Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



lunes, 18 de abril de 2011

RETOMANDO PSICOTERAPIA

- “Bueno, ya pasamos 30 minutos contándonos las cosas que hicimos en estas vacaciones. ¿Que tal si pasamos a qué trabajaremos este año en nuestros encuentros?”
- “Estuve pensando bastante esta última semana en eso.”
- “Bárbaro… ¿y qué pensaste entonces?”
- “Creo que lo que más me preocupa en estos momentos es, la soledad…”
- “¿Tú soledad?”
- “Sí…, pero no en el aspecto de vivir solo. Ya sabés que a esta altura de mi vida estoy tan acostumbrado que eso es algo que no me preocupa. Es más, si pienso en que alguna vez tuviese que volver a convivir con alguien, se me paran los pelos….jajajaa!”
- “Bueno, pero vos no sos un hombre que podría llamarse «un solitario». Tenés un grupo de gente con la que te soles encontrar, que queres y que te quieren; haces una actividad social bastante selecta pero que disfrutas mucho; y tampoco te faltan mujeres con las que tenés tus encuentros, que podrían ser más frecuentes y abundantes, pero vos mismo dijiste que te pusiste también muy exigente en ese sentido…”
- “Si eso es verdad…, pero me refiero a la soledad de una pareja…, estable…, aunque no conviviente. Una mujer a la que ame y me ame; una mujer con la que compartamos cosas…, proyectos, salidas, vacaciones…, que se yo… ¿me explico?”
- “Sí…, perfectamente!. Podemos revisar qué cosas estás haciendo para que se de esa posibilidad…, pero ninguna terapia te podrá garantizar que logres encontrar una mujer de la que te llegues a enamorar, y que además ella lo haga de vos…”
- “Por supuesto…, eso lo sé. Sin embargo me gustaría que lo tratemos en las entrevistas, porque últimamente hasta siento dudas si esa necesidad que tengo está bien, o está mal!”
- “¿Mal?..., ¿por qué mal?”
- “Qué sé yo…; los otros días, hablando con una amiga que me contó le sucedía lo mismo, me dijo que lo habló con su terapeuta y éste le dijo una frase como…., a ver, esperá, la tengo en el celular porque me la mandó por ahí… Acá está, dice, «Facu los otros días me dijo algo que me llegó: Si pensás que una pareja es la solución a tú vida, estás en problemas, una pareja es el carozo de una aceituna del copetín»…, Facu es Facundo…, su psicólogo”
- “Buenísimo!…, seguramente le quiso decir que se pueden disfrutar de muchas otras cosas en la vida, y después de «tomarse el copetín», es decir, transitarla, el «carozo», una pareja, es lo más perdurable y sólido que queda…”
- “Naaaaaaaaa…, yo le dije algo similar y me respondió que no; que lo que quiso decirle es que la pareja, o sea, el carozo, es el desperdicio, es lo que sobra y no sirve para nada. Que se ocupe de otras cosas más importantes y que se dedique, justamente, a pasarla bien élla..., y deje de pensar en una pareja”.
- “¿Qué edad tiene tu amiga?”
- “53”
- “Bueno…, si te dijo que ese fue el mensaje es porque «las creencias» de su terapeuta serán esas…, anda a saber si él tiene pareja, y si la tiene, si se siente bien con ella….. Para mí, el carozo es una semilla que puede dar nuevos frutos para preparar muchos otros copetines…, en fin…, y a ella, ¿cómo le cayó esa metáfora?”
- “Y…, en principio me parece que le alivió la angustia de sentirse sola; pero en otro momento me dijo que cuando concurre a un grupo que ese psicólogo coordina, siente que todos los que van, están ahí porque tratan de «tapar el sol con un dedo», y que la carencia afectiva se les nota en el rostro….”
- “Bueno…, vamos a tener que suspender acá y seguimos la próxima semana ¿si?. Continuaremos tratando este tema que considero es una preocupación genuina y válida, porque en mi opinión, es decir, «mi creencia»…jajajaja, es que una pareja no es ningún desperdicio….”
- “Dale…, hay otros temas que también me gustaría trabajar, pero lo hablamos en la próxima…Un gusto volver a verte Ricardo….”
- “Para mí también Rik…, nos vemos”.

No pude evitar seguir pensando en la entrevista, en la frase de ese colega ante la demanda de esa mujer…., y recordé aquel tango de Discépolo…




Cariños
Ricardo Musso

35 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

Gracias por "el aguante"!.

Disfruté mucho estas vacaciones, espero que ustedes también.

Cariños a todos.
Rik

LUNA dijo...

¡Gusto en verte por aqui!!!!!
Bueno. aún que estoy de vacciones en el blog, pues he empezado otras cosas, paso a ver a los amigos.
Me alegro que lo hayas pasado bien.

Pues, sobre lo que dices, verás:
-Primero, mi opinión no es muy válida. Es una situación que no vivo, por lo tanto, opino sobre algo hipotético.
Pero, aún que sea sólo por años, creo que algo podré aportar... espero.
Veamos:
Yo tengo pareja desde los 16 años, y tengo 61. La misma pareja. Primero como novios, seis años y luego, casados.
Hemos pasado muchas etapas juntos, obvio.

Mi marido se jubiló este verano, con 62 años.
Es la última etapa que estamos viviendo ahora.
Estamos solos ( sin los hijos en casa) desde hace casi 20 años, que fué una etapa difícil también, como padres...

Pero ahora estamos viviendo un nuevo ajuste:
Mi marido no trabaja-
HEMOS pasado de que saliera de casa a las 7 de la mañana, no viniera a almorzar muchos días y regresara por la noche a las ocho de la noche, a estar JUNTOS TODO EL DIA.

No es fácil.
Pero lo estamos consiguiendo, quiero decir vivir juntos sin odiarnos...
Bueno, él vá a jugar al golf todos los dias, a las 8 de la mañana (a mí el golf me aburre) y regresa a medio dia.
Yo voy al gimnasio, luego a la compra, etc.- y almorzamos juntos, en casa o fuera.
Por las tardes solemos hacer cosas juntos.
Tenemos un dia fijo que nos quedamos con las nietas (2) en casa de mi hijo (encantados) y los demás dias, nos acompañamos mutuamente a mis planes o los de él. No como obligación-
Pero, lo más importante, hemos conseguido darnos "aire", espacio mutuo y respetuoso.

Creo que AHÍ reside el kid de la cuestión SIEMPRE.
Vivir en pareja no quiere decir ser absorvido por la otra persona. Lo de la media-naranja famosa...

No, eso no funciona.
Vivir en pareja es tener... bueno, vá variando con la edad y con el tiempo de convivencia.
Pero, pasados los "ardores" primeros del sexo, una vez conseguidas las "brasas", hay que mantenerlas vivas... pero sin chorros de gasolina, que al final lo achicharrará todo en un plis-plas.

Una pareja, en suma, creo que es tener alguien a tu lado a quien quieres, con quien estás agusto, con quien puedes mostrarte como eres, osea, ser sincero, con quien puedes estar sin decir nada, a quien le puedes contar lo que piensas y sientes, a quien le puedes decir: ahora no, y no se enfade...
En suma, alguien con quien puedas seguir siendo tú mismo.
Pero, MUY IMPORTANTE - Que todo eso también pueda hacerlo tu pareja, - ese alguien.-

Así sí vale la pena tener pareja, sino... no lo sé.
Pero... todo esto no se improvisa- A nosotros nos ha costado más de cuarenta años y seguimos luchando cada día para que dure. Espero que lo consigamos.

M alegro mucho de poder estar aquí nuevamente contigo y tus/mis amigos.
Un besito

Claudia Sánchez dijo...

Pero cómo dice que le va? me alegro de su vuelta! qué temita de arranque eh? digamos que yo podría explayarme un cachito no? pero ahora no tengo tiempo. Mañana vuelvo.
Besos,

Steki dijo...

Hola, Rik!
Qué bueno que volviste por mi blog recién! No te iba a devolver la visita porque te visité ayer y todo seguía como entonces. Me alegro mucho que hayas vuelto. Sé que estabas con fiaca pero se te extrañaba, che.
Me gusta el tema y varias veces lo hemos charlado. Estoy trabajando ahora así que cuando llego a casa te hago el comentario del post.
La Varela... qué decirte? Acertadísimo! Besos y vuelvo más tarde.

Ricardo Musso dijo...

Querida amiga Luna.

Sé que te encontrás algo retirada de la actividad del blog y ocupándote de otras cosas de tu vida; así que el gusto de verte por aquí es mío, y doblemente gracias por ello.

En absoluto te invalida el hecho de no ser una mujer sola, sin pareja, el poder opinar sobre esta publicación.

Tu vida matrimonial la has relatado en otras oportunidades, pero cada vez que la leo, más admiro la manera en que ustedes han encontrado la “vuelta” para llevar adelante un matrimonio de más de 40 años.
Por otro lado, la meridiana claridad de trasmitir lo que consideras una pareja, la comparto plenamente.

Tus frases: “Una pareja, en suma, creo que es tener alguien a tu lado a quien quieres, con quien estás a gusto, con quien puedes mostrarte como eres, o sea, ser sincero, con quien puedes estar sin decir nada, a quien le puedes contar lo que piensas y sientes, a quien le puedes decir: ahora no, y no se enfade...
En suma, alguien con quien puedas seguir siendo tú mismo.
Pero, MUY IMPORTANTE - Que todo eso también pueda hacerlo tu pareja, - ese alguien- . Así sí vale la pena tener pareja, sino... no lo sé.
”, reflejan lo que digo y coincido que no puede ser de otra manera!.

Por otro lado, lo que intento destacar en mi publicación es la frase del terapeuta de mi amiga en cuanto a que una pareja es el “carozo”, en sentido despectivo, de desperdició, de un copetín que puedes disfrutar a lo largo de tu vida; ¿concuerdas con esa apreciación?.

Espero que regreses para conocer tu opinión.
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Claudia.

Un gusto volver a tenerte por acá.
Coincido que este es un tema en el que te podrías explayas, y mucho me gustaría que lo hicieras.
Aunque imagino alguna de las cosas que dirás, como le dije a Luna, me gustaría conocer tu opinión sobre la concepción de una pareja para el terapeuta de esa amiga.

Te espero eh!.
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Si bien en el post anterior no aclaré cuándo reiniciaría la actividad, si no te diste cuenta que lo había hecho, es porque creo que es difícil hacerlo con tantos blogs en los que participas….jajaja!.
No importa, sabía que en algún momento te darías cuenta y que vendrías a opinar.

Eso espero entonces.
Besos.
Rik

MAR dijo...

El amor después del amor tal vez se aparezca a este rayo de sol........
como canta Fito Paéz.......
La soledad elegida es un goce...pero la soledad con nostalgia de tiempos mejores...una tragedia.
Mi opinión humilde claro, es: que hay que querer desde los rebalses y no desde las carencias, cuando una esta llena de amor hay algo que compartir, ahora viene lo más importante....DAR Y RECIBIR de lo mismo, al menos yo no estoy tan elevada ni evolucionada para decir ante ti y ante mi, DOY SIN ESPERAR NADA, porque no es así.
Mi abrazo para ti y seguimos conversando.
mar

LUNA dijo...

Amigo Rik. Creo que en la misma afirmación está la respuesta-

Si yo pienso eso de mi pareja, también he de pensar que él pensará eso de mi... o es que...¿ yo soy especial?

Sería muy fátuo por mi parte pensar lo contrario....
Un besito.

Steki dijo...

Acá toi.
Bueno, Rik. Creo que esa conversación la tengo vista. Alguna vez -por no decir más de una vez- lo hemos hablado. Y tenemos un pensamiento parecido.
Hace tiempo que me siento que ya estoy lista para compartir mi vida con alguien. Pero compartir no es vivir. Pero sí, tengo ganas de amar y sentirme amada. Pero, como te dije una vez hace mucho tiempo, siempre hay peros. Cuando comienzo a conocer a alguien siempre surge un pero. Creo que ahora he batido un récord. He pasado la barrera de los 3 meses! Jaja.
Creo que la dificultad más grande es que cuando una vivió un gran amor y sabe lo que es tener un gran amor compartido, se torna más difícil lograrlo. Pienso que es porque también estamos en otra edad. Quiero creer que sea eso. Me encantaría volver a ese estado que ya he conocido pero me doy cuenta de que es muy difícil. Por ahora, estoy bien con alguien. Normal. Una buena persona, me quiere, me mima, estamos a casi 200 km lo cual me permite mi independencia (léase tango, yoga, etc). Si estoy enamorada? No. Pero tal vez ésta sea la forma de amar a esta edad. Qué se yo. No me lo cuestiono. Me dejo llevar. Lo único que tengo bien en claro es que no pienso sufrir por amor. Si algo no funcionara como yo quisiera... chau. Me protejo.
Están buenas las relaciones "cama afuera". Por ahora es a lo que apunto. Pero... creo que cuando sea más viejita me gustaría vivir con alguien que me haga bien. Es tan lindo ver parejas de genete mayor que todavía se aman y se cuidan y se acarician, y van de la mano. Eso me encanta. Soy una romántica eterna.
El otro día escuché en una miniserie en la tele, una frase a la que yo recurro siempre: AMARSE HASTA QUE DURE EL AMOR. Lo de dure lo digo yo, no me acuerdo bien cómo lo decían pero significaba lo mismo. No amarse hasta que la muerte los separe sino hasta que el desamor los separe, supongo.
Bueno, Rik, no sé si me fui por las ramas. Recién llego de trabajar y tengo el cerebro un tanto seco, jaja. A eso agregale mi copa de cabernet sauvignon!
Mañana me contás.
Beso muy grande,
Steki.

Ambar dijo...

Hola Ricardo,muy buena tu presentación al fin te decidiste a volver,jajajaja. Y volviste con un tema muy hablado por nosotros en su momento,sabés cuál es mi opinión al respecto,creo que todo lo que se dice o se recepciona en el contexto terapéutico hay que ver el momento y la situación en que se dice y en que se efectúa la pregunta y se de o se haga una devolución.

Lo del carozo puede ser un recomenzar,o simplemente la no realización.
El amor,la soledad es para quien lo sienta o lo necesite en su momento...muchas veces algunas mujeres escapan de situaciones con "metáforas"que tal vez malinterpreten por conveniencia.
Nadie por no estar solo debería conformarse con la pretensión del otro,sí debería"formarse con"ese otro, dado que seguramente se han mirado desde el amor,más allá de algunas o de muchas diferencias.

También sucede que por no estar solo o en soledad,no miden el merecimiento en una relación..sea cual fuere esta, desde las parejas,los hijos,las amistades,o la relación que se pretenda establecer con ese otro que puede ser un carozo mezclado con el tango Cambalache...
Besos.
Ambar...

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches MAR.

Buenísima esa frase del tema de Fito. Comparto plenamente que muchas personas expresan mejor su amor hacia el otro, justamente, después del amor.
No porque aquel momento del amor haya sido insatisfactorio para alguno de los dos; sino porque el que así lo siente, no reduce su demostración solo al momento del amor, sino a otra infinidad de pequeños momentos que se pueden vivir después de él, una cena, un paseo, una conversación, una mateada !!! (no necesariamente estoy hablando de mí…, o tal vez sí…jajaja)

Aprender a vivir en soledad (de una pareja), y disfrutar de ella, considero que es una condición fundamental para poder tomar la decisión de pasar a vivir en compañía (de una pareja), aunque no necesariamente en convivencia. Porque solo después de ello, podrás regresar a ese estado (de soledad), sin temores.
El miedo a la soledad suele obstinarte a seguir aferrado - por años - a “salvavidas de plomo” que te quitan calidad de vida y deterioran tu autoestima (no necesariamente estoy hablando de mí…, o tal vez sí…jajaja).
Sin embargo, como bien decís, pretender conformar una relación añorando otros momentos de tu vida, y esperando se repitan en un nuevo vínculo…, te conducirá a una tragedia.

Muchos actos de amor pueden realizarse SIN ESPERAR NADA A CAMBIO; una plato de comida, un abrazo, una caricia, un favor, a quien lo necesite; pero coincido plenamente con vos que en una pareja, DAR Y RECIBIR de lo mismo, es primordial. De no se así quizás estemos ante una relación fraternal, mas que ante una pareja.

Gracias por pasarte a dejar tu parecer, te espero nuevamente.
Un beso grande.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida amiga Luna.

Tu sensatez es envidiable.

Pocas veces leí frases tan contundentes y claras para responder a una solicitud.
Muchas gracias !!!.

Un beso grande.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Steki.

Por otro medio conozco de tu experiencia actual y me alegro que también la hayas relatado en éste.
Me pone muy contento saber que estás viviendo en plenitud ese nuevo vínculo, sin asfixiarse como cuando uno es adolescente, pero sentir que igual se obtiene (por ambas partes) lo que se espera de una pareja.
Respecto de lo que mencionás sobre que conociste lo que es el amor, y buscas en nuevas relaciones regresar a aquellas vivencias, creo que deberías tener en cuenta las frases de MAR cuando dice: “ La soledad elegida es un goce...pero la soledad con nostalgia de tiempos mejores...una tragedia. ”.
Es decir; todo nuevo vínculo no puede ser evaluado respecto de tiempos pasados, eso es un error. Cada persona es diferente, y diferentes son las cosas que con ella experimentemos.

Me gustó eso de AMARSE HASTA QUE DURE EL AMOR.
Sin embargo, en mi opinión, uno no puede pretender que el amor apasionado, ese que se experimenta en los inicios de una relación, sea eterno. El amor sufre transformaciones a lo largo del tiempo, y eso no invalida continuar sintiéndose bien en una pareja.
Claro está que si aparece el DESAMOR, comparto que ya no vale la pena mantener la pareja. Junto al desamor, generalmente, aparece el RECHAZO, y es penoso insistir cuando eso pasa.

En absoluto siento que en tu comentario “te fuiste por las ramas”, aunque, para serte franco, me hubiese gustado que vuelques tu opinión respecto de aquello que mencionás ya hemos conversado por otro medio.
¿Te animás a regresar y emitir tu opinión acerca de la apreciación de ese terapeuta de lo que considera que es una pareja en la vida de las personas?

Te espero.
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Ambar

Me alegra volver a recibir tu visita y leer tu comentario. Es un signo de que no me “abandonaste”…jajaja!

Coincido casi con la totalidad de tu opinión acerca de cómo “construir” una pareja, o vínculo afectivo de cualquier tipo, aunque debo confesarte que no me queda claro a qué te referís con la frase: “…muchas veces algunas mujeres escapan de situaciones con "metáforas" que tal vez malinterpreten por conveniencia.”.
Si con ella haces alusión a que en la conversación mantenida con aquella amiga sobre el mensaje de su terapeuta, y mi reinterpretación de lo que pudo haber querido decir sobre su percepción de que la pareja es un desperdicio de todo lo que se puede aprovechar de disfrutar en la vida, fue confirmada por ella que era en ese sentido que la había expresado. Por ende, no creo que fuese una mala deducción de ella, sino mía.

Respecto del primer párrafo de tu comentario; si bien a esta altura casi todos los profesionales de la psicología coinciden que aquella “asepsia” que en un momento se pensaba que debía existir en una terapia, en cuanto a que los terapeutas no transmitan sus propias “creencias” e “ideologías” a sus consultantes (o pacientes) es una falacia; porque es inevitable esa “contaminación”; en mi actitud profesional, intento por todos los medios no emitir juicios o calificaciones a las demandas que ellos me formulan. Cualquiera que ellas sean, las tomo como demandas genuinas y a ser atendidas; y dentro de mis posibilidades intento que encuentren sus herramientas para lograr satisfacerlas.
Pero en el caso que estamos tratando, no considero que aquel mensaje del terapeuta de esa mujer, haya sido “devolución” alguna; lisa y llanamente lo considero su propia percepción y consideración de lo que una pareja es, y como bien menciona sintéticamente Luna más arriba, si considera que un vínculo afectivo de pareja es el desperdicio (el “carozo”) del “copetín” de una vida, así será como él vivencia su propia relación de pareja; percepción que creo no le haría mucho bien conocerla a su mujer, salvo que ella tenga la misma.
De ahí que cuando me encuentro ante tal desparpajo profesional, creo que la psicoterapia hoy esta llena de terapeutas que muy bien se describen en el tango Cambalache…jajaja!

Un beso grande y te espero para conocer tu opinión si es que te malinterpreté.
Rik

wilson_sa_rodri dijo...

Hola Rik:

Y amigas y amigos de este libro muy bueno por cierto.
Ricardo que bien que vuelves, notaras que esperaban tu presencia por estos rumbos tus habituales amigo(a)s y seguido(a)res, y a pesar de tu aun presencia contestando en el tema anterior se te extrañò amigo

Bueno, con este nuevo tema, trato de entender si te refieres en el tema acerca de las “creencias” de algunos de tus colegas o al que le lleva a la consulta a tu paciente o sea acerca de la soledad de esta pèrsona, en realidad yo veo estos dos temas:
El de las creencias de alguno(a)s de tus colegas, que bueno hacen su tratamiento de acuerdo a la “escuela” con la que tratan a sus pacientes y tambien de acuerdo a sus creencias, sin embargo ya te conte alguna vez que tuve una consulta con una de tus colegas en aca y bueno sacò a relucir algo de prejuicios y dandome cuenta de aquello ya no fui mas a su consultorio (a pesar que pienso era buena profesional). Y el otro tema acerca de la soledad que según el paciente le sugirieron que el carozo de la aceituna (la pareja) es solo eso , casi basurita que hay que botar cuando conviene o cuando no conviene también jejeje, bueno y tu creencia es que la pareja no es un desperdicio, y creo que la mayoria de los, y las que leen tu libro estan contigo en este aspecto, pero que se puede decir de los que han pasado por esa situación y que los botaron al tacho de basura como un carozo de aceituna?, no necesitaron ningun sicologo que les recomiende aquello jejeje y alguna(o)s son experta(o)s en eso.

Un abrazo

Wilson
P.d. No pude ver el video aun, mi conexión es de tortuga lenta

Claudia Sánchez dijo...

Bueno, acá estoy.
La verdad es que es un tema bastante complicado Rik, sobre todo porque me parece que la mayoría (hablo de 40 y +), venimos con preconceptos que están en las antípodas de nuestros sentimientos más genuinos. Y digo “venimos” porque es algo heredado de nuestros padres y de anteriores generaciones, donde los roles eran muy distintos a los de los jóvenes de hoy en día, por ejemplo. Y no me estoy yendo muy lejos eh?, sub-30 nomás. Ni hablar de los adolescentes.
Entonces, qué pasa con las nuevas libertades individuales de las parejas?
En definitiva, yo creo que pensándolo fríamente, el carozo es descartable. Lo que cada uno hace con su vida, no.
Las prioridades pasan primero por uno mismo (con toda su historia a cuestas) y después, por el otro. Entonces tal vez debamos replantearnos los esquemas de parejas, el grado de compromiso que tomamos con cada una, el grado de involucramiento que estamos dispuestos a tolerar y a compartir, tanto del otro en nuestras cosas como a la inversa.
OJO, no debemos perder de vista que estamos hablando de segundas vueltas, como mínimo.
Y que TAMPOCO pasó Cupido con su flecha maldita atravesando dos corazones de un tiro. Porque ahí, mi amigo, toda la teoría se va a la mismísima deposición y andamos idiotas hasta que empiezan los problemas y volvemos a replantearnos… las aceitunas, enteras o descarozadas?
Besos

MAR dijo...

Gracias a ti por contestar mi comentario, veo que por acá tienes tu buen trabajo, a no ser que lo hagas por placer, que no dudo sea así.
(no estoy hablando necesariamente de mi...o tal vez sí) jaja, tenemos un parecido humor.
Bueno como veo que acá se abren un poco más en su intimidad, yo te contaré que me separé hace 10 años, soy divorciada y en este minuto de mi vida me gustan los romances, no sé más adelante.
Besos.
mar

Steki dijo...

Hola, Rik!
Ya volveré, por supuesto. Sólo que ahora estaré desaparecida un par de días y no voy a comentar a las apuradas.
Un besote,
STEKI.

Ricardo Musso dijo...

Salud Wilson.

Un gusto que hayas vuelto a dejar tu impresión.

En este capítulo, mi propósito, es trasmitir, y someter a la opinión de ustedes, el mensaje que le dio mi colega a esa amiga de mi paciente (que paradójicamente soy yo mismo, ya que se habrán percatado que se despiden por los nombres con que se me llama a mí; Ricardo, y Rik) que le plantea su deseo de tener a alguien con quien compartir afectivamente, una pareja.
Quisiera decirte al respecto que no existe escuela psicoterapéutica alguna - ni de las más tradicionales a las más actuales - que no tomen seriamente en cuenta los conflictos que los pacientes nos traen a la consulta, y por el contrario, lo descalifiquen en forma tan flagrante como en el caso planteado en el capítulo, recurriendo ese metáfora sobre que su preocupación era un absurdo, porque ésta (una pareja) es el “carozo” (descartable) de un copetín.
Tu experiencia persona - que la conozco – de haberte encontrado ante una terapeuta que sacó a relucir sus prejuicios ante tu demanda, es otro tema que en alguna oportunidad me gustaría tratar.
Si bien, como mencioné arriba, en una terapia es inevitable la “contaminación” de las “creencias” de los profesionales para con sus pacientes, en el caso que estamos tratando, o en el de los prejuicios y terminar juzgando a una persona (el paciente) por su conflicto, son actitudes inadmisibles.

En las relaciones humanas, el hecho de botarte a la basura como un carozo de aceituna, es un hecho que habla de la calidad de la persona que tiene esas actitudes; y nos guste o no, existen, aunque poco podemos hacer con ellos; pero en un contexto profesional debería haber algún derecho de, por lo menos, quejarse ante un organismo de Defensa al Consumidor….jajaja!.

Una abrazo amigo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia.

Comparto plenamente que aquellas premisas con las que fuimos criados respecto de las relaciones de pareja (o afectivas en general) distan mucho de las actuales.
Y digo afectivas en general, porque también ha habido profundos cambios en los vínculos de la amistad, de las relaciones laborales, incluso de los vínculos padre-madre respecto de los hijos y de éstos hacia ellos. La mayoría de esos lazos se han transformado, de una u otra parte, en “carozos” descartables de aceitunas.

Hasta cierto punto, en mi opinión, algunos de esos cambios han sido para bien.
Aquellas “renuncias” que se observaban por parte de cualquiera de lo integrantes de un vínculo, donde el resultado era la atrofia del desarrollo personal de esa persona que terminaba transformándose en rencor, sobre todo si el lazo se rompía, es bueno que se haya modificado en función de una mayor independencia para ambos. Este tema lo he tratado en el capítulo “Modelos de relaciones de pareja”.

Sin embargo, estos cambios no deberían haber involucrado otros valores que hoy por hoy también se han degradado; ¿qué hay con la PALABRA, la LEALTAD, la FIDELIDAD; la FRANQUEZA; el RESPETO?; desde mi punto de vista, no deberían haberse perdido en pos de una mayor independencia.

Como bien decís, en las relaciones de pareja, mientras Cupido no flechó a alguno de los integrantes, existe mucho bla, bla…, cuando se hace presente, a la m… con las teorías. Pero…, en mi opinión mi amiga, tampoco deberíamos plantearnos qué tipo de aceitunas quisiéramos nos sirvan con el copetín si una pareja volviese a disolverse. A pesar de ello, si solo lo pidiésemos con descarozadas, cuando el copetín se termina…, YA NO QUEDA NADA !!!

Pregunta: ¿estas de acuerdo o no con el mensaje del terapeuta de esa mujer ante su inquietud de conformar una pareja?

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches MAR.

Escribir los artículos y responder los comentarios, no los siento como un trabajo MAR…, es un placer; mucho más cuando alguien le encuentra una utilidad y me lo hace saber.

Bienvenida tu declaración del tipo de vínculo que pasan por tu interés en estos momentos mientras ese “más adelante” no llegue.

Aún los romances son relaciones interpersonales en las que supongo que existe algún tipo de valorización por la otra persona (en este caso estoy hablando de mí….jajaja!).
Quiero decir, los que yo he vivido, los he disfrutado con intensidad y respeto por el otro. Jamás he sentido que son carozos descartables de una aceituna!.

Comparto tu percepción de que tenemos un parecido sentido del humor.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Dedíquese a lo prioritario meija…, y que lo pase lindo.
Ya habrá tiempo para comentar.

Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Es que no tiene sentido teorizar si estoy de acuerdo o nó, o si es un carozo o si es descartable. Ni yo, ni nadie. O sea, si tu amiga está "metida" con alguien, le va a importar tres bledos lo que digan su terapeuta y el mismísimo Ghandi.
En principio no estoy de acuerdo en la comparación de manera tan despectiva. A lo sumo lo compararía con la aceituna de las rellenas de morrón, bien sabrosas, de una gran picada. Siempre y cuando las aceitunas -o el morrón- no le caigan mal y no entorpezcan su buena digestión. Me explico?
Tampoco creo en que el carozo sea comparativo al corazón, a lo que permanece, ni a la semilla que puede servir para originar una nueva planta.
Cuando andamos con tanta teoría, es porque aún no estamos listos para una nueva etapa. El que lo tiene claro, no teoriza demasiado.
Besos lluviosos.

Ricardo Musso dijo...

Querida Claudia, buenas noches.

El caso que narro en la publicación es un hecho REAL, no teórico.

Coincido plenamente con vos que si mi amiga hubiese estado “felizmente” enamorada, casi con seguridad no hubiese llevado a terapia como demanda problemas afectivos algunos. Pero no era así. Ella sentía un “vacío” emocional por carencia de un compañero con quien compartir muchos momentos de su vida cotidiana, una pareja.
La misma demanda la llevo yo (Rik) a mi terapeuta (Ricardo).
La diferencia estriba en cómo la recepciona cada profesional y qué propuesta le hace a su paciente al respecto. Y en relación a esto, te digo que la palabra del terapeuta, en muchas ocasiones, tiene más importancia que la del mismísimo Ghandi!.

Pero para que el tema no quede en una discusión entre “estilos” psicoterapéuticos; si mi escrito hubiese sido simplemente: “ME SIENTO SOLO, ¡¡¡ BUSCO PAREJA, BUSCO !!!”; ¿qué comentario me hubieras dejado vos Claudia?.

Besos lluviosos y nevosos.
Rik

PD: Acabo de preparar una pizza de atún con aceitunas Nucete descarozadas. Creo que va a estar buenísima…jajajaja!

MAR dijo...

Yo quiero pizz de atún sisisi.
miauuuuuuuuu.
Que lo pases bien.
mar

Ricardo Musso dijo...

Jajajaja MAR.

Hay para los dos...,te espero con gusto.
Tenés unas 3 horas para cruzar la cordillera, bueno..., si querés 4, serán 4!.

Guauuuuuuuu...!

Vos también que la pases muy bien!.
Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Jajaja! sos tremendo, eh? Yo te hubiera dicho que son dos cosas distintas
1) Me siento solo
2) Busco pareja
Para la primera te sugiero que te busques un/a amante. Ya sabés a qué me refiero. Una vez que te sientas bien con vos mismo. Que la soledad no sea un peso en tu vida, seguramente no hará falta la respuesta al planteo 2) porque llegará sola.
Por otro lado, el punto 2) no siempre soluciona el punto 1), en cambio sí puede agravarlo.
Y me debés una grande de atún con aceitunas descarozadas.
Besos,

Ricardo Musso dijo...

La tremenda sos vos Clau dia Sán chez !!! jajaja.

No perdonás una eh!

En un momento pensé que ibas a volver a sugerirme que publicase en el “Rubro 59”…, a lo que te hubiese respondido que compres en Diario Clarín de mañana…, porque ya lo hice….jajaja

A ver….
Te admito que mi solicitud: “ME SIENTO SOLO, ¡¡¡ BUSCO PAREJA, BUSCO !!!” estuvo mal formulado porque, como bien decís, se presta a la interpretación que dedujiste.
Tal vez debería haber sido: “ME SIENTO SOLO (no de soledad sino de pareja), ¡¡¡ BUSCO PAREJA, BUSCO !!!

Pensé que el tema de LA SOLEDAD estaba claro que no es un problema para Rik (yo), el paciente de Ricardo (yo).

En el texto, Ricardo le dice a Rik al respecto de su sentimiento de soledad y éste le responde:

- “¿Tú soledad?”
- “Sí…, pero no en el aspecto de vivir solo. Ya sabés que a esta altura de mi vida estoy tan acostumbrado que eso es algo que no me preocupa. Es más, si pienso en que alguna vez tuviese que volver a convivir con alguien, se me paran los pelos….jajajaa!”


Y en otro momento de la entrevista se da el siguiente diálogo:

- “Bueno, pero vos no sos un hombre que podría llamarse «un solitario». Tenés un grupo de gente con la que te soles encontrar, que queres y que te quieren; haces una actividad social bastante selecta pero que disfrutas mucho; y tampoco te faltan mujeres con las que tenés tus encuentros, que podrían ser más frecuentes y abundantes, pero vos mismo dijiste que te pusiste también muy exigente en ese sentido…
- “Si eso es verdad…, pero me refiero a la soledad de una pareja…, estable…, aunque no conviviente. Una mujer a la que ame y me ame; una mujer con la que compartamos cosas…, proyectos, salidas, vacaciones…, que se yo… ¿me explico?”


Aclarado que está el anuncio…, te solicito una nueva respuesta querida amiga.
Besos.
Rik

PD: No considero deberte nada, pero igualmente te invito con una pizza como la de anoche…, quedó genial!

Claudia Sánchez dijo...

Perrrdoooonnnn..... me enredé con la aceituna y su carozo y me olvidé del diálogo previo.
En este caso amigo, no sé que contestarte, ya que desde mi experiencia, por el momento no siento la necesidad de compartir la vida con ningún hombre. No me siento sola, no busco pareja. Es más, creo que tener una pareja me restaría tiempo para hacer otras cosas que quiero y necesito para mí. Porque inevitablemente una pareja te demandará tiempo y yo, que ya lo pasé, no quiero resignar más. Pero, para gustos, colores.
Buen finde Rik!
Y cuando vengas por Baires nos comemos esa pizza seguro.

Ricardo Musso dijo...

Perdonada estás querida Claudia…, amén!.

No iba a ser yo quien mencionara cuál es tu realidad respecto de tus prioridades porque me parecía violar una intimidad para la que no estaba autorizado a hacerlo.

Desde ya que tener una relación estable tiene sus pros y sus contras para la independencia de los integrantes del vínculo, por ende, el tema va en gustos y prioridades.

Si embargo, aunque sé que estás bien sola, disfrutando de tus actividades, y la necesidad de una pareja está postergada, por lo menos por ahora, no creo que esa metáfora sea la vara con que evaluarías la experiencia que has pasado junto a un hombre, ni la que utilizarías para quien siente esa carencia (va de mí este último párrafo, por supuesto).

Como tampoco creo que aceptarías de parte de un terapeuta, un amigo, o quien fuese, que – en sentido inverso – te dijese que no pierdas más el tiempo con las pavadas a que te dedicás y que te busques un hombre, porque te estás consumiendo el “copetín” de tu vida en soledad, y cuando lo termines, ni lo más sólido de un copetín de quedará, el “carozo” de la aceituna (carrozada…jajaja).

Buen finde para vos también !!!

Un beso grande.
Rik

PD: ¿Te parece que con una alcanzará para los dos?...jajaja!

Érico Cordeiro dijo...

Holla, Ricardo
Convido você e seus leitores para participar das comemorações do segundo aniversário do blog Jazz + Bossa + Baratos Outros.
O endereço é:
www.ericocordeiro.blogspot.com
Abrazos, diretamente do Brasil.

Ricardo Musso dijo...

Bienvenido Érico.

Gracias por incorporarte al sitio.

Quedará tu invitación para quien entre a este capítulo.
En unos momentos cambiaré de tema en el que espero un comentario tuyo al respecto.

Un abrazo.
Rik

Marce dijo...

A la vista hay dos puntos de vista para mirar esto. Como Rik y Ricardo. Como terapeuta, escuchemos que esta deseando Rik ... Se pregunta si esta bien o esta mal desear una mujer a la que ame y quien lo ame, para compartir …etc. Que importa lo que yo piense? Aquí lo que importa es que Rik se esta preguntando si esta bien o esta mal sentir esto…Ahí el camino es ir despejando la maleza y averiguar si el deseo de él va para un lado u otro. Punto. Importa lo que Rik esta deseando, y la tarea es averiguarlo. Quiere relamente Rik alguien con quien compartir la vida? Nada más.
Por otro lado, esta el asunto de si yo en mi intimidad pienso que esta bien o esta mal desear compartir la vida con alguien. Esta perfecto. Es esperable, deseable y posible. Y si ese deseo no esta? TAmbien esta bien, cada uno sabe donde le aprieta el zapato.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Marce.

Si bien es evidente que ese Rik soy que manifiesto ante Ricardo (mi terapeuta) el deseo de encontrar una pareja estable, pero con los requisitos de la no convivencia ni la pérdida de mis tiempos de intimidad, como bien decís, es un deseo y demanda genuina a ser atendida en mi psicoterapia. Como menciona Claudia más arriba, si esa persona existiese y esos deseos fueran recíprocos y satisfechos, es obvio que no sería un motivo de trabajo para llevar a ese contexto, pero la realidad es que no existe.

Las dudas de Rik sobre si es pertinente en la vida sentir esas necesidades fue sembrada por el comentario de su amiga, cuyo terapeuta le reestructuro cognitivamente esa demanda también de ella, aludiendo a la metáfora de la pareja como el carozo descartable de un copetín que es nuestra existencia, y que por ende preexisten muchas otras cosas para disfrutar antes que estar preocupándose y ocupándose de las necesidades de un compañero o compañera.

Como bien decís (y pienso que basándote en tu experiencia como terapeuta), toda demanda es pasible de ser atendida y trabajada por parte de los terapeutas sin recurrir a reestructuraciones o descalificaciones de esas solicitudes. Sobre todo cuando están basadas en aspiraciones que no entran en el plano de la irracionalidad. Me refiero a que todos necesitamos amar y ser amados en nuestro rol de mujer y hombres sexuados, y los amores brindados por las amistades, familia de origen o hijos, es absolutamente razonable que no nos colmen totalmente plenamente.

Gracias por la visita y expresión de tu punto de vista
Un abrazo fuerte.
Rik