los besotes te dejo un besotote.
Me gustó lo que escribe Steki del equilibrio, efectivamente, dificil de lograr, pero vale la pena intentarlo.
Che Riki, qué te anda pasando???? Hay orejitas por acá eh!
Un beso a tod@s

Ana dijo...

Rikiiiii!!! Las fotos? Cómo vestida? Pues claro! Cómo va a estar una señora seria!!
(nahhhhhh!!!!!) jajajaja
Steki: Riki anda pidiendo fotos, para el próximo encuentro llevo la cámara ( ah! y voy, jeje)

Ricardo Musso dijo...

GRACIAS A TODOS POR PARTICIPAR!!!

MAÑANA POR LA MAÑANA (te espero Juana...no, eso no...!)CAMBIARÉ DE CAPÍTULO.

ME DESPIDO CON ABRAZOS Y BESOS, Y UN NUEVO GRACIAS!

Rik

PD: Stekita, me alegra lo que decís de Sofi. Buenísimo!. Si logras tan bien el equilibrio deberías haber buscado trabajo en un Circo..., por ahí estarías en el Du Soleil como ese malabarísta!

Aniuska..., por favor no hables de "orejitas" que sos una renegada de la comunicación por voz. Se agradece, lo tendré en cuenta, pero "paso" porque no lo necesito, por ahora!.
Ah bueno....¿las señoras serías no se ponen en bolas?..., puede ser!.

Besos a ambas dos.
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, buenas noches o buen día.
Tengo muchas ganas de saber de que se tratan "tus creencias para mí" o mis creencias para vos.
Besos, que descanses.

Estercita

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Estercita!!!

Para saber de qué se trata el “libro” de “Mis Creencias para vos…” tendrías que tomarte la molestia de leer la EDITORIAL del sitio, que está en este enlace que te dejo en este comentario, leer el artículo, y ver el video!.

Besos.
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rik, que mal, me comí la palabra capítulo. Ahora que lo leo "trágame tierra". Realmente no fue mi intensión, pero lo hice. Te pido disculpas, disculpá, disculpá. Borraría mi comentario pero es tarde. La Editorial la leí el día que conocí tu blog. Nuevamente te pido disculpas.
Besos
Estercita

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!

No entiendo "un pomo" de lo que estás hablando..., pero no importa: "TE PERDONO (o absuelvo?)HIJA MÍA!!!"

Besos.
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

Es que quise decir: "De saber de que se trataba el próximo "capitulo" de...
Gracias por las Disculpas.

Besos, hasta luego
Estercita

Mario dijo...

Ok ya te gastaste muchos $$ en este fulano.
si vamos a tomer partido, nunca deberia ser con un fulano PERDEDOR en los ambitos de la vida. Su debilidad humana, como la puedes tener tu o yo no significa ejemplo para nuestras desendencias. Al contrario prevalece siempre lo negativo YO NO PUEDO PRETENDER QUE MIS NIETOS Y ETC. VENGAN CON LA HOMBRADA DE HABER SALIDO DE LAS DROGAS. Hoy dia, Yo como Tu somos padres o abuelos, y está en nosotros, que estas nuevas generaciones sean sanas. ESTE FULANO NO ES UN BUEN EJEMPLO PARA NUESTROS HIJOS,, definitivamente fue un gran jugador de futbol, PERO NO LO QUISIEREA EN EL SALON DE TROFEOS DEPORTIVOS DE MIS NIETOS. . QUE dios CUIDE A argentina y pongo a dios con minusculas porque este dios si vale . que nuestro dios perdone la soberbia y la altaneria, Mediaticamente lo escriben como D10S, pero nunca llevaran en la espalda JESUS

Ricardo Musso dijo...

Hola Mario.

No solamente a Maradona en su vida personal me gustaría que mis hijos y nietos tomaran como ejemplo, existen muchas otras personas que tampoco me agradaría que utilizasen como modelo para la propia.

Tengo la impresión que tuviste un déficit de comprensión respecto del artículo; pero por las dudas no voy a discutir tu comentario ni en una coma o punto de más.

¡Heil Mario!...!.
Rik

Clu dijo...

Hermosisimo el video de este capitulo,Si bien el acto de Maradona ya lo habia visto,desconocia esa fabulosa escena “Dralion”.Impresionante!

Me resulto fascinante el tema de las utopias.Hace poco lei el libro"Culturas de la Paz" de Elise .M Boulding(una reconocida sociologa y pacifista,en su ambito).Felizmente para mi la frase citada de Galeano vendria a completar mi interpretacion de idea de Boulding sobre la Paz y las utopias.
Gracias!

Llendo a un plano mas psicologico,me toco trabajar muchas veces con colegas de caracteristicas perfeccionistas y me cuesta congeniar con ellas.Al cavo de mis an~os sospecho a veces que algunos usan ese patron de conducta perfeccionista,con fines manipulativos.Sospecho ademas de que he sufrido de perfeccionismo neurotico y he sido blanco de individuos manipuladores.Todo ha devenido en una tarea ingente que me he impuesto:aprender a aplacar ese patron perfeccionista neurotico introyectado (en mi y el de mis posibles colegas )y a zafar de costados manipultivos de otros.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Clu.

Me alegra que te haya resultado de utilidad este capítulo.

Es interesante lo que mencionas acerca de que aquel que se obsesiona por hacer las cosas en un nivel de “perfección”, y que además desea ser reconocido como tal por los demás, frecuentemente es objeto de manipulación.

Quien no toma conciencia de esa situación, por el contrario se siente muy gratificado que siempre sea el elegido para hacer las cosas - con el agregado de que quien te las solicita generalmente te dice: “nadie lo podrá hacer mejor que vos” - cuando pero en realidad, muchos otros podrían encargarse de esas tareas con resultados similares.

Es una suerte que te hayas percatado de ello, no solo para evitar la manipulación de los demás, sino porque el perfeccionista neurótico nunca esta conforme con sus actos, y siempre sospecha que lo podría haber hecho mejor. Situación que generalmente lo angustia y “tortura” psicológicamente.

Gracias por tu comentario.

Cariños.
Rik

Clu dijo...

Suerte,Rik?Puede ser,si,la suerte es un factor imprescindible!Pero hay otro factor que estubo en juego,tube que cambiar de pais ,de continente,de profesion y de cultura!A este punto me parece que hubiera sido mas barato pagarle una consulta a un psicologo,o a vos si te hubiera conocido antes!
De todas formas una verdadera prueba de fuego seria intentar volver a mi antigua profesion!
Gracias!

Clu dijo...

Suerte,Rik? Si,puede ser,la suerte siempre es un factor imprescindible!Faltaria agregar solo otro factor,el hecho de que tube que cambiar de de pais,de continente,de profesion y de cultura!
A este punto creo que hubiera sido mas facil consultar a un psicologo o a vos ,si te hubiera conocido antes!
De todas formas una prueba de fuego a mi supuesta sabiduria seria volver a mi antigua profesion!Un punto importante es alcanzar la consciencia de un problema,sentir que de alguna forma hemos logrado configurar el meollo y otra ...es resolverlo!Como un toro encara el pan~o rojo,asi me he propuesto muchas veces,pero no estoy segura del todo...asi me he sentido muchas veces:como un animal!

Ricardo Musso dijo...

Hola Clu.

Quizás la palabra “Suerte no haya sido muy feliz!.
Puede que la frase “mas vale tarde que nunca” ¿no?; aunque hayas tenido que hacer tantos cambios.

Ojo con las Hipótesis Contrafácticas que hubiera sido si hubiese hecho tal o cuala cosa…, posiblemente todo habría sido mejor”.
Solo sirven para “masturbarnos mentalmente” y no modifican en nada la realidad!

Che…, yo también soy psicólogo….jajaja!
Y te escribí a tu consulta, pero no me respondiste aún!.

Besos.
Rik

PD: Me gustó lo de retomar tu profesión en tu comentario de arriba (¿qué profesión?)