Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



domingo, 14 de junio de 2009

INFIDELIDAD

Escribir sobre INFIDELIDAD, en forma detallada, puede implicar una tarea muy ardua, y resultar un capítulo demasiado extenso para un contexto de esta naturaleza.

Por otro lado, ninguna de la bibliografía de la que dispongo, sobre psicología y sexología, tratan el asunto como un aspecto a ser considerado por esas ramas de la ciencia como un trastorno específico (la conducta infiel), por ende solo me basaré en una miscelanea de conceptos, y por entender que las repercusiones que provoca la infidelidad sí son pertinentes a mi especialidad como psicólogo.

Gracias al trabajo que otros se han tomado en el tratamiento del tema, hoy en la Red Global Mundial (Web), se encuentran muchos artículos que versan sobre él.

Aunque entiendo que la mayoría tiene una idea acertada sobre qué se entiende por INFIDELIDAD, me he tomado la labor - que no ha sido menor -, para confeccionar una guía de enlaces que considero necesaria consultar, si alguien quisiera aproximarse al concepto “desde cero”.

- Para comenzar propongo tener en claro las definiciones que existen sobre la FIDELIDAD, para luego entender la que se reserva para su antípoda la INFIDELIDAD.

- Otras dos nociones a conocer son las de MONOGAMIA y POLIGAMIA (esta última en sus dos formas: la Poliginia y la Poliandria), y que hacen referencia al tipo de estructura conyugal que se ha adoptado en diferentes culturas y países del planeta.
Sus explicaciones antropológicas, biológicas, culturales y religiosas, respecto de los orígenes de estos tipos de estructuras, deberían ser “tomadas con pinzas” ya que no existen estudios serios que las confirmen, al igual que ésta, eminentemente SOCIO-EVOLUCIONISTA. Aunque todas ellas muy interesantes.

- Las CONDUCTAS que pueden caber en la categorización de INFIDELIDAD son múltiples.
La relación sexual fuera del núcleo de la pareja es la más señalada, sin embargo existe quienes consideran la fantasía; pensamientos; manifestaciones de reconocimiento de belleza en otra persona; compartir un café ouna conversación con alguien extraño a la pareja, una INFIDELIDAD. Como así también la llamada: INFIDELIDAD VIRTUAL.

Leyendo las concepciones de INFIDELIDAD que figuran en este punto de la guía, es fácil interpretar que no existe consenso para su clara determinación, y depende de la subjetividad de las personas, un ejemplo de ello es que la mismas relaciones sexuales extra-parejales, tienen distinta connotación para los individuos, si se tratan de encuentros tipo: “toco y me voy”, que otras que terminan conformando una relación perdurable de amantes.

- Las MOTIVACIONES para una INFIDELIDAD difieren; algunas ponen el acento en factores PSICO-EMOCIONALES vinculados a la calidad del vínculo por el que está atravesando una pareja, otras que recalcan los FACTORES HORMONALES, y otras recientes que hablan de un GEN para esa conducta, como mencionan los artículos de los periódicos La Nación y El Mundo de España.

No deberíamos descartar un factor que leí hace tiempo, y del que lamentablemente no puedo referir bibliografía por no encontrarla, conocido como “EFECTO COLÓN”; y que sintéticamente hace hincapié en el aspecto efímero que tiene la atracción entre las personas; sin embargo, encontré un LINK que lo menciona.

- En cuanto a las ESTADISTICAS de las conductas de INFIDELIDAD, en primer lugar, pueden causar la impresión de que han aumentado (tanto en varones como en mujeres) desde el llamado Informe Kinsey de mediados del sigo XX, sin embargo también es factible suponer que hoy se habla con más “soltura” sobre el tema.
Una de las referencias es de un sitio llamado PSICODELIRIUM y otra de un Dr. en psicología de nombre Raúl Eduardo Martínez.

- Las REACCIONES ante el descubrimiento, o la confesión, de una INFIDELIDAD son múltiples; sin embargo un estudio realizado por diversos autores de la UNIVERSIDAD DE MÁLAGA me impresiona, para quien esté interesado, respetable para leer por la seriedad del trabajo, específicamente en la parte de las CONCLUSIONES.

Me place dejarles, en carácter humorístico, una asociación que encontré entre IDEOLOGIA y REACCIÓN ante la INFIDELIDAD.

¿Cómo reacciona según su ideología, ante la infidelidad?:

1) UN CONSERVADOR: Herido en lo más profundo de su alma, toma un arma, primero mata a su mujer, luego al amante de su mujer y por último se suicida.
2) UN LIBERAL: Atento a su concepto de libertad, llama a su mujer, confirma si es cierto o no, y de serlo le pide el divorcio y continúa viviendo su vida.
3)UN SOCIALISTA: Le hecha la culpa de lo sucedido al capitalismo, se encapucha y va a apedrear la embajada de los Estados Unidos.

- Como la conducta de INFIDELIDAD puede interpretarse como una “traición a un pacto” de respeto por la monogamia, contraído en forma explicita o implícita, y que conlleva la denigración de la persona a la que se le oculta el hecho por medio de la mentira o el “camuflaje”; para salvar esta característica del engaño (que se dio en llamar DOBLE MORAL SEXUAL), el Dr. Juan Ricardo Musso (mi viejo) escribió sobre el tema refiriéndose a cómo se intentó salvar esta deshonra en la década de 1960. Para ello recomiendo leer el capítulo de este “libro” de nombre: SEXO Y AMOR II

- Otros aspectos que considero de menos importancia; como la PREVENCION (debido a que las conductas propuestas a seguir serán beneficiosas para las parejas independientemente que apunten a evitar una INFIDELIDAD), o CÓMO DETECTAR UNA INFIDELIDAD (dividido este último en dos mini publicaciones: uno y dos), dejo “enlaces” para quien quiera consultarlos.

Me resultó interesante la lectura de un reportaje hecho a Ana von Rebeur (Maitena) que trabaja como periodista, escritora, humorista e ilustradora gráfica argentina, y autora del libro "Cariño, no es lo que parece", en un artículo que se llama: “La infidelidad necesita curiosidad, calentura y confidencialidad”.

También sugiero leer una entrada de nuestra amiga escritora Magah, en su blog “Sin Ropa”, que llamó: “Sociedad Conyugal”, y que narra - con su brillante estilo poético, y a la vez descarnado -, lo que estamos tratando.

Para terminar me gustaría escribir unas líneas referidas a mi experiencia profesional (no como “cornudo” ya que no me he enterado de haberlo sido, aunque no lo descarto…jajaja!) con parejas que me han consultado para tratar de “remontar” un episodio de INFIDELIDAD.

No quiero entrar en disquisiciones sobre sus orígenes (aunque adhiero a los factores de falta de control de los impulsos hormonales), o si es más fácil de sobrellevarla para la mujer que para el varón - aunque pareciera confirmarse la primer hipótesis (atención que solo digo: PARECIERA!) -, por la simple razón de espacio para justificar cualquier afirmación al respecto.

Posiblemente por la connotación que le damos en nuestras culturas al coito, los episodios de INFIDELIDAD, afirmo, son muy difíciles de resolver.
Y cuando me refiero a RESOLVER, quiero significar a recuperar GENUINAMENTE la CONFIANZA en el que cometió el “desliz”.

Superar genuinamente significa, además de volver a CONFIAR, darle al otro LIBERTAD DE MOVIMIENTO; no quedarse con “un as en la manga” para sacarlo a relucir ante cualquier situación conflictiva - aún después de muchos años de ocurrido el episodio -; no utilizar a hijos (o cualquier otra persona enterada de la situación) con mensajes indirectos del tipo: “ahhhh…, mira que linda\do se puso tu mamá\papá para salir al cine con las amigas\os!; ¿irá al cine?, ¿o volverá a sus viejas andanzas?!”.

No digo que es imposible lograrlo. Aunque no me consideo un especialista en ese tipo de casos, mi casuística de los que me ha tocado abordar me indican que si bien, “APARENTEMENTE”, las parejas parecieran orientarse a la superación del trauma y el recupero de la confianza, la calidad de vida que se sobrelleva, es pésima.

Por todo ello me atrevería a mencionar algunas “recomendaciones”, que no me gustaría se consideraran como juicios de valor, o de moral:

- Intentar primar la racionalidad y el control de los impulsos antes de dar un paso hacia una conducta de infidelidad; y de no lograrlo, atenerse a las consecuencias.
- Pueden haber argumentos que justifiquen una separación en la pareja, pero no los hay (una vez producida) para la infidelidad. Los que lo intentan bajo la premisa de que ninguna especie inferior es monogámica (o solo lo es por un corto lapso) y por qué entonces los humanos deberíamos actual de esa forma; o que solo lo hacemos por influencias de bases religiosas; quisiera recordarles que - por alguna otra razón más que la de contrariar la naturaleza - no solo creyentes, sino también ateos y agnósticos, la han adoptado, y rechazan las relaciones extra-parejales.
- Quien haya sido afectado por un acto de infidelidad, debe trabajar a fondo su capacidad para, “genuinamente”, recuperar la confianza; controlar las ideas del tipo rumiantes imaginando escenas sexuales de la pareja con el miembro con el que les han sido infiel; dar libertad al otro miembro; no pasarse el resto de los años controlando y vigilando cada acto del compañero\a.
-No esgrimir mensajes hirientes ante cada conflicto, y menos utilizando terceras personas para ello.

Preparé este video con tres escenas de una película argentina, del género de comedia, que se llama “Tiempo de Valientes”. Está protagonizada por Diego Peretti y Luís Luque, y lo armé a título de ejemplo de cómo repercute, en este caso en un varón, una INFIDELIDAD:




Pregunta: ¿Qué tipo de conductas las considerarías una INFIDELIDAD en tu relación de pareja estable, a qué se las atribuirías y cómo reaccionarías si se presentaran?

Cariños.
Ricardo Musso

119 Amigos opinamos...:

Luna dijo...

Para mi, bueno para mi pareja y para mi, la relación de pareja, se basó desde le principio, hace 43 años y dos meses, que nos comprometimos, en la verdad, en la confianza y en el respeto.

Lo hablamos , y sobre eso, hicimos nuestro compromiso.
Hemos sido muy serios, lo hemos mantenido.
Pero no ha sido dificil, debo reconocerlo.
Mi pareja, NUNCA me dió motivos para desconfiar de él.
YO tampoco le di.
Pero a fuer de parecer fátua, tengo que ceñirme a la verdad. En todos los campos de nuestra vida, somos serios.
La palabra dada, los compromisos adquiridos, la actuación con los demás, la educación de nuestros hijos, el respeto con las personas, las relaciones de trabajo, la honorabilidad, es cosa seria, de responsabilidad.
Somos, y hemos inculcado a nuestros hijos el sentido de la responsabilidad.
Entonces, la infidelidad es algo que ni nos planteamos.
Siempre hemos dicho mi pareja y yo, sobre este tema, del que hablamos con libertad, que lo mejor es : Evitar la ocasión y evitarás el peligro.
Soy muy extrovertida, alegre, simpática, y, fisicamente no he estado mal. Pero nadie en mi entorno se ha atrevido nunca a proponerme nada.
Seguramente es algo que dejo entrever. No doy pié.
Mi marido, igual, alto, bien parecido, extrovertido, buen partido, simpático...nunca se ha visto en una situación embarazosa. Y él siempre ha tenido un cuidado exquisito, por su parte, con todas las mujeres que se ha relacionado, para que no hubieran equívocos.
Mis hijos, que tienen 36, casado hace 13, y 34, casado hace 11, igual.
Si te atrae alguien mas que tu pareja, es que algo no va bien....
Lo primero: El toro por los cuernos...
Lo del calentón...no cuela.
Yo nunca he estado con alguien en situación de que me entrara un calentón. No he dado lugar...
Bueno, ya iré viendo lo que decís.
Un besito

Luna dijo...

He empezado, por el medio,
para mi pareja y para mi, la infidelidad es algo importante. Muy serio.
Por mi parte, entraria en rumiarlo constantemente.
Porqué? En qué?. Con quién, visualizaria la escena....
No, mejor dejarlo.
Paz para los dos....
Besos.

Ricardo Musso dijo...

Uffff Luna!!!

Cada vez me convenzo más que me gustaría viajar a España para conocerlos personalmente, y observar si el dedo meñique la maño izquierda no lo tienen erecto, como en aquella vieja serie de TV que creo se llamaba “Los Invasores”. También puedo preguntártelo: ¿seguro que no son extraterrestres ustedes?...jajajaj!

Me gustó tu comentario, y ojalá las parejas se estructuraran como la que mencionas que lograste con tu marido, y sus hijos con sus esposas, pero lamentablemente la realidad estadística indica otra cosa!.

Pareciera que la infidelidad no tiene demasiado que ver con la figura física, o con un signo de malestar en la pareja.
Las veces que me han tocado en consulta mujeres o varones que han cometido infidelidades, cuando indago si realmente existen motivos dentro de la pareja que la justificarían, al principio surge un SÍ…, pero luego, me he encontrado con varios casos que confiesan no tener de qué quejarse de su pareja, padre o madres excelentes, buenos\as, compañeras\os; trabajadores ambos, atentos, afectuosos, y muchos no se terminan de explicar el por qué dieron ese paso.

Si bien como dice el dicho. “La ocasión hace al ladrón”, las ocasiones pueden estar a la vuelta de cualquier esquina!.

La comunicación, el tratar de romper con la rutina, el respeto, la admiración y el dialogo franco, enriquecen en mucho una calidad de vida en pareja, pero, a pesar de ello…mmmmmmm… no sé si alcanza como para evitar una acto de infidelidad.

Me gustó tu confesión de que sucedería psicológicamente con tu persona si tal cosa sucediera.
Espero hayas podido ver el video!.

Gracias por venir.
Besos.
Rik

Magah dijo...

Otra vez hola Rik!!!

Dos veces en el día de hoy, ya que hoy temprano me asomé a tu anterior publicación, y ahora, rodeando el final de la tarde me encuentro con esta nueva, que además me tiene linkeada para una lectura que grafica el tema que has elegido.
Desde ya muchas gracias, y te cuento, aunque ya lo verás, que como ha sucedido otras veces, hemos tenido alguna conexión interestelar, ya que mientras terminabas vos con esta publicación, yo en paralelo y sin saber a que te referirías en la misma, escribía un segundo capitulo de “SOCIEDAD CONYUGAL”, que acabo de postear en “Sin ropa”, por lo cual tu entrada estará aún mas enriquecida.
Me halagan tus palabras, y te agradezco eso de llamarme “escritora”, muchas, muchas gracias. Sos muy generoso. Y para terminar con lo que a mi respecta, te pregunto: ¿Cómo podría ofenderme con esta entrada tuya?, planteas el tema con tanta seriedad que se me hace doblemente un orgullo estar aquí.

El tema de la infidelidad es delicado y doloroso, pero inevitablemente real y cotidiano. El video que armaste como remate de semejante nota es IM-PE-CA-BLE!! No hay desperdicios y sin duda genera aún mas pánico, ya que donde parecía estar todo resuelto y claro, aparece el fantasma, y resulta ser que no lo es tanto, y se convierte en realidad.

El mundo fuera del calorcito del hogar donde uno irremediablemente se protege y acurruca, es menos cálido y mas sanguíneo, mas hormonal, mas humano, mas carnal y menos romántico.
Siempre he pensado en que la fidelidad carnal es una cuestión cultural, un orden para el desorden, y que esto no ha sido suficiente para evitarla, pero si para ser mas cuidadosos y prolijos en las “andadas” de quienes tienen historias por fuera de la pareja.
Naturalmente soy fiel a lo que siento, por lo cual en mi caso, sostener una pareja es a base de amor y allí no entra nadie mas. Si aparece alguien, inevitablemente algo se rompió y deja de ser pareja. No necesito relaciones ocasionales cuando me une el amor a alguien y ya he tenido el coraje suficiente de romper con un matrimonio, por lo cual rompería otro compromiso si me viera tentada.
La doble vida me resulta que debe ser pesada de llevar y angustiante, no la elijo.
Claro, afuera, como decía hay de todo y todos los colores.

Un abrazo y nuevamente Gracias!!

Magah

Ricardo Musso dijo...

Ayyy Magah!!!

Nooooo…, si es de no creer!.

Recién llego de tu “Sin Ropa” y te dejé un comentario, porque el gadget me avisó que habías hecho esa nueva publicación sobre la “Sociedad Conyugal”!
Que además, te digo por acá, me resultó espectacular!!!

Pareciera que donde existe el genuino amor en la pareja, no hay cabida para las conductas de infidelidad, pero como bien decís, fuera de ese núcleo de protección (aunque si quisiéramos pensar “diabólicamente” también puede ser de adormecimiento bestial) nos movemos más primariamente.

Seguro que el ocultamiento angustia y es difícil de sobrellevar, quizás hasta le quite un poco de sabor al encuentro con un amante si en ese momento se nos cruza por la mente la imagen de la pareja. Pero hay personas también, con rasgos llamados “psicopáticos”, que no sienten culpa alguna y es más, hasta disfrutan con la ingenuidad del ignorante!.

Un honor para mí haberte podido citar, y que te haya agradado que lo hiciera.

Besos.
Rik

PD: Me alegra que te haya gustado el artículo!

torombolo dijo...

Pues, la fidelidad es una norma de acuerdo social.

Una regla conveniente a un modo de vida y producción, nada más.
Desde luego, para el varón implica un esfuerzo de voluntad considerable, dado que su fisiología está preparada y orientada a colocar su simiente en todas las hembras que pueda conseguir.
Por esa razón estamos dispuestos y nos calentamos frente a las demostraciones y estímulos femeninos en general, algo que las damas conocen de sobra, aunque el juego social cierre con su negación.

Las mujeres son las principales beneficiarias de la monogamia.
No deben compartir los cuidados y protección de su macho con otras hembras, reduciendo en aquel caso su porción.
Además, para ellas significa un esfuerzo menor o ninguno, ya que su deseo sexual es mucho menor en intensidad y frecuencia, estando todo su aparato hormonal-conductual estructurado para la selección del mejor macho, que para la prodigalidad copulativa.

No obstante, frente a un entorno que varía a una velocidad tan alta, en el cual la información genética es insuficiente y aún conflictiva, en una adaptación donde hasta el conjunto de normas y reglas que llamamos "cultura" y que constituye el complemento transmisible para completar el faltante genético, comienza a ser insuficiente y hasta obsoleto, las reglas de orden social y de conducta sexual y reproductiva, están en permanente revisión.

Luna dijo...

Ricardo, no tiene ningún mérito, y te aseguro que no somos nada especiales. Ahora mismo, tengo en mente un montón de parejas, que vive como nosotros.
Es tener unos principios, ni mejores ni peores. Los que la pareja establece, y ser fiel a ellos. Pero, también es una actitud de vida...
Yo lucho por ser consecuente en todo, con mis principios de vida, y máxime cuando he hecho una promesa de amor. Si el amor se acaba, prefiero, decirlo, liberar a los dos de esa promesa y entonces, ver que hago...
Pero además, no es una atadura. Esa promesa se hace en base a unos sentimientos, a una atracción por una persona, a una complicidad de vida, de pensamientos de actitudes.
Y mientras eso dure,( hay que poner los medios para que dure, claro)no tengo necesidad de nada más. Asi de sencillo.
Pero al contrario de lo como lo enfoca el Sr. Torombolo, cuyo punto de vista me parece muy respetable y no entro a valorar, para mi la fidelidad implica sentimientos, unión a alguien,
amor, participación, entrega mutua, paz, y no un juego de roles sexuales.

Un besito

Ricardo Musso dijo...

INFORMACIÓN: He agregado, al final del capítulo, unas preguntas sobre la que me gustaría que nos basáramos para los comentarios del tema, sin ser óbice para expresar otras cosas que nos puedan resultar de interés.

Gracias.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Torombolo!

Me voy a tomar el derecho a tutearte porque es mi estilo de relacionarme con las personas, si te llegara a molestar, me lo haces saber, y listo!

En la primera afirmación de tu comentario: “… la fidelidad es una norma de acuerdo social; no entiendo bien si te referís a la FIDELIDAD, o quisiste decir: MONOGAMIA. Digo esto porque abajo mencionas: “ Una regla conveniente a un modo de vida y producción, nada más.; y en esta otra - si es que te estuvieras refiriendo a la estructura monogámica de relación en pareja, que en nuestras culturas conforman lo que se denomina el núcleo de una sociedad : LA FAMILIA -, estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación; que esta muy bien desarrollada por el Materialismo Histórico, que pone énfasis en que toda organización social se estructura a los fines de encontrar una forma más eficiente de satisfacer las necesidades vitales, y los modos de producción para lograrlo; pero no encuentro la asociación de la FIDELIDAD con este propósito, ya que ésta depende de una conducta privada que en nada puede atentar contra la economía familiar, o social.

Si bien la FIDELIDAD también es una norma de acuerdo social, que lleva implícita una interacción de por lo menos dos personas (independientemente que, metafóricamente uno pueda decir: “le soy fiel a los Marlboro”, porque no esta dispuesto a cambiar de marca de cigarrillos), es una verdad de Perogrullo esa expresión, ya que SIEMPRE que se produce una comunicación entre sujetos, se establecen normas.

Tu análisis de la FIDELIDAD-FIDELIDAD basado en premisas filogenéticas me impresiona insuficiente para poder explicarlas. Las estadísticas de INFIDELIDAD - que hoy casi se equiparan en ambos géneros -, por lo menos echaría por tierra la idea que la hembra humana es menos pródiga en el deseo de copulación, y que éste solo se reduce éste a la etapa del celo; de ser así estas estadísticas reflejarían una gran desigualdad entre el macho y la hembra humanos.

No noto que este en revisión las reglas de las que estamos hablando por considerarlas obsoletas o insuficientes, mas bien creo que se trasgreden (y vaya a saber si más ahora que antes) sin abandonar la concepción monogámica de la estructura parejal.

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!

Si bien la estructura MONOGAMICA en la relación de pareja debiera ser tan respetable como la POLIGAMICA, ambas estructuras llevan implícita (o explícitamente) la noción de FIDELIDAD, ya que tanto una como la otra se rigen por normas bien pautadas y que no se “deberían” violar. No sería aconsejable asocial la PROMISCUIDAD con la POLIGAMIA.

La FIDELIDAD que se asume y a la que se compromete, en una estructura MONOGAMICA, como cualquier compromiso a normas que se dicen respetar, si bien no necesariamente debería ser MERITO alguno el cumplir con él, bien sabes que se trasgreden, y esas trasgresiones se tratan de ocultar, se miente o se fije para que no trasciendan.

Conceptos como COMPROMISO y COHERENCIA, si bien cualquiera puede tener el derecho a expresar que jamás se debieron haber creado; como se han incorporado al repertorio de valores ponderados por las sociedades en que vivimos, pero se vive violándolos por una gran parte de la población, es razonable que cuando alguien expresa comportarse como esos conceptos merecen, se lo considere un MERITO.

Por más que tu estadística, basada en tu memoria, te indiqué que muchas parejas viven tal cual el estilo de la que conformaste con tu marido, no estaríamos tratando este tema Luna si no constituyese en problema social.

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Vea, caballero Musso, para entender nuestras conductas, es necesario entender de dónde venimos.

Eso es lo que yo expongo aquí.
No, como usted asume, presentar hechos estables e inamovibles que definan un orden.
Cuando yo explico las diferencias fisiológicas, evolutivas y sociales de género, no estoy diciendo como són y serán las cosas.
Estoy encontrando un origen de cierto orden social que se encuentra en permanente cambio.
Porque las conductas individuales y sociales, no dependen exclusivamente de la fisiología y la historia, aunque sí estén condicionadas por ellas.
Esas son las bases sobre las cuales operan los cambios.
Y dichos cambios se originan en la adaptación a las variaciones del entorno.

Ahora, que usted me diga que "las estadísticas" dicen tal o cual cosa, no cambia ese hecho.
Hay que ver qué estadadísticas, y luego determinar su significado y causa.

Puede ser que los índices de infidelidad femenina hayan aumentado en los últimos veinte, cincuenta, cien o quinientos años.
Habría que determinar en dónde y con respecto a qué.
Mas luego, obtenidas las cifras y verificada su validez, sobreviene la otra parte del análisis.
El estudio de causas, significados sociales y consecuencias.

Yo estoy en condiciones de demostrar sin duda alguna que la fisiología sexual femenina, que origina la base de su conducta sexual, es completamente diferente a la del hombre.
Por tanto, todo rasgo de comportamiento femenino aún cuando en la práctica pueda ser parecido a otro masculino, tiene origen y cometido distinto.
Para decirlo claramente...
No tiene la misma significación social y conductual la violación de un pacto de fidelidad por parte de una mujer, que de un varón, sin la menor duda.
Tan seguro se lo digo, como de que la motivación para el coito no es la misma jamás entre ambos sexos.

Y en la explicación de este principio, pesan absolutamente esos orígenes evolutivos que mencioné.

Ricardo Musso dijo...

Hola Torombolo!

Las extrapolaciones que hace la etología antropomorfizando la conducta animal, solo son teorías que aún están muy lejos de confirmarse como válidas.

Algunas de ellas, como la instalación y extinción de la Fobias en animales, han dado buenos resultados, y hoy se utilizan en la corriente Cognitivo-Comportamental de la psicología, para el tratamiento de esos trastornos en el humano.
Pero las relacionadas a las conductas sociales, muchos científicos las tildan de antojadizas!.

Por otro lado una explicación filogenética al estilo Laplaciano que postula, por ejemplo, que debido a las necesidades alimenticias que dejo la nube producida por un meteoro que al chocar con la tierra produjo la extinción de muchas especies por sepultar el pasto con que se alimentaban esos herbívoros, y que debido a ello la variedad conocida como Jirafa fue evolucionando en el sentido de que su cuello alcanzara dimensiones suficientes para alimentarse de las hojas que se encontraban en la sima de los árboles, tiene su contra argumentación en la teoría Darwiniana que explica que las diferentes especies surgen por medio de lo que podría llamarse “saltos cuánticos”, y nada tienen que ver una con las otras.
Otro tanto sucede con la especie humana, sus agrupamientos, sus normas y las de sus supuestos orígenes, los simios.

Yo no mencioné que las infidelidades femeninas hayan aumentado, solo me referí a que las encuestas, sobre la población total estudiada de los géneros, si bien a principios del siglo XX eran de un 30% de varones con respecto a casi un 25% de mujeres que habían tenido en sus vidas alguna conducta de infidelidad, hoy indican que esa misma población, llega casi a equipararse a un 50% para ambos géneros, pero mencioné el hecho que pareciera que en la actualidad no resulta tan “pudoroso” responder a preguntas personales sobre el sexo.

Las encuestas son por SI o por NO y fácilmente cuantificables, claro esta que después habrá que explicar el por qué se viola ese pacto de fidelidad que se prometió cumplir.
Eso aun no esta resuelto, y menos en explicaciones fisiológicas o evolutivas.

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo!

Hasta ahora, en tus comentarios, no he leído otra cosa que un esbozo de explicación al fenómeno de la INFIDELIDAD, pero en ningún renglón hiciste mención a algo del estilo de cómo reaccionarías vos ante el hecho de enterarte de una infidelidad, en caso que tuvieras una pareja estable, imaginártela, o cualquier otra cosa que indique una actitud personal ante la misma.

Saludos.
Rik

PD: ¿Te animarías a ser tan gentil de hacerlo?

torombolo dijo...

Perdón?
Cuáles "extrapolaciones"?

Vea caballero Musso, usted está llevando el asunto a cuestiones generales difusas cuando yo estoy hablando claramente de conceptos simples, específicos y verificables.
De ningún modo pendientes de confirmación.

Vea, se lo hago bien concreto.
Yo dije que el hombre y la mujer son absolutamente distintos en su conducta sexual.
Esto no es un asunto ideológico.
Se debe estrictamente a la conformación de su fisiología hormonal.
Que a su vez proviene de un proceso evolutivo y de adaptación de millones de años, que aún no se ha detenido.
Cuando digo hombre y mujer, no hablo de "un" individuo, me refiero a valores representativos de ambos universos.

La hembra humana tiene un ciclo hormonal de veintiocho días promedio, el hombre no.
La concentración plasmática de testosterona del hombre es muy poco variable día a día dentro de su vida adulta.
Eso determina su morfología, su desarrollo cerebral fetal, su musculatura, su conducta territorial, y, por supuesto, su deseo sexual.

La mujer tiene todos esos parámetros diferentes, debido a su diferente constitución hormonal.
Las damas no poseen un desequilibrio emotivo todos los meses porque son esquizofrénicas.
No poseen tendencia al llanto en esos días por algún extraño trastorno patólogico.
No experimentan días de calentura y otros de desinterés porque sean histéricas.
No tienen tanta variación de respuesta sexual, placer y presencia o no de orgasmo, por el principio de incentidumbre de Heisemberg.
Es a causa estricta de la variación estrogénica.
Desafortunadamente, la falta de conocimiento y consideración de este importantísimo factor, lleva a muchas de ellas a seguir "tendencias" y autoexigirse obejtivos imposibles que las llevan a frustración y fingimientos.

Toma usted una señorita, la somete a tratamiento con testosterona exógena, y varía su rendimiento físico, su musculatura, su temperamento, su conducta sexual como el día y la noche.
Hay profusa demostración de ello, en especial proviniente del ámbito deportivo.

Por tanto, lo que yo he dicho, de ningún modo está pendiente de demostración, como usted afirma.
Lo que tal vez no haya entendido, es que yo no digo que estas diferencias hagan que la mujer sea fiel y el hombre no.
Lo que digo es que ese parámetro, como todo otro en la conducta sexual, proviene de distinto origen, cursa un distinto objetivo y es valorado de modo distinto según sea el género.

Así como no es igual ni cumple la misma función el orgasmo en cada género, ni cada uno va al coito con el mismo deseo y espectativas, tampoco cornean con los mismos objetivos ni consecuencias.

Me explico?

Ana dijo...

Hola Ricardo: creo que las manifestaciones en la esfera sexual del individuo tienen diversas influencias y están inscriptas en el marco de cada sociedad, cada grupo humano, y cada pareja en particular. He conocido todo tipo de manifestaciones: "fidelidad" de ambas partes "infidelidad" de ambas partes , "infidelidad" de una de las partes , parejas swinger ( las que he conocido, y especialmente un par de ellas tienen una relación muy equilibrada en general). El pacto verbal y el diálogo sincero en cada una de esas circunstancias hace la diferencia en cuanto a resolución o no del conflicto desencadenado.
Y en cuanto a lo que preguntás Rik de cómo se resuelve el hecho una vez "enterado" el otro, que "supuestamente" no sabe, ( en gran cantidad de casos hay un supuesto desconocer) es sumamente variable, por mi experiencia. En general lo que he observado es: si el lazo y la comunicación en general de la pareja son fuertes o se fortalecen luego de la "infidelidad", si la comprensión prima por sobre la intolerancia, y si hay " lazos positivos" que rescatar, la pareja sale fortificada luego de la situación y hasta puede suceder que la experiencia haya sido muy productiva y aleccionadora para ambos. Si la pareja o mejor dicho sus miembros o alguno de ellos, no tiene el suficiente interés o la madurez o la posibilidad de sincerarse, como para poder sobrellevar la situación y elegir mantener una "pareja estable", se disolverá la unión y la historia comenzará nuevamente con renovadas ilusiones pero con otra pareja ( no es raro que una misma persona transite dos o tres parejas en donde esta historia se repite )
Evito en lo posible mencionar la palabra: monogamia, la sustituyo por pareja estable. Fidelidad o infidelidad preferiría sustituirlas por sinceridad o insinceridad .
Ya que la variación en las manifestaciones sexuales que observé es tan amplia me impide "clasificarlas seriamente".
Me limito Rik a acordar con vos en que es un aspecto que de ningún modo se puede considerar como un trastorno. Sí para mi se puede considerar como una de las tantas variaciones en las manifestaciones humanas.
Quiero copiar, debajo, un párrafo que acabo de leer, luego de escribir lo anterior y que cierra mi comentario: no es, para mi gusto la infidelidad (sexual por ejemplo) la causa del sentimiento de haber sido traicionado, sino la insinceridad y la mentira. Por esa razón, creo, que las parejas swingers y las que han puesto en palabras - o para que se entienda mejor "confesado" sus infidelidades - y el tema ha sido hablado y aceptado, han salido, en mi experiencia, fortificadas.
"Pues bien, eso que pensamos que debería ser la pareja, algo más que la amistad real, casi no existe en la vida práctica. Casi no existe la pareja fiel, sincera, auténtica.
Tal como lo vemos diariamente en el consultorio de asuntos psicológicos, entre los miembros de la pareja (hetero u homosexual) se establece, generalmente, la mentira, que es la peor de las infidelidades, es el ocultamiento, la simulación, la falta de verdad.
En otros términos, en la pareja generalmente se pierde o no se da sincera amistad porque nunca consideraríamos “amigo” a alguien a quien, en vez de saberlo leal y sincero, con nosotros, lo descubrimos como insincero, engañador, mentiroso, con nosotros. Esto no es amistad. Sin embargo esto es lo que a diario vemos en las parejas que concurren a nuestros consultorios."
(J. R.Musso)( Coherencia absoluta este autor,para mi gusto claro)

torombolo dijo...

Eso es un asunto distinto.

Si no lo toma a mal, yo prefiero no expresar mi preferencia personal.
Mas sí le diré un dato relacionado.

Para mis actos y consideraciones personales, aplico los datos de conocimiento que he volcado aquí.
Por tanto en materia sexual, no pretendo exigir a las damas disposiciones que no les sean propias.
No espero que se calienten y gocen con tanta intensidad y frecuencia como lo hago yo.
Si ocurre, maravilloso.
Mas no hago ninguna presión para ello y se los hago saber.
Por tanto ninguna se encuentra en la obligación de fingir nada, por lo menos por mi parte.
Si ellas desean hacerlo, lo aprecio y lo valoro.

El acto de entrega que realizan a diario muchas mujeres, aceptando la cópula aún sin tener genuino deseo, cumple una función social y debe ser apreciado por el varón, no exigido.

En ese sentido, comprendo que si se plantea un monopolio sexual, como todo compromiso, se debe cumplir.
Si el compromiso se viola, pues se escuchan las explicaciones y se considera cada caso.

Comprenderá que es bastante infantil pretender poner reglas en el aire, para cualquier caso.
Uno puede establecer tantos distintos acuerdos como mujeres conozca.

No obstante, hay que recordar siempre esas diferencias de las que le he hablado.
El cumplimiento de promesas no requiere el mismo esfuerzo de voluntad para cada individuo, eso es seguro.

Luna dijo...

Ricaro, lo he visto, lo he leído todo.
Mis razonamientos siguen siendo los mismos.
Lo que si es obvio es, que las encuentas, hayan dictaminado el mayor porcentaje de mujeres infieles (por decirlo rápido)
Lógico.
Antes estaban, en casa, con la pata quebrada...
Ahora se han incorporado a la vida: laboral, social, etc. cetc.
Asi que digamos, estamos en igualdad de oportunidades. Para todo.
Lo que nos sigue diferenciando segun Torombolo, es que los hombres son más caliente que las mujeres, ¿no? por lo tanto, es más "racional" la infidelidad en ellos...
Vamos a ver,yo creo, que los humanos, además de instintos, tenemos sentimientos...
La función de la mujer en el coito, no es solo reproducirse.
Ha descubierto,o, le han dejado, disfrutar también de él, sin fines reproductivos, sin que eso sea un desdoro.
Asi que la llamada sel sexo, por el placer, ahora la oyen los dos.
Pero, ahí entran los sentimientos.
Para algunos el coito es una necesidad física, como comer, mear, o eructar... (primate)
Para otros, una vez comprometidos con una pareja, implica pensamiento, sentimientos, valores, ética, fidelidad...(homo sapiens)
Pero además de todo esto, luego, está la importancia que cada uno
le dé, de a su escala de valores, individual y de pareja.

Un beso

Luna dijo...

Perdón, quise decir... Ricardo.

Ricardo Musso dijo...

A ver Torombolo (a tu comentario Nº14

Mi error quizás estuvo en suponer que intentabas justificar la infidelidad en las teorías evolucionistas - lamentablemente no justificadas en observaciones empíricas, sino solo extrapolando las conductas observadas, en condiciones de laboratorio por la eteología, en hembras y machos de especies inferiores, para explicar las conductas humanas-.

Y ello sucedió porque me resistí a creer que me pudiera encontrar ante un diálogo de sordos como el que contaba mi abuela Maria, cuando se produce el siguiente intercambio:

- “¿Dónde vas Manuel?
- “Manzanas traigo, José!

Si yo hubiese querido tratar el tema de las diferencias anatomo-fisiológicas entre la mujer y el varón y sus repercusiones conductuales, hubiese llamado a este artículo: “DIFERENCIAS ANATOMO-FISIOLÓGICAS ENTRE LA MUJER Y EL VARÓN Y SUS REPERCUSIONES CONDUCTUALES”, porque tengo conocimiento sobre ello y dispongo de bibliografía, también. Por ahí hace rato publiqué un capítulo que llamé: “¿SABÍAS QUE HABLAS EN PROSA?”, para, a título de curiosidad, mencionar un trabajo de la sexóloga Hellen Kaplan que trata sobre los centros neurológicos y las hormonas intervinientes en la búsqueda de placer.

Si embargo, y porque mi objetivo esta orientado a la publicación de artículos que estén relacionados con ideas sobre la realidad y conductas que afectan psico-emocionalmente a las personas, y dejar en ellos sugerencias para superarlos, o recomendaciones para hacer consultas profesionales para ello, he llamado a esta publicación “INFIDELIDAD, dejando en él una guía para aproximarse a sus concepción, frecuencia con que se dan esas conductas, maneras en que afectan a las personas y recomendaciones en caso de que se intente superar la afectación que ellas puedan producir, y ello por entender, justamente, que la infidelidad es una de las causas de tales trastornos.

Hasta el momento no he notado en tus comentarios nada que apunte a dar tu impresión personal sobre el asunto, y cómo reaccionarías ante ella.

En caso que decidiera publicar un artículo sobre los temas que mencionas, si notase que me falta información, arbitraría los medio para contactarte y te solicitaría colaboración!.

¿Me explico?

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Ana!

Coincido plenamente que la infidelidad esta en el ocultamiento, en la mentira, y no en la relación sexual en sí que, como bien explicas, si hay un acuerdo mutuo para incorporar a la sexualidad de la pareja otros miembros fuera del lazo, no existen problemas ni conflictos psíquicos de ninguna naturaleza.

Si embargo, y creo que Musso también lo menciona, los encuentro swinger también tienen sus reglas en cuanto a la involucración afectiva con el otro miembro.

Mis experiencias no han sido en el sentido que vos mencionas. Las parejas que yo he tratado, a la larga las he encontrado separadas o llevando vidas realmente denigrantes, no quiero generalizar por supuesto ya que mi casuística no es muy extensa.

Me gustan tus renombramientos de algunos términos como fidelidad, infidelidad y monogamia (incluso se esta popularizando el término de estructura conyugal de tipo monogámica transitoria).

Gracias por tu comentario y por citar al viejo, que también lo juzgo como una persona coherente en su vida!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo!

Respeto tu negativa a expresar preferencias personales!.

Si que lo siguiente pueda interpretarse como gesto de censura alguna, es muy difícil extraer conclusiones, y desarrollar ideas, a partir de afirmaciones de Perogrullo.

Saludos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Luna!

Es muy probable que la equiparación estadística de la mujer respecto del varón, en conductas de infidelidad, este asociada a los fenómenos culturales que mencionas.

La pulsión sexual siempre es primaria, instintiva, porque esta gobernada por las glándulas hormonales de los centros del placer.

Claro está que estas conductas pueden orientarse, controlarse y no se “disparan” tan “bestialmente” como en las escalas inferiores, ni apuntan solo a los fines de la reproducción de la especie, y a la que se le suma los aspectos afectivo-emocionales que vos mencionás.

A tal punto es así, que la misma Iglesia Católica a aceptado, como estrategia de Planificación familia (o anticoncepción según se lo mire) el método de los días, léase el Ogino-Knaus; temperatura basal o el Billings, reconociendo, indirectamente la función del sexo placer en la pareja

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Fe de erratas a Torombolo

Donde digo:

"Si que lo siguiente pueda interpretarse como gesto de censura alguna, es muy difícil extraer conclusiones, y desarrollar ideas, a partir de afirmaciones de Perogrullo."

Debe leerse:

"Sin que lo siguiente pueda interpretarse como gesto de censura alguna, es muy difícil extraer conclusiones, y desarrollar ideas, a partir de afirmaciones de Perogrullo."

Rik

torombolo dijo...

Vea Musso, hace mal usted en cagarme a pedos o calificar de modo poco respetuoso mis ponencias.

Como verá, yo no hago lo mismo con las suyas y jamás se me ocurriría hacerlo.
Por dos motivos está mal.

Uno porque no es modo de caballero.
Dos porque no es verdad que yo me haya apartado del asunto propuesto.

La infidelidad está definida socialmente como el quebranto de un acuerdo previo de exclusividad sexual.
No es infiel quien no promete ni quien avisa.
Y además requiere del acto físico con otra persona.
No es considerada como tal, la masturbación con imágenes de otros.

Por tanto, considerar los motivos que llevan a cada sexo a cometer adulterio es perfectamente pertinente al asunto "infidelidad".
Ahora, si su intención era que todos vinieran aquí solo a decir los consabidos..."me parece bien" "me parece mal" "los hombres son unos cerdos" "las mujeres son unas putas", pues entonces me he equivocado, este no es el lugar que yo pensé.

Resulta curioso el empeño que se pone en negar lo evidente.
Los varones vamos al coito, lo buscamos constantemente, sólo por un motivo.
Obtener placer sexual.
Esto referido al intervalo de confianza de casos poblacionales, ya que alude usted a la estadística.
Es verdad, existen casos de varones que cojen por otros motivos, mas son raros, y siempre igualmente encuentran algún elemento para calentarse.
El coito requiere erección, sea para penetrar o simbólica.
Y la erección, tanto como la eyacualción son eminentemente dependientes de la excitación y el placer.
Si un varón va a culear con una que no es su esposa, lo hace para gozar.
Si no la pasa bien, no la ve más.

La mujer, en cambio, es completamente diferente.
Cojen por multitud de motivos, entre ellos, el deseo y la búsqueda del orgasmo.
Y ése contituye un motivo minoritario.
La mayoría de los coitos realizados por una mujer en su vida, se distribuye entre los que tuvo por cumplir con su pareja, por satisfacer el secundario placer del reconocimiento o la autovaloración, por obtener algún beneficio a cambio(esto incluye el simple cariño ajeno, tanto como un empleo), por cumplir un rito social y otros.
Y un porcentaje de ellos, no mayoritario, los realiza por el puro y duro placer sexual.

Por las razones expuestas, es prfectamente lógico que los motivos y consecuencias que llevan a ambos a decidir un acto riesgoso y castigado como la infidelidad, sean distintos.

Como dije, si un hombre tiene una relación no placentera, es muy probable que no la repita.
Mas si una mujer decide un acto de infidelidad, puede suceder que no tenga orgasmo ni goce, y aún así siga con ese hombre.

Si esto que digo, tanto como las causas que enumeré antes, que originan estas diferencias, no tienen que ver con el asunto propuesto, entonces pido disculpas.

torombolo dijo...

Señorita Luna, con mi mayor respeto he de decirle que, comprendiendo su punto, veo que realiza una serie de contradicciones que le señalaré.

En principio, es muy cierto que las mujeres están en una transición, un proceso que parece tender a un rol algo más equiparado al del varón.

Mas esa transición, no tiene su punto fundamental en el acto sexual, sino en la posibilidad de realizar desarrollos sociales que hasta hace tiempo les eran vedados.
Mas, en el aspecto sexual, es verdad que gozan de mayor libertad de ejercicio, mas su fisiología no ha cambiado en los últimos doscientos años, como para que ahora deseen más que antes.

La mujer tiene permiso de expresar más que antes, es cierto, pero también tiene la trampa de la moda.
Es moda, es "bien visto" declararse supercojedora, supercalentona, supergozadora.
Pues es mentira.
Y eso origina algunas contradicciones.

Si fueran tan calentonas acabarían tanto como nosotros, y esto no es así.
Si fueran tan calentonas, buscarían el sexo como nosotros, y esto tampoco es así.
El hecho de que usted hable de sentimientos, compromiso, y otros elementos vinculados al sexo, lo demuestra.

Vea, estamos hablando de infidelidad.
Eso implica hacer trampa para cojer con otros.
Algo que los varones solemos hace desde siempre porque no nos alcanza con una sola hembra.
Muchos varones viven con sus esposas y no desean dejarla, mas van igual al prostíbulo con frecuencia.
Las damas no hacen eso.
En general buscan la infidelidad como una salida.

Porqué?
Pues precisamente por lo que usted dice.
Porque no les interesa principalmente el orgasmo sino los elementos asociados al sexo.

Y cuál es la causa?
Pues la que vengo diciendo.
Nosotros queremos todo el tiempo con todas y ustedes seleccionan, entregan a cambio de...y sólo desean ser penetradas como fuera y de cualquier manera, unas pocas veces al mes.

No hay necesidad de plantear igualaciones falsas e inconducentes.

Luna dijo...

Querido Sr. Torombolo,
Habla usted de la sexualidad masculina, como si fueran todo el dia "salidos"
Cuando una pareja estable,- perdón, en todas sus intervenciones, nunca maneja esta figura- Repito, cuando una PAREJA ESTABLE, establece las beses de su convivencia, su actividad sexual, está implicita en esas normas, no escritas. Como muchas otras.
No todo les gusta a la misma hora y con la misma frecuencia, pero hay una voluntad por ambas partes en coincidir en el máximo de cosas.
Y si una noche acaballero le gustaria hacer el amor y su parejamno, pues no creo que sea motivo para irse un prostíbulo...
No es así de tajante la cosa.
Una pareja con una vida sexual estable y sana, tiene su vida sexual adaptada al gusto de los dos.
Hay infinidad de recursos que asi lo hacen posible-
Y sino,para eso están los sexólogos.
Porque tan disfuncional es no llegar, como pasarse.
Pero creo que la principal diferencia de su enfoque y el mio, es que usted habla de un hombre y una mujer, por separado.
Yo hablo de pareja estable.
Creo además que usted generaliza demasiado cuando dice que "Algo que los varones solemos hace desde siempre porque no nos alcanza con una sola hembra."
No estoy de acuerdo, en absoluto....
Desde luego, usted habla desde una experiencia, y yo desde otra.

Ricardo Musso dijo...

No tengo expectativas que las personas dejen en sus comentarios frases como: “ "me parece bien" "me parece mal" "los hombres son unos cerdos" "las mujeres son unas putas" como mencionás Torombolo.
Considero a la gente que aquí comenta, más inteligente que para manifestarse SOLO de esa manera.

Tal el caso del comentario de Ana, en tanto que propone renombrar algunos conceptos, menciona su opinión de que las parejas pueden salir más fortalecidas de un episodio así, y que lo que más afecta de la conducta infiel es el ocultamiento y la mentira.
Otro tanto los comentarios de Luna, que en un principio describe cómo interacciona ella con su pareja por lo cual una infidelidad esta descartada para ambos, otro en el que asocia la libertad de la femenina en muchos ámbitos que permiten hacer sospechar el aumento de la infidelidad por parte de la mujer, pero el que más, más, más me gustó de ella, fue el que mencionó LA IMPOSIBILIDAD DE DEJAR RUMIAR CON IDEAS SOBRE EL COITO DE SU PAREJA CON LA OTRA PERSONA, si un hecho así le aconteciese!.

¿Vas captando?

Tus explicaciones sobre las razones de las conductas de infidelidad, como así también las que esgrimió Luna, se encuentran descriptas en los link que deje para guiarse sobre el concepto.
Si mi intención hubiese sido encontrarle una motivación de esa conducta, el título del capítulo hubiese sido (insisto): ¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA INFIDELIDAD?.

Pero (y re-insisto) mi interés está en recibir más aportes sobre cómo afrontar el dolor psíquico que puede provocar esa conducta en algunas personas (más aportes que los que mencioné hacia el final del texto).

Porque no me han sido útil - como psicólogo - para ayudar a las personas a superar sus obsesiones por un hecho de infidelidad; elevar su autoestima; volver a confiar (no solo hacia la persona que le fue infiel sino evitar generalizaciones del estilo “todos los hombre –o mujeres – son iguales…jamás volveré a confiar en alguien!”; y otras consecuencias de la misma; las explicaciones ni sociológicas, ni hormonales, las descarto para mi trabajo, y para esta propuesta.

Debido a que no estas dispuesto a mencionar cosas personales, solo te pediría que hicieses una suerte de “juego de imaginación” y te preguntaras si, en un caso así, ¿te alcanzaría algún tipo de explicación sociológica, evolutiva, hormonal, económica, o de cualquier otro tipo, para sobrellevar lo que te sucedió?.

Tal vez tengas razón que te puedas haberte equivocado de lugar, o tal vez sea yo el equivocado y le este pidiendo “peras a los olmos”.

Saludos.
Rik

Ana dijo...

Hola Rik: Disculpame que salga del tema infidelidad, pero me quiero referir a la frase, "pedirle peras al olmo" que escribiste en respuesta a torombolo. Las argumentaciones parten de premisas, que, como dice Aristóteles: " alguna cosa distinta de ellas se sigue necesariamente a partir de ellas". En la argumentación se puede uno valer a grandes rasgos del silogismo y de la inducción, que es en realidad un caso más de silogismo.
Aristóteles nos alertaba ya de la diferencia entre:
SILOGISMO DEMOSTRATIVO : parte de premisas primeras y verdaderas, comprobadas.
SILOGISMO DIALÉCTICO: cuando se argumenta a partir de premisas que pertenecen a la opinión. Y nos alerta especialmente del SILOGISMO ERÍSTICO: es decir cuando una argumentación parte de premisas que parecen pertenecer a la opinión pero lo lo son PREMISAS FALSAS
El especialista es quien demuestra sin necesidad de discutir, el dialéctico no demuestra solo discute sin probar nada. y el erístico sólo intenta tener razón. " ES justamente la universalidad del objeto lo que impide a la diálectica ser demostrativa: para demostrar, en efecto es necesario antes que nada limitar la propia consideración aun determinado género de entes, es decir a un sector particular de la realidad." (Aristóteles)
A. Schopenhauer le llama a la erística : el arte de discutir, PERO DISCUTIR DE TAL MANERA QUE SE TENGA RAZÓN LÍCITA O ILÍCITAMENTE
Además de decirlo yo, Ricardo, lo han explicado extensamente hace muuuucho tiempo:Discutir con quien practica la erística ( para ser educada)es sólo perder tiempo!!
Un beso grande a tod@s, y buenas noches!
(Recurrí a las mayúsculas porque no acepta código HTML)

Ana dijo...

Fe de erratas : parecen pertenecer a la opinión pero no lo son : PREMISAS FALSAS"

Anónimo dijo...

Hola Rik
Soy Wilson, apasionante el tema !!
Con el video te pasaste Ricardo, muy grafico de lo que pasa actualmente. Lo que le dice el siquiatra en la pelicula cuando descubre la infidelidad de su mujer:"Hoy todas las mujeres engañan a sus maridos y vos sos una pelotuda mas.."

Salvo excepciones, por ejemplo, ahi esta Luna que nos narra su experiencia como pareja fiel y que Rik en tono humoristico pregunta si no son extraterrestres Luna y su pareja .

Son muy diferentes hombre y mujer fisicamente lo que da lugar a elucubraciones como lo dice un autor en un libro virtual que encontre: textual: "En consecuencia seria legitimo preguntarnos: ¿intentan, actualmente , aquellos u otros seres espaciales aniquilarnos o someternos utilizando esta vez a otro agente cautivante y destructor, a modo de cebo ? Una mujer transgenica?" y esto el autor lo dice seriamente.

Para mi la llegada de los anticonceptivos fue, y es, el origen de la infidelidad femenina en gran porcentaje y como no, va acompañada de la mal llamada "liberacion femenina " que en este caso mas bien seria libertinaje femenino.

Lo escrito por Ana Rebeur tambien esclarecedor y lo de Magah terrorifico por que deja entreveer lo que piensa una mujer infiel y tambien muy bello el relato (digno de una poetisa).

Lo que dices en una parte del tema "Intentar primar la racionalidad y el control delos impulsos antes de dar un paso hacia una conducta de infidelidad ; y de no lograrlo , atenerse a las consecuencias "

Sip, si lo sabre yo, Atenerse A Las Consecuencias, ya que las consecuencias fueron devastadoras para ella (la infiel) y para mi tambien.

Un abrazo!!

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!!!

Aunque te hayas salido del tema, me resultó muy interesante e ilustrativo tu comentario sobre las distintas maneras de Justificar aseveraciones partiendo de un grupo de premisas - que por otra parte sería absurdo hacerlo si ellas no existieran – mediante los procesos de silogismos que clasificaste.

Conozco el Método Científico y el procedimiento Hipotético Deductivo para arribar a la formulación de aseveraciones valederas, aunque de no ser falsasionables, solo constituyen dogmas.
Pero me desasnaste sobre la clasificación que hizo Aristóteles de los silogismos y la expresión de Schopenhauer.

La conclusión final entonces es que, mantener una discusión con quien intenta justificaciones mediante procedimientos erísticos es: “pedirle peras al olmo”, o, para ser más directo “ discutir al pedo!”.

Gracias y que descanses!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson

Agradezco tu esmero en la lectura detallada de los artículos que publico, por interpretar ese gesto como signo de respeto, y deseo de encontrar cosas que te puedan enriquecer intelectualmente, aunque quizás ya las conozcas.

Me hiciste reír con ese texto que citaste sobre la mujer transgenica como cebo para la destrucción del genero masculino!..., ¿de verás pensás que el autor lo dice convencido de ello?.

Es probable también que la aparición de los anticonceptivos haya facilitado la conducta de infidelidad en la mujer. En algunas ocasiones me he encontrado con mujeres que me han comentado que sus parejas estables les prohíben hacer uso de contraceptivos, justamente por el temor a que les sean infieles, claro esta que si ellos no se cuidad de alguna manera, se llena de hijos como conejos!

Me consta tu comentario final, y el trabajo que estas haciendo para superar tu dolor!...y lo estas logrando!, ¿no?

Un abrazo
Rik

Anónimo dijo...

Hola Rik

Soy Wilson, bueno la verdad es que todo lo que se inventa es para bienestar de la humanidad, es decir los anticonceptivos se crearon con ese proposito: reducir el numero de abortos probablemente y tambien evitar embarazos no deseados,bueno es una discusion de hace decadas esto del aborto , la superpoblacion , etc. y ... a lo que voy es que cada invento viene con su parte buena y mala y en este caso se volvio un arma de doble filo.

Bueno te cito otro texto del libro en cuestion,"...y de proseguir ella con sus acciones, estaria cercano el dia que perderemos todo interes en nuestras compañeras, y no por homosexualidad o impotencia sexual, sino por estricta seguridad y tranquilidad personal ante los siniestros riesgos y efectos de su actuar...." , por si acaso, el autor diferencia en una parte del libro entre mujer normal o buena y mala o infiel , y bueno se refiere a esta ultima en todo el libro, y bueno te paso el link por otro medio, (si te interesara) comprenderas que en momentos en que uno esta acosado por una separacion, busca un alivio...

Respecto a si logre superarlo, pues sii, aun falta para estar uno al 100% pero mucho mejor Ricardo.

Abrazos

Wilson

Steki dijo...

Ufffffffff, qué susto! Yo te había comentado y no lo veo pero ahora que me acuerdo, antes de irme al diario se cayó Internet y tuve la lucidez de haber guardado el comment en otro lado. Esperá que lo busco y lo pego.

Bueno, Rik, no se pega. Lo tengo en un archivo de Word. Te lo paso por mail porque no lo puedo copiar aquí. Por qué? Ufa, che. Hago Control+C y Control+P y no pasa nada.

Beso.

Steki dijo...

Bueno, veamos si lo divido en dos funciona.

Hola, Rik!
Bueno, ayer sin Internet y esta mañana ocupada con lo del robo en mi casa así que ahora recién me siento en la compu.
Yo, creería, que ninguno de mis dos ex me ha sido infiel. Pero... creería, no lo puedo asegurar. Siempre pensé que si me sucediera y me diera cuenta, lo hubiera remontado de una patada en el c...! Pero como no me sucedió dífícil es saber cuál sería mi reacción.
Una vez me di cuenta de que le estaba aconsejando a una pareja algo que no sé si yo hubiera hecho pero, si lo aconsejé, tal vez lo hiciera. Un día mientras estaba casada, nos llaman por teléfono a las 8 de la mañana, para decirnos que mi cuñado se había accidentado y que estaba en el hospital. Mientras nos disponíamos a salir, llama mi concuñada, embarazada y en reposo, llorando porque su marido estaba en el hospital y eran las 8 de la mañana de un día domingo. O sea... la chica la tenía reclara. Por supuesto que llegamos y, efectivamente, estaba bien, con puntos en la cabeza, algo alcoholizado y con una morocha que no era su mujer. Terminados todos los trámites lo llevamos a nuestra casa. Lo primero que se me ocurrió decirle fue: esta chica es tan importante para vos como para tirar por la borda 8 o 10, no me acuerdo bien, años de casado? Si vale la pena, sé honesto y andate con ella y si no, tratá de recuperar tu matrimonio. Luego, estuve con su mujer y le dije: por qué no te preguntás el por qué Fulano llegó a esta situación? Analizá tu vida de pareja y buscá una causa porque, tal vez, sabiendo el origen puedas llegar a comprender, perdonar y rehacer tu matrimonio o puedas terminar con él con una justa razón.
Sigo abajo…

Steki dijo...

Es difícil opinar sin haber tenido la experiencia. En mi calidad de mujer divorciada y que frecuenta páginas en Internet para conocer gente, es asombroso la cantidad de hombres casados que me abordan primero de forma algo anónima y luego abiertamente con nombre y apellido. Otros casados, directamente expuestos con foto y datos fidedignos. Siempre he tratado de "psicoanalizarlos", digamos. Y mi pregunta es: qué hace un hombre casado buscando mujeres por Internet? En mi consulta a varios, lo coincidente es que son alrededor de los 50, más o menos, con veintitantos años de casados y que se les ha terminado la seducción por ambas partes. El hombre tiene la necesidad de probarse que todavía puede seducir, generalmente a mujeres más jóvenes y, la mujer, también tiene la misma necesidad de poder provocar algo a alguien que no esté con el control remoto en una mano y una cerveza en la otra.
Estaría bueno que alguien se atreviera a dar una experiencia propia, no?
La peli la vi y me pareció sensacional. El "analizador" terminó "analizado" por su paciente. Mirá si te pasa a vos? Jaja.
Bueno, Rik, seguramente volveré porque este tema da para mucho.
Disfruten todos del feriado porque lo que es yo, trabajo!
BACI, STEKI.

torombolo dijo...

Pues muy bien, puesto así, tiene usted razón.

No era éste el ámbito para analizar las causas y consecuencias de la diferencia simbólica entre la infidelidad ejecutada por el varón con la de la mujer.
Pido disculpas por intentar esa discusión.

Y, ya que sólo interesa la opinión, pues me parece mal.
Como me parece mal la violación de todo acuerdo social.
Y claro está, no es un daño de ningún modo irreversible ni imposible de recomponer.
De hecho, en mi criterio es un asunto menor.
Claro que cada quien le dá la importancia que desea.
De hecho, hay personas que se suicidan por no aprobar un examen, no lograr bajar de peso o porque perdió la selección.

A la señorita Luna, le diré que probablemente tenga razón y yo esté completamente equivocado.
Seguramente no debe haber contradicción alguna en su razonamiento y es todo producto de mi imaginación.

Probablemente sea como usted dice, que las damas antes estaban encadenadas a normas que no les permitían realizar sus deseos de lujuria y ahora sí lo hacen, pero también sea cierto al mismo tiempo que para ellas la lujuria no exista sino el sentimiento.
Y que tampoco esto refiera a la generalidad, sino a "parejas estables", que usted gusta de remarcar en mayúsculas.
Y que, al mismo tiempo, la infidelidad, tema del que estamos hablando, sea hoy mayoritariamente aplicada por mujeres a sus "parejas estables" como usted dice, simplemente porque desean disfrutar de su lujuria, tal como hacemos los varones, que de repente hemos perdido nuestra prevalencia en la distribución de infidelidades.
Lujuria y deseo desenfrenado por el coito, pero con "sentimiento", que las llevaría a tratar de probar actos y posiciones audaces con cualquier hombre dispuesto que se les cruce, fuera de sus "parejas estables".
O no.
Bueno, no sé...

Podría ser que todo eso fuera cierto simultaneamente y yo, como torpe macho incapaz de comprender el complejo pensamiento femenino, no logre asirlo en mi mente.

Ahora lo comprendo, creo.

torombolo dijo...

Bueno, señorita Ana, muy bonito.

Pues entonces estoy yo equivocado.

Lo que he dicho no es cierto, sino un manejo de argumentación sobre premisas ciertas con la intención de llegar a conclusiones falsas o ilícitas.

Por tanto, si esto es así, será verdad que la infidelidad tiene un significado simbólico y consecuencias exactamente igual en varón y mujer, que es lo contrario de lo que yo pretendía demostrar.
Y por supuesto, lo contrario a la opinión generalizada de la mayoría de las civilizaciones en la historia, que siempre penaron más el adulterio femenino.
Probablemente el mundo ha vivido equivocado hasta su maravillosa intervención aristotélica.

Desafortuadamente, hemos llegado a dicha verdadera conclusión por descarte.
Habiendo sólo yo reconocido mi condición de bribón dialéctico malintencionado.
Hubiese sido mejor demostrarlo por deducción directa.

Siempre nos quedará la duda, no?.

Claudia Sánchez dijo...

Buenas … a la gente! Lo bueno de llegar tarde a estos debates es que uno se ahorra de escribir muchos conceptos teóricos (como los de Ana, Torombolo y Magah) con los que acuerda. Así que solo cuento mi experiencia personal.

Yo estuve en ambos lados de la infidelidad.
Y en ambas ocasiones fueron experiencias que resultaron positivas.
Porque para mí la infidelidad no es tan importante en sí, como el conflicto que la ocasiona. Y si, como consecuencia, eso se resuelve, ya es algo positivo.
Me cuesta pensar en términos de traición y engaño. Prefiero pensar en "necesidades", "conocimiento del otro" y "capacidad de diálogo".
Hace muchos años (cuando aún era inocente) estuve por casarme con la persona equivocada, hasta que apareció un polo opuesto y dejó en evidencia el error que estaba por cometer. Fue un mes de infidelidad porque no tuve coraje para enfrentar la situación, porque a tres meses de casarme, con todo casi listo, era mucho con lo que tendría que lidiar. Hasta que en un rapto de lucidez finalicé la relación con mi novio. Y fue una liberación tal la que sentí, que luego no podía entender como había estado tanto tiempo con una persona que no llenaba mis expectativas. Pero la relación se terminó porque éramos incompatibles, no porque yo hubiera sido infiel. Me explico? Si hubiera estado bien no habría sido infiel.
Y ese mismo criterio tuve que aplicar muchos años después cuando me tocó estar del otro lado. Cuando descubrí que mi marido había tenido una aventura con su ex – mujer (que empezó y terminó). En realidad, en ese momento tuve que repasar toda nuestra historia y observar objetivamente el presente para encontrar una explicación que justificara su actitud, porque yo no dudaba de sus sentimientos hacia mí. Entonces su infidelidad sirvió para "blanquear" un serie de situaciones que nos incomodaban, necesidades que ambos teníamos insatisfechas y que condicionaban nuestra relación. Y en este caso la pareja salió fortalecida. Lástima que al año falleció.
En definitiva, lo que rescato como corolario, según mi experiencia, es que para que haya infidelidad, seguramente habrá algo que no está funcionando bien, y si se llega a esa instancia, probablemente sea por falta de diálogo. Y acá muchas veces entra en juego algo del post anterior. Si estamos resignando nuestro bienestar por no herir susceptibilidades en el otro, por no "pedir", tarde o temprano se nos vuelve en contra.

Saludos!

Steki dijo...

Clau, veo que lo que decís condice con lo que yo expuse al "aconsejar" a mi cuñado y su mujer en ese entonces: preguntarse por qué se llega a esa situación para tratar de solucionar los problemas que venían rondando y no eran debidamente conversados.
Besos, Rik.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Wilson

Siempre los descubrimientos importantes del hombre han tenido aplicaciones positivas (en pos del mejoramiento de la especie humana) y lo que algunos consideran negativas (destrucción, o beneficios secundarios, no deseados por la especie humana).
Tal cosa sucedió con la manipulación del átomo por parte de la física, que permitió la creación de tecnología con fines muy provechosos para la salud, como lo es el instrumento de Cámara Gamma para la medicina, que permite realizar estudios sobre el estado un órgano que antes no se podían realizar y, por otro lado la bomba que destruyó las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Interesante el análisis que mencionas del autor del libro que estas leyendo.
De todos modos esa clasificación y la idea que el hombre, en pos de su seguridad personal, se terminará alejando de la mujer infiel (intuyo que hasta entrar en el celibato si esas conductas se generalizaran), solo quedará reservada (esa conducta de alejamiento) para aquellos hombres a los que que les afecte en tal medida la infidelidad, porque es lógico pensar que para que la mujer pueda ser infiel deberá haber hombre que estén dispuestos a aceptarlas para que se cumplimenten esa conducta.

Gracias por tu comentario.
Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Ufffff Stekita!!!!

Me dejaste con la intriga de cómo continuó el culebrón de tu cuñado y concuñada che!!!.
¿No supiste más de ellos?

En base a la falta de datos no puedo arriesgar hipótesis, pero como mencionaste un estado de alcoholismo en tu cuñado puedo pensar que el alcohol haya sido (porque es un desinhibidor de la conducta) un facilitador para la infidelidad a tu concuñada. Solo es una hipótesis pero… no me hagas esto che!...jajaja!

Bueno…, tus hipótesis acerca de los hombres casados que buscan por Internet el contacto con mujeres mas jóvenes para re-confirmar su virilidad puede ser válida, pero a riesgo de esgrimir otra que sea una silogismo erístico como el que mencionó Ana, así como uno podría afirmar que la adicción a las drogas existe porque existen las drogas, los hombres de 50, casados, que buscan sexo (virtual o real) con mujeres (mas jóvenes, o de la edad que fueran) es porque las encuentran, y con las mismas expectativas que ellos.

Después de ver esa película, jamás me sometería al cumplimiento de una probation con esas características…jajaja!.

Besos.
Rik

PD: Otro beso por el beso de tu comentario a Claudia!.

Ricardo Musso dijo...

Hola Torombolo!

Me alegra que te hayas asesado, y avenido gentilmente a esgrimir solo una opinión sobre la infidelidad.

Coincido que resulta molesto la violación de cualquier “pacto social” y que en el caso de una infidelidad, me alegra que para vos sea un asunto nimio (por vos lo digo y tu equilibrio emocional).

Para mi no es lo mismo, ni me afectaría de igual manera, si mi pareja rompiese un pacto como el de que ella se iba a hacer cargo de la comida nocturna, y que yo me quedara tranquilo al respecto, pero al volver a casa me encontrara con que no hay nada para comer y ella argumentara que se olvidó del asunto y no pasó por el mercado, a que me encontrara con ella y me dijera que no cumplió con el compromiso porque salió a deshora del hotel transitorio donde había pasado la tarde encamada con mi mejor amigo.

Adelantándome a lo que próximamente expondré en otra publicación, voy a verter una líneas sobre tus comentarios a los formulados por Luna y Ana.
El Método Hipotético de Deductivo utilizado por la ciencia para arribar a afirmaciones con aspiración a convertirse en teorías validas universalmente, tiene un capítulo referido específicamente a evitar la mirada prejuiciosa del investigador, y que sus conclusiones se conviertan en premisas falsas.

La NO observación del coito en las especies inferiores fuera del momento de celo en la hembra, o que la relegación a la función reproductiva en la hembra humana para que realice el coito justamente en el periodo de su celo en el que puede quedar fecundada, por varios siglos, no permite sacar conclusiones ni afirmaciones sobre lo observado en la actualidad, y deducir que la mujer practica sexo fuera del periodo de ovulación por un simple “capricho” de contrariar su conformación anatomo-fisiológica, o por obtener beneficios secundarios de ello.

Si se afirmara tal cosa, podría caerse en
interpretaciones totalmente subjetivas y prejuiciosas de un observador científico.

La condición de que una teoría debe ser falsasionable para ocupar su lugar en la consideración científica no la cumple las deducciones que vos esgrimís.

Una afirmación del tipo: “TODOS LOS CUERVOS SON NEGROS” luego de haber observado a millones de ellos y por siglos, no es suficiente para CORROBORAR esas teoría, que es el fin último de la una afirmación científica, porque bastaría que apareciese un cuervo de otro color para sí poder CONFIRMAR y con aspiración a su CORROBORACIÓN la hipótesis de que “NO TODOS LOS CUERVOS SON NEGROS”.

Por ello mencioné en el artículo que las diferentes explicaciones para la conducta infiel deben ser “tomadas con pinzas”, porque ninguna esta CORROBORADA.

Una mujer que tenga sexo fuera de su etapa de ovulación; que no obtenga ningún beneficio por ello salvo el placer que menciona haber obtenido por el encuentro sexual; incluso porque haya pagado para tenerlo, ya CONFIRMA Y CORROBORA que la hembra humana NO ACTÚA en forma similar a la hembra de una escala inferior.

Si a pesar de ello se dijese que tal conducta responde a un "espíritu de contradicción", me recuerda al viejo chiste en que dos hombres discuten en la calle frente a una vidriera: uno afirmando que un objeto que se ve en su vitrina es queso y que el otro afirmando que es jabón.
Para sacarse las dudas ingresan al comercio y le piden a la empleada que les acerque el objeto. El que afirma que es queso, cuando lo prueba, y se encuentra con un sabor muy similar al jabón, expresa: “malo…, malo…, pero es queso!”.

¿Me expliqué?

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!!!

Gracias por tu arribo, comentario y “confesión” personal respecto del tema tratado.

Me impresiona que adherís a las hipótesis socio-psicológicas para explicar una conducta infiel.

Alguna experiencia profesional no me permite aceptarlas como válidas.
En el artículo mencioné que las desavenencias, o toma de consciencia de un error en la conformación de una pareja (por desavenencias de personalidad), pueden justificar una separación, pero no una infidelidad.

Recuerdo un caso de una mujer de mediana edad (35 + o -), que angustiada me describía estar atravesando una especie de “sueño” por haberse enamorado apasionadamente de un compañero de trabajo.
El “desconocimiento” de su conducta estaba basado en que no había tenido un modelo de pareja parental con esas características, que ella era un ferviente y convencida católica y creí en la palabra del compromiso ante Dios, que tenía lo que siempre había soñado, un marido trabajador y dos hijos pequeños, sanos e inteligentes, pero a pesar de ello no podía controlar la necesidad de sus encuentro con ese compañero.

En un momento comenzó a esgrimir argumentaciones de que su marido ya no actuaba para con ella como en un principio, y que se hallaba abocado demasiado, para su gusto, al trabajo y que por ese motivo suponía que encontraba en la otra parte una mayor contención y satisfacción emocional.

Cuando la induje a pensar en si estaba convencida de lo que estaba mencionando, y que quizás lo que más la motivaba a encontrarse en esa situación era la falta de control de su deseo sexual despertado por la otra persona, luego de meditarlo (porque tengo que reconocer que era una mujer muy franca), a “regañadientes” por resistirse a que ella no podía estar respondiendo a una motivación tan primaria, me confesó que tenía razón, que no tenía ningún justificativo para quejarse de alguna conducta del marido, que sus encuentro sexuales con él eran satisfactorios, que era un excelente padre y proveedor de las necesidades familiares.
La deje de ver por incompatibilidades horarias, y por encontrarse mejor emocionalmente aunque seguía involucrada en esa relación paralela.
Desconozco cómo se habrá continuado desarrollando esa historia.

Este es solo un ejemplo, que para no hacer más extenso el cometario lo terminaré aquí.
No quiero que interpretes que estoy negando tus deducciones, solo estoy esgrimiendo otras, distintas, auque son a las que yo adhiero para explicar una conducta infiel.

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Vamos hombre, de qué habla?

Qué es lo que no está demostrado?
No me venga con los mecanismos de la ciencia que ya los conozco y los uso a diario.
Lo que no dice usted es qué, de lo que yo digo, es falso.

En principio, la mujer tiene período de ovulación como todas las otras primates y la mayoría de los mamíferos.
En segundo término, su carga hormonal determina claramente que en ese período se encuentre proclive al coito, tanto por deseo como por preparación genital.
De todo esto, no hay nada que demostrar aquí, son hechos de la fisiología.

Lo único distinto de la regla general para la mayoría de los mamíferos, es que la mujer acepte con regularidad al macho, fuera de ese período.
Ahora, si esto coincide con una respuesta errática, compleja, intermitente y variable, es perfectamente compatible con actos realizados fuera del ciclo hormonal adecuado.

Yo digo que esto se debe a un orden social adaptativo y usted me contesta que no.
Pues, salvo que se trate de magia o la decisión de algún ente divino, no hay a la vista otra opción compatible.
De hecho, hay ciertos antecedentes rudimentarios en algunas especies de monos que utilizan también el coito o su simulación, como herramienta de relación social y establecimiento de jerarquías.

No es un enfoque moral ni personal ni preferido.
Si alguna dama estuviera en condiciones de demostrar que todos los coitos de su vida han sido por evidente deseo propio, con el único fin del disfrute físico y con orgasmo, sentaría aquí un precedente interesante como para comenzar a refutar mi ponencia.
Por supuesto, el paso siguiente sería encontrar otros casos cuyo número llegara a ser significativo como para representar la tendencia.

La existencia de prostitución femenina en una proporción de casi exclusividad, es una expresión más de ese fenómeno adaptativo.

Ricardo Musso dijo...

Hola Torombolo!

Pareciera que el que no entiende que tu hipótesis, para la comprobación científica y la CORROBORACION de una teoría como válida, HA SIDO NEGADA A PARTIR DE LA PRIMERA MUJER QUE HA TENIDO UN COITO FUERA DE ESE MOMENTO DE OVULACIÓN; sos vos; independientemente que las especies inferiores lo hagan solo con la finalidad de reproducción de la especie.

POR LA SIMPLE RAZON QUE SON DISTINTAS LAS HEMBRAS HUMANAS A LAS HEMBRAS DE LAS ESCALAS INFERIORES!

Con la mayoría de las especies inferiores compartimos muchas cosas, apenas un gen nos diferencia de la composición genética de una rata, pero la RATA y el HOMBRE son DIFERENTES!

Saludos
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

Jaja, Rik, me estoy riendo porque vi Tiempo de Valientes unas 3 veces, y ahora vuelvo a ver esa parte y no deja de asombrarme y causarme gracia la situación. Que temita complicado che. Es complicadito, ya que estando casada fui infiel algunas veces y nunca, en la época, fui capaz de hacerme una autocrítica. Apenas una de estas veces tuve un envolvimiento fuerte y estaba decidida a separarme. Cuando abrí el juego el me dijo: "Ah, sí? Los chicos se quedan conmigo, los perros se quedan conmigo, la casa se queda conmigo, la tortuga se queda conmigo, el pajarito se queda conmigo, la wok se queda conmigo…." Después me pidió que viajáramos por unos días, que podíamos resolver las cosas. Y así fue. Después tuve otros romances que no me movieron el piso, los tuve hasta que nos separamos hace 5 años. Él descubrió la clave de mi correo y también descubrió mi flirteo con otro hombre. Sin entrar en muchos detalles, sintió que la falla en nuestra relación se debía a mi insatisfacción sexual, o sea, sintió que él estaba fallando, que el responsable, por lo que se tomó una tira de viagra y fue a parar al hospital por mi culpa, según dijo. La autocrítica que no había hecho antes de separarme, la hice después a mi manera, y lo que más me cuestiono es la mentira y la omisión, no me cuestiono la infidelidad, no estoy diciendo que está bien o mal, es lo que puedo, lo que siento. No me avergüenza el recuerdo de mis infidelidades, me avergüenza el recuerdo de mis mentiras. Bueno pero después de todo la infidelidad necesita de la mentira para ser infiel.
Respondiendo a tu pregunta,
1º hoy por hoy no admitiría la mentira en una construcción de pareja, por consiguiente no admitiría infidelidad.
2º podría pensar también en una relación abierta, donde se admitan otras relaciones. En ese caso no sería infidelidad, pues hay un acuerdo.
3º para mí Infidelidad en una relación de pareja es relacionarse física o emocionalmente con otra persona.
4º No sé a que le atribuiría la infidelidad. En los hombres algunas veces se debe a la necesidad de autoafirmarse como tales, en las mujeres no lo sé. En mí, buscaba en otros hombres situaciones románticas, especiales, emociones y por que no, inspiración poética.

Acepto palos!


Hasta luego Rik, te dejé un comentario en el post anterior.

Estercita

Claudia Sánchez dijo...

Stekita! de apurada por tantos comentarios que leer fué que no leí el primero tuyo... sorry! sí, es exactamente eso.

Ricardo, la verdad es que el término "confesión" no me produce ningún prurito como para encomillarlo. No hay nada que me avergüence de mis actos pasados. Nada que me pese respecto de lo ya contado.
Por otro lado, lo que expresás sobre que la "toma de conciencia sobre una desaveniencia en la pareja justifica una separación pero no una infidelidad", en mi caso por lo menos, es poner el carro delante del caballo. Repito, la infidelidad fué consecuencia, en ambos casos y no causa. Tomás conciencia de la desaveniencia después de la infidelidad. Con otra pareja, dí por terminada la relación sin necesidad de ser infiel, porque estuvo muy claro que no estábamos bien. Pero a veces hay un malestar que no se sabe bien de dónde surge y que no justifica una separación. Hasta que se descubre y entonces sí hay que actuar.

Saludos!

torombolo dijo...

Bueno, pues sí, tiene usted razón Ricardo, yo no entiendo.

Y la explicación correcta al frecuente conflicto femenino con su propio deseo y placer, sus contradicciones y sus fracasos al intentar equiparar su respuesta sexual con la del varón, es la que usted dice.

Simple, llana y metodológicamente expresada:
"...son distintas..."

Muy instructivo.

Magah dijo...

RIK!!!...me encantó el video de presentacion!
Galán total!!...muy bueno.

Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita

Gracias por tu participación, y por tu relato tan franco acerca de una historia personal como la que experimentaste en relación a la infidelidad.
Mas claro: AGUA!!!

Me parece bien que no te avergüences por lo vivido, y que tu autocrítica se reduzca a lo que por lo general la conducta infiel lleva asociada: la mentira o el ocultamiento.
Afirmaría que, para la mayoría, esa es la “carga” más difícil de sobrellevar, y no la conducta infiel en sí misma.

La evolución en cuanto a la permisividad y aceptación de la infidelidad, y la tendencia a establecer una relación monogámica sólida en una etapa más avanzada de la vida, fue estudiada por varios sexólogos que se dedicaron a investigar cuántas personas quedaban de aquellas que siguieron la filosofía del Hippismo, que intentó salvar en la década del 60 esa “molestia” de la mentira, proponiendo el sinceramiento de las relaciones extraparejales y pregonaron el “Amor Libre”.
Se encontraron con que, ya grandecitos aquellos muchachos, pocos siguieron con esa filosofía.
Ellos (los sexólogos) asociaron ese cambio a una variable que llamaron “SEGURIDAD PERSONAL”, que no es otra cosa que, en la etapa de la “recta final”, no son mucos los individuos que se animan a transitarla en soledad, y la permisividad para relacionarse sexualmente con otros fuera la pareja, no facilita la certidumbre que así será.

Me confunden tus explicaciones que motivaron tu conducta infiel, en el sentido de las creencias que yo me forjé en los casos que atendí, y que ya discutí arriba.

Tu frase: “ En mí, buscaba en otros hombres situaciones románticas, especiales, emociones y por que no, inspiración poética.”, parecieran apoyar las hipótesis de Torombolo.

Gracias y besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!

Te aclaro que el entrecomillado del termino confesión no tuvo una denotación de sentimientos de vergüenza o algo por el estilo. Solo que en la redacción me salió utilizarlo, y lo entrecomillé porque muchas veces esa palabra esta asociada a una confesión de confesionario religioso, que lejos esta de serlo este lugar por lo que en el se cuente. Si hubiese utilizado el término: RELATO (como lo hice con Estercita), con seguridad no lo hubiese hecho.

Tengo que respetar tus argumentaciones, sobre tus motivaciones para la infidelidad, porque como bien sabes no me gusta realizar hipótesis contrafácticas sobre qué cosas hubieran ocurrido, si las cosas no hubieran sucedido como sucedieron.

Sería como ponernos a jugar al juego de “el huevo o la gallina”.

Otro “poroto” para Don Torombolo…jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo!

Noto cierto sarcasmo en tu comentario, pero no importa.

En algún lugar expresé que soy una persona abierta a revisar mis conocimientos, y de seguir, con las argumentaciones tan claramente expresadas para justificar la infidelidad como las de Estercita y Claudia, no me cabrá otra que aceptarte que nosotros, los machos humanos, cogemos de puro animales que somos, y las hembras humanas NO!.

Cómo pude haberme confundido tanto con las que yo he tenido sexo, y pensé que solo lo hacían por el placer de tenerlo (porque ellas me lo decían), o aquellas pacientes que me confesaban que lo que más les encantaba de sus amantes era la cama!!!

Mis respetos.
Ricardo

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah de Magas!

Gracias che!
Excelente tu capítulo de “Sociedad Conyugal”!!!

Besos.
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, no había leído lo de torombolo, en realidad el otro día traté pero siento que escribe desde una cátedra a la cual no tuve acceso y desde un lugar arrogante al que no le tengo paciencia. Desde ya ahora volví a intentarlo pero sus conceptos "simples, específicos y verificables" están totalmente distantes de las verificaciones de mi experiencia de vida, y en este tipo de temas es desde el único lugar que podría hablar, desde mi experiencia y desde la experiencia de mujeres y hombres que me las transmitieron, gente que hace el amor, coge. Nunca invité ni me invitaron a copular.
Vuelvo al tema, realmente no fui clara cuando hablé sobre los motivos de mis infidelidades. Te había puesto el caso de mi exmarido, a quien conocí con 12 años y con quien a mis 13 ya cogíamos, después tuve otros novios y otras relaciones, no recuerdo haber sido infiel cuando la relación se planteaba desde el vamos al modo tradicional.
Supongo que mis infidelidades tuvieron con ver con el tipo de pareja que construimos.
Quiero resumirlo pero se me hace difícil, no me casé como lo hacen la mayoría de las parejas, no lo decidí como lo hacen la mayoría de las parejas. Al salir del país él sin tener arte ni parte me siguió, cuando tuve que cambiar mi identidad me ofreció su nombre, esto es solo una parte de la historia. Cuando me embaracé de él, dejé de pensar de a ratos en el muchacho que amaba y al que el desencadenamiento los hechos que ya conocés me habían arrebatado. Nada fue decidido, todo fue sucediendo. Eso no me exime de responsabilidades, al contrario. Con el correr del tiempo mi estado de vulnerable se transformó en algo que se asemejaba más a la bronca de estar con quien no me permití decidir. Él siguió siendo gamba en todo, y realmente teníamos muy buen sexo, cada vez mejor, siempre me gustó nuestra relación en estos términos, nunca me importaron sus bromas machistas del tipo "vos siempre pensando en eso" pues no estaba equivocado hasta cierto punto, eso me encantaba, siempre me gustó y me sigue gustando. Pero aunque suene loco, había una canción, casi un himno para mí, me la cantaba y me la hacía vivir él, el que mencioné antes: Si alguna vez amé, si algún día después de amar, amé, fue por tu amor, Lucía, Lucía... creo que me quedé con esa relación, la que nunca pude cerrar, la que él no me podía dar porque no se trababa de él. Torpemente la fui buscando sin darme cuenta que era imposible.
No sé si ahora fui más clara y si esto realmente responde a la esencia del planteo de tu tema. Es lo que puedo aportar con todas mis limitaciones por ahora.

Besitos, Ricardo Rik

Estercita

Nuria dijo...

Madre mía, 55 comentarios ya......
Volveré Rik, ando un poco liada y sin tiempo...
Un abrazo a todos

Claudia Sánchez dijo...

Buen día Rik!
Estaba leyendo tu último comentario a Torombolo (el 53) y tuve que leer todos los intercambios anteriores -a partir de que se enganchan en discusiones bizantinas- y lo que no me queda claro de ambos es: están relacionando la infidelidad exclusivamente con la sexualidad? por el hecho de que los hombres son más "calentones" que las mujeres?... Vamos señores, llamen a las cosas por su nombre, que acá estamos en confianza.
En términos generales, en parejas estables, y al margen de mi experiencia personal, creo que la infidelidad se produce cuando en una o ambas partes hay una necesidad no satisfecha. El viejo dicho "lo que no se encuentra en la casa se busca en la calle". Y esta necesidad puede ser de orden sexual o no.
Ojo, también creo que, sobre todo en las mujeres, las carencias de cualquier tipo repercurten en la cama, mucho más que en el hombre. De ahí que muchas veces se confundan los motivos reales, los de fondo, que puedan llevar a una infidelidad.
No obstante creo que es un tema muy gelatinoso como para esgrimir verdades contundentes e inamovibles.

Que tengan buen día!

torombolo dijo...

Pues vea, Ricardo, me extraña.

No es que dude yo de que el número total de sus amantes sea un "n" suficiente para configurar una muestra representativa del universo femenino, podría ser así.
Mas yo, haabiendo intimado con varias, jamás me atrevería a tomarlas como muestra en una declaración seria, mas que como charla entre mis amigotes.
Son niveles de exigencia.

De igual modo, yo no tomaría como válido el reporte verbal de una dama, mucho menos si ella está vinculada intimamente conmigo.
Si hay una razón para el orgasmo fingido, es de suponer que se dicen también mentiras, las cuales requieren de un esfuerzo mucho menor.
Y, como ya le he dicho antes, yo no me atrevería a firmar declaración alguna negando que me hayan fingido un orgasmo.

Y cuando se trata de declaraciones no vinculantes, el discurso femenino tampoco es confiable.
No porque mientan, sino porque, como ya le he dicho, la ponderación de la dama acerca del coito y el placer es, por lejos, muy distinta a la nuestra.
Si usted no logra acabar, es muy poco probable que comente un coito como "buenísimo", sólo porque se sintió "deseado" y alimentó su ego.
Nosotros somos muy rudimentarios y sencillos en ese aspecto.
Acabamos.

Si vale el ejemplo, una vez, ante la dificultad de una compañera de acabar, habiéndome prestado yo a servicios varios durante un tiempo considerable, decidí no hacerlo yo tampoco, en la convicción de que esa muestra "solidaria" la complacería.
Un acto de equiparación, entendí en ese momento intentando una versión masculina de feminismo.
Pues, se ofendió terriblemente.
De hecho, se fué sin saludarme y se mantuvo molesta durante unos días.
Simplemente porque yo me había negado al orgasmo en su honor.

De algún modo en su dismórfica mente femenina, ella se sentía despreciada como hembra por mi decisión.

Por tanto, si va a usted a establecer conclusiones y definiciones a partir de los dichos y expresiones de las damas, tratando de hacer una interpretación lineal, puede encontrarse con grandes sorpresas.
Lo que dicen ahora puede contradecirse mañana o dentro de media hora, sin que ello las perturbe.

El análisis de las variables fisiológicas es mucho más confiable.
Y aún así, repito...
Pregunto a las damas aquí presentes, intentando que hagan un acto de sinceridad absoluta, si han tenido orgasmo y/o placer en absolutamente todas las cópulas de su vida, y si han efectuado algunas de ellas por algún otro motivo o con alguna satisfacción no estrictamente genital.

Ana dijo...

Hola de nuevo Ricardo, se está poniendo cada vez mejor esta discusión. Te cuento que cada vez que tuve una relación con un hombre ( unas cuantas por cierto) dentro y/o fuera de una pareja estable, lo he hecho pura y exclusivamente por deseo y placer. No le doy más importancia a la "infidelidad" que a cualquier otra mentira, es más, he observado que hay mentiras mucho las lesivas que la infidelidad. ( ej: caso de un matrimonio aparentemente muy fiel y que se han casado y están juntos por el dinero de uno de los dos miembros de la pareja). Cuando he sentido celos por una relación de mi pareja estable, no ha sido precisamente por una cuestión de si cogía con otra o no, el tema es mucho mas profundo para mi gusto, ha tenido que ver con historias compartidas, trabajo en común, etc.
En cuanto a si una mujer puede "separar" por decirlo de ese modo, el sexo del amor, definitivamente SI. Una mujer puede disfrutar del sexo por el sexo mismo, sin ningún tipo de sentimiento, salvo por supuesto la lógica empatía que se genere con el señor y de que dicho señor le resulte epidérmicamente agradable. O sea puede una señora tener sexo por calentura PUES SI. Hay señoras calentonas SIN NINGUNA DUDA. Puede hacerlo y de hecho miles de mujeres lo hacen diariamente cuando tienen relaciones por puro placer y ejercicio de su sensualidad y erotismo con hombres a quienes no solo no aman sino que conocen de modo casual.
Un beso grande.

RECOMENZAR dijo...

No puedo creer tres veces comenté y se borró todo problemas de explorer. Te enlazo a mi.despues te escribo esta noche Mi tópico es diferente al tuyo pero tiene que ver.... como mntener la magia de pareja a través de los años por lo tanto estamos unidos.
Besos y hasta esta noche

Ricardo Musso dijo...

Querida Estercita!

Nuevamente te agradezco tu participación para intentar “echar luz” sobre el tema que estamos tratando, narrando para ello, experiencias personales, y ofreciéndonos tu interpretaciones de ellas.

No creo que Torombolo niegue que el psiquismo humano (que para algunos epistemólogos es una cualidad que EMERGE de la interacción social) le ha facilitado (o tal vez complicado) a ésta especie incorporar una serie de comportamientos, emociones, necesidades, y capacidad cognitiva que le procuran la suma de una serie de historias de vida que lo diferencian de las especies animales inferiores.

Múltiples podrían ser los ejemplos; pero para circunscribirnos específicamente al fenómeno de lo que aquí ocurre, para ninguno de nosotros es de VITAL importancia, crear un blog, escribir artículos, recibir por medio de la participación de otros sus opiniones, y a su vez hacer otros recorridos, leyendo otras propuestas y también verter nuestras sentencias, etc., etc., etc..

Vale decir, que este solo y simple ejemplo, nos diferenciaría de las especies inferiores en las que su programación anatomo-fisiológica esta concebida para PROCURARSE LA ALIMENTACIÓN, RECUPERAR ENERGÍAS MEDIANTE EL DESCANSO Y REPRODUCIR LA ESPECIE, en el caso de los machos, al llamado feromónico de la hembra en celo; y en caso de las hembras, solo acceder a la copula en esas circunstancias de capacidad fecundativa; es decir, durante su ovulación.

Independientemente de la “urticaria” que te produce el estilo expresivo de Torombolo para sus afirmaciones, y desde una cátedra que no creo que desconozcas, ya que no es otra que la de la antropología evolutiva (que si has visto algunos de los múltiples videos de la National Geographic, ni siquiera tenés que recurrir a bibliografía escrita para observar lo que fílmicamente esta documentado de lo que él dice); la discusión esta centrada en que Torombolo afirma que la hembra humana (mujer) esta programada para las mismas funciones que la hembra no humana.

En la prosecución de la satisfacción de estas necesidades básicas entonces, la hembra NO humana convive en forma poligámica (específicamente poliándrica: un macho, varias hembras, en algunos casos) con un macho que le procure seguridad, alimentación y profusa producción de espermatozoides que aseguren la continuidad de la especie, conformando con ello, manadas, rebaños o cardúmenes.
Y en otros casos adopta la manera poligínica (una hembra, varios machos), como se observa en los cánidos (perros) donde la hembra en celo acepta la cópula de varios machos (que disputan su primacía, más allá que algunos de ellos deban procurarse algún elemento que le permita acceder a la penetración si de un macho Pequines con aspiraciones a copular a una hembra Gran Danés estaríamos hablando), SIEMPRE, afirma Torombolo, con la “expectativa” de reproducción para la hembra, y la de depositar su semen donde fuera y con quien fuera esa hembra, para el macho.

Sigo abajo…

Ricardo Musso dijo...

Para él, Torombolo, el conflicto aparece (en el plano social y personal) cuando la mujer (hembra humana), posiblemente por esa característica cognitiva que la diferencia de la hembra no humana, “discurre” ideas de “romper” con esos patrones filogenéticos para los cuales esta programada. Rompe con aquella antigua estructura de conformación familiar de ama de casa, se lanza al mercado laboral como medio de procurar el sustento en lugar de continuar con la asignación de ese rol al varón (macho humano), comienza a tener relaciones coitales fuera de la etapa de celo, exige modalidades de interacción simétrica (de igualdad) con el varón, y otras cosas más, que lo que desencadena es una enorme confusión de “¿DÓNDE ESTAN PARADAS?”, por expresarlo de alguna forma.

Específicamente en el plano sexual, esta ruptura de la programación anatomo-fisiológica de la mujer, la lleva a la necesidad de tener coitos sin deseo, y por ello, en algunas oportunidades, fingir orgasmos; buscar otras motivaciones en el encuentro sexual con el hombre más allá del puro placer de tenerlo, como por ejemplo, que éste le brinde afecto, seguridad, protección, etc., que bajo la conceptualización de la prostitución, en que el sexo se brinda a cambio de algo (en ese caso generalmente el dinero), la mujer que accede al coito fuera de su etapa de ovulación, y tratando de obtener beneficios como los mencionados distintos del placer, cada vez que lo hace, se estaría prostituyendo.

Para terminar, sintéticamente yo digo que NO ES ASI, porque la hembra humana (mujer) es distinta de la hembra no humana.
Por ello, la teoría de Torombolo, científicamente hablando, se basa en la VALIDACIÓN de las observaciones antropológicas en las especies animales, pero que “extrapoladas” a la especie humana no alcanza para su confirmación, porque adolece de CORROBORACIÓN.

Yo creí falsasionada su teoría cuando, en el plano sexual, me encontré con mujeres que decían tener sexo conmigo por el simple placer que ello le ocasionaba, y en el caso de mi trabajo terapéutico por oír decir a mujeres que practicaban la infidelidad porque los amantes le producía satisfacción sexual y ninguna otra cosa, o incluso haber leído situaciones en que la mujer abonaba tarifas (u honorarios) para tener un coito.

Por ello cité el ejemplo de que puede ser VALIDA la afirmación que “TODOS LOS CUERVOS SON NEGROS” basándose en la observación, a través de los siglos, que toda vez que uno se encuentra con un cuervo, éste es de ese color, sin embargo esa teoría jamás quedaría CORROBORADA, porque bastaría que apareciese un cuervo de color blanco para que SÍ quedara VALIDADA Y CORROBORADA la teoría de que “NO TODOS LOS CUERVOS SON NEGROS” y no la primera.

Por ello mencioné que las explicaciones que algunas de ustedes les dieron a sus conductas de infidelidad, descartaría mi teoría de que la HEMBRA HUMANA y LA NO HUMANA son distintas, y seguiría validando la de Torombolo, ya que ninguna menciono haber sido infiel por el simple hecho de la búsqueda de PLACER que un encuentro sexual proporciona, por lo menos al varón.

Cariños.
Rik

PD: Este comentario lo confeccioné antes de darme cuenta que se habían escrito otros, asi que puede que quede descontextuado.

Ricardo Musso dijo...

Hola Nuria!!!

Dale…, te espero cuando te desocupes!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!!!

Yo no calificaría a estas discusiones de “bizantinas” Claudia, las considero de suma trascendencia a los fines de romper con viejos “mitos”, o aceptar que no son tales, sino realidades!.

En el artículo cite varios ejemplos que, para muchos, podrían interpretarse como infidelidades; sin embargo acá, en los comentarios hasta ahora redactados, se convino en llamar infidelidad al encuentro exclusivamente sexual entre dos personas fuera de la pareja estable.

Yo afirmo, al contrario que Torombolo, que es falso suponer que el hombre es mas “calentón” que la mujer. Digo que ambos son tan “calentones” el uno como el otro, y que muchas veces este simple hecho es el causante de las relaciones coitales fuera de la pareja estable, y ninguna otra cosa.

Si bien es admisible suponer que en una pareja en que ambos se sientan conformes en cualquier plano de la convivencia (incluso el sexual) se REDUCE LA PROBABILIDAD de una infidelidad, yo continuo afirmando que conflictos conyugales no justifican una infidelidad sexual, sí una separación de la pareja.

Ello no significa que pueda pensarse que, una vez producida la infidelidad, comiencen a desarrollarse una serie de emociones con el par infiel, que lleven a la idea de romper con la pareja y continuar una relación estable con el otro miembro.

Basándome en tu relato de la infidelidad de tu difunto marido con su ex mujer, te pregunto: ¿vos crees que esa conducta estuvo motivada por insatisfacciones en tu pareja con él?.
Si esa conducta se hubiese producido con otra mujer que su ex pareja -de quien ya se había separado por las insatisfacciones que encontraba en aquella conformación de esa unión -, podría aceptarse tu hipótesis que la infidelidad es reflejo de insatisfacciones maritales. Pero siendo quien fue con la que la cometió, cabría preguntarse ¿por qué no regresó con ella?, ¿por qué dejo de tener esos encuentros sexuales y continuó con la pareja que ustedes habían conformado?.

A mi no que cabe otra explicación que la de que ambos contuvieron sus impulsos sexuales, en función de evitar futuros conflictos que les acarrearían menos beneficios que los que el disfrute sexual les proporcionaba.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Torombolo

Bueno…, ya le sumás a tu teoría, variables como el descrédito en palabra femenina, que en mi opinión la transforman en un dogma, que lejos esta de la aceptación científica.

Las reacciones fisiológicas, que se describen en el orgasmo femenino, ya fueron estudiadas por los sexólogos William Masters y Virginia Johnson a través de miles de observaciones, y pareciera nomás que existe, incluso fuera del momento de celo.

Ahora, si queres decir que eso no es así y es una total falsedad, creo que estarías tocando las puertas de una total negatividad por la negatividad misma, y así… no se puede vivir che!

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!

HE AQUÍ EL CUERVO BLANCO!!!…. Hiupiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Yo no agregaría ni media palabra a tu comentario.
Lo que decís lo he escuchado muchas veces y así lo creo yo!.

Claro esta que si ahora le sumamos la variable de descrédito en la palabra femenina (verbal o escrita) que propuso Torombolo, bien podría decirse que lo que mencionas es una MENTIRA.

En ese caso te concedo el derecho de decirle: “Me soba un ovario lo que penses…la mina soy yo!”…jajaja!

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Mucha!!!

Mozila corazón…, Mozila!.

Todavía no se que pasa con el Explorer pero por lo que leí no soy el único.
Esta tarde me doy una vuelta por tu casa!

Besos
Rik

Unmasked (sin caretas) dijo...

Que interesante...para mi la infidelidad es un grito de auxilio :)

Consideraria infidelidad cualquier tipo de relacion que tuviese mi pareja con otra persona de caracter romantico...que no fuese solo amistad. En la vida real, o virtual, lo mismo da. Y si no fuera romantico, tambien de excesivo interes. Por ejemplo, que mi companero se pase 5 horas chateando con una mina por dia, a pesra que no sea una relacion romatnica, hay algo que no esta bien entre nosotros.

Como reaccionaria? Depende de la sitaucion, si lo pesco in fraganti, bueno, me pondria como loca, seguramente le diria que se fuera por unos dias porque tendria que pensarlo.

Es tan comun...es un desastre. Y creo que es cada vez peor, al gente busca afuera cualquier escape para salir de la rutina.

Trabajo para una organizacion importante de salud mental en palo alto, CA, tenemos una gran conferencia en agosto. Si te interesa, Ricardo, te mando datos. Aunque me parece...que vos sos de otra corriente.

Si veo email, te mando info.

Un gran abrazo y este blog me encantaaaaaaaaa

Petra

Ricardo Musso dijo...

Hola Petra!!!

Jajajajaja…, muy visceral, pero muy auténtico tu comentario.

Ma´que: “A ver… analicemos que nos está sucediendo”.
Primero: “Rajá de acá hasta que me “enfríe”, porque sino te voy a partir un sillazo en la cabeza!!!”.

Me gustó!.

Hasta 1986 yo trabajé como Terapeuta Familiar Sistémico formado con la literatura que llegaba de Palo Alto de autores como Watzlawick, Bateson, Sluzky (el argentino), Jackson y varios más, después me formé en las corrientes Cognitivistas Comportamentales, pero nunca abandoné de todo ninguna de las visiones de las distintas corrientes de la psicología que leí.

No se si en la actualidad se seguirá desarrollando esa línea de psicoterapia. Si se dijesen cosas nuevas, o en otra línea que desconozca, por supuesto que me interesaría recibir bibliografía.
Mis direcciones de correo las tenés en la última columna de la derecha!

Gracias Petra!

Besos
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Ja, ja, ja, Rik! el viejo truco...!
Estoy absolutamente convencida que la infidelidad de mi marido fué por insatisfacción, no sexual, en su relación conmigo. Insatisfacción mutua, por temas muy puntuales.
Y porque la ex seguía enganchada y le hacía el caldo gordo... se la hizo fácil bah! Las mujeres podemos ser muy turras eh?
El tema es largo, pero el resumen es ese.

Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Jajajaja Claudia!

“Viejo truco” el tuyo…jajajaj!, por escudarse en la “turredad” de la mujer que supone que para un hombre “todo lo que tiene agujero.., es poncho”, y para ustedes no…, el sexo es mas trascendental, y ella no lo hacia por placer sino por la aviesa intención de “joderte la vida a vos y tus proyectos”.

Claro que me contarás… ¿te crees que lo voy a dejar ahí?...jajajaja!.

Besos
Rik

torombolo dijo...

Bueno, caramba, noto que usted tiene un criterio talibán del conocimiento, caballero Ricardo.

Pareciera que una conducta existe, si y sólo sí, todos los ejemplares la ejercen en toda circunstancia.
No hay para usted valor significativo en la tendencia estadística.

Celebro que usted comprenda mis fundamentos, como lo ha demostrado en su extensísima explicación en dos tomos, que comienza con "Querida Estercita:".
No le no celebro tanto es que luego de exponer a la perfección los fundamentos que apoyan mis dichos, los suponga suficientemente refutados con una lacónica frase "yo digo sinteticamente que NO ES ASI, porque la hembra humana es diferente a la hembra no humana".
Y apoya su simple negación en los poderosos argumentos de... "yo conocí mujeres que me dijeron que..." o "existen mujeres que pagan por sexo..."

?????
Notable.

Es decir, usted no explica cómo la fisiología hormonal de la mujer ha dejado de influir tanto que se ha convertido en un "hombre con faldas".
No nota los siguientes detalles, que han escapado a su atención.
1-La abrumadora mayoría de discusiones, consultas, investigaciones y consejos por anorgasmia, total o parcial, refieren a las dams.
2-La prostitución dirigida a la mujer que usted alude, existe, es verdad, mas es una rareza en comparación con la actividad análoga dirigida hacia el hombre.
3-La asociación clásica de actividad sexual con romanticismo, la postura de requisitos, la selección, la negociación de "algo a cambio", no son planteados por varones sino por mujeres.
4-Jamás verá a un hombre "explicando" que él siempre busca el placer con sus parejas.
Es algo tan obvio que ni se plantea.
Sí verá a montones de señoritas explicándonos que ellas son "muy calentonas", asunto de lo cual "tenemos" que enterarnos los varones, bajo los cánones de tendencia actual.

La señorita Ana, por ejemplo, siguiendo su línea de pensamiento(muy femenina, claro está), nos informa que la mujer "sí puede separar el sexo del amor" y que "hay mujeres calentonas".
Usted, en maravilloso acto de sarcasmo me informa, de un modo también muy femenino, que existe el "orgasmo femenino".
Y para enfatizar su modo de encarar las tendencias de las distribuciones biológicas, me explica con notable simpleza su ejemplo de los cuervos.

Pues sí, debo agradecer las noticias que ambos me dan.
(continúa)

torombolo dijo...

Claro que, lamentablemente son inconducentes y redundantes.
Serían útiles si alguien aquí hubiese dicho que las mujeres no poseen deseo sexual, o que el orgasmo femenino no existe, o que no existen los casos de las colas de una distribución gaussiana y que un sólo caso fuera de la uniformidad, basta para invalidar una tendencia mayoritaria.
Mas eso no sucedió, hasta ahora.

En el tranccurso de la discusión, y la ansiedad de demostrar lo que ustedes desean, han perdido la secuencia de origen.
Yo no he dicho que la mujer tenga la misma respuesta sexual que la hembra chimpancé, de ningún modo. Yo he dicho claramente que es diferente.
Mas no porque su estructura neurofisiológica-hormonal haya cambiado.
Su variación conductual proviene de una adaptación social, justamente en conflicto con su programación genética.
Yo dije claramente que la mujer posee deseo sexual, que obtiene placer con el coito y que puede sentir orgasmo.
Lo que dije también, y es lo que ustedes pretenden refutar, es que la naturaleza de esos procesos es completamente diferente que en el hombre, muy menor en intensidad y frecuencia, originando así una desigualdad que es la base de toda negociación y selección sexual.
Que la mujer posee coitos por deseo puro, mas también muchos otros por placer simbólico y otros aún por cumplimiento social
Es el origen del intercambio "sexo por alimentos" en que se basa la sociedad humana hasta el día de hoy.
Y por supuesto, en ese contexto, la infidelidad tiene distintas motivaciones, simbología y efecto social(siempre en términos probabilisticos)según sea el género del infractor.

Por tanto, el único modo de demostrar mi error, no es informando que "existe el orgasmo en la mujer" o que "nosotras también podemos", sino demostrando que dichos parámetros son iguales en dos distribuciones de distinto género.
Lo cual, usted sabe que no es, caballero Musso.

La mejor explicación que usted dió y que motiva mi coincidencia absoluta, es que venimos de ese esquema dismórfico y estamos en una larga transición que origina precisamente estos conflictos y esa confusión de roles que muestra la mujer moderna.
Y que por supuesto, les molesta que les hagamos notar.

Ana dijo...

Hola de nuevo Rik, no me considero un cuervo blanco, he escuchado demasiada cantidad de mujeres con planteos similares a los mios, como para creer que tengo esa exclusividad!! Claro que conozco que hay diferentes realidades y diferentes discursos. Todos son respetables, como lo es el mio.
Los temas que más nos han ocupado a las mujeres con las que compartí parte de mi vida tienen que ver con la enfermedad, la muerte, la locura, las enfermedades terminales y su efecto en el individuo y en los grupos familiares, los efectos de los campos de concentración en la psiquis, la muerte de niños y su efecto en los padres, el modo cómo paliar una agonía dolorosa; realmente tener uno, dos o tres orgasmos no era exactamente el tema que más nos ocupaba, los teníamos y punto; había quien tenía mas dificultad y nada, hemos compartido con compañeros dificultades de diversa índole, hemos compartido pareja ocasional también, y hemos, mientras tanto,je je, ayudado a mejor morir a unos cuantos; en ocasiones hemos pasado, un grupo de hombres y mujeres juntos y sin dormir, 24 horas tres veces por semana, además de todos los días de más de 12 horas de trabajo. Muchas cosas suceden en tanto tiempo, no pongo el énfasis en lo sexual cuando cuento mis experiencias de esas épocas. Ahora con mas calma y con trabajo mas tranquilo y varios hijos tengo tiempo para más cosas y también por supuesto para reflexionar más, y para estar escribiendo acá entre otras cosas.
Lo interesante es reflejar - y destacar- que de hecho hay muchas mujeres que actuan de modo similar a lo que estoy contando.
Para que te rías un poco, va una anécdota de una querida amiga a la que hace varios años ( más de 15) le hicieron una entrevista en la calle, súbitamente, preguntándole si practicaría sexo ocasional. POR SUPUESTO!SI ME GUSTARA EL SEÑOR respondió. Como su comentario y su rostro aparecieron en un programa de tv, (agrego que es muy bonita y además iba vestida de ambo) no te puedo ni contar la cantidad de bromas que recibió. (El primero en hacerle bromas fue su marido).
Me parece Rik, que como bien has marcado en tu entrada, escribir sobre la infidelidad- y yo le agregaría sobre la sexualidad humana- es una tarea muy ardua y ciertamente de una variabilidad asombrosa. Enormemente influida por variables dificiles de mensurar.
Un beso fuerte.

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo

Para evitar que esto se transforme en un intercambio de conocimientos sobre metodología de la Investigación solo haré unas breves reflexiones a tu extenso comentario.

Las estadísticas sirven para hacer referencia en qué porcentaje un fenómeno se observa en una población.
En el caso de la presentación de un estudio estadístico, que pretenda que sus conclusiones tengan cierta validez para relacionarlas a una hipótesis, el número de caso a observar (“n” casos) tiene su importancia.
No es lo mismo n=2, que n=1.000.000.

De cualquier manera, las mismas estadísticas tienen su formulas de ajuste, para que a sus resultados se les de una determinada interpretación, si los número caso no son muy extensos.

Cuando afirmas:

Que la mujer posee coitos por deseo puro, mas también muchos otros por placer simbólico y otros aún por cumplimiento social
Es el origen del intercambio "sexo por alimentos" en que se basa la sociedad humana hasta el día de hoy.
”.

Escrita de esa forma, dicha afirmación no se entiende muy bien, salvo que hayas querido escribir:

Que la mujer posee coitos por deseo puro, mas también muchos otros por placer simbólico y otros aún por cumplimiento social es el origen del intercambio "sexo por alimentos" en que se basa la sociedad humana hasta el día de hoy.”.

Y para darle a esa afirmación un criterio de validez estadística, deberías mencionar el nª casos que se han estudiados de cada una de las clasificaciones: “coitos por deseo puro - por placer simbólico y por cumplimiento social” y establecer el porcentaje en que la variable “sexo por alimento” se ha presentado en cada agrupamiento. Para establece que sus resultados tengan conclusiones estadísticamente validas, el fenómeno (“sexo por alimento”) debería estar asociado, por lo menos, en más de 50% de los casos estudiados.

Si este estudio se grafica mediante una campana de Gauss, y en los extremos tenemos aquellas observaciones en que “nunca se a dado (ni antes ni después de un coito) una ingesta de alimento”, y en el otro, en que “siempre se a dado (antes o después de un coito) una ingesta de alimento”; como te darás cuenta, si la media de la campana da como resultado que en un alto porcentaje “a veces se a dado (antes o después de un coito) una ingesta de alimento” no se puede validar esa afirmación. Me refiero a: “es el origen del intercambio "sexo por alimentos" en que se basa la sociedad humana hasta el día de hoy.”.

Si además esa afirmación tuviera aspiraciones de convertirse en una TEORÍA CIENTÍFICA - aunque ya el nº de casos no sería importante debido a que muchas construcciones teóricas se han basado en un solo caso -, lo importante es que la observación del fenómeno se debe dar (estudiado por el mismo investigados, o por varios, y a lo largo de los siglos) en un 100% de los casos observados.
De no producirse ese porcentaje de observación, y apareciese UNO SOLO que lo disconfirma, la afirmación (o hipótesis) pierde automáticamente sentido, y queda INVALIDADA y DISCORROBORADA (que son conceptos diferentes).

Si no te gusta anda a quejarte a Karl Popper!.

Abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana!

La exclamación del cuervo blanco, espero hayas entendido que solo hacía mención a que en ciencia, un solo caso que disconforme una hipótesis, echa por tierra una teoría.

Como a todos, nuestro entorno de acontecimientos históricos se ha relacionado con múltiples aspectos, algunos de ellos relacionados con la sexualidad (aunque contradiga loa afirmación Freudiana de que todo en la vida es sexo…jeje!) y muchos otros, no.

Coincido con que hacer afirmaciones categóricas sobre la sexualidad humana, es un riesgo de caer en prejuicios, estereotipos y falsas afirmaciones.
Los sexólogos, apenas se han aproximado a una descripción de ella, y en el plano de las conocidas Disfunciones Sexuales, propuesto tratamientos para resolverlas.
Pero pocos (y no se si son válidas sus sugerencias) se han atrevida a proponer una fórmula para una sexualidad plena, ni para la mujer, ni para el varón.
Todo es opinable y objetable en este aspecto.

Me gustó la anécdota que narraste, pero me surge una pregunta: ¿el marido la “gasto” bien y tranqui, o la agarró del cogote?.

Besos.
Rik

Steki dijo...

Bueno, voy a romper con esta discusión y te respondo cómo terminó el culebrón de mi excuñado: él le siguió metiendo los cuernos, tuvieron otro hijo más, le siguió metiendo los cuernos y ella también. Me enteré el día del entierro... de él, con 39 años. Le dio un derrame cerebral en plena calle y palmó. Al dìa siguiente, ella salía de un banco saludando con un beso en la boca a otro flaco. Nada que criticarle. Volviendo al inicio del tema... mejor me hubiera callado la boca aquella vez, no? No sólo continuó la infidelidad de él sino que también originó la de ella.
THE END.

torombolo dijo...

Bueno, está bien, señorita Ana.

Usted con su propio testimonio y la referencia a "demasiada cantidad" de mujeres ha demostrado sin lugar a dudas, que varones y mujeres no poseen diferencia alguna de respuesta sexual, como yo decía.
Ha dejado probado debidamente que el valor representativo del universo femenino es haber acabado en todos los coitos de la vida tal como nosotros, tener siempre ganas de culear, hacerlo sin dudar con cualquiera que les guste, y jamás poner condición o posposicón alguna.

Y por tanto, la infidelidad femenina es tan frecuente como la masculina, tiene el mismo valor simbólico, las mismas consecuencias sociales y legales.
Así como también los avisos del rubro 59 deben ser en igual número de putas como de prostitutos para damas, y el reclamo de ese servicio será en partes iguales.
También es mentira que las mujeres finjan el orgasmo y toda la tradición social de considerar estas conductas como desiguales es errónea y producto de un contubernio masculino para mantenerlas dominadas.
No existe profusión de uso de culos y tetas femeninas en la publicidad y espectáculos, dado que no hay diferencia alguna de deseo y todos cojemos todo el tiempo con todos sin poseer deseos incumplidos.

He pasado dos días hablando al pedo.
Pido solemnes disculpas frente a tan valiosa y cietífica refutación.

Poetiza dijo...

Hola, un blog interesante, su contenido de calidad. Respecto a la pregunta, consideraria infidelidad de mi pareja o mia, si uno de los dos, se enamora de otra persona. Lo demas es solo atraccion, deseo fisico, etc,la infidelidad para mi y mi pareja es del corazon. Amor. Te dejo un beso, cuidate y me voy reflexionando sobre lo leido, se que quiza estoy equivocada en lo que pienso. Gracias por leer.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Stekita!!!

Bueno…, vos sabes que nosotros, los terapeutas seguidores de la escuela de las Terapias Cognitivo-Comportamentales, somos adherentes a la sentencia del Filosofo Epicteto del sigo IV D.C. que decía algo así como: “No es la REALIDAD los que nos afecta (psicoemocionalmente) sino la INTERPRETACION que hacemos de ella”.
Por ello, el desenlace de la situación de tu ex cuñado y tu concuñada - que tan brillantemente relatas -, para ellos, pudieron constituir episodios absolutamente normales y deseables de vivir en la vida de las personas, para otros, observadores externos, podrían dividirse entre los que coinciden con esa percepción, y otros que dirían: “¡QUE HORROR!

En ese sentido, como terapeuta, no voy a emitir diagnóstico psicológico alguno de los episodios, y menos un juicio de valor.

Sin embargo, a tu THE END del final de tu relato, yo lo cambiaría por un CHAN-CHAN!, como en los tangos!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo!

Disculpá que me meta en tu comentario dirigido a Ana.

Respecto de tus frases: “… ha demostrado sin lugar a dudas…”; y: “ Ha dejado probado debidamente…”; no ha hecho nada de ello con su comentario.

Su comentario solo a DISVALIDADO Y DISCORROBORADO TU TEORÍA.
Por lo menos la parte en que afirmas que la mujer, lo mismo que la hembra no humana, solo tienen sexo en la etapa de celo, y que si la primera lo hace fuera de ese momento, es por una aviesa intención de romper con esa predeterminada función para la que está programada desde el punto de vista anatómico y fisiológico.

El aditamento de los términos DESEO y DISFRUTE en el coito (en cualquier etapa del ciclo), ya forman parte de otras cualidades que pueden tomarse como válidas en la hembra humana porque tiene lenguaje entendible para afirmarlo, pero no en la no humana, porque al no poder expresarse verbalmente, desconocemos si tiene DESEO Y PLACER en la copula.

Si quisiéramos tomar sus dichos como nuevas hipótesis, serán VALIDAS, hasta que queden nuevamente DISVALIDADAS por nuevas hipótesis que las nieguen; y así sucesivamente, quizás, hasta el final de los tiempos!.

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Poetiza!

Gracias por tus conceptos sobre el blog!.

Acá vertemos opiniones…, y nadie se equivoca opinando (salvo Torombolo…jajajaja!; te quiero Torombolo!!!).

Para aclararme tu concepto entonces: vos consideras infiel a una persona que se ENAMORA de otra fuera del núcleo de la pareja estable, y NO si tiene contacto sexual.
¿Es así?.
Si tu respuesta es SÍ, te pregunto: ¿estas segura de ello?.

Besos.
Rik

Luna dijo...

Aqui creo que hay una cosa muy clara.
El Sr, Torombolo, ve las cosas desde el lado fisiológico, frio, de las estadísticas, de la morfolofia etc...
El Sr. Musso, como es lógico, maneja el lado psíquico, de los sentimientos, de las emociones.
Y sobre eso pregunta....

Y los demás, que en mayoría, desconocen estos dos campos, hablan de experiencia, de sensaciones, de sentimientos...
Esa es la finalidad de la pregunta, ¿no?

Usted Sr. Torombolo, después de que el Sr. Musso lo arrinconara, por fin ha dicho que lo que usted haría, es NO permitir que su pareja rompiera un pacto.
Fin de la hustoria. Lo demás, pretensión de lucimiento personal.

Ya lo sabemos, es usted Brillantísimo y Cultísimo, muy por encima de la media (con el permiso de los demás)de los que aqui contamos nuestras cosas.
Usted solo aporta Teoría,de sentimientos, CERO.
y, SALVO QUE ESTÉ MUY CONFUNDIDA, QUE SEGURO QUE ASI SERÁ, la mayoría de personas que entra a leer y aprender de Rick es porque habla de sentimientosde, emociones.
Un saludo

Luna dijo...

Perdón, quise escribir, morfología.

RECOMENZAR dijo...

Hola buen dia a todos!!!!!!

Te cuento Como no soy infiel ni nunca lo fui...aunque estoy aprendiendo gracias a vos....ya que te admiro como profesional....

Te dejo algo para las chicas de tu blog... a
las cuales leo y muchas de las cuales son mis amigas queridas!!!!


El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derechita, ponte seria, ... Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuando me van a dar la orden de ser feliz?
Acaso no se dan cuenta que para lucir linda, me debo de sentir linda ... ¡La persona más linda que puedo ser!
Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que quiero ser...


Lo leí me quedó lo practico a diario???????????????????

ja ja!

NO!!!!!!!!.

Pero desde hoy yo me propongo quererte mucho!!!!


Chicas propongámosnos...


Ser bellas con arrugas
Ser bellas no tan flacas
Ser bellas para nosotras
Ser bellas con palabras
Ser bellas sí... comiendo
ser bellas desde el alma ...y mientras seguimos siendo bellas ...les doy un beso desde mi

ALMA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Si estamos es pareja estemos entre sábanas
Si estamos sin pareja ...busquemos sin buscarlo,,,, Si somos medias locas y nos gusta vivir la vida vivámosla a lo loco
y no quedaremos desnutridas.
Aceptemos lo que viene lo que no podemos cambiar
le pondremos la sonrisa
y bueno RIK
me voy no te doy más lata
porque me vas a matar........
esta vez no te dejo nada...bueno sí
te cuento ...
soy feliz sin vino!!!
ya que el alcohol
me mata!!!

torombolo dijo...

Bueno, hay algo clarísimo.

Muy común en la ciencia.
Hay un deseo, una preferencia por una idea.
Y se colocan todos los elementos lícitos, y a veces forzándolos o tomando algunos ilícitos, con el fin de sostener la idea deseada.

Puedo demostrarlo.
Los números reales pueden simbolizarse en una recta donde se coloca el valor cero dividendo dos semirrectas.
El cero se utiliza para simbolizar la nulidad o inexistencia.
Existe el número diez y el número cincuenta.
Podemos establecer una relación entre ellos definida como "es mayor que".
Así, yo puedo decir que el cincuenta "es mayor que" el diez.
Y claramente no estoy negando con ello la existencia del cero ni de ninguno de los infinitos valores entre ellos.
Estamos claros?

Pues en situación análoga, yo he dicho que el deseo masculino "es mayor que" el femenino.
Y sobre ese principio, observo que dicha regla determina un porceso adaptativo social que, a su vez es origen de estructuras que, si bien en transición, aún se aplican.
La frecuencia, simbolización y valoración social de la infidelidad, el asunto aquí tratado, con diferencias según género, son consecuencia de dicha estructura social adaptativa.

Claro, en materia biológica, la relación "es mayor que" no opera del mismo modo que en la matemática.
Existen otros parámetros, como ya he definido.
Intensidad, frecuencia y otros.
Y además son de difícil medición, y valoración por métodos directos, dado que, además de la respuesta electroquímica, está la interpretación cognitiva, social y simbólica.
No obstante, hay parámetros indirectos muy claros que hemos expuesto aquí.

Por tanto, es evidente que el varón posee un impulso sexual mayor, más constante, y que su capacidad de experimentar orgasmo en cada coito es mucho mayor y distintiva.
Claro, es evidente también que si digo "cincuenta es mayor que diez", pues implícitamente estoy afirmando la existencia del diez, y, de ningún modo esto significa que diez sea igual a cero.
Pues la respuesta que recibo de una dama, por ejemplo, es "nosotras también somos calentonas"(mas o menos), apoyado esto en el acostumbrado "yo conozco unos casos que...".
Y aún el entrenado caballero Ricardo me informa que "el orgasmo femenino existe".

Es decir, empeñan sus inteligencias para informarme que diez no es igual a cero.
Y, lo más curioso, es que en esa inconducente respuesta, agregan un tono del tipo "qué tonto! no entiende!".
Bueno amigos, muy bien.
Entiendo que existe el deseo femenino, y su correspondiente orgasmo, muchas gracias.
Sólo dije, desde el comienzo, que el masculino es mayor, lo cual incluye inevitablemente dicha existencia.
Estamos claros?

Y, caballero Musso, yo no dije que las damas manipulan esa diferencia y su capacidad de fingir o simplemente calentarse por otros estímulos fuera de su celo, con inteciones "aviesas".
Revise mis mensajes.
Yo jamás utilizaría ese criterio, porque simplemente contituye una valoración moral.
Usted lo ha dicho, usted lo piensa, usted es quien otorga valoración moral a un hecho que yo simplemente expuse como "socialmente adaptativo", sin que ello me despierte consideración moral alguna.

Ahora entiendo sus ímpetus por oponerse.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luna!

Gracias por venir… y de tan lejos!...jajaj!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Mucha!

Che… ¿Qué queres decir?... ¿que yo estoy aquí enseñando a ser INFIEL?!...naaaaa, no se trata de eso!.

Gracias por tus sugerencias a las mujeres para sentirse bien…, casi te has adelantado al próximo capítulo!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Torombolo!

Mencioné que se me agotó el deseo (no el sexual) de seguir discutiendo pseudo-científicamente este asunto.

Te dejo un link de un artículo, a mi criterio serio, que podes consultar.
Es un archivo Doc que en su párrafo final dice:

Estos resultados sugieren que, de acuerdo a la relación entre orgasmo y placer sexual, los sexos son más parecidos que diferentes.

ARTÍCULO

La definición que encontré en la RED del término aviso es:

avieso, sa ;
adj. Torcido, malintencionado, malvado.


En tu sentencia:

Que la mujer posee coitos por deseo puro, mas también muchos otros por placer simbólico y otros aún por cumplimiento social es el origen del intercambio "SEXO POR ALIMENTOS" en que se basa la sociedad humana hasta el día de hoy.”.

¿Qué otra interpretación se le podría dar, si según vos, existe una intencionalidad independiente de la búsqueda del placer por el placer mismo, en el sexo femenino (SEXO POR ALIMENTOS)?

Saludos.
Rik

torombolo dijo...

Muy bien, terminado el asunto.

Mas lamento que usted se considere un pseudo-científico.
Yo, afortunadamente no poseo esa auto-disvalorización.

Y mucho menos se la adjudicaría a usted.

Ricardo Musso dijo...

Jajajaja Torombolo!

Yo no me considero un pseudo científico, ni tendría ninguna justificación para calificarte a vos de esa manera.
Solo dije, si lees bien: “ seguir discutiendo pseudo-científicamente este asunto..

Vale decir que califiqué como pseudo científica a la manera de discutir estos conceptos.
Porque para hacerlo en forma científica habría que seguir determinados pasos de Método que no hacen a la propuesta aquí formulada.
Ta?

Saludos.
Rik

torombolo dijo...

Pues, quien habló de pseudociencia fué usted, no yo.

Si no era dirigido a usted mismo, entonces era a mí.
"...porque no veo a nadie más aquí, entonces debe estar hablándome a mí" (Travis Bickle).
Pues yo le informo que se equivoca.
Yo soy científico, me formé en la metodología de la investigación y la aplico todos los días.
Aún en una informal conversación de cafetín, como ésta. No puedo evitarlo.

Por supuesto, me doy cuenta de que es una charla de divertimento y no una comunicación formal de resultados experimentales.
Por tanto expongo hechos ciertos sin dar cifras de significación ni apoyarme en trabajos previos aceptados.
Y en estos casos, cuando alguien me refuta, parto de otorgar la confianza de autoridad suficiente a mi interlocutor y no necesito que me envíe a consultar biblioteca alguna.
Sólo reclamo coherencia de la línea lógica.

Y, como le dije, cuando usted me informa que existe el orgasmo femenino, en respuesta a mi señalamiento de que las mujeres lo tienen con menos frecuencia que el varón, está violando salvajemente esa lógica básica.
Si fué un error, pues está bien, se corrige.
Si no le gusta que se lo ponga en evidencia y quiere dejarlo allí, también está bien, como le expuse en mi anterior mensaje, gambeteando con piedad su calificativo de "pseudocientífico".
Le dije sin dudarlo ni reclamarle nada "terminado el asunto" para satisfacer su pedido.

Ahora, si usted insiste, si continúa imputándome algo que a los de mi calaña no nos gusta, pues no doy un segundo paso atrás.
Si hubo algún acto pseudo-científico aquí, como usted insiste en denunciar, no fué mío.

Sabrá usted como cerrar este asunto.

Rodo dijo...

Muy bueno todo, lamentablemente entre tarde y no tengo el tiempo para leer todo.
Solo quiero decir lo que creo haber dicho otra vez.
Para mi el problema es que el amor tiene fecha de vencimiento, aunque no este escrito en ningun lado.
Si como con la ley de alquileres, los matrimonios renegociaran su contrato cada dos años, las cosas posiblemente serian diferentes.
Es dificil que uno sea infiel con quien realmente ama y con quien tiene relaciones sexuales plenamente satisfactorias. Pero con los años el deseo disminuye y el deseo puede aparecer por otra persona.
Es tan importante una relación sexual?
Pareciera que si.
No se si es cultural o no, pero quienes han logrado una pareja abierta, creo que lo viven de otra forma.
Bueno, es simplemente mi opinion
saludos a todos

torombolo dijo...

Muy acertado, caballero Rodo.
Si me lo permite, coincido con sus opiniones.

Mas, quién dijo que el matrimonio es para el placer?
Es verdad, el mito del "amor romántico" como base de un contrato tan complejo y extenso, es una variante aceptada en nuestros días y entorno.
La hemos aprendido sin mucha discusión.
Mas, es la única?
Es la mejor?

Por la cantidad de conflictos y quejas, da la impresión de que no.
Uno debería también tener en cuenta otras opciones, muchas de ellas ya aplicadas universalmente y desde muy antiguos tiempos.
Uno puede establecer una sociedad civil con una persona, con fines procreativos o de ayuda mutua, sin necesidad de mezclar en ello amores tormentosos, espectativas improbables y entelequias de difícil sostén.

En la Europa renacentista, fértil de cultura y ciencia, el hombre tenía su familia, su esposa protegida y respetada, y concurría al prostíbulo a saciar su excedente de necesidad.
O lo hacía con alguna moza dispuesta no comprometida.
O inclusive poseia amantes fijas amancebadas con ciertos derechos de sostén.
Estaba mal?
Hay una moral correcta de modo absoluto?
En los escritos de Sarmiento, la bitácora de sus funciones diplomáticas en Europa o USA, figuraba como gastos de representación, el estipendio con fines sexuales.
Y lo presentaba con facturas detalladas por los servicios prestados en prostíbulos o a domicilio.
Era un monstruo el padre inmortal del aula?

Las estructuras sociales son nuestra cárcel o la base para ejercer nuestros desarrollos?

Ricardo Musso dijo...

Hola Rodo…, tanto tiempo!!!

Tenés razón…, el amor es efímero…, se extingue, y la aparición de un “tercero\ra” pareciera que tiene más probabilidades de emerger en esa etapa en que se “calmaron las aguas”.
Es difícil saber si en esa etapa, las emociones que se sienten, y parecen “unir” a una pareja, se pueden denominar AMOR.

Lo digo porque hay gente, como mi viejo, que en esos artículos que figuran en este “libro” justamente menciona que las diferencias entre AMISTAD y PAREJA, es la practica sexual, y los demás sentimientos son similares, lealtad, fidelidad, respeto y amor, entre otros. Y sin embargo, el amor por un amigo\a, aunque pasen los años, no se extingue.
De ahí mis dudas. Porque creo que sus conceptos son correctos, y en alguna manera es lo que personalmente me ha sucedido a mí respecto de mis parejas y mis amistades.

No podría emitir juicios sobre si las relaciones sexuales son tan importantes como vos preguntas.
Pareciera que los encuentros sexuales “abren una puerta” a que se desarrollen otros sentimientos, por ejemplo: la pasión sexual, o enamoramiento (que no es lo mismo que amor).
Por ello, como escribí arriba, para evitar la MENTIRA, que por lo general se produce en una infidelidad, la corriente de la filosofía hippie propuso la consigna del “amor libre”. Pero esa corriente filosófica luego se extinguió, y los sexólogos que estudiaron sus razones llegaron a la conclusión que ello se produjo por lo que llamaron “seguridad personal”, que no es otra cosa que, en determinada etapa de la vida, tanto varones como mujeres, no quieren pasar sus últimos años en soledad. Y ese riesgo se corre si la pareja tiene plena libertad para tener sexo fuera de ella.

No te pierdas che!

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Es que eran otros tiempos Torombolo…, eran otros tiempos!!!

¿Qué tipo tiene plata hoy para ir andando 2 x 3 pagando $150.- los 30 minutos (como cobran acá las putas en un prostíbulo cercano); bancarse salidas, regalos, ¿alquileres de departamentos?, taxis o combustible del auto para llegar al encuentro, etc., etc., etc. con amantes; o comprando Barbies, vestiditos de Barbies, Casitas de Barbies, a mozas dispuestas?.

Antes había GUITA Torombolo… HABÍA GUITA!!!.

Ahora…, y encima en plena crisis, en que no sabes si mañana vas a tener laburo o no, ¿quién se anima a darse los lujos que se daban los caballeros de la Europa Renacentista o el Padre Inmortal?...; ¿vos?.

Si queres hacemos una “baquita” entre los dos, y “vamo y vamo” con las prostitutas, las amantes y las mozas donosas!.
Por favor!!!

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Quiero agradecerles a todos su participación a través de los comentarios en este artículo.

Me siento muy honrado por ello, y quiero expresárselos.

Mañana publicaré un nuevo tema que espero les guste!

Besos y abrazos fuertes!!!

Rik

Magah dijo...

Rik quería comunicarme por mail,pero no puedo acceder a tu dirección. El mió está en mi peril, si tenés ganas mandate así tengo tu correo.
Gracias

Magah

Ricardo Musso dijo...

Brrrrrrr Magah!!!

Ahí voy…, espero que no sea para retarme por algo!

Beso.
Rik

Anónimo dijo...

Contestandole a Luna.
Me alucina las tonterias que leo, a mí me atraen otros hombres que no son mi pareja, por eso no creo que me guste menos mi pareja, ni creo que mi relación vaya mal por eso... No te contradigas porque dices que no das pie a la infidelidad, lo haces como algo que imponeis en vuestra relación, pero sabeis que las tentaciones existen.
Y por otro lado, dime de que presumes y te diré de que careces... Mi marido y yo, mi marido y yo.... Me recuerdas a algunas amigas mias que presumen de sus maridos y tienen las manos quemadísimas de tanto ponerlas en el fuego!!!!

Maru dijo...

En mi caso a mi ex le agarró "el viejazo" y es patético verlo, más aún con la mujer que sale, un autentico monstruo, por su fealdad y su CI que igualan a una mujercita loca de 14 años.
Mi ex es otro hombre, antes era un tipo intachable en todo sentido, ahora es el gerente "hazmereir" de donde trabaja, pues se puso a salir con la telefonista, ni siquiera con una de las profecionales que estan como locas por tener "novio".
Por mi parte deje todo por mi familia, lo acompañe en todo desde que estaba en 1er año de la universidad...y de repente encuentro en su laptop un mail de sexo explícito.
Despúes de 19 años de conocernos el sexo ya no es lo mismo, pero la remabamos y tenemos un hijito de 4 años.
Lo cómico es que fui Miss Rosario , me la paso a lechuga, y este me sale con que se "enamoró" de este esperpento.
Me considero una buena persona , invento chistes...q se yo.
¿Que me cuenta de esto?

Ricardo Musso dijo...

Buen día Maru!.

Lo que te puedo contar es que, lamentablemente, en el aspecto de la sexualidad y afectividad de los humanos, lo que sucedió en la pareja de vos y tu ex marido, no es ninguna novedad!.
Te diría que es un caso más del culebrón novelesco de la vida, y que muy bien reflejan las telenovelas mexicanas.

Independientemente de las características de persona que tenga la mujer que lo atrajo y despertó en él un interés, es que vos “puedas dar vuelta la pagina del libro”, sigas adelante y rehagas tu vida afectiva.

Creo que puede llegar a ser innecesario que te lo sugiera (porque en tu perfil leo que sos abogada) pero no olvides que se separó la PAREJA MARITAL; pero la PAREJA PARENTAL continuará entre ustedes mientas sigan vivos porque tienen un hijo en común, y el que DEBE salir indemne de está situación, es él.

Te visitaré en tu blog.

Cariños!.
Rik

sildenafil citrate dijo...

ojalá las parejas se estructuraran como la que mencionas que lograste con tu marido, y sus hijos con sus esposas, pero lamentablemente la realidad estadística indica otra cosa!.

Ricardo Musso dijo...

Buen día sildenafil citrate.

Supongo que te referís al comentario de Luna.

Es cierto que las estadísticas no parecen expresar que es fácil lograr una familia con esas características.
Si embargo, por lo que ella cuenta, no es imposible; “para muestra, sobra un botón”.

Gracias por pasar.

Saludos.
Rik

Anónimo dijo...

Hola Ricardo
Hace mucho tiempo no te leía y qué bien me caido entrar de nuevo.
Qué buen tema!
Respondiendo a tu pregunta. Considero infidelidad el rompimiento a los acuerdos establecidos con mi pareja, los que hacen mi relacion única y distinta de otras, no los que se dan por servidos e implicitos bajo el orden que supone la sociedad, no, sino las bases sobre la que construyo la confianza en cada charla. Pienso que eso es ralativo a cada persona con quien uno comparte y no es fácil. Creo que nada está dicho, somos complejos. Por eso muy pocas cosas podrían provocarme celos o el rompimiento de mi relación.
Al comienzo das la definción de fidelidad e infidelidad, y así como el respeto y el amor cada quien tiene una idea distinta... Aunque la definición solo sea una.

Entonces, bajo los parametros, que logicamente son compartidos con mi pareja, y que considero me hacen radical en caso de romperlos. El engaño, cuando él sabe que estoy dispuesta a escuchar y discutir cualquier tema por dificil que sea. Ejemplo: que lleve acabo un deseo que podría lastimarme y que no me confie su decisión. Es decir, un encuentro sexual esporadico no desestabilizaría mi relación, a menos que descubra una continuidad y además sin protección, eso sería imperdonable.... Se la atribuiría a que ya no le interesa caminar conmigo. Mi reacción? sentimientos encontrados.. desconsuelo, pero creo que por la relación que tengo, sería completamente radical en mi decisión.

Lo he pensado y discutido con mucha sensatez y honestidad .... sin engañarme, basandome en lo que viví en algún momento de mi vida y partiendo de la pregunta que me hice sobre: Cuál es la finalidad de lo que supongo una relación y qué busco en ella? ... Mi respuesta no le dió tanta importancia a la exclusividad sexual como al común, y eso que el sexo para mi es Muy importante. Pregunta que también le hice a él, y su respuesta fue diferente.
Pienso que mi relacion va mas allá de el sexo y los hijos..... y tanto mas que, no pienso obligar a mi pareja esperando tanto de ella, como automata. Aunque tampoco quiero inducirlo... sólo que sea consciente del discernimiento sobre el que nos encontramos a diario en la construcción de lo que queremos .... y lo importante que es para mi compatir juntos los mejores y mas agradables momentos.


En algun momento de mi vida estuve en otra posición muy diferente a la de ahora.... Conocí hombres grandes padres, admirables esposos, que me dejaron ver sus deseos y que sus actuaciones me llevaron a un analisis continuo sobre lo que realmente somos. Mi conclusión final sobre todo lo vivido no fue de reproche... sólo abrieron mi mente.

.

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Anónima.

Me alegra saber que solés visitar el sitio y que algunas publicaciones te resultan de interés. Lamento que no hayas firmado tu comentario para yo poder saber si nos conocemos o no.

Comparto plenamente tu concepto que cuando hablamos de infidelidad no podemos reducir este acto al rompimiento de la monogamia sexual, aunque es el que prima en nuestras sociedades occidentales y cristianas.
La infidelidad puede darse en muchos planos (no solo el sexual); y nos es más que el rompimiento de reglas pre-establecidas en cualquier tipo de vínculo: con un socio comercial, con una amistad, y también en la pareja conyugal.
Pero además de la ruptura de alguna de esas reglas, la infidelidad, se convierte en tal con el ocultamiento, la mentira, porque al mismo tiempo de romper las reglas, se quiebra la lealtad que uno espera de quien confía.

Por tus juicios - y respecto a la pareja y la sexualidad - pareciera que la pauta que imponés en tus relaciones es la de la franqueza, y no la de la exclusividad sexual.
Insisto que para nuestras pautas culturales, esa es una posición poco frecuente (aunque en la historia hubo ejemplos de filosofías occidentales que la adoptaron en la década de los 60 como fueron los Hippies a través de su eslogan del amor libre); pero como bien decís, sobre estas cuestiones, nadie debería arrogarse el derecho de hacer “juicios de valor”, ya que si existe un común acuerdo, en nuestra sexualidad tenemos el derecho de actuar como nos plazca en tanto no estemos obligando al otro a hacer cosas fuera de su voluntad.

No me queda claro si en este momento de tu vida estás en una relación estable, y si esa pauta no solo la imponés a tu compañero, sino si además la adoptás para vos en caso que desearas acercarte sexualmente a otro hombre que no sea él. Pero si así fuera, te felicito!, ya que sobre la sexualidad ponemos casi todo el peso de lo que es un vínculo de pareja, pero como bien expresás, el disfrute en la pareja es mucho más que el sexo.

Si regresás a leer esto, espero que te satisfaga, y si te animás a dejar alguna firma, mejor…jajaja!

Besos.
Ricardo

Claudia dijo...

Hola Ricardo
Si, lo has expresado tal cual como también lo publicó tu Padre, es el ocultamiento, la mentira, el rompimiento de las reglas.
Si, estoy en una relación estable de nueve años. Esta idea no ha sido de acuerdo mutuo como tal, es decir, él no comparte la misma idea que yo de la exclusividad sexual.

Nunca he estado totalmente de acuerdo con la filosofía del amor libre, y no me atrae lo que vivieron los hippies, por eso digo que somos complejos, porque me relacionaste con ellos, pero yo no vivo así. Ni estoy interesada en vivir así. Sé que hoy en día la gente habla de experimentar, no es mi caso, o también de parejas donde alguna de las partes propone algo y la otra termina actuando contra su voluntad, tampoco es mi caso. Aquí la que puso el tema sobre la mesa fui yo, y lo hice porque ( sé que voy a sonar prejuiciosa) es uno de los motivos mas frecuentes en las peleas de pareja, aunque existan muchos, por lo general es el de mas importancia y peligro. Pensé que dentro mi casa podría tratar y solucionar cuaquier tema, pero fuera de ella, el sexual además de rompimiento, me ponía en peligro por cuestiones de salud... ya entenderas lo que pasa hoy en día.
Entonces decidí adoptar ésta posición de diálogo completamente franco. No imponiendoselo a él ... empece desarmardome, quedando al descubierto, en mis ideas, pensamientos, sentimientos y posturas frente a cualquier tema, no h sido fácil, eso fue un vuelco definitivo en nuestra relación... todo empezó como una catarsis que aliviana la relación y después deduje que lo que se oculta es como un ventaja sobre el otro.
Hay quienes me dicen que es peligroso, yo no lo veo así, tenemos presente la individualidad dentro de la pareja, si acabaramos mañana no sentiría remormidimientos.....
No sé cómo explicarte de mejor forma mi idea, pero basicamente lo mas importante para mi en una relación de pareja es la franqueza. Porque aunque lo es importante para cualquier relación, como dices tu, los negocios, los amigos, la familia, todo debería fundamentarse en la lealtad. Pero ya sabemos lo difícil que es, y como en pareja se juntan todas éstas características y otras mas, supongo que se debe hacer el esfuerzo de entenderlo. Y eso es lo que debería diferenciar la convivencia de otras relaciones, la franqueza.
Sé que por nuestra condición humana es dificíl por eso algunas personas refutan lo que digo con el argumento de que hoy no pensamos lo mismo que ayer, que nuestros deseos así mismo varían y que eso no asegura nuestra franqueza porque comprometemos nuestro futuro a diario. Yo pienso que es ahí donde radica todo , en aceptar que el compromiso es con uno mismo, con lo que uno quiere, que somos cambiantes, si, pero que nos persigue una constante en las relaciones, y es la de compartir en pareja algo mas profundo que todo lo que nos pintan.
Después de opinar en el anterior tema sobre infidelidad, leí el de tu padre, que por cierto, me inco ante él. Por ser capaz de exponer algo tan personal en un tema tan complejo, supongo que hacía parte de su profesionalismo y experiencia. Además de hablar de la infeccion social que es la doble moral. Cuando lo leí me senti identificada con los ultimos párrafos, algo que para mi ha sido dificíl explicar con palabras, pero que él, por quien fue, tradujo de la forma más cálida y entendible a quienes no conocemos del corpotamiento.
Soy muy joven para compararme con todo lo que él pudo haber vivido más su conocimiento profesional... pero creo que algunas experiencias y mi interes por saber el por qué de nuestras acciones me ha acercado un poco a entender lo que el Señor Musso padre querá decir.

Claudia dijo...

No hablaré por mi pareja sobre lo que él piensa de nuestra relación, lo que si es que juntos miramos en retrospectiva de lo que fuimos y queríamos... y vaya que si hemos cambiado. Para él siempre ha sido dificil tocar ciertos temas conmigo y hablarlos con fliudez, eso lo he entendido.
No hay emocion o sentimiento que le oculte, y no es porque sea una norma el hacerlo, es sólo un disfrute expresarlo y a veces una necesidad....al menos en mi caso, creo que esa es la idea de compartir libremente con alguien.
Si se llegase a acabar la relación que tengo ahora, intentaría de nuevo construir bajo este pensamiento.... no veo vivir de otra forma tranquila que no sea la honestidad, pero conmigo misma.
Con esto no quiero decir que mi relación sea la mejor. Pero si vivimos mejor que cuando empezamos.


Ricardo Soy Claudia de Colombia.... la que conociste en el Face book en un grupo de tema sexual, creo ya no recuerdo el nombre. Además fui una de las primeras que te vio crear este gran espacio. Quiero que por favor me explique cómo puede una persona tener una cita online contigo. No puedo recomendar a nadie mas que a ti, pero estas muy lejos.
Sabes que deje de entrar mucho pero mucho tiempo... he estado muy ocupada, ya me conecto poco, pero ha sido bueno porque nos tienes mucho para leer... Ayy Ricardo si todos supieramos lo necesario y bueno que es encontrarse con un blog como el tuyo, en este mismo momento me ha sido de gran ayuda, además lo disruto... nunca está demás.
Besos
Claudia Orozco

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Claudia!!!.

¿Cómo no recordarte, si en aquel grupo de Facebook sobre sexualidad (que se llamó: “Por un sexo sin tabúes, abajo la mojigatería) vos eras una de las personas cuyos post yo consideraba más profundos e inteligentes?.
Además, te recuerdo porque te convertiste en una de la primeras personas que se hicieron seguidoras de este blog y dejabas comentarios muy interesantes en cada uno de mis primeros escritos!.
Gracias por reaparecer!.

A ver…, creo haberte malinterpretado en tu primer comentario, y por eso pensé que lo que pretendías en la vida sexual de tu pareja era la del “amor libre” que propuso la filosofía hippie durante la década de los 60.
Hoy creo entender, en tu nuevo comentario, que tu conducta (y la que deseás que adopte tu compañero) respecto de lo sexual en de la pareja es de tipo monogámica. PERO (el bendito pero), que dada la “condición humana” (en la que reconoces se suelen despertar pulsiones de atracción sexual con otras personas fuera del vínculo), en el caso de desearse o producirse un acto exogámico, pedís poder hablarlo, sincerarlo entre ustedes; y no adoptar la actitud de ocultamiento y mentira de esos hechos (la doble moral sexual) que mencionaba mi padre en su conferencia. Claro que no solo reducís esa franqueza al aspecto sexual, sino a cualquier otro sentimiento que pueda despertarse en vínculo.
¿Te comprendí ahora?

Sigo abajo…

Ricardo Musso dijo...

Mi padre adoptó como premisa de vida el no mentir (en nada) y eso lo hizo una persona muy meritoria, como hombre, y como padre. Por ello, al llevar esa actitud al plano sexual (porque tampoco reprimía sus deseos exogámicos), por años adhirió al hippismo.

Claro está que dadas nuestras culturas occidentales y cristianas, esta cualidad de franqueza para su conducta sexual, no era aceptada por mi madre (aunque lo intento por mucho tiempo) que tenía una filosofía monógama.
De ahí que él termina reconociendo que con aquella postura (que por supuesto lo liberaba además de cualquier sentimiento de culpa, ya que era absolutamente franco con ella) había producido mucho perjuicio emocional.
Jamás abandonó su idea de la franqueza en todos los planos de su vida, pero acabó con su conducta exogámica, y aprendió a controlar sus pulsiones.

Desconozco las pautas culturales de tu país, Colombia, para con este tipo de cosas, pero intuyo que tal vez tu solicitud de franqueza (más allá de lo sexual) no sea compartida por muchos de tu entorno, por alguna de estas razones (culturales). De mi parte, la considero muy meritoria.

Claudia, para tomar contacto conmigo tenés mis direcciones de correo en la última columna de la derecha. De cualquier manera te pido que uses la siguiente:

rikcordillerano@hotmail.com

Con esa misma dirección podés solicitar un contacto a Messenger o Skype (aclarando en la solicitud quién sos, por ejemplo, “Hola Ricardo, soy Claudia Orozco”) y una vez contactados, acordar por mail cuándo vernos (día y hora), y por cámara Web y micrófono charlar lo que gustes.

Un beso grande.
Ricardo

Bianca dijo...

Qué buena la selección de la película, muy atinada y me dio demasiada risa el giro que tomó. Quisiera verla completa!! Como se titula??
Saludos Riks!!!

Ricardo Musso dijo...

Hola Bianca.

Que bueno verte por acá!.

Me alegra que te haya gustado el artículo y la película seleccionada.
El filme se llama “Tiempo de valientes” y si pulsas sobre el nombre la podrás ver en línea.

Te dejo un beso grande.
Rik

Marce dijo...

Sobre el comentario 14... Ahora me explico mejor porque la barba que me esta creciendo hace unos quince años y esta constante tendencia al coito indiscriminado. Y ademas cuelgo todos los libros, estudiemos las hormonas y punto ahí esta todo resuelto.
Torombolo: Andaaaaaaaaaaaaa.

Marce dijo...

Comentario 24. Que bárbaro, no hay manera de considerar que las mujeres también tenemos sexo por el solo hecho de obtener satisfacción sexual. O será que en realidad yo soy hombre y no me habia dado cuenta???

Micaa! dijo...

Coment 62. Yo fui infiel por el solo hecho de obtener el placer que me proporcionaba esa otra relación. Aún pudiendo dar muchas razones argumentaciones justificaciones, fui supuestamente infiel ( digo esto porque a esa altura NO ME SENTÍ INFIEL) pero la motivación solo fue el placer sexual.

Marce dijo...

Otra vez! El comentario anterior es mio, salio con la cuenta de mi hija!

Coment 79. Y puede ser que tenga razón.. un polvo mas o un polvo menos, no aporta mucho ni quita nada. Una pareja es algo infinitamente más trascendente que eso. La infidelidad es deslealtad, mentira, engaño y aniquila la confianza. Y sin confianza no es posible amar. Ese es mi sentir, solo amo si confío. Y soy leal si amo. Entonces mentir no tiene lugar. Lo que no tengo tan claro es que si la infidelidad es una acto de honestidad con uno mismo o un acto de traición a uno mismo ... en la poquísimas ocasiones que he sido infiel, han sido tremendos actos de honestidad conmigo misma ... Ahora las veces que me han sido infiel, me la han vendido como "errores", deslealtades a uno mismo? Yo al menos cuando he sido infiel, he puesto la cara y chau pinela, si puedo elegir a otro será que con vos ya no me pasa nada ... Nunca pedí perdón, ni perdone una infidelidad. Me parece que no corresponde.

Marce dijo...

Coment 86. Sr. Torombolo. Por cada uno de su orgasmos puedo tener diez. como es eso que los varones tiene más orgasmos??? Why, When, Who??? Tengo la cabeza quemada. Se me ocurre a esta altura creer que la muestra de mujeres con la que se maneja es radicalmente diferente a la muestra con la que yo me manejo. O hay otra variable, hace tres décadas que no presencia un orgasmo femenino si es que alguna vez lo ha presenciado. El Orgasmo posta es radicalmente diferente al fingido. O se cree eso de los gritito? El cuerpo tiempla incontrolablemente, los genitales se dilantan notablemente, se humedecen excesivamente y todo el cuerpo se contrae ritmicamente. Digamos una mujer en una escalada de orgasmos puede sentirse al roce de la piel estremecida, constante y ascendentemente. Le paso alguna vez?

Marce dijo...

Muy interesante todo lo desarrollado. Opiniones honestas y muy ilustrativas, reflexiones enriquecedoras y el no aporte de Torombolo, que a esta altura ya creo, no es una persona, sino un personaje. Carece de lógica subjetiva su discurso, por lo tanto es fingido y exterior.
Atendiendo a la consigna, qué tipo de conductas consideraría infidelidad, ya lo dije, la mentira el engaño el ocultamiento. Prefiero un honesto “esa mina me calienta”. Por puro respeto y consideración, me da la posibilidad de tomar posición al respecto. No me ofende que te guste otra, me ofende que me descartes y no me consideres.

Le atribuyo las infidelidades a la calentura, es inevitable pretender no desear encontrar lo bonito que se siente ante el deseo irreverente.
Ahora bien, cuando hay espacio para otros, es que lo que tenemos no nos termina de dar lo que necesitamos. Así es que esta bueno que lo busquen por otro lado, eso sí, asumiendo las consecuencias potenciales y reales de esa elección. Es muy posible que te pierda si elijo probar con otro…
y cómo reaccionaría? Bueno, es su momento reaccione como si se me hubiera terminado la vida, no podía entender porque no lo esperaba. Parálisis total. Luego rompí todo sistemáticamente. Luego quise terminar y no pude. Luego quise entender y no pude y recién diez años después termine la relación, tras un infierno de reproches constantes y pasadas de facturas. Y reaccione como nunca pensé que iba a reaccionar, me quede con él diez años.
Ahora creo, que ante la mas mínima desconfianza, me retiro ipso facto. No vale la pena intentar recomponer nada, la traición es como una losa que se parte y la pegamos amorosamente o brutalmente, pero ya no será aquella fina porcelana, ahora es solo una losa rota y pegada. Es irremediable.
Cuando la confianza se rompe, al menos para mí, es irrecuperable. Por eso no creo en la infidelidad, me lastima la deslealtad, el engaño, la mentira, porque como dije antes no puedo amar si no confío ciegamente.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Marce.

Uffffffffffff…., parece que esta publicación y los comentarios te movilizaron! Hasta tu hija se “coló” haciendo declaraciones que, en mi opinión, ameritarían una charla con ella…jajajaja.
Que bueno, me alegro mucho por ello! Te agradezco tu gesto de ser tan explicita y clara en tus opiniones y mostrar, sin dobleces, tus acuerdos y desacuerdos.

Me voy a centrar en tu comentario final, aunque en realidad no es mucho lo que tengo para agregar ya que estoy en un todo de acuerdo con lo que escribís.
Pareciera que está implícito que cuando se habla de INFIDELIDAD se hace alusión a la consumación de una relación coital fuera de la pareja, sea ésta absolutamente transitoria, ocasional y de una sola vez; como aquellas se mantienen en el tiempo con un amante. Aunque muchas personas son más abarcativas en el concepto de infidelidad, lo cierto es que la ruptura de ese “pacto” sexual monogámico en nuestras culturas occidentales, ES una infidelidad.
Sin embargo, para muchos también, tampoco ese acto coital extra-marital es lo que representa a una infidelidad, sino que lo es cuando va acompañado por el ocultamiento y la mentira. Actitud que más lesiona la autoestima del que es “victima” de esa acción del otro, y la razón por la que se “quiebra” LA CONFIANZA.
Me gustaron mucho tus metafóricas palabras: “…la traición es como una losa que se parte y la pegamos amorosamente o brutalmente, pero ya no será aquella fina porcelana, ahora es solo una losa rota y pegada. Es irremediable. ”.

Como individuo nunca experimenté llegar a llagar a la ruptura de una relación por motivos de infidelidad. En mis relaciones estables siempre he sido una persona fiel, aún en ocasiones en que he tenido oportunidades de “dar ese paso”. Y como individuo psicólogo (creo haberlo mencionado por ahí) las veces que he atendido motivos de consulta de parejas que están atravesando crisis por esas razones, nunca he visto que hayan logrado una genuina recomposición de la confianza en esa relación, y generalmente, de continuar juntos, la calidad de vida del vínculo ha sido pésima.

Te recomiendo la lectura que creo haberte mencionado por otra vía de los capítulos “SEXO Y AMOR” (I),(II) y (III), de los cuales te dejo el enlace para el primero de ellos pulsando sobre el título.

Reitero mi agradecimiento por tus visitas y opiniones.
Un abrazo fuerte.
Rik