Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



domingo, 19 de julio de 2009

ALERTA TSUNAMI...!!!

- ACLARANDO TÉRMINOS

Antes de entrar en tema quisiera exponer algunas definiciones, y elucidar conceptos que utilizaré.

Tsunami (definición y descripción)

Un TSUNAMI (del japonés TSU: puerto o bahía, NAMI: ola) es una ola o serie de olas que se producen en una masa de agua al ser empujada violentamente por una fuerza que la desplaza verticalmente. Este término fue adoptado en un congreso de 1963. Terremotos, volcanes, meteoritos, derrumbes costeros o subterráneos e incluso explosiones de gran magnitud pueden generar un TSUNAMI.
En este contexto, el término “Tsunami”, será utilizado como metáfora de ciertas conductas que se suelen observar en las personas. El paso previo a un “Tsunami” es el que pasaré a mencionar.

- Cuando observamos que una persona comienza (por un trivial motivo, y a veces sin él) a “montar en cólera”, “desatar” su ira, iniciar un proceso de enojo desproporcionado; generando la percepción que se esta produciendo un descontrol de sus impulsos irrefrenable; se suele usar una expresión popular: “SE LE SOLTÓ LA CADENA!”.
Otras variantes son: “SE LE DISPARARON LOS CONEJOS!” o; “SE LE SALTÓ LA TÉRMICA!


- DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

En medicina (y también en psicología y psiquiatría) se mencionan los diagnósticos diferenciales para aclarar, con especificidad, a qué tipo de problemática se esta refiriendo el profesional, y que no se confunda con otras similares.

1 - Cuando digo: “SE LE SALTÓ LA CADENA” (en el artículo); no estoy haciendo referencia a esas situaciones en que, por ejemplo, uno observa que, con el aparentemente motivo de haber tenido un “roce” entre vehículos; sus conductores (varones o mujeres), desciende y comienzan con una discusión que va “subiendo de tono”, y que puede llegar a insultos y golpes de puño (“Tsunami”) que no se detiene hasta el agotamiento; o porque algún transeúnte interviene y les “canta un break” (“separarse”, en boxeo).
Si bien es pertinente el uso de: “SE LE SOLTÓ LA CADENA”; en estos casos, se les “SOLTARON A AMBOS”, y el “Tsunami” es doble y contrapuesto, por lo general, de breve duración.

2 - Tampoco me refiero a los llamados, corrientemente, casos de “GOLPEADORES” (cuyas estadísticas parecen indicar que los hay más del género masculino, que del femenino, aunque también existen).

Éstos se observan, casi siempre, en el ámbito de un dueto intrafamiliar (uno de los miembros de la pareja; hijos hacia padres ancianos; madres o padres hacia hijos pequeños; etc.), y rara vez fuera de ella.
También están descriptos los “golpeadores” psicológicos (“azotando” por medio de denigraciones, descalificaciones, insultos, etc.).
En los casos de golpeadores (varones o mujeres), se suele observar que estos episodios se desencadenan, con más facilidad, cuando han consumido alguna sustancia desinhibidora de las conductas (alcohol, u otras drogas).
Son similares al desenfreno de los impulsos que mencioné en el caso de los conductores, y que puede alcanzar el maltrato físico hacía uno de los miembros que, generalmente, no atina a una actitud de contra-ataque, y solo intenta protegerse. Pero tampoco son sinónimo de lo que describiré.

- ESPECIFICANDO

Muchas veces, para especificar lo que alguien está queriendo decir, nada mejor que un buen ejemplo!.

Contexto: Ágape debido al décimo cumpleaños del hijo del medio de la familia; 22 invitados; 10 adultos entre los padres, familia cercana y 3 madres de amiguitos de la escuela del “cumpleañero”. Todos sentados a la mesa, “palabra va; palabra viene”.
Se aproxima el meteoro con la torta en mano!

-Ay amor…, te dije a las 3 de la tarde…, jijajija!
-Uy..., es cierto. Bueno…, pero faltan cinco minutos para las tres…!

Impactó el meteoro…!.

-Si…ya veo…, pero te dije a las tres, y no a las tres menos cinco minutos….¿no?
-Estem… si, es cierto… ¿Qué hago?..., ¿la llevo de nuevo?
-Naaaaaaaaaa………dejá…..ya estaaaaaaá……., la trajiste ¿no?.......bueno, ahora dejala!!!!

Comienza a “SOLTARSE LA CADENA”…!

-Bueno… no te pongas así…, la llevo y después la traigo, y ya está!!!
-Nooooooooo, ese no es el problema. El problema es que NUNCA ME ESCUCHAS LO QUE TE DIGO…!!!

Se viene, se viene…, se viene la ola!!!

- “SIEMPRE HACES LO MISMOOOOOOOOO…, LO QUE SE TE “CANTAAAAAA”…, YA ARRUINASTE TODO!!!!!!!!

Tsunami…!!!
- “¿Y AHORA QUEEEEÉ?..., ¿QUÉ MIRÁS CON ESA CARA…, ESTO ASI NO VA MASSSSSSS…, MEJOR….., MIRÁ…, MEJOR ME VOY YA MISMOOOOOOOOOOOOO !!!

Splammmmm! (portazo)

Por lo general, en un contexto público, estos “Tsunamis” terminan “abortando”, aunque luego se corre el riesgo que reaparezcan en otro sitio. Este, fue uno de corta duración, pero algunos suelen prolongarse por varios minutos.

- CASUÍSTICA y EJEMPLOS.

El número de casos tratados por mí, quizás no sea muy importante debido a que trabajo en una pequeña ciudad; sin embargo - en estos casi 35 años de ejercicio de mi profesión -, han sido suficientes como para categorizarlos en forma especial, y no confundirlos con otros motivos de consulta.

Si bien es cierto que la mayoría han sido propios del género femenino, también he observado casos en el opuesto.

Rastreando este tipo de conductas en la historia de las personas; me han relatado episodios que - con las características particulares de una edad determinada - bien podrían calificarse como episodios de “Mini-Tsunamis”.

-De niña, recuerdo que mi mamá me llevaba a una panadería cerca de casa, en la que había un enoooorme mostrador, con una gran vitrina que exponía las facturas y masitas. Cuando ella se distraía, yo me metía debajo del mueble, bien extendida en el piso porque el espacio para pasar era mínimo…jajaja!. A la hora de irnos, mi madre me llamaba y yo no respondía. Ellos ya sabían dónde estaba porque por lo general hacía lo mismo cuando se descuidaban…, había que llamar a gente de la calle para que viniera a ayudar a correr el semejante mostrador, porque yo no salía, y ellos no llegaban a agarrarme de ninguna forma porque además era muy ancho!!!
-De niño, me encantaba subirme a los árboles. En varias oportunidades, cuando me venían a buscar de casa porque ya era “hora de entrar”; yo trepaba lo más alto que podía; ni con la escalera que teníamos alcanzaban a donde llegaba…jajaja!. Se pasaban más de un hora pidiéndome que bajara…!. Hasta que no me venían a descenderme los bomberos, yo me reía, pero “minga” de bajar!...jajaja”.

No tengo intenciones de sembrar PANICO en padres que puedan haber vivido episodios de estas características, suponiendo que se tratan de futuros “Tsunamístas”, ya que también pueden deberse a los conocidos “juegos de niños”. Si embargo, para hacer una correcta diferenciación, les aconsejo tratar de detectar lo que abajo relataré que me manifestó una paciente, sobre las posteriores sensaciones y sentimientos “post-tsunamis”.

- POSIBLES ORÍGENES.

He leído artículos que mencionan ALTERACIONES DEL HUMOR en la mujer en torno al momento de su menstruación; y otros que se refieren a cambios hormonales en el varón que podrían equipararse a un ciclo menstrual” . Se producen, en este último, por lapsos de entre 45 a 50 días.

Nada de esto esta científicamente comprobado (por lo menos en relación a lo que estoy describiendo, y debido a que se observa en algunos sujetos, y en otros, no) y, por otro lado, los ejemplos arriba expuestos, pueden ser considerados como previos a cualquier etapa de menarca o ciclos menstruales (ni femeninos, ni masculinos). Además suelen mantenerse - ese tipo de comportamientos - más allá del período fértil de la mujer, es decir, durante y después de la menopausia; o de la llamada andropausia en el varón.

Las explicaciones de su origen, exclusivamente psicológicas, son múltiples, como múltiples son las teorías existentes.
En reiteradas ocasiones expliqué que los terapeutas cognitivo-comportamentales nos basamos en teorías que se sustentan en las llamadas “correlaciones empíricas” (toco y me quemo, aprendo que eso me puede producir dolor; toco y no me quemo aprendo que eso puede no producirme dolor); y no nos hacemos preguntas sobre el “por qué de las conductas”, o el “para qué”, solamente “cómo (o qué hago) las extingo, modifico o minimizo”.

- QUÉ HACER ANTE UN “TSUNAMI”.

En marinería, cuando un buque tiene un accidente y corre riesgos de inundarse y hundirse, hay “una voz” que suele ser: “HACEMOS AGUAAAA!!!!”; generalmente sigue otra que reza: “QUE NO CUNDA EL PÁNICO…!” y a posteriori: “MUJERES Y NIÑOS PRIMERO!!!”.

Ante episodios como los que describí - de manera similar a un hundimiento - puede decirse: “ALERTA…TSUNAMI!!!”; luego: “QUE NO CUNDA EL PÁNICO…!” y por último: “SÁLVESE QUIEN PUEDA!!!”.

Intentar detener un Tsunami” puede resultar totalmente infructuoso, y además, riesgoso.

Arriba mencioné lo que me comentaba una paciente, con esas características, hace unos días, y me decía: “Cuando empiezo siento que no puedo parar…, y lo que más rabia me da, es que en algún momento me doy cuenta que “metí la pata”, y en vez de detenerme, me digo “ya que la metí, la voy a meter hasta el cuadríl”. Luego tengo la sensación de “volver del más allá”; termino agotada como si me hubiese pasado el día acarreando bolsas, angustiada, y con sentimiento de culpa hasta más no poder!

La característica del sentimiento de culpa descartaría también las llamadas “psicopatías”, que son conductas que involucran al entorno cercano, por lo estrepitosas o movilizadoras, pero de las que no quedan sentimiento alguno de culpabilidad, sino más bien se mantiene una “justificación” de que fueron promovidas por factores externos.

Bien, depende el contexto, sugiero las siguientes actitudes:

- Si sos un/a portador/a de características “Tsunamístas”, sé que es muy difícil pedirte un auto-control (no te sientas mal por ello!), las técnicas en el capítulo “A SUS MARCAS…, LISTO…”, o en el de “OBSESIONES…”, pueden resultarte de utilidad; de todos modos te recomiendo leer lo que sigue, e intentar aceptar, sin oposición, las sugerencias indicadas a los que “están en la playa”.

- Si compartís tu vida con un/a “Tsunamísta”, te recomiendo:

1 - Si se produce ante un número importante de personas, es aconsejable esperar un tiempo (mejor en silencio, y sin “hacer caritas) esperando que el “Tsunami” se detenga solo, y se retire; de no, mantener el silencio (insisto: ¡Ojo con las “caritas”!).

2 - Si es en un contexto de intimidad (en la pareja, entre hermanos, o cualquier variable de intimidad); si el “Tsunami” no se detiene, lo aconsejable es: serenamente, explicar que uno se va a retirar (el que esta en “la costa” y observando que se forma la “ola”), va a salir a caminar un rato, a tomar un café o una gaseosa y que en una hora volverá (si esta fresco afuera, y da tiempo, tratar de tomar un abrigo). No detenerse ante el ímpetu del Tsunami que puede reclamar la presencia, e intentar impedir el “abandono de la playa”; entonces, volver a explicar - serenamente, insisto -, lo mismo que mencioné, y abandonar “la ribera”.
3 - Jamás…, JAMÁS…, JAMÁS ENFRENTAR UN TSUNAMI!!!.

Te invito a mirar el siguiente video que confeccioné como ilustración del tema. Está basado en escenas de la película: “Un Novio para mi Mujer” -Argentina (2008)-; y sus actores principales son: Adrián Suar; Valeria Bertuccelli y Gabriel Goity.










Para Argentina:


REFERENCIAS

- Reflexiones profesionales propias.
- Wikipedia definiciones y descripciones.
- Imágenes buscador Google.
- Videos Youtube.

Cariños.
Ricardo Musso

53 Amigos opinamos...:

LUNA dijo...

Interesantísimo!!!!! El video, me pareció genial.
Yo solo he tenido un tsunami en la vida. Y además lo recuerdo con vergüenza, porque fué con mi madre, fué a herir, y además, cobarde, porque sabia que no tenía rival en ella...

Mi marido si, de cuando en cuando tienes tsnamis.
Por supuesto que hago lo que indicas. Me callo, aguanto el tirón, y luego razonamos...
No me enfrento, además no podría,
No sé chillar, no sé alzar la voz. Sólo me caen lágrimas de impotencia, pero aguanto el tirón.
Lo de las caritas....jajajaja como me he reído!!!!
Si, mi marido dice, No tuerzas el morro!!!!

Pero bueno es un tema que él se lo ha trabajado mucho, y antes tenía tsunamis muy frecuentes, ahora no. Ha aprendido con los años (como todos) a moderarlos, a no alzar la voz...

Pero yo creo que eso vá en los genes. Él viene de familia de tsunamis...
Yo no.
Yo puedo dejar a alguien helado, pero sin alzar la voz. Sin montar el número....
A veces, cuando oigo a mis hijos, en dos tsunamis al mismo tiempo... (cos sus parejas) me dá mucha pena.
En la relación, hay barreras que no se pueden traspasar.
Mandarse a la mierda, utilizar palabras soeces, maltratar, de palabra. Porque luego se hace un hábito... Y cada vez el tsunami es más destructivo.
Y de cara a los niños, pues no te digo, el ejemplo que dás.
Porque aunque la pareja luego se disculpe, y todo se arregle, los niños van aprendiendo conductas no recomendables.

Por cierto, que los niños también tienen tsunamis. Las famosas rabietas.... Hay que ignorarlos y hacer como si no oyéramos.
Porque el intentar doblegarlos para que cesen en esa acritud es contrapoducente, a mi entender.
Se les lleva a la habitación a meditar y, desapareces.... Sordera total. Es muy duro. Pero sino, se hace una conducta permanente.
Bueno, pues como siempre, esperaré a ver que dicen mis amigos.
Un besito soleado de una mañana de verano....

Claudia Sánchez dijo...

Buen día a la gente! en Buenos Aires día horrible de llovizna y fresquete.

Por suerte, no me tocó presenciar ningún tsunami y obviamente tampoco provocarlo. Coincido con Luna en que debe ser una característica hereditaria. Hay gente que tiene un carácter especial y es propensa a "explotar" fácilmente.

Y este término me lleva a suponer una diferencia entre quien "explota" ante la menor contradicción (como si estuviera insatisfecho por alguna causa), y quien "explota" después de haber aguantado más allá de los límites. Y se me hace que la escena tsunamística, en el primer caso se repite con frecuencia, casi formando parte del paisaje cotidiano, y en el segundo se da por única vez y generalmente en una situación terminal, no?

Para mí sería imposible convivir con una persona violenta (el tsunami es violento). Creo que es un riesgo para la salud física y emocional. Y lamento mucho, mucho, mucho la situación de los niños que crecen en esos entornos.

Obviamente estamos hablando de gente con sus necesidades básicas satisfechas. De familias constituidas. No estamos hablando de quien vive en la miseria y la violencia forma parte de su cotidianeidad y lucha por la supervivencia. Ni de casos marginales de quienes han sufrido un revés importante que les ha alterado su vida y su temperamento. No es cierto?

También coincido con Luna sobre las rabietas de los niños: hacer caso omiso. Y si se prolonga, a pensar al baño. Seguro que al minuto la tormenta pasó.

Saludos a todos!

Ana dijo...

Buen día a todos! Feísimo el día. Qué bien encaraste el tema Rik.
Tengo una historia familiar de tsunamis, en la familia de mi padre y él mismo. Con lo que desde muy chica "armé" una estrategia: registrar la posibilidad de formación de "la ola" y surfearla antes de que se forme: estrategia complicada y riesgosa ( era inconsciente por supuesto) que no recomiendo para el adulto que puede "elegir" conductas, en ese caso adhiero al consejo de Ricardo: Jamás enfrentar un tsunami. Con el tiempo y los años de tratamiento, más el asistir diversas situaciones tsunamìsticas en el trabajo dentro del neuropsiquiátrico, uno adquiere un cierto manejo del timón en la tormenta. Digo "cierto" por que -aunque hay " tsunamis menores", como el que muestra el video y tsunamis desvastadores, cómo he presenciado en gran cantidad, en donde uno o varios protagonistas salen lesionados seriamente- ningún tsunami es inofensivo .
Acá es interesante la discriminación que hace Claudia: "entre quien "explota" ante la menor contradicción (como si estuviera insatisfecho por alguna causa), y quien "explota" después de haber aguantado más allá de los límites. Y se me hace que la escena tsunamística, en el primer caso se repite con frecuencia, casi formando parte del paisaje cotidiano, y en el segundo se da por única vez y generalmente en una situación terminal, no?" ¿ Los primeros serían "tsunamis menores" y los otros, "tsunamis desvastadores"? Claudia, en mi experiencia pueden repetirse también los "desvastadores" y formar parte del paisaje cotidiano. Recuerdo una familia: madre de edad avanzada y dos hijos mayores, uno de ellos internado en un servicio del neuropsiquiátrico y el otro en servicio vecino. Las entrevista familiares de los tres eran verdaderas tormentas en donde tenían que intervenir los guardias del hospital por la violencia que se desataba entre ambos hermanos, con la madre, anciana invariablemente sentada en el medio, que, invariablemente también, terminaba en el piso y ambos hermanos separados por la guardia. Obviamente el nivel de la violencia, que comenzaba con una palabrita de uno y seguía con otra del otro, sazonado con intervenciones de la anciana madre, terminaron con sendas internaciones de los hermanos.
También dice Claudia "Obviamente estamos hablando de gente con sus necesidades básicas satisfechas. De familias constituidas. No estamos hablando de quien vive en la miseria y la violencia forma parte de su cotidianeidad y lucha por la supervivencia. Ni de casos marginales de quienes han sufrido un revés importante que les ha alterado su vida y su temperamento. No es cierto?" Yo diría que esto es relativo, algunas familias, con vínculos " enfermos", pero con necesidades básicas satisfechas, tienen episodios de "violencia tsunamística" de uno o varios integrantes, como parte de su cotidianeidad. Situación que describía antes en relación a los "tsunamis desvastadores crónicos".
También discriminás bien Riki entre tsunamis y enojos de mayor o menor intensidad, pero comunes y sin efectos mayores en general.
Me queda claro Riki que cuando mencionás “ "características tsunamísticas" estás hablando de episodios en personalidades propensas a ellos, de acuerdo a mi experiencia, es complicado que sin una ayuda resuelvan ese tipo de conductas
Un beso a todos.

LUNA dijo...

Bueno, después de los que contáis, veo que lo que veo en casa no son tsunamis...ajajaja
Son cabreos, enfados.
No un tsunami como dice Ana, no lo he visto nunca.
Lo que pasa es que yo tardo mucho en enfadarme y para nada chillo o pierdo los papeles.
Pero, entre los hombres, si es más frecuente levantar la voz, por si así les asistiera más la razón....
Un besito

Claudia Sánchez dijo...

Hola Ana!

En realidad, al hacer diferencia entre "explosiones" me refería a la propensión a este tipo de actitudes en diferentes personas, más que a la intensidad de las mismas.

Quiero decir, hay gente que vive haciendo escándalo por cualquier cosa, que todo le molesta, que siempre encuentra motivo para "explotar". Y hay gente que tal vez explota una sola vez en su vida. Cuando se va de su casa. Cuando deja al marido. Cuando se va de un laburo. Cuando enfrenta y da por terminada una situación límite que no soporta más.

Por otro lado, el tipo de gente al que nos estamos refiriendo, en realidad, me estaba atajando, por posibles interpretaciones, dejando en claro que el artículo no está referido a los que describí. Sí, por supuesto, a los que vos mencionás.

Y ahora que hago memoria, recuerdo una familia amiga de mi marido, de muy buena posición socioeconómica, que me enfermaba visitar. Volvía a mi casa exhausta, dando gracias por mi familia. Tal era el nivel de violencia verbal entre los integrantes. Imagino que esto se atemperaba porque tenían visitas, si estuvieran solos seguramente habría tsunamis por doquier.
Un triste espectáculo.

Sigue feo el día. Creo que será tarde de pelis con pochoclos.
Saludos!

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, muy bueno lo tuyo, me engancha muchísimo tu forma de ejemplificar con relatos e ilustraciones que son muy graciosas. Sobre "Un novio para mi mujer" Que querés que te diga? Yo a la Tana la aplaudo de pié, no es fácil aguantar tanta boludez junta. Esta peli también la vi un par de veces y me alucina el laburo de Valeria Bertuccelli, si estuviera casada con nabo como el Suar, otra que tsunamis. Pero está bien, entendí el ejemplo, para un caso como la situación que se da en la peli, cuando me molestan determinadas situaciones y siento que se me está levantando la cresta de la ola, si percibo que no puedo cambiar el tema que me está irritando, saco de mi galera cualquier escusa para salir de ese círculo. Tuve pocos tsunamis en mi vida, uno fue con el dueño de un negocio donde trabajaba que era un rompe bolas de primera línea. Yo entraba a las 8 y un día llegué 8 y 05 y me estaba esperando en la puerta del negocio marcando el tiempo con su pié nervioso, me mostró la hora señalándome el reloj dos veces y antes de que lo haga por tercera vez me saltó la térmica y… no podía parar de gritarle mientras él solo atinaba a decirme: bueno, calmate, calmate te traigo agua con azúcar… todo lo que me decía me enfurecía más. Lo que se es que cuando se me pasó estaba segura que me echaría con justa causa, pero nada de eso sucedió.
Así como Ana, mi padre tenía sus tsunamis, fueron pocos, era un hombre tranquilo y de pocas palabras, pero cuando le saltaba la térmica era mejor rajar. Aún conservo una cicatriz pequeña en mi mano derecha de uno de ellos.
Como dice Luna, también creo que es bueno diferencias entre cabreos y enojos.
Y por hablar de Luna… En España ya es día 20 o sea, cantamos?

Que los cumplas feliz, que los cumplas Lunita que los cumplas feliz!

Besos chicas y chicos, besos Rik, quiero un bomboncito de cereza

Estercita

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes a todos!

Uffff… pareciera que el mal tiempo (¿o el mal humor?) esta instalado en todo el país!.
Acá también llueve y esta bastante fresco (digo bastante porque aunque deben hacer 5º, eso acá, y en esta época, es casi primavera…jajaja!).

Creo que todas han descrito situaciones que bien pueden ser considerados “Tsunamis”. Las personalidades que más se asemejan a la que yo intenté reflejar en el artículo, son las de esos colegas de trabajo de Noe.

Las realidades que mencionas, Luna, respecto de la “explosiones ¿de cascarrabias?” de tu marido, posiblemente provengan de “modelos familiares”, pero se producen en contextos determinados y por razones que, si bien para cualquiera pueden ser intrascendentes, a ellos les resulta muy molesto, y su reacción emocional es “tsunamica”, pero, si la mayoría hace silencio (y no hacen “morros”…jajaja!); como comenzó…, paró!.

A los que haces referencia vos, Claudia; que forman parte del paisaje cotidiano, creo que Ana hizo mención a ellos, y también vos los supiste diferenciar claramente (podría ser el caso de los automovilistas). El caso de los que tiene un “descontrol de sus emociones” (un “tsunami”) por haber tenido un “ excesivo control de sus emociones” de larga data - por lo general personas de características “tranquilas” -; cualquier hecho de los que mencionaste actúan como “un disparador” para poder reaccionar “hacia fuera”, ya que se pasaron mucho tiempo reaccionando “hacia adentro”. De alguna manera mejor que así sea, porque las arterias, o la mucosa que protege el estomago, suelen ser más frágiles que los oídos del que tiene que oír sus gritos por la “explosión”. También son de corta duración.
He tenido en tratamiento de parejas, personas como las que mencionas que eran amigos de tu marido. Casi se podría decir que son “estilos de vida”. En esos casos pareciera que no conocen otra forma de dialogar y relacionarse.
En las entrevistas que tenía, cuando preguntaba si siempre era así (porque los gritos se oían en todo el edificio) ellos me miraban como diciendo “¿Qué esta preguntando?” y alguno que se arriesgaba a responderme, me decía “Mmmmm…estem…sí… ¿por?…esta mal ¿no?!….jajaja!.
Así como pasaban el día “agarrándose como perro y gato”; en la cama; también tenían flores de “agarradas” - pero de las otras -, y decían que era donde mejor se llevaban!

Voy pa´abajo!

Ricardo Musso dijo...

Me hiciste reír, Ana, con tu “figura” de que aprendiste, de chica, a “surfear” la las olas de los “tsunamis” de tu padre - que sospecho que tenía características similares a las que contó Luna -.
Lo que mencionaste del caso de los muchachos internados, me hizo recordar a un amigo de mi adolescencia que, cuando salíamos entre varios con él, en las noches a recorrer el centro de la Capital íbamos lo más tranquilos, y por ahí venían dos tipos caminando por la misma vereda en sentido contrario, y cuando pasaban a nuestro lado, éste…, paffff…, les daba una piña a uno y se armaba un quilombo de órdago!. Pobre muchacho…, terminó en el Borda internado por el viejo, porque llegó un momento que hasta a la madre había “fajado”. Un día, después de mucho que no lo veía, escucho que alguien me llama en la parada de un colectivo, y era él. Uffff…, parecía un “corderito”; lo habían lobotomizado (en aquella época todavía estaba permitido).

Los casos que mencionaste Noe; me impresiona que son los verdaderos “Tsunamístas.
Si bien el ejemplo que expuse en el artículo en la fiesta de cumpleaños, se podría asemejar a la pareja que menciono Claudia, se notaba que aunque el marido se quedaba paralizado y le proponía alternativas de volver a regresar la torta, ella igual no podía parar y termino en “tsunami”…, que se retiró solo!.
Es que los “Tsunamístas” a los que me refiero tienen esa característica, “arrancan y no pueden parar”; pero además, no importa quién este presente, ni el contexto, y, como mencionaba en el caso de mi paciente (en el capítulo) luego sienten culpa y arrepentimiento (lo que me llamó la atención de ella es que se daba cuenta de lo que estaba sucediendo y así y todo pensaba: “ahora sigo hasta el final!!!”.
Me dio la impresión que eso es lo que sucede con esos compañeros de trabajo. Aunque se “le salta la cadena” en una reunión de colegas (de pares), el tipo sigue hasta no parar! (no sé que pasará luego, cuando el se retira de la reunión).

Yo mencioné que desconozco las causas, ya que los he observado en casos que no han tenido modelos familiares violentos, y las causas hormonales no están confirmadas.
Si afectarán el humor solo los cambios hormonales en el ciclo femenino (o en el masculino que mencioné): ¿Por qué a algunas mujeres (o varones) les sucede con más frecuencia en torno a esos días previos a la menstruación, y a muchas otras mujeres (o varones) , no?.
Lo que he observado, es que por lo general pertenecen a familias con varios hermanos, y aunque no sean los últimos, por alguna razón, tuvieron un “trato” preferencial, o más contemplativo (tal vez porque esas características ya se hacían presente de chicos), y por otro lado, no se si a causa de esto o no, desarrollaron poca tolerancia a la frustración cuando las cosas no “salen” como ellos lo esperan!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Estercita!!!

Mmmmmmmm…., no sé por qué intuyo que aunque no hubiese sido Suar tu marido, cualquiera que lo sea, si fueran a una fiesta, y no van a la de la gente que vos seleccionas para tratarte, te estaría pidiendo: “Portate bien Estercita!!!

¿Me equivoco?.

Seguro que me dirás que nunca tendrías un marido que no seleccionara la misma gente que vos seleccionas.
Esto puede evitar “tsunamis” de tu parte, pero, ¿no es un cacho aburrido saber siempre lo que el otro te va a decir?...jajaja!.

¿No te atrae conocer con otras idiosincrasias?; a veces, por lo menos a mí, me resulta entretenido.
Claro está que todo tiene sus límites, porque si se traspasan, y si no lo puedo evitar, yo también puedo producir un “tsunami”!!!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

A todos !!!.

Me acaba de llamar Stekita de buenos Aires, y me pide que les deje saludos a todos, y un FELIZ DÍA DEL AMIGO ( me recalcó: Wilson incluido).

Fue a estar con su hija que viaja a España la semana próxima, pero parece que tiene planeado encontrarse con algunos de ustedes!

Bueno…, yo también aprovecho y les dejo Cariños y Salutaciones en este día!!!

Besos.

Rik

Ana dijo...

Hola! Buen día, lo que describís parece coincidir con "el trastorno explosivo intermitente", distintas corrientes le han dado clasificaciones y ensayado etiologías diferentes. Pero como bien explicás no tiene un encuadre claro. Por lo que he visto tiene diferentes grados, desde lo más inofensivo y tratable hasta casos extremos, en muchos casos aparece junto a otros trastornos y complica más el tratamiento en donde si el entorno familiar (o laboral eventualmente) tiene similares carácterísticas pueden generarse consecuencias graves.
Beso.

Ana dijo...

Gracias!! Feliz Día a todos!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola Rik
Antes que nada Feliz Dia Amigas y Amigos, en especial Ricardo un abrazo tamaño de una cordillera y gracias por todo, y a Steki un especial saludo y abrazo y gracias tambien por sus saludos en este dia tan especial.

Bueno respecto al tema, creo que mas de una vez les pasa a muchas personas esto del Tsunami, buen parangon, y la peli es muy educativa en como va cambiando el humor de la actriz en el film y Rik muy buena interpretacion de lo que ocurre durante uno de estos cambios de humor durante el film.

Una pregunta por favor Ricardo, hay alguna forma de que una persona que padece de estos "tsunamis" pueda detectar y luego aplacar este "tsunami"?

Abrazos nuevamente a tod@s

Su amigo

Wilson

LUNA dijo...

Querido amigos, Lo primero quiero agradecer las felicitaciones por mi cumpleños.
Agraceder vuestra felicitación por el dia del amigo (aqui en España no se celebra) y desearon a todos que seais muy felices.
Ahora mismo, tengo en mi cabeza un desbordamiento de pensamientos, de sentimientos,de contradicciones, de no saber ni lo que quiero!!!!
Pero dá igual- No será lo que yo quiero, será lo que tenga que ser.
Baaaahhh no me hagáis caso. Es que en vez de cabeza, tengo una maraca.
Necesito centrarme, ordenar mis pensaientos y dar un orden a ellos. De más importante a menos.
Pero lo conseguiré. Es cuetión de tiempo...
Gracias , como siempre digo, amigos, por ser y estar.
Un besito.
...jajajaj esta tarde, si hubiera tenido a algunas personas delante de mi, hubiera tenido un tsunami "sotovocce" que los hubiera engullido!!!!
Pero ahora estoy tranquila.
He domado a la fiera!!!!
Otro besito. Os quiero mucho

Rossana dijo...

Es muy tarde para escribir, pero quiero que sepan que siempre los sigo a travès de sus comentarios.
Un saludo a todos y a LUna un deseo de felicidad en su cumpleaños!

Isabel Estercita Lew dijo...

No podía entrar...

Buenos días Rik, pasé un minutito a saludar. Rik, no podías estar más acertado! Era exactamente como vos lo decís. La Tana sigue estando en mí, pero ahora no tengo a quien romperle las bolas, no me puedo sacar a la Tana de encima y así difícilmente me engancharé con alguien.
Rik, gracias de cuore por ayudarme a darme cuenta.
Besotes y abrazotes
Estercita

Steki dijo...

Hola,, Rik!!!
Baires me recibe con el diluvio universal, por Dios! Gracias por mandar mis saludos a todos por el Día del Amigo.
De tsunamis tengo bastantes en mi vida aunque no míos pero soporté unos cuantos de mis dos ex. Por algo son ex ya, no? Jaja.
Tuve un jefe cuando era secretaria, que se le salía la cadena con mucha facilidad pero yo había aprendido a "acomodarlo" enseguida. Tan es así que cuando la ola comenzaba yo lo miraba fijo y le pegaba un grito: Raymond! y él reaccionaba y me decía: ay, Isa, sí, tenés razón, perdoname. Jajaja. Lo tenía controladito che.
Yo no soy fácil de enojarme pero cuando me sacan tiene que ser, generalmente, por la "estupidez humana". Aunque no estupidez por estupidez en sí sino la estupidez que lleva a mayores. Se entiende? Debe de ser algo grave para que a mí me saque. Tipo una injusticia o algo así. La estupidez de la estúpida del video, la que habla de los signos, la considero una estupidez muy estúpida pero eso no me saca.
En realidad fui criticada por uno de mis maridos porque no toleraba que yo fuera, como decía él, "pacifista más que pacífica".
Muy bueno el post y el video también.
Un placer volverlos a leer a todos.
Luna: lamento no haber llegado a tu cumpleaños a tiempo, estaba viajando! Ya te voy a saludar a tu blog.
Besos y abrazos para todos.
STEKI.

seriecito dijo...

Rik:

vendré con tiempo y calma y comentaré.

Salu2:

pato dijo...

Buenas noches
Rik: Acabo de ver tu respuesta a mi comentario, me alegro que te haya gustado como plantie los efectos del conocimiento cientìfico leì "te comes el bife crudo" que tu escribiste, me parece todo muy bueno e interesante.
Ahora estoy muerta pero si puedo mañana te dejo un comentario del "tusnami" mañana.
Un beso
Pato

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

No suelo tomarme el trabajo de diagnosticar. Cuando me solicitan un diagnostico suelo consultar el DSIV para algún informe, por ejemplo, así que desconocía el que mencionás.
Lo que yo he observado en ese tipo de casos es esa característica en común que, los Tsunamístas, de chicos, ya manifestaban conductas que reclamaban la intervención del entorno, que por lo general intervenían en forma benevolente, y si poner demasiados límites firmes.
De grandes, me da la sensación, que ese derecho a “reclamar” que las cosas sean como ellos quieren, se mantiene, y cunado eso no pasa, se desatan los Tsunamis, como cuando eran niños.
Seguro que es una problemática grave, para el entorno, y para la persona misma, porque los he visto angustiarse mucho cuanto esas “saltadas de cadena” se atenuaban.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Wilson

Gracias por tu salutación, tarde, pero te retribuyo el deseo que la hayas pasado bien ayer!.

Respecto de la pregunta que me formulas; cuando se desata un Tsunami en una persona, es muy difícil que ésta pueda controlarlo.
Si no lo logra unos minutos antes - que tal vez tenga la posibilidad de “darse cuenta” que se esta descompensado su humor y logre detenerse -; una vez que se “largaron”, difícilmente paren.
Lo importante es la recomendación que en el artículo mencioné para los que están es su cercanía, y que no es otra que dejarlos solos (quitarles público), aunque ellos se resistan.; y luego, cuando se tranquilizan, volver a la “playa”!

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Luna!!!

Bueno mujer…, no creo que sea para menos que tengas la cabeza como una “matraca”.
Cuando se suman una serie de cosas por resolver, o se te altera la vida de un momento para otro, como lo que sucedió con ustedes cuando les avisan del traslado, es normal que así sea.
Lo importante es no intentar resolver todo a la vez, hacer un orden de prioridades e ir resolviendo las cosas, de a una!.
Aunque a veces uno crea que se demora más, no siempre es así, y el “desgaste” emocional es menor!

Jajaja…, bueno, quizás es la sensación que tenías que hubieras “ahorcado” a alguno si lo hubieses tenido a tu lado, pero en realidad, tal vez te podría haber ayudado a “despejarte” un poco de pensamientos que te tenían “rumiando” y te ponían de malhumor.

Beso grande para vos!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Rossana!!!

Gracias por estar siempre por aquí!

Cuando puedas tomate un tiempo para comentar si tenés características Tsunamístas o conoces a alguien que las tenga!.
De chusma nomás!...jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Estercita!!!

Ufff… corazón!!!.

No sé si hablas en joda o en serio, pero, si es en serio, el primer paso para sacarte la “Tana” de encima es haberlo reconocido como una característica en vos!

¿Por qué no vas a “enganchar” a nadie?.
Lo que se me ocurre es que si un tipo se te acerca, y a vos te gusta (porque ya veo que si te pregunta de que “signo” sos lo mansas al carajo de movida…jajaja); es mostrarle el “curriculum”, es decir, decirle que a veces esas cosas te suceden y que lo mejor es que cuando no lo puedas controlar, lo que él tiene que hacer, es “abandonar la playa”!
¿Me cachai?

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita!!!

Por nada…, tu “pedidos” son “ordenes” para mí, porque aunque vos digas que no tenés episodios de “Tsunami”…, a “otro perro con ese hueso”.

¿Sabes porque se controlaba Raymond en sus Tsunamis?, porque sería Tsunamísta pero “no comía vidrio”, y cuando le gritabas su nombre con firmeza, y lo mirabas como lo mirabas…habrá pensado: “Mmmmm, acá se esta formando un Tsunami demasiado arrasador, mejo, paro con el mío!”…jajaja!.

Los enojos (o tsunamis) a los que te referís que se producen en vos ante las injusticias, no son verdaderos Tsunamis, ya que quien los padece no necesita motivos para hacerlos!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luís!!

Bueno… cuando puedas te esperamos!

Un abrazo!.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Pato

Que bueno que hayas vuelto!.
Me alegra saber que te gusta y resultan útiles los artículos.

Che Pato…, si estas “muerta” no creo que mañana puedas venir!!!...jajaja!
Dale.., te esperamos.

Besos.
Rik

Steki dijo...

Así que lo mío son tsunamis truchos? Mirá vos! jajaja.

Ana dijo...

Hola Riki querido, buen día. Injusticia, injusticia!! Vos le decís a Stekita que ella tiene tsunamis “truchos” porque quien los padece no necesita motivos para hacerlos, pero después le decías a Estercita que sí los tiene. ¿¿ No te parece suficiente motivo que un hombre no “seleccione naturalmente” todo lo que vos seleccionás y encima tener que soportarlo que te diga a todo que si?? ( una explicación de torombolo?)
Un beso grande a todos y todas.

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Epa!..., me confundiste.

No se si me habrás interpretado mal, o yo no interpreto lo que estas queriendo decir.

A Steki Le dije que el Tsunamísta no precisa generar un Tsunami por presenciar una injusticia, en realidad no necesita motivo alguno!.

Y a Estercita le dije mas o menos lo mismo.
Si para que no se produzca un Tsunami, desencadenado por ella en una potencial pareja, lo que necesita es un hombre que piense y le gusten las mismas cosas que a ella, o que a todo le diga que sí, eso es una “engaña pichanga!” (ufff…que fracesita!) porque, a mi gusto, le puede resultar muy aburrido, y eso ¿no te parece que bien puede desencadenar un tsunami?.

Por ende, si es una Tsunamísta (una Tana como la de la película) lo va a desencadenar con un socias del otro género, o con un “reverso” de su visión de la realidad; pero igual lo va a desencadenar.
Es más, me arriesgaría a decir que ella - si como yo que mi “pareja ideal” la tuve con un espejo que se me rompió por accidente), aunque estuviese afectivamente plena con el reflejo de su imagen en un espejo, cuando se le “despertara el indio” los rompería por cientos.
Si viviese acá, Víctor, agradecido!.

Besos.
Rik.

PD: Pero nada de esto puede ser así, si ella lo disconfirma!

Ana dijo...

Hola Riki! en realidad me confundí yo al poner una palabra: ¿¿ No te parece suficiente motivo que un hombre no “seleccione naturalmente” todo lo que vos seleccionás y además tener que soportarlo que te diga a todo que si??
A lo que explicaste después me refería, motivos justamente, para tener un enojo con la pareja, generar un pseudo-tsunami o tormenta tropical van a aparecer! ( 1-porque no te dice a todo que si 2- por que es aburrido que te diga justamente a todo que si )cuando se despierta el indio...
Me refería además a que debería dar torombolo, alguna explicación sobre el comportamiento del macho de la especie, quien para que la hembra acceda al coito, soporta toda clase de escarnios como el caballero de la película, etc, etc, etc.
(Todo en tono de broma)
Un beso frío, frío.

seriecito dijo...

Rik:

Excelente.

Me gusta mucho el "tempo" que has empleado en la descripción y la precisión de los ejemplos casi intrascendentes que pueden producir esas reacciones tan desmedidas y tan inútiles.

Que desgaste de energía tan absurdo.

Me parece muy buena tu recomendación de "silencio", pero si no dejamos de hablar como vamos a callar. Si lo importante es polemizar, por que sea, pero polemizar.

El video es fantastico. Me gusta mucho, no he visto esa peli, pero si puedo trataré de verla.

Bueno, Rik como siempre buena exposición o terapia... no se.

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Ana!!!

Yo me considero un in-tsunamista, pero si consiguiera una mujer que me dijese a todo que SI, no me aburriría para nada, y creo que me convertiría en un a-tsunamista! .
Pero, sobre gustos….

No se´ande andará Torombolo!.
Solo espero que si viene no lo haga con los “tapones de punta” como los otros días, que a vos te dejó en trasero en paz, pero a mí me dio unas buenas “sacudidas”.

Así que no andes “mentando al diablo” porque voy a tu post sobre la muerte, y te dejo una resma de ataúdes!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Luís!

Me alegra que te haya agradado el artículo!.

La recomendación de “silencio” no es para el Tsunamísta, sino para el que “esta en la playa” viendo como se viene la enorme ola.
Lo peor que puede hacer es intentar detenerlo!.

La película es del año pasado y te recomiendo verla.

Jajajaja…, no es propiamente una terapia; aunque puede resultar terapéutico leer la exposición.

Un abrazo.
Rik

Ana dijo...

Buenas noches Riki! Te dejo un beso de buenas noches!
Un bepesopotepe, que no significa que beses a pepe. (Uf! el frío me hizo mal)

Ricardo Musso dijo...

HOpoLApa ApaNApa

GRApaCIASpa, OpoTROpo PApaRApa VOSpo!.

QUEpe DESpeCANpaSESpe!.

RIKpi

Isabel Estercita Lew dijo...

Buenas noches o buenas madrugadas, no tuve tiempo de leer todos los comentarios. No fue en joda mi comentario, sé que darme cuenta es el primer paso. Mastiqué un poquito la cuestión. No soy una Tana tsunamita, soy una Tana arrogante y aunque reniegue de mi soberbia, no me lo creo.
No tengo ganas de discutirme sobre este tema, quiere decir, ya lo sabés, no tengo ganas de cambiar y voy a cambiar de tema :)

Te quiero contar un secreto, lo haré en voz baja para que nadie escuche. Una amiga en común hoy cumple años. Tenemos que tirarle las orejas. Como hacemos?
No te voy a decir su nombre, solo te diré que empieza con A y termina con A, 3 letras, en el medio una N.
Prepará tus bomboncitos y despertala temprano.

Besos pebete
Estercita

LUNA dijo...

http://www.neoteo.com/eva-mitocondrial-rejuvenecida.neo


Esto si podría ser un tsunami, para mucha gente.
jajajaja
Un besito

Ana dijo...

Ja ja!! Gracias Riki, gracias chic@s, son todos de primera!!
Besos y abrazos a tod@s.

Anónimo dijo...

Hola Rik
Tsunamiii!!, soy un tipo tranquilo, demasiado diria yo y me sacaron de quicio, Rik te mande un mail donde te relato como fue que dia a dia se me fue cargando la bronca y hoy paso, la mande al diablo a esa persona.

A grandes rasgos y para los lectores les resumo, bueno hace tiempo ofreci en venta mi negocio que, por motivos que no vale la pena explicar aca, mi preocupacion era venderlo y lo logre hacer a un familiar lejano, muy buen persona èl, pero resulta que recien nomas se caso con una mujer que yo la conocia muy poco y bueno el trato tuve que hacerlo con los dos, el problema es que me adelantaron menos de la mitad y dia a dia era el reclamo mio, me daban como cuentagotas el pago correspondiente y pues hoy debian pagarme lo ultimo, pero no lo hicieron, pucha que me molesto bastante y bueno hace dias que se me cargaba ( no se si sera un tsunami ) o es un enojo normal ante algo que ves que no esta bien para vos y, bueno hoy les cante la s verdades y bueno me sacaron de quicio.

En estos momentos estoy ya tranquilo, me prometieron que lo harian en el transcurso de hoy, mi primo es muy buena persona pero su esposa una m.... , bueno ni modo ya les dije y la verdad es que no me arrepiento por que ya era el colmo de la sinverguenzura de la mujer en especial.

Espero no haya sido muy largo el relato pero te lo explico mas si se pudiera mañana por favor Rik, y bueno ya te lo mande por mail el como fue el asunto

Abrazos!!

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Estercita!!!

Etsooooo!!!!..., me gustó che!.
Que Tsunamísta ni que ocho cuartos!.

Como se dice ahora, “es lo que hay”, y como decía mi abuela María respecto de cuando preparaba lentejas: “Si quieres las comes…, y si no, las dejas!”.

Ya pasé por lo de la susodicha. Le dejé un mensajito pero, como ella no estaba, me recibió una señora flaca con guadaña que atentamente de me dijo: “Si quiere pase a esperarla, pero si no déjeme el mensaje a mi que yo se lo entrego…; no recuerdo si al final me dijo: “en persona”, o “en vida”.
Le di las gracias, se lo dejé…, y me las tomé…rajando!

Besos!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

No tengo problemas en reconocer que puedo haber tenido una recontraremiltataratataratatara-abuela Neandertal.

Albergo las esperanzas que ella haya sido la que creó la receta de la “Gallina a la Pepitoria” y que gracias a eso haya podido disfrutar la que preparaba mi abuela más reciente, la María!

Yo no armaría ningún Tsunami por eso, además tiene cara angelical!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Uffff Ana!!!!


¿Que hace usted por acá que no esta soplando las velitas?.

No me venga con que no le alcanzaron el aire de los pulmones che!

Besos corazón, y que la pases lindo!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson!!!

Seguro que mañana lo hablaremos!.

Los Tsunamístas, repito, arman un Tsunami aunque no haya motivos reales o solo sean motivos triviales.
Pero en cuestiones de plata, cuando a habido compromisos a respetar, y que además necesitas para otros proyectos tuyos; los parientes serán los parientes, pero también son personas che!; y no por ello nos tenemos que dejar “pasar por encima”.

Se ASERTIVO y poner límites y reclamar lo que corresponda, en forma directa, diplomáticamente pero con firmeza, es conveniente que sea el primer paso; y supongo que es lo que habras intentado en un principio.
Ahora, si esa modalidad no alcanza, una buena “saltada de cadena” pone las cosas en su lugar.

Lo principal es que te puedas juntar con el dinero, la relación, después se verá como se recompone (si es que se puede, porque milagros…, no hay)!.

Un abrazo.
Rik

eva pardellas dijo...

he estado hechando un vistazo al blog...y me ha parecido interesante...bastante diría yo...
me ha servido mucho, pues dentro de la rama de enfermería...que es lo que estoy estudiando, tenemos una asignatura que es psicología...y la verdad me ha despejado algunas dudas....mil gracias por compartir esto con nosotr@s...sin duda seré una seguidora más del mismo...besos desde canarias!!!

Magah dijo...

Hola RIK!!!!!
Sin duda sos un maestro, uno no puede irse de tu libro sin llevarse algo
No tengo personalidad "Tsumistica" habiltialmente, aunque reconozco episodios en que si se me han generado y he provocado panico, siempre supuse que eso sucede, por que esa actitud no es habitual en mi, por lo tanto inesperada para el resto.
Cuando se me suelta la cadena soy realmente desagradable, será que al tenerla tan ajustadita para evitar el descontrol, hace que al soltarla haga estragos?
Clarisino, no enfrentar al Tsunami... salir a pastorear mientras se le pasa, vale y si claro, única posibilidad.

Tu remate con el video, impecable, la acriz una maravilla, vi la peli y me gustó, la recomiendo.

Fuera del tema, lamento por cuestiones de tiempo no poder interactuar con tus seguidores, ya con mas de unas nos conocemos y son seres geniales, sanos, divertidos, y veo que aquí generan lindas reflexiones. Me lo pierdo...ufff...pero bueno, "es lo que hay"

Me encantó la publicación.

Un abrzo especial para vos y para el resto.

MAGAH

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Eva!!!

Bienvenida Canariense!

Me alegra que te resulte de utilidad “hojear el libro”.
Hermoso trabajo el de enfermera!

Personalmente tengo muy lindos recuerdos de las compañeras enfermeras con las que trabajé en el hospital donde vivo, entre los años 1982 a 1994.
Aún hoy cuando lo visito, y me encuentro con las que trabajan desde aquellos tiempos, tienen un acercamientos muy afectuosos para conmigo, y yo para con ellas!

Además, eran las primeras en “poner el cuerpo” para colaborar cuando se armaban “flor de despelotes” con paciente que ingresaban por la guardia, con descompensaciones por abstinencia alcohólica u otros con excitación psicomotriz por brotes psicóticos.
No me sentía solo (ya que era el único psicólogo en el hospital), para “atajar esos penales”, con sus presencias!; los galenos…, rajaban como rata cuando se hunde el barco!...jajajaj!

Si necesitas algo, escribí!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah!!!

Gracias por lo de “maestro”!

Ta´, me gustaría tenerte más seguido por acá, pero se que los días, por ahora, no tienen 30 horas (como uno a veces quisiera).
A mi me pasa lo mismo pero y no porque las otras cosas que hago me disgusten (como me escribiste un día, que creo no te respondí aún …, perdón!) porque atender pacientes de “carne y huesos” o encontrarme con mi hija, me dan mucho placer también!.

No soy adivino, no leo las cartas del tarot, ni tiro las runas, pero por tu foto, sospeché que no eras una Tsunamísta sino, justamente lo que decís; una persona “traga broncas”, pero que antes que te estalle una arteria…,“¡agarrate Catalina….!”.

Magah, de mañana temprano no voy a entrar mas a tus blog (sobre todo el de sin ropas) porque después, el resto del día, quedo “pasadito de vueltas”!.

Besos y gracias por venir
Rik

Magah dijo...

Rik... hablamos de eso de no entrar temprano?, pero valgame dios!!!

Ricardo Musso dijo...

Hola Lic. Magah!!!

Válgame Dios a mí!!!

Si no se va a ruborizar, le cuento…, pero antes tendría que decirme cuáles son sus honorarios!.
Sencillamente, es que con esa entrada de su blog del Mar y la Playa…bueno…, mejor se lo ejemplifico.

Cuando yo era pequeño, el psicopedagogo de la escuela a la que concurría lo citó a mi padre para tener una conversación.
Una vez sentados, el hombre le comenta, que a él le impresiona que yo tengo problemas de obsesiones sexuales.
Para demostrarle su deducción, le enseña unos dibujos que él había hecho, para los que me había solicitado que dijera que veía yo en ellos.

Primero le muestra dos líneas de unos cinco centímetros paralelas en vertical, y yo le respondí:

- “Ja…, quien no se da cuenta…, es una pareja teniendo sexo de parados

Luego le muestra las mismas líneas pero en sentido horizontal, y dice que le dije:

- “Uffff…, es la misma pareja teniendo sexo acostados

Y por último le muestra otras dos líneas paralelas con forma de silla, y escucha de mi boca:

- “ehhhhh che, ¿me esta cargando?, es otra vez esa pareja teniendo sexo sentados

A renglón seguido, lo mira a mi padre y le pregunta:

- “¿Y?..., ¿a usted qué le parece?

Y mi viejo le dice:

- Bueno….también…, con los dibujos que le muestra, que quiere que le diga el chico!!!

Por eso no quiero entrar tan temprano…, por eso!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

BUENAS NOCHES A TODOS!!!

EN BREVE CAMBIARÉ EL ARTÍCULO!

GRACIAS POR LA COMPAÑÍA Y PARTICIPACIÓN.

BESOS Y ABRAZOS

Rik

vani mariposa de fuego dijo...

buenas gente...!!! antes que nada quiero expresar mi gratitud para con tus articulos Ricardo, soy estudiante y estoy abriendome un camino a un amplio pensamiento y la gratitud pasa por el hecho de que al leer no solo lo hago desde el interes de inmiscuirme en temas como este, sino que ademas me doy al espacio para pensarlo desde varios angulos de mi vida...
en particular me paso algo extraño al leerlo.... comento... trabajo con adolescentes que por decirlo de la mejor manera... son enviados por la luna... tienen la incapacidad del lenguaje verbal por ende su manera de comunicar al mundo que algo no les apetece es mediante un "Tsunami"; Quizá te preguntes el porque del análogo? pues bien... mi labor como asistente de estos enviados es poder trabajar en el primer aleteo de estas mariposas dando sentido al sin sentido que no percibe el resto, si bien tengo mas que claro que al tsunami hay que darle fluir, mas bien no enfrentarse, he observado en estos pequeños que mi percepción máxima en correlación a sus exteriorizaciones previas a la gran ola influye de manera positiva, ya que desde la intervención sorpresa cambio los ejes, y el gran Tsunami se convierte en una simple expresión de deseos exteriorizado de manera mas apaciguada...

desde mi particularidad creo una genialidad el ejemplo del hundimiento del barco, que no cunda el pánico... podremos ser voces en el proceso pero no podemos evitar la expresion de la causalidad.

ffff... bueno... gracias por permitirme pensar en análogo, espero que se entienda que es tan solo eso, en discapacidad los análogos son una de las mejores herramientas de trabajo.
saludos en mi primera vez ...jejjej (soy nueva comentando).

Ricardo Musso dijo...

@vani mariposa de fuego
Buenos días Vani mariposa de fuego.

Hablando de analogías; es necesario poseer el poder y la fuerza del FUEGO a la vez que manejarse con la delicadeza de una MARIPOSA para desempeñarse con “éxito” en el trabajo que desarrollás con adolescentes !!!. Ay mamita…; te lo “regalo con moñito”! (jaja).
Por lo que deduzco de lo que mencionás, tu estrategia ante riesgos de Tsunamis en los jóvenes que tenés a cargo es actuar sobre las actitudes que pueden desencadenarlos (corregime si no es así). Para lo cual has ejercitado una aguda “mirada anticipatoria” que te permite detectar a tiempo esas actitudes e intervenir permitiendo que la exteriorización de las “broncas” se permute por “negociaciones”. Sencillamente BRILLANTE !!!.
Con los adultos tsunamístas es más difícil detectar esos momentos previos ya que en los contextos en los que se suelen “disparar” (eventos sociales), lo que para la mayoría son situaciones intrascendentes, para él o ella, se convierten en el epicentro del terremoto que provocará la “gran ola”. Y en el contexto de la pareja, ocurre otro tanto.
Cuando me ha tocado trabajar en clientes con características tsunamístas me centré en que la persona ejerza la habilidad de un auto monitoreo de sus estados emocionales, y ante la eventualidad de que surja algo que los incomoda, o bien que intenten una comunicación asertiva (no agresiva) de lo que les molesta, o que “abandonen el terreno”. Tengo que confesarte que no siempre lo he logrado !!!.

Me gustó mucho tu primer comentario Vani, te agradezco la participación y tus palabras para con el sitio.
Espero verte pronto.
Un abrazo grande.
Rik