Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



jueves, 4 de diciembre de 2008

LA FANTASÍA DE SILVIO...

FANTASIAS SEXUALES

Escribir algo más o menos original sobre fantasías va a resultar tarea fácil.
Hay mucho escrito sobre el tema, y la Web se encuentra colmada de publicaciones, algunas más enriquecedoras que otras. No es complicado para quiera informarse al respecto hacerlo desde un equipo personal o un ciber. Youtube también ha acumulado gran cantidad de videos sobre este tema.

Me gustaría en principio desarrollar un concepto acerca de lo que denominamos FANTASIAS.

Una fantasía es una idea -o conjunto de ideas- que va conformándose a partir de nuestra capacidad mental de producirlas. Con el tiempo puede ir enriqueciéndose con condimentos imaginarios hasta convertirse en una verdadera “película cinematográfica” con trama y guión personal. No es signo de patología alguna ya que no deberíamos compararlo con los “delirios” propios de los llamados “locos”, por ende es un proceso absolutamente normal en cualquier estructura de personalidad, auque existan tipos de idiosincrasias que suelen tener más capacidad de fantasear que otras.

¿Qué función cumple una fantasía?.

Por lo general se acepta que su función es la de “ahorrarnos” emociones de angustia y frustración ante la imposibilidad de llevar a cabo, en el plano de la realidad, cosas que deseamos hacer, y me estoy refiriendo a aquellas que están cargadas de contenidos gratificantes ya que también las hay de tipo “catastróficas” que demás esta decir producen el efecto contrario.

Ejemplos sobran: “Realizar un viaje a algún lugar remoto y que con seguridad nunca visitaremos”; “paladear un manjar de otra cultura que no podemos crear por falta de ingredientes a nuestro alcance”; “tener una casa lujosa”; “el mejor auto”; etc.. De ahí que a veces se la suele llamar: “la herramienta de los pobres!”.

Cuando a las fantasías le sumamos contenidos sexuales o eróticos estamos ante las denominadas “fantasías sexuales”.

Las fantasías sexuales cumplen funciones similares a las de carácter general aunque les podemos sumar algunas más específicas:

- Intensificar el placer sexual bajo una forma “disimulada”, de expresar nuestros deseos “inconscientes secretos”. Satisface sobre todo deseos voyeuristas, exhibicionistas, fetichistas, sadomasoquistas, homosexuales, que no encuentran su razón de ser en la realidad.

- “Economiza” la realidad y cumple una función de compensación. Hace tolerables los deseos inconfesables que la sociedad o el propio sujeto no pueden permitirse satisfacer.

- Puede ayudar a sobreponerse a una ansiedad o una insuficiencia (miedo al fracaso por ejemplo)

- Por último, en ciertos casos, puede saciar nuestra necesidad de “crear” trasgrediendo tabúes y dando rienda suelta a la imaginación. Puede ser, en la persona dotada de un poder creativo, pero desprovisto de medios de expresión, un sustituto de la “obra de arte”.
En la mujer a menudo traduce su necesidad de ser por uno o varios compañeros sexuales, lo que le permite auto-valorizarse.

En ocasiones las fantasías nos hacen dudar sobre nuestra orientación, sobre nuestra fidelidad o sobre nosotros mismos. Tenemos que tener en cuenta que la fantasía no es la realidad y que tampoco tenemos que llevarla a ella.

Para entender explícitamente esto, valga el siguiente ejemplo: usted puede ir un día cualquiera en un transporte público, ser apretujado o pisado reiteradamente por alguien y desear “ahogarlo” allí mismo, incluso de forma divertida y como desahogo puede “imaginarlo” pero creo que estará de acuerdo que no materializaría esa idea.

En el caso de las fantasías sexuales puede llegar a ser lo mismo, el resultado de imaginar algo puede no tener nada que ver con realizarlo. Lo bueno y positivo de ellas, es que podemos experimentar con la variedad sexual y salirnos de los estereotipos creativamente, e incluso ir más allá de los límites de la realidad. Saber que solo pertenecen al mundo peculiar e individual de la imaginación, donde el placer proporcionado es el resultado de la perfección de la situación imaginada y de lo prohibido o poco permitido de esa situación.

Concretizar una fantasía podría, en algunos casos, ser una experiencia poco gratificante o dolorosa y en otros casos ser un riesgo para nuestra relación de pareja. La realidad lleva componentes, no tan perfectos ni adaptados a nuestro placer, esto puede ser un aliciente o una decepción.

A veces las fantasías se comparten con la pareja y resultan enriquecedoras para la relación, en otras ocasiones toman formas de juegos escénicos que sirven para revitalizar la vida sexual de la pareja. Pero no olvidemos que no podemos obligar al otro a que haga aquello que le disgusta, desagrada o molesta.

No podemos desconocer, ya que sería ingenuo hacerlo, que el sexo se ha convertido en una mercancía más de consumo. Hoy las fantasías sexuales están muy bien estudiadas por psicólogos y sexólogos que se han convertido en fuente de asesoramiento para “empresarios” que a lo largo y ancho del planeta han implementado ámbitos donde, por no tan módicas sumas, las personas (más varones que mujeres) pueden acceder a llevarlas al plano de la “realidad”, dentro de ciertos límites que, demás esta decir, se relacionan con la integridad física de las (o los) que se prestan a jugar los roles fantaseados de los que contratan esos servicio (quiero excluir la prostitución de este plano por razones que ahora sería muy largo explicar)

Nos centraremos específicamente en tres tipos de fantasías sexuales, denominadas:

- Fantasías de Triangulación
- Fantasías Homosexuales
- Fantasías Sadomasoquistas

- FANTASIAS DE TRIANGULACIÓN

Para la visión psicoanalítica este tipo de fantasías esta ligada a la etapa edípica de las personas.
Según esta escuela psicológica todos atravesamos en nuestra infancia por una etapa, o fase, en la cual la figura paterna para el varón y la materna para la mujer constituían el “tercero en discordia” del “amor” sentido por nuestro progenitor del sexo opuesto y a través de la fantasía estaríamos resolviendo este conflicto incestuoso.

En la adultez el recurso de esta fantasía triangular, para acrecentar el placer sexual, estaría relacionado con esa tercera persona que, simbólicamente, representa la madre para el varón y el padre para la mujer (para ejemplificar con más claridad, si yo, varón fantaseo una situación triangular con dos mujeres, he “eliminado” mi rival (mi padre) y ahora accedo a mi pareja real y a otra mujer que estaría representando simbólicamente “mi madre”, lo mismo en el caso inverso).


La evocación mental de una figura externa a la pareja durante el coito o la masturbación representan una imagen incestuosa, aunque representada por ejemplo, en una actriz o actor, ídolo de algún deporte o arte, o incluso un desconocido.

Esta fantasía a veces puede tomar características “voyeuristas” (espiar) que el psicoanálisis relaciona con lo que llama la es decir observar a los padres en sus relaciones sexuales, un ejemplo lo narró una mujer que decía: -“me imagino escondida detrás de un matorral y veo a mi marido teniendo relaciones sexuales con mi mejor amiga y eso me excita muchísimo!”

Entre el conjunto de esta categoría de fantasía podemos mencionar las que se denominan fantasías de Amor Colectivo. Este tipo de fantasías exacerban las ideas voyeuristas y exhibicionistas y constituyen un poderoso antídoto contra el desgaste cotidiano.
En forma de juego compartido la pareja a veces asume roles como si se encontrasen por primera vez, o como si estuvieran apremiados por la posible aparición de un marido ausente, juegan al juego de la “prostituta”, y varias más.

Estas fantasías de triangulación cuando se llevan al plano de la realidad, aparece lo que se denomina el fenómeno de la infidelidad, aunque no sea permanente, pero esta reforzada por esa necesidad de ser deseados por otras persona y no pueden conformarse con el compañero que tienen y solo experimentan placer sexual si existe ese “tercero en discordia”.

- FANTASIAS SADOMASOQUISTAS

El referente numero uno de lo que se conocen bajo el nombre de las fantasía de este tipo es Donatien Alphonse François de Sade, más conocido por su título de Marqués de Sade y llamado
por sus admiradores "el Divino Marqués". Fue un escritor y autor de varias novelas que ligan los relatos eróticos con la exposición de un sistema filosófico materialista y ateo. A raíz de una serie de incidentes termina preso varios años de su vida y en la cárcel escribe varias de sus obras más famosas. De su nombre procede la palabra SADISMO que en el plano sexual es la obtención de disfrute cometiendo actos de crueldad o dominio. Su antónimo y complemento potencial es el MASOQUISMO. El masoquismo es la obtención de disfrute sometiéndose a actos de crueldad o dominio.

Si bien son fantasías que comparten tanto varones como mujeres, pareciera que en ellas se da con más frecuencia para aumentar su placer sexual durante el coito. Imágenes de contenido masoquista como las de ser dominadas, violadas por uno o varios hombres, crucificadas, atadas sus muñecas a la cabecera y sus piernas entreabiertas
a los pies de la cama les permite, sin sentimiento de culpabilidad, entregarse al vértigo de esas experiencias.
En los varones estas fantasías en su característica masoquista evocan imágenes de ser sodomizado (penetrado analmente), envilecido, humillado, azotado, etc.

En su característica sádica, la mujer imagina pellizcar con sus dedos puntiagudos, arañar con sus largas uñas, arrancar los cabellos del su compañero u hombre fantaseado, morder hasta el dolor y el sangrado.
En el varón se recurren a imágenes similares pero pueden ser aún más violentas y abarcar desde la tortura hasta el asesinato.

El efecto de goce, en este tipo de fantasías, lleva implícito la “trasgresión de lo prohibido” por una parte, y por otra el placer por el dolor del objeto que se posee, que se tortura y se “mata”.

En ocasiones se recurre a imágenes necrofilicas en las que se encuentra satisfacción por aplicar a un cadáver múltiples ultrajes.

Las muñecas de goma inflables de tamaño natural originada en los EE.UU. y hoy extendidas a todos los continentes, responden a la necesidad de materializar este tipo de fantasías sin poner en riesgo la integridad física de una persona, ni infligir la ley.
Mediante estas fantasías se niegan las nociones del Bien y del Mal, la consciencia moral o la existencia de Dios, sin perder de vista que solo en el plano imaginario.

- LAS FANTASIAS HOMOSEXUALES

Un varón evoca, mientras la mujer le practica sexo oral, o cuando realiza el coito anal con ella, a
un hombre que ha conocido en el trabajo o u viejo compañero de estudios.
Muchas mujeres mientras “cabalgan” sobre su pareja o practican juegos bucogenitales, imaginan senos, vaginas, o un personaje femenino. La recurrencia a la imagen de ser tactada ginecológicamente por un médico mujer pertenece a este tipo de fantasías o las de característica bisexual.

Pareciera ser también que esta evocación fantástica en la mujer a menudo está cargada de un clima de violencia, es decir no son solamente toques delicados y sensibles de las zonas erógenas, sino también abrazos, pellizcos, mordeduras, arañazos, penetraciones brutales practicadas con la mano, con la lengua o instrumentos muy diversos.
Las mujeres que admiten este tipo de fantasías confiesan lograr orgasmos más constantes e intensos.

Para finalizar conviene recordar: ¿estas fantasías deben concretarse en la realidad? No, pues ello sería desconocer la función que cumplen descrita más arriba.

Muchas personas de una moral muy estricta, durante el acto sexual, desarrollan fantasías sadomasoquistas, necesitan imaginar que violan o son violados, agreden, flagelan o son azotados y nada dicen de ellos en su condición de persona.

Les dejo dos links a cuestionarios de auto-aplicación que les serán útiles para testear sus capacidades de fantasear sexualmente y de evaluar satisfacción sexual en su relación actual de pareja. Deberán bajarlos a su PC, imprimirlos, completarlos y evaluarlos según las indicaciones.

- Cuestionario 1

- Cuestionario2

Los invito a ver un video de mi autoría basado en un tema musical de Silvio Rodríguez llamado “Desnuda y con sombrero” que interpreto representa una fantasía de “encuentro sexual ocasional”. Tal vez lo que narra haya sido una experiencia real, poro no deja de cumplir con el cometido.



Referencia bibliográfica:

- Dr. Tordjman, Gilbert: “Realidades y Problemas de la Vida Sexual” – Ed: Argos Vergara - (1973) Barcelona España.
- Eysenck y Wilson: – “Psicología y Sexo” – Ed Herder- Barcelona (1981)
- “Test sobre satisfacción sexual” (autor desconocido)
- Imágenes: Google Buscador

Cariños.
Ricardo Musso

6 Amigos opinamos...:

Anónimo dijo...

Hola Rik
Me encantó el vídeo!!!!
Y me encanta Silvio

Ricardo Musso dijo...

Salud Anónimo!
A mi también me gusta mucho Silvio!!!.

Leiste el artículo también?...jajaja!
Saludos.
Rik

Magah dijo...

Hola, un gusto haber llegado hasta aquí. No he tenido tiempo de ver todo, pero las tematicas abordadas son las que me interesan.
Sera bueno andar por aca.

Un saludo

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah!

Si…, me encanta que te hayan traído los reyes aunque atrasados… da igual!.
Que bueno que te guste el sitio, a mi me gustó tu post!.
Y bueno…, andaremos de aquí para allá!.

Cariños.
Rik

Marce dijo...

Mucho me gusto este post. No me imagine que era la fantasía de Silvio… Rodríguez!! Aunque es la de Ricardo me parece, jaja.
Me apetece como ordenaste las fantasías, y los test, puf! Siempre es mucho lo que das.
Me volvi a fijarme si había consigna para comentar y no hay. Bueno, tampoco puedo agregar mucho, más que hacer un llamado a la liberación de la fantasía, que puesta en su lugar aporta mucho y no resta nada. Gracias Ricardo.
PD: Como buena alumna hice el test uno y me dio un excelente puntaje, jaja. Con el otro estoy entreverada, ya lo tomare con la mente despejada. Cariños.

Ricardo Musso dijo...

Hola Marce.

Jajajaja…, me hiciste reír con tu interpretación de que esta publicación es un reflejo de mis propias fantasías sexuales. No digo que sí, pero tampoco digo que no…jajaja.
Me alegro que te haya gustado el artículo. El video que armé sobre ese tema de Silvio Rodríguez tengo que confesar que no me gusta, pero bhue…, es lo que hay vio!
Me gusta tu proclama y también que te hayan dado un buen puntaje esos test

Cariños y gracias por pasar!.
Rik