Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



sábado, 18 de septiembre de 2010

SI NO PUEDES CON ELLAS, ÚNETE A ELLAS…

- “Lo siento Ricardo. No puedo…, no me sale. Por más que intento detener mis pensamientos con lo que me recomendaste, no logro hacerlo, y mis ideas absurdas, me vienen y me vienen una y cien veces al día…”.
- “Bueno…, no lo sientas por mí; en todo caso sentilo por vos que sos quien no logra adquirir la habilidad de DETENER TUS IDEAS IRRACIONALES, tus OBSESIONES”.
- “Es cierto…., a veces hasta me avergüenza no poder PARAR con todas esas «boludeces» en mi cabeza…”
- “La vergüenza en estas situaciones no es un sentimiento que ayude en nada. Habrá personas que logran «hacer cima al Himalaya», otros llegarán hasta la mitad de la trepada, y otros alcanzarán los primeros mil metros. Lo importante es no «bajar los brazos», «darse por vencido» sin siquiera intentarlo..., si tenemos deseos de trepar esa montaña…”.
- “Yo tengo la sensación que no logré subir ni siquiera los primeros 10 metros…”.
- “Eso no es verdad. Noto que ya calificás a todas esas ideas como «boludeces»; y cuando viniste por primera vez, pensabas que esos pensamientos eran trascendentes en tu vida”.
- “Tenés razón. Ahora soy conciente que esas ideas son «boludeces», una perdida de tiempo y energía. Pero aunque ya no es como antes porque no aparecen con la misma frecuencia; no logro que dejen de volver a mi mente… ¿qué hago?”.
- “Bien…, a partir de hoy te voy a proponer que hagas otra cosa…”
- “Qué cosa?”.
- Si no puedes con ellas, únete a ellas…
- “¿Cómo?”

--------------------------------------------------------

Los terapeutas Cognitivo-Comportamentales estamos formados en una serie de técnicas que sugerimos a nuestros consultantes para la superación de sus trastornos psico-emocionales.
En los capítulos “OSESESIONES”; “A SUS MARCAS…, LISTO…” y “¿NECESITÁS DESENAMORARTE?”, hice referencia a utilizar la DETENCIÓN DEL PENSAMIENTO, poner un STOP, un PARE a nuestras ideas obsesivas; que no son más que irracionalidades que “rumian” en nuestra mente y no modifican en nada la REALIDAD.
Incluso en “¿QUERES UNA AYUDA PARA TUS MIEDOS?” y el reciente: “GOLPE DE TIMÓN”, hice referencia a que muchas de estas emociones de temor están vinculadas a pensamientos CATASTRÓFICOS irracionales sobre qué puede sucedernos a nosotros o nuestro entorno si hiciéramos o sucediese tal o cual cosa, y nos sumergen en profundos sentimientos de angustia.

Cuando traté el tema de CAMBIO, mencioné que existen dos estrategias para lograr la solución de un problema, o modificar algún aspecto en nuestra interpretación de la REALIDAD.
Dije que estas estrategias, los teóricos del CAMBIO, las denominan CAMBIO1 y CAMBIO2.
La primera se basa en conductas de “más de lo mismo” o el “sentido común”, y la segunda en comportamientos denominados “menos de lo mismo”; “saltos lógico” para resolver un problema, o también en lo que se llaman PARADOJAS.

Para ilustrar estas tácticas escribí el capítulo “CAMBIO1 (I)”; les ofrecí la solución al problema de unir los 9 puntos de una imagen que allí coloqué mediante cuatro líneas sin levantar el lápiz del papel, y ejemplifiqué estas modalidades de CAMBIO mediante un video basado en escenas de la película argentina: “El secreto de sus ojos”.


Las técnicas de DETENCIÓN DEL PENSAMIENTO para poner un freno a nuestras ideas obsesivas, están basadas en estrategias de CAMBIO1.
En ocasiones son suficientes para comenzar a ejercer un control sobre nuestras “rumiaciones” irracionales, y no deberías descartarlas.
Sin embargo, cuando no son suficientes, es conveniente que apeles a la que hoy voy a proponerte, y que se asienta en el denominado CAMBIO2.

ALIATE A TUS OBSESIONES!
CONVOCALAS!
LLAMALAS A QUE VENGAN A TU MENTE!
DESAFÍA SU “PODER”!

Y a la vez:

DENIGRALAS!
INSULTALAS!
DESCALIFICÁ SU “FUERZA”!.

Es conveniente que estas técnicas las utilicen en forma organizada, programada y en el contexto de un tratamiento psicoterapéutico, aunque no veo objeciones a que intentes ponerlas en práctica por propia iniciativa.
En reiteradas ocasiones mencioné que mi padre, el Dr. Juan Ricardo Musso, fue mi maestro en mi formación profesional.
Los terapeutas Cognitivo-Comportamentales solemos hacer EVALUACIONES de los resultados de los tratamientos con las personas que nos consultan.

El video que te propongo mirar está armado con escenas que - con autorización del paciente - grabé de una entrevista de evaluación llevada a cabo por el Dr. Musso allá por los años 1986. En ellas observarás la puesta en practica de la técnica que te acabo de relatar, y los resultados obtenidos.

NOTA: He decidido hacer este agregado a la publicación para aclarar que lo que verán en el video es una síntesis de un poco más de 5 minutos de una sesión de evaluación de más de 1 hora. El objetivo es mostrar la técnica utilizada para el control de ideas obsesivas, y que esta aceptada por esta corriente de psicoterapia debido a que muchos estudios experimentales han demostrado su eficacia.
Tal vez para muchos impresione algo “sencillo” o “absurdo”, pero me animaría a decir que ello es producto de la síntesis a la que me refiero. El trabajo terapéutico en este tipo de trastornos, es arduo; con avances y retrocesos; donde se revisan los orígenes de esas ideas irracionales, y lo más importante es que muchos consultantes logran superar sus angustias y llevar una mejor calidad de vida.



Cariños.
Ricardo Musso

21 Amigos opinamos...:

Ricardo Musso dijo...

OBSESIONES..., VENID A MÍ !!!

¿Se animan?

Cariños.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Juuaaassss!!!! Qué capo Musso padre!

¡Vení acá miedo de mierda! ¿qué te hacés el machito si sos un cagón! Dale, vení, dale, a ver... a ver cómo me asustás... Ay, mirá cómo tiemblo!!!!! Pero andaaaa... no ves que no servís para nada vos? andá, hacéme el favor! rajá de acá que ni para asustar servís...

¡Buenísimo Rik! además es catártico.
Besos

Ricardo Musso dijo...

Jajaja Claudia

Buenísimas tus auto-convocatorias y descalificaciones a tus ideas obsesivas.
Así se hace!.

Gracias por pasar.
Besos.
Rik

Graciela dijo...

Hola Rik
Leí el artículo y me pareció muy interesante. A la vez me parece medio imposible que alguien se pueda deshacer de sus obsesiones de una manera tan sencillas.
La entrevista el paciente da testimonio de su mejoría y explica él mismo como hizo y como se siente. ES decir que está dando cuenta de haber superado el problema.
Me cuesta pensar que de una manera tan simple se pueda erradicar obsesiones tan instauradas...
Pero... si Ud. lo dice...
Un abrazo grande
Gra

Steki dijo...

Hola, Rik!
Muy bueno el artículo y el video. Yo no puedo sentirme identificada porque te digo que no recuerdo miedos. Tal vez, el miedo más grande que tuve, fue cuando decidí separarme del padre de mis hijos porque él me vivía amenazando si lo dejaba así que pasé dos años de mierda elucubrando cómo "hacerle frente" a la situación. Pero siempre tuve ovarios así que siempre fui de enfrentar los problemas.
Te dejo un beso y feliz domingo para la juventud!
STEKI.

Ricardo Musso dijo...

Hola querida Gra.

Bueno…, yo no diría precisamente que a este hombre le resulto simple controlar sus miedos y obsesiones.
En la entrevista no se ve, pero estuvo más de un año “trabajando” para ello, y por lo que dice, aún esas ideas irracionales vuelven a su mente, aunque con menor duración y conciente que NO PASA NADA !!!.

Por otro lado; no lo digo yo…, lo dice él; el paciente.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día de domingo Stekita

Nooooo, si vas a terminar convenciéndome que sos LA MUJER MARAVILLA !!!.

Si las amenazas de tu ex eran reales, es justificable que hayas vivido esos años con miedos hasta que encaraste una solución separándote a pesar de ellas (habrás tomado tus prevenciones no?).
En esos casos no es aconsejable que lo convoques porque como dice el paciente en el video, por ahí te “apricaba”…jajaja!

Besos.
Rik

LUNA dijo...

Bueno, Ricardo...Es como si estuviera hablándole a un niño del "hombre del saco".
Tengo que darle un par de vueltas...
Pero así, a voz de pronto, me parece algo que conmigo no sé si funcionaria...

No sé como decirlo sin ofender ni dar sensación de "estar subida a mi egolatría" pero me parece muy infantil...

Luego vuelvo -
Atención "Mujer pensando" vaya despacio...

Besitos

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Luna.

Comprendo que te sea difícil entender la estrategia de convocar, desafiar e insultar las ideas obsesivas irracionales respecto al miedo a morir o en otras situaciones como el enamoramiento, porque no te ha sucedido; no has padecido esas obsesiones.

Te puedo asegurar que las personas que son poseedoras de ese tipo de ideas compulsivas, rumiantes, y que en ocasiones ocupan muchas horas del día en su vida, sufren muchísimo.
Son ideas que aparecen automáticamente en su mente, y no pueden controlarla con el intento de detener el pensamiento, o distraerse con otros temas.
Posiblemente estén conversando con vos, leyendo un libro o viendo una película, pero su cabeza esta pensando y pensando en la cuestión.

Las técnicas paradojales, vale decir, pedirle que la persona haga justamente lo que evita hacer pero no lo logra, satura al sujeto con esos pensamientos, y se extinguen.
Esto esta comprobado por la psicología, y aunque te parezca infantil, es muy eficaz.

Te envío un beso grande hasta el país del norte.
Rik

Ana dijo...

Hola!
Entiendo que la extinción o no, depende de la gravedad de las ideas obsesivas. En los trastornos más leves es una buena técnica que el paciente trabaje que una idea, en estos casos es como un fantasma, cuanto más la evitás más te ataca, claro que para eso hace falta un buen tiempo para indagar el orígen de la idea etc, etc.

En trastornos más graves hay que tomar otras medidas, que no siempre surten efecto...es uno de los trastornos más complicados que me ha tocado ver, en todas sus gradaciones.

En el video Riki, al ser una entrevista "armada" o sea de una explicación que da el paciente sobre su propio trastorno, inducido por tu padre, aparece, como marca Luna, un poco infantil, porque no se puede ver el fatigoso trabajo de largo tiempo acompañando a quien tiene ese tipo de ideas. Por otro lado, cuando un paciente con un trastorno de este tipo, logra superarlo, al reflexionar sobre lo que le pasaba la sensaciíon es que el trastorno se fue "sencillamente", cuesta que tomen conciencia de la magnitud del atravesamiento que hicieron.

Un beso grande.

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana.

En la actualidad, los trastornos obsesivo-compulsivos graves, también se tratan con técnicas paradojales cuando la vía del CAMBIO1 (el sentido común) no da resultados.
Por ejemplo, a los pacientes que se lavan 20 veces por día las manos porque no quedan convencidos que ya no poseen virus o bacterias, se les pide que lo hagan 80 veces. Llega un momento que la persona, por saturación, deja de hacerlo.

La entrevista de evaluación duró más de 1 hora y por supuesto no podía reproducirla en su totalidad.
En ella el paciente relata los orígenes de sus ideas de muerte por ataques de presión y se revisaron muchos otros aspectos de la evolución de su tratamiento.
El extracto que hice, solamente para mostrar la técnica que se utilizó para el control de sus obsesiones, da la sensación que es una entrevista “armada”, pero te aseguro Ana que no fue así.

Tus frases finales en tu comentario aclaran perfectamente esa sensación de “sencillez” que esta publicación puede producir, sobre todo en personas que no han padecido este tipo de trastornos en su vida.

Gracias por pasar corazón!.

Besos.
Rik

PD: Voy a agregar una aclaración al artículo sobre estas observaciones. Gracias.

Ricardo Musso dijo...

Bienvenidas Carina y Gabriela.

Un honor que se hayan hecho seguidoras del sitio.
Espero les sea de utilidad.

Cariños.
Rik

LUNA dijo...

Ricardo y Ana, Gracias por la aclaración-
Desde luego, si es verdad que he conocido personas que sus ideas compulsivas-obsesivas, como las que idicáis de lavarse las manos 20 veces, de levantarse a ver si han cerrado bien la puerta, muchas veces, etc., llegan a condicionar sus vidas de tal forma, que distorsionan completamente su vida habitual y ordinaria, ya que al final, todo gira en torno a tales obsesiones, sin poder concentrarse en otras cosas.

Mi madre, vivió, o convivió con muchas obsesiones que condicionaban su vida a un círculo (espacio) muy pequeño que ella misma había creado, me imagino que para sentirse protegida...

Si alguna vez intenté hacérselo ver, nunca lo entendió y mucho menos lo aceptó.
Desde luego, sea con la técnica que sea, si se consigue que salgan de ese círculo concéntrito, es fenomenal,,,
Chapeau!!!!
Desde luego, mi opinión no sirve de nada, dado mi nulo conocimiento de la materia...

Un gran beso a los dos.
Seguiré atenta.

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Luna.

Sumamente importante lo que mencionas respecto de tu madre y sus obsesiones cuando escribís: “Si alguna vez intenté hacérselo ver, nunca lo entendió y mucho menos lo aceptó. ”.

La condición primordial que se debe dar para intentar salir de ese “mundo pequeño que se había creado”, es que la persona acepte que es portadora de un problema.
Un problema que le acarreará sufrimiento en su vida, y seguramente también al entorno con el que convive.

De no ser así querida amiga, podemos verlos “revolviéndose” en sus sufrimientos, pero no habrá técnica que valga para que comprendan y superen esas conductas.

Otro beso grande para vos.
Rik

Anónimo dijo...

Hola Rik:
Otros tema mass!!, que bien Ricardo.
Bueno, escribi hace tiempo en el capitulo donde se habla de la rumia algo que me pasaba a mi, y bueno como vos decis, es un camino bastante largo el derrotar a enemigos como los fenomenos compulsivos, estoy en eso y me va bien aunque a veces no hay quien pare a estos pensamientos horripilantes acerca: mas que todo del pasado y tambien del futuro de pesadilla que me espera, pero bueno yo a veces los corto, los aniquilo diciendo BASTA!! como vos Rik me aconsejaste, y bueno a veces estos pensamientos se escabullen y creo que es ese momento que hay que invocarlos para luego fumigarlos con el insecticida Anti-obsesion (aun no hice la prueba pues no sabia que habia esa estrategia para eliminarlos y gracias por hacerlo conocer).
Que pasa con otros fenomenos como los "vicios": parafilias, fumar, beber, masturbarse en demasia,etc.?, el sentido comun me dice que si convocas en demasia a estos fantasmas nos haran pomada jejeje, pero bueno espero que aclares eso, aunque me doy cuenta que estos "vicios" entran en otro rango.
Tu padre un capo!!me alegra el conocer a tan gran investigadory profesional aunque sea por estos videos que son un gran legado!!

Gracias Rik!!

Un abrazo

Wilson

LUNA dijo...

Efectivamente Ricardo, creo que ese es el gran problema.
El lograr que las personas reconozcan que tienen un problema.
Porque cuando tienen obsesiones que "cubican" su vida, su forma de ser, o oyen voces, o ven cosas, etc. lo padecen de una forma tan real, tan auténtica que es casi imposible hacerles ver que es fruto de una disfunción de conducta
Mi madre nunca lo entendió.
Ella siempre decía: ¿Pero tu crees que soy capaz de imaginarme cosas que me hagan sufrir?
¿Tu crees que yo lo hago adrede? ¿Será, que a mi me gusta sufrir?
Yo lo veía tan claro, que me parecía mentira que ella fuera incapaz de verlo...

Y claro, para hacerles ver esas cosas estáis vosotros los profesionales.
Pero para que hagáis vuestro trabajo, el paciente tiene que querer acudir a vosotros.

Es muy complicado.
Es tan complicado que la solución parece tan absurda como el problema.
Besitos.
Seguiré atenta.

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson.

Que alegría leerte !!!; gracias por darte una vuelta.

Bueno, si tus rumias las podes controlar deteniendo tus pensamientos, te aconsejaría que lo continúes empleando. Ahora, si como decís, de ven en cuando “se te cuelan”, tal vez puedas provocar convocarlos y descalificarlos con unas buenas puteadas !!!

Exactamente, los que llamas “vicios” pertenecen a otro tipo de trastornos; y aunque en algunos aspectos habrá que tratarlos también como ideas obsesivas, se necesita recurrir a otras técnicas.

Gracias por tus palabras para con mi padre.
Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luna.

Es muy interesante lo que relatás respecto de tu madre.
Cuando ella te decía que sus obsesiones y rumiaciones de ideas no la hacían sufrir, y que lo que le señalabas como problema era un error tuyo; lo decía porque de no “dar rienda” a esas ideas y conductas (y por el contrario intentar controlarlas o eliminarlas) le producía mucha ansiedad; y la ansiedad es un sentimiento muy molesto; tanto que recurría a esas rumiaciones porque disminuían esa emoción y se sentía mejor.

Parece absurdo, pero así lo explica la psicología.

Exacto, el “primer paso” debe darlo el paciente.
Los psicólogos estamos “atados de manos” tanto como cualquier familiar o amigo, cuando la persona no juzga de la misma manera sus conductas

Un beso grande.
Rik.

Ricardo Musso dijo...

Hola A.K.E.

Bienvenida !!!.

Gracias por agregarte al sitio y espero te resulten útiles las publicaciones.
Ya visitaré tu ultimo post porque el título me resultó muy intrigante!.

Cariños.
Rik

agitandopañuelos dijo...

Esta técnica de convocar las ideas para descalificarlas y restarles la importancia que yo pensaba que tenían,me ayuda bastante.Ya no me quedo inmersa en una profunda tristeza ni angustiada, eso para mí es un paso enorme! Ahora es como que paulatinamente vuelvo a la realidad, estaba en otro planeta jeje
gracias Ricardo

Ricardo Musso dijo...

Hola agitandopañuelos.

Bienvenida!.

Me alegro que te resulte.
Las ideas obsesivo-irracionales pierden fortaleza cuando uno las convoca y desafía.
Seguí usándola entonces!.

Gracias por tu comentario.

Cariños y suerte.
Rik

Tu nombre dice que te has hecho seguidora del blog pero no apareces en la lista. Que extraño. Ya veré. Gracias.