Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



miércoles, 6 de mayo de 2009

¿QUÉ SERÁ...SERÁ?

Hace unos días, una amiga y colega de Buenos Aires, Nelly, me envió un mail - a raíz de la pandemia provocada por un virus porcino que ya es de dominio planetario - en el que se advertía sobre una serie de fenómenos que permiten sospechar de la verdad de la existencia de este hecho.

Aunque intuyo que la mayoría ya debe haber recibido este correo - porque se difunden más rápido que cualquier pandemia - para quien no le haya llegado, y quiera consultarlo, dejo un link al texto que subí a mi sitio de archivos y que esta en formato de Word (podes leerlo en línea o bajarlo a tu equipo, pulsando sobre la palabra "mail").

En el mencionado informe, venía adjunto un cuento que - aunque quizás también muchos de ustedes ya conozcan - es el fundamento de lo que quisiera tratar en este capítulo y que me gustaría compartir con ustedes:

“Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 19 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
- No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo.
El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice:
- Te apuesto un peso a que no la haces.
Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, ¡si era una carambola sencilla! Y él contesta:
- Es cierto, pero me he quedado preocupado de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo.
Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa donde está con su mamá - feliz con su peso - y le dice:

- Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla, porque es un tonto .
- ¿Y por qué es un tonto?.
- Porque no pudo hacer una carambola sencillísima, según el preocupado con la idea de que su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a suceder en este pueblo.
Y su madre le dice:
-No te burles de los presentimientos de los viejos, porque a veces ocurren.
Una pariente que estaba oyendo esto, va a comprar carne. Ella le dice al carnicero:
-Déme un kilo de carne- , y en el momento que la está cortando, le dice: - Mejor córteme dos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar preparado’.
El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar un kilo de carne, le dice:
- Mejor lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar, y se están preparando y comprando cosas.
Entonces la vieja responde:
- Tengo varios hijos, mejor déme cuatro kilos….
Se lleva los cuatro kilos, y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en media hora
agota la carne, mata a otra vaca, se vende toda mientras se va esparciendo el rumor.
Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo, está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto, a las dos de la tarde, alguien dice:
- ¿Se ha dado cuenta del calor que está haciendo?.
- ¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor!.
-Sin embargo -dice uno-, a esta hora nunca ha hecho tanto calor.
- Pero a las dos de la tarde es cuando hace más calor.
- Sí, pero no tanto calor como hoy.
Al pueblo, todos alerta, a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito, y se corre la voz:
- Hay un pajarito en la plaza !!!’.
Y viene todo el mundo espantado a ver el pajarito.

- ‘Pero señores, -dice uno- ‘siempre ha habido pajaritos que bajan aquí ’.
- ‘Sí, pero nunca a esta hora !!!’.
Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo que todos están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo.
- ‘Yo sí, soy muy macho
-grita uno-. Yo me voy’.
Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle central donde todo el pueblo lo ve. Hasta que todos dicen:
- ‘Si este se atreve, pues nosotros también nos vamos’.
Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo. Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice:

- ‘Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa !’.
Y entonces la incendia y otros incendian también sus casas. Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, y en medio de ellos que va la señora que tuvo el presagio, le dice a su hijo que está a su lado:
-
¿Vistes m’ hijo, que algo muy grave iba a suceder en este pueblo?’ .”

La profecía auto-cumplidora” - Gabriel García Márquez


Días atrás, en una entrada del amigo Seriecito, en su blog “avanto”, que tituló “Manual de instrucciones”, trató, en conceptos generales, el tema de la percepción, a veces “catastrófica”, que le damos a lo hechos que nos toca atravesar en nuestras vidas.

Yo dejé un comentario que citaba una frase del Filosofo Epicteto, y que es la base del desarrollo de las terapias cognitivistas, que dice, mas o menos, así: “ No es la REALIDAD lo que nos afecta, sino la interpretación de hacemos de ella”.

Otro amigo de los blogs, con vehemencia, comenta que, al mejor estilo del dicho: “ni tanto ni tan calvo que se le vean los sesos”, hay hechos de la realidad que, incontrovertiblemente, nos afectaran ya que, citando una popular frase del filósofo español José Ortega y Gasset: “Yo soy yo, y mi circunstancias”.

Conviniendo con él que muchos fenómenos de la realidad - social o personal -, ayer, hoy y siempre serán ponderados en forma negativa, o positiva. Le hice referencia a la curiosa situación donde, si nos colocamos como “observadores imparciales” de un mismo hecho de la realidad, veremos que hay distintos tipos de reacciones en las personas que los involucran, por ejemplo: unos se desesperarán, otros reirán, y los habrá que actuaran en forma indiferente.

Con ello intenté fundamentar esta reflexión de Epicteto, ya que no cabe otra conclusión, de esa observación, que el mismo fenómeno ha sido interpretado en forma personal por cada uno de los participantes.

Buscando por Internet la frase mencionada por Ortega y Gasset: “Yo soy yo, y mi circunstancias”, que a mi parecer denota una visión determinista de nuestras vidas; pude leer que la frase no termina ahí sino que continua diciendo: “…y si no la salvo a ella, no me salvo yo”. Es decir, de acuerdo a mi interpretación insisto, el filósofo Gasset deja una “puerta abierta” para los cambios que - con ayuda, o solos - podemos hacer a pesar de la historia familiar y social que nos ha servido de modelo, o que nos ha formado en nuestras visiones de los hechos y de nosotros mismos.

Unificando estas citas - las de García Márquez, Ortega y Gasset y Epicteto -, pregunto:

¿Cuántos de nuestros padecimientos, o resultados que en la vida que hemos tenido, estarán relacionados con esas profecías con que fuimos criados, y que terminaron por incorporarse a nuestra auto-visión del mundo y de nosotros mismos, transformándose en auto-cumplidoras, y de las que, si somos conscientes que son visiones personales de la realidad y deseamos cambiarlas, podemos “trabajar” para ello y estar mejor emocionalmente?.

¿Cuántos de los etiquetamientos: “niño tonto”; “alumno incapaz”; “adulto fracasado”; “trabajador inoperante”; “padre\madre ineptos”; “amantes mediocres”; “cobardes”; “pusilánimes”; etc., etc., etc.; han comenzado en el mismo seno familiar, y luego se nos han hecho “carne”, hasta convertirnos en ello?.

En el plano individual debemos echar al “cesto de basura” esos etiquetamientos; “luchar” contra ellos, insisto, solos o con ayuda; apostar a que podemos revertir esas profecías, y cambiar. Y en el plano de formadores de otros individuos, como padres, educadores, dirigentes, o “jefes”, si nos interesa actuar con respeto por el otro, cuidarnos de esos mensajes atrofiantes de la psiquis de los demás, incluso a veces usados en los que más queremos.

Recordé, para finalizar, una vieja canción que mi madre me solía cantar en español que se llama: ¿Qué será, será?”; y también una añosa película protagonizada por Doris Day y James Stewart que se llamó: “El hombre que sabía demasiado” dirigida por Alfred Hitchcock, rodada en el año 1956.

La conseguí en Youtube, la baje a mi PC y la subtitulé en español, con la intención de que constituya un ejemplo de NO ETIQUETAMIENTO, que tanto daño puede producir.
Espero la disfruten.



Fuentes: Wikipedia -Google imagenes - Youtube videos

Cariños.
Ricardo Musso

57 Amigos opinamos...:

Anónimo dijo...

Hola ! no debería escribir !
Pero no puedo ver esto de buena mañana !
Me saltan las lágrimas!
Yo sólo quería ser rica en amor !
Intento entender las circunstancias ! pero me parece imposible tanta crueldad !
te saludo , con agradecimiento , me ayudaste y no se me olvidará jamas!!

Adhoc dijo...

¿Una historia de amor y despecho? En vez de tanta verborrea revolucionaria lo que tenéis que hacer es ser mejor persona, eso es lo que os falta.

Luna dijo...

Bueno, lo primero que describes, es lo que solemos llamar histeria colectiva.
Ocurre en los campos de fútbol, en los deportes de "castigo", el box, la lucha libre.
Con los artistas por parte de sus fans,
Se enciende una mecha y no hace falta que pase mucho rato, personas, que solas serían tranquilos, e incluso pasarian desapercibidos, entran en un estado de nervios, de falta de razón, de convulsiones interiores que luego se exteriorizan de una forma irracional.

Recuerdo que de pequeña, mis abuelos me llevaron
(con dos dedos de frente, por su parte) a un tabernáculo de un pastor protestante que se llamaba Manuel de Melo(aún lo recuerdo después de más de 45 años)qu curaba por imposición de manos y expulsaba los demonios.
Alli había miles de personas que entraban en un estado de excitación que los enajenaba...
Y yo me moria de miedo,claro.
Luego lo he visto repetido en la macumba similares.
También en algunas Iglesias Evangélicas...
La xenoglosia, o el bautismo del Espíritu Santo,
con el don de hablar en Lenguas Extrañas...
Yo todo eso lo he visto y además de cerca.
Pero creo, sin pretensión de polemizar, que gran parte de eso parte de una creencia, estar en el sitio y un momento adecuado y dejarse llevar por la histeria.
Al fin y al cabo es un sentimiento como el pánico.
Lo importnte no es el motivo en si, sino, lo que el miedo que arrastra las personas, las deja
incapacitadas para el raciocinio y por lo tanto se comportan como la estampida de una manada asustada.
El fin es impredecible.

Tambien pienso que las personas desde niños actuamos y lo que aprendemos es por mimetismo.
Normalmente repetiremos las conductas vistas y por lo tanto aprendidas, de forma inconsciente, y las asumiremos como propias.

Hasta que por un motivo u otro, esos patrones de conductan nos causen sufrimientos psiquicos y físicos y nos tengamos que plantear una modificación de conducta, para ser más felices y estar bien.

Yo creo que esto es una evolución positiva del ser humano.
El ser consciente de qué es lo que provoca el sufrimiento y cambiarlo.
Yo suelo decir que hay sufridores profesionales.
Que les encanta sufrir, para hacer ostentación de ello, para recibir ayudas, o para ofrecerlo como méritos para otra vida posterior.
Bueno, pues allá ellos...
Pero desde luego no son modelos a seguir.
Una persona que es agorera, que sus pensamientos son siempre negativos, está incapacitada para ser feliz.Porque, lo primero es que piensa que eso no es posible.

Y lo de las etiquetas, pues no me gustan ni positivas ni negativa.
Nadie es solamente" algo "
Algo inamovible.
No. Están los factores endógenos y exógenos, en cada situación.

Trato siempre, no quiere decir que lo consiga de ser muy ponderada en mis creencias, en mis descréditos y desde luego, procuro alejarme de todo dogmatismo.
Que si así soy feliz?
Como todos, a ratos. Pero procuro que estos sean los más frecuentes y duraderos.
Un beso

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

Exacto, esas situaciones, como las que describe el cuento de García Márquez, se observan en las llamadas “histerias (o psicosis) colectivas”.
La diferencia está en que éstas, como bien decís, se da en un sitio y momento oportuno ante una muchedumbre, donde alguien dice ver algo, y el conjunto se “contagia” de esa visión. Sucede con las visiones colectivas de “Ovnis”, ¿no?.

En el caso del cuento de Márquez, todo parte del comentario de la madre sobre un “presentimiento”, que se convierte en “profecía” porque termina ocurriendo lo que ella solo les confesó a sus dos hijos en la mañana.
Quizás hayas oído hablas sobre las Teorías del Rumor…, se dan hechos muy interesantes.
Sobre los casos específicos que vos mencionas me gustaría escribir en algún momento.
Gracias por la idea!

Respecto de la segunda parte de tu comentario, me alegra leer que tenés muy clara la actitud de “cuestionarte” si lo que sentís, y crees ver, esta relacionado o no con la REALIDAD.
Esto te ha permitido superar muchas "creencias" que a todos nos han inculcado, con frases directas o actitudes hacia nosotros, por parte de figuras representativas, desafiándote a vos misma para cambiar esas “visiones”.
Esto te habrá permitido no reproducir esas actitudes con tus hijos y nietos, con seguridad.

Respecto de los “sufridores profesionales” es muy cierto lo que mencionas.

Hay personas que se la pasan interpretando hechos de la realidad, a su antojo, y se hunden en sufrimientos y sufrimientos, saltan de uno a otro hecho cotidiano y dan vueltas en el mismo círculo; pareciera que lo importante es SIEMPRE ESTAR SUFRIENDO POR ALGO, aunque por lo general, los demás se preguntan ¿pero, de dónde sacó tal o cual cosa?.

Gracias por comentar.
Un beso.
Rik

Ana dijo...

Es bien cierto lo que escribe Luna. Es por eso tan importante hacer concientes esas etiquetas; que cobran la categoría de mandatos con los años, si uno no hace algo con ellas. Que de hecho no son todas malas, pero si lo son las que paralizan o no permiten que el verdadero deseo, el mas genuino pueda aparecer. Es cierto también que hay sufridores profesionales, un@s sufren de verdad, y otr@s sacan provecho a su sufrimiento, haciendo sufrir a su vez a todo el que tienen alrededor.
Un beso grande

Steki dijo...

Hola, Rik!
Perdón la demora pero bien sabés que estaba siendo feliz en este par de días de ausencia, jaja.
Tratando de ponerme al día, me encantó tu presentación que, como te lo dije antes, cuando la vi estaba en el laburo y no la pude escuchar. Te salió buenísima, tal cual sos.
Con respecto a tu post es lo que yo suelo llamar "masificación" y nada bueno sale de ello. Muchas personas se "envalentonan" cuando están masificadas y pierden su esencia. Ante las terribles realidades que nos tocan en todo el mundo, léase pestes, políticos, etc, trato de informarme pero no me "prendo" en discusiones ni en "hacerme el bocho" porque si no, esto se hace una bola más grande de lo que debiera ser. Simplemente aplicar la conciencia y serenidad para no perder objetividad y volverse loca. De forma personal vos sabés muy bien que, gracias a que "no me hago el bocho" pude "revertir" la situación de muerte familiar. Yo me dije: "A mí no me va a tocar, tomá (gesto de corte de manga)". Y así fue, no?
Con respecto a las etiquetas, las únicas que padecí en mi vida de niña fueron "Olivia" por las piernas largas y flacas; "huevo de tero" por las pequitas; "colorada" porque soy de esas rubias algo rojizas; "cara de luna llena" por la carita redonda y creo que nada más. Ninguna de estas etiquetas me traumó, gracias a Dios! Tampoco eran graves. Más bien me causan gracia porque todas eran ciertas, jaja. Pero tengo un amigo que fue subestimado tanto por su propio padre que sufrió muchísimo hasta de adulto. Pero gracias a una terapia logrò revertir su situación y hoy tiene la autoestima bien en su sitio. Lo importante es buscar ayuda si uno no puede salir solo de sus "etiquetas".
Qué bueno el video, me encantó!
A las frases mencionadas yo agrego una que me dijo una vez un amigo hace mucho: "será lo que deba ser y todo se dará naturalmente".
Excelente el video que me mandaste!
Bueno, amigo, nos seguimos viendo y escuchando.
Buen finde para vos.
Be happy!
BACI, STEKI.

xiomara dijo...

Ricardo las etiquetas a veces nos las colocan sin estar consciente del daño que causan otros realmente siente placer de colocárnosla son esas personas que decía Aristóteles los epikhairekakos son personas que sienten placer en el mal ajeno”u otro término que se utiliza Schadenfreude … y otras tantas somos nosotros mismos los que nos etiquetamos me hace recordar tu genial articulo una vez le pregunte a mi madre porque se había casado con mi padre si nunca lo amo cosa que decía menudo y su respuesta fue simplemente porque quería tener hijos guapos…resulta que ella siempre se sintió fea aunque no lo es… yo pienso que nadie lo es realmente depende de tu percepción de la belleza pues lo que realmente te hace hermoso es la belleza interior en fin me contaba que de pequeña una vecina amiga de su madre solía venir a casa y cada vez que le veía decía esta es la hija más fea de Josefa o sea de su mama y repetidamente era su forma de saludarla… ella siendo muy pequeña creció con esa percepción …de allí pienso partían muchas de sus frustraciones … luego supo ya bien adulta que esta señora lo que le hacía supuestamente era una broma por ser la que a ella le parecía más hermosa le decía lo contrario …en cuanto a la percepción en bloque sobre algo nefasto iba a ocurrir al pueblo indudablemente somos profetas y ejecutores… tienes razón atraemos situaciones a nuestras existencias sean benéficas o no porque ya existían en un mapa mental que vamos elaborando a lo largo de nuestra vida…y todos ciertamente tenemos una diferente percepción … reaccionamos distintos ante un mismo hecho..La vida está llena de retos...y son dichos retos los que va fortaleciendo tu espíritu… leí que la flor de loto es una representación universal de la belleza espiritual en los humanos porque la flor de Lotus crece y brilla aun en aguas turbulentas…. aun en los peores ambientes o circunstancias uno puede salir adelante como una hermosa flor…y yo como Noé soy una de las personas que agradecen encontrarse con personas como vos dispuestos a ayudar sin mezquindades…Pasa un Feliz Fin de Semana!! Xiomara

Anónimo dijo...

Hola Rik!!! soy Wilson

Un ejemplo se ve en la serie de peliculas de El Padrino I, II, y III, en la primera vemos que Vito Corleone interpretado por Marlon Brando tiene un hijo Michael Corleone interpretado por Al Pacino, el es el hijo menor al cual el padre quiere lo mejor para el, es probable que no haya querido que sea como el un mafioso, mas es la misma actividad de la “familia” la que le obliga a ello pues el hijo mayor es asesinado y Michael tiene que tomar las riendas de la familia convirtiendose en el jefe de la organizacion.

Posteriormente en la tercera pelicula el mismo Michael Corleone tiene un hijo que no quiere ser como el padre mafioso y opta por alejarse y estudiar para ser cantor de opera; la madre apoya al hijo; con mucho dolor el padre lo deja ir pues esperaba que lo sustituya cuando el sea ya viejo o muera.

Comparando ambos casos vemos que cuando se propone una persona salir de ese etiquetamiento al que fue sometido probablemente desde la niñez lo puede lograr, aun teniendo condiciones adversas, el ejemplo del hijo que prefiere ser cantor de opera a ser un mafioso con mucho poder y dinero creo es aplicable a este tema.

Un abrazo Rik!! y saludos a los bloggeros!!

Nuria dijo...

He venido, pero es viernes noche y hoy ha sido un dia duro, y como tu post nerece ser leído en condiciones, lo dejo para mañana...
Volveré

Bicos ;-)

Salondesol dijo...

En situación de alarma, probada o no, mi madre solía decirme: Si alguien se tira al río, ¿tú te tiras detrás?.

Etiquetar a la gente es juzgarla, y nadie es quién para hacerlo.

Un beso Rik, buen post.
Helena.

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Me comencé a impacientar por tu llegada…, pero no quise caer en la auto-profecía de que no querías participar más!!!... jajajaj!.

Es cierto…, cuanto más años pasen más difícil es “romper” con esos “mandatos”, y como bien decís, tarde nos damos cuenta que hemos ejercido la ¼ parte de nuestras potencialidades.
Bueno… no creo necesario mencionarte lo escrito por el maestro Freud acerca del “beneficio de la enfermedad” que no es otra cosa que lo que vos mencionas sacarle provecho al síntoma!.

Otro beso a vos!.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Stekita!!!

Me imagino…, me imagino lo repuesta que habrás vuelto bien contenta!.

Lo que mencionas sobre la conducta de las personas en grupos masificados fue muy bien descrito por Gustavo Le Bon, que fue un psicólogo social francés, y justamente describe que el hombre en grupo es capaz de tener comportamientos que no tendría de actual en forma individual.

Me gustó eso de hacerle un “corte me manga” a las cosas que proféticamente nos han predestinado para nuestra vida, o que supongamos que las cosas sucedidas a nuestros seres queridos, nos sucederán a nosotros inexorablemente. Ellos, son ellos, y nosotros, nosotros.

Gracias por tus conceptos de los videos y por volver (“sana y salva”, aunque cansadita supongo!) a comentar!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Xiomara !!!

Muy interesante lo que mencionas de Aristóteles, que puso un nombre para esas personas con características de “etiquetadores”, lo desconocía, y también, que esto haya sido ya objeto de observación hace tantos siglos.

La experiencia que contás respecto de tu madre es un claro ejemplo que a veces los adultos, tratando de resultar simpáticos a los niños, lanzamos esos calificativos como “chistes”, sin pensar que los niños, son niños, y no tienen la capacidad de percepción y abstracción de lo que significa una broma, y menos venida de un adulto.

Comparto tu expresión de la “bellaza interior”.
Muchas personas hermosas externamente son, internamente, verdaderos Frankenstein!!! (por ponerle un mote de feos, ya el Frankenstein ese me cae simpático, y hasta me resulta lindo…, y una novia tuvo!...jajaja!)

Gracias por tus palabras; intuyo que vos y Noe son esas flores de Loto que mencionas!.

Beso y te retribuyo el deseo!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson!!!

Que bueno leerte che…, gracias!

Excelente tu asociación de la serie de películas de El Padrino con lo que describo en el artículo.

Aunque se desconocen los por qué, algunas personas crecen en forma totalmente opuesta a los modelos de la infancia. En psicología se los conoce con el nombre de RESILIENTES.
Es decir, de padres o modelos de violencia; adicciones como el alcohol o el tabaco; personas de pocos escrúpulos para sus negocios; incluso en el aspecto de las ideologías, de izquierda o de derecha; los hijos, desarrollan conductas totalmente opuestas, o sea, no actúan con violencia sino con respeto, son abstemios al alcohol o el tabaco, obran rectamente en sus actividades comerciales, y demás.

Gracias por tu participación!
Un abrazo.
Rik

PD: Ah…, gracias por tu comentario en el video de Youtube. Éste sitio me informó de él y me causó mucha alegría que lo hicieras!.

Ricardo Musso dijo...

Hola Nuria!!!

Me parece bien que dejes la lectura del artículo y tu comentario para cuando estés descansada!
Descanse nomás pues!.
Mañana te espero.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Helena!!!

Contundente el mensaje de tu madre…, y el tuyo también!

Gracias por venirte!

Besos.
Rik

RECOMENZAR dijo...

Que será será... lo que tu pones en tu mente será... si te ves linda...lo sos. Si te ves bien lo estarás... si te sentís te sentirán pero si te olés rajarán. Y si las cosas te importan un bledo vivirás...Moraleja...no la tengo porque no me gusta predicar ...en mis últimos tiempos solo hago mi escuchar...
Besos felices van desde mi diario RECOMENZAR.

Salondesol dijo...

Se ha comprobado que las creencias hacen a los sujetos más propensos a dotar de significado estímulos sin sentido, ahí tenemos la religión con todos sus milagros, también Orión y Júpiter acusados de platillos extraterrestres.

Estaba pensando en la cantidad de trabajos sobre como nos engaña la mente con las religiones pensando en demonios, milagros, etc. el efecto placebo, el efecto ideomotor, la sugestión..., la psicología de las masas (de Freud), la histeria colectiva, los efectos neuro-químicos que provocan “visiones”, la interpretación de los sueños de Freud, el inconsciente… ufff!. Los procesos cognitivos y perceptivos son algo universal en nuestra especie.

Imagina un grupo de monitos en la selva, uno de ellos da un grito de pánico al ver un palo moverse a sus pies (él no ve que un escarabajo está debajo), ese grito alerta a toda la comunidad de monitos que corren desesperados a ponerse a salvo subiendo a los árboles a toda velocidad gritando como locos.

Un besazo, Rik.
Helena.

Claudia Sánchez dijo...

Hola Rik!
La verdad es que con tus artículos se puede debatir por horas, de tantas cosas interesantes que tienen.
Mi opinión sobre los "etiquetamientos" (que a veces también llamo "enlatamiento", cuando se trata de cánones preestablecidos y estructurados), es que debemos cuidarnos de los que son negativos y aprovechar los que son positivos.
Y que debemos aprender a diferenciarlos.
Y que la mejor forma de hacerlo es detenernos un instante y analizar profundamente los sentimientos que provocan en nosotros lo que estamos haciendo.
Y también que observemos que a veces, hasta inconscientemente, etiquetamos a los que nos rodean, condicionando de alguna forma su comportamiento.
Por eso debemos cuidarnos de las etiquetas negativas. Cuando las recibimos y cuando las usamos en otros.
Después vuelvo.
Besos,

Ricardo Musso dijo...

Hola RECOMENZAR!!!

Jajajaja…, me encanta tu filosofía!, y la comparto!.
Ojo que, sin llegar a oler que “espantes hasta a las moscas”, un poco de olor natural, a hombre o mujer, no es malo, a mi entender…, a mi me gusta más (el de mujer) que los olores artificiales, por más francés que sea el perfume!.

Besos.
Rik.

Ricardo Musso dijo...

Salud Helena!!!

Bueno…, hay teorías que mencionan que las religiones surgen como explicación de los fenómenos naturales que el hombre observaba en su entorno, y posteriormente se las adjudicó a decisiones de los llamados DIOSES, “Dios del Trueno”; “del Rayo”; “del Sol”; “la Luna y las estrellas”…. Ah no, eso era una canción…jajaja!.

También existen registros de psicosis colectivas en los agoreros del fin del mundo, o de sectas. Como aquel caso Waco, en Texas, en 1993 que se suicidaron colectivamente, en una comunidad que dirigía el “pastor” David Koresh y que anunciaba el Apocalipsis, más de 80 personas.

Lo que mencionas de los monos se produce también en los humanos. Hay cámaras ocultas donde se observa como, si en pleno centro de una ciudad populosa, una persona (actor) comienza a correr gritando “- Cuidado…, cuidado!!!” , todos los que están por ahí corren despavoridos, sin detenerse a observar qué esta pasando.

Gracias por venir.
Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Ah… Helena!!!

Gracias por solucionar lo de poder publicar comentarios en tu blog sobre sexo.
Mas tarde lo visitaré, pero estaba inspirado el otro día….jajaja!

Beso
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!!!

Me gusto eso de “enlatamiento”, las personas somos proclives a ver a otros como “sardinas para enlatar”.
A veces se me acerca gente que me dice: “- ahhhh…., vos SOS psicólogo….?; y yo, aunque por ahí no lo digo para que la persona no se sienta mal, pienso: “No…., SOY una persona, de nombre Ricardo, etc., etc., y de profesión, psicólogo!”.

Coincido con vos que los “etiquetamientos” positivos no son tan negativos como los negativos.
Igual debemos cuidarnos de no estar “proyectando” deseos personales sobre el otro, los hijos por ejemplo, y sin querer, hacerles sentir que solo esperamos de ellos “genialidades”, ya que esa actitud también puede hacerlos sentir frustrados si no logran lo que aspiramos.
Pero entiendo que te estas refiriendo al estímulo positivo de un: “- Bravo!”, por ejemplo, si el chico ha sacado una buena calificación en un examen; porque la indiferencia conlleva que el otro pueda pensar: “Ah bueno…parece que acá da lo mismo si me salen bien, o mal las cosas!”.

Dale…, te espero.

Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Bueno, me quedé pensando que en realidad las etiquetas positivas a las que me refiero, son esos reforzadores positivos de los que tanto hablamos y que yo ya tengo incorporado en mi hablar cotidiano, que es el ponderar las acciones positivas, con ese Bravo!, Qué inteligente que sos! o similares.
Por otro lado están las sentencias del estilo "tenés muy buen trato con la gente, me gustaría que pases a atención al público" >8-(
O "demostraste ser muy responsable, así que tomá las llaves de la oficina, desde hoy abrís y cerrás vos" <:-(
En casos como éstos es que debo detenerme y analizar.
Y las negativas, bueno, esas son más claras... hasta las inconscientes:
- No, dejá que vos no podés.
- Siempre lo mismo con vos, siempre tarde.
- Cuando vas a aprender a atarte los cordones?
- No te dá vergüenza?
- Sí... el trabajo está bien... igual, pasame el archivo.
- Está bien, dejalo así, yo después lo termino.

En fin. De carne somos.
Besos,

Gra dijo...

Cómo siempre este cordillerano, nos remite a hacer un cacho de introspección e intentar conocernos a nosotros mismos. El empieza con la psicología y uno muchas veces termina haciéndose preguntas existenciales y termina haciendo Filosofía.
Eso es lo que me pasó con el artículo de ahora. Me remitió a pensar en el sentido de la vida…
Y si… porque si uno piensa en que hay cosas que están determinadas, pero también que uno puede hacer algo para cambiarlas… Qué hay biografías que están anticipadas desde las instituciones de pertenencia como la familia y la escuela,,,,y uno también tiene que pensar como hace para que esa biografía que otros anticiparon se convierta al final en una profecía autocumplida … O no!!!
Y en eso estaba pensando cuando …pasé de nivel!!!! Y me fui por ahí, por esos vericuetos de la mente, a pensar en el sentido de la vida.
Cuál es el sentido de la vida?
Y pregunté a unos cuantos… y me pregunté. Y como se imaginarán encontré muchas respuestas.
Pero les doy la mía….
El sentido de mi vida, soy en primer lugar yo, puesto que si no existo no puedo disfrutar de los que me rodean, y de lo que me rodea…
No quise contestar: la felicidad a lo Palito Ortega, porque no quiero caer en utopías… y además porque ahí nomás Rik me diría: ¡Pero Gra…. Qué es la felicidad!!!!
Y le voy a tener que dar una respuesta tan ideal que sería romanticismo puro.
Para mí hoy el sentido de la vida, es vivirla, con lo que tengo, y como puedo, pero tratando de disfrutar al máximo. No en un sentido puramente hedonista, pero tampoco despojándome del placer. A veces me siento maravillosamente bien dando, ayudando…. Y me preguntó…. Ayudo y doy porque me importan mucho los demás…. O porque a mí me hace sentir bien???
No se dilucidar pero quizá sea al fin un modo egoísta de sentirme bien!!! Qué loco… no?
Si, si, ya sé que estoy vueltera, pasa que filosofar, preguntarse qué hago aquí, que quiero de mí, que es la vida…. Tampoco es como para múltiples choice… no?
En fin…
Me encantó el video… me hizo acordar a mi mamá,… qué era cinéfila experta…. Y que también contribuyo al sentido de la existencia que tengo hoy…. Bueno… ahora… porque dentro de un rato estoy de nuevo preguntándome… hasta que alguien me traiga a la realidad y me diga: Che… Que hiciste de morfar!!!!!

Un abrazo grande para todos y uno inmenso para Rik
Gra

Luna dijo...

Gra, ha dicho una cosa que ne he hecho pensar.
Que cuando hace algo en favbor de los demás es para beneficiar a los demás o por sentirse feliz...

Bueno yo diria que es un círculo.
Haces, ayudas a los demás, ellos se sienten bien, tu te sientes bien, eso se transforma en un estímulo positivo....

Confieso que yo necesito sentirme querida, y ese es el camino, a veces la respuesta no es de ida y vuelta, pero me dá igual, me quedo tranquila, que también es una forma de sentirme bien.
La paz interior es otra forma manifestación de la felicidad.
Y eso es lo importante en la vida, sentirse feliz, cuanto más tiempo mejor.
Pero siempre hay que sembrar, sino la cosecha...
Un besito

Magah dijo...

Uyy! RIK, esta publicación es sencillamente imperdible, desde el inicio hasta el final, con ese video contrastante, ya sea por la época y su estética, o por la melodía dulzona que pareció contrarrestar, en mí, la acidez del tema que propones hoy.

Increíbles citas para graficar los conceptos de mandatos, historia familiar, etc. La frase de Epicteto es casi bíblica, diría, una buena manera de arrancar para una mirada hacia nuestras miradas e interpretaciones.
Ando tan afectada y ocupada en el tema que traes hoy, que me resulta imposible lograr una frase acabada y con algún contenido que diga algo concreto.
Acuerdo con tus conceptos de este capítulo.
Creo que el nudo de la cuestión aparece cuando a uno se le ocurre verse realmente y se da cuenta que muchas de las cosas que “es”, nada tienen que ver con lo que realmente siente o quiere. Algo así como que su accionar y forma de vivir no representan en absoluto al ser interior con deseos y formas propias, que uno lleva guardadito adentro, y que un buen día dijo: -“Hola, aquí estoy, me despertaste y quiero salir”…

Ahí empieza la travesía Rik y posiblemente ese sea el momento cuando al preguntarse uno, que pasó? Como estoy aquí? ¿que estoy haciendo con mi vida? ¿Quiero vivir los años restantes de la misma forma?, uno comience a buscar respuesta en sus circunstancias, que de alguna manera le expliquen por que tomó ese camino y ahora quiere tomar otro. Creo que eso tranquiliza cuando uno lo acepta y se perdona.
Las etiquetas nos llevan a veces a un exilio propio, a un abandono de lo mas esencial e instintivo, lo que verdaderamente somos, nuestra esencia. Claro hombre!!! Aquí siempre pienso en esa cuestión de que es lo innato y que lo adquirido, pero como para cátedra estás vos, yo solo diré, en definitiva por mas sopesado que esté y mostrado donde está cada porción de uno, no vale de nada, ya que en definitiva, sea como sea, que estemos conformados, lo importante es la búsqueda del bienestar y la aceptación personal.

UHHHH Que cuelgue!!

Temas aparte: ja ja a tus coment en mi blog, me hacés reír mucho. Tu adaptación a la canción de pappo me resultó genial! Gracias Rik.
Me sentiría en deuda con vos, algo así como traicionándote, sino te cuento que “El Escritor y La Maga” están en el otro blog que abrí, “Sin ropa”. No se si lo has visto, si es así, olvida este apartado, y seguimos entre esta casa y la de “Palabras Descalzas”.
Espero que estés mejor, que la pena vaya amainando.

Un gran abrazo.

Ricardo Musso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia

Yo entendí perfectamente a qué te estabas refiriendo con los estímulos positivos como reforzadores de una conducta.
Mi comentario apuntó a ponderar la observación de Luna, de más arriba - en cuanto a ERIQUETAMIENTOS, o ENLATAMIENTOS como vos decís -, que pueden convertirse, en el sentido de esperar que a uno le vaya “extraordinariamente” en la vida y siempre actúe en forma “genial” - en cuanto a “aspiración de deseos” -, tan frustrantes de la personalidad, como los negativos.

Muy buenos tus ejemplos para tu aclaración.
Mensajes positivos o negativos, que recibimos, no ya de niños, sino de adultos y en nuestras relaciones de trabajo, por ejemplo.
Gracias por ese aporte!.

¿No es: “Del polvo venimos (no “de un”)”…. Jajaja, broma.
Sí de carne… y a pesar de estas “macanas” que hacemos, menos mal!; porque eso de andar tocando siliconas, sospecho que no debe ser muy agradable, por lo menos en algunas partes del cuerpo…, para mí!.

Besos y gracias!.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Gra!!!

Huácale!!! Con el comentario…!.
Te pusiste mas Kierkegaardiana que el mismo Kierkegaard!!!.
El viejo Musso le escribió a un amigo, de nombre Iver, una carta que tengo tipeada a maquina, en la que el se preguntaba acerca del sentido de la vida, y sobre si somos algo más que simples “máquinas”. Aunque es bastante técnica, a mi gusto, esta muy buena, y algún día me gustaría publicarla. Éste nunca difundió sus escritos, no por sentirse inferior, ni porque lo hayan profetizado…, de “vagoneta” que fue nomás!.

La capacidad de pensar sobre uno mismo para poder revertir una “predeterminada historia de vida”, es una capacidad de introspección que no siempre se desarrolla, lamentablemente, y es por ello que a veces, solemos responder como verdaderos ROBOTS programados.

Me encantaron tus respuestas a tu pregunta.
No puedo ser alguien, para los demás si primero no soy yo, para mí. Vivir la vida con lo que soy y tengo (que no es lo mismo que conformarse!), y poder disfrutarla (hedonismo aparte), etc. ¿si?; ¿te interpreté bien?.

A mi me gustó esa filosofía…, y ahora: ¿Qué me hiciste de morfar?...jajaja!

Besos y gracias, Gra!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

Gracias por volver!

Muy buena tu observación acerca que el “dar” produce un “auto-goce”, y hace “gozar” al otro!.

Acá todos te queremos Luna, porque es lo que cosechás, a lo que sembrás…

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Magah

Uffff…que bueno tu comentario…, te pusiste filosófica como Gra.
Me gustaron esas preguntas como “línea de largada”, para que las respuestas se conviertan en el “disparo” de la carrera que tenemos que emprender y revertir las cosas con las que nos “programaron” la vida.
También tu reflexión sobre el SER y el ACTUAR.

El SER es lo innato (como decís), inmodificable, irreversible. El ACTUAR (y los pensamientos también son acciones, o conductas) es lo incorporado, lo aprendido; y esto sí lo podemos cambiar…, des-aprendiendo viejos “vicios” y aprendiendo unos nuevos, y mas gratificantes a nuestra psiquis.

Gracias por tu escrito…, escritora!.

¿Queeeé?...naaaa, si me lo había dicho, no me “cayó la ficha”; pero conocer tu otro blog, y con ese nombre!!!, que olvido ni olvido!. En un rato voy para allá!...jajaja!

Besos.
Rik

Nuria dijo...

Determinismo o no....vaya debate, me recuerda una conversación reciente.
Mi pensamiento es que en la vida hay cosas que inevitablemente han de ocurrirnos, pero nosotros tenemos capacidad para tomar decisiones y en función de ellas, tomaremos un camino u otro y sus consecuencias.
No creo que no tengamos ningún tipo de dominio sobre eso, no creo que nuestra vida transcurra sin ningún tipo de participación por nuestra parte, sujeto a la voluntad de lo imprevisible.

Por otra parte. Las etiquetas de las que hablais... hum....creo que nos afectan más en nuestra infancia, y las arrastramos con nosotros hasta que somos mayores y nos conocemos más.
A veces somos capaces de deshacernos de ellas, otras veces nos incapacitan, nos limitan, como el caso del señor que acudió a tu consulta Rik. Y es duro encontrar su origen, pero fundamental para empezar a cambiar.

Y por último, las intuiciones. En mi tierra existe una especial cultura acerca de la magia, lo fantástico, las leyendas, etc....y cómo no, de las percepciones que determinadas personas pueden tener. Yo creo en ello, es decir, me parece perfectamente normal que haya personas que tengan esa especial cualidad.

Quizás el tener esa cualidad, una buena intuición, y explotarla, cuidarla, e incentivarla tienen mucho que ver.
En alguna ocasión me ha ocurrido, noto algo que nadie ha advertido, lo digo, todo el mundo parece extrañarse...y al cabo de un tiempo: voilà.

Un abrazo a todos

J. M. Rosario dijo...

Saludos afectuosos, Ricardo. Había yo leído esta entrada tuya hace dos días, pero no la comenté por falta de sosiego. en ese momento sólo vi res comentarios, pero hoy ya pasan de los 30. Eres un gran convocador de multitudes, lo cual admiro y me resulta simppticamente paradójico pensando en lo de la soledad buscada.

Lo que enfocas sobre la histeria colectiva me parece que viene determinado por la creación por parte de las sociedades de lo que he estado llamando "realidades paralelas" (hice llegar a Ana un artículo osbe el particular hace unos días).

Sobe enfrentarlo desde cada individualidad a pesar del grado de alienación que hayamos sufrido, considero que es la mejor solución para enfrentar males que no existen, que muchas veces o casi siempre son un comodite para los opresores como para los oprimidos de países como los nuestros, que parecen no desear salir del subdesarrollo o desarollo a medias. Aprecio mucho tu acuciosidad, y quiero respetarla no metiendo la cuchara sin estar suficientemente empapado o documentado por lo menos mediante tu propia presentación. Por eso en ocasiones me privo del placer de conversar contigo aquí en tu blog.

Sobre el tema de la soledad que comentaste en mi blog, te he dejado como respuesta una historia que quisiera que leas, por favor, pues contiene palabras especiales para ti, Ricardo.

Mis afectos!

Salondesol dijo...

Hoy viendo esto me acordé de ti, de este post. jajajajaja...!

Bikos.
Helena.

Claudia Sánchez dijo...

Uy Gra! a mí a veces me surge una tercera pregunta:
Ayudo y doy porque me importan mucho los demás?
O porque a mí me hace sentir bien?
O porque necesito que los demás me quieran y por eso doy, para recibir algo a cambio?
Y a estas alturas del altruísmo... me voy a comer!
Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Nuria!!!

Te estaba esperando!!!

Comparto en que somos partícipes de los que sucede en nuestras vidas, no creo en el destino, pero sí en la historia que se va “tejiendo” en derredor nuestro como una “bufanda” y que, por demasiado permisivos, o por no ser conscientes, alguna responsabilidad nos incumbe.
Tal vez para luego “Jugar de Víctimas”, como los eternos sufridores que mencionaba Luna.

Recién vengo de lo de Seriecito de comentar sobre la intuición.
No se si le damos el mismo sentido.

No niego la capacidad intuitiva, solo digo que es bueno prestar atención a ella cuando surge con naturalidad, y no descartarla de entrada solo por considerarla una intuición, pero, cuando no surge, analizar racionalmente una decisión, y evaluar los pros y los contras, también es una vía a tener en cuenta.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Juan Manuel!

Quizás me centralicé en una interpretación de la soledad bajo la “necesidad compulsiva” de estar acompañados, sobre todo, por una pareja.
No me siento solo, solo estoy solo.
No me siento solo porque la presencia y participación de ustedes no me lo permite, y a la vez me agrada, no me siento solo con la visita de mis pacientes y algunos amigos, pero, ahora, por ejemplo, no tengo más compañía que la música de mi equipo de audio y mi mente pensando en lo que te estoy redactando (me refiero a la ausencia total de una presencia física humana) y así paso muchos días, pero disfrutándolo!.

Me gustaría recibir tu artículo sobre lo que denominas “realidades paralelas” y que le enviaste a Ana, aunque sé que aún te estoy debiendo un escrito, que no te he respondido, por la misma razón que no habías comentado este artículo hace dos días, y es porque te gusta reflexionar sobre lo que vas a expresar, a mí también.
No sé si ese concepto tendrá que ver con aquel libro del antropólogo Carlos Castaneda y su experiencia con Don Juan, el Indio Yaquí de México, y que escribió en su libro “Las enseñanzas de Don Juan”.

Respecto de la segunda parte, no sé si te estarás refiriendo a que los países, así como se los clasifica, primero, segundo, tercero o cuarto mundo, no responden a las profecías de los poderosos, auto-cumplidas finalmente?. Si te interprete bien, me gusta esa idea.

Ya estoy viajando a tu sitio para leer tu comentario

Un abrazo y gracias por venir!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud Helena.!!!

Jajajaja…. Muy bueno ese link!!!.

Claro ejemplo del extremo de la psicosis colectiva producida por la “prensa amarilla”.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!

Huy…!, a mi me gustó esa pregunta, pero mejor que te la responda Gra!

Vaya nomás meija… yo estoy esperando a mi delibery!

Besos.
Rik

seriecito dijo...

Rik:

¡bien!, ya lo he leído, de tirón. Vuelvo más tarde a releer y pensar. Después de almorzar (tomar un bocadillo por la mañana, es costumbre aquí. No el almuerzo de medio día), para coger fuerzas y escribir (je,je,je).

Rik, puedes citarme cuando quieras, no necesitas mi permiso, porque lo tienes, estar citado en tus artículos, para mí es un honor.

Hasta luego:

Salu2.

Ricardo Musso dijo...

Hola Luís!!!

Gracias por tus autorizaciones!.

Andá a almorzar…tranquilo…, ahora sí, no te tomes PRISA para ello,,,jajaja!
Después te espero, cuando dispongas de tiempo!.

Un abrazo.
Rik

Gra dijo...

Hola Claudia

Quizá la tercer pregunta, qué es la que vos formulás… sea en realidad la primera. Todos necesitamos de alguien que nos quiera.

Eso es lamentablemente evidente en los niños institucionalizados, que sufren deprivación afectiva, lo que hace que tengan problemas en la estructuración de su psiquismo e incluso que mueran.

No basta con tener las necesidades básicas satisfechas, todos queremos amar y ser amados…

Por cierto ser amado es una necesidad básica.

A mi esto de amar y ser amado me sale muy bien con mis hermanos, con mis hijos, amigos, etc. Pero a nivel de pareja parece ser que tengo una raya histericoide que no me deja explayarme totalmente.

Parece ser que si quiero amar y ser amada, pero hago cosas por las que parece que no (¿??)

Sobre que la cosa no es fácil ( y estamos hablando del sentido de la vida y el amor!!!) a veces lo que creo que quiero, o mejor, a quien creo que quiero, no es a quien quiero…. Es la típica situación en la que a nivel conciente vamos por lo que se supone queremos, pero a nivel inconciente nos vamos para el otro lado….. Qué lo parió…



Me hubieran avisado que venían todos a comer… Y hubiese preparado un poco más de comida… ahora tengo que llamar al Delivery…. Permiso..

Hola… Si… me podrían traer unas docenas de empanadas? Cómo… que si son virtuales…. Pero no…. son de carne y hueso… como mis amigos del blog del Rik.

Un abrazo

Gra

seriecito dijo...

Rik:

Excelente artículo y muy útil en los tiempos que vivimos.

Creo como tú, que etiquetar a alguien es malo, pero no solo en el aspecto negativo, también en el positivo. Centrar en exceso el "focus" en lo brillante que es un estudiante en el colegio o en el instituto, puede que cimente el fracaso en la universidad a fuerza de cargarse presión, a tal nivel, que la persona no sepa soportar la posibilidad de "defraudar" a los demás; buscando los niveles mas altos y olvidando, que como dice Eduardo Punset, "una cebra no necesariamente, necesita correr más que el león, solo debe correr mas que otra cebra".

Desprenderse de las estiquetas es francamente muy saludable, hace falta valentía y coraje para reviindicar nuestro sitio, exento de determininismos inútiles.

Esas visiones del munod o de la sociedad inducidas por la educación "parcial" recibida, pueden ser muy restrictivas. Reaccionar abriendo nuestros puntos de mira nos ayudan muchísimo, pero creo que para ello hay que aprender a compartir y relergar el egoísmo.

Rik, has escogido una buena amalgama de autores y tu conclusión abre muchas preguntas, como siempre. Buena entrada.

Salu2:

P.D. Como viste el almuerzo fue muy largo... De casi un día (je,je,je)

J. M. Rosario dijo...

Hola, Ricardo! He venido a decirte que he respondido que sí a tu co-propuesta, y que ultimo detalles para que iniciemos la conversación por MSN. Esperemos quizá hasta el fin de semana, para más tranquilidad, ¿te parece, buen amigo?

Ana dijo...

Hola Rik, uf cuantas cosas, que bueno! Yo me quedé pensando en lo de las etiquetas, que muchas veces no sabemos que las tenemos, actuamos naturalmente, y ellas están tan incorporadas en nuestras vidas y en nuestra psiquis que ni registro de eso tenemos. Lo que por ahí registramos es el malestar que nos producen(con un poco de suerte) y a través de ese malestar podemos ir encontrando el camino para pensar que cosa lo produce, en muchos casos hacer consciente eso necesita de una ayuda.
Un beso grande

Ricardo Musso dijo...

Hola Gra!!!

Aunque creo que a tu comentario debería referirse Claudia, como sospecho que esta ocupada para ingresar a la “biblioteca”, quisiera expresarme yo, en pocas palabras.
Es así…, todos necesitamos que alguien nos quiera (no todo el “mundo”; pero por lo menos, “alguien”).

Los casos de los síndromes depresivos, que a veces terminan en la muerte, de los chicos que en salas de neonatología, que no son alimentados upados por las enfermeras, o voluntarias que se ofrecen para ello, y que solo se los deja en la cuna con la mamadera colocada en una posición que ellos puedan chuparla, se llama Marasmo. Eso se descubrió hace unos años ya (pero no muchos).

“Próximamente…, en esta sala”, publicaré un articulito relacionado con el tema que mencionas sobre, como adultos, reconocemos la necesidad de ser amados, en un vínculo de pareja me refiero, pero nos mostramos – con palabras y actitudes – como si no lo necesitáramos.

Te mando un beso Gra…nde!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luís…, Seriecito!!!

Gracias por venir y tu palabras!.

Me gustó esa frase que citaste de Punset - no conozco ese autor -, pero el ejemplo es claro de lo que puede afectar a una persona (niño, joven o adulto) con expectativas sobredimensionadas, y ese tipo de “etiquetamientos”.

De todos modos, si has leído los comentarios de mas arriba, habrás notado que Claudia, con la que yo coincido, hacía referencia a los estímulos positivos (alentadores), cuando una persona supone ha hecho algo meritorio en su vida, para sí o para los demás, y que basta con palabras como: “Bravo!”, o “Te felicito!”, y no la actitud “indiferente” que muchas veces adoptamos (familiares o educadores), y solo nos restringimos a señalar las cosas negativas de los demás.

Frases como las que me escribiste: “Excelente artículo y muy útil en los tiempos que vivimos.”, o “ Rik, has escogido una buena amalgama de autores y tu conclusión abre muchas preguntas, como siempre. Buena entrada.”; son un ejemplo de lo que quiero decir, y un estimulo positivo, para mi, que me ayuda a seguir haciendo lo que hago.

Noté que tu almuerzo se había prolongado, a mi gusto, demasiado, pero bhue… que uno no conoce las costumbres de los demás, pero me dije que, si así era, me podía explicar porque al desayuno le llaman almuerzo; es más, yo lo llamaría merienda y cena también…jajajaja!

Un abrazo!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Juan Manuel!!!

Había entrado a tu sitio y leí tu respuesta.
Me puso muy contento, y estaba esperando que me avisaras de los preparativos de esos recursos tecnológicos que mencionas necesitas.
El fin de semana me parece muy bien amigo!.

Te pido que me envíes un correo a mi Hotmail avisándome, cuando estés listo, fecha y día en que dispongas de tiempo. No sé la diferencia horaria con tu país, pero eso no es complicado de averiguar.

Para agregarte a los contactos de MSN, el medio es a través de la misma dirección de mi correo.
Enviame la solicitud con un mensaje, si es que por tu dirección no podría reconocer quién eres, ¿si?..., gracias!.

Otro abrazo fuerte amigo!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!..., buen día che!.

Tu reflexión, a mi modo de ver, es muy profunda: ¿actuamos y pensamos - como lo hacemos, y sin que necesariamente nos sintamos mal por ello – por una libre formación en nuestras vidas; o actuamos y pensamos, siempre por algún, “etiquetamiento”? .

Creo que en algún comentario de arriba, hice referencia a una carta que mi viejo le escribió a una amigo, Iver; donde se plantea esto de si somos algo más que una “maquina”!.
Ufffff…. Con este temita!

Cuando registramos “un malestar” en nuestra forma de actuar es cuando, quizás con ayuda…, a veces solos, nos damos cuenta de esos etiquetamientos y para ello necesitamos hacerlos consciente, como vos bien decís.

Gracias y besos
Rik

PD: Espero no hayas cambiado el tema de la Prostitución, que mucho me gustaría decir algunas palabrejas más. Si lo cambiaste… bhue…veré que hago!. Seguro que no podré hasta la tarde, porque voy a tratar de publicar un nuevo tema esta mañana.

Ana dijo...

Hola Rik Ura: ya cambié, pero dale que siguen comentando, es un tema interesante y da para mucho.
Mirá Rik yo creo que algún tipo de etiquetamiento siempre está presente seamos o no conscientes de ello...pero es un temazo...
Te mando un besote

tresa dijo...

Hola! aquí estoy , si me dejais cuatro palabras !
Las etiquetas son fruto de la ignorancia !!
A lo largo de mi vida me he relacionado por H ,por b , con personas de diferentes ámbitos , y para mí , no hay nada más triste que ver etiquetadas a las personas ...yo misma ., he sido etiquetada de muchas cosas , pero a mí las etiquetas me han resbalado , toda la vida !!
Es muy injusto , juzgar a los demás , por el empleo que desempeñan , o por el nivel social !!
lo que valen son las personas !! no lo que nos imaginemos de ELLas !!
Mi sentir , me ha acarreado muchos problemas !! pero yo siento mucha tristeza al ver a la gente prisionera de sus aparencias !!
Un saludo a todos !! os habeís expresado a mi entender muy bien , a lo largo de la semana , os he ido leyendo !!
Saludos RIK !!

Luna dijo...

Ricardo el escritor que comenta Luis míralo en
www.euduardpunset.es.
Es un hombre interesantísimo, cientifico, escritor, divulgador, etc, etc.
Te gustará mucho.

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Si…, voy a escribir algunas cosillas!
Solo espero que después las leas, y alguien las conteste.

Te adelanto que a tu frase de que la prostituta recibe un producto de trabajo a través de la transacción comercial, no se de dónde lo sacaste.
Los términos que uso yo para la estructura del concepto de TRABAJO, no los inventé yo, son de C. Marx!; así que leelos bien!.

Mañana seguro entro, hoy estuve con mucho “mambo”!.

Besones!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Tresa!!!

Cuatro, cinco o cincuenta palabras si queres…jajajaja!

Me alegra que te hayas sabido defender de las “etiquetas” que te han puesto en tu vida.
No todos lo pueden lograr.

Puede que sean producto de la ignorancia…, pero de la ignorancia del daño que pueden ocasionar, y no de personas incultas, ya que muchos, con mucha formación cultural, también etiquetan a sus hijos, y con ellas crecen!.

Cariños
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

Gracias por el dato. Lo visitaré!.

Mañana me trataré de poner al día con el recorrido por los blogs que me gustan, como el tuyo!.
Hoy estuve bastante “loquillo” de trabajo!.

Un beso.
Rik

seriecito dijo...

Rik:

Eduardo Punset (1936), es un científico español, profesor de Ciencias, Tecnología y sociedad en la universidad, a mí me gusta mucho lo que escribe, tiene un programa tv que se llama "redes".

Alguna de las obras suyas son:

"El viaje a la felicidad". Colección Imago Mundi. Editorial Destino.
"El viaje al amor". Colección Imago Mundi. Editorial Destino.
"Cara a cara con la vida, la mente y el Universo". Colección Imago Mundi. Editorial Destino.
"El alma está en el cerebro". Editorial Aguilar.
"Por qué somos como somos". Editorial Aguilar.

Estas son las mas recientes.

Su página web es: www.eduardpunset.es

Si puedes, haz un hueco en tu tiempo y lee algo de él. Te gustará.

Salu2: