Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



miércoles, 4 de mayo de 2011

¡QUIERO QUE QUIERAS AMARME!

- “¿Pero ella por qué quiere terminar la relación?”
- “Bueno… dice que ya no me ama y que quiere estar sola…”
- “Aja… ¿y qué fue lo que vos le pediste?”
- “Le dije que no…, que no me deje…, que sigamos viéndonos; que yo quiero que vuelva a enamorarse de mí y que esa es la mejor forma de lograrlo…”
- “¿Y ella qué te respondió?”
- “Que es absurdo lo que le pido…, que ella no va a volver a amarme por seguir juntos, o porque yo se lo pida…”
- “¿A vos te convencería que ella te dijese que te ama porque vos se lo pediste?”
- “Y….sí…, o no…, no sé…, la verdad es que tengo un despelote en la cabeza….”

------------------------------------------------

En el capítulo COMUNICACIÓN (II) - Confusión (b) desarrollé el concepto de PARADOJAS, y describí, específicamente, las denominadas paradojas de “DOBLE VÍNCULO”, que tienen una estructura común a las antinomias lógicas, es decir, contienen un mensaje y a la vez, un mensaje opuesto. Tal como se ejemplifica en la imagen siguiente:

En esta ocasión, haré mención a un tipo de paradojas que, conjuntamente con las de “DOBLE VÍNCULO”, en la interacción humana son las que más afectan psico-emocionalmente a las personas. Se denominan paradojas de “¡SÉ ESPONTÁNEO!”.

Toda vez que exigimos un comportamiento, una emoción, un acontecimiento, que depende de la presencia de variables de ESPONTANEIDAD para que se produzca y satisfaga nuestras expectativas, nos enfrentamos a una paradoja de “¡SÉ ESPONTÁNEO!”.

Los autores abajo referenciados para este artículo, mencionan algunos ejemplos de este tipo de paradojas como los que he sintetizado:

- Un sujeto insomne que intenta dar lugar a un fenómeno natural, espontáneo, como es el sueño, mediante un acto de voluntad como “¡voy a dormirme!”, lo que consigue es despabilarse más.
- La persona deprimida que intenta cambiar su estado de ánimo concentrándose sobre sentimientos que debería tener para «sacarse a sí misma de la depresión» - como si los sentimientos pudieran ser programados para surgir espontáneamente -, tan solo consigue deprimirse más aún.
- Cuanto más intensamente se desean, se esperan o se quieren forzar una erección o un orgasmo, tanto menos probable es su ocurrencia.
- Un modo seguro de convertir un encuentro sexual en un fracaso, es proyectarlo y premeditarlo previamente con lujo de detalles.
- Esperar fervientemente experimentar sensaciones durante el coito de acuerdo a lo que indica algún manual de sexología, desembocará seguramente en una frustración.

Basta que pensemos un poco y descubriremos que con mucha más frecuencia que la que creemos nos enfrentamos a este tipo de paradojas.
Ser conscientes de su existencia (la paradoja) no implica que no manifestemos nuestro deseo de que algo ocurra de una determinada manera, como por ejemplo decir: “¡QUIERO QUE ME AMES!”. Pero es irracional perturbarnos cuando la propia percepción de que el otro nos ama no sucede como quisiéramos, porque su cumplimiento depende de factores como la espontaneidad. O sea - en el caso del título de esta publicación -, solicitar: “¡QUIERO QUE QUIERAS AMARME!”, es absurdo.

Para terminar; el “despelote en la cabeza” que siente el sujeto del diálogo del principio está producido por lo mencionado en el párrafo de arriba. Es decir, presiente que el hecho de solicitarle a su pareja que lo ame no es suficiente para llegar a convencerse que ello podría suceder por pedírselo, sino que en realidad, lo que espera, es que ella desee amarlo. Deseo que automáticamente se frustra al solicitarlo, porque el sentimiento de amor por alguien solo puede surgir espontáneamente.

Algo por el estilo le sucede a la madre del niño que menciono en el video que te invito a mirar…, sin solicitarte que desees hacerlo...


REFERENCIA:

- P. Watzlawick; J. H. Weakland; R. Fisch - “CAMBIO” - Ed. Herder – Barcelona (1982)

Cariños
Ricardo Musso

42 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

Deseo que deseen dejar sus opiniones!!!

Bueno….estem… hagan lo que les plazca mejor.

Cariños.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Kilométrico, así era mi comentario.
Chau, paso mañana.

Ricardo Musso dijo...

Jajajajaja Claudia.

¿Viste?..., ¿viste?...viste?!!!.

Word...,Word...Word !!!!.
Grande el Word !!!.

Lo lamento..., te espero.

Besos.
Rik

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Ricardo!
De todas formas y solo a veces, ¡Solo a veces! las razones son las de cada cual y no las de quien, cree tenerla.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

Steki dijo...

Hola, Rik!
He escuchado a alguna que otra persona creer en el convencimiento de que cuando una relación llegó a su fin -en este caso el amor de un componente de una pareja- puede volver a rescatarla.
Yo creo que cuando el amor se acabó, se acabó. No hay tutía. Por más que prometan el "oro y el moro", que cambiarán, que harán que el otro/a vuelva a amarlo/a. Mi deseo es que "el otro" sea espontáneo conmigo y que no dé vueltas al asunto. Vos sabés que mi lema, hoy en día, es: AMAR MIENTRAS DURE. Creería que la frase: AMAR HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE debería borrarse o modificarse en las ceremonias de casamiento. Ya no se puede pormeter amor eterno. Y, el día que se terminó pues bueno, pecho y a otra cosa mariposa. No tiene sentido tratar de retener a alguien a su lado sabiendo que no hay más amor.
Yo creo que si hay algo que no me falta a mí es espontaneidad. Más bien soy medio bruta para decir las cosas. Tal vez a mí me debieran decir que no sea tan espontánea! Jaja.
Me gustó la pradoja del video. Me quedé pensando desde el rol de madre. Tal vez le venga bien a las que aún tienen niños chicos a quienes educar. Las demás, las que ya estamos de vuelta, no tiene caso "llorar sobre la leche derramada". Ojalá hubiera un instrucitvo o una Universidad de cómo ser padres pero bueno, no la hay. No nos queda otra que ir aprendiendo en el camino.
Que tengas un lindo finde!
Besos.

Anónimo dijo...

Buenas tardes Rik:

La verdad y te lo digo en serio fui a buscar una conexión veloz de Internet para ver el video y no la pude encontrar por aca cerca, pero bueno ¡queria ver el video¡ ya ves como surte efecto la contradicción. Cuando dices que no es obligatorio llamas mas la atención y pareciera que por mayor curiosidad hubiese querido ver el video jejeje ¿que pasa?

Tambien en conversaciones en vivo con alguna persona te dice por ejemplo “yo no soy mentiroso” o “yo no soy gay” pareciera que al decirlo ya lo proclamara, y solitos se denuncian jejeje.

Un abrazo

Wilson
p.d. no se puede entrar por blogger hay muchas quejas de otros usuarios tambien, espero solucionen

Ricardo Musso dijo...

Buenos días J.M.Ojeda.

Interesante reflexión.
Te voy a pedir que cuando dispongas de tiempo pases a explicarte mejor cómo esta relacionada con lo descripto en el artículo.

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita.

Comparto que esa añeja norma de prometer amor “hasta que la muerte nos separe” de las ceremonias matrimoniales, es una promesa de “sé espontáneo”; ya que se promete mantener un sentimiento que llegó, y se alejará, espontáneamente, y no depende de promesas. Se debería cambiar por la promesa de cómo se dividirán los bienes gananciales…, eso sí, ante escribano!...jajaja.

Te aclaro que la espontaneidad a la que se refiere el capítulo, no es a la manera de comportarnos de las personas, sino a las emociones, los sentimientos, o la expectativa de que se produzcan sucesos de dependen de variables del azar, de la espontaneidad, como en el caso de amar, dormir, tener una erección, etc.; y que cuando son solicitadas, o auto exigidas, generalmente fracasan. El ejemplo de la situación de la madre respecto de los estudios de su hijo, es solo un ejemplo más de la mencionada paradoja.

De adultos, en las parejas o muchas otras relaciones interpersonales, aunque no se haga explícito un pedido de lo que uno desea que el otro sienta, o que se comporte, respecto de nosotros, de muchas otras maneras se expresan esos deseos. Y si dependen de la espontaneidad para que se produzcan, se genera tensión en esos vínculos, ¿no?....jajaja.

Gracias por pasar a comentar.
Buen fin de semana y beso grande.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Wilson.

Jajajaja… ¿así que te “picó el bichito” por ver el video?. Bueno, ya conseguirás una conexión que te permita hacerlo. No te preocupes. No tiene sentido que te cuente lo que en él digo, porque está redactado en el texto de la publicación.

Respecto de lo que mencionas sobre las personas que al expresar lo que no son, están declarando que lo son; en tu comentario, cuando comienzas diciendo: “ La verdad y te lo digo en serio…”, ¿estás queriendo decir que a veces decís tus verdades pero no se debería tomarte en serio?... jajaja.

Ojalá se solucione lo de Blogger.

Un abrazo.
Rik

Steki dijo...

Hola, Rik!
Volví porque me acordé de un ejemplo real que viene como anillo al dedo: un señor me preguntó en pleno momento "decime lo que estás sintiendo, decime algo". También había otras preguntas como "yo siento tal o cual, vos también?" o "estás en las nubes?" A lo cual tuve que decirle que él no podía hacerme esas preguntas porque yo no se las podía responder o, mejor dicho, él no iba a escuchar de mí lo que él quería escuchar porque yo no le iba a mentir. Se entiende? Jeje. A mi no me sale decir las cosas que no siento, ni por lástima. Por eso te digo que soy un poco bestia para decir las cosas pero sincera.
Besos y feliz finde.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Steki.

No sé si leíste lo que te respondí al comentario tuyo anterior, pero éste nuevo me parece que aludís a tu franqueza respecto de lo que sentís o pensás en algo que te está sucediendo; y no a que te obligues a experimentar cosas que no surgen espontáneamente, es decir, obligarte a ser espontánea y caer en la paradoja que trato en el artículo.

En la situación que contás, obviamente, no estabas sintiendo lo que él esperaba que sintieras, pero no fuiste directa en tú respuesta, más bien usaste artilugios para responderle que las cosas no estaban siendo de tu agrado.
Una persona asertiva hubiese sido más directa, y quizás así podrían haber mejorado las cosas, o tal vez no, que se yo. Depende cómo él hubiera tomado tu respuesta.

¿Qué queres que te diga, que sos medio bestia?..., bueno, para mí sos una BB…, es decir, una BESTIA BRUTA….jajaja.

Besos.
Rik

Anónimo dijo...

Hola Rik:

Me hiciste reir hoy temprano con tu respuesta, andaba mal de mi estomago, creo que es la vesicula por estar de renegon ayer y senti alivio. Mi caracter amigo, mi caracter, mejoré pero es posible cambiar del todo inclusive para no sentir dolencias fisicas?.

Gracias, actualmente me siento muy bien casi siempre y bueno espero sentirme del todo bien, si no es mi dolencia siquica es mi dolencia fisica .

Un abrazo

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Me alegro haberte hecho reír Wilson, y que esto haya mejorado tu dolencia física.

Bueno…, estar siempre bien física o psíquicamente es una utopía, amigo. No te exijas tanto che!.

Cuando estés medio bajón, acordate de leer el capítulo LA RISA donde dejamos muchos y buenos chistes!.

Un abrazo.
Rik

MAR dijo...

Ser espontáneo a mi modo de ver es muy bueno, menos en el caso que podamos herir a los demás por el apuro de decir lo que pensamos, sin filtro, la verdad ante todo pero de un modo suave.
Con respecto al video, muchas veces las mamás queremos que los hijos lleven nuetros ritmos, nuestros tiempos...por eso hay que respetarlos y no manipularnos.
Creo que nadie pertenece a nadie, todos somos parte del Universo, entonces sólo tenemos que acompañárnos y compartir con tolerancia y positivismo.
Mis saludos para ti y que tengas una linda semana.
mar

Ricardo Musso dijo...

Buenos días MAR.

Comparto que ser espontáneo es una buena cualidad en las personas. Nuestra espontaneidad no debería herir a nadie; como se dice: “Es lo que hay!” y quien quiere me toma, o sino, me deja. Claro está que, como bien decís, no es necesario ser agresivo para actuar espontáneamente.

Lo paradójico que plantea el capítulo, se refiere a aquellas personas que nos solicitan ser espontáneos para actual, pensar o sentir, como ellos lo esperan. El ejemplo de la madre del video, es solo un ejemplo más.

Gracias por tu comentario.
Te deseo una buena semana para vos también.
Rik

Anónimo dijo...

Buenas noches Rik:

Ya estoy bien, sip creo estoy estrenando mi cambio de look siquico y me entusiasmo tanto que no mido el impacto en mi condicion fisica.

Leia anteriores temas que no los lei a profundidad pues te acordaras que, aquella vez entre por motivos de dolor de corazon al tema "¿Necesitas desenamorarte?" Y ahí estabas vos que me ayudaste bastante, y bueno no era el perder a esa mujer el problema, sino, yo mismo .

Leia por ejemplo, Incompletud vs completud? Y se me puso la carne de gallina y me preguntaba sino era yo “el elegido”, jejeje pero creo que no, tengo motivos para suponer que no.

Y el Heil Mario!! jejeje te pasaste jejeje (Lease en "Ser un Maradona" en comentarios)

Una correccion: quien dijo “Volvere y sere millones” era Tupac Catari cuando murio en manos de los españoles que creo lo descuartizaron, eso ocurrió cuando se revelaron los indígenas y fue hace muchisimos años. (Lease "Ser padres ser hijos")

Respecto a Sabato leia parte de su biografia de; como su padre era un maldito y como se ocultaba para que no lo maltrate desarrollando según este articulo una neurosis y fue posiblemente uno de los motivos de que se “refugiara” y creara sus obras . Que pasaba si hubiese sido tratado por un siquiatra o un sicologo y encausado hacia una vida digamos normal?? No hubiesen existido sus obras?.

Un abrazo

Wilson

MARU dijo...

Querido Ricardo, gracias por seguirme y acompañarme en esta nueva singladura,,, y por ser tan optimista:
A mi hijos y nietos (y mi marido) les importa un huevo el BLOG DE LA IAIA... Y el nuevo que he a bierto (que ni lo saben...) ya sabes, cosas generacionales....
Pero no importa.
Un besito, qjuerido amigo.

Laureta dijo...

Hola Rik!

Siempre he pensado que planear es abocar al fracaso casi absoluto, y siento como si lo que has escrito hubiera salido de mi boca...

Totalmente deacuerdo...

Llevo tiempo pensando que necesitaría compartir todo lo que tengo en mi cabeza con un psicólogo, incluso me servirías porque siempre que leo cosas tuyas, me haces reflexionar... Aunque sean cosas que sé o conocía!

Te admiro...

Pd: no puedo contestar a tu pregunta, no sé como verlo... Gracias por lo escrito y por pasarte... Mi blog ha muerto de comentarios, aunque no me extraña...

Un beso enorme!!

Claudia Sánchez dijo...

Hola Rik! no pasé de pura bronca que tenía (y que aún conservo un poco), porque yo soy ESPONTANEA, así que hoy no saldrá el comentario que me salió en ese momento.
Igualmente, te comento, no hay una pregunta que responder en tu posteo no? O sea, sí estoy de acuerdo con todo lo que planteás. Hace unos días sostenía una discusión con nuestro común amigo torombolo acerca de qué quieren las mujeres (para variar), y yo le decía que ahí radicaba su problema, él exigía que las mujeres fueran francas y dijeran qué querían y para las mujeres, lo recibido porque se pide deja de tener valor.
También me observo en mi propia experiencia como madre. Cuántas veces le digo a mi nene de 7 años: Vos ya deberías saber lo que tenés que hacer, no tengo que repetírtelo todos los días. La paradoja total, porque sé que si no se lo digo, no lo hace, pero tampoco puedo dejar de decírselo.
En fin, creo que como en todo, el equilibrio y la flexibilidad son importantes. Y como usted bien me enseñó, tratar de ser asertivos.
Besos,

MAR dijo...

No pude entrar a mi Blog ni al de nadie por días.
Feliz fin de semana y gracias por tu bello comentario en mi poema tristón.
mar

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson.

Me alegro que te sientas bien psicológicamente, pero ojo, porque lo psíquico y lo físico, van de la mano eh!.
Veo que estás con más tiempo y tranquilidad para leer antiguas publicaciones y seguís descubriendo cosas…, me hace bien saberlo.

Desconocía lo que mencionas sobre la frase “Volveré y seré millones”. En argentina se la atribuye a Eva Perón, pero quizás ella la tomó de Tupac Catari. Qué se yo!.

Respecto de lo que mencionas de Sabato… ¿qué pregunta?. Pareciera que los grandes artistas tuvieron una infancia bastante tortuosa, pero no me arriesgaría a decir que es una condición indispensable.

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida MARU.

No serás la primera ni la última persona a quienes les sucede que a los más allegados les interesa nada las pasiones propias.
Creo que lo importante es no desmoralizarse por eso, y, “contra viento y marea”, seguir adelante con nuestros propósitos. Y que nos importe un huevo que les importe un huevo…jajaja!. Más aún cuando no los perjudicamos en lo más mínimo.

Mis felicitaciones.
Tengo que visitarte en tu nueva entrada, y lo haré!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Laureta.

Me alegra que coincidas con que las cosas que dependen de un buen grado de espontaneidad, si se planifican demasiados, casi con seguridad, van al fracaso.

Lo que sucede con tu blog, es un reflejo de lo que está sucediendo en tu vida. Te has aislado y encerrado en ideas “rumiantes” por tu pérdida.
No está muerto aún (el blog), pero lo estás matando, y no creo que sea lo que en el fondo deseas, además de hacerte bien a vos estar más presente.

Comparto con que necesitas una ayuda profesional. En ese sentido, contá conmigo para lo que necesites. Espero que me escribas.

Gracias por pasar a comentar.
Otro beso grande para vos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia.

Es razonable que aún te dure la bronca por haber perdido tu comentario original. De todas maneras; si ese primer impulso y espontaneidad lo volcás en una hoja de Word, no le quitará mérito. Estos de blogger no saben de las frustraciones que nos generan, pero podemos “hacerles una pirueta”.

A ver…, si no te entendí mal, creo que no interpretaste bien cuándo surge la paradoja de “sé espontáneo”.
La dificultad no está en pedir algo que nos satisfaga, y aceptarla con placer cuando el otro accede y la cumple.
La paradoja surge, justamente, cuando pedimos cosas que deberían emerger espontáneamente pero se “obtienen” (entre comillas) al pedirlas. Porque nunca nos convenceremos si son genuinas o no.
Las más clásicas se dan cuando uno solicita afecto, o reconocimiento, o, como en el caso del video (que posiblemente sea similar a la que atravesás con tu hijo) porque la mujer no se conforma con solicitarle a su hijo que estudie, sino que pretende que él quiera estudiar sin necesidad de pedírselo.

Vayamos a un ejemplo. Hoy te recordé por Facebook que tenías una “deuda” conmigo, que era la de haber prometido que volverías a dejar tu opinión. Bien, “acusaste recibo”, y viniste a dejar tu comentario.
Yo no me siento mal por habértelo solicitado y que vos hayas accedido. Puedo pensar que estabas con muchas otras cosas en tu cabeza y bien pudiste haber olvidado aquel compromiso. Pero mí interés era conocer tu pensamiento y aquí lo tengo!. Te lo agradezco!.

Diferente sería si yo te hubiera solicitado que pasaras a dejar un comentario donde dijeras que yo soy el mejor terapeuta que has conocido…, y el más guapo!....jajajaja.
Si hubieses accedido a ese pedido, no te hubiese creído!, o hubiese sentido que algo no estaba bien, ¿ta?.

Parece que continuas con tus “entreveros” con Torombolo; me alegro, son divertidas esas discusiones. Mandale mis saludos cuando te lo cruces.

Un beso grande y nuevamente gracias por venir.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes MAR.

Es que hubo problemas con Blogger.
Desconozco a qué hora se solucionó, pero bienvenido sea!.

Por nada y gracias a vos por pasar.
Igual deseo de buen fin de semana.

Besos
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Tenés razón Rik, se me fué de la cabeza y se agradecen los rcordatorios. pero juro que dejé mi comentario, de hecho lo estás contestando pero... no'tá! Este blogger HDP tiene culpa de muchas de las broncas también.
Sí entendí el tema de la espontaneidad, solo puse un ejemplo práctico. Vale también para el "Quiero que me quieras por lo que soy, no por lo que vos sos porque yo te quiero." aunque ese es más difícil de lograr.
Besos,

PD: ando complicada por estos días. Te prometo que cuando me aliviane un poco charlamos largo y tendido (y jugoso...!) ;-)

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Claudia.

Me refería a aquel kilométrico comentario que dejaste en tu primer ingreso y que dijiste perdiste al querer publicarlo…, no importa.

"Quiero que me quieras por lo que soy, no por lo que vos sos porque yo te quiero." … me mataste con esta frase!!!.
Tengo tema para mis neuronas para un rato.

Gracias por pasar.
Besos.
Rik

PD: Dale…, como en el truco: “Usted manda”.

MARU dijo...

Bueno, he entrado varias veces y lo he leído otras tantas. Una cosa es filosofar de un tema y otra es ponernos en la piel del protagonista.

Dicen, así genéricamente, que querer es poder. Que si ponemos empeño y voluntad podemos conseguir...lo que sea.

PERO EL AMOR CON PASIÓN NO. SE SIENTE O NO SE SIENTE.

Pero tengo una duda.
He conocido el amor posesivo, casi obsesivo, el amor que quema y nos quita casi la razón. El amor de joven.
Luego, con los años, las formas se van aquietando, dulcificando, transformando... La pasión es armonia, compañia, complemento.
A no ser que de momento me entrara un asco físico o conductual, o, si no me enamorara locamente de otro hombre, (cosa poco probable) no sabría decirte si sigo amando o no.
Estoy relajada, segura, tranquila, me siento acompañada, querida, cuidada, respetada...
Si de momento llegara mi marido y me dijera que se ha enamorado de otra.. sentiría dolor pero ¿de amor? o lo que sentiría es mi orgullo herido, despecho.
Lo que si sé es que NO le diría que se quedara si no quiere quedarse.
Pero.. porque soy generosa... o porque soy orgullosa...
Creo que no hay cosa más complicada que las relaciones humanas entre personas que Sí importan.

Bueno, como verás, solo sé que no sé nada...
Besitos, amigo.

Ricardo Musso dijo...

Querida amiga MARU.

Excelente tu descripción de cómo evoluciona el sentimiento de amor, a lo largo del tiempo, en una pareja. Así lo describe la ciencia de la conducta, aunque mucho antes lo han hecho muchos poetas, o músicos, como Pablo Milanes en aquella canción “Años”:

Pasan los años,
y cómo cambia lo que yo siento;
lo que ayer era amor
se va volviendo otro sentimiento.


Con seguridad no sufrirías por amor si llegase a suceder lo que mencionas sobre la eventualidad de que tu pareja se volviese a enamorar de otra persona. Quizás sí por una herida en tu amor propio. Pero por sobre todo por la pérdida del compañero que, aunque no es física, luego de 40 años de compartir gran parte de tu vida con él, deberías reestructurar para “cubrir” esas horas del día a día que estás acostumbrada a su presencia.
Inteligente tu reflexión sobre que no le pedirías que se quedase. Es que si lo hicieses, nunca estarías convencida si lo hace por propia iniciativa o porque se lo solicitaste, y vivirías en una eterna insatisfacción. Y ello porque, como menciono en la publicación, solo sería valido el acto de quedarse si surgiera espontáneamente.

Un beso grande.
Rik

Anónimo dijo...

Buenos dias Rik:

Saludos a tod@s, no se si tiene que ver algo con el tema pero que pasa con los hijos cuando se deciden a estudiar algo que probable a los padres no les agrade. A mi me paso que cuando adolescente antes de entrar a una universidad mi padre que es experto en su area de trabajo me decia que estudie algo relacionado con lo que el practicaba y bueno yo no le hice caso, mi padre tenia contactos con amigos de el ademas de mucha experiencia en ese campo y bueno no le hice caso, sali profesional pero no me fue muy bien con la falta de trabajo que hay y bueno tarde son los pesares. Tengo un conocido de quien su hijo entro a la universidad pero haciendole caso a su padre en una profesion que su padre ejerce pero a duras penas logra mantener a su familia, yo trate de hacerle cambiar de idea al muchacho que estudie algo que le guste a el que es la cibernetica pero el muchacho me dice: "mi padre me dijo que estudie esto y debo hacerle caso", pensando en mi situacion me dije a mi mismo : "tal vez tenga razon este muchacho y no vaya a pasarle lo que a mi".
Como tu mencionas en otra parte de tu libro solo debemos "escoltar" a nuestros hijos y bueno ellos ya sabran lo que les pasa despues, ayy Rik quien pudiera predecir el futuro!!

Un abrazo

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Wilson.

Tu comentario es un claro ejemplo de lo que seguro ya habrás leído u oírme decir, meternos a pensar acerca de nuestras vidas a través de hipótesis contrafácticas.
Es decir, hipotetizar sobre qué hubiese sucedido si hubiera hecho tal cosa en vez de lo que hice, y deducir cosas que jamás podremos probar porque no sucedieron como lo pensamos.

¿Qué hubiese sucedido si en vez de Psicología hubiese estudiado Derecho?..., seguramente hubiese sido Presidente de la Argentina ya que todos han sido y son abogados.

Los “éxitos” o “fracasos” en tu vida profesional, o en la de tu amigo, tal vez hubiesen sido similares hayan estudiado lo que hayan estudiado. ¿Me explico?

Como padres, “escoltar” a nuestros hijos y no imponerles la vida que suponemos mejor para ellos, es lo más saludable que podemos hacer. Claro esta que si no ponderamos lo que eligen hacer, o “solapadamente” les pronosticamos fracasos, lo más probable es que fracasen, por aquello de las profecías auto-cumplidas, ya que también crecerán con aquel pronóstico en su mente, aunque sea inconscientemente.

Un abrazo.
Rik

Anónimo dijo...

Hola Rik:
Vi en un programa de television una entrevista acerca del amor; en que la pregunta era "¿Se debe poner todas las cartas sobre la mesa al momento de enamorarse?", se referia a contar todo nuestro pasado a la persona amada, problemas sicologicos que arrastramos, traumas, relaciones con otras parejas y bueno toda nuestra vida, y probable tambien la otra persona "se sincere con vos" y bueno algunos contestaban que si; que le dirian todo a su pareja por que la amaban y no habia razon para ocultar.

Te paso el microfono a vos Rik con la misma pregunta y gracias anticipadas por tu respuesta.

En el anterior post me contestabas que si hubieses sido abogado serias presidente por eso de que casi todos son abogados. Para mi seria mejor que fueran de otra profesion como la tuya por ejemplo para comprender mejor a la ciudadania y vos serias un presidente de lujo, pero la politica es muy insincera ( por no decir otra palabrota), lo que te inhabilita para ser presidente jejeeje. No cumples el principal requisito.

Un abrazo querido amigo.

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Wilson.

Respecto de tu primera parte del comentario, personalmente pienso que la personal historia de vida si bien no se debería ocultar en una relación de pareja, ya que se supone que habrá transparencia y confianza mutua. Sin embargo, no es necesario ir más allá de lo que el otro miembro de la relación siente curiosidad de conocer. Algo así como cuando educamos a un niño en determinados temas, donde no deberíamos intentar explicarle cosas para las que no está preparado entender si no las pregunta.
Así y todo, si leíste el capítulo “PROHIBIDO EL PASO”, verás que allí señalo lo que dice Berne acerca de que tenemos derechos a poseer áreas de intimidad que jamás compartiremos con nadie.

Respecto de la segunda parte, si bien de joven fui un ferviente militante que, por razones que no vienen al caso, me vi forzado a abandonar; cuando de mayor conocí lo que es el ámbito de la “carrera política”, te aseguro que hay que tener una personalidad muy particular para tolerarla. Creo que a un psicólogo (yo o cualquiera sea) lo pasarían por la “maquina de picar carne” sin piedad. Paso amigo!!!

Un abrazo grande.
Rik

Perla A dijo...

Despelote en la cabeza...y cuando ese sentimiento lo tienen ambos en la pareja?, el último manotazo del ahogado...clases de tango, embarcarse en proyectos en común, un hijo, en fín..
Bueno mi experiencia matrimonial es otra, quizá por tener una visión bastante particular de la vida, y cierto grado (no muy alto) de Inteligencia emocional, es que vamos sorteando veinte años con mis pareja, es complicado escaparle a la rutina, a las tentaciones y al egoismo de cada uno.
Un abrazo!

jasapski dijo...

Esclaro que el conocer la paradoja del "sé espontaneo", hace que podamos asimilar la inutilidad de esperar algo que no podemos controlar.

Pero en una ruptura, hay que poner ese conocimiento en conjunción con el deseo que se tiene de que no se haya producido, es decir, también es cierto que la pérdida duele y no hay que sentirse culpable por ello.

Habría la reacción 1: no poder desengancharse de la relación perdida por no aceptar que es irreversible por el deseo del otro, pero también:

la reacción 2: no aceptarse a sí mismo sufriendo por ello, incluso "anestesiarse" para ahcerse el "duro" el "independiente"

Ambas parecen mala solución, ¿no? ¡Qué difícil que es el equilibrio y la "tercera vía"

Ricardo Musso dijo...

Hola Perla A.

En mi opinión, cuando el sentimiento de desamor es mutuo, los ejemplos que mencionas como “manotazos de ahogados” para reflotar la pareja no los veo mal. Salvo la idea de que un hijo puede convertirse en el “eslabón” que pueda dar continuidad a esa “cadena” que se está rompiendo.

Me alegra saber que, vos y tu pareja, han logrado mantener un vínculo de 20 años “haciéndole gambeta” a “los palos en la rueda” que suelen aparecer con el transcurso del tiempo como los son la rutina, las tentaciones, o el egoísmo, los felicito!.

Abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenos días jasapski .

Lo que solicitamos que hagan o sientan los demás para satisfacer nuestras aspiraciones, parte de un genuino deseo que de cumplirse, será para bien, de la persona, nuestro, o de ambos. De ahí que comparto tu observación de que no deberíamos sentirnos culpables por sumergirnos en paradojas del tipo “sé espontáneo”.

Simplemente considero que es importante ser conscientes que cuando esos pedidos, para que se cumplan, dependen de variables como la espontaneidad, de acceder el otro a satisfacerlos, nos quedará es “sinsabor” de si lo hizo porque el otro lo deseó, o porque se lo pedimos.

El caso de una disolución de pareja, no querido por alguna de las partes, sumerge a la persona – como bien decís – en un profundo dolor que busca aliviar de alguna manera y la pone susceptible a caer es este tipo de paradoja.
Comparto que las reacciones que expones no son una buena solución.
Tal vez la única sea la aceptación de esa realidad, atravesar el inevitable proceso de “duelo” y, como el Ave Fénix, resurgir de entre las cenizas.

Abrazo.
Rik

Marce dijo...

Navegar la incertidumbre de la vida en las relaciones. Cuando amamos intentamos irremediablemente colonizar al otro. Pero no se puede. Solo nos queda renunciar, firme y conscientemente a la manipulación, ofertar lo que podemos y esperar aquello que el otro nos puede donar, luego ver si es eso lo que nos satisface. Sea amor de pareja, sea amor filial, no hay alternativa que aceptar que el otro es alguien que siente, piensa y actúa por sí mismo. Al menos, eso libera de expectativas maniqueas, ynos permite centrarnos en nuestros sentires, ser espontáneos.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Marce.

Excelentes tus reflexiones de cómo debería conformarse una relación afectiva; las comparo plenamente.
Lamentablemente, a pesar que teóricamente ya es mucha la gente que las tiene en claro, a la hora de enamorarnos (hablo de una gran mayoría) se desata ese sentimiento de posesión y necesidad me moldear al otro a nuestro gusto y necesidades.
Gran error!; pero como en otras cosas en que actuamos de determinada manera a pesar de ser conscientes que ese “no es el camino”, y seguimos adelante, en el afecto sucede otro tanto.
Te recomiendo los videos de una charla mantenida con una amiga, Gabi, y que están en el enlace que te dejo abajo:

AMAR SIN MIEDOS

Gracias por participar!
Saludos.
Rik

Marce dijo...

No veo el enlace, sigo tratando de navegar esto...

bonifacio dijo...

A mi se me queda una pregunta que antes respondía con un no rotundo pero que ahora tengo mis dudas:
Después de muchos años de relación y mantener el amor en la heladera, por esos problemas tan usuales de diferencias de personalidad, es posible revivirlo?
Me encantaría oir tu opinión.

Ricardo Musso dijo...

Hola Bonifacio, buenos días.

Este capítulo trata sobre una paradoja que se denomina “SE ESPONTÁNEO”, es decir, solicitar a los demás, comportamientos o sentimientos que solo dependen de la variable de la espontaneidad. Vale decir ¿nos conformaría que el otro nos dijese que nos ama si nosotros se lo solicitamos, o nos quedaría la duda que lo dice porque se lo pedimos y no porque así lo siente?

Así como es irracional pensar o afirmar que uno se casa (o se junta) para toda la vida; lo es pensar o afirmar que uno se separa o divorcia para toda la vida.
Yo he conocido y tratado parejas que han vuelto a rehacer su relación luego de 5 o más años de separados. Algunos han regresado al modelo de convivencia y otros han conservado su independencia, encontrándose para pasar fines de semana juntos, hablar de los hijos, planificar vacaciones, etc. Es decir, todo lo que hace una pareja salvo convivir bajo el mismo techo. Precisamente porque uno de los factores de desavenencias, en una etapa adulta de la vida, es la convivencia, y a la hora de surgir algún conflicto, no disponer de un ámbito para retirarse y esperar que se enfríen los ánimos.
Cuando en tu primer comentario mencionaste que llevas 2 años separado pero en relación de convivencia, les sugeriría que hagan una “experiencia de separación”, tomar distancia por un tiempo, a lo mejor 2 o 3 meses es suficiente, sin verse y solo comunicarse para hablar sobre asuntos de los hijos; que se dediquen a sentir lo que significaría una separación real, sin cruzarse uno con el otro. Esta experiencia suele echar claridad sobre lo que uno desea del otro y de su propia vida.

Un abrazo.
Rik