Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



jueves, 5 de febrero de 2009

SEXO Y AMOR (II)

Como enuncié en su oportunidad, hoy voy a publicar la segunda parte del artículo SEXO Y AMOR.
Éste fue el título de una exposición realizada por el Dr. Juan Ricardo Musso, mi padre, con motivo de la apertura del primer ciclo de Terapias Sexuales dictado por el Instituto Kinsey de Sexología de Rosario – Argentina, en el transcurso del año 1987.


En SEXO Y AMOR (I) (que te recomiendo leas si no lo hiciste), expuso lo que científicamente se denominan “definiciones operacionales” de los conceptos de Amor, Sexo, Pareja y Amistad y la forma, desde su perspectiva, en que éstos se conjugan en las personas y sus interacciones.


Hace un tiempo, una persona conocida, me expresaba la “incomodidad” que la lectura de términos como Amor, Sexo, Pareja y Amistad le provocaba por el estilo coloquial tan cientificista como el que se extrae del artículo de Musso.


Yo le expliqué que, si bien reconozco que esos términos (Amor, Sexo, Pareja y Amistad) están incorporados al vocabulario de la mayoría de nosotros y adquieren una connotación y “carga” emocional muy subjetiva y particular para quien los utilicen; cuando un científico (como él lo fue), intenta trasmitir una idea (hipótesis), y arribar a conclusiones (establecer una teoría), y más tratándose de conceptos que pueden prestarse a distintas interpretaciones, es inevitable “definir operacionalmente” los términos que utilizará en su narración para que no se produzcan tergiversaciones, y se entienda, con propiedad, qué quiere decir, cuando dice lo que dice.


No tiene la misma connotación la palabra LUNA para un poeta que para un astrofísico, como tampoco la tiene CORAZÓN para el común de las personas, que la asocian con la capacidad de ser el reservorio de nuestros afectos y emociones, o una guía para nuestras decisiones (corazonada), que para un médico cardiólogo.


Esta aclaración que le formulé en forma personal, también quiero hacerlas llegar a ustedes porque intuyo que no debe ser a la única persona que este artículo le despierte esa sensación.


En unos días publicaré la última parte del texto
que denominaré: SEXO Y AMOR (III). Espero les resulte de interés.

Cariños
Ricardo Musso



SEXO Y AMOR
J. Ricardo Musso

¿Cuándo el sexo se convierte en un factor de pérdida de la amistad dentro de una pareja?
La respuesta es que cuando ocurren las infidelidades. Con ésto se quiere significar ahora cuando la pareja de uno (o uno mismo) practica sexo con otra persona que su propia pareja.

Pero ¿por qué la práctica sexual extraparejal debe implicar infidelidad?
Las palabras mismas lo dicen: porque la fidelidad significa eso, ser fiel.

¿A qué?
La respuesta no es tan directa.

No es infiel aquél que sólo tiene relaciones sexuales extraparejales sino aquél que las tiene habiendo prometido no tenerlas. Si no hay violación de la palabra, si la pareja hubiera decidido mantener ambos (o uno de ellos, según se acuerde), la libertad sexual, tener relaciones extraparejales no implicaría ya ser infiel.
Más aún, entonces teniéndolas en forma abierta y no oculta, sigue siendo fiel al compromiso contraído.
Esto significa que las conductas reales sólo pueden ser objeto de esas calificaciones (infiel, mentiroso, etc,) en relación con compromisos previos, verbales.
La pareja se degrada en nuestra cultura por debajo de la amistad, en vez de estar como debiera ser por encima de ella, por los compromisos verbales que sus miembros contraen.

Toda nuestra cultura está impregnada de eso que se llama la “doble moral”: decir, en la pareja, prometer, lo que no se está seguro de cumplir, y aceptar no cumplirlo al poco tiempo de adquirido el compromiso.

Esta doble moral sexual impregna desde hace muchos siglos nuestra cultura y es una de las lacras morales más profundas de ella.
Durante muchos siglos, predominó el concepto de que sexualidad y amor eran dos cosas incongruentes.
Se consideraba al placer sexual impropio de la mujer honesta. Y para el varón, éste aceptaba con su pareja legal la función reproductora, confundida con amor. Pero la práctica del placer de la sexualidad la colocaba afuera, fuera de su lecho marital. Si representáramos al sexo y al amor en círculos, S y A tendrían que estar separados (1) (Figura a) Separación).

Las cosas fueron cambiando, pero sólo últimamente se ha tomado conciencia de este hecho de un modo mucho más profundo que en cualquier otra época pasada.
Hoy, en la pareja, el vínculo sexual se siente como un vínculo entre iguales y con igualdad de derechos y responsabilidades. Esto se traduce, por una parte, en la aparición de parejas donde sexo y amor, pareja y amistad, recaen sobre una misma persona. (Tendrían que representarse en un solo círculo SA). (Figura c) Inclusión)
Pero generalmente, el sexo como también el amor, son dispensados también fuera de la pareja, (fuera del círculo).

Pero mientras que para la dispersión del amor, en general no hay problemas pues la misma cultura lo proclama como un valor fundamental, el dar, en el caso del sexo arrastramos los prejuicios del pasado.
Hay sí relaciones AS donde amor y sexo no se contraponen. Pero el amor está generalmente disminuido por el hecho de que el sexo extraparejal generalmente es ocultado. (Figura b) Intersección)

Sin embargo, en esta última mitad de siglo (mitad del último siglo del milenio) ha habido algunos movimientos de denuncia, y de rechazo, de esta situación.
La regla adoptada por algunas parejas fue la de no mentirse más, aceptarse en las recíprocas libertades de práctica de la sexualidad sin que esto signifique tener que mentirse, porque se aman y el amor que los une, que es tan fuerte como la atracción sexual, hace que ambos, sexo y amor, perduren, aunque se arriesguen en otras relaciones sexuales.

El primer movimiento, que fue de los años 60, se llamó hippies.
¿Quién no recuerda a los hippies?
Eran fundamentalmente jóvenes, inmaduros, inexpertos.
Pero su lema fundamental: PROHIBIDO PROHIBIR, expresaba con la máxima precisión posible los valores de libertad y respeto en que se asentaba su filosofía.

En la obra Hair, por ejemplo, vemos una terna compuesta por dos jóvenes varones bisexuales en unión con una joven mujer, todos ellos conviviendo y expresando en un canto las vicisitudes de su vida.

Este movimiento se extinguió para los años 70. Pero entonces apareció otro movimiento, en esa época, el de los swingers, palabra inglesa que significaría algo así como sexo oscilante pero que he visto traducido como AMOR LIBRE.
Aquí el afán de no perder la sinceridad, el respeto, en una palabra el amor, en pareja, por causa de la sexualidad, aparece ya en parejas más maduras.

Masters y Jonson, una importante pareja de sexoterapeutas, relata una serie de entrevistas mantenidas en el año 1971 con varias parejas llamadas de “amor libre”, cuyo código ético resumen de esta manera, en relación con el sexo: “1) El contacto sexual, lo mismo que el contacto verbal, no debe quedar limitado en modo alguno por el hecho de que una pareja esté casada o vivan juntos; 2) Todas las relaciones sexuales deben ser reconocidas, el secreto y el engaño que por lo común se asocian con la infidelidad son inaceptables, 3) el placer sexual se ha de aceptar cuándo y dónde se lo encuentre, como parte de un juego en el que el número de participantes puede ser cualquiera”. (El vínculo del Placer, Grijalbo, Barcelona, 1978, p.187)

En otras fuentes encontré que estos tipos de parejas, de amor libre, incluían, entre sus convenciones admitidas, ciertas precauciones para que las relaciones sexuales extraparejales no se contaminaran con vínculos emocionales que hicieran peligrar a los de la propia pareja. Deliberadamente, las relaciones extraparejales debían ser cortas, y liberadas de otros compromisos.
Eran frecuentes, entre ellos, relaciones donde, por ejemplo, aparecía un aviso en un diario: “pareja libre desea relacionarse”. Y recibía respuestas para producir un encuentro, en un café, o en un restaurante, donde los cuatro participantes concurrían, para conocerse. Cuando surgían atracciones recíprocas, cosa que podía ocurrir en esa reunión pero a veces requería varias de ese tipo, los participantes convenían sus encuentros para prácticas sexuales, libre y abiertamente. El propósito de no establecer vínculos emocionales profundos estaba implícito, pero a veces también se explicitaba.

Ignoro que está pasando ahora, en la década de los años 80 en esto de las relaciones entre A y S. Pero seguramente algo debe estar ocurriendo, aunque lo ignoro, porque el experimento de las relaciones libres, en la práctica, fue decayendo, en vez de aumentar, como quizá hubiera podido esperarse.

Desde fines de los años 70 no tengo informes actuales respecto de estas búsquedas para solucionar la crisis en que generalmente se encuentran los estilos de vida parejales, por causa de ese doble código moral.


(1) RELACIONES ENTRE AMOR Y SEXO SEGÚN QUE LAS RESPECTIVAS CONDUCTAS RECAIGAN O NO SOBRE LOS MISMOS OBJETOS.











Nota: Las relaciones AS, en Intersección o inclusión, pueden darse con, o sin doble ética sexual (hippies).

Nota: Quien quiera conocer algo más sobre la trayectoria y vida de Juan Ricardo Musso, les dejo (sobre su nombre) un link a una narración póstuma (falleció en 1989) de su compañera Dra. Mirta Granero.

Cariños

Rik


8 Amigos opinamos...:

Maria dijo...

Por el escrito de Mirta Granero debió de ser todo un privilegio conocer al Dr. Musso senior y ser su hijo todo un reto me imagino. Tal como esperaba la segunda parte ha sido sumamente interesante. Mucha agua corrió bajo el puente desde los años 70 pero muchas preguntas estan todavía sin respuesta, me temo. Tal vez con las futuras lecturas de este blog se despejen algunas, otras tendré que encontrarlas yo misma y todavía otras probablemente queden sin respuesta. Como en ocasiones anteriores uno no se va de aqui de vacío. Un abrazo y gracias por compartir estos temas.

Steki dijo...

Hola Rik!
Gracias por permitirme conocer los trabajos de tu padre. La verdad es que son más claros que el agua y todo un avanzado, supongo yo, en su época. Es muy interesante leerlo.
Por supuesto que vos también te llevás tus laureles porque me gusta con qué facilidad uno te entiende sin que pongas la típica distancia que, generalmente, ponen algunos psicólogos o psiquiatras.
Que tengas un lindo fin de semana.
BACI, STEKI.

Magah dijo...

Querido Rik:

Muy interesante, planteado el tema con tanta seriedad y claridad.
Sin dudas, después de leer atentamente, saliendo de la intelectualización que ofrece el texto, uno no puede menos que ponerse a pensar en el tema desde lo autoreferencial.
Verse, mirarse, replantearse o confirmar pensamientos y por sobre todos sentimientos.
Sin duda la sexualidad, tan tapados en algunos años, es un tema que muchas mujeres debimos despertar a cachetazos.
Sin duda nada fácil, como imagino que sabrás, pero posible y gratificante, cuando por fin una aprende de la exquisistes que tiene el sexo con amor, ambos en su plenitud.

Gracias Rik, y quiero que sepas que si a veces me demoro en venir por aquí, es por que especialmente me hago un rato apartado de otras cosas, ya que acá, siempre hay tela para cortar.

Un abrazo.

Ricardo Musso dijo...

Salud María!.

No te quepa duda que, para mí, fue un “regalo” que la vida me dió por haber tenido como padre a un tipo así, y a la vez un “reto” y “desafío” sobrellevar profesionalmente esa imagen.
Sin duda, en muchos aspectos, casi 30 años de historia en la humanidad, desde aquella conferencia, se han producido grandes cambios en el mundo. Sin embargo muchos estudios señalan que aún un gran porcentaje de individuos siguen “exigiendo” la endogamia y fidelidad en las parejas que constituyen, aunque es cierto que las estadísticas de infidelidad se han incrementado en ambos géneros.

Gracias por valorar este propósito que me he impuesto de compartir lecturas que puedan despejarnos dudas y orientarnos en una mejor percepción de la realidad, aunque, como bien decís, en otras deberemos encontrar solos el camino!.

Gracias también por estar siempre presente!

Un fuerte abrazo.
Rik


Querida Steki!

Gracias por tus palabras, siempre estimulantes y afectuosas!

Te quiero mucho!.
Besos.
Rik


Querida amiga Magah!

Sé que te gusta visitarme, como a mí hacerlo por tu “casa”, y sé que el tiempo a veces no lo permite como quisiéramos.

Me gusta que puedas leer “entre líneas” y sacarle provecho a esta publicación para que te resulte de utilidad a tus propias experiencias en torno a estos conceptos.

A veces no es sencillo hacerlo leyendo a este tipo (mi viejo), donde su visión de científico lo impulsaba a tratar temas sociológicos y psicológicos con un lenguaje casi matemático donde, como sabes, 2 + 2 es 4…jajaja!.
Quizás te resulte más humano (este humanoide!) en la tercera entrada.

Un fuerte abrazo!
Rik

RECOMENZAR dijo...

Llego leo aprendo pienso... la pluma con la que escribís es mas que un relato es tan claro como cuando alguien me lo explicaba en la facultad... Son muy acertados tus textos Gracias por venir a mi rincón y participar en mis locuras diarias del sinmigo y conmigo en la distancia
Baci from Miami

Ricardo Musso dijo...

Hola Mucha!

Me alegran tus conceptos de lo que estos textos te producen!.

Che…, no podemos seguir agradeciéndonos nuestras reciprocas visitas ya que, por lo menos para mí, es un PLACER hacerlo a tu “casa”, como a la de muchos otros compañeros a los que ya ni pido permiso para entrar.

En todo caso, pienso, agradezcámonos las mutuas ocurrencias de utilizar esta tecnología para “soltar al espacio” pensares y sentires que otros puedan disfrutar, y nosotros hacerlo a través de su disfrute.

Espero no te hayan resultado tediosas (u odiosas) las fórmulas que ayer te dejé.

Fuerte beso!
Rik

Anónimo dijo...

hola Rik, hace unos dias que leo tu página y realmente estoy fascinada....no se muy bien como manejarme porque esto es muy nuevo para mi, como hago para contactarme contigo??? tengo muchas inquietudes que seguro vos podrás responderme y guiarme...gracias!!! espero tu respuesta aqui..no??...beso.ANA.

Ricardo Musso dijo...

Hola Anónimo-Ana!!!

Bueno, bienvenida Ana!.

Podes comenzar por hacerte seguidora de la “biblioteca. Es una opción que tenés en la última columna de la derecha!. Naaaaa…, no es necesario si no queres.

Sí podes escribirme un mail a las direcciones de correo que figuran en esa misma columna, debajo de Mi Perfil.
Por favor identificate con un “Hola Rik” y contame un poco sobre qué me quisieras consultar.
Si queres que mantengamos alguna charla, te comento que no me gusta el método del Chat. Te sugiero que, si no lo tenes, te descargues el programa Skype haciendo clik sobre el nombre, es gratuito.
Lo instalas y tenés que agenciarte de un micrófono para mantener una conversación por voz el día y hora que convengamos.

Besos.
Rik