Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



jueves, 4 de junio de 2009

OBSESIONES...

Muchos términos que provienen del campo de la ciencia psicológica se han popularizado; y hoy en día forman parte del repertorio lingüístico del común de las personas.

Si bien éstos se aplican a situaciones que no siempre reflejan los de las teorías psicológicas para los que fueron desarrollados, muchas veces se les asemejan bastante, y su utilización tiene validez. Algunos de estas palabras son: inconsciente, depresión, angustia, narcisismo, histeria, neurosis, castración, asertividad, “complejo de Edipo”, estímulo, condicionamiento, y varios más.

Otro tanto sucede con el término OBSESIÓN; que está incorporado al vocabulario de la población, y salvo excepciones, la gran mayoría tiene noción de su significado, y su aplicación a ciertas características de las personas que son calificadas como portadoras de ese trastorno (obsesos, u obsesivos), son correctas.

Considero pertinente citar una sintética Definición de la palabra (que encontré en la Web) para “echar luz” a qué me estoy refiriendo.

Obsesión:

"Irrupción en el pensamiento de una idea, un sentimiento o una tendencia, que aparece en el individuo en desacuerdo con su pensamiento consciente, pero que persiste a pesar de todos los esfuerzos que hace el sujeto por deshacerse de él. (Obsesión)"

Y cuando mucha gente entonces, se auto-verbaliza, o le dicen: -“Estoy (o te noto) obsesionado!”…, así es!.

En dos capítulos de este “libro” me referí a las obsesiones.

En uno de ellos: “A SUS MARCAS…, LISTO…”, hice hincapié en aquellas situaciones de “rumeo mental” (Activity Musturbatory) transitorio ante algún acontecimiento trivial cotidiano; acontecimiento que se transforma en una “escena” obsesiva – que aunque breve puede durar varias horas -, es muy molesta, y en la que construimos hipótesis sobre “qué deberíamos haber hecho y no hicimos en tal circunstancia”.

En el otro: “¿NECESITAS DESENAMORARTE?”, mencioné, describí y “aconsejé” algunas técnicas utilizadas por la corriente Cognitivista-Comportamental de la psicología para “DETENER”, poner un “FRENO”, a las ideas de tipo obsesivas, y qué conductas tomar. Por ejemplo, despejar de nuestro entorno los estímulos que puedan “disparar” las mismas.

Hace unos días, en el blog de Seriecito, “avanto”; él publicó una entrada que llamó: “El mejor”, en la que describía las vicisitudes que sienten las personas que perciben que nunca alcanzan los logros deseados; aunque se esfuerzan permanentemente y sin medida, por ser los primeros. Si bien este fenómeno puede adjudicarse a las exigencias de la “sociedad excitista” en que vivimos - a nivel globalizado -, antes de antes, también existían individuos con esas particularidades.
Allí dejé un comentario - en base a otro dejado por Carol en el que asociaba esas características a obsesiones - donde agregué una propiedad de esas personalidades que, en mi opinión, está en la “base” de su estructura.

Para algunas escuelas de la psicología, las personas obsesivas, son poseedoras de una visión depresiva de la vida, es decir, consideran que su existencia es MEDIOCRE y que se necesita grandes “esfuerzos y sacrificios” para transitarla. También portan una baja autoestima, o sea, se consideran individuos inferiores y no merecedores del reconocimiento y afecto de los demás, una especie de “gusanos reptantes por el mundo” (sin menosprecio por la forma de ser de un gusano).

Si bien estoy de acuerdo con estas teorizaciones, en aquel comentario, le sumé una cualidad que también considero inherente a la persona obsesiva: la ADICCIÓN. Actúan como verdaderos “YONKIS de sus ideas”.

Así como el adicto a una sustancia repite una serie de conductas estereotipadas para conseguir su droga; para que no le falte; que una vez que comienza su consumo NO PUEDE DETENERSE hasta quedar exhausto; y también se lo pasa pensando en ella; una persona obsesionada, actúa de la misma forma.
La recuperación de una adicción a las drogas tiene programados pasos similares a los descritos en los artículos del “libro” arriba mencionados para las “rumiaciones” o superación de un enamoramiento.

En este capítulo quisiera volver a referirme a las obsesiones que se despiertan luego de una ruptura afectiva; una separación o abandono por parte de alguien amado, pero, insisto, bien pueden ser aplicadas a cualquier otra situación, tener el hobbie de la filatelia, o al físico-culturismo, por ejemplo.

La persona afectada por el hecho de un alejamiento no deseado, en muchas oportunidades ingresa en un “túnel de pensamientos rumiantes”; y si su personalidad básica tiene propensiones adictivas, estas ideas pueden permanecer por años, y promover conductas realmente “denigrantes” para la autoestima del individuo: Vigilancias; llamadas telefónicas interminables; solicitudes de perdón; mensajitos de celular; correos electrónicos; expectativas de encuentros en cualquier ámbito; visitas a lugares comunes para ver si se cruza con la persona de su interés; consultas a personas conocidas en común para interiorizarse de la vida del otro; “auto-comparaciones” con la persona con la que el otro miembro pudo haber formado una nueva relación; etc.

Diversas pueden ser las formas de superar estas obsesiones realmente dolorosas: una buena y adecuada psicoterapia (desde mis creencias con una orientación cognitivista y comportamentalista); el “consejo” de una amistad querida y respetada; la aparición de un nuevo interés - que en el aspecto afectivo suele llamarse: “un clavo que saca otro clavo” -; o también la denominada CRONOTERAPIA, que no es más que la “terapia del tiempo”.
Respecto de esto último, serios estudios, mencionan que las personas, en un alto porcentaje, superan sus trastornos neuróticos sin ningún tipo de ayuda terapéutica en el lapso de 2 a 3 años, supuestamente por un proceso de “saturación” que produce el trastorno que lo hace padecer.

Para ejemplificar el momento en que un sujeto “pone fin” a sus obsesiones, en este caso en el aspecto afectivo con su ex pareja (pero bien puede aplicarse a cualquier situación vital), elegí unas escenas de diálogo en una película protagonizada por Daniel Auteuil y Gérard Depardieu en el año 2001, cuyo nombre en español es: “Salir del armario” (título original: “Le placard”); y cuya totalidad, recomiendo ver.



¿Cómo te tratan tus obsesiones?

Bibliografía y Referencias

- Albert Ellis – “Manual de Terapia Racional Emotiva” – edit.-Desclee de Brouwer – Bilbao – 1981
- Emule: “Salir del armario” – 2001
- Buscador google: Definiciones
- Buscador Google: Imágenes
- Video del artículo: Ricardo Musso

Cariños
Ricardo Musso

112 Amigos opinamos...:

Steki dijo...

Priiiiiiiiiiiiiii!
Hola, Rik!
Justo te veo cuando me estoy por ir a trabajar y desde el diario no te puedo leer porque tienen el explorer. Bendigo el día que me recomendaste el Mozilla!
Te comento breve, ahora, te juro que después vuelvo.
Mis obsesiones o adicciones han sido, en algún momento de mi vida, la de cuidar mi físico, obsesión por verme bien, mucho gimnasio y actividades físicas varias y mi obsesión por internet. Gracias a Dios, ambas superadas por mi propia conciencia. Me di cuenta a tiempo.
De adicciones he estado rodeada por personas allegadas a mí así que lo he vivido bien de cerca en mi familia y amigos también. Vos lo sabés bien.
Esta noche vuelvo a ver el video y a seguir comentando pero no quería dejar pasar este "avant premier".
Un besote,
Isa.

seriecito dijo...

Rik:

Me gusta mucho lo que planteas en tu entrada.

Es muy dificil estar libre de obsesiones. De las soluciones que planteas, me gusta bastante la cronoterapia. El tiempo se acaba llevando casi todo, casi siempre recordamos lo mas lúdico de los hechos de la vida.

Buena selección el video.

Me gusta mucho ese enfoque "desarrollista" de los temas que tocas.

Salu2:

Claudia Sánchez dijo...

Hola Rik! Un pensamiento cortito, sin profundizar.
Se me hace difícil la asociación obsesión - adicción, si bien entiendo las características en común que tienen. Será porque para mí las adicciones tienen una connotación negativa para quien la sufre, es inherente a sí mismo. En cambio con las obsesiones, no necesariamente es así. O vos querés decir, precisamente, que sí?
A lo mejor es que aplico el término "obsesión" muy livianamente a cosas que no lo son.
Yo estuve relacionada con una persona que era adicta al alcohol, aunque no me parecía obsesiva.
Y personalmente, tengo una obsesión con la perfección (que ya estoy trabajando, tranqui) pero no creo que sea una adicción.
En fin, mañana, con la fresca por ahí vuelvo.
Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Adelante Stekita!!!

Si realmente en tu vida el cuidado del físico e Internet se te habían convertido en obsesiones, bien por el hecho de que las hayas podido controlar.
Las obsesiones, como las adicciones a sustancias, te quitan calidad de vida y posibilidad de disfrute!

Te espero después, me gustaría que vieses el video!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Seriecito!

Te habrás dado cuenta que tus entradas son un frecuente referente en mis capítulos.
Los temas que vas tocando, con tu estilo, se asemejan en mucho a los que yo trato de enfocar poniendo énfasis en los aspectos psicológicos.

La cronoterapia es uno de los métodos de superación de conflictos.
Existen estudios comparativos con distintas modalidades de psicoterapia y “grupos testigo”, y se demostró este fenómeno, aunque es dable aclarar que las psicoterapias, muchas veces, acortan esos lapsos de 2 o 3 años para la superación de los trastornos.

Gracias por tus conceptos.
Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!

No es precisamente una ASOCIACIÓN entre obsesión y adicción lo que intento plantear en el artículo, ya que lo que se entiende como adicción está relacionado al consumo de alguna sustancia psicotrópica.
Lo que me propongo explicar que para las obsesiones se necesita tener una PERSONALIDAD DE BASE ADICTIVA, ya que en el aspecto de las conductas, como de las ideas, se produce el mismo fenómeno de rumiacion y de compulsión conductual que para las drogas; ¿me explico?.

Me impresiona que lo que decís en cuanto a que entendés a la obsesión en forma “liviana” está tu dificultad de notar la noción.
Todos tenemos niveles de ideas obsesivas, o consumo de alguna sustancia que tiene una capacidad adictiva y de la alteración de la consciencia, y sin embargo no nos convertimos en OBSESIVOS o DROGRADICTOS.

El adicto al alcohol rumia con la idea de que no le llegue a faltar, hace cosas insólitas para conseguirlo, se lo pasa pensando en ello muchas horas al día, etc., y otro tanto hace el adicto a las ideas (ambos se comportan en forma obsesiva, porque ambos tienen personalidades adictivas).

Lo que denominas obsesión por la limpieza, quizás sean ideas transitorias de necesidad de pulcritud.
Te aseguro que la persona obsesionada por ella, aunque pase el trapo 50 veces por día al piso, lo va a seguir viendo sucio!.

Si viste el video te habrás dado cuenta, en la confesión del actor, lo que le estuvo sucediendo por más de 2 años con respecto a la ex pareja!.

Mañana, con la fresca, te espero!.
Besos.
Rik

Maria dijo...

rick!!! cuanto tiempo..... sin embargo te he seguido pasito a pasito.... creo que soy OBSESIVA.... que triste....
saludos
maria

Steki dijo...

Lo prometido es deuda, Rik.
Acabo de llegar y estoy con mi vinito en mano y mi rodaja de queso y dulce. Adicción? No, es mi ritual de todas las noches, vino y postre.
Mientras dejo correr el video te cuento:
Lo mío fue, sin saberlo, la cronoterapia, ante todos los problemas que he tenido en la vida, de adicciones o no. Más bien te diría que fue mi forma de cerrar etapas de dolor.
Con respecto a lo que te mencioné de mis adicciones fue distinto. Por ejemplo, en cuanto a mi adicciòn al fìsico, iba al gimnasio con mi hija mayor, Isa. Lo hacíamos todos los dìas. Hasta que un día me di cuenta de que cuando estábamos en casa y hablábamos, de 5 palabras 3 se referìan a nuestro estado fìsico, temas siempre acerca del gimnasio, de tal o cual aparato, tal o cual disciplina. Hasta que un día le dije: "Gorda, paremos la mano. Nos estamos tornando adictas al físico". Y así fue, paramos un poco la mano, seguíamos yendo al gimnasio pero ya no era el ùnico tema que teníamos.
Con respecto a mi adicción a Internet fue cuando, después de haberme pasado 4 años post segundo divorcio tipo "monja", decido que ya estoy lista para enfrentarme al mundo y comenzar a sociabilizar y no sabìa còmo hacerlo dado que no salía sola a ningún lado. Entonces comencé por Internet. Todo ese primer año fue absolutamente adictivo. Tanto así que no podía pasar el tiempo sin estar pegada a la computadora. Hasta que también me di cuenta de que no podía ser. Ésto me costó más tiempo asumirlo.
Con respecto a lo que dice mi amiga Claudia, conozco muchas personas, mujeres generalmente, que son obsesivas con la limpieza pero, sorry Clau, siempre lo he interpretado -porque ha coincidido- como una canalización ante la carencia sexual. He conocido fregonas histéricas a las que le dirías: "A ésta le falta que la c...". Ahora tal vez lo vea como una canalización ante la carencia afectiva.
Bueno, acabo de ver el video y me pareció sensacional. Es cierto. Cuando una relación termina muchas veces, con el correr del tiempo (cronoterapia) uno se da cuenta de que, realmente, se había convertido en una obsesiòn y que no era bueno para nosotros. Puede ser que en eso existiera la "idealización" de la persona? Creo que en mi caso ha sucedido así. Pero necesité que el tiempo transcurriera para darme cuenta de eso.
Con respecto a las obsesiones/adicciones he visto de cerca también la adicción al alcohol en mi heramna y que por no haber podido reconocer que necesitaba ayuda, lamentablemente, la llevó a la muerte. Tuvo un cáncer de esófago, típico del alcohólico.
Como bien sabés, también tuve la oportunidad de relacionarme con una persona que me confesó su adicción a la cocaína y, siendo médico, no puede asumir que necesita ayuda.
Si no estoy mal informada, me dirás si es así o no, al adicto no se lo puede ayudar si no reconoce su enfermedad y que solo no va a poder salir sino con ayuda profesional. No se los puede llevar en contra de su voluntad, no?
Bueno, Rik, es un tema muy bueno el que has planteado y difícil también. Estaría bueno tener el comentario de alguien que esté padeciendo esta situación actualmente.
Estaré atenta al debate.
Un beso grande,
STEKI.

Isabel Estercita Lew dijo...

Buenas noches Rik, yo no tengo obsesiones! En este momento no siento que las tenga. Me acuerdo de una muy similar a la de Steki, era en relación a mi figura. Cuando era chica era gordita, ¿y como me llamaban? Gordita y gordita seguí siendo aún estando flaquita, me empastillé un buen tiempo, fue durante mi exilio en Brasil, me encontré con una mina que tenía la misma obsesión y charla va, charla viene me comentó que iba a un médico que le daba pastillas para adelgazar, que eran muy buenas y que era muy barato. Las tomé durante un tiempo y me pesaba dos veces por día, si la balanza marcaba más de 55 comía poco y con culpa. Apenas quedé embarazada sentí rechazo por las pastillas y dejé de tomarlas durante unos dos años, después volví a tomarlas, hasta volver a quedar embarazada, creo que todos mis embarazos (7) aunque tuve solo dos hijos, fueron muy sabios, dejaba de fumar porque me daba asco, dejaba de tomar café, cerveza, coca-cola y tenía ganas de coger todo el tiempo. En el 83, cuando ya podía volver a Argentina, estaba tan ansiosa, agitada y enloquecida que no me acordé ni de la balanza, ni de las pastillas para adelgazar. Simplemente no me acordaba de comer, todos mis pensamientos estaban enfocados en mi vuelta, quizás otra obsesión. Adelgacé unos 6 quilos y los huesos me hacían ruido. Hoy mirando las fotos de esa época era un espanto. Cuando llegué a Buenos Aires tuve reencuentros terriblemente fuerte, y no podía llorar, no me salían las lágrimas, empecé a sentirme mal, dolores de panza y fiebre hasta que me internaron, peritonitis. Más adelgacé y yo ya quería ser una gordita de 55 y quería que los milicos se pudrieran en la cárcel, y Alfonsín punto final y obediencia debida, a los tres meses volví a Brasil y no volví hasta el 98. Nunca más pastillas, lo de gordita me venía de vez en vez, hasta que un día le digo a mi hija, cuidate Luana, vas a engordar, y me responde, ese es tu problema, yo no soy como vos.
Ahora mismo estoy obsesionada porque no te puedo actualizar, pero me voy a dormir tengo mucho trabajo y ni tiempo de escribir para el blog, pero en honor a las obsesiones mañana voy a subir algo que había escrito sobre "la gordita"
Besos Ricardo Rik
Estercita

Graciela dijo...

Hola Rik
Cómo verás por la hora de ingreso... vengo de una salidita. Y mi obsesión por el blog.. ja ja.. hizo que mirara si ya habías propuesto un nuevo tema.
Como siempre admiro tu capacidad para elegir los vídeos que sintetizan tan claramente la tematica.
No creo ser una persona obsesiva, definitivamente no lo soy. Pero si conozco gente obsesiva y que desarrolla una especie de adicción en relación a los objetos depositarios de sus obsesiones.
Podríamos decir que una adicción es una obsesión pero no toda obsesión es una adicción?
Aunque también uno podría pensar de ambos términos como sinónimos... no?
En realidad nunca lo pensé así. Solo lo estoy pensando ahora a partir de tu artículo.
Estoy pensando en distintas obsesiones y en adicciones que me parece dificil trazar una línea entre una y otra.
Por ejemplo una persona adicta al cigarrillo, desarrolla una obsesión respecto a ese objeto. Porque cuando no puede fumar, el cigarrillo está en su cabeza, y solo se tranquiliza cuando puede finalmente prender el pucho y dar la primera pitada.
Por otra parte en relación a estar obsesionado con una persona, por ahí habría que deslindar, entre el proceso lógico de desenamoramiento, que conlleva necesariamente el volver a las imágenes de los tiempos vividos, que muchas veces trae la música, los lugares comunes, etc. y el estar obsesionado con esa persona, o ser un adicto a esa persona.
Creo que es muy dificil que una verdadera obsesión se quite nomás por el imperio del dios Cronos. Ojalá fuese tan sencillo. Pero sabemos que no lo es para nada.
Tampoco sé si las terapias comportamentales tendrán exito en este sentido. Las terapias psicoanalíticas que bucean en el inconsciente tratando de encontrar aquello que originó la neurosis obsesiva, muchas de ellas situadas teoricamente en la etapa anal, no se si lograrán exito, pero si se que son laaaargas y muy caras.
Finalmente faltaría pensar en los tratamientos psiquiátricos que tienden al uso de químicos, con sus efectos colaterales muy nocivos en la obtención del orgasmo.
Entonces Rik... ayudame a mirar... se puede salir de la obsesión cuando es una problemática muy instaurada?
Saludos
Gra

Luna dijo...

Hola a todos, Hola Rick!!!
Este tema me cuela muy hondo!!!
Mi madre, toda la vida ha sido una persona obsesiva. Además, esa conducta es la que me transmitió como forma de vida, y bastantes horas de terapia me ha costado desembarazarme de ella, no sin antes pasar por una tremenda depresión a una edad temprana.
Pero bueno, doy fé, se puede, y ahora creo que puedo decir que soy normal, dentro de lo normales que somos todos jajaja.
Mi madre tenía obesesión con la limpieza, el orden. Pero el orden de tener todo clasificado por tamaños, colores, grosores, etc.
Una vez me acuerdo que ante una libreria repleta, en mi casa dijo: ¿Cómo tienes los libros asi, con lo ordenada que eres? (creo que queria decir, con lo ordenada que te he enseñado a ser...) Y le contesté: Mamá, no está desordenada. Lo tengo muy ordenada por temas.
Y me dijo si, pero mira, cada libro de un tamaño, de un color.....
Bueno, con eso creo que lo he ilustrado.
Si algo no cabía en ese orden, en los estantes, en los armarios, en los cajones....se tiraba.
Todo tenia que ser número par.
Cuando salían a pasear, mi padre y ella, miraba el reloj. Decía la hora, y se ponian en marcha. Tenían calculado que hasta cierto sitio, empleaban media hora, pues ajustaban el paso para que así fuera, pues luego tardaban media hora en volver, la hora que tenían para pasear.
Se hicieron vegetarianos. Luego se compraron una liquadora... Ahora comian de esto....del otro...
Me acuerdo, que viviendo en Sevilla, mi padre habia muerto y mi madre se vino a pasar una temporada.
Como tenía que caminar, pues cronometró lo que le costaba dar la vuelta a la manzana (lo que llamáis a la cuadra) y asi sabía cuantas vueltas tenía que dar.
Vamos, desquiciante.
Con la religión igual. En Brasil, cmbiaron de católicos a evangélicos... buscando la perfección.
Bueno, me acuerdo de oíla orar, en su habitación de rodillas, horas, buscando el bautismo de las lenguas extrañas....glosolalia.
De peregrinar de una rama a otra de las iglesias pentecostales, buscando la perfección.

Enfin, muy triste.
Toda adicción, todo lo que controle nuestra voluntad, o es lo mismo, lo que nuestra voluntad no controle, nos aniquila...
Siempre que no seamos dueños de nuestos pensamientos y actos, somos esclavos de algo.
Del trabajo, del orden, de nuestro aspecto, del cigarrillo, del alcohol, de la comida, etc, etc.

En algunos casos, con el tiempo, cambiamos, la edad, las experiencias vividas, van conformando nuestra forma de ser y de pensar, y somos más sabios o experimentados.

Pero otras, no. Otras necesitan una modificación de conducta dirigida por un profesional.

De toy las gracias, Rick, otra vez, por dedicar tu vida a eso.
Un beso

Ana dijo...

Buen día Ricardo!
Buen día chicas, todas/os. Che Rik, por ahí leí medio rapidito pero no encontré la explicación del espectro obsesivo compulsivo, que a lo mejor ayuda a entender mejor ciertos temas relacionados con las obsesiones. Uf hay mucho para decir sobre esto, pero es muuu largo, como dicen los amigos/as españolas/es, y demasiado específico.
Buenísima la descripción de Luna, muy ejemplificadora, no? dificil manejarse con una mamá así...
Mas tarde vuelvo.
Un beso para todas /os y uno para vos Ricardo.

Claudia Sánchez dijo...

Ja, ja, ja! yo dije "perfección" y vos dijiste "limpieza"! Y me viene a la cabeza el post anterior... ves? ves?
En realidad, con la limpieza soy cuidadosa pero no obsesiva. Sí me preocupa más el orden, pero sobre todo las cosas bien hechas. Si hay algo de lo que no estoy segura de hacer bien, es posible que me paralice y ni siquiera lo intente. Por eso también me cuestan un poco los cambios. Bueno, eso comencé a revertirlo a partir del nacimiento de mi hijo, porque me doy cuenta de la necesidad de equivocarse para aprender, y que eso no es la muerte de nadie.
Así que ahora estoy más relajada con ese tema.
Pero no curada del todo! Aunque en un punto, no sé si quiero dejar del todo mi obsesión... después de todo, tan mal no me ha ido!

Saludos mañaneros!

torombolo dijo...

Bueno, la vulgarización e irracionalización de la terminología y procesos de la conducta es uno de los efectos destructivos que originó el doctor Segismundo Freud y los seguidores del culto por él iniciado.

Una escuela de pensamiento que tolera y auspicia la generación de pensamientos mágicos sobre los mecanismos de la mente, la sobrevaloración de la palabra, la mistificación de los procesos congitivos, la creación de permanentes "misterios" y la sensación de que cualquiera, sin el menor esfuerzo ni dedicación, puede comprender las conductas humanas en su desayuno sin más trámite.

De allí, el ignorante promedio se siente autorizado y capacitado para diagnosticar.
Y, como es lógico, diagnostica bobalicadas.
El mediocre diagnostica al dedicado de "obsesivo".
El superficial diagnostica al precavido de "paranoico".
El convencional diagnostica al audaz de "sexópata".

Se utilizan cotidianamente términos como "psicópata", "depresivo", "adicto", "compulso", sin la menor precisión y, lo que es más grave, sin la mínima intención previa de aprender su significado.
Como si yo, ante una expresión de dolor lumbar del vecino, le diagnosticara un mieloma múltiple.

El charlatanismo y la verborrea incalificada llevados a la práctica cotidiana.

Graciela dijo...

Hola Rik
No hay caso.. Luna me puede... siempre sus experiencias de vida son de una claridad meridiana. Me imagino Luna querida lo que debe haber sido vivir con una mujer puro control, como era tu madre. Y que manera de tener salud mental vos!!!
Porque sobrevivir a eso y poder contarlo...
Es como para decír Lunita!!! Idola!!!!
Tenés un psiquismo como para soportar los embates que la vida te pueda dar y ya estás preparada..
Yo me imagino todos esos libros desordenados porque tu clasificacion no era... "estética".
Uyy Rik... sabés una cosa... Luna ya es especial para mí.
Un abrazo... a corazón abierto
Gra

Steki dijo...

Ayyyyy, Luna! Me hiciste acordar a una amiga que una vez contó en un blog que su papá tenía la manía de los broches de colgar la ropa. Los ordenaba en la soga por colores y tamaños y cuando colgaba la ropa también tenía su orden específico. Mi Dios! Yo soy un tiro al aire de desbolada, jaja.
Besos a todos.
Me voy al diario temprano hoy.
Chicas, buen fin de semana!
BACI, STEKI.

Ana dijo...

..."Respecto de esto último, serios estudios, mencionan que las personas, en un alto porcentaje, superan sus trastornos neuróticos sin ningún tipo de ayuda terapéutica en el lapso de 2 a 3 años, supuestamente por un proceso de "saturación" que produce el trastorno que lo hace padecer"...

Rik querido: Esto que he leído y coloco entre comillas es inexacto.
Recomiendo a quién tenga un trastorno psicológico que lo haga sufrir, o que haga sufrir a quienes lo rodean, que no se haga "autoanálisis", ni "auto-diagnóstico", ni automedicación, ni espere "el paso del tiempo", sino que consulte a un profesional confiable, cerca de su domicilio en lo posible, y si es derivado por un profesional conocido, mejor aún y si lo es por su médico de cabecera, mejor todavía. Me parece importante discriminar los jugueteos en la red, de la asistencia (médica o psicológica)- que debe ser tomada con toda la seriedad que merece. No todas las personas que tienen acceso a la red tienen la salud suficiente como para discriminar una cosa de la otra.
Un beso grande a todos/as

Xiomara Beatriz dijo...

Quien no ha sufrido alguna vez una idea o pensamiento que se repite y nos angustia?..Yo tengo varios jajaja pero no se con certeza si llegan a ser obsesiones vi hace tiempo una pelicula se llamaba "Mejor imposible"...de acuerdo con lo que he leido las obsesiones son lo suficientemente graves como para causarte gran malestar o te consume casi todo tu tiempo interfiriendo con tu rutina habitual...las obsesiones son una fuente de sufrimiento y desesperanza para el que la padece como para la familia que no sabe como manejar dichas conductas..estoy de acuerdo con Ana se debe acudir a buscar ayuda profesional...como siempre me encanta venir y aprender de todos los temas que planteas en tus articulos..besos

Graciela dijo...

Hola RIk
Creo que Torombolo está obsesionado... por llamar la atención... ja ja
Abrazos
Gra

Anónimo dijo...

Hola Rik

Soy Wilson, ¡¡¡Muy bueno el tema Rik!!! lo que mas me gusto del tema es la pelicula o parte de la pelicula que muestras, cuantos hombres abandonados quisieran estar en el lugar del personaje y decirle lo que le dijo, a la protagonista mujer, esto probablemente después de algun tiempo, obviamente esto después de haber superado ese apasionamiento u obsesiòn que tenia hacia ella. Yo en realidad no se que pasaria si estaria frente a mi ex pero seria ideal decirle eso!!

Analizando la pelicula en si, aunque no se si vendra al caso, lo que llama la atención es la forma en que actua el personaje varon desde un principio, es decir va al encuentro pareciera calculando muy bien lo que dira y los pasos que seguira, mas o menos es como si hubiera estado esperando mucho tiempo eso, (y lo dice el personaje) y bueno en la vida real muchos despiertan de ello, es como un click que indica que ya, hasta ahí nomas estara ocupando su mente esta persona.

Le dice al principio “he esperado mucho este momento” y el espectador se imagina que le dira algo relativo a la vuelta de ella y después le dice que solo pensaba en ella que no podia dormir etc. y ella aun con su soberbia femenina; y que lamentablemente les pasa a muchas mujeres que piensan que un hombre estara pendiente toda la vida de ellas (y en algunos casos es asi) le recrimina, le dice hasta payaso, pero luego lo que le dice el hombre jejeje muy bueno “……..he descubierto lo desagradable que eres……. Mi obsesion no me dejaba ver bien quien eras , una mujer sin generosidad………”, muy bueno!!!, en la vida real espero que algunos logren deshacerse de esa obsesiòn, que a veces lleva hasta el suicidio o algun otro vicio.

En otros ambitos de la vida hay obsesiones muy duraderas y que lastiman a la persona hasta que por si misma reacciona pero a veces, sin algun espectador de afuera que le observe: un familiar, un amigo o un terapeuta pues persiste hasta el final de sus dias.

Un abrazo Rik!!
Wilson

P.D. La pelicula tambien encaja muy bien en Necesitas desenamorarte?, quienes estan en este afan se los recomiendo

Luna dijo...

Steki, Graciela, Ana. jajaja no tengo nada especial.
Es muy sencillo.
Cuando vives con una persona, que tiene su vida completamente cuadridulada, con obsesiones, que además, derivan en una tremenda depresión, ataques de ansiedad,miedos y fobias, que por el tiempo que duran, se hacen crónicos, y por la edad, y por el no reconocimiento de su problema, no hace una modificación conductual,tienes dos opciones.
Seguir con la historia, o que esa forma de ser sea el espejo en que no te quieras ver.
Yo tuve una depresión, la psicologia conductual estaba en pañales, no se conocian los problemas de los neurotransmisores, en mi caso, deficienia de serotonina.
Por lo tanto las causas eran siempre exógenas.
Bueno pues te iban medicando, y ibas todo el dia zombi-

Hasta que encontré una mujer estraordinaria, Amaya Oteiza, nos pusimos a trabajar mucho y duro.
Mientras, aparecieron los recaptadores de serotonina, y entre las dos cosas me puse bien.
Incluso llegué a tener durante ñoa, un colon espástico, que condicionó mucho mi vida y hasta eso lo he superado.
Tengo dos premisas.
1) Decidi en su dia, ser optimista. La mejor decisión que he tomado.
Para mi nada es negro. Todo seguro que tiene una explicación, aunque de momento no la vea, y todo tiene arreglo.

2) Estoy bien, y tengo que estar bien.
Tdos los dias, cuando me levanto, agradezco lo mucho que tengo, y lo valoro.
Es cuestión de actitud.
No tiene más misterio.
un besito

Ricardo Musso dijo...

Perdón por el horario, pero recien ahora puedo escribir y agradecer sus comentarios!!!!

Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud María

De veras che!..., cuanto tiempo!.
Habrá que hacerse un espacio para que no pase tanto lapso y charlar un rato!.

Naaaaaaaa…, no creo que tu obsesión pase por el “libro”, o mi persona, es más, sé que las tenés pero no específicamente en esto.
De todos modos también sé que ninguna ha sido un limitante para desarrollarte en tu vida.
¿Triste?..., ¿por qué?!

Besos, nos vemos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita

Ya lo sabía…, pero vuelvo a comprobar que cumplís con tu palabra, y regresaste a escribir en forma más explícita!.

Excelente tu ejemplo de las obsesiones por las que atravesaste y cómo las pudiste controlar.
El secreto esta en tu frase: “Gorda, PAREMOS LA MANO. Nos estamos tornando adictas al físico.; las mayúsculas son mías.
Como expliqué en el artículo sobre la rumiacion, la técnica para controlar las obsesiones es auto-verbalizarse (decirse a sí mismo): “¡PARÁ!”; “¡STOP!”; “¡BASTA CON ESTO (ideas o conductas)!”. Y otra serie de procedimientos complementarios.

Tu comentario respecto de la obsesión por la limpieza y la pulcritud: “He conocido fregonas histéricas a las que le dirías: "A ésta le falta que la c...". Ahora tal vez lo vea como una canalización ante la carencia afectiva.”; entra dentro de las hipótesis de los orígenes de estas conductas, y estos casos: “Cada maestrito, con su librito”.
En psicología existen múltiples teorías que las explican de diferente manera.
Por otro lado no te olvides de los obsesivos (o también llamados adictos) por el sexo. Y de ellos no se podría decir que sea porque “están mal cog…”; jajajaja!.

Respecto de tus experiencias con personas adictas a sustancias (alcohol o cocaína), repito lo que creo que mencioné arriba. Para que se desarrolle una obsesión, en cualquier aspecto, se debe tener en la base de la personalidad una “tendencia” a la adicción (no necesariamente a psico-drogas). Es decir las obsesiones pueden ser diversas, las que se te ocurran, pero la conducta adictiva es lo que las unifica.., ¿me explico?.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Estercita!

Gracias por tu relato, excelente comentario respecto de las obsesiones por las que atravesaste en diferentes etapas de tu vida.

La psicología de la Gestalt explica que las personas vemos en forma de lo que llaman “FIGURA” y “FONDO”, algo así como que a veces “vemos el árbol y nos perdemos el bosque”, o la inversa.
Metafóricamente, en la vida, en los sucesos que nos acontecen, sucede algo similar.
Cuando una situación se transforma en una obsesión pasa a ser FIGURA en nuestras preocupaciones, pero puede suceder que otras realidades surjan, y produzcan el efecto de pasar al FONDO esas figuras, y convertir esas nuevas realidades en FIGURA.
Este proceso creo que es lo que sucedió, tanto en el aspecto de tus embarazos; retorno del exilio; nuevas experiencias a tu regreso (algunas buenas y otras no tanto); tu retorno a Brasil; etc.; que te hicieron olvidar de tu obsesión por ser “la gordita”.
Brillante la respuesta de tu hija Luana!.

Controlemos las obsesiones que intenta inculcarnos blogger, y ya veremos como solucionamos el problema de los links entre nuestros blogs!...jajajaja!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Gra!

Tu obsesión en este momento no es el blog sino tus salidas, que si nos las tuvieras a diario la abstinencia sería tremenda…, jajajaa!

Tu pregunta: “¿Podríamos decir que una adicción es una obsesión pero no toda obsesión es una adicción?”, creo que se la aclaré a Steki, sin embargo no tengo dificultad de volver a hacerlo; ADICCIÓN Y OBSESIÓN NO SON SINÓNIMOS.
Las obsesiones se desarrollan en personalidades propensas a establecer adicciones, pero las primeras se refieren a las ideas o situaciones que nos rumian mentalmente, y las segundas, a la característica de hacer un “pegoteo” con ellas y no poder controlarlas… ¿me explico?.

Existen procesos razonables de desenamoramientos que atraviesan por las etapas que vos bien describís, y esas etapas son razonables si duran un tiempo y se extinguen. La dificultad estriba en no poder salir de ese “circulo” de recuerdos, imágenes, situaciones, lugares, que se convierten en obsesiones, cuya característica, al igual que en las adicciones, es no poder ponerles un freno, un límite; y “pasar la página del libro”.

Vas a tener que comenzar a creer en el Dios Cronos!.
Puede que las psicoterapias acorten los tiempos, pero la “saturación”, el “agotamiento” de estar rumiando obsesivamente con algunas cosas terminan con que la persona, por “sentido común”, se diga “Basta!”.

Por no ser mi objetivo tratar temas específicamente sobre teorizaciones en las “escuelas de la psicología”, no me meto en el tema de los orígenes.
Las terapias comportamentales no hacen hincapié en ellos (los orígenes), sino en las conductas a auto-administrarse por parte del sujeto para superar sus obsesiones. Si es necesario se remota a la historia, pero si no, no.
Muchos estudios, que para no aburrir no cito, demuestran sus buenos resultados.
La teorías psicoanalíticas sobre los hitos en la persona a partir de las cuales se gestan características obsesivas, las respeto, pero no las considero necesarias para superarlas.
En la actualidad, la psiquiatría y alguna medicación específica, se complementa juntamente con la psicoterapia, para la superación de obsesiones.

Si…, se puede salir Gra… ¿vos lo preguntas por lo que te está obsesionando en este momento; que con seguridad será a dónde vas a salir esta noche?..., jajaja!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

Los humanos tendemos a percibir un orden en todo: la idea de “azar” o “caos”, nos inquieta hasta el extremo de producirnos ansiedades existenciales graves (depresiones, intentos de autoeliminación, angustias profundas). Llegamos al extremo de percibir que en la naturaleza existe un orden; y para explicar la existencia de ese orden creamos la noción de Dios (Mahoma; Alá; Yahvé; Buda), que en el caso de las personas con obsesiones, y elevadas a la enésima potencia, bien podrían llamarse: “mamá de Luna (o Maruja!)…jajaja!.

No te preocupes amiga, que tu madre no ha sido la primera, ni será la última!

Suerte para vos (tu marido, tus hijos y nietos) que has adoptado la actitud del denominado RESILIENTE; es decir, personas que adoptan conductas totalmente opuestas a los modelos. No sé si tu caso es el extremo opuesto, pero por lo menos no has copiado esas lamentables características. Lamentables sobre todo para tu propia madre, porque son personas que sufren mucho con esas particularidades (y provocan sufrimiento en el entorno, por supuesto, aunque no adrede!).

Gracias por tu comentario corazón!.
Para nosotros sos un ejemplo!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Ana!

Vos sabes que mi propósito en estos artículos no es el de tratar, al nivel que lo hace la ciencia (sus teorizaciones y especificidades de comportamientos) los trastornos psicológicos que padecemos las personas.
Intento, a través de ejemplos cotidianos, dar un nombre a las situaciones de padecimientos y, desde mi formación, “arrojar un pequeño cabo” para pensar en cómo resolver un conflicto, o animarse a pedir ayuda.

Pero creo que sería un valioso aporte para todos, si vos, aunque sea sintéticamente, nos describas algo de ese espectro que sé que existe.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Jajajaja Claudia…, es cierto!

Perdón por el desliz…, por favor: abstenerse de interpretaciones salvajes!; como por ejemplo asociar mi error con una visión machista sobre las obsesiones de las mujeres…jajajaj!

Conociéndote algo, creo que el resto del comentario tiene validez.
Si tus características perfeccionistas te han dado buenos resultados y no te han esclavizado, o quitado calidad de vida…, bienvenidas sean!

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Sr. Torombolo!.

Usted lo ha dicho…, no yo!. Y a mi gusto ha “dado en el clavo” en cuanto a la génesis de este mal.
No lo he hecho yo por falta de valentía, solo que tengo ciertos principios (quizás falsamente éticos!) de tener respeto por las creencias de muchos colegas (lamentablemente la mayoría), así como yo tengo las mías y las conservo, a pesar que no veo la misma ética de la otra parte.
Esta actitud la justifico en la ignorancia por no haber leído las cosas que yo leí en mi formación profesional, pero yo sí he leído (y mucho) las que se escriben sobre sus dogmas!.

En cuanto al etiquetamiento que constituyen los seudo-diagnósticos por parte del común de la población, sí he observado una especie de “tic” en aquellas personas que vienen “condicionadas en su lenguaje”, por haber tenido sus terapias personales en esas escuelas tan ortodoxas.
Se estereotipan términos que no siempre están correctamente aplicados (como usted menciona en sus ejemplos); pero para ser franco, a veces se condicen perfectamente con lo que esas teorías describen para los trastornos que se “etiquetan”.

Un diagnóstico de “mieloma múltiple” sin haber estudiado medicina (a lo sumo solo haber sido paciente consultante de un médico por resfrios) no autoriza a una calificación “tan fina”.
Pero en lo que atañe a los trastornos psíquicos, como un gran porcentaje de la población los ha padecido - y quizás tratado en una psicoterapia -; sumado al hecho que la mayoría de los neuróticos no portamos un solo trastorno (es decir, o actuamos como fóbicos sociales, u obsesivos, o portamos un problema en nuestra sexualidad; en forma excluyente uno del otro), sino que padecemos una especie de “COMBO” de trastornos; en nuestras terapias psicológicas, aprendemos a reconocer las diferentes características de lo que acarreamos, y luego las reconocemos (y “diagnosticamos”) en los demás.

Apreciada su observación!
Mis saludos a usted!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Gra!

Genial Luna… ¿no?

Lo de Torombolo va por tu cuenta!

Beso
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Steki!

¿No serás una adicta al desbole vos?..., jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana

Me parecen bien tus recomendaciones!.
Noto que desde tu epistemología, cuando mencionas: “ No todas las personas que tienen acceso a la red tienen la SALUD suficiente como para discriminar una cosa de la otra. (las mayúsculas son mías)”, utilizas los conceptos de SALUD y ENFERMEDAD para referirte a los problemas psíquicos (cosa que ya se dejo de usar, hace tiempo, y en el DSM IV se utilizan los términos de TRASTORNOS, abandonando los de ENFERMEDAD MENTAL).

Respecto a tu calificativo de INEXACTITUD en la frase mía que entrecomillaste, te cito unos párrafos de una conferencia dada por Juan Ricardo Musso (mi viejo) en 1987 el Hospital José T. Borda, invitado por la cátedra de Psiquiatría de la UBA y que también repitió ese mismo año en un Congreso en Londres invitado por el psicólogo epistemólogo H. J. Eysenck, su trabajo escrito se tiluló “TEORÍA DE LA NEUROSIS DE LA TERAPIA DEL COMPORTAMIENTO NO CONDUCTISTA”; referido a la Cronoterapia dijo:
…. Parece claro que el saber qué porcentaje de las personas que en algún momento de su vida adulta tuvieron trastornos neuróticos dejaron de tenerlo espontáneamente, es decir, sin tratamiento, es de un alto valor científico y clínico. Y por distintas investigaciones se llegó a la conclusión de que aproximadamente un 66% de los casos, como promedio, los neuróticos diagnosticados como tales se recuperaron solos en el lapso de unos dos años, a partir del diagnóstico. Así lo muestran datos compilados por Eysenck (figura 8), y es lo que los psicólogos, risueñamente, llaman “cronoterapia” ”.
En esa figura se mostraban estudios realizados por: Denker (1947); Endicott y Endicott (1963); Walace y Whyte (1959) y Giel, Knox y Carstairs (1964), confirmando estos porcentajes.

Claro está que como dije arriba ese casi otro tercio de la población, podía mantener eternamente el trastorno, o incluso empeorar. Por ello la psicoterapia se recomienda a tomar como tratamiento y no solo la cronoterapia, amen de que éstas (las adecuadas) muestran que esos lapsos de 2 a 3 años, se pueden acortar.

Mi “honestidad intelectual” no me permitía no mencionar esto, solo espero que no se haya interpretado como una recomendación o consejo, sino solo un fenómeno que esta estudiado y registrado en la psicología.
Por último, lo que sí te puedo asegurar Ana, es que a J. R. Musso, no se lo puede acusar de INEXACTO!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Beatriz!

Exacto… se sufre y se hace sufrir con las obsesiones, por ello, mejor, quitárselas de encima!..., como los piojos!.

Gracias por venir.
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson!!!

Gracias por comentar!.

Que buen análisis y reflexión haces sobre el artículo y la película que, en mi modo de ver, es un ejemplo de obsesiones que como decís, por un “clik”, se resuelven y se superan!

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Luna!

Como los demás comentarios los vengo escribiendo desde la mañanaza, a ratos, cuando puedo, aunque en este último confirmas justamente que has actuado como la contracara del modelo que tuviste, lo dejaré tal cual.

Sos un ejemplo, aunque no lo quieras ser…, y no digas que las cosas son tan simples como “soplar y hacer botellas”…, porque te pondré a soplar vidrio caliente y veremos si fabricas al menos un simple jarrito!

Un beso
Rik

Ana dijo...

Hola Ricardo! Mi recomendación va en línea con lo que acá copio de tu autoría:
"Vos sabes que mi propósito en estos artículos no es el de tratar, al nivel que lo hace la ciencia (sus teorizaciones y especificidades de comportamientos) los trastornos psicológicos que padecemos las personas.
Intento, a través de ejemplos cotidianos, dar un nombre a las situaciones de padecimientos y, desde mi formación, “arrojar un pequeño cabo” para pensar en cómo resolver un conflicto, o animarse a pedir ayuda..." Así lo entiendo y por eso hice la aclaración.
Sabés - lo he aclarado - que acá yo comento desde "el llano total" desde ninguna epistemología, desde ninguna posición científica. Vierto opinión.
La conferencia de tu padre, que citás, está inscripta en un marco académico, no es este el caso. Tampoco creo que corresponda citar el DSM acá, ni autores específicos, sacados de contexto, te soy sincera Rik, me parece la Biblia junto al calefón.
Por otro lado cuando vos escribís lo hacés en forma coloquial y desde el mayor cuidado, cosa que me parece fenomenal, porque siempre me ha quedado claro en tus entradas que acá se vierte "opinión". En esa línea va mi comentario.

Opino que cuando alguien padece un sufrimiento psíquico debe consultar a un profesional de su confianza. No auto-medicarse, no auto-diagnosticarse, ni auto-analizarse. Tan simple y concreto como eso.
Un beso fuerte.

Ricardo Musso dijo...

Hola Aniuska!

Entiendo lo que mencionás, y estoy de acuerdo en que muchas personas, por prejuicios aún respecto de la psicoterapia – aquello de que quien consulta un psiquiatra o psicólogo es porque esta “loco” -, pasa años, auto-diagnosticándose, auto-analizándose, y muchas veces, no se si lo peor de todo, auto-medicándose con productos que le ha sugerido algún conocido que dice haber tenido propiedades “mágicas” para sus problemas.

Este tipo de omnipotencia, repito, producto del prejuicio, debería superarse y entender que la ayuda profesional (en el plano del psiquismo) es como la que solicitamos para cualquier otro problema, desde (si se me permite el simplismo) la que hacemos a un mecánico si tenemos una falla en el carburador, o a un odontólogo para realizar un tratamiento de conducto.

Tengo que confesarte que quizás lo que malinterpreté de tu comentario fue el término “INEXACTO” a mis frases en el artículo sobre los efectos de la cronoterapia y los estudios que trataban sobre el tema. Tal vez debí haberte perdido una aclaración, y citarte lo que te cité por otro medio.

Bajo ningún concepto quisiera que interpretaras que hubo molestia de mi parte hacia tu participación, que bien sabes que siempre la espero, y con ganas, de la misma forma que me place (y mucho) participar de tus artículos.
¿Se me saltó la cadena?..., jajajaja!

Che… ¿sabías que lo de la Biblia y el Calefón que menciona Discépolo en su tango “Cambalache” surgió porque una vez entro a un baño público y sobre un calefón que había junto al inodoro había (como papel higiénico) una guía telefónica?. Cuando el tipo compuso el tango, recordó aquella escena y en vez de una guía de teléfonos escribió lo de la Biblia!..., menos mal que no era alguno de los tomos de Don Segismundo!....,jajajajaja!.

Besos corazón!
Rik

Cartas que nunca escribí dijo...

Me llevo con mis obsesiones entre bien y mal. Explico, he logrado moderar algunas, he logrado hasta dejar a otra y queda alguna que me puede. Pero allí estoy, luchando...sin confundir la tenacidad en alguna meta para el logro, con alguna manía obsesiva.
Como siempre, interesante, para releer, recordar y aprender.
Abrazo,

Ana dijo...

EXACTO, Ricardo, eso quise decir, si tenemos un problema en un diente, vamos al odontólogo, si tenemos un problema en el auto al mecánico y si tenemos algún dolor psiquico - o alguien, que nos aprecia y cercano afectivamente, de nuestro entorno, nos menciona que estamos teniendo actitudes que nos dañan o que dañan a nuestros allegados, tal vez es momento de tomarnos una consultita, lo que no significa un tratamiento, ni que estamos "locos".
Digo, por ejemplo si la mamá de Luna - ya que ha relatado esa historia tan ejemplificadora - hubiera podido tener una ayuda profesional, se hubieran ahorrado muchos dolores, ella misma y su familia.
No creo que sea simplismo, al contrario, a veces para que se entienda hay que ser simple.

Ricardo, la mayor virtud que tenés es que PODES ser simple y se te entiende. No sabría como explicar "en simple" el trastorno obsesivo compulsivo
No sabía lo de Discépolo, pero te juro que a cierta altura del partido y después de muchos años de práctica te dan ganas de hacer eso mismo con gran parte de la teoría...je je.
La cadena? Naaaah, que se yo, a mi se me salta a cada rato....jeje
Un besote

Graciela dijo...

Hola Rik
Lo que digo de Toromobolo obvio que va por mi cuenta... o crees que te lo voy a endilgar? Yo asumo lo mío... Y vos asumís lo tuyo? Porque vos le das la razón a Torombolo, pero perdón por lo que te voy a decir, pero creo que sin ninguna duda vos también caes en la volteada...
Saludos
Gra

Steki dijo...

¡Que los cumplas feliz,
que los cumplas feliz!
¡Que los cumplas Ricardo,
que los cumplas feliz!

¡¡¡ MUY FELIZ CUMPLE, RIK !!!
59 tirones de orejas!!!!!!!!!!!

Como verás, siendo las 4.30 de la madrugada, estoy llegando de bailar tango y no podía dejar de saludarte en este día.
Te deseo que pases un día excelente con Carito y que todos los chicos te mimen mucho. Desayuno en la cama y demás. Aunque, conociéndote, sé que en un rato nomás ya estás levantado y tu hija llegando del boliche, jaja. Así que, calculo yo, será de almuerzo la cosa.
Pasala bien y no labures hoyyyyyyyyyyyyyy!!!!
ADICTO!!!!!!!!! Jajaja!
Te mando un besote gigante,
Stekita = Isa.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Esmeralda!

Ufff…., que lindo nombre che!.
Gracias por venir…, ahora yo estoy en deuda; pero ya volveré a leer esas cartas que nunca escribís!.

Bueno, yo siempre imaginé que eras de “carne y huesos”, así que nada nuevo bajo el sol con vos y tus obsesiones!; quiero decir, “el que este libre de ellas, que arroje la primer mentira!”.

Esa…, esa que te puede y que te hace rumiar sobre lo que perdiste, lo que ya no existe…, la tenés que arrojar…. (a la mierda iba a decir) por el ventanal tan bello que hay en tu casa, y que no vuelva NUNCA MÁS!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Ana!!!

Ya te pedí disculpas una vez, así que ahora no debería hacerlo nuevamente a riesgo que se piense que estoy obsesivo con la necesidad que me disculpes, pero bueno… no me importa: disculpame!.

Coincido plenamente con tus palabras, y me gustó mucho lo que mencionas sobre que “una consulta” no implica esclavizarse a un tratamiento, porque a veces no es necesario, o bien podría ser muy corto.

¿Te gustó la historia del viejo Discepolín?..., grande el tipo ese che!.
Exacto!..., los terapeutas deberíamos rendir examen periódicamente para mantener nuestra matrícula y demostrar que conocemos la diversidad de teorías que existen en la psicología, sobre todo lo mejor que tiene cada una de ellas; y si solo podemos expresarnos con atisbos de ortodoxia, mejor que nos manden a cambiar de oficio!.

El día que se te “salte la cadena” avisame que yo te la coloco!...algo de eso, sé!..., jajaja!

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Uyyyyy Gra!!!

Sabía que cuando queres te podes poner misteriosa…, pero te aseguro que no te entiendo esta vez, no me dejaste hendija…, no seas malasa che!.

Mirá que el hacerse la misteriosa puede ser reflejo de un poco de “sadismo”, y sé que vos no tenés esa “tara”, aclarame un poco che negri linda!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Ufffff….Stekita!!!.

¿Te parece bonito estar haciendo lagrimear a un tipo a las 8.00 de la matina de un sábado!?

¿Sabias que nací un 06 del 06 a las 06 de la madrugada?.
Lo que me han visto bien la “coronilla” dicen que tengo grabado el número del “anticristo”.
Yo mismo no me lo he llegado a ver pese a los esfuerzos que hice, pero en oportunidades no me cabe otra que reconocerlo!

Gracias corazón!!!

Miles de besos para vos y Sofí
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Feliz Cumple Lic.!
Con la Steki no se puede vió... con el chamuyo de la milonga, nos madruga a todos!
Que lo pases lindo!

Steki dijo...

Esthercita:
Lo mío fue un poroto al lado de lo tuyo.
Te felicito, realmente.
Xiomara:
Esa película es lo más representativo del tema que estamos hablando! Por Dios, cómo me he reído y también ahora que me la trajiste a la mente. Una excelente película, por cierto.
Ana:
Vos sabés que tenés razón en cuanto a lo del "autoanálisis". Si bien yo lo hice y me salió bien, porque pude salir sola de mis mambos porque será que tengo el "bocho abierto" y eso me ayudó mucho. He tocado fondo tantas veces y otras tantas salí catapultada para arriba.
Pero debo de reconocer que cuando alguien tiene algún problema siempre le recomiendo: "Pedí ayuda profesional, no todos estamos capacitados para ver nuestros problemas desde afuera y no estudiamos para resolverlos tampoco". Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago, no? Jaja, me porté mal pero lo logré! Así de indisciplinada soy, che. O como dice Rik, la reina del desbole.
Clau:
Síiiiiiii, los madrugué, jaja. En realidad lo iba a llamar a Rik a las 12 de la noche pero ya ves, el tango me marea y no sé nunca qué hora es.

Que tengan todos un día excelente y mejor todavía para el dueño de casa.
Poné el agua Rik, que ahí voy a tomar unos mates con vos!

BACI, STEKI.

Wilson:
Jaja, noto cierta picardía de "vendetta" al regocijarte con la cara de "poker" que puso la mujer de la peli cuando el ex le dijo eso.

Luna:
Tengo tus mismas premisas ante la vida.
Te aplaudo y me aplaudo. Rik lo sabe bien.

Steki dijo...

Bueno, se me desordenó el comentario anterior.
Perdón, los saludos y despedida iban al final!

Graciela dijo...

Hola RIk
Quizá tenga un cacho de sadismo... Uno nunca se llega a conocer totalmente.
Lo que dije lo dije de verdad, creo que cuando Torombolo habla del tema, también te pega a vos. Lo digo sin ánimo alguno de ser agresiva. Es que así lo pienso, releelo y fijate. Porque si es como yo lo veo, al fin el tipo te pega y vos le terminás dando la razón... digo en tu respuesta, cuando te pensás ajeno a su crítica.
Igual me parece muy bueno que se exprese alguien que tiene, no se si ideas tan claras, pero por lo menos un decir que si no estás bien parado, te arrasa con la lengua... bueno, en este caso con los dedos y el teclado...
Vos sos el único que me dice Mala... no lo soy...
Es que quiero conservar la sinceridad de decir lo que pienso.
Bueno, por otro medio ya te saludé por tu cumple.
Que seas muy feliz!!
Un abrazo grande
Gra

torombolo dijo...

En principio, una licencia.
Ante la duda, retribuyo los afectuosos saludos de la señorita Steki.
No lo hice antes porque me parecía impropio utilizar un sitio cedido para comentar, con fines personales.
Mas, ante la profusión de saludos, me pliego.

En segundo término, le contesto a la señorita Graciela.
Podría ser que yo desee llamar la atención, si es que esto fuera diferente a lo que desea todo aquel que expresa algo.
Mas, como bien dijera Jimmie Dimmick a sus amigos..."Ya sé que mi café es bueno, yo lo elijo, yo lo compro y sé que es bueno. Mas mi mujer está por llegar y el problema no es el café de mi cocina sino el negro muerto en mi garaje...", yo le digo: pues está muy bien que usted especule sobre mis intenciones íntimas para escribir un comentario, mas el asunto no son mis deseos de gloria, sino el contenido de mis palabras.

Su opinión acerca de él, será mas trascendente para los participantes de este foro, que los dictámenes sobre mi aparente egolatría.

Steki dijo...

Gracias, dear Toro. Un placer seguirlo de nuevo aunque en otro sitio. Rik es un amigo. Cuando hay gente inteligente debatiendo inteligentemente con el dueño de casa, me callo y leo. Imposible agregar nada. Esta vez yo no modero! Jaja.
BACI, STEKI.

Claudia Sánchez dijo...

Bueno Torombolo, ya que la dejás picando…

Me parece que queda claro que no creés en el psicoanálisis. Tomamos nota.
Ahora, convengamos que mucha de la terminología utilizada por la psicología (en general) se ha masificado (o vulgarizado, según tu expresión) y se utiliza habitualmente en un contexto cotidiano, sin que ello sea un problema en general.
Incluso, hay muchas otras disciplinas, básicamente de las ciencias sociales, que también utilizan dichos términos. Hasta los medios de comunicación hacen uso de los mismos.
No obstante, intuyo que mayoritariamente se utilizan de manera coloquial y sin consecuencias negativas.
Vos no te enojarías, ni tomarías en serio que yo te diga "Toro, sos un obsesivo de la precisión". … Nó?
Sobre todo sabiendo que no soy una profesional calificada para hacer un "diagnóstico".
Creo que solo una persona con serios trastornos "mentales" puede tomarse en serio el comentario de un vecino no profesional (y también cabe para el vecino eh?).
Y después de todo, pensemos que antes todos eran simplemente locos.

Saludos!

RECOMENZAR dijo...

Cumpleaños feliz te deseo yo a ti...........


Bueno tengo unas cuantas la primera el chocolate la segunda no te le puedo contar porque me pongo colorada...A medida que he ido creciendo mentalmente...me las he quitado gracias a tratar de conocerne a mi misma. En éste momento estoy pasando un momento de gran intensidad afectiva por lo tanto la vida es rosa. Vivo el hoy por lo tanto no puedo hacer muchos planes y ése es mi problema y en el cual estoy trabajando. He aprendido a escuchar a no dar consejos... a ver la vida de otra manera.. traatndo de corregirme yo... en vez de tratar de cambiar a la persona que esta conmigo... esto no tiene nada que ver con tu escrito pero bueno ...


Compré globos... te dejo unos cuanto inflados de amistad para que los repartas entre todas tu amigas. ya ves no torta esta vez una papitas. sí picantemente buenas
gracias por compartir con nosotras las cosas buenas y los consejos Siempre salgo aprendiendo

Anónimo dijo...

Hola Ricardo
!!Feliz Cumpleaños!!
Un abrazo grandote de Wilson a traves de la distancia, de cordillera a cordillera, muchas personas te aprecian Rik, para mi eres un gran amigo, y gracias totales Ricardo. Y del 666, quien cree eso? si tu forma de ser es la antìtesis del diablo jejeje, vos respiras bondad y grandeza.

Te mando una tortita virtual y me invitas por favor solo un pedazo pequeñito, ya sabes, por la dieta .

Nuevamente un gran abrazo!!
De Wilson!!

torombolo dijo...

Bueno, tal vez su opinión sea que el uso indebido de las palabras no es un "problema en general" o que no ocasiona "consecuencias negativas", señorita Claudia, mas no me consta que eso sea realmente así.

Yo supongo que sí se ocasionan algunos problemas, como mínimo la confusión de conceptos.
Vea, ya he escuchado muchas veces eso de que "no es necesario precisar" o "se entiende igual" o "no hay que ponerse exigente".
Pues si sólo se tratara de "entender" en el rudimentario sentido en que se dice, pues, bien podríamos hablar por señas o arreglarnos con un glosario de cien palabras.
Bueno, como hace una gran porción de la población.
Casi le diría que, a los fines prácticos vulgares, el desarrollo intelectual y científico de la humanidad no ha tenido sentido alguno.

Pues, para mí no, disculpe usted la disidencia.
Yo, entre hablar mal o bien, elijo hablar bien.
No me da igual el error.
Y si le interesa mi preferencia para la sociedad, prefiero una sociedad instruida y razonante, del primero al último.
Tal vez esto le parezca trivial, mas no lo es.

El lenguaje no es sólo un medio de comunicación.
No se trata de la elegancia en el decir.
El manejo del lenguaje, como el de la matemática(otro lenguaje)son correlatos del manejo del pensamiento.
Salvando casos de afasias o dislexias, no hay buenos pensadores que hablen mal, inapropiadamente.

Por tanto, como no veo necesidad alguna de llamar perro al gato, ni obligación de hablar simplificadamente, slvo casos excepcionales, no necesito llamar a un sujeto aplicado "obsesivo".
Si no lo es, no lo es, así de sencillo.
Acaso alguien obliga a las personas a utilizar terminología electrónica cuando no es su ocupación?
Porqué habríamos de auspiciar o tolerar que se haga con vocablos propios dela psicología, psiquiatría o conducta, de modo incorrecto?

A usted le resulta indiferente o inocua la utilización de vocablos de su profesión inadecuadamente?
Los asiente?

La discusión tal como usted la plantea, excede el asunto de los trastornos de conducta o personalidad.
Se trata de qué tipo de sociedad preferimos, y cuánta importancia damos a esa preferencia.

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!

Gracias por tu saludo y deseo!.

Tenés razón, me impresiona que lo de “la milonga” de Steki es una excusa para la trasnochada y el arribo a su casa antes del amanecer!.
Los otros días leí una noticia sobre el merodeo de una supuesta “chotacabras” en la provincia de Mendoza que dejas secos de hematocritos a los que se les cruza…., lo que más me llamo la atención es que las víctimas que lograron salvarse dicen que tiene ojos celestes!.
Por ello creo que llega con tanta “pila y tiene carga para rato”!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Muy bueno Stekita!!!

Te voy a convocar para que hagas los cierres de comentarios cada vez que cambie de artículo!

Gracias!.
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Gra!!!

A ver…, te creo respecto de tu sinceridad en lo que percibís en el comentario de Torombolo. Sin embargo te quiero expresar (yo también sinceramente), que no es que “me PIENSE ajeno a su critica”; en realidad me SIENTO totalmente ajeno a su critica!.

De cualquier forma, si me hubiese involucrado en su concepto de “charlatanes diagnosticadores”; no me afecta en lo más mínimo. Tiene todo el derecho a pensar de esa manera. En todo caso podría llegar a decirle que tengo “licencia para matar a diagnosticazos”, otorgado por, aún la universidad más prestigiosa de Argentina, la UBA, hace años.

Puedo reconocerte que algo que de ese comentario me habría provocado un poco de “urticaria” (de ser como vos interpretas), es que no uso diagnósticos para encarar una terapia con las personas que me consultan.
No lo he hecho acá con ustedes, sino que, en todo caso se auto-diagnosticaron lo que vivenciaron como obsesiones en sus vidas, y en algunos casos me han parecido acertados.

Los diagnósticos, en mi forma de trabajar no me dicen nada acerca de cómo encarar las posibles soluciones a los padecimientos de la gente. Por ejemplo: “Obsesivo”…, muy bien…, obsesivo…¿y?; “Fóbico”…ahhhh…. Fóbico… ¿y?..., etc. ¿Qué me dice un diagnóstico de lo que TENGO QUE HACER como terapeuta con esa persona?..., nada!.
Sí me lo dicen sus pensamientos, que por lo general se trasmiten por medio de sus verbalizaciones. Y si estas verbalizaciones no se condicen con la realidad (o en todo caso la acomoda a su gusto), y solo son producto de sus elucubraciones y fantasías, ellas me están indicando que mi tarea consistirá en confrontarlo con justificaciones a sus creencias. Por ejemplo; si alguien me expresa; -“me da mucho miedo entrar a un supermercado repleto de gente porque pienso que me puede faltar el aire y me voy a morir”; le puedo preguntar de dónde saca esa idea, ya que las otras 200 personas que están adentro del supermercado no se están asfixiando, ni muriendo; en cambio, si un colega me deriva un consultante diciéndome: -“te mando un fóbico!”…. ¿que me dice esto de lo que tengo que hacer con esa persona?.

Las únicas veces que uso diagnósticos son cuando me los solicita una Prepaga para el reembolso de honorarios de un cliente, o un Juez por peritaje.
En esos casos me baso en un manual de diagnósticos de reconocimiento internacional (DSM IV), que mediante combinaciones de letras y números clasifica los diagnósticos. El único que uso es uno que se escribe F41.1 y que representa el diagnóstico de “Trastorno de Ansiedad Generalizada”….ahhhh…., que interesante…, pobre tipo (o tipa)!, supongo que es lo que pensará la Obra Social o el Juez que no entienden “un pomo” de estos temas, es más…, a mi tampoco me dice nada ese diagnóstico….jajaja!

Bueno corazón…, a riesgo de mandarme una interpretación fuera de lugar: ¿no seras vos la que piensa que soy un “charlatán diagnosticador” y se lo adjudicas al comentario de Torombolo?....jajajaja!
Reite Negi…. reite que vos tenés mucho humor!

Besos.
Rik

PD: Gracias por el saludo!

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Sr. Torombolo!

Solo lo saludaré, y después usted verá que hace, porque los comentarios van dirigidos a su persona.
Solo le solicitaré que por favor no me deje negros muertos acá!.

Tenga usted y sus comentarios una gloriosa egolatría dominguera!; y sus palabras también!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola RECOMENZAR!!!

Ah nooooooo…., yo quiero conocer esa que te ruboriza…, las del chocolate…, paso!

Cuidado que el HOY no se te transforme en una obsesión che!

Gracias por venir…, ya me daré una vuelta yo también por tu casa!

Besos.
Rik

PD: Buenísima esa comidita!

Ricardo Musso dijo...

Salud Wilson!!!

Gracias por tus palabras y conceptos de mi persona!

¿Una porción de torta para vos?....naaaaa…., no me lo perdonaría jamás!....jajaja!

Un abrazo!
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Perdón, yo dije "uso indebido"? o uso cotidiano? Pero caramba con los "fallidos"! Ja, ja, ja!
Está bien Torombolo, tu obsesión por la precisión es un buen deseo y mientras no te haga sufrir, ni entorpezca tu natural desenvolvimiento en la vida cotidiana, no deja de ser tuya.

Bueno Rik, recién llego del brindis... a su salud!

Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia!!!

Espero la hayas pasado bien en la reunión!
Gracias por el brindis a mi nombre!

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Desde aquel día que el ciudadano Español arribo a nuestro aeropuerto internacional de Ezeiza, he interesado en que algún vehículo lo trasladase al hotel que tenía reservado, se acercó a un hombre, de nacionalidad Argentino, que estaba en las mismas lides, y le pregunto: - “Oiga usted buen hombre… ¿por dónde puedo coger un auto?”; y éste le respondió, luego de pensar unos instantes: -“Bueno… si no es por el caño de escape, no se me ocurre por cual otro lado!”; el Esperanto va perdiendo, paso a paso, su aspiración de convertirse en una lengua planetaria.

La Lingüística y la Semiótica avanzan lentamente en encontrar los correlatos entre las denotaciones (lo que un término indica que un objeto es), las connotaciones (lo que un término indica que un objeto representa para cada individuo), y lo que la palabra refleja como estructura del pensamiento de los sujetos, entre las múltiples lenguas y sus culturas.
Mientras tanto, el lenguaje popular crece y adelanta “a puño y lanza” en su construcción, y éstas especialidades de su estudio “van como furgón de cola”.

Es dable esperar que para los científicos de la Física, el término “átomo”, debería tener por lo menos la misma denotación en cualquier parte del mundo a la hora en que se pongan a hablar de él entre ellos, aunque posiblemente connote en forma distinta esa palabra para un físico Paraguayo, que para uno Japonés (sobre todo si sus ancestros murieron en Hiroshima tras el lanzamiento de la bomba que puso fin a la 2da. Guerra).
Sin embargo, y al margen de estas especificidades, es perfectamente aceptable que alguien pudiera decir (incluso los mismos físicos): “esa persona es apenas un átomo!”; que - por ser éste la partícula más ínfima de la materia -, metafóricamente, estaría queriendo denotar que la persona tiene “poco valor humano”, por ejemplo.

En mi impresión - y solo intentando lo escrito arriba comstituir un simple ejemplo -, su frase; “Yo, entre hablar mal o bien, elijo hablar bien.”, y extender esa elección a: “Y si le interesa mi preferencia para la sociedad, prefiero una sociedad instruida y razonante, del primero al último.”, puede ser una loable aspiración de deseo Sr. Torombolo; pero me impresiona difícil (por no decir imposible) de lograr.

Es más: “sujeto aplicado” o “sujeto obsesivo” constituyen ambos un diagnóstico, si entendemos por tal a la observación de un conjunto de signos y síntomas que nos orientan para categorizar un fenómeno.

Tenga usted muy buen día de domingo.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Ahí está! La semiótica y la semiología son dos que se las traen con el uso de términos utilizados en psicología.
Por otro lado, la incorporación de términos específicos de distintas disciplinas al lenguaje cotidiano me indica que estamos avanzando en el arte de hablar bien.
Otra de mis obsesiones: las ensaladas. Sí o sí, la lechuga cortada con la mano, la cebolla en juliana bien finita y el tomate cubeteado.

Buen domingo para todos!

torombolo dijo...

No, vean damas y caballeros, estamos aquí preparando una de las consabidas ensaladas y colocando en ella ingradienes vegetales a granel, combinados con fámacos en miligramos.

Y la confusión es inducida artificialmente por los extraños proceso del razonamiento femenino.

En principio, si mal no entendí yo, el anfitrión de este sitio, quién nos propone asuntos a comentar, es un erudito titulado de la psicología humana, por tanto, mi comentario inicial, claramente y sin posibilidad de duda alguna, no estaba dirigido a él, quien sí está debidamente calificado, sino al vulgo que no sólo no sabe sino que pretende actuar como si supiera.

Luego provino de la señorita Graciela una suerte de "chiste" en el cual, sin afirmar si coincidía o no con mis palabras, simplemente efectuaba una valoración "a la carte" de mis internas motivaciones para escribir aquí, y, de algún modo, pretendía incluír al caballero Ricardo.
Hecho que motivó la innecesaria aclaración del hombre.

De allí al cuestionamiento de la señorita Claudia, en la línea de "bueno, pero no es para tanto", y mi respuesta, explicando el valor de la palabra y su relación con el pensamiento y las tendencias sociales.

De ese modo, comienza la acostumbrada cadena de tropiezos con el "yo no dije...usted dijo".
Vea, señorita Claudia, no voy a aclarar su confusión, para no agregar a la ensalada ingrediente alguno.
Mi respuesta es clarísima y no dá lugar a duda.
Puede usted concordar total o parcialmente, disentir en las misma formas, agregar sus ideas o pasar.
Mas venir con "usted se ha confundido, yo no me refería a...", no.

El chiste es un buen modo de salir de circunstancias diversas, de las que uno desea salir.
Mas decirme "obsesivo" en medio de una conversación sobre asignaciones bastardas de diagnósticos, o hablar de "fallidos" en el habitual sobreentendido entre jugadores del mismo equipo, es algo extraño para este caso.
Casi como una declaración de principios, "a mí me gusta decirle obsesvo al que se me canta, y nadie vendrá a hacerme notar su incorrección".
Bueno, pues está bien.
Si usted gusta de esos usos, es su decisión.
No estaba mi comentario dirigido a su persona en particular sino a la generalidad.

Y le corrijo algo, con absoluta certeza.
El idioma se enriquece con nueva voces, sí.
"Neologismos", les dice la academia.
Y la incorporación de voces de disciplinas específicas al lenguaje cotidiano, los "tecnisismos", son, efectivamente enriquecedores e indicadores de un mejoramiento del saber popular.
Siempre y cuando se utilicen correctamente.
De no ser así, configuran errores aceptados por regla consuetudinaria, denominados "barbarismos", y de ningún modo indican enriquecimiento o superación, sino exactamente lo contrario.

Esa es la señal de un mal social.
No sólo la confusión, sino la disposición a la superficialidad, la aceptación de hablar "como si supiera" para figurar sin el mínimo esfuerzo de comprobación, y, notado el error, su persistencia en él.
Eso está usted defendiendo, señorita.

Y yo, sin asumir lucha alguna, simplemente manifiesto mi preferencia por lo mejor.
Usted, caballero Musso, me señala con sesnsatez "difícil de lograr".
Bueno, sí.
Como el orden, la democracia, la fusión controlada y el orgasmo femenino.

Mas no por ello mi preferencia está mal, no?

Luna dijo...

Ricardo, muchas felicidades.
Eres un año menor que yo. El 20 de julio cumpliré 60 años.
Voy a ingresar en la última etapa de mi juventud.
Y tengo muchos planes. Aún me quedan cosas muy interesante por empezar y por aprender....
Espero que este sea el primer da de otro año, lleno de felicidad, paz, armonia y amor.
Un beso.

Ana dijo...

Hola Ricardo! Feliz cumple! Me encantó lo de tu "licencia para matar a diagnosticazos". Me siento totalmente identificada sobre lo que contás de tu uso del DSM y sobre la utilidad del diagnóstico. Acuerdo en muchas de las cosas que escribe Torombolo también. Simplemente, me sucede lo mismo que has relatado, en lo que siento que nada tengo que ver, no me implico, después de todo cada uno saca conclusiones de los temas cotidianos de acuerdo a cómo vive esos temas...Y los emite, son opiniones repito..otra vez...Muchas "opiniones" de torombolo "parecen" certezas absolutas, y sencillamente no lo son. Solamente tienen esa "forma". Reitero (je je) son "opiniones".
Un besote Ricardo! Estás invitado a un pedazo de torta ni bien pises suelo bonaerense.

Steki dijo...

Ana, fuiste el 69! Jajaja, le erré por uno, yo.

Hola, Rik!
Permiso, quiero acotar algo a lo que dijo el dear Toro con respecto a los neologismos y barbarismos. En realidad es algo a lo que me enfrento a diario en mi trabajo de Correctora en el diario. Cada vez se aceptan más barbaridades y no lo digo por la RAE sino por los estilos de cada periódico. El caso de los periodistas deportivos es el más gráfico. Eso sin descontar la mala base que tienen los estudiantes de Comunicación Social, Periodismo y tantas otras profesiones, en cuanto al buen uso de la lengua.
Perdón, sé que lo que comento no tiene nada que ver con tu post pero como hoy es el Día del Periodista (dejo en mi blog mi homenaje) me pareció válido comentarlo.
Si bien no soy periodista de carrera, trabajo en la Redacción de un diario como Correctora y eso hace que estemos todos dentro del mismo gremio.
Gracias, Rik, por permitirnos la libertad de expresión en éste, tu blog.
Besos para todos!
STEKI.

Steki dijo...

Perdón, olvidé algo.
Torombolo: le dejo un link en el que la gente se ha expresado acerca del orgasmo. Tal vez le interese. Es el blog de mi amiga Mucha de la Torre: www.recomenzar.blogspot.com
Espero le sea útil para su información.

Luna dijo...

Vamos a ver... personalizo. Yo, entro en el blog de Ricardo, que es el que nos ocupa ahora, porque me iteresa mucho lo que escribe, porque me gusta como lo hace, y sobretodo porque aprendo.
Me gusta leer todas las respuestas de sus amigos, porque en la pluralidad está la riqueza, y, nuevamente aprendo.
Yo sé que el "técnico ", el profesional aqui es él, pero nos plantea temas, para que dejemos nuestra opinión, a sabiendas que no somos expertos como él.
Pero valora el que lo leeamos, intentemos comprenderlo, y dejemos nuestros pareceres...
Que no son profesionales, son experiencias de vida de cada uno y de como entendemos la vida.
Creo que es un aprendizaje y un enriquecimiento de todos...

Sr. TOROMBOLO, claramente se nota que es una persona culta.
Seguramente será sabio en algo...no sé en qué, porque en todo,nunca se es sabio.
En mi casa hay un experto en Banca, otro en Informática, y otro en Administración de Empresas. Y sabe, podemos hablar de todo, entre todos, aunque algunas veces confundamos algún término...
Sabe por quÉ?Porque hay un gran respeto, una comunicación fluida, tolerante y constructiva.

Usted no sabe, cada persona que entra en este blog, que és, quien es.
Seguramente psicoanalista o psicólogo, no. Pero seguro que entre tantos, hay gente muy brillante en otras materias.
Porque para demostrar su saber,¿ha de denostar los comentarios de los demás?
Mire, si le parece, desde la distancia, lea sus comentarios, como si no los hubiera escrito usted, sino,alguien para uted.
¿Le gustan?
Le gustaria, que se dirigieran a usted, así?
Si la respuesta es SI, no se preocupe. SEGURO QUE LO CONSIGUE.

Cuando se tiene luz, propia, no hace faltar mojar el candil de los demás, para brillar...

Un cordial saludo

Claudia Sánchez dijo...

No, no, no Torombolo.
No sé los demás, pero yo ya estoy grandecita y mis exámenes de retórica y dialéctica ya los aprobé.

Yo no tengo ninguna confusión que necesite ser aclarada.
Vos tenés una opinión sobre el uso del lenguaje y yo tengo otra. Y eso es todo.
Y creo que mi postura tampoco deja lugar a dudas. Aunque disientas con ella.

Y si el utilizar, en este espacio, el término "obsesivo" y "fallido", seguido de una risa, o sea "el chiste", te molestó, lo siento por vos.
Mi intención era distender un poco el clima y reírme con vos, no de vos.
Tal como lo hice unos comentarios antes con Ricardo.
Intención frustrada, claro está.

Tengan buena semana gente!

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rik, pasé para saludarte y desearte que disfrutes de la maravillosa luna llena de esta noche que tus pagos se debe ver mucho mejor. Aun no pude leer todos los comentarios, estoy para variar complicada con el trabajo y me clavé todo el fin de semana en la tarea.

Besos y abrazos

Estercita

torombolo dijo...

Pero, qué cosa!

El ansia de complicar lo sencillo, de argumentar al cohete.

Yo simplemente dije, en relación al asunto de los trastornos de conducta y personalidad, que, a diferencia de otros asuntos técnicos más respetados por el vulgo, la gilada se siente autorizada a opinar utilizando terminología específica.
Y dije que esa desvalorización de esta actividad científica, proviene de la sanata psicoanalítica que bastardeó el buen criterio durante años y acostumbró al pelagatos más bruto, a la idea de que la comprensión y dominio de los mecanismos de la mente estaban al alcance de su mano, sin esfuerzo, dedicación o estudio previo.
Simplemente porque en nuestro país y en Francia, la muchachada ignora que existe una larga escuela de estudio científico experimental de la conducta humana, donde no se guitarrea con energías mágicas inlocalizables y fábulas griegas.

Nadie que se exprese con propiedad, o tenga el mínimo respeto a una disciplina científica, podría sentirse aludido por mis dichos, sino todo lo contrario.
Sin embargo, señoritas salen a decir cosas del estilo..."bueno, pero qué tiene de malo, utilizar mal conceptos técnicos o explicarle a las personas que padecen un mal sin tener capacitación ni la menor idea de lo que se está diciendo?"
Pues, la respuesta es evidente.
Sí, está mal y es incorrecto.
No hay otro modo de decirlo.

Y luego, viene la señorita Luna, cabalgando en la confusión ocasionada por el ida y vuelta sinsentido, a preguntarme porqué he de denostar los comentarios de los demás, aclarando que yo haría eso "para demostrar mi saber".

???????????!!!
De qué está hablando usted, señorita Luna?
Cuál comentario he denostado?
Como le consta a usted que yo pretendo demostrar saber alguno?
Salvo que posea usted poderes adivinatorios, lo veo difícil.

Yo no he expuesto ensayo alguno aquí.
Si usted llama "fóbico" a alguien que teme ser asaltado, está diciendo una tontería, simple y llano.
Está especulando un diagnóstico sobre bases falsas, y además lo está exponiendo ante los demás sin la menor prudencia ni orgullo intelectual.
Simplemente porque la definición del concepto de "fobia" no es ése.
Y lo puedo afirmar con total certeza, sin por ello denostar a nadie.
Salvo que usted salga en defensa de aquellos que hablan sin saber, pretendiendo con ello quedar bien.

Aquí hay una confusión entre lo cierto y lo opinable.
Uno no puede decir "Del Potro acaba de coronarse campeón de Roland Garros", simplemente porque no es cierto, no es un asunto que pueda resolverse con un "para mí, es el campeón".
Lo opinable sería si ha jugado bien, o si perdió por casualidad, o multitud de otros asuntos.

Cuando la señorita Claudia Sanchez, en alarde de flexibilidad dialéctica, me espeta "sos un obsesivo de la precisión", está diciendo una sonsera, tal vez con el pretexto de "chiste".
Yo no soy obseso, soy preciso.
Un señor que no puede evitar lavarse las manos treinta veces por día sin ser cirujano, podría padecer, en principio, un trastorno obsesivo.

Logran comprender ustedes la sutil diferencia?
Puedo ahora evitar este tipo de imputaciones tan risueñas?

torombolo dijo...

Pongamos un ejemplo que logren comprender.

Qué mujer no ha recibido el calificativo de "histérica" por algún cambio de opinión o estado de ánimo?
Muy pocas.

Pues, es incorrecto.
Histérica, es un término antiguo utilizado en general para definir al Trastorno Histriónico de la personalidad, en cualquiera de sus grados, y su terminación femenina "a", está en relación con su mayor frecuencia en mujeres.

Lo otro, la tendencia a las variaciones del ánimo tipícamente femeninas no necesariamente configuran parte de dicho trastorno.
Aún ciertas tendencias o rasgos, propios de la verdadera histérica, no configuran el cuadro.
Son rasgos, matices.

Les complace a ustedes que cualquier pavote ignorante se sienta auorizado a "diagnosticarlas" de histéricas?
Pues, a eso me refiero con que "está mal".
Logran comprenderlo ahora?

Claudia Sánchez dijo...

No podés evitar ser preciso Toro.
Me alegro. Eso te hace más humano.
Y viste que yo tengo la obsesión de la perfección, entonces me fuí a verificar en la RAE:

histeria: (Del fr. hystérie, y este del gr. ὑστέρα, matriz, víscera de la pelvis).

1. f. Med. Enfermedad nerviosa, crónica, más frecuente en la mujer que en el hombre, caracterizada por gran variedad de síntomas, principalmente funcionales, y a veces por ataques convulsivos.
2. f. Estado pasajero de excitación nerviosa producido a consecuencia de una situación anómala.

Ah! qué lindo desayunar aprendiendo algo nuevo!

Que tengan buen día!

Luna dijo...

Sr, Torombolo.
No me refiero a ninguna intervención en concreto.
Me refiero, como le digo, a los dos posts.
¿Ha probado a leer, sus contestaciones, "desde fuera"?
Diría usted, que suenen a...¿ prepotente?
Se ha dado usted cuenta que, Ricardo, que es el técnico, y el que pregunta nuestra opinión, jamás, repito JAMAS, ha utilizado sus formas?

Mire yo no tengo que hacerle la rosca a nadie, ni quedar bien. Soy muy mayorcita...
Mis opiniones son mias. Y las asumo. Si acertadas, fenomenal, si equivocadas, sé disculparme.

Le pierden las formas, Sr. Torombolo...
Perdón, puede ser que usted sea experto en ...discutir...
Si es así, pido perdón. Lo hace excelentemente.
Un saludo

torombolo dijo...

Bueno, cómo nó.

La señorita Claudia, en su habitual actitud competitiva, expone aquí razones, y más razones, sin tener muy claro qué pretende demostrar con ellas.
La señorita Luna, me explica que cierto "tono" que ella considera muy cortante, desvaloriza el contenido de mis dichos.

Muy bien.
Podrían tener razón.
Ante la duda, mi compañera permanente, me dirijo a mi mensaje inicial, fuente de todo este intríngulis de interpretaciones, retruques velocísticos, críticas y (!!!) diagnósticos (!!!) hacia mi persona.
Lo encuentro, breve, conciso, contundente y no logro descifrar algun tipo de "denostación a mensajes ajenos", calificación de personas aquí presentes, o siquiera alusión a ninguna de ustedes.
Es decir.
Yo escribo un comentario crítico hacia el mal uso y vulgarización de la terminología conductual, explicando al pésima influencia que tuvo en ello la pseudociencia llamada "psicoanálisis".
De ello, me caen una serie de cuestionamientos que contesto dentro de los cánones de las correctas reglas de urbanidad y siguiendo mi línea lógica.

Y de todo ello, termino siendo una suerte de grosero. prepotente o merecedor de reproche.

Pues no, señorita Luna.
Lo que a usted confunde y perturba, como también a otras damas, es algo muy simple.
Yo soy un varón, un caballero.
Me expreso con la firmeza natural originada por mi testosterona, mas respetando estrictamente el debido protocolo y respeto a cualquier persona.
No hago "traducción" especial para las damas.
No menosprecio al género femenino, poniendo un tono o sonrisa especial para dirigirme a una mujer.
Me expreso sin subterfugios ni chistesitos ni consintiendo caprichitos como suelen hacer otros hombres.
Estos son espacios de conversación, de polémica, y la diversión es intercambiar de igual a igual, sin presentar currículum y adaptándose al nivel que vaya surgiendo.

Y muchas damas, no están acostumbradas a eso.
El discurso melifluo, dulcificado y complaciente de los hombres convencionales las ha confundido.

No me pida irónico perdón alguno, lea mis ponencias e indique qué es lo que le parece mal.
Valga usted por lo que piensa, no por el recurso de "dama ofendida por las formas".

Federico dijo...

Buenos días a tod@s
Me gustaría torombolo, que aclarara, los siguientes dichos o ponencias ya que se ha ofrecido a hacerlo: "Y yo, sin asumir lucha alguna, simplemente manifiesto mi preferencia por lo mejor.
Usted, caballero Musso, me señala con sesnsatez "difícil de lograr".
Bueno, sí.
Como el orden, la democracia, la fusión controlada y el orgasmo femenino."
Dice usted no expresarse con subterfugios ni "chistesitos", Justamente el párrafo anterior posee ambas características.

No quisiera pecar de apresurado, pero entendí que estima usted "difícil de lograr" un orgasmo femenino. No acuerdo. Quisiera recordarle que cuando hablamos de la génesis de un orgasmo femenino dentro de una relación sexual, dos personas, por lo menos participan. De ambos, hombre y mujer, depende el logro de la satisfacción femenina y masculina. No considero difícil de lograr un orgasmo femenino. No nos excluyamos los hombres, quitándonos responsabilidad en lo que corresponde a ambos. Hagamos una autocrítica. No he encontrado en general dificultades para lograrlo, teniendo en cuenta no solo lo que parece, me refiero a la posibilidad de fingir, sino los signos inequívocos de repleción vaginal, rugosidad de la mucosa, contracciones vaginales, lubricación en cascada, etc. Esto indica haber buceado años en vaginas femeninas, con todas mis protuberancias, con mucho placer personal y de las damas que me acompañaron. Mis mayores respetos a ellas. Y a su esfuerzo por encontrar un lugar en una sociedad en donde discursos estereotipados son la norma. Mi experiencia masculina, bastante respetable, me indica lo contrario justamente de lo que sostiene tarambolo en este dicho en particular.
Saludos a todos.
Federico

torombolo dijo...

No, vea caballero Federico, se equivoca.

Yo no digo que no use términos figurativos, irónicos o humorísticos en ningún área o momento de mi vida.
Aquí no estamos hablando del orgasmo femenino ni de las bases del humor.
El asunto planteado eran las obsesiones, y yo simplemente comenté en referencia a ello y como un simple agregado, el aspecto del mal uso de esa definición, aplicado a casos que no configuraban obsesión alguna.

Luego, sobrevino un intercambio poco conducente que derivó hacia modos y aspectos personales que no hacen al asunto original.
En el ejercicio de las respuestas a las objeciones planteadas, que por otra parte no eran muy claras, yo hice algún comentario matizado por alguna sorna, nada más.

No he condenado el chiste, como elemento decorativo literario.
Lo que sí denoto es la recurrencia al chiste como elemento distorsivo.

Vea, los dos asuntos a los que aludí, es decir el uso incorrecto del término y las falacias del psicoanálisis, curiosamente no han sido refutados, ni apoyados.
Estamos discutiendo superficialidades o aspectos de mis logros sexuales o los suyos.

Lo felicito por sus éxitos.
Y por su confianza en la sinceridad femenina.

Federico dijo...

"Yo soy un varón, un caballero.
Me expreso con la firmeza natural originada por mi testosterona, mas respetando estrictamente el debido protocolo y respeto a cualquier persona.
No hago "traducción" especial para las damas.
No menosprecio al género femenino, poniendo un tono o sonrisa especial para dirigirme a una mujer.
Me expreso sin subterfugios ni chistesitos ni consintiendo caprichitos como suelen hacer otros hombres"

"Aquí no estamos hablando del orgasmo femenino ni de las bases del humor", se contradice; usted tarambolo, y solo usted, mencionó con sorna y/o ironía " la supuesta dificultad de lograr un orgasmo femenino", ergo dio usted pie a que de ello se hablara. Por esa razón me estoy refiriendo a eso.
Su alusión humorística, en sorna o como la llame a la "dificultad de lograr un orgasmo femenino", pone en tela de juicio no solamente la capacidad femenina de lograrlo, sino lo que me atañe: la incapacidad masculina de colaborar a provocarlo.
Por esa razón me parece importante poner la incapacidad en donde está: Señor tarambolo, si ha tenido o tiene usted una incapacidad de lograr buenos orgasmos con mujeres, para mujeres y por mujeres, es claramente una incapacidad suya. No me incluyo en eso.

Mis éxitos, como usted los llama, se deben no solo a mi confianza en la honestidad de algunas mujeres, sino a la confianza en mi mismo que he logrado. Mujeres, han colaborado a construir esa confianza.

Doy por terminado el cambio de opinión con tarambolo, se torna aburrido: Es mas me recuerda Ricardo a un capítulo tuyo que leí, que trataba de la rumia, relacionándola a la masturbación ¿Así era?

Muy ilustrativo tu blog Ricardo. Felicitaciones.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola Rik, soy Wilson; si me permites unas lineas para Steki:

Un gusto Steki, me dices: "noto cierta picardía de "vendetta" al regocijarte con la cara de "poker" que puso la mujer de la peli cuando el ex le dijo eso "

Me pillaste jejeje, si se pudiera pues seria ideal decirle eso a una ex...

Un beso.

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buen lunes Claudia!!!

Es cierto…, mas los científicos de la lingüística que se dedican al estudio de las relaciones entre el significante (que es sonido que los distintos fonemas que una palabra produce) y el significado (que es la representación mental de ese sonido para los distintos individuos y el objeto al que se alude) no construyen el lenguaje, solo lo estudian.
Debo confesar que debe ser apasionante dedicarse a esas investigaciones, ahora, en mi opinión, es perfectamente admisible suponer que un sujeto nazca, transite su vida y muera, sin saber de la existencia de esa ciencia , y no sucederá nada con él, y su prole (si la llegara a tener).

No sucede lo mismo con otros conocimientos; por ejemplo los de la ingeniería, como rama de la física, ya que aunque me construya una casa sin la mínima noción de sus experimentos y descubrimientos, a riesgo de no hacerlo con material sólido, y las distintas partes que conforman una vivienda, en su lugar correcto (el techo arriba, las paredes a los costados, el piso abajo – para poder caminar sobre él como la ley de gravedad nos impone caminar-), es muy probable que nos encontremos con serios problemas para habitarla.
A veces nos apropiamos de términos que las ciencias crean, y los aplicamos a nuestras situaciones cotidianas, y otras veces es a la inversa.

Che, respecto a lo de las ensaladas; salvo que no la comas si la lechuga cortada a mano no te salga milimétricamente exacta en cada uno de sus trozos, al igual que las rodajas de la cebolla en juliana o los cubitos del tomate, me impresiona que no es una obsesión…vos dirás!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Sr. Torombolo

Respecto a la parte de su comentario posterior al de la Srta. Claudia en que me refiere, le comento que no podría responder a su pregunta si su PREFERENCIA está mal, o bien.

Suelo involucrarme en aspiraciones complicadas, lo único que analizo es si ese esfuerzo es útil a los FINES PRÁCTICOS de mi existencia, y a veces, de los demás, o podría ser una simple pérdida de tiempo.
No interprete usted que me impresiona que su propósito carece de sentido, ya que aunque sí así lo pensara yo, mientras usted lo pondere como trascendente… haga lo que se le antoje!

Respecto a equiparar la dificultad de unificar socialmente un lenguaje apropiado para ser un reflejo objetivo de cada situación cotidiana, con el de “el orden, la democracia, la fusión controlada y el orgasmo femenino.”, solo me referiré a este último.
En este sentido; si bien me he propuesto que en mis encuentros sexuales la mujer disfrute de él (del encuentro sexual digo), el que logre un orgasmo se me “escapa de las manos” (aunque a veces lo intento por ese medio). Sin embargo (y de confiar en sus palabras (de ellas)) pareciera que mis maniobras sexuales no han sido tan erradas porque la mayoría me ha confesado haberlo logrado, y yo no he sentido que me haya resultado tan dificultoso.

Cordiales saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

Gracias por tus salutaciones y deseos!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Ana

Gracias por tu mención a la fecha de mi nuevo cumpleaños, y deseo!
Comparto el resto de tu comentario plenamente.

Acepto tu invitación para cuando pise suelo bonaerense (no sé cuándo podrá ser!).
Si viajase por la porción de torta ésta podría convertirse en las más cara de la historia, y podríamos entrar en el Guiness…, pero independientemente de ello dicen que lo que “vale… cuesta”, así que lo pensaré seriamente.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!

Ya es tarde de lunes (ufff… recién ahora estoy intentando responder a algunos comentarios); sin embargo tu escrito lo leí anoche y me asomé a un ventanal que tengo a ver esa luna que anunciabas y sí…, realmente se veía espectacular!

Gracias!
Besos

PD: Veré si esta tarde puedo entrar a leer tu artículo sobre tu etapa de Gordita, ayer lo relogié y me pareció buenísimo!

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Federico!

Te deseo una bienvenida; porque aunque no se si has ingresado a este sitio anteriormente, sí es la primera vez que te leo

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

REFLEXION:

Bajo ningún concepto quisiera que este pensamiento pudiera ser interpretado como gesto censurador.
Como bien escribe Steki arriba, cada quien tiene absoluta libertad para expresar sus pareceres.

Elucubrando que un blog pudiera ganar algún tipo de prestigio en base a la cantidad de comentarios que tengan los artículos que allí se publiquen, y aún teniendo en cuenta que yo respondo casi en forma personal la mitad de ellos, el hecho que el artículo anterior haya alcanzado la cifra de 94, y el que está en marras, hasta ahora 90; realmente puede resultar asombroso para cualquier nuevo ingresante.

Claro esta, supongo, que si lee el artículo publicado y luego se toma el trabajo de leer los comentarios, se dará cuenta que el texto trata sobre un tema especifico (en este caso las obsesiones) y los comentarios terminan intercambiando opiniones sobre “como bolear cachirlas!” (“bolear”: acción de arrojar, lanzar, las boleadoras que constituyen un arma arrojadiza compuesta de 2 o 3 piedras de forma casi circular sujetadas por tiras de cuero; “cachirla”: ave pequeña, en lunfardo argentino).
Desconozco que pudiera llegar a pensar y cual pudiese ser la reacción posterior del novel visitante. Si a mi me sucediera, pensaría que algo raro esta pasando en ese lugar. ¿Qué cosa…, no sé?.

Bha…, mejor dicho, sí sé, pero no ejercitaré ninguna interpretación (menos profesional) a riesgo de seguir colaborando con esa cacería!

Bueno solo quería trasmitirles este pensamiento, y agradecerles su participación (con la que pueden continuar… si quieren!).

Saludos.
Rik

Nuria dijo...

Yo pensaría que estoy en un lugar interesante en el que la gente comparte opiniones, pareceres, experiencias y debate.
y eso es siempre enriquecedor Rik.
He llegado muy tarde a este artículo, y cuando he visto la cantidad d comentarios me ha sorprendido gratamente, eso es sinónimo de que interesa, no lo dudes.

En cuanto al tema en cuestión, pienso que las obsesiones son muy peligrosas porque pueden acabar adueñándose de nosotros. No sé si yo tengo alguna, seguro que sí, tendría que pensarlo ;-)

Un abrazo

Ricardo Musso dijo...

Hola Nuria!!!

Me gustó tu comentario!.
Me alegra mucho la participación de todos ustedes, y la soltura para expresar con libertad lo que piensan.
Espero que nadie se sienta molesto por mi escrito anterior.
En los capítulos, yo soy el autor, pero en los comentarios, un integrante más, por ende así debería entenderse esas expresiones mías.

No te quepa dudas que las obsesiones son peligrosas!.
Si tenés que pensar si sos poseedora de alguna, me animaría a decir que no tenés ninguna!

Gracias por venir.
Besos.
Rik

torombolo dijo...

Bueno, caramba, cuán sensibles son todos con el asunto del placer femenino.

Unas por urgencia de demostraciones.
Otros por necesidad de certificar masculinidad.
Pues, damas y caballeros, era simplemente una gracia.
El asunto propuesto por nuestro gentil y calificado anfitrión, eran las obsesiones, aunque parezca ya muy lejano.
Y puedo dejar constancia de que mi participación primaria aquí, fue referida a ello, como corresponde al respeto que merece el caballero Ricardo.
Luego, me ví envuelto en un torbellino de extrañas autodefensas ajenas.

Hasta inclusive un señor se sintió afectado en su intimidad y necesitó venir aquí a declamar sus dotes amatorias indignado, como si a alguien le interesara el asunto más que a él.
Bueno, caballero Federico, hemos tomado nota.
Es usted muy machito y las pone a todas como locas.
Y mi nombre es con "o", por si lograra usted calmar sus iras canalizadas mediante el feminoide recurso de deformarlo.

Ahora, si tanto les afecta el asunto del orgasmo femenino, como para excitarse de ese modo por su simple mención sarcástica, pues les diré...

Si tan obvio, evidente, constante, regular y omnipresente fuera, no se hablaría de él.
No habría notas referidas a él.
Las revistas femeninas no pondrían en tapa "como lograrlo", no aparecerían cada tanto artículos sobre la localización exacta del punto G, H o I.
Si tanto fuera así, no dependería de las habilidades del macho, como usted nos informa caballero Musso.
Como no depende el mío de las inconstantes e infrecuentes habilidades femeninas.
Yo lo experimento con hábiles o tontas, con lindas y feas, con buenas y malvadas, se muevan o no, estén o no.

A decir verdad, no recuerdo haber visto jamás en toda mi existencia una sóla nota, ensayo, artículo o conferencia sobre cómo lograr el orgasmo masculino.
De hecho, casi no recuerdo que alguien se haya referido a él.

Mas, debe ser solo mi torpe razonamiento.
De seguro todos ustedes tienen razón.

Magah dijo...

Hola RIK!
Antes que nada Feliz cumpleaños!! Tarde, no??, un gran tirón de orejas.
Creo que me llevo bastante bien con mis obseciones.
Rik, además de una adicción, fumar es una obseción? Me comporto de manera obseciva cuando no tengo, aun cuando no pueda fumar.
El resto se lima dia a dia y sesión tras sesión con mi psicologa.

Vengo por mi rta.

Un abrazo grande
Magah

Unmasked (sin caretas) dijo...

Que interesante....trabajo con un monton de terapeutas, y cuando hablas, es como si estuviera en casa.

Me encanta el tema de las obseciones, y creo que la adiccion y la obsecion estan de la mano?

La adiccion es peor que la obsecion?

un abrazo

Petra

Luna dijo...

Bueno, Ricardo. Cuando uno mete la pata, lo reconoce, pide perdón y la saca-
He dejado dos comentarios que sobraban.
No tenían nada que ver con tu post, no han aportado nada, al revés, han dado pábulo a que siguieran unos comentarios que no me gustaban, y eso es una incongruencia..

Asi que, te pido perdón.
Un beso

Ricardo Musso dijo...

- “¿Conoces el cuento de la buena pipa?”
- “No…”
- “Yo no dije: NO, dije si ¿conoces el cuento de la buena pipa!?”
- “Bueno…. Si…”
- “Yo no dije: Bueno…Si…, dije si conoces el cuento de la buena pipa!?”


Le confieso Sr. Totombolo (buenos días tenga usted!), que anoche, cuando leí su último comentario en mi Hotmail, me sentí tentado en aceptar sus argumentaciones sobre la complejidad del orgasmo femenino basado en la cantidad de artículos escritos sobre él.

Aunque lo que sigue pueda resultarle una descripción antojadiza de mi persona, me considero una persona abierta a aceptar buenos fundamentos, independientemente que ello acarree tener que modificar en 180º mi percepción de la realidad.
Pero debo aclararle que es un hábito en mí, previo a aceptarlos, preguntarme si esos argumentos son validos o provienen de falsas premisas.
Esto es lo que me sucedió anoche, es decir, por un lado me tenté en aceptar su relato, pero luego del posterior auto-interrogatorio, me di cuenta que había una falla en él. O sea que la duda fue momentánea, y no se me transformó en una idea obsesiva que me alteró el sueño de anoche.

Entre otras cosas me pregunté si en la bibliografía especializada en la materia de sexología que tengo en mi biblioteca, en los capítulos dedicados al orgasmo, había yo notado una mayor dedicación – por ende mayor amplitud de texto y hojas de esos libros – para la descripción del femenino que del masculino, y rememoré que no (y le digo que confío en mi memoria, por lo que no fue necesario buscarlos y contar la cantidad de páginas).

Para no extenderme demasiado - y rumbear a “bolear cachirlas” hacia este tema -; me di cuenta que su error esta basado en que pareciera que nunca oyó el antiguo dicho: “No es lo mismo poner el chorizo en baño María, que ponerle a María el chorizo en el baño”.

No voy a describir las diferencias de la anatomía genital y características del orgasmo masculino y femenino, porque ello sí convertiría este comentario en una especie de “Tratado de Tordesillas”, y mudaría esta publicación a esa “masturbación mental” que mencionó Federico arriba, o a un capítulo blogista del ya extinto programa televisivo de “Polémica en el Bar”; pero ¿no se puso usted a pensar, Sr. Totombolo, que quizás su error esta en confundir DIFICULTAD con DIVERSIDAD?.

Si insistiese en la cantidad de artículos que escriben las llamadas “revistas del corazón” para reafirmar su afirmación, le diría que no los tome como referencia, ya que la mayoría están editados para sobrellevar el tiempo de plantón en las salas de espera de los consultorios médicos u odontológicos.
Publicaciones que nosotros, los varones, no leemos, tal vez por pudor, y no “vamos de cabeza” a la revista “Goles”, aunque no entendamos un pomo de fútbol.
Sin embargo le aconsejo leer algunas de esas publicaciones – o si quiere las más especializadas -, y se dará cuenta que, con dos o tres cosillas que hay que saber sobre la anatomía femenina y (debido a ellas) las técnicas necesarias para que arriben con más facilidad a un orgasmo, no son tan complejas!

Tenga usted un muy buen martes!
Rik

PD: Me animaría a decir que, de este comentario, usted tomará algún argumento para seguir jugando al “cuento de la buena pipa”!

Ricardo Musso dijo...

Uffff Magah!

Gracias por tu salutación!

Bienvenida a este “triste club”!!!.
Sí, el tabaquismo es una obsesión en el plano cognitivo, pero también una adicción en el plano orgánico, cuando alcanza niveles importantes de consumo y “carrera de fumador”.

A pesar de mis racionalizaciones (inmaduras por supuesto) de que no dejo el tabaco porque aún no estoy decidido a hacerlo, sé muy bien a lo que tendría que acudir si tomara esa decisión: NO COMPRAR MÁS CIGARRILLOS.

Para las consecuencias posteriores a esa decisión, hoy existen buenos tratamientos cognitivo-comportamentales para el control de la ansiedad, de las ideas y desensibilización, ayudados por medicación que manejan muy bien psiquiatras, neumonólogos, cardiólogos y algunos médicos clínicos.

Las terapias basadas en rastrear los orígenes de la adicción solo llegan hasta ese objetivo: el por qué fumamos, pero para controlarlo, no alcanza con ello.

Besos.
Rik

PD: Cuando vos te decidas…, avisame que yo también…jajajaja!

Ricardo Musso dijo...

Hola Petra!

Bienvenido!!!

Sí, sobre una base de personalidad propensa a las adicciones, se desarrollan las obsesiones ideáticas.
Claro está que son menos dañinas, física y neurológicamente hablando, que las adicciones a sustancias tóxicas.

Visitaré tu sitio!

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Naaaaa…. Luna!

Nada de perdones…, como le dije a Nuría no tomen ese comentario como obstáculo para expresar lo que deseen.
Es más…, prefiero que si leen uno que les produce “escozor”, vuelvan a comentar y “peleen” con el que se los provocó, a que no vuelvan para no leerlo.

Sobretodo porque es mejor terapia "descargar la bronca" que contenerla….jajajaja!.

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Bueno, caballero Ricardo, lamento que usted lo tome así.

No hay tal cuento.
Yo simplemente opiné que la ciencia de la conducta humana, apartado especial de la neurociencia al que usted se dedica profesionalmente, merece algo mas de respeto del vulgo que la expresión de sonseras tales como el "acto fallido".
Como lo merece la relatividad especial.
Tal vez no lo recuerde ya.
Y una cadena de mensajes sobre tan simple idea, condujo aquí.

Claro, que las damas me respondan afirmando que blanco es igual que negro, y que no tiene nada de malo decir cualquier cosa, no me sorprende, la contradicción es la base del razonamiento femenino masivo.
Que luego un sujeto incapaz de aplomo y calma, aparezca a exponer sus virtudes amatorias por un simple giro lúdico de mis palabras y que se caliente al punto de pretender molestarme diciéndome "tarambolo", es algo mas curioso, pero pasa.

Ahora, que usted se monte en el juego y me impute a mí de generar "buenas pipas" sólo por contestar uno por uno los mensajes a mí dirigidos, y al tiempo, se sume a la sonsera del juego del nombrecito poniendo "totombolo" en negrita repetidamente, me desconcierta.
Tal vez se trate de un error, o quizás lo sobreestimé, no lo sé.

No lo perturbaré con mis buenas pipas.
Tiene usted razón, y efectivamente no hay nada que decir sobre el orgasmo femenino, que de seguro es tan constante y esperable como el masculino.
Si hasta cumple alguna función fisiológica, vea.
Aunque aún no hayamos descubierto cuál es.

Ricardo Musso dijo...

Estimado Sr. Torombolo.

Tiene usted razón!.
He cometido un lapsus translinguae, pero me placería aclararle que, en este caso, no hubo ninguna mal intención.
Usted debe saber que para el psicoanálisis, los lapsus, pertenecen al área del inconsciente que, cuando las defensas yoicas “bajan su guardia”, afloran a la consciencia.

Existen otras explicaciones, específicamente para el que yo he cometido, que revelan este fenómeno, y una de ellas es la asociación de términos que onomatopéyicamente suenan al oído en forma similar, aunque su escrito y significado distan de serlo.

Una vez…, cuando una tía de mi padre (Ema) se avecinó a mi casa a conocer al recién nacido (yo), y exclamo: -“ahhhhh…. Que lindo!!!!..., parece un totito” (que jamás supe qué era). Ese mote se hizo carne en mi familia y pasaron a llamarme de esa manera (totito) hasta que en mi pubertad convirtieron ese diminutivo, en Toto.
Tal era mi odio por esta “tara mótica” hacia mi persona, que en la adolescencia me propuse no responder a ese apodo cada vez que lo usaran para convocarme, y solo responder cuando lo hicieran bajo el nombre Ricardo.
Sucedió que cada vez que lo hacían, como yo me lo había propuesto, no me percataba del llamado, solo respondía cuando me decían: . “Toto vení…..!.

Terminé por aceptar la “portación de sobrenombre” aunque debo reconocer que, en ámbitos como éste, prefiero me llamen por Ricardo, y firmo como Rik con “K” porque es mi antiquísimo nick (rikcordillerano) para el ciberespacio.

Claro esta que muchas veces, cuando escribo, sobre todos a las personas que me conocen por ese apodo, firmo Toto.
Esto es, en mi impresión, lo que sucedió al escribir su nombre, y no alguna otra cosa!.
Lea usted donde figura la segunda “T” como “R” y estará todo solucionado.

Saludos.
Rik (Ricardo “el Toto” Musso).

PD: Así también es como me llaman acá en esta pequeña ciudad!

Gra dijo...

Hola Rik... tanto tiempo!!!
A pesar de tu referencia a mi sentido del humor. En este tema no hay nada que me lo haga emerger.
Tampoco lo facilita el rumbo que ha tomado la discusión en la que según parece todo el mundo intenta mostrar que tiene razón con cierta imposibilidad de escuchar lo que el otro está diciendo. La verdadera expresión de la tolerancia es la aceptación de los puntos de vista de los demás justamente cuando estos están reñidos con los propios.
Si puedo decir que respecto al orgasmo femenino estoy en absoluto de acuerdo con Torombolo y me parece una necedad pretender que los hombres sepan cuando una mujer tiene un orgasmo.
Acepten caballeros que no pueden tener ese saber. Las mujeres podemos fingir un orgasmo sin haber pasado previamente por el escenario de un teatro. Pero en la escena de la relación sexual surgen las dotes artísticas... ah ah ah ahhhhhhhh!!!!
Y digo yo, no será una obsesión ( intento retornar al tema) masculina decir que saben de la sinceridad orgásmica ( ja ja).
Bueno, al fin, emergió el humor.
Saludos
Gra

Ricardo Musso dijo...

Buen día Gra!!!

De veras… cuanto tiempo!!!

No había prestado demasiada atención, en los comentarios, de la posibilidad femenina de fingir un orgasmo, y que los varones pudiéramos percatarnos o no, de ello.

No hace mucho tuve esta misma discusión en otro ámbito, y yo di una serie de señales por las cuales es imposible simular la actividad de Sistema Nervioso Autónomo femenino en el momento del orgasmo; una de ellas es la forma cóncava que adopta la vagina para la preparación de lo que se llama la “plataforma orgásmica”.
A pesar que yo explicaba que esa señal la había experimentado personalmente, al momento que una mujer excitada me pedía que le introdujera uno o dos dedos en la vagina; en tono de sorna, los demás me decían que eso era “cosas de los libros”. Como no quise discutir, porque “no hay peor sordo que el que no quiere oír”, di por terminada la discusión.

En estos post creí que el tema se centró en LA DIFICULTAD para el logro del orgasmo femenino (que es otra cosa) comparado con la facilidad con que lo logra el varón, y yo mencioné que solo notaba que existía DIFERENCIAS entre el varón y la mujer para lograrlo, pero no una dificultad.

Ahora…, independientemente de si los varones podríamos darnos cuenta, o no, que la mujer podría estar fingiendo un orgasmo, lo que a mi más me interesaría sabes es: ¿Cuál es la justificación racional para que debiera hacerlo?.

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Pues, en referencia a los dichos sobre el orgasmo de las damas, no puedo menos que señalar algo.

El caballero Ricardo nos informa de ciertas comprobaciones semiológicas de inspección y/o palpación, que el profesional debidamente entrenado e instruído al efecto mediante bibliografía específica, podría efectuar para dictaminar acerca de su existencia real versus simulación.
Inclusive, deja flotando la posibilidad de comprobaciones electrofisiológicas.
Pues, muy cierto.

Mas dicho enfoque no considera algunos puntos, a saber:

-La enorme mayoría de los caballeros no se cuentan entre el personal médico o con conocimientos neurológicos, anatómicos y/o destrezas semiopatológicas. De hecho, esa mayoría incluye ingenieros estructurales, abogados, jefes de taller, mecánicos dentales, jueces de línea, asalariados diversos y una buena cantidad de buenos para nada.
-No existe comprobación veraz comunicada en texto, documento o exposición alguna, de que el orgasmo femenino sea constante ni que dependa en particular de maniobra especial, sea procurada por el macho, sea por la misma interesada. De hecho, existe profusa información que demuestra su condición aleatoria, y su amplia variación de aparición.
Las damas, inquiridas por su posesión de orgasmo, raramente (sino nula) informan que lo hayan experimentado en TODOS, absolutamente todos loss coitos de su vida, algo que opera de modo opuesto en el varón, en quien es rarísima la anorgasmia.
-Si existe la simulación de orgasmo femenino, es precisamente porque no se puede lograr normalmente, asociado a diversos motivos simbólicos por los que la dama considera prudente demostrar su placer por el acto.
Yo recuerdo haber simulado algún orgasmo en mi vida, sólo en el noveno, cuando intentaba quebrar el récord sudamericano, intento que no fuera homologado por la cofederación.
-La explicación básica que usted, caballero Rcardo, elude sobre este fenómeno, es muy sencilla.

Como ya dije, las damas tienen ciclos hormonales periódicos que originan su momento de fertilidad, lo que en el resto de las especies llamamos "celo".
Es en ese momento cuando las hembras sienten deseo, cuando aceptan el acoplamiento, jamás fuera de él.
Porque, recordemos algo básico, el fin primario biológico del coito es la reproducción, aunque nostros hayamos encontrado en él, otras utilidades.
La hembra humana, aprendió una destreza adaptativa social: el fingimiento del celo.
Es decir, cojen cuando tienen ganas, y cojen cuando no tienen ganas.
Los motivos son variados.
Mas, lo que es seguro, es que no existe otra hembra animal que proporcione coito consentido a su macho, todos los sábados por la noche luego del boliche.
Por tanto, como esto sucede habitualmente, es perfectamente esperable la ausencia de orgasmo y aún de placer, en muchas de ellas, en algunos momentos.

De diría más, el caso de la hembra que coje en todo momento, con real y entusiasta deseo, con disposición a la lujuria y obteniendo siempre orgasmo, es uno sólo...

El travesti.

Ricardo Musso dijo...

Buen día estimado Sr. Torombolo!

A riesgo que me suceda lo comentado arriba a la Srta. Gra, voy a dar por terminada (de mi parte) la lectura de este capítulo del “libro”, y lanzaré otro en breves momentos.

Solo le haré una aclaración, “los travestis”, con seguridad tienen perfectamente sus orgasmos con sus respectivas novias, concubinas o esposas, salvo algún impedimento que no se lo permita.

¿Habrá usted querido referirse a los transexuales, u homosexuales travestidos y con aplicaciones hormonales para el desarrollo de senos y glúteos?.

Si usted responde, su comentario no se perderá, ya que el que quiera puede continuar comentando en este artículo.

Tenga usted muy buen Miércoles!.
Rik

Gra dijo...

Hola RIk
Me extraña que preguntes acerca de la justificación racional... De hecho en esas circunstancias no andamos pensando tanto. Pero en el supuesto caso que lo hiciéramos, creo que siempre son especulaciones. Que ya expliqué en otro post. En el que se hablaba concretamente del tema. Pero a fuerza de ser reiterativa te digo, que a veces te cansás y el tipo sigue esperando tu goce... Y entonces decís y bue... como diría Luna, con un cacho de caridad cristiana... lo fingís y.... a otra cosa mariposa. Además las mujeres gozamos mucho mas de otras cosas mientras estamos teniendo relaciones sexuales, y de verdad o es demasido preocupante no tener el orgasmo si se que soy capaz de tenerlo. Es decir no hablo de anorgasmia.
O en otros casos, la mina que quiere seducir a un tipo por conveniencia y lo quiere hacer sentir el macho mas macho... Y seguro se va a mandar una actuación de aquellas...
No se por qué no aceptar algo que no lo digo solo yo, que me he fingido algunos, sino que lo dicen estudios al respecto. Y sino, como ya te dije alguna vez... preguntale a tus mujeres... exmujeres... ( la actual no, porque no te lo va a confesar... ja ja) si no te han hecho la parodia del orgasmo.
Saludos
Gra

Ricardo Musso dijo...

Querida Gra!!!

Yo pregunté por la racionalidad de fingir un orgasmo por la simple razón que por lo general las personas fingen cuando quieren hacer creer algo a los demás que en realidad no esta sucediendo, siente, les place, o están de acuerdo.

Como yo tengo, en mi estilo de comunicación, la costumbre de ser directo, si es que no veo riesgos de viada por ejemplo (que quizás entonces fingiría alguna situación…, “no como vidrios”…che! -), siempre me impresionó mas natural (por que el lenguaje lo permite y no es que estuviera inventando términos) decir: No sucedió esto; No siento tal cosa; NO me agrada tal otra; NO estoy de acuerdo…, etc.!

Solo por ello me pregunta por los motivos de fingir un orgasmo, y no por el hecho que quizás algunas de mis parejas lo hayan hecho!..., cosa que si así fuera… me tiene absolutamente sin cuidado!

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Pues, a diferencia de los caballeros aquí presentes que, sin lugar a duda, son mucho más viriles que yo, a mí me han fingido todo tipo de orgasmos.

De hecho, debo reconocer que he disfrutado de la observación de esas histriónicas representaciones que las damas hacían en la curiosa convicción de que a mí me importaba.
Todo un gesto de su parte, un acto de urbanidad por el cual estaré siempre agradecido, como corresponde a un caballero.

Y también felicito a todos esos hombres que creen tener la fórmula, maniobra, rendimiento o tamaño que asegure el goce universal de la mujer.
Evidentemente a ellos jamás les fingen.

Bravo!!

Ricardo Musso dijo...

Estimado Sr. Torombolo!

¿A cuántos tipos de orgasmos femeninos se refiere usted?.
Yo, hasta ahora solo conocía uno: EL ORGASMO (en este caso, insisto, el femenino).

Me confunde con su mención a la intrascendencia que le da usted a que la mujer logre el orgasmo (cosa que yo comparto, como mencioné arriba) con el agradecimiento a ellas en fingirlo, por considerarlo un gesto de urbanidad al que estará eternamente agradecido.

No considero tener fórmulas (ni matemáticas, ni químicas), maniobras, o un órgano genital con cualidades especiales, quizás sí sencillas “recetas” en mi adolescencia acercadas por amigos con más experiencia. Y utilizadas con ASPIRACIÓN (y no certidumbre) de colaborar con sus orgasmos.
Como toda receta (si se quiere símil a las culinarias) la práctica va perfeccionando las indicaciones básicas.
Si así y todo, tendría que aceptar que muchas veces han fingido que mi “receta” ha dado resultados… ni me va… ni me viene!.

Cuando usted disponga esta invitado a participar en el nuevo capítulo!
Saludos.
Rik

torombolo dijo...

Pues, que curioso, caballero Ricardo.

Usted conoce uno.
Yo las he escuchado representar varios distintos, a saber:

El largo e intenso.
El convulsivo, del estilo de la película "El exorcista".
El corto e imperceptible.
La sucesión de cortos.
El interminable.
El lagrimoso.
El cataléptico.
El de "rigor mortis".
El mojado.
El vaginal.
El clitoriano.
El estomacal.

Por supuesto, no tengo constancia de la genuinidad de ninguno de ellos.
Y, de hecho, la bibliografía neurológica al respecto es hilarante.
Una sucesión de clichés que, en ciencia, se suelen utilizar cuando no se tiene certeza de nada.

Ahora, conocía múltiples técnicas y martingalas presentadas como "infalible para...".
Mas la de la "ASPIRACION" por usted mencionada, es nueva para mí.
Se realiza con algún aparato o simplemente bucal?

Ricardo Musso dijo...

Estimado Sr. Torombolo!

Si su objetivo era hacerme reír..., lo ha logrado!.

Saludos cordiales.
Rik