Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



sábado, 25 de septiembre de 2010

PSICOTERAPIAS CIBERNÉTICAS

Quién iba a predecir que a casi 30 años de egresar de la Universidad de Buenos Aires con mi diploma en una mano y las Obras Completas del Dr. Sigmund Freud en la otra, me encontraría hoy escribiendo este capítulo llamado “PSICOTERAPIAS CIBERNÉTICAS” !!!.

Sin embargo, haciendo honor a la conocida frase de Aristóteles: “LA ÚNICA VERDAD ES LA REALIDAD”, Internet ha venido para quedarse, y sus múltiples recursos han hecho factibles innumerables experiencias de interacción entre personas que, desde distintos puntos del planeta, se comunican con diferentes propósitos, entre ellos, realizar una psicoterapia.

Suponiendo que a esta altura son pocos los que desconocen este fenómeno, y por la posibilidad de encontrar en la Web cientos de publicaciones al respecto y profesionales que se ofrecen para esta modalidad de prestaciones psicológicas, no me extenderé demasiado en explicar en qué consiste una terapia psicológica online.

Mi experiencia en el tema se remonta a la época en que - por el viejo sistema ICQ - yo había creado un sitio llamado “Sexología” durante el año 2000, y consistía en intercambios de e-mail con personas que se comunicaban para pedirme sugerencias sexológicas.

Posteriormente, cuando me integré hace 4 años como coordinador a un grupo de Facebook de nombre: “Por un sexo sin tabúes, abajo la mojigatería” (ya inexistente) también recibía demandas de ese tipo. Pero ya no respondía correos sino que, para evacuar sus dudas, pedía a las personas estar equipadas de una Webcam, micrófono, y alguna manera de oír nuestras conversaciones.

En la actualidad solicito el mismo equipamiento, pero la gama de consultas se ha ampliado a otro tipo de problemáticas, y no solo las sexológicas. Pactamos días y horas para nuestros encuentros utilizando los programas de Messenger o Skype, y damos “marco” a una Psicoterapia Cibernética.

Las ofertas para realizar una terapia online, como dije arriba, son múltiples, y las hay desde páginas que ofrecen sus servicios a través de un profesional que se presenta e identifica (como es mi caso), hasta Instituciones que agrupan varios profesionales.
Para que conozcan algunos de ellos - que me impresionaron seriedad en cómo que presentan sus objetivos – les dejo los links en la siguiente breve lista:

- Psicohumano - de México.

- Centro Terapéutico Montevideo - en Uruguay.

- Sitios Argentina - lista de prestadores terapias en línea de Argentina.

- Atención.org - en España

La orientación psicoterapéutica que se reconoce como la más eficaz para este tipo de psicoterapias es la Cognitivista-Comportamental, aunque sé que otras corrientes más tradicionales de la psicología, como el psicoanálisis, también la está utilizando.

No debería interpretársela como un reemplazo de las habituales terapias cara a cara, sino como un recurso diferente, y hasta complementario.
La mayoría de los profesionales que realizan estos servicios, acuerdan que aún existen algunas limitaciones relacionadas con los tipos de trastornos que presentan las personas que los solicitan. En este sentido, no es aconsejable recurrir a las psicoterapias cibernéticas en los siguientes casos:

- Si la persona ya se encuentra en un proceso psicológico o psiquiátrico.
- En casos de Psicosis.
- Drogadicción en sus primeras fases de tratamiento.
- Trastornos graves de alimentación como bulimia o anorexia.
- Enfermedades mentales graves.
- Depresión profunda que haya llevado a intentos de suicidio o de homicidio.
- Cualquier problema en una fase aguda.

Si bien aún no existe demasiada bibliografía de Estadísticas sobre los resultados de este tipo de terapias, encontré este interesante artículo donde se mencionan algunos resultados de una experiencia de investigación:

DEL DIVÁN A INTERNET - Un psicoterapeuta ‘online’
PATRICIA MATEY- Nota del Diario El Mundo de España

Intuyendo que quizás haya preguntas al respecto por parte de los lectores de esta publicación, creé el mini-chat de abajo.
Tus mensajes solo podrán tener 200 caracteres, aunque claro está que si la pregunta insume una mayor cantidad, podrás subdividir tu interrogante en varios mensajes. En el sector de Nombre podés utilizar el que quieras si no deseas dejar el real, y por último, no es necesario que dejes la dirección de tu correo electrónico.
También podrás hacerlas a través de la página de comentarios, y yo intentaré responderlas en una u otra opción.







Hacia fines del año 2009, solicité a una de mis pacientes cibernéticas, la autorización para grabar una entrevista en la que evaluaríamos cómo le había resultado la experiencia de esta modalidad de terapia. Ella accedió a mi pedido y con aquellas escenas edité un video que se encuentra en Youtube con el título “Psicoterapias por Internet”.
Para este artículo, seleccione exclusivamente las escenas de nuestra conversación y compuse el video que te invito a ver.
Le reiteré su licencia para ello y la aprobó solícita y ratificando lo que en aquel entonces mencionó respecto de su apreciación. Gracias Claudia !!!




Cariños
Ricardo Musso

23 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

¿Qué opinan?

Cariños
Rik

Steki dijo...

Pensar que yo te recomendé con Clau! Muy bueno el post. Estoy totalmente de acuerdo con este sistema. Si yo tuviera que hacerlo no lo dudaría. Sabés que soy muy cibernética.
Felicitaciones, Clau! Cómo cambiaste nena, eh? Jaja.
Besos, Rik.

Ricardo Musso dijo...

Gracias por tus palabras Stekita.

No me cabe dudas que si necesitaras psicoterapia elegirías una virtual!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Claudia; por si estás por ahí!.

Te lo advertí eh!...., jajaja.

Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Nooooo.... escribí un comentario re-largo y se me fue. Aggggghhhh!
Después vuelvo!

Ricardo Musso dijo...

Ufff Claudia.

Siempre recomiendo (porque yo lo hago) escribir los comentarios en una hoja de Word y luego usar la opción “copiar y pegar”. Si te ocurre eso de perderlo, lo volvés a pegar.

Haceme caso mujer…, por lo menos una vez en la vida !!!...jajaja!

Te espero!.

Besos.
Rik

CARINA dijo...

Esta técnica de convocar las ideas para descalificarlas y restarles "la importancia" que yo pensaba que tenían,me ayuda bastante. Ya no me quedo inmersa en una profunda tristeza ni angustiada, eso para mí es un paso enorme! Ahora es como que paulatinamente vuelvo a la realidad, ýo estaba en otro planeta
gracias Ricardo

Ricardo Musso dijo...

Hola Carina

Me alegro que te resulte.
Las ideas obsesivo-irracionales pierden fortaleza cuando uno las convoca y desafía.
Seguí usándola entonces!.
Sé que estas peleándola pero vas muy bien..

Gracias por tu comentario.

Cariños y suerte.
Rik

Graciela dijo...

Hola Rik
Clarísimo tu artículo... Creo que si alguien tiene desvalorizadas las terapias on line por lo menos quedará pensando...
Es que son tantas las posibilidades....
Hace unos días un informe en el canal encuentro hablaba de Mc Luhan... Tipo preocupado por la comunicación y allá por los años 60 y quizá antes, decía que el hombre se iba a poder comunicar en forma horizontal y en tiempo real estando en lugares diferentes... Visualizó los sistemas de chateos con una anticipación increíble..
Creo que lo tuyo es justamente la posibilidad de apropiarte de la tecnología para ayudar a la gente que lo necesita en tiempo real y en forma horizontal...
Muy bueno y muy serio lo tuyo Rik.
Como corolario y si cabían aún dudas, el testimonio presentado barre las dudas de los escepticos..
Me gustó mucho.
Un abrazo grande y muchas gracias
Gra

Ricardo Musso dijo...

Hola Graciela.

Desconocía esa especie de “Julio Verne” del siglo XX, Mc Luhan, voy a tratar de buscar ese programa, me interesa.

Una de las cosas que me ha sucedido respecto a este tipo de terapias, es que argentinos que se encuentran en el extranjero, aunque llegan a hablar a la perfección el lenguaje local, buscan esta modalidad de psicoterapias con terapeutas de su país por cuestiones de idiosincrasia.

Gracias por tu comentario.

Un beso grande.
Rik

Anónimo dijo...

Hola Rik:

Espero estes bien y saludos a todos los que leen este blog.
Los posibles pacientes: pueden ser personas con la misma idiosincracia y que necesitan de alguien de su pais que los atienda y entienda, personas que no pueden desplazarse en la misma ciudad debido a trafico o que vivan muyy lejos, personas discapacitadas,personas que necesitan dar el primer paso para comunicarse por primera vez con algun profesional del area de la sicologia (¡No me imagino cuanta gente habra que no se atreve a consultar a un sicologo! ¡sin embargo lo puede hacer virtualmente!) en fin...

Un abrazo!!

Wilson

LUNA dijo...

Eso si que es poner la técnica a disposición de todos....
Me parece una buena idea.
Yo por ejemplo, si viviera y estuviera una larga temporada aqui en EEUU, me sería muy difícil ponerme en contacto con un psicoterapeuta local, primero por el idioma y segundo porque pertenecemos a tipos de vida distintos.

Tendría que estar más involucrada socialmente para que él entendiera muchos porqués, y vice-versa.
Hay ciertos comportamientos culturales que creo, afectan directamente en nuestra forma de ser y vivir,

No digo que sea imposible, pero me sería mucho más fácil, ahora, con un español.

Me ha encantado.
Un besito.
Mañana, volvemos a casa, después de dos meses.
(si los huelguistas no han dejado demasiado estropicio......)

Ana dijo...

Se me caen las babas ante la posibilidad que ofrecés, matecito de por medio, en la comodidad del propio hábitat, en el horario más conveniente para uno, porque recuerdo aquellos 280 km. que recorría sola en mi auto, dos veces por semana, para ir a que mi terapeuta me ayudara en esta difícil tarea de reconciliar el adentro con el afuera. Asumir la responsabilidad de mi propia vida.
(Sinceramente creo que ese sacrificio más los honorarios del profesional,aceleraron mi proceso de sanación/recuperación/estabilización o como deba llamarse)já.

Y lo más interesante (esto entre nos) con un sólo click, ting! liquidás al terapeuta, lo borrás de la pantalla cuando se mete donde no debe. ¿No es maravilloso? Aunque el único perjudicado sea uno, pero hasta entenderlo el goce ha de ser fabuloso.
Ay, qué risa! Le tengo unas ganas al II que ni te imaginas. Ya tengo 5 capítulos en mi cabeza. Sólo necesito una sesión virtual para ver de qué trata y luego me arreglo solita. já.
Admito este tipo de terapia si las llevan a cabo profesionales con una probada trayectoria de fondo, como considero es tu caso.
Un abrazo Rik.

Ricardo Musso dijo...

Bueno días Wilson.

Muy buena tu nómina de situaciones que justifican que - las personas que poseen los recursos para hacerlo – se acerquen a hacer una consulta por este medio.
Le agregaría que para quienes poseen trastornos fóbicos de tipo agorafóbicos (miedo a salir a los espacios abiertos) es una posibilidad de recibir terapia sin trasladarse. Claro está que el objetivo, en mi opinión, debería ser que logre superar esos miedos irracionales.

Gracias por estas siempre presente y tus palabras.

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna querida.

Exactamente.
Algo similar comenté arriba sobre pacientes que, viviendo en el extranjero, recurren a este medio para buscar pacientes de su país de origen.
Es imprescindible por lo menos que hablen el mismo lenguaje materno (paciente-terapeuta). Pero aún así, existen factores exclusivamente culturales que para un terapeuta de otro país le es difícil comprender en su magnitud.

Me ha sucedido, con consultantes latinoamericanos o españoles, que las dificultades del tipo de relaciones entre los géneros (mujeres y varones), en mi país se podría orientar a la persona a resolverlas de una determinada manera, pero en el suyo es imposible hacerlo (sobre todo por factores como el machismo).

Gracias por pasarte y buen regreso.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana.

Importante el “sacrificio” que hiciste para recurrir a una terapia. No te quepa duda que los factores que mencionás contribuyeron a encontrar la “estabilidad” que buscabas para tu vida (en ese momento por lo menos).
He tenido experiencias de terapias “cara a cara” con personas que debían trasladarse alrededor de 150 km semanales para verme, y la evolución favorable respecto de lo que buscaban resolver ha sido mucho más rápida que con los locales.

Los terapeutas nos solemos “meter” en aspectos de la vida de quienes nos consultan que a veces les resulta incómodo.
Si una persona inicia una terapia - por cualquier medio - para oír lo que quiere oír, la terapia solo se convertirá en una erogación de su economía, pero los problemas continuarán.
No niego que - para muchos profesionales - es un muy buen método para incrementar la propia “ponerse” en el lugar de padre, madre o amigo, y con “palmaditas” en la espalda (virtuales o en vivo) justifican todo lo que le sucede al otro responsabilizando al “mundo cruel” en que vivimos.
Pero es cierto lo que describís respecto de que si te sintieras incómoda con las apreciaciones de tu terapeuta por el medio cibernético, con un “clik” se soluciona todo sin necesidad de dar demasiadas explicaciones para retirarse del contexto. Claro está que los honorarios correrían igual. Como con los pacientes “de carne y huesos” (como suelo decir) que faltan a la entrevista sin avisar con tiempo. Me hiciste reír che…jajaja!.


Adelante con tu libro “Ay, qué risa! (II)” !!!. Pero te sugiero que ya comiences a escribir en tu PC los capítulos que tenés en “tu cabeza”. En ese sentido también la tecnología ha facilitado las cosas. Antes, estar tirando hojas porque no nos gustaba lo escrito, era costoso económicamente, pero ahora, con un “delete”, ya esta!.
Si como sospecho va a versar sobre las terapias on-line, te sugiero que el personaje del terapeuta sea una mujer, ¿te animás?. Ya vituperaste bastante a los terapeutas varones en tu primer libro mujer !!!...jajaja!.

Gracias por tu comentario.

Un abrazo.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Te juro que me olvidé de volver a mandar el comentario. Mil disculpas.
En el otro decía, ¡Qué horror, la cámara rodando y yo sin maquillar! Bueno eso es la confirmación de que no es una nota armada ¿nó?

La verdad es que yo desearía que tuvieras mucho trabajo Rik y también que hubiera más profesionales que hicieran lo mismo, porque de esa manera habría más gente ocupándose de estar mejor y quien está bien es más feliz.
Si todos pudiéramos hablar con un profesional que nos dé las herramientas necesarias que nos ayuden a solucionar los problemas o en su defecto a manejarlos, tené por seguro que tendríamos una sociedad mejor.
Yo agradezco que Isa te haya recomendado. El año de terapia que trabajé contigo me ayudó a manejar, no solo el momento difícil que yo estaba pasando por la muerte de mi marido, sino todos los cambios por los que tuve que pasar a consecuencia de ello. Pero además, sirvió de base para que yo cambiara mi forma de pensar en todo. Fundamentalmente la sobreexigencia que me hacía a mí misma.
Y, como decía en la charla, si me hubiera tenido que mover de mi casa, seguro que no lo hubiera hecho.
Gracias!
Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia querida!.

Estas disculpada, y después de las cosas que nos contamos los otros días, con más razón.

No es que los dos estábamos fatales para las cámaras, es que decidimos quedarnos con uno de los ensayos porque parecía más natural… ¿no te acordás?. El día que filmamos vos de vestido de noche y yo con esmoquin, para el último rodaje, no salió tan bien…jajaja!.

Tu frase: “… que nos dé las herramientas necesarias que nos ayuden a solucionar los problemas o en su defecto a manejarlos,…”, a mi gusto, es fundamental.
Para los terapeutas Cognitivistas, de eso se trata una psicoterapia. Un proceso de aprendizaje; donde el consultante adquiere “herramientas” para enfrentar e intentar resolver sus dificultades, y una “interpretación” diferente de las mismas. Si se quiere, un cambio en su “filosofía” de percibir la realidad sobre todo aquello que lo afecta debido una “visión catastrófica” de sus problemas, por una más “objetiva”; más racional.

Sigo abajo…

Ricardo Musso dijo...

Pero para ello, es necesario que el paciente posea una cuota de inteligencia (no me refiero a la cultura o nivel de instrucción); firmes deseos de salir de la situación en que está sumergida, y entender que si no pone en practica lo que durante las entrevistas se “conviene” como lo más apropiado para hacer, nada cambiará. Y vos poseías (y posees) todas esas características Claudia.
Con esto quiero decir (y no es “falsa humildad”) que el real mérito del “éxito” de una psicoterapia (cibernética o presencial), es de la persona que consulta.

Para mi fue una muy linda experiencia haberte conocido y podido colaborar para verte también como te vi el martes pasado cuando conversamos un rato como en los “viejos tiempos”; así que también le estoy agradecido a Steki por habernos presentados.

Gracias por tu comentario.

Un beso y abrazo fuertes.
Rik

Ana dijo...

Muy bueno Riki!
Las herramientas van cambiando y corresponde adaptarse a ellas.

Algo muy interesante y que marca Claudia (capa!!) es que estar relajada y en su ámbito tal vez lejos de obturar, posibilita.
En algunos trastornos el "encuadre" obtura No?

Un beso grande a ambos.

Ricardo Musso dijo...

Es cierto Ana.

Yo iba a comenzar este capítulo con un dialogo al estilo del viejo “encuadre” con mi primera terapeuta por 4 años en que yo le preguntaba por qué no había emitido palabra durante 50 minutos, y ella solo me respondía: “Lo espero pasado mañana Ricardo”…jajaja.

Es cierto que los ortodoxos psicoanalistas, con sus ortodoxos “encuadres”, cada vez son menos, y aunque continúan utilizando la “lectura” que marcó Freud para lo que dicen los pacientes, cada vez más interactúan con ellos.

Es que no puede ser de otra manera Ana.
Se utilice la referencia teórica que se utilice, las personas que nos consultan necesitan de esa interacción. Necesitan ver a su terapeuta como una persona común y corriente, y no esa especie de “Dios entronado y anónimo” que las viejas escuelas promulgaban.

Claudia lo dice claramente cuando habla que esta experiencia le resultó una desmitificación de la terapia. Es que aquello del encuadre es un mito de las escuelas psicoterapéuticas.

¿Cómo hubiese hecho yo para trabajar en esta ciudad, que cuando llegué tenía 4000 habitantes, para mantener el anonimato?...jajaja

Gracias por pasarte.

Besos corazón.
Rik

Marce dijo...

Excelente información. Pensaba que esto debía hacerse, pero desconocía que se hace. En la punta de la ola Licenciado Musso. Gracias.

Ricardo Musso dijo...

Hola Marce, buenas tardes.

Me alegra que te haya sido útil lo descrito en esta publicación.
Hoy son varios los profesionales y centros que utilizan esta modalidad de psicoterapia.
Como todo lo que hacemos en la vida, tiene sus ventajas y desventajas, y para algunos tipos de problemáticas también sus límites.

Gracias por pasar y por tus palabras.
Un abrazo grande.
Rik