Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



domingo, 12 de abril de 2009

DE A POCO...!

Una vez, conversando con Mirta Granero (una de mis “maestras” en los temas de sexología), me comentó que una conocida la había llamado telefónicamente manifestándole su angustia al estar leyendo los cambios físicos que, con la llegada de los años, iba a padecer su organismo (que no mencionaré porque no es el objetivo de este artículo).
Ella se quedó pensando una posible respuesta que aliviara esa angustia y le dijo: “Bueno…, son cambios que no nos van a suceder de la noche a la mañana, sino que van a ir llegando “de a poco”…, y eso nos dará tiempo para ir adaptándonos a esos ellos”. Me impresionó una brillante y consoladora respuesta.

No tengo intención de “amargarle” el día a nadie, sin embargo, para quienes vislumbramos la entrada a la vejez en un futuro no muy lejano; para quienes tienen a su cargo y responsabilidad el cuidado y la atención de un familiar anciano; o incluso para quienes no tengan a ninguno, y tampoco piensen aún en esa etapa, por su juventud; no estaría demás que reflexionáramos sobre ello, no solo en el plano de la sexualidad, sino en el general.

En la vida he escuchado frases (y posiblemente también yo las he dicho) como: “cuando me llegue la hora, me gustaría que `la parca´ me lleve `de un viaje´!”; “no me gustaría ser una `carga´ para mi familia, por ello, cuando note que las neuronas ya no me funcionan como antes, prefiero suicidarme!”; “yo ya lo tengo decidido, el día que empiece con `achaques´, me interno en un geriátrico y chau!”, y varias más.

Si embargo, pareciera ser (y también lo he visto con mis propios ojos), que llegado ese momento, no hacemos ninguna de esas cosas, y es más, nos aferramos a la vida con “uñas y dientes”.

No soy un conocido en temas de geriatría, solo sé lo que he vivido en relación a la vejez, por la experiencia de haber cuidado de mi madre hasta su último hálito (y ella a su vez, a la suya); por haber atendido pacientes que tenían en el seno de su familia un anciano (y los conflictos que esa situación creaba); por haber visto cine que reflejaba la problemática como aquel que protagonizó Anthony Quinn en la década del 60 que se tituló: “The Savage Innocents”, basada en la novela : “El País de las sombras largas” de Hans Ruesch; otra, argentina, protagonizada por excelentes actores, que se llamó: “El hijo de la novia”; o mas recientes, como la de origen Hispano: ¿Y tu quien eres?; y me interesa la cuestión por ser una pregunta existencial para mí (mi propia vejez), a la que aún no he encontrado respuesta.

He hallado en Internet escritos sobre el tema que, para quien quiera profundizar en sus conceptos pueda hacerlo, referidos por ejemplo, a una definición de “tercera edad”; el lugar que ocupan los ancianos en la sociedad actual, y también al rol que han cumplido a lo largo de la historia del mundo en múltiples culturas (existen muchos otros que se pueden localizar).

La llamada “expectativa de vida” ha ido en aumento con el correr de los años, sobre todo en los llamado países desarrolados. Este aumento indudablemente esta relacionado al avance de los conocimiendos de la biología y el desarrollo de la medicina.

Hace 14.000 años, el promedio de vida era aproximadamente de 25 años. Claro está que eso no significa que las personas morían a esa edad de senilidad, sino que, por lo que hoy es para muchos “cualquier virus o bacteria”, antes, los mataba como “a moscas”.

La prolongación de la vida a generado una demanda propias de la “tercera edad” en las distintas sociedades del planeta, en rubros como alimentación, vestimenta, recreacion, internación, etc.

De todos modos, estos beneficios (si es así como se los quiere llamar) no son equitativos. Aún en pleno siglo XXI, si quieren enterarse de sus diferencias pueden consultar este mapa al respecto, que les dará (cliquenado sobre cualquier lugar de la tierra) el promedio de vida de esa zona.

Preparé este video que es un extracto del espectáculo que durante 10 años representó un conocido actor argentino de nombre Enrique Pinti; se tituló “Salsa Criolla”; y satiriza - con un toque cómico por supuesto, ya que él se caracteriza por tocar aspectos de la realidad social desde actitud – algunas situaciones que se viven en la ancianidad.



Cariños
Ricardo Musso

25 Amigos opinamos...:

Rita dijo...

Hola RiK!
Yo no quiero ser una carga para nadie!
todavía me faltan años , pero quiero envejecer con propiedad ! dar las menores molestias posibles!
vivir mi vida hasta cuando pueda ! y dejar vivir a los demás! en carne propia he comprobado , los abusos de los padres , que etiquetan a un hijo ! como el cuidador ! el que renuncia a todo!
Y los demás hermanos a vivir y lamentarse de lo que no tuvieron antes!! Pero sí no se trata de eso !! sino de lo que hace falta , aquí y ahora! un apoyo ! por lo que tienes entre manos!
Yo dejé de acudir al trabajo ! sin recompensa por cuidar a mis padres ! semanas enteras de fiesta , pedí para atenderlos! deje mi casa desatendida ! dejé mi hijo a medias ! siendo lo que más quería!
Yo sé que mejor que yo , nadie los podía atender , tengo la capacidad del perdón !
A mi madre me va tocar cuidar , cuando se pone mala , o tiene percances , más de lo que debo , ya mismo , presenta los síntomas de algo ! yo no sé , si és demencia senil o alzeimer ! se deja la ropa a medio tender , y el fogón encendido! , las luces dadas también y a en ocasiones muy complicada y agresiva! pero yo , no le digo nada! pronto pido hora con su médico de cabecera ! para que le haga un chequeo !
Yo la perdono , por todas las perrerías que me ha hecho desde que vino a vivir conmigo ! ha tratado de hacerme la vida imposible ! y se ha vuelto muy egoista ,nada más piensa en sí mísma! hasta se olvidó de felicitarme en mi cumpleaños! aunque creo que la debería felicitar a Ella , por haberme dado la vida , por haberse quitado el pan de la boca en más una ocasión , para dármelo a mí .
Yo así la siento , me hace enfadar , me colma la paciencia ! no se hace cargo de mi lucha ! pero yo la respeto ! Es mi madre ! no me olvido de mi infancia , de nuestras carencias ! creo que dió lo mejor que supo !!
COn los años , yo tampoco soy la de antes!!
Madre no hay más que una , y no me olvido de que gracias a ELla , conocí un poco de lo que és el afecto , porque mi padre , mi padre!! era cómo una zarza ! no nos dió afecto ! no lo supo dar , porque nunca lo tuvo!
Y a pesar de todo ! tú sabes que recuerdo mi infancia con ternura !
Puede que escriba más , no lo sé ... ya sabes soy un poco contradictoria a veces , me lanzo y luego me arrepiento!
!saludos!! y ..

RECOMENZAR dijo...

Tema difícil de tratar.... Me gusta como lo has llevado...
No sé si será porque vivo en un mundo diferente donde no importa la edad que tenés podés trabajar y ser... ...y si tu actitud es positiva y tenés energía seguís siendo parte de muchas cosas. Te hablo no solo de mi experiencia personal sino de lo que veo y vivo a mi alrededor.Vivir aqui en USA... me ha dado mucho... tanto como no te imaginás. Este es un lugar donde sentis la vejez desde otro punto de vista largo y dificil de explicar ....

Bueno la forma de ser de cada uno tiene mucho que ver En mi caso vivo el momento soy positiva y aunque me muera de miedo sigo adelante con una sonrisa
La muerte no la pienso.. la vida me gusta.. y no tengo tiempo de pensarla.. aunque la viví muy de cerca varias veces en la vida.

Te cuento las cosas que quiero que vayan para abajo como las encías van para arriba y las cosas que quiero que vayan para arriba como mis pechos van para abajo .La nariz sigue creciendo y yo me voy acortando....las nalgas bajando....la cintura desapareciendo..
Pero si una se siente sensual.. el mundo te ve así...
Besos de Pascua para vos...

Luna dijo...

Ricardo, no es un tema fácil.

PRIMERO. Es una etapa previsible, por lo tanto te has de preparar física, y psicológicamente .
Hay que procurarse aficiones, esparcimiento, y actividades físicas e intelectuales para tus condiciones de esos años.
Por ejemplo mi marido y yo estamos ahora aprendiendo a jugar al golf. No para ganar campeonatos, pero si para poder hacerlo juntos, y además de ser un ejercicio suave (al gusto del jugador), te permite estar al aire libre, en entornos preciosos e incluso con esa excusa, viajar. Escribir, pintar, dibujar, pescar, etc. según el gusto de cada uno.
Pero todo requiere un aprendisaje.
Luego, ya cuando necesitemos ayuda para movernos y hacer tareas diversas, que ya no seamos totalmente autónomos, la cosa empieza a cambiar.

Tiene muchas variantes que pueden escapar a nuestra voluntad, o nuestros planes, cuando llegue ese día.
El primero: Poderoso caballero D. Dinero.
Una cosa es que dispongas de medios para disponer (valga la redundancia) que quieres hacer de tu vejez, como la quieres vivir.
Otra que los demás tengan que poner esos medios y por lo tanto te tengas que acomodar a lo que dispongan.
Vamos a hacerlo fácil.
Tengo los medios.
Mi paga o mis ahorros me permiten planear esa etapa de mi vida.
Bueno, a mi me gustaria estar en mi casa, con mi esposo, (o en el peor caso, ya sola) con una persona que atendiera a la casa y a mis necesidades físicas, sin tener que molestar a mis nueras ni hijos, en todo caso, con una tutela por parte de ellos.
Porque yo tengo en cuenta una cosa.
Las mujeres hoy dia, tienen su vida laboral, como los hombres. (felizmente)
Si dejan a sus bebes en guarderías para poder seguir trabajando, ¿como voy a pretender que se queden a cuidarme a mi?
Eso es un absurdo.
Segundo, la sociedad es cambiante, hemos de ir adaptándonos a ella.
Porque mi madre cuidara a sus padres hasta que se murieran, eso no quiere decir que tenga que ser así siempre. Cada generación tiene sus circunstáncias.
El hecho, supongamos, que yo haya dedicado mi vida a cuidar, a criar a mis hijos, no implica que ellos tengan la obligación de actuar asi conmigo, en correspondencia.
Porque los roles no funcionan asi.
Un hijo nunca querrá a sus padres con la misma entrega y desinterés que a sus hijos.
Y eso es una cadena.
Además, lo que un padre hace por un hijo, creo que no debe ser buscando correspondencia. Se hace porque se siente, se quiere y le procura paz y felicidad.
Si llegado el momento, los cuidados que necesite ya sean profesionales, por el deterioro de movimientos y demás,la solución es una residencia, donde esté atendido en todas las necesidades.
Pero lo que si podré es seguir teniendo las visitas, las llamadas y la compañia de los seres queridos.

Y si mi calidad de vida, llega a ser indigna, me gustaria que me dejaran ejecutar un testamente vital que habré dispuesto para dicha ocasión.

No quisiera en ningún momento causar lástima, piedad o asco a nadie.

Pero todo eso lo quiero dejar escrito en un testamento vital, porque tampoco quiero dejar el cargo de conciencia a nadie de tener que decidir algo que le puede perturbar en sus creencias o sentimientos.

Quiero que me cremen, pero incluso me gustaria que se marcharan del crematorio a casa.
Si quieren ofrecerme alguna flor, que la pongan en un jarrón y miren al cielo...
Prefiero vivir en la memoria de mis seres queridos que en una vasija en el cementerio.
Tampoco quiero dejar el encargo de que tiren mis cenizas aqui o allá, pues a lo mejor prolongo con eso el dolor por mi muerte.
Con sus pensamientos me basta.

Pero si no tengo medios económicos, cuando no pueda estar sola, me tendré que acomodar a lo que decidan los demás.
Siempre con buen talante, procurando no amargar la vida a nadie...
Que mi vejez sea solo mia, y no tengan que soportarla los demás.
Que no me olvide nunca de sonreir, de querer, de provocar cariño y harmonía...
Un beso

Steki dijo...

Hola, Rik!
Feliz Pascua!
Paso dos segundos porque te vi actualizado pero después te comentaré; previo me pondré con los apartados y el video porque, como bien lo sabés... sto lavorando!
Si bien ya hemos charlado del tema seguramente tendré algo que agregar.
Beso de chocolate para vos.
Aunque en realidad, si es para vos, debería decirte beso de sandwich de miga, jaja!
Después vuelvo.
STEK.

Revista La Memoria de Nuestro Pueblo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Magah dijo...

Hola Rik!!
Genial Pinti, acido, fuerte, realista!!
En realidad me hizo reír, pero al momento de la reflexión, luego de ver el video, no se si reírme o llorar!

Pufff, es demasiado todo eso junto, un esfuerzo para tragarlo.
Obvio que no quiero llegar , pero no habiendo remedio, si es que la vida me da años, habrá que ir adaptándose con la inteligencia que nos acompañe..
Te confieso, que si bien no estoy paranoica con el tema, es una realidad de la que trato de ocuparme, posiblemente luego de haber trabajado profesionalmente con adultos mayores y tener allí una aproximación cruda.
Una vez escuché a la diosa de China Zorrilla, decir al respecto, que lo que le iba sucediendo, además, era que sus gustos iban cambiando, de modo que ya no deseaba cosas que le resultarían imposibles, y en su lugar disfrutaba de otras. Ese concepto me resulto tranquilizante y compré.
Veo, que con los años, todo se agudiza, lo bueno y lo malo que cada uno tenemos, de allí que trabajo mis aspectos mas positivos para que sean sobresalientes en esos años y no ser una “vieja protestota y cascarrabias”, ya que aunque no lo creas, es a lo que mas le temo. Esa es una de las cuestiones que mas me alejan de la gente. No soporto a quien vive de la queja, cargando de culpa a los demás y en una demanda permanente. Esa suele ser una característica de los mas adultos.
Y para terminar, yo soy de las que aún se niega a los anteojos… eso quiere decir que voy entrando, nooooooooooooooooooooooooooo?

Abrazos Descalzos.

Magah

Ricardo Musso dijo...

Hola Rita!

Importante lo que mencionas sobre que en los grupos familiares hay un miembro que es el “predestinado” a hacerse cargo de la vejez de los padres (uno de ellos, si es que han enviudado, o ambos). Y ¡ojo! que no le vaya a suceder algo al anciano porque el primer “culpable” será el que lo cuida!. Por lo general, en mi país, ese rol lo cumple una hija.
Los “achaques” de la senilidad, a los hijos, nos crean sentimientos ambivalentes (de amor y de odio) porque nos sentimos impotentes para cambiar esa realidad, y a veces hasta pensamos que lo hacen adrede!.
Es cierto que uno se siente agradecido y esa labor uno la cumple lo mejor que puede, pero, si hay posibilidades de recibir ayuda (aunque no sea de un familiar) no hay que dudar en pedirla, aunque más no sea para tomarnos un “respiro” de vez en cuando!.

Gracias por tu comentario!
Besos.
Rik


Hola RECOMENZAR!

He oído que en USA, por lo menos para quienes tienen poder adquisitivo, existe una buena infraestructura para la contención de las personas en esa etapa de la vida.
Es importante, siempre que podamos tener conciencia de ello, tener una actitud positiva y no andar “rumiando” con la vejez y la muerte.
Los cambios físicos que notas en tu persona son propios de la madurez, ahora, cuando la vejez…vejez, hace su presencia, en lo que menos pensaras es en esos cambios.
Hay ocasiones en que pienso que la ancianidad es como una enfermedad, cuando aparece, se instala, y esta vez, esa “enfermedad” vino para quedarse, y no tiene retorno. Pero mientras tanto… a vivir se ha dicho!

Gracias por venir.
Mmmmmmmmmm, esos besos me sabían a Pascuas!
Otros para vos!
Rik


Salud Luna!!!

Me impresiona que ustedes (la pareja) aún no han ingresado en la etapa senil, y lo que mencionas que hacen para ocupar el tiempo y compartir, es genial!

Muy sensato tu comentario acerca de cómo te gustaría que transcurriese esa etapa de tu vida, y sobre todo lo que mencionas relacionado a si dispones de una pensión que te permita tener esa forma de vida.

Es cierto también que lo que uno hace por los hijos en la crianza, no debería interpretarse como una acción de “dar para luego recibir”, pero Luna, es inevitable que (sobre todo si uno no dispone de dinero como bien decís) alguno de los hijos terminará por hacerse cargo. Incluso para internarse en un geriátrico digno hace falta “moneda”.

Tus aspiraciones de pasar una vejez sin molestias para los demás, creo que es compartida por la mayoría de las personas. Lo que sucede Luna es que, lamentablemente, cuando esa vejez se instala, comienzan a suceder cosas que, por más voluntad que pongamos, no las podemos controlar. Sin embargo es bueno que pensemos así, positivamente!.

Ufaaaaa…., parece que lo tenés todo bien planificado. Te admiro!!!.
Si queres, este comentario tuyo lo podemos tomar directamente como tu Testamento en Vida y pasárselo a tu abogado, si me das la dirección!.jajajaja!

Me gustan tus escritos Luna!
Besos
Rik


Hola Stekita!!!

Bueno te espero cuando estés con tiempo libre!.
Igual te agradezco esta pasadita!

Prefiero el de sabor a sándwich…me gusta más lo salado que lo dulce, aunque para mi futura vejez, no creo que sea muy saludable!...jajaja!

Besos.
Rik


Hola Revista La Memoria de Nuestro Pueblo!

Voy a eliminar tu comentario porque no esta referido al artículo.
Si embargo dejaré la dirección para quien quiera conocerlos y saber de qué trata el grupo que compones.

http://es.wikipedia.org/wiki/La_Memoria_de_Nuestro_Pueblo

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah!!!

Vos qué problema te haces si con ese nick tenés “la vaca atada”; dos o tres pases mágicos y…,¿de qué vejez me hablan?...jajaja!.

Todos queremos, no ser cascarrabias, protestotes, molestar, ser simpáticos, risueños, que no nos compadezcan, etc., pero, insisto, cuando esa etapa llegue - que no es la que estas atravesando por más que te niegues a usar anteojos (ni la que estamos atravesando todos los que comentamos en este momento) – te va a salir lo que te salga, y como te salga.

Risueño y terrible el Pinti este, y la China…una genia!

Gracias por venir.
Besos (descalzos también, no vaya a ser que “te parta la boca”…jajaja!)
Rik

Steki dijo...

Bueno, acá toy de vuelta. Hice tooooooooodos los deberes. Comencé con el powerpoint de la partitura y casi me hago pis de risa.
Seguí con cada uno de los adjuntos sugeridos y puse a correr el video de Pinti. Qué tipo sensacional! Yo fui a verlo al teatro y te juro que tenés que tener los 5 sentidos más que atentos para que no se te pierda ni una coma de su monólogo.
Bueno, de todo lo que ya hemos hablado vos y yo al respecto sólo agregar que yo no tuve la oportunidad de "hacerme cargo" de la vejez de mis viejos porque mi viejo murió demasiado joven, a los 45 y mi vieja relativamente joven, a los 69. No tuvo enfermedades de la vejez, tuvo un tumor cerebral que la fulminó.
En cuanto a mi persona, como bien te dije hoy, creo que el temor es el de todos, el no ser un estorbo para nuestros hijos. Pero no tengo miedo porque sé que "no basta con pedirle a Dios salud" sino que hay que contribuir también con Él. Y yo lo hago. Yo le doy pelea a la vejez. Sé que estoy muy bien para la edad que tengo, no con falsa modestia lo digo, sino porque además me lo dicen. Pero en ello está mi lucha por lograrlo. Bueno, bien sabés que después de la muerte de todos mis hermanos, muy jóvenes aún para morir, yo me propuse "hacerle un corte de manga" a la parca y decirle "a mí no me vas a agarrar a esta edad". Y, sin darme cuenta, así fui viviendo, superándome cada día y haciendo todo lo que estuvo a mi alcance para mantener bien mi salud física y mental. Porque está todo aparejado. He llevado una vida sana, hasta ahora, y seguramente la seguiré llevando en la medida que pueda. Por supuesto que al ver sufrir tanto a mis hermanos con su enfermedad yo quisiera morirme de golpe, sin previo aviso. Pero, por otro lado, me faltan tantas cosas por hacer en esta vida que no estoy lista para irme todavía, jaja.
Pero, a lo que me quiero referir ahora es a la pena que me da ver qué mal tratan algunas personas a la gente mayor. Lo ves a diario y en cualquier lugar. Me provoca una enorme angustia ver cuán indefensas son estas personas mayores ante los embates de aquellos que no tienen paciencia, que los maltratan, que los insultan. No piensan que para allá vamos todos? Sabés las veces que "intervine" en la calle, en un negocio o donde sea cuando he visto que no le brindan a un anciano la misma atención que a otra persona? Me saca de quicio, realmente. Falta "educación". El respeto por los mayores ya no se enseña, me parece, o no en la medida en que se debiera.
Bueno, tal vez me fui por las ramas pero es lo que te quería contar.
Que comiences una semana excelente!
BACI, STEKI.

Gra dijo...

Hola Rik
Creo que envejecer hoy no es fácil. En otras épocas, el viejo tenía un valor, era el portador de la cultura y de la tradición. Era el sabio.
Hoy en día en oriente aún se piensa de esa manera. Qué suerte, porque ahí ser viejo es un valor y por lo tanto la persona no se cuestiona llegar a viejo como algo negativo.
En occidente solo es valorado el viejo si tiene dinero para gastar ( y hasta ahí nomás), en realidad en su mayoría el viejo es discriminado, y nadie piensa en el tema como propone Serrat, que dice que fácil sería si todos pensáramos que todos llevamos un viejo encima…
En otro espectáculo, Pinti refiriéndose a los ricos que discriminan a los pobres, les dice que hay una discriminación de la que no se van a librar y es que van a ser unos… viejos de mierda….
Haciendo un análisis desde lo personal creo que nos falta caridad para hacernos cargo de los viejos y que cuando surge la problemática aparecen las miserias humanas, tal como surge en la película “La familia Savage”
La vida actual con su dosis de individualismo hace muy difícil que nos hagamos cargo de los viejos, incluso las estructuras edilicias no están preparadas para albergar a mucha gente. Los dptos, son tan chicos que un anciano dentro del mismo es un problema inmenso. Recuerdo la película “La familia” de Ettore Scola en la que hay una casa de esas de antes, tipo chorizo, inmensa, ahí cabe todo el mundo, los chicos, los familiares que vienen de visita, y por supuesto los viejos. Todos tienen un lugar.
Como decía, envejecer hoy no es fácil, pero creo que si lo miramos como una oportunidad veremos que cada etapa tiene lo suyo, y de lo que se trata es de no quedar encapsulado en la tristeza de la juventud perdida.
Yo, a los 55 años, me siento plena y con posibilidades de disfrutar de cosas que nunca hubiese imaginado cuando adolescente o joven pensaba en una persona de esa edad. Creo que de eso se trata…. Igualmente preferiría ser joven y sana… y no vieja y achacada!!! Ja ja
Un abrazo grandísimo
Graciela

Ricardo Musso dijo...

Hola Steki!!!

Sí, conozco tu realidad, y es una lastima las injustas muertes que padeciste; pero admiro tu capacidad para no “profetizarse” con esas experiencias y, como bien decís, haberle hecho un “corte de manga” a la historia familiar.

El padre de un amigo solía decir: “Yo no le temo a la muerte porque, cuando ella está, yo no estoy!”…jajaja, sabias palabras para enfrentar el miedo que comúnmente surge al pensar en ella.

El maltrato a los viejos, es hacia los viejos, pobres, sin poder económico, porque como por ahí menciona Luna, si disponen de “money” se los trata: “Sr. de acá..!”, “Sra. de allá…!”, y muchas veces, pensando en el “clink caja!” ni “abuelo\a” se los llama.

Sé de tu “polenta” para conservarte bien, y esa es una excelente capacidad para disfrutar esta edad (previa a la vejez), porque luego…, ”quien te quitará lo bailado!”.

Besos.
Rik


Salud Gra!!!

En los links que dejé, sobre todo el que trata de la historia de la vejez en las distintas culturas, se menciona lo que bien decís acerca del rol del anciano en las sociedades.

Sos una “enciclopedia abierta” referente a literatura, música y películas que han reflejado la problemática de la ancianidad!... buenísimo!.

Lo que mencionas de las “miserias humanas” que afloran en las familias cuando surge el “problema” de la vejez, es una patética realidad. Lamentable, pero cierta!.

Doy fe que tus 55 años nada tienen que ver con el tema que estamos tratando, así que te doy el derecho a que te “ufanes” de ello…jajaja!

Otro abrazo!
Rik

Gra dijo...

Sos un divino...

seriecito dijo...

Rik:

Cambiar poco a poco, una gran oportunidad para asumir. Bueno lo que hacemos en la vida día a día.

Excelente película la de Quinn, no he leído la novela en la que está basada, pero me resulto muy instructiva. “El hijo de la novia” también la he visto, pero la última no.

El debate que planteas es muy complejo, la vida actual, hace que las personas no tengamos mucha posibilidad de atender, como se hacia antes a los ancianos. En los matrimonios que trabajan ambos cónyuges, menos aún. De ahí la proliferación de residencias de la “tercera edad”.

Cuando yo era pequeño, convivían en mi casa, el abuelo materno y la abuela (yaya) paterna, está última era sorda y además solo sabía hablar en Valenciano, el abuelo no era sordo pero solo sabía hablar en Castellano y no entendía nada bien el Valenciano. Era un Sainete, pero se vivía sin mas problemas, bueno en realidad los problemas los tenía mi madre.

Pero sin embargo, pienso que en mi casa esto no sería posible hoy tal cual. Los tiempos cambian y las estructuras también, creo que los hogares conviviendo tres generaciones, van en disminución, cada vez más y más rápido.

Controvertido tema Rik, muy oportuno trerl

Rita dijo...

Hola RiK ! mientras se calienta la plancha , aprovecho para comentar de nuevo! soy incorregible!
Mi amiga , tiene que atender mañana su consulta , me he comprometido unas horas en atender a su madre , ya muy enfermita , en el hospital .
Ya le he dicho , si se me muere a mí , vaya responsabilidad!
ya he tenido un pequeño entrenamiento antes , al suegro de mi ex , último compañero , le dí la última cena ...o sea que , cuchara a cuchara , sacando la máscara de oxigeno , ya le tengo la mano cogida!
A mí me parece , que no temo ver morir , ni mi propia muerte !
Cuando mi padre , la embolia , allí en aquel lugar colapsado , había una moribunda y me quedé tan pancha!
A la madre de mi amiga , hoy , cuando Ella ha ido a por un bocadillo , le he enseñado una revista de las del corazón ,después de darle la cena ! y aún se interesaba! , estaba entre jadeos , y yo le decía...mira éste , lo conoces y ésta otra ? , su hija cuando ha llegado , ha puesto unos ojos como platos! , pensé , que si por un momento se olvidaba , pués mejor que mejor..ya sabes soy un poco loca veces !
ya hace tiempo que mirando mi propio final y con ganas de ahorrar trámites y problemas , teniendo en cuenta que un funeral sale muy caro , y en vista de que me quedé , sola , con un hijo , y que hoy en día , ya no hay tiempo de visitar los cementerios , también arreglé , mis papeles y dí mi cuerpo a la ciencia !
Así , que ésta semana , voy a andar un poco ocupada!
!saludos ! y .. un apretón de manos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Gra

¿“Sos un divino...” dijiste?....naaaaaa, no lo puedo creer.
¿Seguro tomaste la pastillita hoy?

Besos corazón
Rik


Hola Luís

La película ¿Y tu quien eres?, es una española que se estrenó en el 2007 con Manuel Alexandre, Jose Luis López Vázquez, Cristina Brondo, Alvaro De Luna, Monti Castiñeira, Amparo Moreno, Angeles Macua, Alejandro Zafra y Luis Angel Priego (te lo copié de Internet) tiene un tema musical del mismo nombre que canta Diego “El Cigala”. Es muy dramática pero excelente.

Mencionas muy claramente una de las dificultades por las cuales, en la actualidad, se torna más complicado la atención y el cuidado de los ancianos, sobre todo cuando, como decís, tienen que convivir tres generaciones.

La situaciones vividas en tus orígenes con tus abuelos, supongo, lamentablemente, son tragicómicas, pero no por ello angustiantes y un verdadero peso que sobrellevar.

Gracias por venir!.
Un abrazo
Rik


Hola Rita!!!

Bueno… con las experiencias que contas, me impresiona que te has dado cuenta bien a que me refiero cuando estoy hablando de vejez.

Ya lo escribí arriba.
Si bien es saludable hacer lo posible para conservarse bien, con ejercicios, distracciones, y la medicación que sea necesaria para evitar que se anticipe algún deterioro, cuando la vejez llega…, llega… y se instala para no irse!.

Me parece bien que hayas arreglado tus cosas previniendo un futuro. Es duro pensarlo pero es muy razonable, yo también lo he hecho!

Cariños.
Rik

J. M. Rosario dijo...

Permíteme decir, Ricardo generoso, que las expectativas ahora más altas han dejado, con lo del avance de la medicina que señalas, también una serie de personas víctimas de amputaciones y organectomías (esplenectomías, nefrectomías, colostomías...) al granel. Claro que a la par las técnicas mecánicas han permitido que un amputado pueda trabajar con un brazo mecánico o algo parecido, pero me resulta doloroso que contando con tan buena técnica como la de la medicina preventiva, eso se mantenga en alza.
Tenemos en el mundo casos de casi eterna juventud producto sobre todo de mucho cuidado en el comer y el estilo de vida en general. Qué te parece, afectuoso amigo?

Ricardo Musso dijo...

Hola Juan Manuel!.

Importante tu comentario ya que, aunque no se refiere específicamente a las vivencias personales de quienes esperan por su ancianidad o los que tienen a cargo alguno, se dirige al rol de la medicina y lo avances de sus conocimientos para preservar la vida de las personas aún a costa de la “calidad de vida” que les espera para el “resto del viaje”.
Tú eres médico y quizás puedas darnos una opinión acerca del por qué de esta situación.

No es que piense que no hay que hacer lo posible para que una persona, afectada de alguna enfermedad u accidente mutilante, tenga que tener la posibilidad de seguir con vida. Me refiero a si debería existir un “límite legal”, o si los intereses económicos con que se beneficia las industrias farmacéuticas y las clínicas medicas en estas situaciones son la que impulsan a esta realidad, ya que muchos de estos pacientes, de por vida, seguirán dependiendo de medicamentos y cuidados médicos.

Como experiencia personal, que no quiero generalizar, recuerdo que cuando mi madre cuidaba de la suya, de ya 87 años de edad, con un deterioro intelectual severo y con una diabetes senil que le había provocado una llaga incurable en uno de sus pies, tuvo que internarla por razones respiratorias.
En el transcurso de la internación, y en ocasión de estar con ella y el médico que la trataba, la abuela, mi abuela; la madre de mi madre; tuvo un paro cardio-respiratorio. El médico, sin detenerse un instante, la colocó sobre el piso y le hizo maniobras de resucitación logrando que su corazón volviera a latir. En dichas maniobras tuvo la fractura de 5 costillas y una sobrevida de 5 años más. Luego de la externación, la llaga de su pie fue en avance hasta padecer una gangrena que terminó con la amputación de su pierna, su deterioro intelectual se profundizó y mi madre, que estaba sola enfrentado la situación padeció una ulcera perforante, supuestamente por estrés, y la anciana, luego de mucha agonía, murió.

Aquel episodio en que el medico, sin ningún miramiento, reanima a mi abuela; quiero pensar que fue un acto automático producto de la ideas que se fijan en su función de luchar por la vida de las personas (el conocido Juramento Hipocrático), y no un interés por la tarifa diaria que se cobraba en esa internación, las que posteriormente tuvo, los medicamentos que durante esos 5 años ulteriores debió consumir, etc.

Puede impresionar dura mi pregunta, pero no puedo aún hoy dejar de formulármela: ¿para qué todo aquello?

Un abrazo.
Rik

Ana dijo...

Uf Ricardo, que tema, la vejez, porque justamente aparece el tema de la existencia, la muerte, las preguntas que nos hacemos todos y aceptamos o no, metabolizamos o no, atravesamos o no y en función de eso, me parece, manejamos nuestras ansiedades y nuestra vida toda. Aceptar la propia decadencia teniendo conciencia de eso es duro, y como vos bien decís y eso se observa, los viejos se aferran a la vida, a veces pienso que el mismo impulso vital que les permitó "llegar a viejos" hace que se aferren a la vida, aunque no se puede generalizar. Bárbaro el mapa que enlazaste, excelente.
Te mando un beso grande.

Rita dijo...

Hola RIK!
Lo que cuentas de tu madre ,y tu abuela !! és una experiencia muy dura !
A la madre de mi amiga , primero se la ha tratado para recuperarla ,porqué tiene antecedentes de neumonías recurrentes ,aunque ya en un primer momento se habló de ponerle morfina de entrada , pero por una madre , es un poco fuerte decirle adiós de una manera tan bestia! Ella quería morir en casa , pero no podía de aquella manera , y contraviniéndola , la llevó al hospital ,porque morir , uno/A se imagina que va a ser fácil, todo el mundo hace filosofía de ello ! y la verdad és que , siempre és distinto a lo que una /O imagina ! en vista de que no mejora , ...ya va a la recta final ,un pulmón no le funciona , no puede prescindir del oxígeno y tiene muy poca capacidad pulmonar .. hoy han empezado a suministrarle un poco de morfina , para que no sufra tanto .
Duerme bastante , y cuando despierta ,aún tiene conocimientos , también se le va la cabeza a ratos , porque tiene demencia senil . cree que volverá casa!
Hemos hablado un poco , y aún preguntaba que había dicho el médico!
A la que me movía , me decía , te vas? y yo le decía no María , sola no te vas a quedar!
Y hemos mirado , otro ratito las revistas que había por allí! y me decía , no quieres mirar el televisor?
la sangre ya no le circula bien , y le empiezan a salir hematomas y morados.y estaba preocupada por ello!
Ahora está bastante tranquila , con muchos medicamentos , pero ya han quedado de acuerdo ,que cuando llegue el momento , que se la ayudará a morir , y no se la intubará , procurando que no tenga un sufrimiento inútil.
!saludos!

Salondesol dijo...

Me gusta escuchar a las personas mayores, así que es lo que haré cuando llegue el momento con los míos, escucharles y respetar las decisiones que tomen. ¿Por qué? Porque es lo que me gustaría que hicieran conmigo.

Un beso.
Helena.

Claudia Sánchez dijo...

Fuí y vine un par de veces sin decidirme a comentar... por lo largo vió?
Es un tema complicado, es verdad, sobre todo porque hay tantas realidades como ancianos. Es difícil generalizar.
Mi abuela falleció a los 94 años. Ese domingo yo había almorzado con ella. Me preparó los típicos fideos con tuco. Tenía los achaques propios de la edad pero no estaba enferma. Pero era peligroso que viviera sola, solo por falta de reflejos. No obstante no quería ir a vivir a con nadie ni que nadie fuera a vivir con ella. Todo un tema, nadie se animaba a obligarla. Y falleció rodeada de gente.
Mi vieja tiene 77 y va por el mismo camino, pero más rápido. Justo el otro día hablábamos de ésto te acordás? Por ahora va todo bien, pero no puedo estar lejos mucho tiempo más. Y, tal como está instaurado, mi hermano no se hará cargo de ella. Por otro lado, la idea no me pesa, hoy por hoy y en mis condiciones actuales. Si trabajara todo el día, tal vez el tema se complicaría un poco.
Ahora en términos generales, creo que falta educación para la tercera edad. No para ellos, sino para nosotros, para prepararnos para llegar de la mejor manera posible, tanto física como intelectualmente.
Lo real es que la expectativa de vida se hace cada año más larga, y tal vez tengamos otros 30 años más de vida una vez jubilados del trabajo, entonces, qué haremos?
Faltan políticas sociales para la tercera edad, para los que, estando sanos no tienen en qué ocupar su tiempo.
También creo que faltan empleos calificados en atención de la tercera edad, en todos los ámbitos, inclusive en la atención de enfermos o personas de compañía.
Y finalmente, coincido con lo que dice mi vieja: cuando uno ya no puede valerse por sí mismo y la mente deja de funcionar bien, debería morirse y chau.
Besos,

RECOMENZAR dijo...

Te puse de rojo en mi blog.
Saludos blogger y ahora la seguís vos

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana !!!

Es cierto…, pensar sobre nuestra vejez se convierte en un hito de cómo encararemos nuestra vida toda.
Hay oportunidades que esta idea no emerge conscientemente, y sin saber por qué, como en el artículo anterior de “Bellas Vs. Feas”, nos ponemos a correr esa “carrera de galgos” sin saber que con ello, paralelamente, estamos en un esfuerzo por no aceptar la realidad de la “caída de nuestros almanaques”.

Yo también he tenido experiencias de ver que aquello que en una etapa de la vida madura (aunque no senil) decidimos sobre nuestra vejez, a la hora que ésta se hace presente, Minga!!!...nos agarramos a continuar con la vida como si hubiésemos descubierto el único “tablón flotante” en medio de altamar.

¿Viste que interesante el mapa?, describe muy bien cómo la expectativa de vida, esta correlacionada con el estándar de vida económico de un país!

Gracias por venir Ana…, ya te estaba extrañando!
Besos.
Rik


Hola Rita!!!

Esa experiencia familiar que sobrellevó mi madre, realmente más que ingrata, fue “siniestra”.

Se puede imaginar, racionalmente, que a la madre de tu amiga, no le queda mucho tiempo de vida.
No sé si ella (la anciana) será consciente de lo que se avecina o no, pero, sin duda, se sienterá acompañada por la presencia de ustedes, y eso la tranquilizará. Porque los ancianos que mueren solos en los hospitales, deben vivir sus últimos momentos penosamente, y aunque después que “llega la hora” nada de ello será importante, la vida misma, a la hora de la muerte, a cualquiera le agradaría que fuese de esa forma, en compañía. Más allá del dicho que dice: “nacemos solos, y morimos solos!”

Cariños y gracias por tu presencia!
Rik


SaludHelena!!!

Me agrada tu opinión, porque, más allá que se percibe que en tu vida aún brillará por mucho tiempo el SOL, podes expresar lo que harás llegado el momento con los tuyos, porque será como quisieras que actuasen con vos.
Me gusta mucho eso che!

Un beso
Rik


Hola Claudia!!!

Que bueno que hayas venido!, aunque el tema no es muy agradable.
Mi madre también fue una persona que hasta entrada mucho en años, y consciente, quiso vivir sola; luego no le cupo otra que “entregarse” pobre vieja…jajaja!, así que cayó bajo mis “fauces”.

Sí…, me acuerdo TODO lo que hablo con vos!.

Si bien parece que la “predestinada” a los cuidados que irá necesitando tu madre sos vos, los planes de conservar hasta que se pueda (aunque acercándose a su domicilio) cierta independencia - tuya y de ella -, me parece inteligente.

Lo que mencionas de la educación para el manejo de la ancianidad es muy importante, aunque como suele suceder, cuando le toca a uno hacerse cargo de la situación, el aprendizaje será útil, pero muchas veces como dice el dicho, “se te queman los libros”.

La falta de políticas para enfrentar esa situación del aumento de la “expectativa de vida”, por lo menos en países que permiten un buen estándar de vida luego de la jubilación, es una dolorosa realidad. Por un lado se ha creado todo un mercado que usufructúa en la llamada “tercera edad”, pero cuando ya las neuronas no dan más…, arreglate como puedas!!!

La filosofía de tu madre, es muy común en la mayoría; yo, para mí, desearía lo mismo, lo que no estoy seguro es que sucederá cuando llegue el momento.

Besos Claudia y gracias por venir!
Rik


Uyyyy RECOMENZAR!!!

Si me estas diciendo que ya tenés prendido el horno para mí…pará che!, todavía no me decidí por la cremación!...jajajaja!

Ya me pegaré una vuelta!.
Gracias por venir.
Besos.
Rik

Anónimo dijo...

En una novela de Garcia Marquez hay un personaje que decide morir a sus 60 años, esto lo tenia planificado desde muy antes y la encargada de hacerlo es su mujer. Y bueno muchos pensamos al ver ancianos que, no quisièramos llegar a ese estado y mejor morirnos antes de eso pero la vida se nos aferra a nosotros, o al reves, nos aferramos a ella cuando llega la vejez.

En mi vida conoci a mis abuelos tanto maternos como paternos y murieron de vejez, ahora mis padres aun estan vivos, y se valen aun por si mismos, es mas ayudan a mi hermana que esta lisiada, pero hasta cuando podran hacerlo?, cuando era niño y cuando murio mi abuela, en mi mente pensaba que se podia solucionar aquello, de que se podia evitar envejecer y... bueno ahora pasados los 40 veo que no hay nada que se pueda hacer.

Que hacer? supongo que vivir lo mejor posible, tratar de que los cambios que se acercan no sean tan severos , con una vida sana y mente sana tambien.

Saludos

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson!

Creo que es así como mencionas; una cosa es lo que pensamos, y a veces planificamos, antes de la llegada de la vejez REAL y otro lo que nos sucede después. Donde no nos queremos “despedir de este mundo” y nos aferramos “con uñas y dientes” a la vida!.

Lamento lo que mencionas de tu hermana porque ese tipo de enfermedades, que no retroceden sino que progresan, son muy frustrantes para quienes cuidan de esas personas.

Hay que pensar en el futuro; aunque sin obsesionarse, ya que una cuota de espera, y ver cómo se desarrollan los acontecimientos (los de tu hermana, tus padres y el tuyo propio) es más racional. Es decir, comenzar a hacerse problemas, cuando comienzan a surgir los problemas!.

Un abrazo!.
Rik