Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



sábado, 13 de diciembre de 2008

¿CUANTOS APODOS TIENEN?

El siguiente artículo esta relacionado con el vocabulario que comúnmente usamos para hacer alusión a los genitales masculinos y femeninos.

En la primer parte me referiré a los términos que empleamos durante la formación de nuestros hijos para aludir a sus distintas partes del cuerpo y en la segunda trataremos de reírnos un poco.

¿Qué palabras debemos usar para facilitar al niño un mejor aprendizaje de su imagen corporal?

Con frecuencia observamos que en el momento del baño de un bebé el adulto con, cara sonriente, repite incansablemente las palabras que al pequeño le servirán para identificar su nariz, su boca, sus orejas, sus pies, su ombligo.

Sin embargo si el niño toca su pene, su vagina o su ano, se hecha mano a una serie de términos, de origen remoto, que en nada aluden a los reales, demostrando de esa forma la perspectiva de la sexualidad por parte del mayor.

Muchas veces se esgrime el argumento de que los términos correctos de los genitales son muy complejos de incorporar al vocabulario en desarrollo del pequeño y por ello se utilizan esos otros que hasta suenan más “simpáticos”: “la colita”, “el pitito”, “los huevitos”, etc.

Demás esta decir que esta es una falsa creencia ya que el pequeño pronto aprende a utilizar las palabras apropiadas que mencioné primariamente y a medida que crece incorpora otras como el hígado, los riñones, el corazón, los pulmones en lo referente a su organismo, y de la misma forma, a medida que crece, adopta otros como: computador, televisor, astronauta, playstation, etc.

Por ello, en el proceso inicial de incorporación de vocabulario, aún cuando no recuerde los términos en forma inmediata, esta capacitado para usar la palabra justa que señala las funciones de orinar, defecar, copular y los nombres correctos de pene, escroto, vulva, vagina, ano, recto, etc.

La ventaja de ello esta en que en su devenir, el joven, logrará hacer referencia a sus genitales, en su función de placer o reproducción, sin temor ni vergüenza como usa otros términos referentes a su anatomía y fisiología.

Tanto es así que muchas veces se observa en un adulto, por ejemplo en alguna mujeres, ante una sensación de escozor en su genital decir: “me pica la cola de adelante!”, “confundiendo” las vías digestivas con las sexuales!.

La palabra justa no constituye un insulto a la inocencia infantil y evita “culpabilizar” o “estigmatizar” zonas que distorsionarán su imagen corporal y repercutirán en su actividad sexual posterior.

Recurrir a las palabras científicas con naturalidad no impedirá en el grande el uso de otros términos que, en forma lúdica, contribuyen a la excitación sexual.

Si bien en la infancia se utilizan términos “delicados” para aludir a la genitalidad, en el vocabulario popular de la calle - en que la mayoría hemos pasado buena parte de nuestro tiempo - , también los genitales se llevan el primer lugar por sus apodos.

Hace un tiempo creé en el grupo de sexología que coordino en Facebook un foro proponiendo a la gente mencionar los términos que se conocen popularmente en sus países de origen, casi todos centroamericanos (Venezolanos, Nicaragüenses, Puertorriqueños, Colombianos y algunos de Chile y de Europa sobre todo España), por supuesto yo hice mención de los que conozco de Argentina.

El foro lo titulé: “¿Como los llamas popularmente?”, la invitación la hice a través de un versito que conozco de adolescente. Voy a transcribir lo respondido por los participantes, encontrarán términos que se repiten, y no diferenciaré por países.

Verso:

“Y tiene más apodos que el feroz criminal,
le dicen “garcha”, “bagual”, “pija”,
“tiento, “la colgada”….,
y alguna pendeja embobada!...,
le dice: “mi pirulín!!!”

¿Se animan?
Rik

órganos masculinos: "güevo (escribo huevo con g porque así se enfatiza :), pinga, verga, machete, piripicho, pirulín, la turca, la verga, la picha, verga, machete, micrófono, paloma, pájaro, dedo sin uña, el calvo, obrero, esclavo, cabezón, huevos, los colgados, los hermanos, pija, la de abajo, la pelada, verga, el muchacho, cuarto kilo, el pelao, pichula, el machete, el bicho, el amigo, el piripicho, el micrófono, la paloma, el pájaro, el calvo, el cabezón, la verga, Don Juan, toronja, garompa, choto, pinocho, el vaivén, matraca, pito, poronga, sube y baja, verga , monda ,trola, picha , paloma, (y personal mente mi exquisito bombón), pito, verga, pelao, dedo sin uña, la tranca, la monda, cabezón, güevas, mi amigo, compañero, el invertebrado, el payaso, frisbi (porque como frisbi no lo hace nadie lo hace… jajaja) tomín, trola, Franco, el bicho, el piripicho, el machete, la paloma, la verga, el cheese tris, (y principalmente la mía que es la " cosita”), pico, miembro, pichula, pelao', cabezón, chino tuerto, ojo de gallina, pavo con paperas, mango, plátano, pepino, chuzo, espada, niño, "maestro estucador"(porque no deja hoyo sin tapar), Chuck Norris, Julito Martínez, Darth Vader y/o Yoda!, pito, paloma, pajarito."


órganos femeninos: "el vicho, la papaya, las tajadas, el chunche, el chunchito, cuca, cocoya, cuca, catalina, papo, bollo, orquidea, la pelona, peludito, chucha, chucheta, argolla, concha, sacapuntas, colita de adelante (mas delicadito!), tetas, lolas, globos, las hermanas, paragolpes, la morrocoya, la totona, la cuca, la pepita, la cocoya, la bicha, el bollo, el papo, la pelona, la catalina, la reina pepiada! , mi caperucita (para esos días!!!), la peludita, la zorra, zorrita, mi cahorra, mi rinconcito, la chucha, chocho, concha, panocha, la cuca, (y la mía es la deliciosa), chocho, cuca, cuquita, coneja, la panocha, sapo, chocha, la loca, el sapo, la niña, pricensa, bicha, cuca, totona, catalina, pepa, bollo, papo, cocolla, sapo, choro, chorito, coño, coñito, alfombra, chimi, chochito, chocho, mariposa, pescadito, niña, princesa, la risueña, la caldera, cosita, concha, galletita, clica, yoyota, anaconda, mata rana, come sapo."

No me digan…!!!, ¿qué otras partes de nuestro organismo tienen tantos apodos?
¿Se animan a aportar más en los comentarios?


Referencia bibliográfica:

- Dr. Tordjman, Gilbert: “Realidades y Problemas de la Vida Sexual” – Ed: Argos Vergara - (1973) Barcelona España.
- Términos Populares aporte de: “Por un sexo sin tabúes: Abajo la mojigatería!” Facebook
- Imágenes: Google Buscador

Espero le haya resultado instructivo y divertido!.

Cariños.
Ricardo Musso

15 Amigos opinamos...:

Steki dijo...

Jajaja! Excelente!
Te faltó un apodo para el órgano sexual masculino: PICO, en Chile le dicen así y, generalmente cuando vamos los argentinos para allá siempre tenemos que decir algo con pico, como "tomar del pico de la botella", "son las 4 y pico", etc.
Voy a recomendar esta lectura a mi amiga Claudia Sánchez (no es la de L&M), que tiene un hijito de 5 años que está comenzando con una serie de preguntas que la tienen un tanto intranquila.
Desde mi cordillera hacia tu cordillera parten mis besos.
STEKI.

Claudia Sánchez dijo...

Y esa, vengo a ser yo! HOla! cómo estás?
Me reí un rato largo te cuento... pero además me quedé pensando en la parte seria del tema.
Creo que forma parte de los tabúes que tenemos los adultos el cómo le enseñamos a los niños a nombrar sus genitales. Todavía recuerdo la cara de mi madre, cuando mi sobrina de 5/6 años nombró su vagina... Oh! cómo? te pica la pocholita? Juasss! Ni siquiera se anima, con mi hijo, a decir pito, le llama el pitulín.
Deformación total nuestra, que le transmitimos a nuestros hijos, sin dudas. Y hasta me atrevería a decir que por temor a que lo repita delante de otros y entonces surja el típico pensamiento "lo que le enseñan en la casa!!!!!"
Yo, particularmente, lo llamo pito, porque así lo llama él. Y cuando surja el tema de los genitales femeninos, que no creo que demore mucho, veremos cómo lo llama él y sinó le diré vagina, como están haciendo en la mayoría de los colegios.
Me parece muy interesante tu sitio eh?
Aunque debo reconocer (además de que soy hinchapelotas) que me resulta difícil de seguir, como si estuviera desorganizado o con demasiados elementos que me distraen de lo importante.
Igual ya estuve leyendo un par de notas interesantes sobre terapias cognitivas. Esas para mí... viste?
Te linkeo a mi blog.
Y te dejo un saludo!

Ricardo Musso dijo...

Steki....jajaja!

Che!, está el término PICO entre lo genitales masculinos, leelo mejor.
A mi también me resulto muy simpático lo aportado por ese grupo, y lo que comentas es cierto. Hay términos que en Chile tienen otro significado A mi me paso con la palabra “paquete”; cada vez que hacia una compra solía decir “hágame un paquete” y los chilenos me miraban, hasta que me comentaron que allí el paquete es estar con la regla!...jajaja!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Caludia!.

Me gustó tu comentario y me alegra que te hayas divertido!.
Aunque algunos me afirman que ya casi esta extinguida esa costumbre de usar palabras simpáticas pero no las reales para enseñar a los niños los términos de sus genitales, yo personalmente creo que aún siguen habiendo resistencias para ello.
Te falto aportar alguno más “guaso” de los que hayas aprendido en tu adolescencia!...jajaja!.
Me gustaría me aclares esa referencia a las terapias cognitivas, la verdad me dejaste un tanto intrigado.

Ahora ingresaré a tu blog y veré de qué se trata, demás esta decir que te incorporare también.

Cariños
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Me extraña araña. El artículo sobre terapia cognitiva comportamental de tu padre.
Hummm.... Musso, carne de diván! Ja, ja, ja!
Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Salud Claudia!

A ver…, el artículo es de mi autoría.
El “mentor” de la modalidad terapéutica utilizada con Carlos (y varios cientos más que me consultaron) es mi viejo, que allá por los años 1986 me formó en las técnicas cognitivo-comportamentales (hoy mediáticamente tan difundidas en programas televisivos para los tratamientos de fobias, ataques de pánico y trastornos de ansiedad en general (23 años después)).
Los divanes los he probado en mis análisis personales durante varios años, y de esas experiencias son los recuerdos más gratificantes que me han quedado porque en general son cómodos, y a mi, personalmente, me encanta ponerme en posición horizontal.

Cariños.
Rik

Steki dijo...

Cómo me gusta que mis amigos se hagan amigos!
Los quiero.
BACI, STEKI.

arrembo dijo...

cuando mi hijo que entonces tenia 3 años , me pregunto " mami yo se por donde sali( tuve cesarea) lo que no se es por donde entre" casi muero, pero con toda calma tome un libro español que se llama ¿ de donde venimos ? Y ME SORPRENDI de cómo entendió todo.
Hoy , tiene 32 años, y el muy boludo se refiere a su pene comö " mi tararira". Al pedo mi esfuerzo Rik!!!! arrembo.

Claudia Sánchez dijo...

Sí cariño! Es que yo me expreso muy mal. Lo importante es que entendiste cuál era el artículo.
En cuanto al diván... ya que lo mencionás, no me sentí cómoda en él. Será que la psicóloga era mujer? o será que el psicoanálisis no termina de convencerme del todo?
Hummm Claudia... carne de diván! ;-)
Saludos!

Anónimo dijo...

un apodo para mi hija bianca

generic viagra dijo...

He tenido muchos amigos con un monton de apodos demaciado divertidos, desde apodos como "papa""pipo""lancha" y asi por el estilo, me parece que este es un gran post, felicidades.

Ricardo Musso dijo...

Hola generic viagra.

¿A qué tipo de amigos te referís?....jajaja!.

Un abrazo.
Rik

Marce dijo...

Piza para los brasileros el masculino y tortoia para las femeninas, según mi abuela!
Con mis hijas supe sustraerme de los apodos molestos, pero con Nico caí en el pichu, pitulin, pito, aunque en realidad no fui yo, fue el padre. Igual saben cómo se llama cada cosa.
Creo que lo más importante es el pudor o la libertad con la que aprenden del propio cuerpo y del ajeno. En casa somos todos medio nudistas y aprendí con eso que en realidad la exposición natural, digo esto de transitar desnudos tan naturalmente como vestidos, le quita carga al asunto. Y junto con esa libertad la enseñanza de que el cuerpo es algo privado, de la intimidad, así son una mezcla rara de pudor público y libertad privada. Y cada quien fue manejando sus límites, tengo una que no le importa nada ( no se a quien sale) y otra mucho más pudorosa. El niño no tiene filtros, larga todo como si hablara del tiempo. Jajaj. Que divertida es la vida, no?

Marce dijo...

:)

Ricardo Musso dijo...

Hola Marce.

Buenísimos esos apodos que le ponía tu abuela a los genitales. Nunca los había oído….jajaja.
Buenísima también lo que contas respecto a la desinhibición de mostrar en cuerpo en la intimidad de tu casa.
Son costumbres familiares que yo no incorporé a las 3 familias estables con las que tuve hijos.
En realidad no debido a prejuicios conscientes…, vaya a saber porque.

Gracias por tu comentario y por estar presente.
Besos
Rik

PD: Tus =) en los segundos comentarios, me causan mucha gracia!