Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



miércoles, 6 de octubre de 2010

OJALÁ TE ENAMORES

-Y así es la cosa Ricardo…, estoy totalmente deslumbrado, encantado con esa mujer. Cada vez que la veo siento que me «desarmo»!!!”.
-Bueno…, no es para menos…, parece que te enamoraste nomás!
-Y sí…, pero no sé si está bien o está mal eso…
- ¿Y por qué va a estar mal?
-Porque mis amigos me dicen que estoy hecho un PELOTUDO (*)!!!”.

(silencio…)

(*) Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:
pelotudo,da: 1 - adj. amer. vulg. Tonto, imbécil.

------------------------------------------------------------------

Por lo que estuve indagando en la Web, el origen de la frase “OJALÁ TE ENAMORES” es a ciencia cierta desconocido. Unos la atribuyen a los países árabes, y otros a una expresión gitana; y representa una de las peores maldiciones que se le puede propinar a una persona en alguna de esas culturas.

Quienes hayan atravesado etapas de enamoramiento quizás tengan muy buenos recuerdos de ellas. Sensación de plenitud, de arrobo, embeleso, intenso deseo de ver y estar con la persona amada, de ser posible, las 24 horas del día.

Sin embargo, la clínica psicológica indica que una gran cantidad de individuos (mujeres y varones) consultan por sentir que esas emociones se entremezclan con fuertes padecimientos físicos y mentales.

Un llamado o mensaje no respondido, un mail no contestado, el hecho (aún justificado) de que alguno de los miembros de la relación incumpla con una cita, es vivido como abandono, desinterés, y en ocasiones, sospechas de la existencia de una tercera persona.

Estas vicisitudes que acontecen en el plano emocional: taquicardias, temblores, sensaciones de ahogo, etc; por la activación del Sistema Nervioso Autonómico (SNA); también suceden en el racional (psíquico).
Si bien muchos pensarán que lo emocional no se “lleva muy bien” con lo racional; durante un enamoramiento, la IRRACIONALIDAD suele ser extrema; y hasta peligrosa!.

Por ende, y como decía la abuela María: “ni tanto ni tan calvo que se le vean los sesos”; enamorarse no siempre es un “lecho de rosas”.

- ALGUNAS CAUSAS

En el capítulo “MODELOS DE RELACIONES DE PAREJAS”, allá por octubre de 2008, expuse los tipos de vínculos que pueden establecerse entre dos personas que se enamoran, y los plasmé en un video que se encuentra en Youtube, donde además menciono las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

Con la intención de apoyar mi afirmación respecto de lo DESCABELLADO (Irracional) de nuestros comportamientos durante el enamoramiento, extraje de aquel video algunas imágenes que iré describiendo y que, en mi opinión, constituyen las causas del despropósito.

- COMO SOMOS CUANDO ESTAMOS SOLOS

Desde pequeños, y si hemos tenido una crianza impulsora de independencia y buena autoestima, generalmente nuestras vidas se componen de múltiples intereses como se ejemplifica abajo:

Cuando dos personas se “encuentran” y desarrollan fuertes pasiones, suele suceder lo siguiente:

- MODELO SIMBIÓTICO (indiferenciación de individuos)

La imagen muestra que la mayoría de las actividades que desarrollábamos como seres individuales, se desdibujan, pierden interés, y el “tiempo cronológico y psicológico” se centra en el deseo de estar junto al otro.
Si bien el MODELO SIMBIÓTICO es característico en la etapa de la adolescencia, sería injusto circunscribirla solamente a ésta, ya que en la adultez se observa con suma frecuencia.

Cuando en este tipo vínculo existe reciprocidad, la pareja vive momento de intenso bienestar y placer. Pero si no se encuentra correspondencia en esa “dependencia afectiva” puede desencadenar el siguiente fenómeno:

- MODELO DESIGUAL

Este modelo parece dar crédito a la maldición “OJALÁ TE ENAMORES”.
El miembro SIMBIOTIZADO, atrofia su vida en función de las “necesidades” del otro miembro que mantiene intacta su área individual, y claro está, esta situación no le genera ningún bienestar ya que la vive como profundamente injusta.

Si bien cualquiera de estos modelos, en mi opinión, dan fe de la IRRACIONALIDAD en que se sumergen los enamorados; abandonando hobbies, amistades, estudios, trabajo; etc.; en el modelo DESIGUAL se suma el riesgo de encontrarse con frases como la siguiente ante una demanda de reciprocidad: “¿Y quién te pidió que dejes todo por mí?”.

Y no es que la frase sea injusta. Si alguien ha vivido este tipo de estados se dará cuenta que nadie nos exigió que actuáramos de manera tan IRRACIONAL.
Somos nosotros solitos que nos metemos en tales menesteres, y si bien dicen que “sarna con gusto no pica”, si la pareja llega a disolverse, “agarrate Catalina” con los auto-reproches por “haber dado tanto”!!!.

- PALABRAS FINALES

Aceptaré a aquellos que puedan opinar que lo descrito es propio de una etapa inicial de algunas relaciones de pareja, pero que poco tiene que ver con el llamado “AMOR”.

Es cierto que una vez superada esa etapa de grandes pulsiones, si la pareja continua sentando su vínculo en otros aspectos de interés y respeto mutuo, lealtad y compañerismo, se comienza a “correr el velo de la obnubilación” y se puede lograr un modelo como el siguiente, donde dicen que “reina” el AMOR verdadero:

- MODELO IDEAL

Así que, si apuestan a conseguirlo, a olvidar maldiciones y “OJALÁ TE ENAMORES” !!!.

NOTA: Para quien quiera leer un interesante artículo en Wikipedia sobre el tema, y conocer el proceso bioquímico y otros factores psicológicos que se desencadenan les dejo el siguiente enlace: “ENAMORAMIENTO

Un maestro en escenificar las venturas y desventuras del amor intenso ha sido Carlitos Chaplin. Por ello les propongo ver el siguiente video con escenas de una película de nombre “Amor cruel (Cruel, Cruel Love) donde se lo ve atravesando el padecimiento psíquico y el extremo de determinaciones a que puede llegar un enamorado abandonado.





Cariños.
Ricardo Musso

20 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

Espero sus comentarios, y si alguien me ha echado el conjuro…, GRACIAS !!!

Cariños.
Rik

Maria dijo...

Me encantó el post, como siempre, por su contenido y por tu forma de ilustrar lo que escribes.
Desde luego lo expresaste tal como lo vivimos: Un paseo del extásis a la inseguridad total y regreso. Hasta tal punto que hay quien lo teme y trata de evitarlo.

Y que bueno que volviste, espero que te dure un tiempito
Besos.

PS//En mi facebook dejé un enlace que quizás te interese.

Ana dijo...

Dime

Dime por favor donde no estás
en qué lugar puedo no ser tu ausencia
dónde puedo vivir sin recordarte,
y dónde recordar, sin que me duela.

Dime por favor en que vacío,
no está tu sombra llenando los centros;
dónde mi soledad es ella misma,
y no el sentir que tú te encuentras lejos.

Dime por favor por qué camino,
podré yo caminar, sin ser tu huella;
dónde podré correr no por buscarte,
y dónde descanzar de mi tristeza.

Dime por favor cuál es la noche,
que no tiene el color de tu mirada;
cuál es el sol, que tiene luz tan solo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime por favor donde hay un mar,
que no susurre a mis oídos tus palabras.

Dime por favor en qué rincón,
nadie podrá ver mi tristeza;
dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Dime por favor cuál es la noche,
en que vendrás, para velar tu sueño;
que no puedo vivir, porque te extraño;
y que no puedo morir, porque te quiero.


Jorge Luis Borges


Borges enamorado.
Un abrazote Rik.

Ricardo Musso dijo...

Gracias por tu visita y tus palabras María.

Me alegra que compartas los conceptos, y si bien es cierto que muchos le huyen del enamoramiento por el sufrimiento psicofísico que produce; tal vez, si se pudiera aprender a “mechar” algo de racionalidad, y no perder esos intereses individuales en pos de la figura idealizada de la pareja; esos sentimientos serían mas agradables y uno saldría más íntegro ante una posible perdida.
Entiendo que no es sencillo de lograr.

Excelente, como siempre, tu recomendación del libro de Helen Fisher “Porque amamos”. Muy apropiado para la ocasión; veré si lo consigo.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Bello poema el de Borges Ana, gracias.

En realidad todo lo que el hombre crea bajo el estado de enamoramiento y dirigido a la figura deseada, tiene su encanto y no puede medirse con la vara de la calidad.

Desde aquel versito infantil:

Los zapatitos me aprietan.
Las medias me dan calor.
Y la vecinita de enfrente,
me tiene loco de amor.


No solo en la literatura sino además en la música, la pintura, la escultura, el cine y toda actividad creativa del hombre se ha reflejado ese estado.

Ahora, a su vez, si uno observa las creaciones con el “ojo de la racionalidad”, y no se identifica por no estar atravesando emociones similares, tiende a sospechar que al creador le esta “faltando un jugador”…jajaja!

Indudablemente, en esa etapa, Borges estaba atravesando una gran melancolía por un amor perdido no?; pobre tipo!.

Besos.
Rik

Steki dijo...

Hola, Rik!
Ojalá me enamore!!! Jaja. Es una etapa tan linda la del enamoramiento... pero a la vez peligrosa, tal cual lo decís vos. Me encantaría volver a sentirme así pero creo que ya debo estar más tranqui y las sensaciones deben ser distintas. No lo sé. Si me vuelve a pasar, te aviso! Jaja. Me enamoré sólo una vez (de mi segundo ex, lo sabés). Después de ese amor pensé que ya no me iba a enamorar jamás. Una sola vez post divorcio me pasó algo muy fuerte con mi primer amigo cibernético porque fue la primera persona que me hizo despertar mis emociones y, tal cual lo decís, tuve que ir al médico porque me parecía que tenía algún problema cardíaco, jaja. Me pregunta el médico: "estás atravesando por algún problema?" Problema, problema no, le digo. Pueden ser las emociones alteradas? "Claro! me dijo el cardiólgo, jaja. Pero eso no fue amor, fue enamoramiento. Y una vez estabilizadas mis emociones aprendí a equilibrarlas. Pero no me pasó más, che. Bah, algo parecido puede ser.
Así que yo sí... quiero volver a enamorarme! Jaja.
Muy bueno el video de Chaplin!
Besote.

Ricardo Musso dijo...

Ya que lo pedís entonces Stekita:

OJALÁ TE ENAMORES; apasionadamente, obnubiladamente; demencialmente !!!.

Pero tené a mano el teléfono de algún cardiólogo por si nuevamente necesitas de uno…jajaja!

Gracias por pasar.

Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Y... no sé ¿eh? Es un tema complicado Rik. Digamos que para mí, que ya pasé la primera vuelta y sé de qué se tratan las distintas situaciones y los distintos modelos que se pueden dar y las dificultades (reales) de alcanzar el modelo ideal, enamorarme no es un tema que me interese demasiado.
Bah, qué se yo, será que yo ahora me siento tan bien conmigo misma, con mis cosas, mis actividades, mi autonomía, la disposición de mis tiempos (que igual no me alcanzan para todo lo que quiero hacer), que no arriesgaría esto por nada.
Por otro lado, se me ocurre que esto que me pasa a mí no es muy original, visto el individualismo galopante en el que estamos viviendo. Entonces, tal vez haya que replantearse los modelos. Asumir que las relaciones forman parte de las actividades cotidianas que realizamos. Una actividad más, quiero decir. Una entre tantas. De hecho, en la mayoría de las parejas establecidas, son muchas menos las horas compartidas con la pareja que las que se comparten con los compañeros de trabajo, por ejemplo. Ni hablar si después del trabajo uno o ambos integrantes de la pareja quieren desarrollar actividades personales. Pueden pasar días en que no se ven más que media hora en el desayuno. Entonces, creo que cabe replantearse seriamente los objetivos y las formas de relacionarse, tanto de la pareja como tal, como de los individuos que la conforman.
Me parece.
Besos

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Claudia.

Me gusta y resulta muy interesante tu comentario.

Quiero decir que, justamente hoy, cuando las dificultades reales (como decís) por las imposiciones de la vida cotidiana facilitarían la posibilidad de conformar un modelo ideal de pareja, muchas personas (y no solamente vos) prefieren evitar la posibilidad de enamorarse por temor a perder la “libertad” de disposición de tiempos y proyectos.

Es que, en mi opinión, mujeres y varones saben que dar curso a las pasiones del enamoramiento ponen en riesgo esa autonomía por la tendencia a la simbiotización.
Y esto no debería ser así si se lograse racionalizar que la pareja perfectamente puede ser un interés más dentro de los múltiples intereses diarios.

El modelo ideal es exactamente eso; que la pareja solo dispondrá de breves tiempos para compartir; sobre todo durante la semana laboral. Pero esos tiempos se utilizarán en una comunicación enriquecida de las anécdotas vividas que se deseen compartir.
¿Qué anécdotas cotidianas se pueden comunicar en un modelo simbiótico cuando ambos saben a la perfección lo que hizo cada uno en cada minuto del día?.

Sigo abajo…

Ricardo Musso dijo...

Por otro lado, para poder decir que “enamorarte no es un tema que te interese demasiado”, será porque (a decir de S. Freud) tus pulsiones sexuales las debes tener muy bien sublimadas. Cosa que no me parece mal si es por una libre elección de celibato.

Y si esas pulsiones están “canalizadas” por otros medios como la autosatisfacción o los encuentros fugaces, también esta bien.
Sin embargo, convengamos que cuando se dispone de tiempo, pocas cosas son tan gratificantes como el despertarte junto a una persona amada luego de una noche de buen sexo.

Para terminar, a pesar que los factores sociológicos que mencionás deberían imponer cambios en los modelos, te aseguro que las personas que se enamoran, aún hoy, dejan sus actividades individuales sociales o recreativas, trabajos, desatienden comercios o empresas, etc., en pos de disponer del mayor tiempo posible para la pareja (simbiotizarse).
Cuando emergen los perjuicios de esos comportamientos, suele ser tarde!.

Besos y gracias.
Rik

Graciela dijo...

Hola RIk
Leí el artículo y como siempre me pareció muy interesante tu análisis. Hubiese querido realizar mi comentario antes pero Arnet se corta a cada rato... Igual no creo tener que excusarme por mi tardanza para opinar....
Me gustó el análisis de los distintos tipos de relaciones. Yo tuve la experiencia con el que fuera mi marido... de un tipo que me había ido ... yo diría opacando... y por supuesto apocando..
Cuando me separés sentí que me retomaba... que de a poco volvía a ser yo, sin concesiones absurdas ...
Creo que estas relaciones empiezan con los celos cuando uno se fascina y confunde las demandas del otro con profundo amor... Y así cuando menos nos damos cuenta... hacemos todo en función del otro... nos hemos ido dejando en el camino y hemos perdido nuestra libertad...
Luego ese modo de relación ya se instala y se sigue así.. con alguien que impone y decide a su voluntad y otro que acata...

Creo que hay que ser muy cauto para no llegar a los extremos... No creo que haya algo mas transformador que el enamorarse... pero ... no tan calvo que se le vean los sesos!!!!
Qué dificil no?
Y ni hablar de los que hemos sufrido... como nos defendemos para nunca pasar por eso...
Pero ... vale la pena arriesgarse y vivir.. y después... a bancarsela... man!!!! o woman!!!!
Saludos
Graciela

Ricardo Musso dijo...

Hola Graciela.

Por lo que entiendo, tu relación matrimonial terminó opacándote y apocándote al intentar él asumir el rol dominante en la relación. Decidir qué se hace y cómo se hace. ¿Machismo? (pregunto yo).

No todos terminan por darse cuenta de esa situación. Es más, yo diría que es posible tomar conciencia de ella cuando la etapa de enamoramiento amengua. Vos lo lograste y tuviste la posibilidad de “zafar”.

A que ese tipo de vínculo, que comienza por “los celos” (como decís), yo agregaría que se va sumando la falta de auto-confianza de ser merecedor del afecto y respeto de la persona de la que nos enamoramos; el temor a perderlo/la; auto-verbalizarse que jamás encontraremos una persona con esas cualidades; y otro montón de irracionalidades.

¿Recomendás que vale la pena arriesgarse?..., y vos… ¿para cuándo?...jajaja!

Gracias por tu comentario.
Besos.
Rik

LUNA dijo...

Perdón, perdón, que casi no llego...

Bueno, estoy recién aterrizada de un viaje largo en distancia y duración y ahora en casa me espera la revancha del trabajo.
Bueno, no me quejo.
En España se dice que es una maldición gitana....
Es como decir: Ojalá te enamores por consiguiente, te vuelvas, ciego, tonto, sordo, crédulo, absurdo, lelo....etc.

He leído la definición de Wikipedia y he reconocido cada síntoma descrito y algunos de ellos todavía subsisten...pese a los años.

Tu cuadros también muy reales.
Ahí, solo hacer un comentario.
En el caso del 2º cuadro en que una parte de la pareja cede todo su puesto al otro, he reconocido también un atabismo, una forma de ser inculcada por un determinado tipo de educación.

Las mujeres de mi generación y anteriores, recibimos esa herencia como forma correcta de ser.
Era una especie de juego de intercambio:

Si pretendes tener un amor verdadero, debes renunciar, en beneficio de la otra parte, mayoritariamente.
El marido, los hijos, la familia etc.
Nunca se esperaba que las dos partes debieran de poner el mismo esfuerzo, empeño y parte.

Pasado mucho tiempo, ahora creo que es fundamental que los dos pongan el mismo empeño en conservar ese sentimiento pero...respetando MUCHO la individualidad tanto en la forma de ser, en el tiempo individual de cada uno.

De todas formas, creo que hay un componente cultural muy grande.
Hemos "aprendido" como debemos y nos deben amar y si lo que sentimos o nosdan no corresponde a esos estereotipos, nos sentimos frustrados...

Siempre que hablamos de sentimientos hablamos de cosas difíciles por lo intangibles.
De todas formas, yo os deseo que os enamoréis hasta las trancas con todas sus consecuencias!!!!

Besitos

LUNA dijo...

http://www.blogdelujo.com/2010/10/origen-del-amor-explicacion-cientifica.html

Acabo de leerlo ahora.
Es curioso.... Adelantos????
Besitos

Ricardo Musso dijo...

Bienvenida Luna!.

Que yo ya te hacía llegada hace unas semanas a España mujer!.
Como siempre, a la sensatez de tus comentarios poco hay que agregar.

Como bien decís, los atávicos mandatos familiares cumplen un rol fundamental en el tipo de relación de pareja que establezcamos, y la segunda foto de los diferentes modelos, el desigual, fue el que en la historia de la mujer marcó un papel de sometimiento por años, aunque “aplaudido” culturalmente claro está.

Por suerte estas cosas pareciera que están cambiando.
Sin embargo hoy en día, y sin poder asociarse el modelo desigual a mandato familiar alguno, muchas se enamoran y atrofian su individualidad en función del otro integrante del vínculo sin que nadie se los exija.
Y para la explicación de estas cosas, a mi gusto Luna, no existe otra que el estado psicológico que muy bien describís en el que se ingresa bajo el estado de enamoramiento, y al que apunta la “maldición gitana”.


Gracias por tus deseos, y tu pasada por aquí!.
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Interesante el enlace que dejaste Luna.

Algunas cosas que dice el artículo se encuentran descriptas en el de Wikipedia que dejé en el artículo.

Lo que me resulta absolutamente novedoso es que la monogamia depende la cantidad de receptores cerebrales para absorber las hormonas de oxitocina y vasopresina que se liberan en el enamoramiento. Y que las especies animales (humana incluida) con tendencia poligámica, deben esa conducta a un déficit de esos receptores, pudiéndose corregirla hacia la monogamia con la aplicación de un virus que aumenta la cantidad de receptores.

Siempre pensé que ese “virus monógamo” se llamaba Iglesia Católica…jajaja!.

Cada día se aprende algo nuevo!
Gracias y besos.
Rik

Marce dijo...

http://youtu.be/hRPj4-h231U

Marce dijo...

Alegría y pasión. Rescatemos esos aspectos y tal vez, encontremos esos "otros modelos de relación". Apuesto por mucha más irracionalidad en el amor. Dejemos la racionalidad para nuestro terapeuta, que justifique sus aranceles. ja.

Marce dijo...

http://youtu.be/FROrW7QVB0A

Ricardo Musso dijo...

Jajajaja Marce, buenísimo comentario!

Y que el terapeuta también se encargue de advertirnos de los riesgos de la simbiosis en el enamoramiento.
Porque sino corremos el riesgo de volver a repetir esas historias de desdibujarnos en el resto de nuestro entorno y las palabras en los videos de Gabi, no tienen sentido: “No sabemos amar….!”.
Excelentes esos videos del Nano, como bien decís alegría y pasión!

Gracias por pasar.
Abrazos.
Rik