Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



martes, 26 de abril de 2011

LA CONFIANZA

- “¿Te digo algo Ricardo?..., no creo que termine haciendo lo que convinimos que había que hacer…”
- “No entiendo… ¿no es que conversaron qué era lo mejor para ambos, y que eso es lo que iba a hacer?”
- “Y…., sí…., conversar, lo conversamos”
- “¿Y aún así pensás que puede llegar a cambiar lo pactado?”
- “Lo que pasa es que habían otras alternativas similares, y seguramente terminará eligiendo la que a ella le parezca mejor…, no sería la primera vez que pasa algo por el estilo”
- “¿Te molesta que sucedan esas cosas?”
. “Y… claro…, me rompe soberanamente las pelotas!!!”
- “¿Alguna vez sucedió que vos acabaste haciendo lo que te parecía mejor a vos y no lo convenido?”
- “Y…., sí…”
- “Entonces lo que sucede es que no confían uno en el otro!”
- “¿Confianza?..., bueno, yo creo que confío en ella”
- “Yo creo que no…. La confianza en los demás es la seguridad que sentimos de que el otro actuará como esperamos que lo haga; pero además porque sabemos cómo espera el otro que actuemos en una situación similar; y a la vez sabemos que éste esta seguro que nosotros sabemos cómo le gustaría a él que actuáramos en ese caso. O sea, un «ida y vuelta» de convicciones de uno, en el otro…”
- “¿Cómo?”
- “Aunque parece un «juego de palabras» no lo es. A ver…, vos concurrís puntualmente en el horario en que acordamos porque tenés confianza que me vas a encontrar en ese momento, ¿no?”
- “Sí…”
- “Bien…, a la vez yo estoy esperándote a la hora que convenimos porque sé que vas a concurrir a esa hora, es decir, confío en vos porque sé que eso es lo que vos harías si estuvieses en mi lugar…, estar esperándome”
- “Y…, claro…”
- “Bueno…, pero además vos sabés que yo sé que eso es lo que esperás que suceda, es decir, que este esperándote en ese horario”
- “Aja….”
- “Este «pacto» o «convenio» entre nosotros, lo logramos a través de un factor importantísimo para generar confianza, LA COMUNICACIÓN. Vale decir, verbalmente nos pusimos de acuerdo en el día y hora en que nos encontraríamos. Y, demás esta decir, porque cumplimos con lo acordado”
- “Seguro…”
- “Si alguno de lo dos faltase al compromiso asumido sin una razón justificable, y sobre todo si ha existido la posibilidad de avisarnos que ello iba a suceder, automáticamente se «quiebra» esa CIRCULARIDAD de lo que cada uno espera del otro; se pierde la confianza y «caemos» en un antiguo dilema….”
- “¿Dilema…¿qué dilema?”
- “Vení que te muestro un video donde lo expongo…”



“Confianza es el sentimiento de poder creer a una persona
incluso cuando sabemos que mentiríamos en su lugar.”
Henry-Louis Mencken (1880-1956)
Periodista y escritor estadounidense.


REFERENCIAS:

- Paul Watzlawick - “¿Es real la realidad?” - Ed. Herder - Barcelona (1974)

Cariños.
Ricardo Musso

43 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

Confíen en mí..., que no los voy a defraudar !!!....jajaja

Espero les resulte interesante.

Cariños.
Rik

Steki dijo...

Hola, Rik!
Me mareaste un poco pero entendí, jaja. Vuelvo más tarde porque estoy en el diario y no puedo detenerme a ver el video. Así que, para no comentar a medias, lo hago luego. Besos.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Stekita.

No es sencillo tratar de explicar que la confianza se basa en una expectativa circular en la que cada uno deposita en el otro ese sentimiento de seguridad, y no solamente la certeza unilateral que el otro actuará como esperamos que lo haga.

Vamos…, estoy seguro que tenés alguna anécdota en que vos depositabas tu confianza en alguien no solo porque suponías que el otro haría lo que esperabas que hiciese, sino que además estabas convencida que el otro sabía lo que vos esperabas de él, o ella, porque en una situación inversa, él o ella, esperaría lo mismo de vos; pero sin embargo no fue así (yo por lo menos recuerdo una…, de vos digo….jajaja)

Te espero.
Besos.
Rik

Steki dijo...

Volví.
Che, no sé a cual episodio mío te referís, jaja.
Para mí esta frase es la que me pega más:"..un «ida y vuelta» de convicciones de uno, en el otro…”
Yo no espero que una persona actúe de tal o cual manera que sería la mía. Por lo menos no lo tengo presente ahora. Si la confianza es traicionada, para mi, no hay vuelta de hoja. Podrán pedirme perdón y podré perdonar. Pero nunca olvidar. El tiempo podrá mitigar el hecho pero la confianza está quebrada.
Muy interesante el ejemplo del video. Da para pensar.
Un besote.

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Steki.

La confianza esta relacionada con la certeza de que el otro actuaría como uno actuaría para con ella en una situación inversa.
Tengo la impresión de que no lo pensaste bien.

A ver…, trataré de recordarte el episodio a que hice alusión.
Si mal no recuerdo la fecha, el año pasado vino al país una persona nacida en Argentina pero que vive en el país del norte, ¿no?.
Esta persona, era considerada por vos como una “amiga cibernética”, y pactaste con ella encontrarse en Buenos Aires para conocerse personalmente, ¿no?.
Estuviste allí durante unos cuantos días, llamándola para concertar una cita, y siempre había un “pero” de su parte para poder concretarla, ¿no?.
Te volviste sin lograr conocerla y eso echó por tierra tus expectativas, ¿no?
¿Y por qué te decepcionó esa actitud?.
Te decepcionó porque vos tenías la seguridad que ella haría lo que vos hubieses hecho en su lugar, es decir, encontrar un momento para conocerse.
Con seguridad ella sabía de tus expectativas, que además te había dicho que también eran las de ella, y sin embargo no las tuvo en cuenta y priorizó sus propias necesidades.
¿Qué sucedió con esa actitud?; “traicionó” tu confianza en que ella es una persona confiable a la hora de asumir un compromiso.

Luego habrá venido un pedido de disculpas, y quizás vos lo habrás otorgado, pero la confianza… fue!

¿Ta?

Besos.
Rik

Steki dijo...

Tenés razón, Rik! Lo que pasa es que la tengo absolutamente borrada de mi mente, jaja. No lo había pensado. Una vez la perdoné y le di otra oportunidad. Volví a confiar. Pero la última vez ya no. Claro que no. No sólo no la perdoné sino que la eliminé de mi vida. Tanto así que la tenía olvidada! Ahora, no me queda claro si mi decepción fue porque ella no obró como yo lo hubiera hecho o si ella no obró de acuerdo a lo que me dijo que iba a hacer.Que yo lo hubiera hecho, totalmente de acuerdo. De hecho, lo hice. Pero creo que me decepcionó por ella misma más allá de lo que yo haya hecho. Puede ser válido este pensamiento mío?
Gracias por recordarme el hecho. Qué negación la mía, che! Jaja. Besos.

Ambar dijo...

Hola MUY BUEN DÍA!!!!!!!,no,no,no te creas que tengo ya internet esta es una pruebita!jajajaja,veremos si puedo finalizar el texto y el sistema no se haya caido;por ejemplo yo confío en la empresa de cable y ellos por el momento no cumplen con lo pactado,o sea..... yo pago ellos me brindan un buen servicio!!!!!
El video lo veré en otro momento.
Y, te digo que esto de la confianza en mi caso particular,soy muy confiada,porque creo que los otros responderán de la misma forma,y he sentido algunas veces traicionada mi confianza,y me ha dolido mucho,y la última vez que la traicionaron no la pude dialogar con la persona.
En fin..... los círculos de la confianza son muchos y muy variados, porque en ellos está la forma y manera que cada quien tiene para decidir con qué personas quedarse y con qué personas contar en su vida; este es un tema que tiene mucha tela para cortar...
Publico,publico,por las dudas!!!!antes que se caiga el sistemajajajaja,y mañana será el gran día de cierre de confianza de la empresa que me brinda el servicio de internet!!!jajajaj.
Que tengas el mejor día.
Besos.
Ambar...

Claudia Sánchez dijo...

Uuuhhh qué tema jodido, si me acepta la grosería... voy a comentar mañana con más tiempo y calma.
Besos,

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Stekita.

Me alegro que hayas recordado el episodio.
Hay personas (como vos) que relegan al olvido aquellas situaciones en que han traicionado nuestra confianza. Es más fácil hacerlo con quienes no se han establecido lazos afectivos intensos.
Tu pensamiento es válido en cuanto a que ella violó lo verbalmente pactado entre ustedes; pero además porque lo violó sin una razón justificable para vos. De haberla habido, no hubiese perdido tu confianza en ella, salvo que fueses muy intolerante.
Pero además porque violó la expectativa de que vos hubieses obrado de otra manera, y que esperabas que ella hiciese lo mismo.

Eso de que te decepcionó por ella misma no me queda claro, salvo que estés queriendo decir de forma elegante que esperabas que fuese una persona confiable y te diste cuenta que no lo es…, es decir, que es una “guacha mentirosa”…jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ambar querida.

Cuando alguien traiciona tu confianza en forma contundente, te permite dejarlo de lado y “dar vuelta la página del libro”; cuando lo hace de manera “intermitente”, como en el caso de la empresa que te da servicio de Internet, te confunde y no sabés qué hacer. Por eso hace más de un mes que seguís con ese servicio….jajaja.

Poder hablar con alguien para indagar la razón por la que traicionó tu confianza habitualmente no tiene sentido, porque generalmente las personas no se reconocen como no fiables, y siempre encontraran alguna “explicación”, que por supuesto, no te convencerá.
Confiar es una buena actitud, pero sin perder de vista que la violación de esa actitud existe. Lo irracional es caer en una depresión profunda por encontrarnos ante una traición a nuestra confianza y terminar exclamando: CÓMO ME PUEDE SUCEDER ESTO A MÍ…, JUSTO A MIIIÍ….!!!.

No sé si podrás comprobar que tu comentario se publicó, pero cuando tengas un servicio confiable, te darás cuenta que sí.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Claudia.

Acepto que es un tema jodido, por tanto, acepto tu grosería.
Confío en tu palabra escrita en el mensaje.

Sé que vos has atravesado una situación similar a la del “Dilema de los presos”, por ello te recomiendo ver el video, si no lo hiciste, y tratar de recordarlo.

Besos.
Rik

Anónimo dijo...

Hola Ricardo:
Saludos cordiales, que buen tema y te relato algo que me paso recien.
Tenia que hacer un trato comercial con una persona conocida prácticamente de años pero solo de vista, tiene su tienda al frente mio y se lo hice saber diciendole que preferia hacer el trato con el que con otras personas y le dije esto porque lo conocia de vecino aunque no es mi amigo y me parecia una persona seria en estos asuntos y…. bueno le dije tal dia y yo esperando todo el santo dia, y no vino y pasaron dias y me llamo, me explico que no pudo, etc. Y yo le dije que probable el ya hizo su trato con otra persona y el me dijo que no , y bueno le perdone esto y quedamos para otro dia ….y el canijo no aparecio, y vino al dia siguiente disculpandose, yo le dije que el trato era ayer y no hoy y no acepte sus disculpas aunque me urgia hacer el trato comercial , me dije que no valia la pena hacer tratos con un individuo asi.
Ah , Ricardo, te comente hace algun tiempo lo que me paso con otro vecino manguero al que le prestaba dinero y habia que ir a buscarle para cobrarle y luego ya no le preste y se enojo, bueno recien me entere por otra persona que su esposa en diciembre se accidento y ,,, pues yo no soy adivino, debia el explicarme ese aspecto verdad?.
Un abrazo
Wilson
p.d..- no puedo ingresar con blogger, permiteme entrar por aca,gracias

Ambar dijo...

Hola Ricardo,muy buenas tardes,mi servicio ha vuelto a ser confiable!!!!jajajaja,si supieras lo que era.........te morís!!!!!jajajaja,bueno no interesa,ya está solucionado.Asique seguiré "confiando en ellos,y ellos en mí, ya que religiosamente mandan sus facturas con el importe del servicio el cual yo abono también rligiosamente!!!!!y así sigue la cadena de confiabilidad!

Esto que me decís de la imposibilidad de obtener una respuesta positiva en cuanto a la"violación de la intimidad y la confianza",me da que pensar,dado que no me gusta ni medio la gente "negadora",porque siento que insultan mi darme cuenta,mi inteligencia,mi sentido común,mi necesidad de saber,y sobre todo sé que tal vez esa persona utilizó ese medio(el de la desconfianza),porque no es una persona con buena autoestima y tal vez pueda creer que lo que el otro le expone sobre su vida o vivencias es"mentira",entonces digo la"confianza y la verdad van de la mano"......salvo que el desconfiado solo pueda ver y sentir "mentiras a su alrrededor"entonces ahí desconfía y se produce un maravilloso círculo vicioso.....y virtuoso sería poder salir de ese mismo círculo......

Por ejemplo;yo jamás imaginé pasar por esa situación,sin embargo no me dije"POR QUÉ A MÍ",sino"PARA QUÉ,me sucedió lo que me sucedió".

Y,ya es evidente que fué para sacar mis propias conclusiones y sacarle la ficha a la persona en cuestión......

Lo bueno y trascendente de estas situaciones es que;uno puede y debe tener la capacidad de"darse cuenta" y dar o no otra oportunidad,YA SEA A UNA PERSONA O A UNA SITUACIÓN!!!!!!!!.....
Besos que tengas el mejor día!!!!!
Ambar...

Claudia Sánchez dijo...

Síiiiiii señor! Ví el video, ya ayer y por eso me pareció un tema complejo.
Anoche estaba medio insomne y pensaba en ésto justamente. Cuál es el sentido de plantearse la confianza del otro y en el otro si, independientemente del resultado, nosotros no podemos alterar nuestra esencia?
Cuánto peso tiene el otro en nuestras decisiones? Las tomamos por nosotros o por el otro? o por lo que el otro espera de nosotros? o por lo que nosotros esperamos que el otro espere de nosotros?
 
Todo esto me llevó a concluir que he llegado a un punto en que no me afectan las actitudes del otro. Una especie de aceptación de que las cosas son como son y no como uno quisiera que fueran, y yo prefiero que así sea, porque son más francas.
Yo no confío en nadie ciegamente. Obviamente, no espero que nadie confíe en mí de la misma manera, porque tarde o temprano nos defraudaremos mutuamente.
Eso que antes me sucedía de asombrarme de algunas actitudes porque yo jamás... se acabó. Nunca digas nunca. Y quien esté libre de pecado, ya sabe qué hacer.
Besos

Claudia Sánchez dijo...

Ahora que releo el mensaje ya publicado, sonó medio como enojado no?
Y, puede ser que tenga que ver un poco con el entorno, con la época de desconfianza generalizada que estamos viviendo y de la que pocos estamos exentos. Que no es patrimonio argentino exclusivamente claro está.
Puede que tenga que ver con que la palabra dejó de tener valor y el honor es un vocablo próximo a caer en desuso.
Puede que tenga que ver con el individualismo galopante que nos sumerge cada vez más en esa especie de saco vitelino donde estamos solos y confiamos únicamente en nuestra existencia, porque todo lo demás puede ser virtual. Hasta lo que nuestros sentidos nos dicen puede ser engañoso.
Yo que vos, no confiaría tanto en mí. ;-)
Besos otra vez

Gra dijo...

Hola Rik
En principio y para ilustrar lo que decís... te mando este vídeo muy cortito de una publicidad que está mas que justa para el tema:
http://www.youtube.com/watch?v=kFGwSL-H_B0
Espero que lo puedas ver.
Avisame
Un beso
Gra

Gra dijo...

Qué tema la confianza....
Hay dichos que he escuchado durante mi niñez.... "La confianza mata al hombre" Aludiendo definitivamente a la desconfianza como base.... O " Piensa mal y acertarás"
Pienso que el tema de desarrollar confianza tiene mucho que ver con con los valores con los que nos han criado.
Padres que dicen "La confianza mata al hombre" y lo corroboran con actitudes, es muy posible que algo de eso generen en sus hijos.
Es muy interesante analizar el famoso " Piensa mal y acertarás" Obviamente el que piensa mal, acierta.... pero no porque siempre tenga razón.... sino que uno se acuerda de lo que dijeron los agoreros, precisamente cuando se cumplen sus predicciones.
Como sea, es cierto el planteo, voy a desconfiar del otro si mi actitud no es la de la honestidad ( en cualquier campo que sea).
Tengo la suerte de ser una persona confiada.... Y mal no me ha ido con la gente con esa actitud.
Muy buen tema Rik, muy buena la lectura en el video.
Un abrazo

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Wilson.

Existen muchos canijos (jajaja, no sé que es) que prometen cosas y después no cumplen.
De cualquier manera, si te urge hacer el negocio, yo te aconsejaría no ser tan terminante, sobre todo si nació de él volver a pedirte disculpas por la informalidad.
Eso sí, yo no le fiaría un peso en la comercialización, es decir, contado efectivo, o nada!

Respecto de tu segundo caso, claro que si el dinero que te pedía prestado estaba relacionado con el accidente de la esposa, debía haberte mencionado que era para eso, como bien decís, no tenés la “bola de cristal”. No te sientas culpable por ello.

Yo no consideraría esos casos como una traición a tu confianza hacia ellos, más bien creo que son personas informales, pero de cualquier manera, una persona informal, generalmente no es una persona de confiar!.

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ambar.

Me alegro que hayas recuperado tu confianza con tu servidor de Internet. La de ellos hacia vos no es precisamente confianza en que pagarás, si no lo hacés, ellos te dejarán automáticamente sin servicio, y perdé cuidado que se encargarán de cobrar la deuda que hayas dejado, y con intereses…jajaja!

Salvo que encuentres in fraganti a alguien en una traición a tu confianza, una mentira por ejemplo, no conozco persona que reconozca haber cometido una falta en ese aspecto.
La mayoría de las veces, argumentan malos entendidos en la comunicación, es decir, que vos entendiste una cosa, y ellos dijeron otra. Y como uno no suele andar grabando las conversaciones por ahí, no tenés cómo comprobar que tu reclamo es justo.

Por ahí tengo un articulo escrito sobre comunicación donde, los estudiosos de ella, dicen que ante un mismo hecho, se produce el llamado fenómeno de secuencia de la puntuación, es decir, que suele darse que dos personas no interpretan de la misma manera un mismo hecho o conversación. Ese es un aspecto a tener en cuenta antes de calificar a una persona como que traicionó tu confianza.

De cualquier manera, si vos estás convencida de que han faltado a tu confianza, estés equivocada o no, tenés derecho a alejarte de esa persona, porque con seguridad la que no “dará el brazo a torcer” por una mala interpretación del hecho, sos vos, y salvo que “juegues a la hipocresía” no volverás a confiar en esa persona. Así que bien sea “POR QUÉ” o “PARA QUÉ”…, sacale la “ficha nomás!

Besos y gracias por volver.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia querida.

Admito que opines lo que se te ocurre, pero no me vengas a sacar el laburo a mí.
Esa interpretación de si tu primer comentario “sonaba enojoso” estaba a mí cargo che!.

Tu escepticismo en la confianza parece razonable en virtud de lo que mencionás en el tu último mensaje.
Y comparto la idea que el estado de cosas entre las relaciones humanas, de tanto individualismo, te torna un tanto descreído de la palabra del otro, o de la veracidad de lo que dice que va a hacer y que promete cumplir.
No estoy seguro que convertirse en una persona poco confiable este relacionado con la esencia de las personas, creo que está influenciado por los modelos, que son muchos y a veces, muy cercanos.

A tus interrogantes: “Cuánto peso tiene el otro en nuestras decisiones? Las tomamos por nosotros o por el otro? o por lo que el otro espera de nosotros? o por lo que nosotros esperamos que el otro espere de nosotros?”, te pediría que recuerdes algunos episodios no muy lejanos en tu vida, y luego me digas si existe o no una influencia de las acciones de los demás en la propias.

En mi opinión, tanto confiar como desconfiar ciegamente, es irracional. Porque debemos ser conscientes que la “traición” a esos sentimiento existe, pero también existe NUESTRA NECESIDAD en confiar que existen personas confiables, aún cuando quizás como decís: “tarde o temprano nos defraudaremos mutuamente. ”.

Yo confío en vos hasta que me demuestres lo contrario. Y aunque te declares una persona no confiable, yo necesito creer que lo sos.

Besos y gracias por venir.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Gra!.

Jajajajajajajajaja…., casi muero de risa con el video que dejaste para ver.
Aunque te parezca mentira, hará aproximadamente 40 años, o más, con uno de mis mejores amigos, Ricardo, se dio una situación similar, y yo actué como el muchacho que le dice que se conforme con el café más chico porque es lo que el otro hubiese elegido en su lugar. Solo que en este caso eran empanadas en una peña donde fuimos de guitarreada…jajaja. Debí haber patentado aquella ocurrencia!.

Comparto plenamente que la confianza o la desconfianza es un gesto aprendido de los modelos significativos en nuestra vida.
Puede que esos modelos, a la vez, hayan adoptado esa actitud de sus propios modelos, o tal vez de experiencias personales.
Lo cierto es que lo que mencionás me recuerda a la “Profecía auto cumplida”, o sea que si uno anda por la vida buscando ser traicionado en su confianza, encontrará a alguien que lo traicione y confirmará su hipótesis.
“Ni tanto ni tan calvo….” Como me decía la abuela María me parece lo más apropiado para la crianza de un hijo.

Corazón…jajajaja, casi me vuelvo a infartar al ver que no traicionaste mi confianza y te llegaste a dejar tu opinión, gracias.

Besos.
Rik

LUNA dijo...

LUNA dijo...
Querido amigo. He entrado varias veces y he leído los comentarios de los amigos pero no he dejado el mío ; porque no estaba segura.
Primero, digo eso porque no es tenga un "día negro" no, ha dejado pasar varios días, para que fuera un día cualquiera...

Vamos a ver. No puedo pedir confianza ciega a nadie, porque no la tengo de mi misma.
Me he propuesto muchas veces:

Aprender inglés.
Ir al gimnasio con asiduidad.
Cambiar mis hábitos alimentarios.
Adelgazar.
No engañarme a mí misma...
etc. etc...

Y no lo he conseguido.
Si eso que me lo prometo a mí misma, conociéndome, sabiendo bien de mis fallos... pero insistiendo en ello (en prometer...) ¿cómo voy a pedirlo a otra persona?
No, no es justo.
Como mucho he aprendido a decir: "Haré todo lo posible para...."
ME GUSTA DEMASIADO MI LIBERTAD PARA EXIGÍRSELA A OTRO, aunque sea mi pareja.
Si no me conviene, pues...puerta.
He aprendido con los años que hay una frase lapidaria:
_No debería haberme hecho ésto; puesto que él (ella) sabe, que a la inversa yo nunca lo hubiera hecho....
Bueno, pues intrinsicamente nosotros también lo sabíamos...
Mira, al final todos somos humanos, nuestras parejas, también.
Lo mejor es hablar claro... desde el principio... lo malo es que nos damos cuenta de éso...en el final, pero nunca es tarde, si la dicha es buena.

Besitos

LUNA dijo...

FELIZ DIA DE LA MADRE A TODOS Y TODAS......

Ambar dijo...

Gracias Luna.....aquí se festeja en octubre....,y está muy bueno esto de poder festejar dos veces en el año...jajajaja.
Felicidades para vos.
Besos.
Ambar...

Anónimo dijo...

Hola Rik:
Pareciera que la confianza va de acuerdo al grado que conoces a una persona, pero...si por ejemplo un desconocido te ofrece un anillo de oro en la calle y a buen precio lo compras sin saber si efectivamente es de oro?. En el caso de pareja que pasa si es infiel una de las partes habiendo convivido y aparentemente conociendose bastante, en quien confiar despues?
No creo que tenga que ver con la autoestima, pues depende mas DE LA OTRA PERSONA Y NO DE UNO MISMO, obviamente ya conociendo a la otra persona se reducen o amplian mas las probabilidades de tener confianza en ella.
Sabato se fue, un grande de la literatura mundial, solo decir gracias por los libros a este escritor argentino.

Un abrazo

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Luna.

Ya te iba a desear yo felicidades porque me he enterado por ahí que en España se festeja el DIA DE LA MADRE…, FELICIDADES !!! entonces.

Es cierto que con frecuencia “traicionamos” aquellas promesas que nos hemos hecho a nosotros mismos. Promesas que generalmente comienzan con la frase de costumbre: “El lunes…”:

- Inicio la dieta.
- Dejo el tabaco.
- Comienzo a hacer gimnasia.
- Etc., etc., etc.

Son expresiones de deseo, para sentirnos o vernos mejor, que incumplimos por la fuerza de viejos hábitos ya instalados en nuestras costumbres de vida.
Sin embargo pienso, amiga, que deberíamos ser un tanto indulgentes con esas trasgresiones y no acabar considerándonos personas de no fiar. En definitiva, los únicos perjudicados por esas faltas, somos nosotros.
Diferentes son las repercusiones que el incumplimiento de nuestra palabra causa cuando involucramos a otras personas.
Y cuando digo repercusiones me refiero en el aspecto emocional, ya que a veces las consecuencias reales de ese incumplimiento son nimias.
Estas derivaciones son un sentimiento de desmoralización por tener que cambiar nuestro concepto por quien la mayoría de las veces nos liga algún afecto, y terminar perdiendo nuestra confianza en esa persona.

Tal vez, si somos esclavos de nuestra LIBERTAD, y no estamos dispuestos a perder un segundo de vida en pos de hacer lo que nos place, lo más prudente es utilizar la frase que propusiste: "Haré todo lo posible para....", y evitar comprometernos en promesas que, a sabiendas, no cumpliremos.

Quizás tu propuesta de pauta de vida sea la más racional; y mi idea de que existe una NECESIDAD de creer, confiar en los demás hasta que demuestren lo contrario; algo así como cuando éramos niños y confiábamos en esas figuras queridas que constituían nuestros padres, sea un error.
Quizás deberíamos habituarnos a vivir en un permanente “Dilema de los presos”.

Un beso grande.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ambar querida.

Ya que te hiciste eco de esas felicitaciones por error, FELIZ DIA DE LA MADRE para vos también de mi parte….jajaja!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Wilson, buenas tardes.

No compraría ese anillo en una transacción tan informal aunque pudiese reconocer que efectivamente es de oro. Salvo que me quisiese arriesgar a meterme en un problema que me puede salir más caro que el mismísimo añillo!....jajaja!

La infidelidad es una de las traiciones a la confianza más frecuentes entre las parejas.
Sin embargo, insisto, aunque hayamos vivido una, dos, tres - o las que sea - situaciones de infidelidad, no es racional hacer una supra-generalización y terminar deduciendo que todas las personas con las que conformemos una pareja nos serán infieles.
De igual manera, no es conveniente hacer una generalización respecto de las personas en su totalidad y acabar no confiando en nadie.

La muerte de Sabato era esperable por su edad y estado de salud. Será bueno recordarlo por la producción de sus escritos y pensamiento.

Gracias por tu comentario.
Una abrazo.
Rik

Ambar dijo...

Perdónnnnnnnn,por error no....yo festejo todo....y al ser multíapara; esto que en casi todo el mundo hoy se festaja el día de las madres....yo....aprovecho!!!!!.
Total una mancha más a la tigresa ¿¿qué le hace????...
Besos.
Ambar...

Ricardo Musso dijo...

Jajajaja..., bueno, con más razón entonces, en honor a tu multiparidad; FELIZ DÍA DE LA MADRE !!!

Besos Ambar.
Rik

Ambar dijo...

Jajajajajaja....gracias!!!!muchas gracias........jajajajaja.
Ambar...

Anónimo dijo...

Buenas tardes Rik:

Confio entrar por blogguer, si me lees entrare por ahi ..jejeje.
Y respecto a los gobiernos que confiaste en sus promesas y no cumplieron despues de ganar, logicamente la siguiente votacion ya no votamos por ellos.

Me pones en apuros Rik, jejeje imaginate que vengan varios clientes y se vengan a prestar,, como distinguir quien es el "manguero" del cumplidor? jejeje, mejor no presto a nadie verdad? o pongo ese cartelito que pusiste en otro tema "Solo se fia a mayores de 90 años que vengan con sus padres" jejeje
En el ejemplo me refiero a eso tambien, quien sabe aparezcan varias pretendientes como confiar ni en una sola? jejeje. Que cartelito me pongo jejeje.
Bueno no se si es buena la comparacion.
Habia un dictador: Melgarejo del siglo XVIII que dijo : "Confianza ni en mi camisa"
Muyyy desconfiado hasta que igual le dieron el golpe y lo bajaron del poder jejeje.
Sabato me impresiono en mi adolescencia por "El tunel", creo fue una de las primeras novelas que lei en mi vida.

Un abrazo

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Wilson.

Me parece prudente que coloques ese cartel en tu negocio…jajajaja, por las dudas, vio?.

Respecto de nuestros gobernantes (o muchos políticos en general), en el video, mencioné que solemos tener que jugar al “Dilema de los presos” cuando en campaña prometen cosas que sabemos no cumplirán obligándonos a hacer lo contrario de lo que anuncian.
Acá hubo muchos ejemplos que cuando un Ministro de Economía anunciaba que no iba a haber aumento de los combustibles, a los cinco minutos, se formaban filas de hasta 5 cuadras para cargar el tanque de los vehículos.

Parece que la mayoría de las obras de Sabato no hubieran llegado a publicarse si no hubiese sido por su mujer que evitó las prendiera fuego. Era un eterno disconforme de lo que escribía; posiblemente porque no tenía confianza en sí mismo. “Sobre héroes y tumbas” estuvo a punto de tener ese destino.

Un abrazo.
Rik

Anónimo dijo...

hola Ricardo:
Siempre pense que la confianza va creando sus lazos en el transcurrir del tiempo y en el mutuo conocimiento del otro.
En este momento veo como mi hija una adolescente de trece años sufre la amargura de sentirse traicionada por sus amigas que lo son(o eso creia)desde hace diez años.
Una reciente incorporacion al grupo vio en mi hija el blanco ideal para sus ironias y humillaciones. Y el resto del grupo por miedo a ser la proxima victima... se dedicaron a hacerle los coros(con contadas escepciones, algunas inesperadas).
Sentí y siento desde entonces que deberia haber dedicado mas horas a hablar de la maldad humana, de la necesidad que algunas personas tienen de herir y de humillar, y menos horas dedicadas a la importancia de la lealtad, generosidad...
No me di cuenta que su necesidad de agradar a los demas, la convertia en un blanco facil.
He buscado ayuda profesional para trabajar la asertividad, pero yo tengo la sensación de fallé.
Un beso desde el otro lado del mar
FLORI

Ricardo Musso dijo...

Buenos días FLORI.

No considero que hayas fallado en transmitir a tu hija valores como la solidaridad y la confianza, por lo menos hasta que uno se de cuenta que no lo merecen aquellos a quienes los dirigimos. Prueba de ello es haber descubierto que aquellos que tenía menos en cuenta entre los que consideraba sus verdaderos sus amigos, son los más leales y confiables al no sumarse a la actitud de ese nuevo personaje que se incorporó al grupo.
Se habrá desmoralizado por las actitudes de uno, y sorprendido por las de los otros.
Es que eso es lo que suele suceder, que si bien no todo el mundo es de confiar, existen personas en las que sí; solo que no necesariamente quienes nosotros creíamos.

Tener una imperiosa necesidad de agradar a los demás es incongruente con poseer una buena autoestima y ser asertivos. Pero no necesariamente a la inversa, vale decir, tener una elevada autoestima y ser asertivos (saber poner límites, decir que NO, y exigir respeto) nos ocasionará tener más confianza en nosotros mismos, como así también menos pero auténticos amigos en los que podremos depositar nuestra confianza.

Espero encuentres quien enseñe a tu hija a desarrollar una buena asertividad.
Gracias por tu visita y comentario.

Otro beso para vos desde este otro lado del atlántico.
Rik

Anónimo dijo...

Gracias Ricardo por tus palabras.
Tengo que reconocer que mi hija en algunas ocasiones vió a su madre comerse el bife crudo, pero no por que me sintiera incapaz de reclamar que no era asi como lo habia pedido,si no porque simplemente, cansa ir puntualizando todo el rato,sentia que tolerando mas, yo no me enfadaba y el camarero seguia teniendo un buen dia(ademas me adapto a la carne poco hecha y tanbien cuando esta mas hecha me sabe bien.
Ahora creo que no hago bien,sobre todo desde el ejemplo.
Cuando mi hija tenia cinco o seis años a todos les parecia muy diplomatica y educada su manera de responder cuando alguien le pedia que eligiera entre dos cosas, o dos personas. Siempre matizaba su respuesta encontrandole ventajas a ambas opciones.

Gracias otra vez Ricardo.
Un beso.
FLORI

Ricardo Musso dijo...

Hola FLORI.

Bueno…, si uno elige con LIBERTAD comerse el bife poco cocido; llevarse la prenda que no nos termina de conformar; permitir que se nos “meta” alguno en la cola del banco; que nos sirvan el café frío; etc., etc., para no incomodar a los demás o tener que estar solicitando cosas porque estamos hartos de hacerlo, y además no nos afecta y nos retiramos sin después estar rumiando broncas, ¿cuál es el problema?.
El problema solo se presenta cuando quisiéramos reclamar lo que nos corresponde, y no lo hacemos porque sentimos temores o pudores.

Claro que nosotros para nuestros hijos representamos los modelos que, la mayoría de las veces, seguirán.
Si tu hija, de pequeña, era tan diplomática ante ese tipo de preguntas, me atrevería a decir FLORI que lo “copió” de vos o de otra figura significativa en su vida.

Siempre está la posibilidad de cambiar reaprendiendo conductas.
Convertirse en una persona asertiva, como habrás leído en el capítulo, tiene sus “costos”: No todos nos amarán, o les caeremos bien.

No tenés nada que agradecer…, esto te costará convertirte en seguidora del blog y quiero tener tu foto (o la que quieras) en ese cuadrito de arriba….jajajaj!.

Besos.
Rik

María dijo...

Me ha gustado descubrir tu blog, me quedo en él viéndolo, gracias.

Saludos.

Ricardo Musso dijo...

Hola María

Bienvenida.
He visto tu imagen en otros sitios y siempre me han resultado interesantes tus opiniones. Un placer tenerte por acá, aunque aún no vea tu rostro entre los seguidores...jajaja!, no tiene importancia.

Te visitaré, siempre lo hago con quienes me visitan y poseen sus páginas.
Espero te sientas cómoda.

Cariños.
Rik

MAR dijo...

La confianza para mi es como el aire para respirar, sin ella no hay amistad, es la base de todo, es por eso que no me gusta que desconfíen de mi, porque yo soy muy sincera, aunque eso me ha traído sus problemas, prefiero ser siempre sincera y que lo sean conmigo, al pan pan y al vino vino.
Mis saludos para ti y gracias por compartir este crecedor espacio y regalarnos tu ayuda para vivir mejor nuestras vidas.
mar

Ricardo Musso dijo...

Hola MAR.

Coincido con vos que la confianza es la base para la construcción de nuestros vínculos afectivos. Sin ella, no hay vínculo.
Claro está que el punto de partida es considerarnos personas confiables.

Gracias por pasarte por aquí.
Besos.
Rik

Marce dijo...

Dos cuestiones me quedan rebotando, la confianza obviamente y los valores que les trasmitimos a nuestros hijos. Sobre este último punto , me veo a mi misma a los veintipico reprochándole a mi padre el haberme enseñado que el mundo era justo, mientras recibía una y otra cachetada de injusticia. En una misma escena me veo a mi misma reprochándome , como Floris, el haber enseñando amis hijas a ser educadas, consideradas, comprensivas y tolerantes con los demás, cuando ellas mismas recibían de su entorno todo lo contrario ...Bue! A remojar las neuronas. QUE TEMA ESTE DE LA CONFIANZA.

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Marce.

Coincido con vos que valores como LA CONFIANZA son complicados de “manejar”, ya sea para nuestras propias actitudes, como para la educación que en ese sentido le queremos transmitir a nuestros hijos.

Desde lo personal (y también profesional) tengo la actitud de confiar en el otro, por lo menos hasta que me demuestre que no se lo merece. Pero me he encargado (con trabajo) de desarrollar una buena ASERTIVIDAD, es decir una capacidad para expresar lo que pienso, siento, me gusta o no, y poner límites a lo que siento que es injusto.

Si queres profundizar en este concepto te recomiendo leer el capítulo de “TE COMES EL BIFE CRUDO…” (en la misma plantilla de los comentarios está el enlace al artículo, y si no lo tenés entre los capítulos de Psicología)

Gracias por tu participación
Abrazos.
Rik