Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



jueves, 1 de julio de 2010

¿ES LA MENTE EL CEREBRO? - (I)

Este capítulo es uno de los pocos del “libro” que no esta basado en el desarrollo de alguna problemática psico-emocional específica con la que los lectores habituales puedan sentirse identificados.

Posiblemente sea el de más interés para especialistas en los temas de las ciencias de la Psicológica, la Psiquiátrica, la Neurológica, el Trabajo Social y también de la Filosofía, la Sociología y por que no, la Antropología; además de constituir material de utilidad para estudiantes universitarios de esas carreras.
Y ello debido a que trata sobre la evolución de las distintas concepciones que existen acerca de ese patrimonio humano que nos diferencia del animal inferior, LA MENTE.

Los investigadores de cualquier rama científica - tanto de las llamadas Ciencias Exactas (la Física, la Química, las Matemáticas, etc.) como de las Humanísticas (Filosofía, Psicología, Sociología, Trabajo Social, etc) -, van elaborando un conjunto de conocimientos (teorías) que se someten a la crítica de la Comunidad Científica a la que pertenecen y, de ser aprobados, pasan a constituir lo que se da en llamar la EPISTEMOLOGÍA de esos saberes.

Este término lo encontré definido en la Web de la siguiente manera:

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

epistemología

1 - f. Parte de la filosofía que trata de los fundamentos y los métodos del conocimiento científico: “debemos definir bien la epistemología con que trabajaremos.

La pregunta del título - “¿ES LA MENTE EL CEREBRO?” - tal vez sea totalmente intrascendente para muchos. De hecho podemos transitar por la vida sin formulárnosla, y no sucederá nada especial por ello.

Sin embargo, para quienes trabajan con la mente humana (psicoterapeutas); quienes trasmiten conocimientos sobre el psiquismo en las Universidades (docentes); y también aquellos “divulgadores científicos” que - utilizando diversos medios de comunicación social - informan en un lenguaje accesible nociones sobre estos temas; debería ser una pregunta obligada, ya que, dependiendo de la respuesta que a ella se den, se utilizarán los conceptos MENTE y CEREBRO en forma indistinta, o diferenciándolos.
Es común encontrar, publicaciones de estos especialistas, que tratan como sinónimos estos términos, y con ello reflejan la EPISTEMOLOGÍA a la que adhieren, sean concientes de ello, o no.

Durante mi formación como Terapeuta Cognitivista-Comportamental, habrán leído en mis artículos que mi maestro fundamental fue mi padre, el Dr. Juan Ricardo Musso (fallecido en 1989).

Para él, la motivación más importante en su acercamiento a la Psicología, fue la de intentar encontrar una respuesta a la pregunta: “¿SOMOS ALGO MÁS QUE UNA MÁQUINA?”.

Pero para encontrarla debió sondear en las distintas gnoseologías que existían - y que iban surgiendo - respecto las explicaciones que los estudiosos y teóricos les daban a aquellos conceptos de mente y cerebro, y que a lo largo de la historia fueron denominándose de diferente manera: Idealismo, Paralelismo, Interaccionísmo, Emergentísmo, y otras más.

En mi capacitación profesional, logró “contagiarme” esa pasión, y de ahí mi interés en compartirla con ustedes.
Más quiero hacerlo a través de lo que él mismo decía allá por el año 1986, y no redactar yo los conocimientos adquiridos en aquellas charlas, que a mi entender (y a pesar que han pasado casi 25 años) tienen absoluta vigencia.
Por otro lado, ¿para qué tomarse ese trabajo cuando alguien puede decir las mismas cosas que uno quisiera decir pero de manera más precisa y siendo factible escucharlo, debido a que mis conversaciones fueron grabadas en videos que voy a ir exponiéndoles?

Este capítulo es el primero de cuatro publicaciones que haré, con sus correspondientes videos.
Lo que oigan en ellos, posiblemente les permitirá crearse un criterio respecto al tema en cuestión, y con seguridad, ayudarán a echar luces sobre aquella magnífica conferencia del Dr. Guillermo Blanck que figura entre mis artículos bajo el título: “EL PSIQUISMO HUMANO ES RESULTADO DEL APRENDIZAJE SOCIAL.”, donde trata los casos de Kamala y Amala de Godamur, dos niñas que son un típico caso de “Homo Ferus”.

La calidad de las imágenes no es óptima ya que las grabaciones de sus exposiciones fueron captadas directamente de una pantalla de TV debido a que no dispongo de la tecnología necesaria para capturar las imágenes de los antiguos VHS.

En este primer video, el Dr. Musso habla sobre la estimulación principal que lo acercó a esta ciencia de la Psicología, y que arriba describí; como así también esboza los conocimientos que en aquella época ya hacían su aparición respecto de la concepción de lo que denominamos MENTE, y la función del CEREBRO.
Espero les sea de interés, y ansío sus comentarios.



Cariños.
Ricardo Musso

30 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

Gracias viejo!

Rik.

seriecito dijo...

Gracias también viejo (con todo el respeto...claro)

Espero los próximos capítulos

Salu2:

Ricardo Musso dijo...

Gracias Luís!.

Sabía que este tema te iba a interesar.

Esta misma mañana me pasaré por tu sitio a dejar mi impresión sobre tu publicación, que ya leí por cierto.

Un abrazo.
Rik

Ana dijo...

Gracias Ricardo por compartir este material de tu viejo. Una maravillita.
Evidentemente èsto era para escucharlo tranqui mate por medio,sàbado a la mañana.
Espero, con toda paciencia, los próximos capítulos (¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡RICARDO POR FAVOR SUBI YAAAAA TODO EL MATERIAL!!!!!!!!!!!!!!!!!)jajajaja
Un abrazo!

Ricardo Musso dijo...

Aniuska!!!

¿Apareciste?..., ¿no estabas en Sudáfrica entonces....?; menos mal ¿no?!.

Gracias por el comentario, ¿te gustó lo que dice el viejo?, me alegro.

No sé si te va a gustar la segunda parte porque habla de la posición que asumió Freud respecto de este tema de mente-cerebro.

Los otros posiblemente sí porque tratarán las posiciones del Materialísmo Dialéctico sobre esto.

Besos corazón!.
Rik

Graciela dijo...

Hola Rik
Muy buena tu idea de plasmar en videos los conceptos de tu viejo. Qué claridad!!!! Y qué buena posibilidad de trasmitir sus ideas.
El tema es mas que interesante... Y qué hoy se podría plantear de la misma manera... pero al estar tan robotizados podríamos preguntarnos: "Qué clase de máquina es el hombre?" Y yo respondería como tu viejo... hay aspectos que solo puede responder un sujeto epistemológico... Un sujeto de conocimiento.
Y ese sujeto es libre de pensar y hacer pero.... condicionado por su ambiente... como diría Ortega y Gasset... "Yo soy yo y mi circunstancia".
De nuevo te felicito por tu escrito claro como siempre y por el video... Qué lastima que no doy mas clases... sino sabés como lo constituía en material didáctico... no?
Un abrazo muy grande... y espero los capítulos que siguen tanto como espero el próximo capítulo de "Botineras".... ja ja ( es chiste... Musso!!!!)

Ricardo Musso dijo...

Buen día Graciela corazón!.

Que bueno que hayas pasado a leer y dejar tu comentario; excelente como siempre!.

Bueno, “a falta de pan…, buenas son tortas” dice el dicho.
Cuando tenga una placa capturadora de video, vos sabes que tengo muchas horas grabadas con el viejo Musso, y mi intención es publicarlas en Youtube para material de estudio y crítica, porque tienen absoluta vigencia a pesar que han pasado muchos años desde aquellas charlas.

Este “sujeto epistemológico” te dice: gracias por pasar, comentar, y deseo que te pongas bien pronto! (un poco robotizado no?...jajaja!).

Che…, la selección habrá perdido, pero no le digas “botineras” a los muchachos!

Besos.
Rik

Danita dijo...

Gracias abuelo!!! Como me hubiera encantado ser parte de esas charlas!!! Y me ofendo un poquito (jiji) con tu hijo (o sea mi padre) por no incluir mi profesión entre las cuales podría intersarse por estas teorizaciones: el Trabajo Social.
El concepto de "sujeto epistemológico" es muy interesante para poder pensar la intervención del trabajador social en las incansables discusiones que dividen las aguas entre aquellos que pretenden "asistir" al "beneficiario" en tanto "objeto de ayuda social", pasivo, solamente "una maquina"... y aquellos que intentamos construir otro tipo de práctica, pensando en un "sujeto epistemológico", de conocimiento, de saberes, de lenguaje, de acción, producto - productor de un contexto histórico-social...

Gracias papi por compartir este pedacito de material increíble y espero las próximas publicaciones!!!

Beso, te kieroooo!!!

Ana dijo...

Hola de nuevo. Qué buena aclaración la de Dana.
Dana: en la residencia en donde me formé (hace muuuchos, muchos años) había trabajadores/as sociales en el grupo en formación, así como terapistas ocupacionales y enfermeras/os, no sólo médicas/os y psicólogos/as. Por concebir al hombre como un sujeto productor de saberes y atravesado por el lenguaje, no alcanza con "asistirlo", de hecho en esas épocas considerábamos desagradable llamar "asistente social" al trabajador social. Desgraciadamente me da la sensación de que la corriente de los que pretender asistir al pasivo beneficiario, es la que más réditos otorga a cualquiera que quiera mantener el poder.
Trabajar con el otro acompañándolo en los avatares de una construcción subjetiva y de un contexto que lo/nos contenga, no viene siendo rentable...
Un beso a vos y otro a tu padre...que es un divino.
Si, vos Musso, vos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Danita!!!

Que emoción corazón que hayas venido a ver a tu abuelo y escuchar nuestras charlas.
Gracias por el “dardito”, ya estas reivindicada!!!, si volvés a leer, verás que esta agregada tu profesión!..., 1000 disculpas.

Te cuento que en aquella época estabas en Rosario con tu mamá mientras hacia estas grabaciones. Solo que eras muy chiquita, pero como ya hablabas bastante bien, un comentario tuyo sobre las luces de guiño que había puesto un vehículo para girar, justo cuando íbamos a la casa del viejo Musso, fue motivo de una “agarrada” mía con él, ya que yo en aquel momento era Terapeuta Sistémico…jajaja! (sería muy larga de contar acá, pero creo que la conoces).

Que importante lo que decís!!!. Justamente eso es lo que le mencionaba a una visitante que posee un blog y le gusta hacer asistencia social (de manera voluntaria).

En mi opinión, si el trabajo social se basa en la ayuda que se denomina discriminación positiva, el sujeto epistemológico no emerge, el sujeto de conocimiento, conciente de lo que le ocurre, de por qué pertenece a esa clase social y tiene las privaciones que no tienen otros. Recuerdo que le mencioné el dicho que cita la Biblia sobre Jesús que habla de “enseñar a pescar, y no dar pescado”.

Me enorgullece tu ideología, tu filosofía.
Sos el tipo de personas necesitamos en este país para tener una esperanza de estar mejor!.

Gracias mil por haber venido. Si te suscribiste por medio del correo electrónico, blogger te avisará cuando publique las próximas cosas.

Te recontra amo!
Papá

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana.

¿Qué me contás de esta hija que tengo?..., maravilla no?.

Gracias por pasar a leer su comentario y dejar el tuyo!.

A mí me sucedió lo que contás cuando trabajé durante 12 años en Salud Pública de la Provincia de Neuquén, en el Hospital y los hospitales de la Zona Sanitaria a la que pertenecíamos.

Recuerdo una Trabajadora Social con la que trabajábamos en equipos interdisciplinarios. Su función se reducía a poner sellos a papeles de autorización para la entrega de provisiones a los habitantes de comunidades marginales del área, sobre todo mapuches.

Discutíamos mucho sobre esa situación y ella la defendía a rajatabla.
Claro que era militante del partido gobernante, el Movimiento Popular Neuquino (MPN), y como bien decís, le daba rédito político a los gobernantes (capangas) de esta provincia.

Otro besote a vos, que sos mas divina que yo!.
Rik

Steki dijo...

Hola, Rik!
Te imaginarás que este tema no es tan fácil para mí. Creo que tengo que volver a leer y a escuchar.
Pero, en principio, puedo tirar alguna idea.
Primero, decirte que es un tema súper interesante y complejo (para mí por lo menos).
Segundo, espectacular el comentario de Dana. Muy puntual y muy clarificador en cuanto a su profesión. Totalmente de acuerdo.
Tercero, el video de tu viejo lo pude escuchar de una! Viste que eso para mí es un logro dado el cambio de conexión de internet. Estoy feliz por eso. Escuché atentamente si bien el comienzo me cuesta mucho entender y el final fue mucho más claro.
Cuarto, a ver si algo entendí. Si no... tirame con un cascotazo por la capocha, jaja.
El cerebro le da impulsos a la mente para que ésta ordene hacer tal o cual cosa?
TE pongo un ejemplo mío puntual para ver si tiene que ver con esto.
Mi hijo Andrés, que hoy tiene 30 años, nació con catarata congénita en un ojo la cual se la descubrimos a los 5 años. No le afectó en lo absoluto para nada. Aprendió a andar en bici sin rueditas a los 4 años, fue al cole y, ahora de grande, maneja también. El especialista nos contó que muchos chicos se daban cuenta de este problema cuando tenían que hacer la revisación para el servicio militar. El médico nos dijo que podía ser operable después de los 20 años cuando ya dejan de crecer. Con el tema de la facultad nunca se decidía hasta que, finalmente, fue a consultar nuevamente auqnue ahora acá en Mendoza, no en Baires. Y su planteo al oftalmólogo fue el siguiente: si mi cerebro le da órdenes a mi ojo sano para que vea de tal o cual manera... qué va a pasar si mi ojo que no ve de golpe ve? El ojo entenderá lo que el cerebro le dice? Cuál vendría a ser el camino? El cerebro le dice a la mente que le diga al ojo que ya puede ver bien? Y si el ojo no lo entiende? El profesional le contestó: tenés razón, puede pasar eso. Pero peor no quedarás. Podría ser que no se modificara tu visión pero no sería peor.

Me pudiste entender? Me parece que hice un quilombo bárbaro, jaja. Mañana me contás.
Besotes,
STEKI.

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Puede que no sea un tema sencillo de comprender, pero si llegaste a entender los contenidos que tuviste que aprender para hacer Reiki, esto tal vez sea un poroto!.
A mí, si me hablan sobre la armonización, la energía, los chacras y todas esas cosas de las que conversan ustedes…, no entiendo un pomo!

De cualquier manera, quiero agradecerte el haber dejado tu comentario, y voy a aprovechar lo que decís para indicarte algunas cosas de las que habla el viejo Musso.

Primero me gustaría que entendieras que sobre lo que él habla son corrientes filosóficas respecto de lo que se llaman la mente y el cerebro. Y en este sentido, podes adherir o no, como adherís o no a una creencia religiosa.
Claro está que lo que él menciona - en la actualidad -, tiene un gran respaldo de la ciencia occidental porque son afirmaciones basadas en experimentos sobre personas, como los que menciona de Sperry y Eccles (neurofisiólogos).

Vayamos a lo que decís.

…el video de tu viejo lo pude escuchar de una! Viste que eso para mí es un logro dado el cambio de conexión de Internet. Estoy feliz por eso.”.

A esa parte de tu comentario, la pregunta sería: ¿que parte de vos te permite darte cuenta que estas navegando mejor por Internet?.
Yo diría que tu sentido de la visión (tus ojos), le manda información a tu CEREBRO lo que estas viendo que sucede en la pantalla de tu monitor.
Con la recepción de ese estímulo se activarán algunas neuronas de él, y tu MENTE es la que decodifica a través de pensamientos e ideas, ese estimulo que proviene del cerebro como que estas navegando a mayor velocidad, y además te produce ese sentimiento de FELICIDAD.
Pero sos vos, tu mente (tu sujeto epistemológico) la que toma conciencia de eso que esta sucediendo y no tu cerebro.
Por supuesto que esa felicidad activará otras neuronas de tu cerebro que serán las neuronas del placer y de las emociones en general. Pero no es tu cerebro el que te promueve esa felicidad, sino tu mente que pone en marcha esas zonas del cerebro.

¿Se entiende?.

Otro tanto sucede en el caso de tu hijo y sus cataratas.
No es el cerebro el que le dice algo a sus ojos si se operase. Son sus ojos que le informarán al cerebro lo que ven, y su mente es la que (de acuerdo a lo que vea) le producirán las sensaciones de felicidad o temor por lo que vea.

Después la sigo, si no entendiste algo.

Besos.
Rik

Steki dijo...

Ahhhhhhhhh... (con cara de boba)
O sea que yo había entendido todo al revés, jaja. Sha te entendí ahora. Rebobino la peli en mi mente y la veo al derecho entonces, jaja.
Gracias por tu paciencia, Rik!
Besotes,
STEKI.

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Exactamente…, tú los has dicho…, es al revés la cosa, de acuerdo al Musso Grande!.

Besos.
Rik

Steki dijo...

Seguramente mi hijo lo haya dicho bien y yo se lo di vuelta, jeje.
Bss.

Ricardo Musso dijo...

Puede ser Stekita..., puede ser!

Besos.
Rik

LUNA dijo...

Querido amigo.
Gracias por tus palabras, por tu cariño. Yo también te quiero,
Poco a poco iré volviendo, despacio y sin prisas....

Sobre este tema, yo entiendo, dicho de una forma llana y simple, que quiero entender que el cerebro es una máquina, con unos códigos que manda.
impulsos, ante determinadas estímulos, unos incluídos en el código genético y otros aprendidos.

Y la mente es la que tiene el poder de almacenar los recuerdos, en cuanto a las sensaciones.
El cerebro no tiene "alma", la mente si.
Quiero entender también que la mente puede modificar las conductas aprendidas por el cerebro y modificarlas.
¿Es asi?

Muy interesante, sin duda.
Un besito fuerte.

Isabel Estercita Lew dijo...

Que grande el Musso Pai y el Mussito, que decir a todo esto, es un flash, hasta ahora entendí, y eso que no tengo mente ni cerebro.
Que mochila Mussito con un viejo tan capo.
Como verás vengo llegando pero no aterrizo. Me gusta esta nueva etapa de entradas y que nos acerques los saberes de viejo.

Estoy viendo a Doña Lunita por aquí, y claro a las otras chicas también, besos a todas y a todos

Estercita

Ricardo Musso dijo...

Querida Luna.

Como te dije en la entrada de tu sitio, la descripción que hiciste como despedida al fallecimiento de tu madre, me trajo muchos recuerdos, y por supuesto lograste emocionarme. Muy similar a lo que escribiste es lo que viví con la muerte de la mía.
Acompañar a los seres queridos en esas circunstancias, aceptando ese devenir, tomados de la mano, habla de una entereza admirable de los que quedamos. No cualquiera lo logra!.
Te felicito y te reitero mi pésame.

El término “alma” quedó reservado para las creencias religiosas, y en la actualidad no es aceptada por la ciencia occidental en cuanto a esa parte del ser humano que se elevará en su deceso y ambulará hasta reencarnarse en otra existencia. Más antes se utilizaba como sinónimo de mente, o psiquis.

Para las corrientes filosóficas de las cuales habla mi padre, como vos bien decís, es la mente la que corrige las conductas aprendidas y que se almacenan en la memoria de los neurotransmisores del cerebro; y es esa capacidad lo que nos permite diferenciarnos de una máquina.

En este sentido, es ese órgano cerebral el que tiene la capacidad de almacenar los recuerdos, pero la mente es quien los trae a la conciencia cuando decide recordar algo.

Esto es lo que habría sucedido con tu madre que, a pesar de su deterioro psico-físico, era capaz de rememorar aquellas canciones y cantarlas contigo cuando las comenzabas vos a canturrear.
Su mente las evocaba al oírte, y seguramente disfrutó mucho de poder hacerlo juntas.

Besos corazón.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Estercita.

Me alegro de tu regreso. Espero hayas encontrado todo bien en Brasil, sobre todo tu nieto.
No creo que no tengas mente ni cerebro. Aunque puedo admitir que hayas quedado algo “descerebrada” luego de que la selección brasilera quedó fuera del mundial de fútbol…jajaja!

Che…, más grande y pesada fue una mochila en mi vida tolerar a mi viejo como padre, que como docente de mis saberes profesionales luego que él me los trasmitiera.

Peleábamos mucho epistemológicamente en aquellos tiempos porque yo trabajaba como Terapeuta Sistémico y él era Comportamentalista.
Pero no hubo nada que hacer; me rendí ante sus evidencias. Entre otras cosas, porque se consustanciaban más con mis identificaciones con el marxismo y el materialismo dialéctico (que también los aprendí de él de muy joven, allá por mis 18 años).

Mi zona de trabajo siempre fue la provincia del Neuquén.
Y cuando regresé de aquella capacitación como terapeuta Cognitivista Comportamental, formé a muchos colegas, psicólogos y psiquiatras.
Claro que me refería a él en la nueva corriente de conocimiento que les acercaba, pero al que terminaron llamando “Maestro” a partir de entonces, y al que tienen como referente de esos conocimientos en la provincia, es a mí…jajaja!

Besos
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Hola Rik! que alucinante que tengas los videos de tu viejo. Hacelos digitalizar. Y que triangulación abuelo-padre / hijo-padre / hija-nieta no?.
Espero el próximo capítulo eh?
Besos,

ana y. dijo...

Hola Doc.
Lei por ahi arriba que va a insistir con lo de la pesca. Acuérdese de incorporar el asunto de las aguas contaminadas. No sea cosa.

Mi pequeño equipo tarda mucho en bajar el video así que lo veré en un rato.

Uno cree en lo que necesita,
(para sostener la energia de estas necesidades) o es un asunto que no está enganchado de las patas, allá en el fondo, pregunto, así con el cerebro en frio y la mente aletargada por varios dias en cama metida en un magma espeso de mucosidades y dolencias.
Lo conocés a Obst?

Un abrazo

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia

Es lo que quiero hacer con esos videos grabados en el viejo sistema de VHS.
Lo que ocurre es que si los hago digitalizar me los entregan en crudo (como sale la grabación), y no tengo un programa para mejorar la calidad de imagen.

Por eso quiero comprarme una placa capturadora de videos VHS y hacerlo yo.
Es más trabajo, pero en definitiva va a ser mejor porque son cerca de 20 horas de grabación, y los costos son similares.

¿Viste?, 2 x 3 nos solemos juntar algunos Musso por acá…, jajaja!.

Gracias por venir.
Beso.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana y.

Que gusto leerte nuevamente y ver tu foto entre los seguidores del sitio.
Gracias.

Espero hayas podido ver el video, de no, tal vez no comprendas lo que quiero decir con los siguiente párrafos.

El sujeto epistemológico; o sea, esa instancia de la persona que es capaz de reconocer cuándo toma decisiones por sí mismo o cuando lo hace automáticamente, por una estimulación cerebral, por ejemplo (y que de acuerdo la Musso conforma lo que denomina mente); es el que también será capaz de reconocer que las aguas están contaminadas y que es riesgoso comer los peces extraídos de esos sitios.

Si aprende a pescar (pensar) y no solamente recibir pescado para saciar el hambre (actuar en forma automática), podrá conformar ese sujeto epistemológico y solo aprenderá a reconocer la calidad de las aguas, y reclamará a quien corresponda para que se solucione el problema.

De ahí la insistencia con el tema, disculpe meija! …jajaja!

No, Ana y., no conozco a Obst.
Si es una cargada me gustaría que regreses a aclarármela, me gustan las jodas!.

Que te mejores de tu resfrío.

Cariños.
Rik

ana y. dijo...

Tu respuesta clara como el agua ejem... Gracias.
No pude bajar el video. Veré hoy.
Voy a probar de agregar dos gotitas de lavandina a mi ser epistemológico para sonreir más.
Julio Obst, Profesor mio hace años. http://www.terapiacognitiva.com/CCVVOOte.htm

Un abrazo

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana y.!.

Ojala lo puedas ver.

Es esencial, al igual que el que verás en las próximas publicaciones para poder entender estos conceptos.
Suerte!.

No, no conocía al Dr. Obst, pero leyendo la página que referenciaste, me hiciste acordar que algún día debería juntar todos los papelillos de certificados que tengo en una caja y ponerme a confeccionar un Curriculum…, ufff, de solo pensarlo, me canso….jajaja!
Gracias por presentarme al colega!.

Probá con la lavandina…, aunque dicen que si te “obligas” a reír, se te pasan todas las nanas, de tu ser epistemológico, y del resfrío!.

Cariños
Rik

D: Recordá que cuento buenos chistes eh!

Maria dijo...

Esta primera parte me ha demostrado lo "torpe" que es la muerte... ¿Te imaginas como hubiera disfrutado tu viejo "jugando" con las nuevas tecnologías y otros avances en las neurociencias? Que grandísima idea has tenido compartiendo esto y te doy las gracias por ello. Un abrazo grande.

Paradiso dijo...

Hola Ricardo,
Soy de Rosario, no alcancé a conocer a tu padre, lamentablemente, aunque he leído algunos de sus libros.
Tenés una tarea difícil, la de emularlo o aún superarlo ¿no? Conozco mucho a la gente del Instituto Kinsey, donde he realizado algunos cursos. Además, he sido docente de la Facultad de Psicología hasta el año pasado, y en realidad espero volver (causa jurídica pendiente).
Te felicito por el blog, y un abrazo.
Juan Carlos Paradiso

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Juan Carlos Paradiso.

Una gran alegría recibir tu visita y enterarme que vivís y has compartido el ámbito y las personas con las que me formé profesionalmente.

Mi viejo fue mi maestro en las corrientes psicológicas del comportamentalismo y el cognitivismo; como también lo fueron Mirta Granero, que sigue siendo la titular de la cátedra de Metodología en la facultad de Psicología de Rosario, y el Dr. Juan Impallari en el campo de las terapias sexuales en el Instituto Kinsey; toda gente que entiendo conocerás y tratarás.
Los libros de Metodología de mi padre (bastante “densos” por cierto) tienen todo el rigor científico que él se auto-exigía. Hace unos años me enteré por una colega de Buenos Aires que son material de lectura obligatorio en la carrera de psicología en Cuba. Para mí fue en orgullo aquella noticia aunque, lamentablemente, él murió en el 89 sin saberlo.
Desde 1986 en que me volqué a estos conocimientos (antes trabajaba como terapeuta sistémico formado en la escuela de Palo Alto), desde “otro lugar” (como éste por ejemplo), trato de emularlo y trasmitir sus conocimientos. Superarlo no es mi meta ya que no es mi aspiración construir una epistemología de la psicología como fue su intento durante casi toda su vida, y por otro lado reparto la mía con otros placeres aparte del profesional.

Bien Doctor, recorreré tus blogs y con seguridad me tendrás leyéndote en alguno de ellos.
Te reitero mi alegrón por tu visita y mi agradecimiento por tus palabras.

Un fuerte abrazo.
Ricardo