Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



martes, 7 de julio de 2009

DISCRIMINACIÓN

Estaba un viejito sentado en un banco de una plaza, cuando un muchacho se sienta a su lado con todos los pelos parados y teñidos de azul, rojo, y verde.
El viejo se queda mirándolo un rato, atónito; hasta que el chico le dice:

- Qué te pasa, viejo pelotudo?, ¿Qué me mirás con esa cara de bobo…, nunca hiciste nada loco en tu vida?

A lo que el viejo, sin exaltarse, le contesta:

- Sí, una vez me emborraché y me cogí un loro..., y justamente me preguntaba..., ¿no serás mi hijo?

*********************

Nota: Este va a ser un capítulo con varios recursos multimedia, e interactivo. Está compuesto por una trilogía de videos de mi autoría que (como les recomiendo ver) les sugiero ya poner a cargar en el buffer de sus PC; es decir: arrancarlos y una vez que comiencen a rodar detenerlos, recién entonces leer lo escrito, y responder a las encuestas (si fuesen tan amables, por supuesto!).

Diccionario de la Lengua Española:

(Del lat. discriminatĭo, -ōnis).

discriminación

1 - f. Ideología o comportamiento social que separa y considera inferiores a las personas por su raza, clase social, sexo, religión u otros motivos ideológicos: “hay que erradicar de nuestra sociedad la discriminación de cualquier tipo.”

Antes de continuar con el desarrollo del tema, voy a solicitar tu primera colaboración!.

Debido a que un buen número de personas piensan que las conductas de DISCRIMINACIÓN (como muchas otras conductas), son inherentes, innatas, que pertenece a la “condición, o naturaleza humana”; te voy a pedir que respondas por la siguientes opciones de la encuesta.
En caso que respondieras por SI (y estás convencido/a de ello), quedás eximido/a de continuar leyendo, y tal vez podrías invertir tu tiempo en otra cosa; de lo contrario, te invito a seguir.

- Encuesta 1



- POSIBLES ORIGENES

Palabrita ésta, la de DISCRIMINACIÓN, que ha sido objeto de tratamiento para una multiplicidad de disciplinas: la Sociología, el Derecho, la filosofía, la Antropología, la Psicología, las Ciencias Políticas y hasta la Paleontología - si es que es cierto que en una excavación descubrieron la quijada de un burro que, por el estudio de Carbono 14, se sospecha fue la que utilizó Caín para matar a Abel (dicen que en realidad la motivación fue la “envidia”, más ese sentimiento afirman que es una de las bases de la discriminación) -.

El primer video esta compuesto en base a un difundido Power Point que fue elaborado como ejemplo de “Cómo se crea un Paradigma” (modelo o patrón en cualquier disciplina científica); yo lo readapté como una explicación al posible origen de la conducta de DISCRIMINACIÓN.





- COMPORTAMIENTO SOCIAL

Mis Maestros en el aprendizaje de la conducta humana son muchos; algunos de ellos figuran en los slides de la columna central del blog.
Las conductas (personales, o sociales) – guiándome por lo que dice Albert Bandura y que mencioné en el capítulo “VENDO AMULETOS…,VENDOOOO!!!” –, se adquieren por:

- Aprendizaje Vicariante (modelos)
- Por transmisión Oral (“consejos”y narraciones de generación a generación)
- Por Experiencia Directa (correlación empírica)

Éstas (las conductas) se mantienen si satisfacen necesidades o expectativas, y si son “premiadas” (estimuladas) por las personas significativas de nuestro entorno; pero son abandonadas si reciben un “castigo” (dolor físico, censura, cárcel, etc.), por esas mismas personas, o por el contexto social. Las que se alejan de estas reglas son patrimonio de un tratado aparte.

¿Quiénes serían en la sociedad esos científicos que echaban una lluvia con agua fría cada vez que uno de los monos intentaba subir la escalera para “jugar” con el mono diferente, hasta que, cumplido todo el proceso que ustedes observaron, ya nadie subía a “jugar” con el mono “diferente”; y nunca jamás de los que quedaron, había recibido “castigo” alguno por parte de los experimentadores ?.

Pues si bien esto es solo una teoría - porque como en el dilema del “huevo o la gallina” es muy difícil afirmar qué apareció primero sobre la faz de la tierra -, haciendo un “corte lineal”, se supone que en algún momento del proceso de la evolución del hombre, las figuras representativas - para el recién nacido y el niño que se iba desarrollando, y facilitado por la aparición del lenguaje -, comenzaron a “implantarle” la idea de que lo diferente es “inferior, o peligroso”.

Como una de las características del hombre es su tendencia gregaria (vivir en comunidad), éstos conformaron sociedades, y en la mixtura de esa conformación, aquellos que venían con una visión determinada de “lo diferente asociado a lo imperfecto, o peligroso”, comenzaron a afiliarse conformando, en la misma sociedad - o entre las diversas sociedades del mundo -, una visión de CÓMO LA REALIDAD DEBERÍA SER, para estar exentos de esos riesgos.

A mi gusto, esta descripción de los inicios de la conducta de DISCRIMINACIÓN - hecha hasta aquí -, explicaría el aspecto que - en la definición arriba expuesta - se relaciona con lo que denomina “COMPORTAMIENTO SOCIAL”. Sin embargo, también hace mención a otro concepto que estaría correlacionado a la conducta de DISCRIMINACIÓN: la IDEOLOGÍA.

- IDEOLOGÍAS

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA

ideología.
(Del gr. ἰδέα, idea, y -logía).

1 - f. Doctrina filosófica centrada en el estudio del origen de las ideas.
2 - f. Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.

De las afiliaciones de individuos con una misma forma de interpretar la realidad, suelen surgir líderes. Éstos, en general, emergen por ciertas características de personalidad de tipo carismática y convocante, y suelen ser posedores, no ya de ideas más o menos dispersas de una “visión del mundo”, sino de verdaderas “estructuras filosóficas”, que terminan por constituir ideologías.

Las ideologías jamás están sustentadas en teorías de tipo experimentales (como las teorías científicas), pero son aceptadas por sus adherentes como si lo fueran (más como están exentas de ser justificadas por la experimentación; es más fácil que se produzca lo que la ciencia denomina: el PREJUICIO del investigador).

“¡Triste época la nuestra!
Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.”
Albert Einstein (1879-1955).

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA

prejuicio.

1. m. Acción y efecto de prejuzgar.
2. m. Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal.

Muchos intentos por tipificar las características humana, han tenido apariencia de verdaderos estudios científicos, sin embargo por la misma capacidad del Método Científico para evitar el PREJUICIO, se arribó a la conclusión que solo eran pseudo-teorías, que disfrazaban ideologías discriminatorias.

Algunas de ellas fueron las que afirmaban las diferencias entre negros y blancos, siendo los primeros más capaces para el deporte y la danza, y los segundos para la intelectualización y la creatividad. Otras como la de Cesare Lombroso que, tras haber estudiado más de 6.000 casos de delincuentes, estaba convencido de la fuerte relación entre las características físicas y las tendencias delictivas. El máximo exponente en la historia, fueron las teorías de la superioridad de la raza germana, durante el nacionalsocialismo de Adolf Hitler.

Nota: Quien esté interesado en consultar varias teorías pseudo-científicas que aparecieron en diferentes momento históricos, les recomiendo visitar el sitio: “RESPONSABILIDAD PSIQUIATRICA

Como ejemplo del resurgimiento de este tipo de ideologías - posiblemente influenciadas por algunos factores sociales que se están produciendo a nivel internacional, como lo son los procesos migratorios, pero que tienen su verdadero origen en motivaciones más ancestrales -, confeccioné el siguiente video en base a escenas de la película “Historia Americana X”; que refleja el caso de los llamados neo-nazis y skinheads, tanto en América como en Europa. Sus actores protagonistas son: Edward Norton y Edward Turlong

SINOPSIS: Derek Vinyard es un inteligente pero violento joven, absorbido por los ideales racistas de un grupo de neonazis de su ciudad. La espiral de violencia en la que se encuentra le lleva a cometer un cruel doble asesinato. Tras la dura experiencia de la cárcel, el joven verá el mundo desde otra perspectiva. Comienza así su intento por poner de nuevo su vida en orden. Será su familia, sobre todo su hermano menor Danny, lo primero en arreglar, aunque llega tarde!.





- VARIABLES Y NUEVOS CONCEPTOS

Las variables que se determinaron como las principales sobre la cuales se ejercen las conductas de discriminación, son las que figuran en la siguiente encuesta.

Si te preguntase si estas de acuerdo con éstas, casi con seguridad me animaría a decir que responderías que SÍ A TODAS; sin embargo, mi interés esta centrado en saber cuál es la más representativa - entre el conjunto - para tu personal opinión.
Por ello, confeccioné el sondeo con la posibilidad de responder solo a una de las propuestas. Sin embargo, agregué la opción de “otras variables” que, de optar por ella, te agradecería la propusieras y aclararas en tu comentario.

- Encuesta 2



No hace muchos años, un nuevo concepto se asoció al tema de la DISCRIMINACIÓN:

- Discriminación positiva.

La discriminación positiva, o acción, afirmativa es el término que se da a una acción que, a diferencia de la discriminación negativa (o simplemente discriminación), pretende establecer políticas que dan a un determinado grupo social, étnico, minoritario o que históricamente haya sufrido discriminación a causa de injusticias sociales, un trato preferencial en el acceso o distribución de ciertos recursos o servicios así como acceso a determinados bienes. Con el objeto de mejorar la calidad de vida de grupos desfavorecidos, y compensarlos por los perjuicios o la discriminación de la que fueron víctimas en el pasado. Ejemplos son las becas estudiantiles con cupos para ciertos grupos sociales, leyes que favorecen a la mujer en casos de violencia de género, políticas de admisión en escuelas y colegios que fomenten la diversidad, subsidios o exoneración de impuestos a sectores menos favorecidos, entre otras medidas.

- Críticas y detractores

Existe mucha polémica alrededor de los postulados de la acción afirmativa y algunos la consideran racista en sí misma, que no alcanza los objetivos propuestos y que tiene efectos colaterales indeseables. Además, también hay quienes opinan que por muy positiva que sea no deja de ser discriminación, ya que siempre alguien resultara discriminado por la reparación de una injusticia histórica de la que no se beneficia y de la que no es responsable.

Respecto de este accionar por parte de algunos Países y sus Estados, como así también de varias Organizaciones No Gubernamentales (O.N.G.) de carácter nacional o internacional ( como por ejemplo: el rol solicitado a la función docente para atender “comedores escolares”, las donaciones por parte de empresas multinacionales - a las que se las exime del pago de impuestos a sus ganancias si realizan donaciones a Fundaciones que luego reparten estos ingresos en proyectos para minimizar la discriminación -, la elaboración de Legislación en el Derecho, para controlar la desigualdad social y proteger los derechos humanos, etc.), con el propósito de saber si las considerás de utilidad, te voy a solicitar respondas a esta encuesta por las siguientes opciones.

Encuesta 3



- ¿POR QUÉ ESCRIBO SOBRE ESTO?.

Las repercusiones psicológicas; producto de actos de discriminación, son variadas. Solo mencionaré unas pocas que he detectado luego de alguna de estas actitudes: angustia, depresión exógena, adicciones, problemas en la alimentación, falta de asertividad, aislamiento, etc.

- SOLICITUD DE COLABORACIÓN

En caracter de colaboración a fin de detectar si algunos de los visitantes ha sentido ser objeto de actos de discriminación, y las repercusiones psicológicas que éstos pudieron haberles ocasionado, he elaborado las siguientes encuestas que estás invitado a responder.
En algunas podrás responder por opciones múltiples y en otras no. Las primeras se caracterizan porque las opciones a seleccionar estan representadas por pequeños cuadraditos, una vez que tíldes todas las opciones que te parezcan pertinentes, recien entonces procede a VOTAR. Te aclaro que son absolutamente anónimas.

Encuesta 4



Encuesta 5



Encuesta 6



Encuesta 7



Encuesta 8





Encuesta 9



- PALABRAS FINALES

Las conductas de discriminación son difíciles de modificar, debido a que resultan de creencias, muy arraigadas de una particular visión de la realidad.
A veces se basan en ideologías muy solidamente sustentadas, y otras en conductas espontáneas, y hasta inconcientes de que son discriminatorias (¡Quien este libre de haber discriminado…, que arroje la primera mentira!).

En varios artículos del “libro” traté sobre el tema de las autoverbalizaciones, formas de interpretar la realidad, aprender a ponerse un “stop” a pensamientos rumiantes y hasta uno para aprender un técnica que ayude a detectar IDEAS IRRACIONALES: “AFIRMAR vs. DUDAR”; “A SUS MARCAS…, LISTO…”; “OBSESIONES”; “AUTOESTIMA”; “EL ABCDE diario PARA DESCUBRIR TUS CREENCIAS…”; sin embargo sé que este tema, es un “hueso duro de roer”.

No ignoro que para muchos la variable más importante de la discriminación la constituye el SISTEMA DE RELACIONES DE PRODUCCIÓN, que - por excelencia en el planeta - es el llamado CAPITALISMO.

Sus premisas epistemológicas; su teoría económica; en definitiva, su ideología, es “violada” constantemente por quienes dirigen los países más poderosos del mundo. Por ejemplo, en relación a la del “lanzamiento desde una misma línea de largada” para que sus habitantes tengan las mismas “igualdades de oportunidad” (y que está en la base de su filosofía).

Otro tanto sucede en los países que “vienen en el furgón de cola” de esos poderosos, y en los que muchas veces se suma la corrupción de los dirigentes que los gobiernan.

Estas actitudes, por acción u omisión de aquella básica premisa, indudablemente son las promotoras de la falta de trabajo, el analfabetismo, el hambre, la escasez de vivienda, y demás condiciones básicas para LA VIDA CON DIGNIDAD de los hombres, generando, sin dudas, la máxima exponencia de las conductas de DISCRIMINACIÓN.

Si bien esta concepción la comparto (y considero que esta fundamentada en verdaderas correlaciones empíricas); saben que mi interés - en éste ámbito - está puesto en brindar “herramientas” para la auto-deliberación de lo que nos sucede en el plano psicológico y, de ser factible, emprender una auto-corrección que apunte a sentirnos mejor psico-emocionalmente, o a realizar una consulta profesional (y en este sentido espero que éste capitulo sea un aporte más para ese fin).

Sitios muy preciados para mí, y donde expreso mis ideas respecto de mi ideología, son los de Ana y Estercita Lew (que por supuesto invito a visitar), en los que he encontrado verdadera tolerancia, a pesar de las divergencias. Cosa que no me ha sucedido en otros sitios de iguales características, e inclusive en algunos “diarios on line” de mi país cuando, si he dicho lo que he dicho, me han vituperado o censurado, eliminando mis escritos. Interpretando yo esas actitudes, como verdaderos actos de DISCRIMINACIÓN.

Muchos amigos me han dicho que controle mi tendencia a explicar los chistes (¿sentirán que los supongo poco “inteligentes” y que los “discrimino” si lo hago?), sin embargo solo voy a hacer una interpretación respecto de que el cuentito del Punk y el anciano, con que inicié el artículo, que para mí, es un claro ejemplo de DISCRIMINACIÓN MUTUA.

- DESPEDIDA

Sé que ningún poema, novela, película, o composición musical, van a cambiar la realidad, sin embargo compuse este video, que me gustaría vieran, con el tema de Paul McCartney:Déjalo ser” (“Let it be”) interpretado por un coro de la película: “Across the Universe”.




- Bibliografía

- Albert Ellis – “Manual de Terapia Racional Emotiva” – edit.-Desclee de Brouwer – Bilbao – 1981
- A. N. Leontiev – “Actividad, Conciencia y Personalidad” – Ed- Catargo – México – 1984
- B. F. Skinner – “Operant Behavior” – Nueva York – Appleton, 1966
- Albert Bandura – “Teoría del Aprendizaje Social” – Espasa Calpe – Madrid , 1982

- Referencias Internet

- Responsabilidad Psiquiátrica (página de pseudo-ciencias)
- Wikipedia (Enciclopedia on line)
- Imágenes Buscador Google
- Yutube Videos
- Videos: Ricardo Musso
- PollDaddy Encuestas
- Presentaciones PowerPoint

Cariños y gracias!
Ricardo Musso

Nota: Para leer las CONCUSIONES que extraje de esta publicación, le sugiero cliqueen sobre el enlace de su nombre

Muchas gracias a todos por la participación!!!
Cariños.
Ricardo Musso

106 Amigos opinamos...:

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, quería decirte antes de que me olvide que pusiste en debate un tema, a mi modo de ver, importantísimo. Muchas veces confundí discriminación con prejuicio, muchas veces prejuzgué y ahora leyendo esto creo que mis autocríticas eran sobre prejuicios.
De cierta forma creo que los prejuicios me favorecieron de niña. Vivía en el departamento de al lado del de mi abuela, una judía ortodoxa que no hablaba ni una palabra en castellano. Como todo niño aprendí a entender el Yiddish naturalmente, nunca lo hablé porque no se me antojaba, lo único que me interesaba era saber como el nombre de órganos sexuales y lo de lo que se refería a lo escatológico. Hablaban en ydidish para que no entienda, para que los otros no entiendan etc. Yo tenía una amiga vecina de mi edad. Mi abuela le decía a papá que no me dejara jugar con esa goy (no judío). Papá no le daba bola y a mí me daban muchas ganas de jugar y nada de eso me interesaba. Cuando iba a la casa de mi amiga, escuchaba a su abuela diciéndole: Ya vas a jugar con la rusa, no te juntes con esa gente. Sé que desde muy chica odiaba a estas "viejas locas" que no querían que juguemos. Mirá que despelote, para defenderme de la discriminación discriminaba. En cambio mi papá era un ídolo, no le daba bola a mi abuela y me dejaba jugar tranquila como corresponde. Sin embargo a los doce años hice un viaje con mis viejos a Uruguay y a Brasil, en una de las fronteras se me acercó un negro que vendía bananas y en el instante me enamoré de su belleza. Nunca antes en mi vida había visto a una persona negra. Pero papá se asustó, como si el color del muchacho fuera un peligro vino y me dijo que me alejara de él. La desobediencia ya me excitaba desde temprano y me enamoré perdidamente del muchacho. No duró pues seguimos viaje. Años después, cuando yo ya vivía en Brasil, papá y mamá nos visitaban con frecuencia. Teníamos amigos negros, chinos, blancos, de todos los colores. Papá que era loco por el ajedrez y mi negro amigo Oetes, buen jugador, se la pasaban horas jugando y acabaron siendo buenos amigos.
Entonces, puedo pensar que papá discriminaba? No lo sé, me cabe más pensar que para él un negro era un ser humano desconocido y que al momento de conocerlo y sentir afinidad su forma de pensar cambió radicalmente. También puedo pensar que en aquel momento mi abuela ya había muerto y su conexión con los diferentes ya no estaban siendo vigilados. No lo sé. A partir de mi exilio en Brasil la mezcla de idiomas y de razas era la propia vida y acabó siéndolo para mis viejos, conocieron lo desconocido, nadie los reprimía y se adaptaron a esa convivencia sin problemas.
Voy a que el tema es muy complejo, yo prejuzgo a un empresario que anda de porch, no recuerdo como se escribe esa marca de coche, ya de verlo digo que es un cheto de mierda, ya lo detesto. Estoy prejuzgando, según las teorías que expones. No estoy muy segura si prejuzgo o discrimino. Otro ejemplo, yo no soy peronista pero valoro muchas acciones hechas por el peronismo, no los voto pero tampoco los odio, sin embargo los comentarios gorilas que escucho me parecen discriminatorios y en ese momento defiendo al gobierno. Por eso te digo que se me confunden los tantos entre discriminar y prejuzgar.

Besos y aclaraciones para mis emociones.

Estercita

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, tanto confundo el prejuicio y la discriminación, que cuando comencé mi relato de niña escribí prejuicio cuando me quería referir a discriminación.
Estercita

LUNA dijo...

Bueno Rick, he acabado llorando!!!! Debo ser una "avis rara"
Cuando era pequeña, en Brasil, mis padre se convirtieron a una rama de los protestantes.
Era una Iglesia Evangélica, donde la mayoria eran alemanes, suizos y suecos.
En la Iglesia, habia,japoneses, italianos etc. etc y brasileños.
Los que ocupaban el puesto de "Poder" en la Iglesia, eran alemanes y suecos.
Llegó un Pastor nuevo, brasileño, casada con una alemana y con dos hijos de 12 años, gemelos.
Yo tenía 8.
Bueno, pues me enamoré (nos enamoramos) castamente, uno de los gemelos y yo. Y como niños, estuvimos tonteando, con miraditas, risitas y esas cosas, hasta que cumplí 15 años, y él quiso que fuéramos novios.
Sus padres se opusioron frontalmente, porque era española.
Pero a mi padre, que era un industrial, si le hacían la "pelota" porque sus ofrendas eran muy generosas...
Aquello hizo que yo odiara ser española (y fué contra mis padres, los culpables de eso)y todo lo que tuviera que ver con España.

Lo que pasa es que la resolución de volver a España, (por otros motivos) terminó con el problema.

Digamos que no tuve que hacer nada, la vida me liberó del problema.
En España, estaba la dictadura (que aún duró 10 años más) y no había libertad religiosa.
Asi que otra vez a callar....

Pero bueno, eso también se solucionó, pues despues de mucha reflexiones, muchas experiencias y muchas vivencias, no soy nada, Soy cristiana, pero de ningún color.
Pero sobretodo soy de :" No hagas al prójino, lo que no quieras que te hagan a ti mismo"

Pero todavía soy diferente. Me refiero en cuanto a mi familia.
Soy demasiado expresiva.
Soy poco "ponderada" en mis expresiones de cariño, de afecto, de alegria etc.

Pero aunque oigo mucho eso de "Mamaaaaaaaaaaaa"!!!!o de Maruja!!!!!!!!!!
cuando están delante me freno, pero luego hago lo que quiero.

Y también soy más sensible, quizás por lo vivido, a lo bueno y a lo malo.
Cuando ganó Obama, lloré. Me parecia mentira haber llorado por los discursos de Martin L.King, y ahora ver el mismo pueblo, admirando, votando, poniendo el destino de su país y sus vidas, en manos de un negro, y, por goleada!!!!
Enfin, que me han encantado tus videos, y que estaré pendiente de todas las intervenciones.

Estercita, el vivir fuera de tu país, te dá una vivencias imposibles de comparar a nada.
Y luego la vuelta....
También es muy dificil, Eres extranjera dos veces...

Sabeis con lo único que soy algo inflexible?
Pienso que cuando uno va a vivir a un país, el que llega se tiene que acomodar a las leyes y normas de convivencia de ese lugar. Y, aqui, que ahora es un país receptivo de gente que viene a trabajar, muchos quieren enmendarnos la plana y eso me jode.,

Un besito
P

torombolo dijo...

Pues con respecto al asunto de la llamada "discriminación" y su incorporación al lenguaje práctico, hay un par de cosas que decir.

En principio el término es uno de esos comodines que deterioran la comunicación y constituyen un atajo para evadir el pensamiento propio, reemplazándolo por una consigna, algo que gusta de hacer la masa.
Es decir, tomar conceptos prefabricados y sólo armar con ellos un discurso vacío estructurado para la aceptación social y no para la expresión de una idea propia.

El significado original y correcto de la palabra discriminar es el de separar por clase, distinguir entre diferentes tipos, o seleccionar excluyendo.
Luego, alguien pretendió usarlo en el sentido de "agredir" "desmerecer" "excluir injustamente" o el ya aplicado "segregar", quiezás en el objetivo de reducir la expresión verbal.
Y, como suele ocurrir con nuestra Real Academia de las Letras en el último siglo, ese uso bastardo se aprobó.

Y en este caso está muy mal, en mi modo de ver.
Por que dicho neo-uso, no enriquece el lenguaje sino que lo deforma y genera confusión.

El acto genuino de discriminar es una facultad superior de la mente humana.
El hombre sobrevive y progresa discriminando.
Es mucho mejor un consumidor discriminativo, un profesor que logra discriminar los talentos diferentes de sus alumnos para orientarlos, aquel que logra distinguir el engaño de la verdad, lo bueno de lo malo.
Todo eso ha quedado unificado con una actitud racista injusta, por el simple capricho de las masas de reducir el lenguaje con atajos.
Tal vez a algunos les parezca trivial, mas no lo es.
Pensamos como hablamos.
Si reducimos nuestras herramientas de expresión, pensamos más rudimentariamente.

El origen de la tendencia del hombre a distinguir los grupos raciales o sociales tiene un objeto de supervivencia clarísimo.
La prevención frente al extraño hasta su identificación como no-peligroso.
Nos ponemos naturalmente en guardia frente a lo desconocido, a fin de no ser sorprendidos.
Sea por hostilidad, sea por enfermedad.
Claro, no vivimos aislados, por esa razón, se establecen parámetros de confianza adquiridos.
Una vez que el vigía de la tribu comprueba que el visitante no es hostil, el resto confía en ello y no lo somete a prueba individual.
Por tanto, si nuestro padre nos informa de que los gitanos son chorros, adquiriremos esa prevención hasta que lleguemos al estadio adulto y podamos determinar por nosotros mismos si es justificada, mediante nuestro propio pensamiento crítico.

Bueno, los que realmente llegan al estadio adulto intelectual, que no son muchos en nuestra sociedad atada al consumo.

Esa es la base de la exclusión injustificacada, lo que llaman comunmente "dicriminación", en su sentido vulgar.
Como no pensamos, como no poseemos los mecanismos de verificación del adulto, repetimos la consigna, en un sentido o en el otro.
Decimos..."los negros no sirven para nada" englobando groseramente y expresando la nada.
Qué "negros", en qué condiciones, porqué?
El atajo intelectual.

Esto es, nuestra expresión no es válida ni inválida en lo individual, en el caso por caso.
Sí es falsa en su sentido universal.

Lo mismo puede aplicar al criterio opuesto, el "buenismo" u "honestismo".
El pensamiento burdamente generalista persiguiendo el objetivo de quedar bien.
Decimos "está mal discriminar".
Falso.
Es imprescindible discriminar.
Es lo que nos hace distiguir y ser buenos ciudadanos.
Dsicriminar entre el negro bueno y el malo, el blanco bueno y el malo, el producto de buena calidad y el berreta, la consigna publicitaria lanzada con el objeto de conducir nuestro pensamiento y la verdad que nos conviene.

Lo que se debe hacer, es dicriminar con buen criterio.
Es decir, ser personas adultas.

Ana dijo...

Uh!!! Riki, que tema, realmente, que tema. Creo que de algún modo todos discriminamos; nos discriminamos, negativamente, positivamente. Usamos, abusamos y mezclamos- como bien explica Estercita- discriminación con prejuicio; que para mi son primos hermanos.
Interesante para mi lo que cuenta Estercita, porque hace también de algún modo a mi historia. Me crié en una colonia judía;
( colonización de rusos propiciada por el Barón Hirsch en mil ocho y pico ) en medio de la pampa, pueblito de menos de 15.000 habitantes; Iglesia, Templo(sinagoga), cementerio católico, cementerio judío.
Amigos del alma judìos y católicos.
Contaban los más viejos, que al principio se discriminaban mutuamente; no se permitían matrimonios mixtos, etc. Cuando me tocó pasar mi infancia y adolescencia allí, la integración era total, o casi total. A los rusos les decíamos "los rusos", mi viejo era " el gallego", a los de origen italiano " tanos" y punto. En esa línea yo era "la flaca", y cuando me puse de novia por primera vez, con "el ruso", éramos, "la flaca y el ruso". Encima el papá del ruso era Peronista, como mi viejo, encima era cumpa, así que todos en paz....
Vivir ahí me dejó varias lecciones, que agradezco profundamente. Cuando vine a vivir a Buenos Aires, me dejaba asombrada la discriminación que veía. Sobre todo la discriminación de “los rusos” y hacia “los rusos”, no la entendía. Desde esa historia, debe ser, relativizo las discriminaciones. Sé positivamente que quien prejuzga y discrimina, se equivoca.
A uno de mis amigos de la infancia, del alma: Ernesto, lo conocí, siendo “Ernesto”, más allá estaba su papá de religión judía, su mamá católica; él, monaguillo y su papá, “Don Adolfo”, yendo a la Iglesia, a ver a su hijo monaguillo; siendo él mismo judío. Aunque era monaguillo, siguió siendo “el Ruso” para todos los amigos, pero ante todo “Ernesto” era “Ernesto”.
Creo que en parte Riki, la discriminación y la intolerancia parten de la conciencia de sabernos diferentes; esas diferencias son mal toleradas a veces; probablemente nos resulten amenazadoras; entonces tendemos a tranquilizarnos pensando que el otro; distinto, por supuesto; es peor o no tiene razón por ser distinto o por pensar distinto. Y en muchos casos ahí nos quedamos. No nos acercamos al otro diferente, no lo escuchamos. Entonces nos perdemos la riqueza de la DIFERENCIA; nos perdemos aprender del otro; aprender de la divergencia; porque la divergencia y/o la diferencia no tienen por qué ser motivos de embanderamientos.
Siempre digo y lo habrás leído de mí, que prefiero “trabajar las diferencias” y no alzarlas como bandera.
Un beso a tod@s.
P.D: antes de pegar, leí el comentario de torombolo.
Pego las dos acepciones de la palabra discriminación del diccionario de la R.A.E
1. tr. Seleccionar excluyendo.
2. tr. Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, etc.
Discriminación positiva:
1. f. Protección de carácter extraordinario que se da a un grupo históricamente discriminado, especialmente por razón de sexo, raza, lengua o religión, para lograr su plena integración social.


Cierto es que discriminar en su acepción 1. es conveniente. Y cierto es que discriminar en su acepción 2, tiene que ver con lo que escribí antes.
En todo momento entendí que el artículo, Riki, versaba sobre la acepción 2. de la palabra discriminación, así lo indicaste claramente.

Ricardo Musso dijo...

HOLA A TODOS!

Si bien no he encontrado un DICCIONARIO ETIMOLÓGICO de las palabras, y su antigüedad en el lenguaje quisiera hacer la siguiente apreciación.

Yo no quise aclarar los conceptos -que a continuación voy a mencionar- , en el texto, a fin de que no se hiciese demasiado extenso.
Sin embargo como supuse que iban a haber observaciones respecto de esto, debí haberlo hecho:

Ellos son: DIFERENCIAR y DISCRIMINAR.

En muchas ocasiones, se suelen leer frases como “DISCRIMINAR ES LA CAPACIDAD DE DIFERENCIAR LOS SONIDOS…”.

Sin embargo se utiliza un concepto (DIFERENCIAR) para demostrar la cualidad de otro (DISCRIMINAR) y ello merece una aclaración.

Si bien el agiornamiento de los términos y sus denotaciones ha cambiado con la historia, es necesario que también se produzca un agiornamiento de la mente humana para la aceptación de estos cambios.

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

diferenciar

1 - tr. Hacer distinción entre personas o cosas: “no diferencia bien los sonidos.”
2- prnl. Diferir, distinguirse una persona o cosa de otra: nos diferenciamos en muchas cosas.

discriminar

1 - tr. Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, de sexo, de clase social o casta u otros motivos ideológicos: “discriminar a una persona por cualquier motivo es un acto inconstitucional.”
2 - Separar, diferenciar una cosa de otra: discriminar lo verdadero de lo falso.

Son varia las teorías que utilizan el término DICRIMINACIÓN (a pesar que hoy tiene otra denotación) como sinónimo de DIFERENCIACIÓN (que a mi gusto sería más apropiado).

El mismo psicoanálisis lo usa para hacer mención a la DIFERENCIACIÓN que es esperable se produzca en la díada madre-hijo, a fines que el individuo vaya conformado su propia identidad, pero utiliza el término DISCRIMINACIÓN.

Sin embargo, insisto, sea por lo que haya sido, si el término DISCRIMINACIÓN hoy en día se utiliza bajo esa denotación negativa, considero que bien puede aceptarse y reemplazarla, en caso de ser necesario usarla para el reconocimiento de lo DIFERENTE, por ejemplo: “DIFERENCIEMOS entre la voz del Tenor y la Soprano”; en lugar de “DISCRIMINEMOS entre la voz del Tenor y la Soprano”.

Hecha esta aclaración, porque el primero en señalarlo fue el amigo Torombolo, voy a respetar mis apreciaciones a los comentarios en el orden en que se vayan dando.

Gracias por la participación!.
Rik

Ana dijo...

Ah!! buenísimo el cuento!!

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, esta mañana recibí este artículo. Esto es discriminar?

http://www.abc.es/hemeroteca/historico-06-07-2009/abc/Opinion/la-esposa_922288781269.html#

besoooo

Estercita

Claudia Sánchez dijo...

Buen día a la gente! Que temita eh?
Justo estaba pensando en que la discriminación no era siempre negativa cuando cayó Torombolo y bué... ya me ahorró de escribir varias cosas. Luego, antes de publicar, entró Ana, y me ahorró otras tantas.
Busqué en el diccionario de español-latin "discriminar" y no lo encontré. Pero busqué "discriminare" en latín-español y encontré que dice "separar, distinguir".
Independientemente del significado real o atribuido a la palabra, entiendo el uso del que estamos hablando aquí.
Y justamente, mientras hacía la encuesta, pensaba en los momentos en que me sentí discriminada y algunas veces, en el fondo, me sentí bien. Cuando de niña fuí extranjera en el exterior, muchos querían ser mis amigos por esta "rareza". En otros casos me discriminaron por ser mejor. Eso tambien existe.
Creo que en la discriminación, además del temor a lo desconocido que está tan arraigado en la mayoría de la gente, hay un tema de "intolerancia" muy difícil de erradicar. Y también algo de "inseguridad" en sí mismo. No?
Quiero decir más, pero vuelvo luego.
Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

Creo que deberías distinguir entre DISCRIOMINACIONES sustentadas en alguna base filosófica, ideológica o religiosa, de la DISCRIMINACIÓN ante lo extraño, lo desconocido (lo diferente a mi YO).

Las primeras se basan en teorías que la mayoría no resisten ningún análisis de JUSTIFICACIÓN (en este caso me refiero a “justificación” científica, por lo menos mediante correlaciones empíricas, por ejemplo: “se comprobó por razón de tantos estudios experimentales que los NEGROS, O LOS GOY, son perjudiciales PARA LOS NO NEGROS O NO GOY en tal o cual aspecto, y ni existen otras hipótesis que lo contra-confirmen); por ello suelen basarse en PREJUICIOS.
Tal éste podría ser el caso de tu abuela que (“aunque tomada con pinzas”) tenía su “TEORÍA” de la conservación y la PUREZA de la “estirpe judía”.

Tu padre, que no respetaba esas creencias, no veía dificultades que hicieses amistades con esos vecinos.
Sin embargo, cuando apareció ese negrito en la frontera…, ta tán, ta tán, ¿qué es eso distinto de mi YO?!!!; y tuvo un acto de DISCRIMINACIÓN prohibiéndote acercarte a ese chico, pero sustentado en una reacción emocional, prejuiciosa por cierto, pero inconsciente y sin ningún basamento teórico.
Lo interesante es que después, cuando pudo compartir con tus amigos negros durante tu estadía en Brasil; la misma convivencia lo fue desensibilizando a la reacción emocional frente al color negro en la piel de las personas.

Distinto es el caso que ejemplifiqué en el video de la película “Historia Americana X”, porque la cárcel no solo lo desensibilizó por la convivencia con el negro, sino que además, por muchos episodios que allí le toco vivir con los mismos blancos, se desmoronó la TEORIA RECISTA que le había inculcado el padre cuando era joven!.

En tus ejemplo de tu reacción ante los que consideras “chetos” por andar en vehículos “Porsche” tiene un basamento ideológico clasista, y toda ideología posee su visión prejuiciosa del una concepción del mundo.
Los que pensamos (ideológicamente) que el mundo debería más equitativo, y no tendría que existir tanta diferencia en la satisfacción de las necesidades básicas; tenemos que saber que solo es una visión, una concepción, una creencia, y que en “la vereda de enfrente” existe otra, tal vez inversa!.
Claro que es una DISCRIMINACIÓN la que haces con los “chetos” o “Porschistas”, basada en el prejuicio que te dicta tu ideología.
Es más, haces una asociación arbitraria de dos estímulos: un vehículo y una clase social.
¿No podría ser factible que te regalasen un “Porsche” y que lo condujeses sin abandonar tu ideología?.
Los “ANTI-PERONISTA” (gorilas), como cualquier ANTI, también son DISCRIMINADORES basados en teorías prejuiciosas!.

¿Compartís esta visión?

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estercita

Ese link que dejaste del diario on line del ABC de España escrito por EDURNE URIARTE, a mi gusto ni siquiera es una DISCRIMINACIÓN, un PREJUICIO, una manifestación IDEOLÓGICA o una DIFERENCIACION, sino que es una OPINION IMBÉCIL (con mis respetos por los imbéciles).

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luna!!!

Muy interesante lo que mencionas respecto de la anécdota de tu enamoramiento en aquella congregación religiosa. Pareciera que las DSICRIOMINACIONES basadas en prejuicios, también tiene su poder ente sus mismos miembros y en este caso por xenofobia.

Otra cosa interesante es que ni el dinero que tu padre aportaba a la iglesia fue suficiente para cambiar esa concepción.
Digo esto porque bien sabemos que en países donde hay un fuerte rechazo ante las personas de color negro, no es lo mismo que entre un negro “mal tazado” a un restaurante, aunque disponga de dinero para pagar su cuenta, que un negro “elegantemente vestido”.
Es decir, el dinero, frecuentemente, reduce las conductas DISCRIMINATORIAS!.

Puede que tengas razón en asociar a Martin L.King y Obama. Por el color de la piel, no caben dudas, por sus aspiraciones ideológicas,…mmmm, esta por verse. Martin L.King no solo era un luchador contra la DISCRIMINACION NEGRA sino además tenía una ideología más equitativa del planeta, obama…, no se!.

Entiendo que te molesten los inmigrantes que no se adaptan a sus estilos de vida. En muchos países donde no se logran integrar a sus costumbres, forman colonias de pertenencia.
Creo que lo importante es la complementariedad (hoy por ti, mañana por mí) sin caer en una DISCRIMINACION XENOFOBICA por parte de la mayoría, o una DISCRIMINACION por parte de los inmigrantes por considerarlos “retrógrados”.

Me gustó eso de: “no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a vos!”; si tuviésemos más en cuenta esa frase, no solamente desaparecería la DISCRIMINACIÓN, sino también la DESIGUALDAD SOCIAL!. Y digo esto, porque humanos, y con las mismas necesidades, somos todos ¿no?.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo!!!

Arriba hice una aclaración de la denotación conque, en este artículo, utilizaré el termino DISCRIMINACIÓN.

Supongo que tu apresuramiento por el “purismo” del lenguaje, te llevo a votar en la primera encuesta por la opción de que la DISCRIMINACIÓN es inherente a la “naturaleza humana” (que, capitulo aparte nuca entendí bien que significa esa frase, creo que es un “bolsa” donde van a parar todas las conductas humanas que no se pueden explicar).

Tal ves si hubieras tenido una mayor capacidad de adaptación, menos apresuramiento, y habrías aceptado la distinción de los términos que luego aclaré, habría votado de otra forma…,no sé… digo!

Por ello tu frase: “Lo que se debe hacer, es discriminar con buen criterio.

La cambiaria por: “Lo que se debe hacer, es diferenciar con buen criterio.

Debido a que el término DISCRIMINAR, Torombolo; hoy tiene otras acepciones!

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Ana buen día!

Me gustó la historia personal que describiste.
Pareciera que ahí no hubo ninguna DISCRIMINACIÓN, ni en la primera acepción que publicaste en tu PD, ni en la segunda.

Posiblemente sí existía una DIFERENCIACION; la flaca, el ruso, el tano, el judío, el católico, el gallego, Ernesto, Ana”; pero ninguna SELECCIÓN EXCLUYENTE (que sí puede ser pertinente para separar las bananas de los tomates, y no llevarnos en el supermercado todo mezclado).

Hoy en día aún en su primera acepción,SI DE HUMANOS SE TRATA, tanto SELECCIONAR EXCLUYENDO; o como en la segunda “ DAR UN TRATO DE INFERIORIDAD”; no me parecen pertinentes.

Besos mil!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia!!!

Me parece bien que te atengas a las definiciones vertidas en el artículo.
El purismo del lenguaje de Torombolo, creo que lo llevó a una falsa interpretación, o es una muestra de su dificultad de adaptación a los “nuevos tiempos”, y a mi gusto ya esta aclarado.

De no, sugiero leer el comentario Nº 6 (que por “chabón”, y no hacer más extensa la publicación, no lo aclaré en el texto)

En tu frase: “ En otros casos me discriminaron por ser mejor. Eso también existe.; me gustaría que aclararas quién te calificaba como “la mejor”.

Si era una auto-calificación, bienvenida sea por tu autoestima, si era una calificación del entorno y por ello te “buscaban”, en realidad no te discriminaban a vos, sino al resto con los que no se “juntaban”.

Por otro lado si esa búsqueda a hacer amistad con tu persona no era promovida por nadie, sino que era espontánea, tampoco caería dentro del concepto de “DISCRIMINACIÓN POSITIVA”.

Ahora, si te DISCRIMINABAN, y a tus oídos había llegado la versión de que lo hacían porque eras la mejor, sí fuiste víctima de la conducta de DISCRIMINACIÓN!.

Te espero después!
Besos.
Rik

Ana dijo...

Nene, te dije que te quiero?

Steki dijo...

Hola, Rik!
Ufffff, como dijo Clau, cada comentario tiene algo de lo que yo hubiera dicho así que no seré reiterativa. Contaré experiencias personales que me fueron viniendo a la cabeza después de haber respondido las encuestas y a lo largo de toda la lectura.
En la primera encuesta, creo, en la que dice si DISCRIMINAR es una conducta humana, yo puse que sí porque lo es pero no tenía cómo responder que también es una conducta en los animales. Las hembras discriminan al cachorro enfermo y generalmente se los comen o los matan. A excepción de mi perra siberiana que ella separaba a uno de sus cachorros, del resto, y se sentaba al lado y aullaba. A mí me llamó la atención y se lo dije a mi marido (en ese entonces): Maia nos quiere decir algo a lo cual me respondió si yo estaba loca. A las once y media de la noche terminé llamando a la veterinaria y me dijo que al cachorrito lo salvó la madre por avisarme a tiempo! No es impresionante? No sólo no lo mató sino que me avisó!
La discriminación que yo sufrí, en principio al responder las encuestas, fue cuando me quería separar del padre de mis hijos y no tenía plata para pagar a un abogado. Así que recurrí a la Justicia para que me proporcionaran uno en forma gratuita. Qué te creés que me dijeron? Que yo tenía un bien en común, un Citröen 3CV el cual podíamos vender y así yo pagar un abogado y que tenía que demostrar mi condición social de pobre. Ahora bien, vos creés que mi ex iba a aceptar vender el auto para que yo me pague el abogado? Ja. Entonces me enojé mucho y le dije a la abogada:"¿Qué pasa, que porque soy rubia, blanca y vivo en San Isidro es una condición de ser pudiente? Debo vivir en una villa miseria y ser negra para poder acceder a una defensa digna?" Me la quería comer cruda.
También sufrí discriminación cuando a mi hijo Andrés le dieron una beca de estudios en la Universidad Nacional de Cuyo, debido a sus buenas notas y capacidad. La beca no era ECONÓMICA sino por CAPACIDAD INTELECTUAL. Él estaba feliz y me dice: "Maaaaa, me gané la beca, qué suerte?" Y yo le dije: "No, mi amor, no es suerte, te la mereciste por tu capacidad". La cobró un mes. Al mes siguiente vinieron a hacerme la encuesta y qué te creés que pasó? Se la sacaron!!! Porque vivíamos en una linda casa de clase media. Ahí sí que me fui a la Facultad a decirle de todo a la mujer que me atendió y hasta terminé llorando por la injusticia.
Ahora que me acuerdo... mi papá murió cuando yo tenía 9 años y, en esa época se usaba el luto y como a mí no me iban a vestir de negro con 9 años me vestían de blanco o de gris y en el uniforme del colegio, en vez de usar la corbata escocesa me ponía mi madre una corbata negra. Cuando llegué al colegio me sentí tan mal, tan observada y me preguntaban tanto por qué la usaba que al día siguiente, antes de entrar, me la sacaba y me ponía la escocesa.
Cuando era adolescente quería ser azafata y mi vieja y mi tía me decían que ser azafata era signifado de puta, jaja. Me salió la rebeldía de adentro y me recorrí todas las empresas. El perfil me daba, alta, flaca, rubia y hablaba inglés. Se me pasaron las ganas de serlo cuando me subí a un avión por primera vez y me di cuenta de que las azafatas eran como MUCAMAS DE LUJO. Me encontré discriminando! En fin.

Yo creo que todos, de una manera u otra discriminamos o hacemos diferencia. No me creo una gran discriminadora, por el contrario, porque siempre he sido bastante rebelde. Trato de no hacerlo pero, a veces, me sale.

Buenísimos los videos. El de los monos lo conocía pero distinto.

Besos y abrazos para todos.
STEKI.

Ricardo Musso dijo...

Ay Aniuska!!!

Si…, ya me lo habías dicho!
Pero me gusta que me lo vuelvas a decir…, me too!

Te espero después!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Stekita!!!

Buenísimo tu comentario!
Muchos ejemplos de discriminación de todo tipo DISCRIMINACIÓN ANTROPOLÓGICA, DISCRIMINACION POSITIVA y DISCRIMINACIÓN HUMANA

La primera cuando lo que comentas de tu perra.

La segunda respecto de la necesidad de considerar tu condición de pobreza para que te nombren un abogado por no poder pagarlo y negarle la beca a tu hijo por vivir donde vivían!. Es que la DISCRIMINACIÓN POSITIVA esta confeccionada, para “paliar” la pobreza, y se supone que nadie que estudie o tenga un vehículo, es pobre…, de ahí sus detractores!.

Y la tercera, la que hacer vos del trabajo de las azafatas…, ¿será porque supones que el trabajo de mucama es denigrante?...jajajaja!

Respecto de haber optado en la encuesta por la discriminación, como inherente a la condición humana, les pego esto que encontré en la RED:

Historia de la discapacidad
En la prehistoria, a medida que las distintas tribus y agrupaciones humanas se movilizaban abandonar a su suerte a las personas discapacitadas, para no entorpecer los desplazamientos del resto de la tribu. Durante la época de florecimiento las primeras civilizaciones, los espartanos de la antigua Grecia, arrojaban desde el Monte Taigeto a las personas con discapacidad, pues no querían que "en su bella y floreciente civilización" existieran personas diferentes.
En la Grecia del siglo IV a.C. el eminente filósofo Aristóteles trató de interpretar algunas desviaciones. Existen registros de estudios de las diferencias físicas y mentales realizados por Diógenes, Hipócrates y Galeno quienes estudiaron la epilepsia, la demencia, entre otras formas atípicas.
Los Indios Masai asesinaban a sus niños discapacitados, Los Chagga de África Oriental utilizaban a sus discapacitados para ahuyentar al demonio, Los antiguos Hebreos creían que los defectos físicos eran una marca del pecado, Los Jukun de Sudan consideraban que eran obra de los malos espíritus y los abandonaban para que murieran. Los Semang de Malasia empleaban a sus lisiados como hombres sabios.
Para los Nórdicos los discapacitados eran verdaderos Dioses.
Durante la Edad Media, principalmente en Francia, se construyeron verdaderas fortalezas y ciudades amuralladas en donde se guardaban y escondían a centenares de personas con algún tipo de discapacidad.
En el siglo XIV, los nacidos con alguna deficiencia ya sea física, sensorial o mental, como la sordera, la ceguera, la parálisis, la cuadriplejía, entre otros, eran confinados a grandes encierros, en los que eran exhibidos los fines de semana a manera de espectáculo circense o de gran zoológico, para que las familias se divirtieran un poco, o bien, manejando la conciencia social, rectificaran los actos cometidos en el pasado, por considerar a estos "monstruos" o "fenómenos" como la más grande señal de un castigo enviado por Dios.


¿Habrá sido para bien?…, habrá sido para mal, modificar esas normas sociales?.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimados!!!

Quienes tenemos memoria (por no decir que somos unos ancianos!), recordamos la etapa de la historia en que, para evitar un acto de DISCRIMINACIÓN, se podría haber dicho:

-“El presidente de los EEUU, es el primer presidente DE COLOR de ese país…!”

Yo desde joven me preguntaba: ¿de qué color?; hasta que una vez, en un programa de Tato Bores, en su guión del monólogo, hizo la misma pregunta respecto de los no blancos, sobre todo los negros.

Hoy se podría decir, tranquilamente:

-“El presidente de los EEUU, es el primer presidente NEGRO de ese país…!”

Y no va a pasar nada… ¿no?

Este es un caso de DISCRIMINACIÓN POSITIVA (cuando aún no se usaba ese concepto tan claramente como ahora) que perdió vigencia porque se pasó a connotar el color negro de la piel humana como natural, y mencionarlo como propio del hombre negro, sin ofenderlo, ni DISCRIMINARLO.

Besos.

Rik

Claudia Sánchez dijo...

Epa! y a qué viene esa asociación de la discriminación como inherente a la condición humana con la discapacidad? Yo también creo que es inherente al ser humano, pero no precisamente por discapacidad. Creo que es una cuestión de selección natural. Y aquí vienen mis dudas. Quién dice qué es discriminatorio y qué no?
Cómo saber cuándo estamos discriminando y cuándo estamos solo eligiendo (y por ende resignando)?
Los grupos de afinidad, son discriminatorios?
Cuando "la casa se reserva el derecho de admisión" está discriminando? Cuando pongo un aviso de búsqueda de personal con determinadas características, como edad, sexo, zona de residencia, estoy discriminando?
Humm... muy complejo!
Después vuelvo.

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, sí comparto plenamente tu visión, así como también lo que decís sobre el artículo.
Ana, la historia que contás de colonia donde te criaste me resultó envolvente y muy visual, merece un post de tu parte por su riqueza.
Luna, no lo había pensado, me parece muy acertado eso de ser extranjera dos veces.
Claudia, si podés contá como te discriminaban por ser mejor, nunca lo había escuchado y me parece interesante conocer el tema, puede que sea porque yo nunca fui mejor, jaja.

Después paso y la seguimos

Rik, yo también te quiero!

Chicas que les parece si fundamos el "Rik Fans Club" ?
Creo que la falta de trabajo me está volviendo más bolu de lo que era.

Estercita

Ricardo Musso dijo...

HOLA A TODOS!!!

CREO QUE NADIE IGNORARÁ (UFFF…CASUALIDAD!) QUE EN ESTE MOMENTO, PARA EL MUNDO SE ESTÁ TELEVISANDO EL SEPELIO DEL CANTANTE MICHAEL JACKSON.

SU CASO FUE FAMOSO POR SER EL ÚNICO HOMBRE QUE NACIO PERTENECIENTE A LA ETNIA NEGRA, Y POR DETERMINADOS PROCEDIMIENTOS DE LA CIENCIA, SE CONVIRTIO A BLANCO.

¿ALGUIEN CONOCE, O PODRÍA DAR UNA EXPLICACION, EL POR QUÉ DE TAL DETERMINACIÓN?

GRACIAS!
CARIÑOS!

Rik

Claudia Sánchez dijo...

Bienvenida al club de las "desocupadas" Estercita!
Vos sabés que yo creo que este tema de la discriminación en bastante subjetivo. Así como mi calificación de "mejor", que no fué otra cosa que la típica diferenciación entre "los tragas" y "los vagos" o "los piolas" en el colegio, como si se tratara de pandillas enfrentadas.
Repasando la acotación de Ricardo, en realidad, no me discriminaron por ser mejor (esa es mi interpretación -discriminatoria si se quiere-) me discriminaron por no ser como ellos, por ser diferente.

Después sigo

Isabel Estercita Lew dijo...

Claudia, gracias, estamos en el mismo club.
Ahora entendí lo de la discriminación y es cierto. A mí de chica me mandaron hasta 3º grado a una escuela judía y en aquella época odiaba a las tragas, pensaba que estudiaban de puro chupa medias porque las maestras las trataban muy bien y a mí siempre a la dirección porque no estudiaba y hacía lío. Así que eras una traga? Jaja buenísimo.

Rik, esto no lo sabía, pero casualmente hoy leyendo un diario brasilero me enteré que tenía vitíligo y según un médico era más fácil aclarar las áreas aún pigmentadas. Tampoco sabía que este año le diagnosticaron cáncer de piel.
A donde nos lleva el desconocimiento, en este caso ocultado por quien sufría la enfermedad. Yo pensé que se aclaraba la piel porque era racista de sí mismo, jajaja y desde entonces comencé a detestarlo. Que horror!
Estercita

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!!!

La antroporfomización de la conducta humana, extraída de la teoría de la evolución de las especies que planteó Darwin, ya no es aceptada por ninguna ciencia (seriamente).

De hecho, en los comienzos del Homo Sapiens, como el resto de los animales, defendía su territorio por la posible usurpación del alimento o las hembras y, con todo el derecho que le asistía su supervivencia, DISCRIMINABA al invasor, lo vencía en su intento de usurpación, o se entregaba si el otro era más poderoso.

Pero hoy, también es un hecho que los leones se comportan como hace 25.000 años, y el hombre, no (una prueba de ello, para mí, es este intercambio de mensajes por este medio cibernético).
Vale decir…, algo ha cambiado, ¿no?.

Yo no vinculé, antojadizamente, la DISCAPACIDAD con la DISCRIMINACIÓN.
Todo lo que hoy entra en el diagnóstico de discapacidad psicofísica, antes, el hombre consideraba que no era de utilidad para la sociedad, o que era una maldición de los dioses, y lo resolvía de la manera que cite en el texto que pegué.

Podes tener el derecho de ELEGIR - grupos de afinidad, la admisión en tu casa (o comercio) de determinadas personas, o buscar a un individuo (varón o mujer) determinadas características para un empleo -, siempre y cuando no estés intentando justificar esa elección bajo algunas pseudo-teorías de capacidades particulares, ideologías para argumentar como mejor elección que las ideologías de otros, o actos por el estilo.
Si así lo hicieses, por supuesto no estarías ELIGIENDO, si no DISCRIMINANDO.

Si embargo, admito que puedas llegar a expresar: “Sí… DISCRIMINO….¿y que?..., tengo todo el derecho a hacerlo”.

Es lo que yo diría por ejemplo si alguien me preguntara: ¿Por qué no invitas a tomar mate a tu casa a pedófilos, violadores, estafadores, narcotraficantes, traficantes de armas o torturadores…, los estás DISCRIMINANDO?
-“” - respondería!.
Pero admitiría que otros no tengan problemas en recibirlos (posiblemente a ellos también los discriminaría).

Y acepto que podría estar basándome en pseudo-teorías, o ideologías arbitrarias.
Porque cualquiera que me preguntase: ¿Qué hay con cogerse un niño, o traficar armas y drogas (si el mercado lo demanda), o estafar a alguien si es un boludo que no sabe hacer las cosas, o que alguien quiera extraer información de otro torturándolo?; no sabría qué responderle mas que: “por ahí, nada…pero no los quiero a mi lado!”

¿Me explico?

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

En realidad desconozco muchas cosas de MICHAEL JACKSON salvo que era un “capo” en lo que hacía, y ese tema que se había pigmentar la piel de blanco.
Hace un rato, mientras almorzaba algo, tenía el televisor encendido y me percaté de su sepelio.
Pesaba en la cantidad de gente negra que había asistido y que casi en todos los clips que se difundían, en muy pocos aparecía cuando se convirtió a blanco, y me dije que evidentemente los negros no lo habían discriminado por ello.

No sabía lo del vitíligo y el cáncer de piel, gracias por el dato.

Besos.
Rik

LUNA dijo...

Bueno, quisiera sacar otro ejemplo de discriminación.
Mi padre cuando en aquel país, se necesitaba mano de obra cualificada, como en tantos países de centro y sur America.
En la España de la dictadura ho habían muchas oportunidades.
Lo contrataron de JEFE DE PRODUCCION de una fábrica de zapatos (era su oficio) y haciendo muchas horas extras, y muchos sacrificios, con un préstamo complementario, empezó con una Empresa de fabricación de zapatos, trabajando todas las horas del mundo, sin vacaciones y con el apoyo total de mi madre, hasta en la fábrica.

Después de unos años, ya tenía hasta cien empleados, pero él trabajando aigual, al mismo ritmo. Y todo lo que se ganaba se invertia en la fábrica.
Pocas vacaciones y pocos lujos en casa
Bueno, pues era el "puto Empresario, que había ido allí a comerse el pan de los demás...Pero si habia creado puestos de trabajo....

Y en otro caso, que una persona empieza a trabajar a los trece años de mecánico, se pone a estudiar por las noches, entra por oposición en un banco,de auxiliar, con 19 años, y, trabajando, estudiando,`por méritos, llega a Director General, porqué es un Puto banquero, cuando es un empleado a sueldo?

Yo creo que hay discriminación en todos los sentidos....
Que os parece?

LUNA dijo...

Perdón, se me borró parte de lo de arriba, decía que cuando mi padre marchó a Brasil....

El segundo caso, es cincuenta años después, En España....
Perdón por la errata.
Un beso

torombolo dijo...

Bueno, damas y caballeros, me extraña que pongan tanto énfasis en el aspecto etimológico.

En realidad no es ese el punto fundamental.
La cuestión no es establecer una discusión acerca del origen de las palabras sino de su uso ambiguo.
Es decir, nuestro idioma, bastante complejo de aprender y hablar, tiene la ventaja de ser muy preciso.
Por tanto el asunto de simplificar criterios usando comodines no es bueno.

Cuando nosotros ejercemos alguna prevención sobre alguien, guiados por su apariencia, no estamos haciendo nada malo ni cuestionable.
Como ya dije, simplemente estamos ejerciendo una conducta elemental de supervivencia.
Esta prevención puede estar fundamentada en un peligro real o no.
También podemos realizar un acto de agresión o daño hacia alguien perteneciente a un grupo de afinidad distinto, por simple diversión.

Ambas conductas suelen ser definidas con la misma palabra, y son claramente distintas.
La palabra comodín es "discriminación".
Comprenden mi punto?

Yo me protejo de un enfermo infeccioso y no permito la entrada a mi hogar de un delincuente común.
Y no hago lo mismo con otras personas que no me despiertan desconfianza.
Estoy claramente "discriminando" entre unas y otras.
Y es correcto que así sea.
La sociedad humana debe discriminar entre el bueno y el malo, entre el adaptado y el antisocial, el aplicado y el holgazán, el hábil y el torpe.
Alguien aquí se atreve a cuestionar la validez de esa "discriminación"?

Sin embargo todos coincidimos en que no es bueno negar la palabra a una mujer o golpear a un mogólico.

Donde está la diferencia?
Pues en el mismo punto que valida todas las acciones sociales humanas.
La conveniencia para la convivencia, sobre una base razonable.

Por ese motivo, yo prefiero alejarme de las ambiguedades en el hablar, las consignas repetidas y los clichés.

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Luna!!!

Gracias por tus nuevos ejemplos!.

La DISCRIMINACIÓN siempre es irracional y arbitraria, sobre todo si como excepción del sistema capitalista, uno podría interpretar que tu padre y el señor del banco que mencionas, han partido de una misma línea de largada respecto de muchos otros. Este comentario solo lo hago desde mi propia ideología.

Como psicólogo, te mencionaría lo mismo respecto de la DISCRIMINACIÓN; solo arriesgaría a decir que ni a tu padre, ni al señor bancario, creo que les haya quitado un minuto de sueño esos “comentarios” o necesidad de iniciar una psicoterapia…, o tal vez sí… vos dirás!

Un beso grande!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Estimado Torombolo!!!

Creo entender perfectamente lo que mencionas.

Vos insistís en continuar con el uso del término DISCRIMINACIÓN para clasificar entre sujetos adaptados y antisociales, aplicados y holgazanes, hábiles y torpes, tomar prevenciones de seguridad personal por las apariencias de la gente (independientemente de poder justificar algún tipo de peligro), protegerte de un enfermo infeccioso o un delincuente social no permitiéndoles el ingreso a tu casa, golpear por diversión a un grupo de distinta afinidad, negarle la palabra a una mujer o golpear un mogólico, y todo ello sin necesidad de ser fundamentado.
Bien te concedo el derecho para hacerlo, y no usar a tu decir: “como comodín”, a ese término para una u otra actitud.

Sin embargo, sucede que, Torombolo, en mis años como psicólogo clínico, ni en el consultorio hospitalario ni en el particular, he recibido consulta alguna o solicitud de psicoterapia, de mujeres o varones, portadores de trastornos de ansiedad, del sueño, síntomas depresivos, fobia social, y varios más, por haber sido DISCRIMINADOS como adaptados; aplicados; hábiles; haber sido objeto de miradas extrañas por haberse quedado sin combustible en su BMW y tener que regresar a casa con el pantalón de gimnasia sucio de barro por haber jugado un fulbito en una cancha embarrada; un enfermo infeccioso consciente de la posibilidad de contagiar; un delincuente asumido y declarado; algún miembro de un grupo golpeado por estar de acuerdo en participar de divertirse cagandose a trompadas con otro grupo con las mismas intenciones; mujeres a las que diplomáticamente se les haya pedido guardar silencio para que otro hable; ni un mogólico (o sus padres) por haber recibido una cachetada si había una causa justificada para ello.

Las he recibido con esa sintomatología por otra razón, que para no redactar lo contrario de lo que escribí diré que es lo mismo que escribí, pero donde las personas se han sentido INJUSTAMENTE DISCRIMINADAS o nominadas en las categoría opuestas, recibido miradas extrañas por mala traza por causas de pobreza y alcoholismo (pero humanamente incapaces de “matar una mosca”), pibes que habían recibido tremendas palizas (sin ellos tener ninguna intención de “jugar” a las piñas) por parte del personal de algún “boliche” bailable que le gritaban, tras cada golpe,: “villero de mierda!!!”; mujeres que le habían pedido silencio diciéndoles: “Callate ignorante…, por que no te vas a lavar los platos!”; o chicos dawn (o sus padres), por haber ligado tundas cuando volcaron un vaso con agua!.

Si a ambas cosas las queres llamar DISCRIMINACIÓN…, bien…, no voy a discutir ello.
Yo prefiero reservar el término para los ejemplos del segundo caso.
Como ya te dije en el comentario de otro artículo, para mí, Torombolo, no es lo mismo poner el chorizo a baño María, que ponerle el chorizo a María en el baño.

Saludos.
Rik

torombolo dijo...

Bueno, es evidente que este asunto genera permanentes desacuerdos.

Esto sí, esto no.

Por esa razón me resisto a unirme a la masa en su clamor por la discriminación.
Disculpen todos ustedes, mas no me siento complacido de hablar ambiguamente y con criterios comfusos que requieren de permanente aclaración para cada caso.
Es o no es?

Vean, yo he visto tantos casos de quejas absurdas o infundadas por "discriminación" como de los verdaderos.
Quién no ha escuchado a una persona obesa, víctima de un trastorno compulsivo, que se resiste pertinazmente a efectuar un esfuerzo e iniciar algún tratamiento, salir a acusar al mundo de "discriminación" porque no logra calzar en un asiento de transporte público o no le permiten ingresar a ciertos lugares?
O escuchado a algún tabaquista acostumbrado a molestar impunemente a quienes están a su lado, cuando afirma que por no permitirle ejercer libremente su adicción nociva en cualquier lado, está siendo "discriminado"?
Es decir, el resto de la sociedad pasaria a ser culpable y "discriminador" por que estas gentes se enfrentan a las consecuencias lógicas de sus acciones.
Bajo ese criterio, el resto, deberíamos adaptar el universo y nuestro entorno, para adecuarlo a los trastornos de ellos.
La perfecta medida para evitar que lo solucionen.

Y el caso de los villeros honestos que conviven con delincuentes y narcotraficantes que se resisten a las medidas de atrapar o limitar a sus vecinos antisociales, argumentando "discriminación" por esas medidas?
El absurdo absoluto.
En vez de reclamar la discriminación entre el honrado, el esforzado, la víctima de la injusticia social aún contra su buena conducta, con quienes eligieron la conducta delictiva, paso escencial para evitar la generalización injusta, elijen unificarse con ellos, acusando al resto de la sociedad de "discriminación".

Pues, señores, yo soy discriminativo, disculpen ustedes mi incorrección.
Para mí no todo es lo mismo y no me sirve una palabrita de moda para hacerme notar ante los demás como "bueno".

LUNA dijo...

Bueno, no sé como se llamará, en su acepción correcta, pero hay algo que se llama orden, leyes, fronteras.

Eso, por supuesto lo ponen los humanos, en este caso, (los animales también se organizan...) y mi libertad termina, donde empieza la del vecino.
O todo lo que yo quiero hacer es lícito, y si no me dejan, ¿es que me discriminan?

La sociedad, después de muchos años de evolución, y por esa misma evolución, ha cambiado muchas veces su forma de vivir, de convivir, y ha creado normas.
Y para vivir adecuadamente, según el consenso de la mayoria, hay que acatar unas normas que ellos mismos se han dado.

Si no acatas esas normas legales y sociales, tu mismo te estás marginando, discriminando.

Y si no te interesa, pues te largas a donde te permitan vivir como quieres.
En esta sociedad que NOS hemos organizado, NO se pueden hacer una serie de cosas que atentan conta la libertat e integridad de los demás.
Y si contevenimos esas normas SABEMOS DE ANTEMANO, que nos excluiremos nosotros mismos.

Eso se llama civilización. Vivir civilizadamente, para que nadie agreda fisica ni moralmente a nadie.

Que pensáis?

LUNA dijo...

Y esa misma civilización dice que no se puede discriminar a nadie por razón de color, sexo, edad, religión, etc, etc. Y si lo hacemos, estamos expuestos a que nos discrimien por "discriminadores".
Lo que no podemos es vejar a una persona, que no hace daño ni ofensa a nadie, por ser diferente...
Un bestio

LUNA dijo...

Rick, en mi intervención primera que digo que lloré cuando Obama fué investido presidente, igual que lloré cuando oía a M.L. King.
No hacia similitud entre ellos.
Quise decir, que lloraba cuando M.L.King abogaba por la igualdad entre los hombre, y pedía los mismos derechos para los blancos y los negros, que si leemos algunos de aquellos discursos, alucinaremos en colores, de hast dónde llegaba la discriminación, y que AHORA, años después, unos 45, ese mismo pueblo, estuviera enfervorizado, enamorado y poniendo todas sus ilusiones y esperanzas en un HOMBRE NEGRO.
Te imaginas que cara pondría King que hubiera visto etodo esto?
Y eso lo hemos vivido tu y yo, y no somos tan viejos.....
Me parece algo maravilloso.
Y que ahora sea "declarado" el hombre mas elegante del mundo por una revista norteamericana, por delante de mitos cono BRad Pit...
Vamos, que el pueblo norteamericano presume ante el mundo de su presidente negro.
MARAVILLOSO.
Un beso

Anónimo dijo...

Hola Rik
Saludos, este tema da para mucho, sin embargo alguno que arroje la primera piedra y que diga que no discriminò a nadie por cualquier motivo por mas pequeño que fuera.... creo que nadie se atreve jejeje.

Este termino aparecio con mas fuerza hace algunos años, se empezo primero hablando dela discriminacion hacia la mujer ,la discriminacion racial, etc. obviamente que a nadie le gusta ser discriminado en ningun ambito .
Aquellas epocas como debieron sufrir los negros cuando los trajeron a America o los indios cuando los sojuzgaron, o los judios cuando Hitler empezo a exterminarlos, creo que las heridas aun no se cierran y en todos los casos que mencione quedaron cicatrices que algun personaje notable que aparece en cualquier momento las abre pensando que hace bien al recordar cosas que a veces ya estan en el pasado y olvidadas, lo de malo es que estos personajes los abren por motivos muy oscuros generalmente politicos causando que pueblos enteros remuevan viejas heridas y con eso que logran ... odio , racismo y DISCRIMINACION, como consecuencia logica viene la reaccion de los que antes los discriminaban y bueno se regresa a lo mismo pero ahora la herida es mas dificil de cerrar .

El ejemplo del presidente de EEUU es patente, hace algunos años era imposible pensar que existiera un presi negro y nada menos que en EEUU, bueno los discriminados ahora puede que dentro de poco sean discriminadores como ocurre por ejemplo en Bolivia donde una vez posesionado su presidente indigena hubieron turbas de indigenas que en las ciudades obligaban a sacarse las corbatas a los ciudadanos dizque por ser oligarcas.

Abrazos

Wilson

Ana dijo...

Hola Rik, acá otra vez: He leído algunos comentarios pero estoy un tantito confundida....se ha generado, me parece, una mezcolanza ; entre los obesos que no requieren tratamiento y claman porque los discriminan; los oligofrénicos golpeados; los patovicas que por tener la piel "oscurita" no dejan a "algunos pibes" entrar a los boliches, la buena praxis de defenderse del infeccioso "Y" del delincuente social; que no se entiende.
No se por qué, pero cada vez que aparece "eshte" muchacho torombolo, se lee una confusión....
Aunque se ha intentado poner un poco de organización en las ideas, cuesta!
Ricardo, la verdad, me confundí... ya no se que tengo que hacer con el chorizo!
Un besote

LUNA dijo...

Ana, cariño, menos mal que has salido en defensa de estas ideas, pues, me iba a tomar un paracetamol, pero mejor será que con el chorizo que has traído nos hagamos un bocadillo, y ya más tranquilos, y con acopio de fuerzas, proporcionadas por las sustancias nutritivas de las proteinas, aunque mas arriba (bueno, cuando esto suba, será más abajo) Ricardo dice no se qué del bife crudo.

No, pero como tu eres médico, me quedo más tranquila....
Un besito

torombolo dijo...

Bueno, señorita Luna, aceptando su convite, yo opino que tiene usted mucha razón.

El hombre es un ser eminentemente gregario, social.
Y toda sociedad requiere reglas y orden para funcionar con eficiencia.

Lo que usted dice en su segundo mensaje acerca de no "discriminar a nadie por razón de su color, sexo, edad y religión" es una falsedad comúnmente aceptada sin mucho análisis, que genera confusión por estar el principio mal expresado.
Lo que debería decir es que "no se puede privar de sus derechos civiles a nadie a causa de...".
Mas discriminar, sí.

Por ejemplo, un menor de dieciocho, no puede ingresar a ciertos sitios (edad).
Un albino no puede ser admitido en un solario artificial, por mucho que insista (color).
Un varón no puede ingresar en el vestuario de damas (sexo).
Un musulmán extremo, no puede impedir a su hija estudiar (religión).

Todas esas prohibiciones sociales, dicriminan por esos parámetros que usted refiere, y está bien que así sea.
Discriminan lo que se debe y lo que no, según la coincidencia social expresada en nuestra ley.
Por tanto, el uso de términos tan ambiguos genera una confusión de ideas, absolutamente innecesaria.

Claro, la señorita Ana, quien manifiesta no comprender mis exposiciones, probablemente tampoco entienda ésta, aún cuando está expresada en términos simples.
Mas lo indigno de su queja, es que no manifiesta realmente una imposibilidad de comprensión, lo cual se solucionaría reclamándome urbanamente aclaración.

La señorita, está pretendiendo burlarse y sobrarme, mediante la simulación de tal confusión.
Claro, yo no la conozco ni la he aludido de ningún modo, por tanto sólo puedo suponer que tal burdo intento de descalificación, proviene de algún tipo de frustración interna que mis dichos le provocan.

En fin, que puedo yo hacer?
Las gentes eligen actuar bien o desgraciarse a sí mismos frente al resto con estos oprobios.

Ana dijo...

Luna: y si en vez de tomarte vos el paracetamol, le damos el bocadillo de chorizo a torombolo, y además lo encerramos en el baño con María...?

Ahora, horrendamente degraciada frente a mi misma y abrumada por mis frustraciones, me voy a dormir.

Besos a todos. Torombolo, voy a soñar con el albino en el solarium y ya que estoy con el ciego en el cine o con el pelado en la peluquería, o mejor, que estaba en un vestuario
(de damas) y entraba un señor negro con una....no!!! Torombolo, torombolo, te leo y algo extraño me producís........
Rik, por favor, perdoná la digresión....

torombolo dijo...

Vea señorita Ana, todo muy lindo y gracioso.

Ahora, más gracioso es Seinfeld, si no se ofende.

Yo no sé, y a decir verdad, tampoco me interesa mucho, cuáles son los motivos que la llevan a intentar su chistesito sobre mí.
No veo que nadie la obligue.
A mí no se me ocurriría sobrarla a usted sólo porque su mensaje está absolutamente vacío de contenido o constituye una reiteración de clichés acostumbrados por el vulgo.
No me parecería correcto intentar burla de alguien por ello.
A lo sumo, no comento.

Sólo le contesto, como hago con los demás, cuando me alude o cuando dice algo que me parece incorrecto.

Pero claro, yo soy como soy y usted no.
Usted se siente muy feliz de decir nada, y supone que ha quedado bien con su retruque sin gracia.

Pues sí, por mucho que le quiera poner un tono cómico, se ha desgraciado.
Se ha mostrado como una ordinaria sin corrección, intentando molestar gratuitamente a alguien que le expresa debido respeto.

El ser mujer no inmuniza de grosería.

Ricardo Musso dijo...

Disculpen por no haber podrido participar hoy como hubiese deseado!

Querida Luna!

Tu léxico y escritura son claros y contundentes, como siempre (por momentos leerte me trae los recuerdos de la voz de mi abuela María nacida en Burgos que nuca perdió el acento español).

La Legislación de cada Estado fija pautas y normas que supuestamente hacen a la convivencia armoniosa de sus habitantes.
Cuando una persona viola esa legislación, y se le explica por qué se le aplicará una sanción, salvo que tenga lo que se denomina una personalidad psicopática, que nada entiende de normas, le suena razonable las explicaciones, y la sanción que se le aplique.
En el plano IDEAL, la ley ordena una sociedad, para una convivencia que impida el abuso por parte de algunos ciudadanos sobre los derechos de otros ciudadanos. Por supuesto que este orden que estipula se apoya en normas, reglas, y no en DISCRIMINACIONES.

Tengo que decirte que me referí al plano IDEAL, porque, lamentablemente, en mi país existen “hijos y entenados” y muchos ciudadanos que deberían ser sancionados, no lo son.
Pero, insisto, como IDEAL de convivencia, es indiscutible.

Un fuerte beso!


Ay Ana!!!

Entiendo, y comparto tu confusión. Creo que yo tengo esa misma sensación.
No comprendo la dificultad para reconocer lo que es un acto DISCRIMINATORIO, del que no lo es.
Para mí alcanzaría con una simple pregunta para saberlo: ¿En qué me jode a mí o a la sociedad, la conducta o las características psicofísicas de cualquiera?.

Bueno…, el cansancio me esta pudiendo, pero te aconsejo que el chorizo, si no te gusta al baño María, ponelo en la parrilla, comprante un pancito y hacete un choripán!.
Lo contrario no lo hagas, porque si María no quiere…, podes ir en cana!

Recontra-beso!.


Amigo Torombolo!!!

Me alegra leer como ejerces tu derecho a replica y defensa, cuando te sentís injustamente DISCRIMINADO.
Veo que estas aprendiendo a reconocer lo que es una conducta DISCRIMINATORIA!

Grande Torombolo!!!
Si me permitís un consejo, deberías agradecerle a Ana, que te ha permitido vivir esa experiencia!

Un abrazo!.

Buenas noches.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson!

Me gustaron tus reflexiones!

No sé si cabe una diferenciación, respecto de la población indígena de Bolivia.

Sospecho que esas actitudes que mencionas, más que DISCRIMINACIONES, yo las calificaría como reacciones por “resentimiento”.
Digo esto porque me impresiona que esa población hace siglos que ha venido viviendo una indiscutible DISCRIMINACIÓN!.

Vos me corregirás!.

Un abrazo.
Rik

LUNA dijo...

sR. TOROMBOLO, me he limitado a copiar-pegar, solo he puesto la palabra discriminación en mayúsculas-
Entiendo que la Constitución Española, vigente, prohibe la discriminación por sexo, raza....etc.
Un saludo



La Constitución española de 1978.

Título I. De los derechos y deberes fundamentales

Capítulo segundo. Derechos y libertades Artículo 14

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer DISCRIMINACIÓN alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

torombolo dijo...

Pues, ya que usted manifiesta compartir la confusión de la señorita Ana, y ésta estaba referida explícitamente a mi discurso, se lo alcararé sencillamente.

Bajo el ambiguo término "discriminación" se suelen ocultar o confundir acciones lógicas y justas.

Ejemplo:
Un señor se presenta postulante a un puesto laboral.
No reune las condiciones que el empleador busca o compite con otro que las posee mejores.
No es elegido.
Clama ante el mundo..."me han discriminado por tener la piel oscura".
Pues no, lo han rechazado por incompetente o por que otro le ganó el puesto, nada más.
Y, mediante ese acto fingido y malintencionado, pretende confundirse con otro caso realmente injusto que sí merece nuestro apoyo.

Otro:
Un individuo alcoholico, en ejercicio de su afición social, un día sábado, cae víctima de su consumo en la vereda atestada de uno de los boliches del conurbano.
A su lado, se encuentra otro accidentado con un grado de similar gravedad.
Llega la ambulancia y, como es de práctica, elige transladar al otro. (aclaro que se aplican esas prioridades).
El borracho afirma "me están discriminando".

Así, existen miles de casos en que personas aprovechan indebidamente la ambiguedad del término y su efecto gatillo en la sensibilidad masiva, para mezclar casos infundados con otros que sí corresponden a injusticia.
Como también existen múltiples casos de hipersensibilidad en que alguien que le dice "gordo" a un gordo, es condenado socialmente por los superficiales como si le hubiese negado atención médica.
Y un montón de compulsos, incapaces o simplemente holgazanes, se refugian en la honorable condición de "discriminados" para ocultar su dejadez, igualándose con un tullido, un amputado o un ex-combatiente que han sido privados de algún derecho.

Por ese motivo, no trivial ni infrecuente, es que yo expresé que me parece poco feliz el uso de esa palabra.

De hecho, era, en principio, sólo un comentario superficial, para reflexión, nada más.
Debería haber terminado allí.
Mas, evidentemente, existe algún motivo personal que lleva a ciertas personas a dedicar un tiempo y esfuerzo completamente desmedidos a retrucar mis comentarios, utilizando expresiones como..."eshte muchacho...".

Vuelvo, diculpen ustedes, a expresar un concepto ya dicho.
El doble estándar.
Si yo hubiese dicho, en referencia al comentario de la señorita en cuestión, la frase "eshta chirusa...", burlándome de la inconsistencia de sus expresiones, la dama estaría en llamas.
Mas, en este caso, ella se supone graciosa por sobrarme gratuitamente sin el menor ingenio.
Si por lo menos hubiese explicado los motivos por los cuales mis ejemplos del obeso o del chorro estaban mal, me daría la oportunidad de reconocer mi error y darle la razón.

Mas, nada de eso.
Sólo el clásico y farabutesco: "jé!! mirá lo que dice este gil..."

Ana dijo...

Buen día, feliz día 9 de julio: Hola Riki, efectivamente, creo que has captado el sentido de mi broma pesada. He trabajado con psicópatas... a veces me salen pesadas, esto es una seda...
Ojo! no estoy diciendo que Torombolo lo sea (psicópata digo, pesado es! re-pesado) pero a veces en ciertos discursos se leen gérmenes de lo que son actos discriminatorios; actos que hacen sufrir; como ya has aclarado en otra respuesta tuya, y creo leer en los discursos de Torombolo alguito de eso. No soy muy complaciente con esos discursos...Por eso te pedí disculpas, ya que este es tu espacio y no quisiera invadirlo.
Che, Torombolo: escribís " yo soy como soy y usted no" menos mal que no soy como vos Torombolo!!!!! he trabajado fuerte para no serlo!!!!
Un beso grande!

Ana dijo...

Riki querido:has escrito - para mi gusto - muy acertadamente "No comprendo la dificultad para reconocer lo que es un acto DISCRIMINATORIO, del que no lo es" En esta frase tuya, creo, está la clave del germen de ciertas conductas discriminatorias de las que hablaba anteriormente.
Otro besote.

Ana dijo...

Marco en este copiado de torombolo ( las negritas son mías) claros ejemplos de confusiones que dan lugar habitualmente a conductas discriminatorias puerilmente justificadas, SÍ PUERILMENTE TOROMBOLO. SOS PUERIL.DISCUTÍS INFANTILMENTE PELOTUDECES QUE NO HACEN AL CASO, JUSTIFICANDO CON ESTILO PSEUDOCIENTÍFICO CONDUCTAS CLARAMENTE DISCRIMINATORIAS, PARA CUALQUIERA QUE PUEDA "DISCRIMINAR", EN LA OTRA ACEPCION.
"Vean, yo he visto tantos casos de quejas absurdas o infundadas por "discriminación" como de los verdaderos.
Quién no ha escuchado a una persona obesa, víctima de un trastorno compulsivo, que se resiste pertinazmente a efectuar un esfuerzo e iniciar algún tratamiento, salir a acusar al mundo de "discriminación" porque no logra calzar en un asiento de transporte público o no le permiten ingresar a ciertos lugares?
O escuchado a algún tabaquista acostumbrado a molestar impunemente a quienes están a su lado, cuando afirma que por no permitirle ejercer libremente su adicción nociva en cualquier lado, está siendo "discriminado"?
Es decir, el resto de la sociedad pasaria a ser culpable y "discriminador" por que estas gentes se enfrentan a las consecuencias lógicas de sus acciones.
Bajo ese criterio, el resto, deberíamos adaptar el universo y nuestro entorno, para adecuarlo a los trastornos de ellos.
La perfecta medida para evitar que lo solucionen.

Y el caso de los villeros honestos que conviven con delincuentes y narcotraficantes que se resisten a las medidas de atrapar o limitar a sus vecinos antisociales, argumentando "discriminación" por esas medidas?
El absurdo absoluto.
En vez de reclamar la discriminación entre el honrado, el esforzado, la víctima de la injusticia social aún contra su buena conducta, con quienes eligieron la conducta delictiva, paso escencial para evitar la generalización injusta, elijen unificarse con ellos, acusando al resto de la sociedad de "discriminación".

Ana dijo...

Otro beso Riki y a vos torombolo también.

Anónimo dijo...

Hola Rik

Respecto a la definicion de palabras nos enfrascariamos horas y horas tratando de descifrar una palabra, Rik ya indicò al principio de què estabamos hablando, entonces para que entablar discusiones absurdas llegando hasta a "discriminar" jejeje

Como ejemplo les pondre una palabrita "perreo" que se me viene a la mente, ya que se escucha mucho actualmente en algunas radios juveniles , yo me extrañe y averigue que era hasta que me explicaron que era un baile de moda o un paso de moda mas bien en determinado ritmo. Yo me imaginaba que tenia que ver con pelea de perros o algo afin a estos animales mas me equivoque, vi como se bailaba y se imita en algo lo que pasa entre los perritos entre macho y hembra (para no redundar mas) tenia que ver algo con perros pero lo practicaban personas jovenes jejeje. Y es asi, es mucho afan tratarle de buscarle pulgas al gato cuando se habla de temas especificos y muy necesarios para el diario vivir de el COMUN de las personas.

Respecto a lo que me contestas Rik , espero que sea solo eso: simple resentimiento. Ojala no continuen este tipo de agresiones .

Un abrazo !

Wilson

Claudia Sánchez dijo...

Bueeenaaasss! que fresquete en este dìa patrio no?
Bueno, resumiendo, yo creo que se hace mucho màs abarcativo el tèrmino discriminaciòn de lo que en realidad es.
Es como si yo me sintiera discriminada porque no pude ser azafata porque mido menos de 1,70 (ja! mido 1,52... no se rìan eh?)
O porque en mi adolescencia no me dejaron entrar en un boliche para gente "cool", cuando yo sabìa que si no cumplìas con determinados paràmetros no te dejaban entrar.
Y digan lo que quieran, pero me juego los ovarios a que, ante una igualdad de condiciones intelectuales para cubrir una vacante, entre la diosa de 1,80 de Ana y la pigmea de metro y medio de Claudia, Ana se queda con el puesto.
Y si yo fuera la selectora eligirìa de igual forma. Eso còmo se llama?
Saludos!

Anónimo dijo...

WIKIPEDIA:

"9 de Julio fue proclamada formalmente en Tucuman su independencia como pais libre y soberando"

Feliz Dia Patrio amigas y amigos argentinos en especial a vos Ricardo, un abrazo!!

Wilson

Ana dijo...

Hola Claudia:no se si la Ana a que te referís soy yo, como no veo otra Ana por acá ¡¡¡¡gracias!!! no alcanzo al 1,70 por poquiiiiiito, jaja!!. Y eso que describís se llama discriminación; personalmente me da mucha bronca. Cuando uno se ha roto la cabeza para lograr cultivar ciertas condiciones que nada tienen que ver con la presencia, que te seleccionen justamente por ella, lejos de ser halagador -para mi- resulta sumamamente desagradable, descalificador y discriminatorio. Es desagradable que te seleccionen por la presencia si no te presentás en un concurso de belleza, no se si a eso se le llama discriminación, pero algo así he sentido cuando me han "prejuzgado" en forma positiva o negativa, sin conocerme en profundidad, sólo por mi aspecto.
La buena presencia es también motivo de prejuicio en ciertas circunstancias, prejuicio, pariente, en algún punto, de la discriminación Creo que todos, por cualquier característica somos pasibles de ser discriminados. La actitud discriminatoria tiene una raigambre profunda en el hombre y tiene múltiples motivos y causas; es complejo, como para desarrollarlo largo. Pero a grandes rasgos me parece, que si uno tiene una cierta empatía con el otro, registra en qué momento está cometiendo un acto o emitiendo un juicio u opinión que pueda dañar por prejuicio, discriminación, exclusión o marginación al otro; de este modo puede remediarlo si ese acto fue involuntario.
Un besote

Isabel Estercita Lew dijo...

Buenas tardes Rik, buenas tardes o buenas noches según las latitudes, a todos.

Claudia, feliz día de la patria, quería pedirte si no te molesta que hagas una pequeña reflexión: No pensás que aceptar eso es una forma más de naturalizar la discriminación y por ende la injusticia? ¿Por qué deberíamos aceptar que la altura sea un requisito para conseguir un empleo? No me digas que de chiquita te decían "petiza mal hecha" y te lo creiste?

Besotes Claudia

Rik, Ana, feliz día de la patria! Que se cumplan nuestros deseos!

Estercita

Ricardo Musso dijo...

BUENAS NOCHES!!!!

Disculpen que no pude llegar antes!!! (me alegro…, jejejeje!)

En realidad, a esta altura, ya estoy “MAS PERDIDO QUE TURCO EN LA NEBILIA”! (no piensen que discrimino a los Turcos, pero dicen que en la neblina…, se pierden!)

SEÑORES…, ESTO ES UN ANTRO DE LA DISCRIMINACIÓN!!!

Unos ejercen DISCRIMINACIÓN sobre los que dicen que DISCRIMINAR es natural, pero DISCRIMINAN a los que opinan que son unos DISCRIMINADORES los que dicen eso.
Otros ponen ejemplos de no DISCRIMINACIÓN, AUTO-DISCRIMINÁNDOSE.

En fin… si están de acuerdo, voy a proponer a este artículo, y sus comentarios, para el GUINESS de la DISCRIMINACIÓN!!!..., ¿me apoyan en esa empresa?..., ¿o me discriminarán?

Che… muchas gracias a todos por participar, y si me permiten una impresión, pelean…, pero se aman!

Besos y abrazos!
Rik

Ana dijo...

jajaja!!! si, nos salió el fascista! Fue muy divertida esta entrada Riki!
Paso a devolverte el beso, pero con barbijo!Mirá mejor no te digo lo que pienso de la gripe A H1N1 y sus implicaciones por que se me sale la cadena, digo... el barbijo!
Un besote

torombolo dijo...

Bueno, señorita Ana, sí.

Es evidente que usted tiene razón.
Es decir, lo ha puesto en negrita.
No hay con qué discutir eso.

Por tanto, yo soy pueril, pseudo-no-sé-qué y pesado, y usted utilizando el brillante argumento de copiar y repetir todo mi texto sin efectuar la menor refutación lógica al respecto, ha logrado un lugar en el olimpo del pensamiento.
Y ha ganado un sitial junto a Newton, Galileo y Popper, utilizando la irrefutable herramienta de encontrar un "alguito" y dictaminar que yo digo "pelotudeces".
Además, claro está, de demostrar su distinción y don de gentes.

Vea, si había un modo de otorgar la victoria dialéctica a quienes afirman que las mujeres poseen un impedimento hormonal para el razonamiento, usted definitivamente lo ha encontrado.

torombolo dijo...

Bueno, acepto entonces la moción de la mayoría.

Que evidentemente por ser mayoría, tiene la verdad.
Damos como válida la unificación de criterios de discriminación que tanto gusta a todos y me retiro a mis aposentos avergonzado.

Y mañana mismo enviaré mi protesta formal y enérgica a la ONU, el COI, y la Federación Mundial de Basquetball, por no haber sido aceptado para jugar en la NBA.

Clarísima discriminación.

Steki dijo...

Buenas noches a todos, llegué tarde porque yo, señores y señoras... laburo.
Estercita: ni se te ocurra hablar del club de fans porque yo ya la ligué por decir eso.
Ahhhh, Rik, a mí me DISCRIMINASTE por eso y a Estercita no le decís nada, eh?
Besos para todos y duerman con frazada que hace frío.
STEKI.

Graciela dijo...

Hola Rik
Casi no hay que decir porque el tema está mas que abordado. Así que en pocas líneas diré que creo que la discriminación es inherente al ser humano. Somos sujetos porque nos discriminamos de quien cumple la función materna.
Es desde mi punto de vista un acto de discriminación imprescindible para poder ser.
Y quizá luego, en la vida y, recordando los comienzos la discriminación muchas veces asegura el poder ser.
Por qué un padre se opone ( aún hoy) a que su hija judía se case con alguien que no lo es... ?Es que piensa que esta perdiendo su ser...
Por qué un hombre discrimina a homosexuales y lo manifiesta en todo momento....? tiene mucho miedo de perder su ser...
Por qué en una época de la vida nos peleamos con nuestros padres, los odiamos, los vemos ridículos... etc...? porque necesitamos dejar de identificarnos con ellos y discriminarnos... para poder ser.
Ideología y prejuicios son la base de estas posturas. A veces positivas porque entrañan la posibilidad de independencia y crecimiento del sujeto, a veces negativas, porque conllevan la intención de convertir a otra persona en nada.
En fin, un tema irresuelto, abordado con irresponsabilidad por nuestros gobernantes...
Como para no volver a lo que se expresó aquí va un cuento ( si, de ves en cuando escribo!!!)
Acá copio un cuento sobre el tema...
A ver que les parece:

Federico… no es

"Soñás la hoguera donde siempre
Sos la leña…"
Luzbelito – Solari/Belinson


Habían pasado muchos por aquella esquina. Pero en realidad no pasaba nada
Nada no… Estaba la mugre, estaba el frío que penetraba la bufanda agujereada, estaba la soledad de esa calle, de esa ciudad.
Federico se metió para adentro, pero … al único adentro al que podía ir era ese que lo sacaba de sí mismo. Buscó su bolsita, aspiró un poco y ahí fue…
Se despegó de la realidad, viajó, viajó y no sintió el frío, no sintió las bocinas de los que festejaban el sábado.
Se alejó de los ojos de los que, como decía León Greco, miraban sin ver.
Se fue quien sabe a donde.
Sus ojos enrojecidos miraban fijo y una risa estúpida apareció en su cara…
Pasó un tiempo… no fue mucho…
Empezó a sentir que volvía… volvía a ser él.
Resignado tomó el balde, el secador y se paró desafiando a los automovilistas que aunque sea por el miedo que les producía la pobreza, le permitieran limpiar el vidrio y le tiraran una moneda.
04-06-09

Un abrazo a todos
Graciela

Ricardo Musso dijo...

Buen día Ana!!!

Mmmmmmmmm……sí, mejor no nos metamos en los temas de las enfermedades infectocontagiosas.
Porque posiblemente tendríamos que comenzar por los relatos bíblicos que - aunque no es una lectura de mi afición conozco por sus catedráticos - hacían mención a las conductas de DISCRIMINACIÓN de los que eran portadores de alguna mancha en la piel que era interpretada como LEPRA.

Me parece que igual se te “salto la cadena”, porque acá hay un barbijo que sospecho que es tuyo de anoche cuando pasaste a dejarme un beso.
Casi estoy seguro que es tuyo por el aroma a limón!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Etso…, eso Torombolo!!!

Defendete…!!!

Acusala a Ana de ser carente de la hormona TESTOSTERONA, que es la que a nosotros – los varones – nos permite la producción de espermatozoides justamente ahí, en los testículos (vulgarmente llamados “pelotas”).

De lo que no estoy muy seguro es si debería yo asociar esa características hormonales cuando se nos acusa de decir “PELOTUDECES”,…bah…no sé!, quizás estoy diciendo pelotudeces!.

Che Torombolo, espero te hayas ido a dormir sereno y reposado, pero no “avergonzado”!.
No hay razón para ello hermano, acá no estamos descubriendo la “pólvora”, solamente (tal vez como corderos del rebaño) nos estamos haciendo eco de la acepción que en el mundo, en la actualidad, se le da al termino de DISCRIMINACIÓN.

Una sugerencia, antes de mandarte una denuncia ante la Federación Mundial de Basquetball (porque no te admitieron en la NBA), porque no hablas con el Manu que 2 x 3 anda por el país (en Bahía Blanca lo encontrás seguro).

Un abrazo.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Stekita!!!

Che… disculpame…, tenés razón en el mail que leí esta mañana. Anoche me quedé dormido sobre el teclado. Menos mal que recién a la tarde tengo pacientes “en vivo” porque aún tengo las marcas de las putas teclas en la mejilla izquierda!

A ver, a ver…, huelo un “tufillo” a DISCRIMINACIÓN en esos párrafos de tu comentario, respecto a tu llegada tarde y el laburo!. ¿Puedes ser?.

Es cierto, a Estercita no le dije nada sobre su comentario del “club de fans”; pero a vos tampoco te lo hice, POR ESTE MEDIO (buchonaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!…jajaja!)

Acá…, donde vivo…hasta en verano duermo con alguna frazada, igual gracias por tu consejo!

Besones!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Gra!!!

No sí, no sí, no sí…; si yo ya sé que sos de las personas que: “malo, malo…, pero es queso!”.

Ya pedí disculpas (y ante vos, de rodillas lo hago ahora!) por no haber hecho la aclaración en el artículo del término DISCRIMINACIÓN y la acepción que el Psicoanálisis le da al mismo en su teoría (si hubieses leído los comentarios te habrías dado cuenta).

Para mí, hubiese alcanzado si esa teoría se hubiese agiornado (como por ejemplo lo hizo la iglesia respecto a lo que considera “PECADO”, que antes incluía a las relaciones sexuales sin fines reproductivos, pero hoy en día acepta los métodos naturales del control la fertilidad, entendiendo con ello que acepta la función del “sexo placer”, y ya no lo considera como pecado) y en vez de seguir usando el termino DISCRIMINACIÓN - para el proceso que describís en la persona -, hubiese adoptado el de DIFERENCIACIÓN!

O tal vez que la “Biblia” del diccionario de LAPLANCHE Y PONTALIS hubiese publicado una redefinición del término y aclarado donde se lee DISCRIMINACIÓN, léase DIFERENCIACIÓN.

De todos modos, querida amiga, tan inherente al hombre no debe ser esa capacidad de DIFERENCIARSE (o DISCRIMNINARSE…, si te gusta más) en la díada madre-hijo, ya que el mismo (ultra-psicoanalista) monsieur J. Lacán, hace mención a que si la madre no “rompe” con la intrincada relación simbólica “hijo-falo-completud” y “vuelca su mirada” (sic) nuevamente hacia la pareja (varón-adulto) a través del “deseo sexual”, esa díada…, minga! que se va a romper.
Y los manicomios están llenos de ejemplos, o los cementerios con madres que - luego que “abnegadamente” dedicaron por completo su vida al hijo - cuando éste se casó…, se suicidaron (a veces ante su presencia).

Me gustó muchísimo tu cuento…., te felicito!.
Excelente ejemplo de la repercusión de las consecuencias de la DISCRIMINACIÓN en su correcta acepción.

Besos miles!.
Rik

torombolo dijo...

Bueno, en honor a la discusión pura, desechando la cháchara carente de contenido de quienes expresan aquí su necesidad de hostilidad y ansias de figuración, tomo un concepto interesante que aporta la señorita Graciela en su lúcido mensaje.

El asunto del varón con los homosexuales.
Un clásico de la confusión entre ambos criterios de "discriminación".

Hablando con precisión, no hay modo de no discriminar al homosexual, desde la visión del varón promedio.
Inmediatamente nuestros cerebros lo identifican como diferente.
Me refiero en particular al puto de apariencia evidente, al afeminado o más claramente, al trasvestido.
El que lo limita a su intimidad, no cuenta para este ejemplo.
Y no cuenta, precisamente por lo escencial.
Porque esa discriminación, no refiere a un razonamiento sobre la conveniencia de "quién-le-mete-qué-a-cuál-otro-y-por-dónde".
Es algo mucho más primitivo.

Tiene que ver con mecanismos de identificación atávicos.
Los machitos necesitamos identificar a primera vista hembras y machos.
En un caso por nuestros propios impulsos de deseo, en el otro a causa de nuestras prevenciones territoriales y jerárquicas.
La confusión de dichas interpretaciones, podía significar un daño o la muerte, en lejanos tiempos cavernarios, y en otros no tan lejanos, en los cuales los varones aún portaban facón a la cintura.

Por tanto, esa discriminación-identificación es imprescindible.
Y la hostilidad hacia el puto, tiene sus fuentes en ese estado de confusión que podría originar en el observador, el temor a no saber cuál conducta tomar.
Simple.

Claro, no vivimos ya en una cueva.
Dominamos el silicio y leemos a Borges y a Asimov.
Por tanto, es esperable que la mayoría de nosotros hayamos accedido a uno de los pilares básicos que nos hacen humanos civilizados, que la evolución nos otorgó luego de millones de años.
La comprensión racional de los propios impulsos y la capacidad para adaptarlos mediante la voluntad, a la convivencia social.
En algunos casos moderarlos, y en otros, reprimirlos definitivamente.
Capacidad que no posee ninguna otra bestia sobre la tierra.

Por esa razón, frente a la sorpresa o incomodidad que nos pudiera generar un sujeto atípico, elegimos no golpearlo salvajemente hasta eliminar nuestras dudas, como haría, tal vez, un mandril.
Y, con el paso de las generaciones, hemos adquirido el automatismo de represión.

A algunos, la visión de un puto, no nos produce ya siquiera sorpresa o desagrado.
A otros les molesta, mas guardan el debido silencio, en acto de respeto cívico.
Y otros más primitivos, incapaces de dominar sus reacciones básicas, ejercen acciones de burla o agresión.

Curiosamente, el concepto extendido de "discriminación" nos engloba a todos.
Yo discrimino porque me doy cuenta de la condición afeminada.
El otro discrimina porque le grita..."puto de mierda!!!".

Es lo mismo?
Es necesario dejar abierta una brecha comunicacional tan amplia, poseyendo un idioma tan rico y preciso?
Ese era el punto que expuse y que mereciera la cietífica calificación de "pelotudeces".

Steki dijo...

Buen día, Rik!
Era una jodita, che. No te chivés!
Aflojale al laburo.
Besote.

Claudia Sánchez dijo...

Bueno Torombolo, para terminar con tan absurda discusión de terminologías, por qué no decís cuáles son las palabras de nuestro rico y preciso idioma que aplicarías a cada uno de los casos? y así nos dejamos de pueriles pelotudeces, no?

Saludos!

Claudia Sánchez dijo...

Bueno, haciendo un repaso de todo, debo concluir en que sí, soy discriminativa.
Prefiero a los lindos, los altos, los buenos y los inteligentes (menos mal que es todo muy subjetivo, si nó estoy frita!) Y sobre todo bien machitos. (Je!)
Saludos a la gente!

Ricardo Musso dijo...

Venías bien Torombolo…, venías bien!

Mientras tu relato trataba sobre la DISCRIMINACIÓN hacia el homosexual desde la época del Homo erectus (hará 1.5 millones de años), de manera más brutal, o más civilizada…, venías bien. Hasta que tuviste que mencionar al hombre de facón llevar!.

¿Sabés dónde se sujetaba el Facón (daga larga y puntiaguda), o su vaina (adminículo de cuero donde se coloca en Facón)?: En la RASTRA (cinturón ancho adornado con monedas de Plata y otros metales que sujetan los pantalones del gaucho, denominados “bombachas”).

Cuenta la leyenda, que cuando el hombre entro al “Boliche de campo” a tomar unos tragos, encontró a un gaucho que - acodado en el mostrador del bar saboreando su ginebra - portaba una rastra que en alguna oportunidad, y sin saber cómo, le habían hurtado a este varón.
Alertado por semejante visión, se aproximó al susodicho “manoteando” su facón para desenvainarlo, seguro de que aquel hombre, había sido el ladrón.

Sin embargo, conteniendo su primer impulso, se avino a hacerle tres preguntas: si se la había encontrado, se la habían regalado, o la había comprado, la rastra!.
A las tres preguntas, recibió por respuesta un NO.
Ave María purísima!!!”, pensó el gaucho, mientras su mano ya sujetaba el arma para clavárselo hasta el “asta”.

A todo esto, todo el paisanaje allí presente (incluido el mesero), estaban con los ojos fijos en la escena; ya que las preguntas habían ido subiendo en tono de voz!.
Estaba en eso cuando de repente (“endireprente” se pronuncia) se oyó la voz del gaucho que dice:

- “asina (ahora)…, si quiere…, le cuento como fue
Un breve silenció…
- “adelante!!!”, dijo el supuesto dueño de la rastra, pensado que podría equivocarse, y haber otra explicación.

Cuenta entonces el hombre, que una tarde calurosa de verano, recorriendo un amplio campo, divisa a un caballo ensillado junto a un arbolito…, pero sin jinete.
Pensó que bien podría deberse a que el que lo montaba, hubiese tenido una “mala caída”, y estuviera en el piso, accidentado.
Hasta ahí se llegó, y efectivamente, bajo la sombra de la planta, había un hombre tendido.
Se apeó (bajó) de su caballo y se acercó a observar si aún vivía. No solo comprobó que el hombre respiraba, sino que además estaba dormido, profundamente, a causa de una tremenda borrachera.
Parece que fue entonces en que, antes de irse, decidió “adueñarse” de la rastra que llevaba ese paisano.

Al escuchar estas palabras…uffff…., nuevamente al hombre se le “inyectaron los ojos de sangre”, y echo mano a la empuñadura de la larga daga, dispuesto a matarlo (“disgraciarse”, dicen en el campo).

Como el otro no paraba con su relato, oye que éste dice: “…¿y sabe lo que pasó?” (nada que ver con la canción de la Walsh).
Pregunta ésta que, nuevamente, hizo que el hombre se frenara en su intención, y se acomodó para escucharlo.

- “es gracioso vea – dijo el hombre – cuando le saqué la rastra…, se deslizaron hacia abajo sus bombachas (recordar que es el pantalón que usa el gaucho) y asomaron unas hermosas y turgentes nalgas (bueno che… era un gaucho culto!)y me dije: “¿por qué no…?, si está tan profundamente dormido”.

Bueno, creo que no es necesario que de detalles Torombolo, te imaginarás lo que sucedió.
Cuando el hombre termina su relato, ante la atónita mirada de todos, dice:

- “…y…, si se puede saber…., ¿por qué pregunta?
A lo que el gaucho responde:
- “por naaaadaaaaa…., está linda la rastra!!!,… lo felicito!”.

Sigo abajo!

Ricardo Musso dijo...

Con esto, Torombolo, quiero decir que pareciera que las conductas de DISCRIMINACIÓN del hombre con facón respecto del homosexual…, no son tan atávicas…, ni DISCRIMINATIVAS…, por el contrario, no le hacía “asco” a nada!.

Por otro lado, respecto a tu afirmación de la innata discriminación por las conducta sexual de los hombres, hacia los hombres, pienso que deberías “dar gracias” no haber nacido en la Antigua Grecia, en la que los mancebos, jóvenes, atléticos y “bien dotados”, eran la predilección sexual de los varones que más poder tenían en la sociedad, y la mujer estaba relegada a la función reproductiva.
Otro tanto sucedía en América (antes de se llamada así) a la llegada de los conquistadores en la cultura Incaica.
Y nada de cruzar de vereda o gritar “PUTO DE MIERDA!!!”…, todo lo contrario. Quizás lo que voy a decir es totalmente arbitrario, pero imagino que en ese contexto, te hubieran dicho “vení Torombolito…, pasá un ratito”.

Para ir terminando, estimado Torombolo, te diré que para el famoso estudioso de la conducta humana (que algo del tema sabía) Don John B. Watson, las únicas conductas innatas, y atávicas, del hombre, se reducen a las de temor, aversión, amor y odio, además de la de succión (necesaria para la supervivencia). Para muchos: meros reflejos…, puede ser, pero son conductas al fin y que se llevan de por vida (no me digas que de vez en cuando no succionas alguna cosa!)…, lo demás…, se aprende culturalmente!!!.

Y si no me crees, te sugiero leas el artículo de este “libro”: EL PSIQUISMO HUMANO ES RESULTADO DEL APRENDIZAJE SOCIAL..

Por todo lo dicho, Torombolo; tus ancestrales conductas de DISCRIMINACIÓN…, te las podes meter en lo más profundo… de tus creencias!!!

Mirá que me hiciste laburar che!

Un abrazo!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Stekita

¿Yo “chivarme”?..., antes podría ser, pero desde hace unos años, pocas cosas lo logran!

¿Qué le afloje al laburo?..., mandame unos manguitos y lo pienso, corazón.
Pero también podría caberte a vos ese consejo, así llegas a tiempo parta tus comentarios!...jejejeji!

Besos (querida buchoncitaaaaa
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Claudia!!!

Respecto de tu primer comentario dirigido al Torombolo te diría, como el viejo refrán: “no gastes pólvora en chimangos!!!”.

Respecto del segundo: “Que tengas mucha suerte!!!

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Bueno, muy bonito caballero Musso.

Lo cual me lleva nuevamente al asunto del uso del lenguaje de modos que alteren la percepción del mensaje.

Su cuento es muy bueno, mas su aclaración tan interesante sobre la homosexualidad y las enseñanzas de Watson, llevan a dos puntos.
Uno, que quien lea su aclaración podría suponer que yo he manifestado algun rechazo contra los putos, lo cual no es.

En segundo término continúa usted confundiendo ambos sentidos de la palabra.
Yo no dije que hay una "innata discriminación por la conducta sexual de los hombres", frase que usted coloca para de inmediato explicarme las costumbres de la antigua Grecia.
Ese es justamente el segundo sentido del término, el cual yo afirmo que se confunde permanentemente con el primero.

Yo dije que el varón, como casi todos los machos de los mamíferos, debe "discriminar" de inmediato cuál es el sexo de quien tiene enfrente para elegir la conducta a seguir.
Es decir, está programado por áreas primitivas de su cerebro, para determinar si la visión o el olor de ese ejemplar corresponde a macho o hembra.
Tal como un perro distingue primero lo mismo y según sea el caso, adopta una postura seductora o territorial.
No por nada las damas se cuidan mucho de presentarse en ocasiones sociales, vestidas de modo sugerente de sus formas íntimas y con perfumes específicos.

Es verdad que han transcurrido millones de años, mas no han sido suficientes para que el trato automático de un caballero, varíe según sea el sexo de quien tiene enfrente.

Por tanto, cualquier elemento que genere confusión en dicho proceso de identificación, puede generar también conductas equivocadas.
Por esa razón y ante un hecho perturbador, el individuo tiende a reaccionar con rechazo o por lo menos ponerse en guardia.
Reflejo que también considerara Watson, ya que ha nombrado al gran maestro.

Por esa misma razón, dije, el puto íntimo, insospechado, de rasgos claramente viriles, como un conocido locutor-condutor radial que no voy a nombrar, no suele generar ese tipo de rechazos que suelen ser apuntados con la segunda acepción del término "discriminación", y sí en cambio, los recoje masivamente la mariposilla que revolotea pintada por las veredas de la Av. Santa Fé.
Porque lo que se rechaza no es esa "conducta sexual" que usted menciona, sino esa ambigüedad perturbadora del observador.

Con ese ejemplo, que fue sólo uno más entre varios, quise mostrar como se suelen confundir burdamente ambos aspectos de la palabra.
A veces por holgazanería mental y dejarse llevar por consignas bonitas, otras con intenciones aviesas o para cubrir propias incapacidades o deméritos.

Ana dijo...

Buenas noches! Qué frío!!
Riki querido, creo que torombolo es un gran bromista. Es desopilante leerlo.
Torombolo, me hacés reir en serio, sos un "artefacto"(me refiero a las siguientes acepciónes del tèrmino:5. m. En los experimentos biológicos, formación producida exclusivamente por los reactivos empleados y perturbadora de la recta interpretación de los resultados obtenidos.
6. m. Med. En el trazado de un aparato registrador, toda variación no originada por el órgano cuya actividad se desea registrar.)
¿Alguien tiene más datos de torombolo que ese discurso extravagante que leemos? Interesante el anonimato de la red ¿no?
Un beso grande a todos.

Ricardo Musso dijo...

Bueno estimado Torombolo!

Creo que vamos arribando a una conceptualización más clara y apropiada del término en discusión, propuesto en este capítulo, y que es el de DISCRIMINACIÓN.

Cuando, en relación a la homosexualidad, en el comentario anterior, decís:

Porque esa discriminación, no refiere a un razonamiento sobre la conveniencia de "quién-le-mete-qué-a-cuál-otro-y-por-dónde".
Es algo mucho más primitivo.
Tiene que ver con mecanismos de identificación atávicos.
Los machitos necesitamos identificar a primera vista hembras y machos.
En un caso por nuestros propios impulsos de deseo, en el otro a causa de nuestras prevenciones territoriales y jerárquicas.
La confusión de dichas interpretaciones, podía significar un daño o la muerte, en lejanos tiempos cavernarios, y en otros no tan lejanos, en los cuales los varones aún portaban facón a la cintura.
Por tanto, esa discriminación-identificación es imprescindible.


En estos párrafos haces mención a que, en aquellas épocas, era necesaria la IDENTIFICACIÓN de un eventual visitante, a fines de determinar su sexo, e intencionalidad de la visita (amistosa, o beligerante), ya que de esa conducta podrían derivar: encuentros de sumo placer, o flor de despelotes!

Ahora, que en la actualidad, sigas aseverando que la imposibilidad de una correcta IDENTIFICACIÓN del “diferente” no es lo que despierta DISCRIMINACIÓN, sino que lo que la produce es la incompatibilidad entre lo que “aparenta” como género (varón) y lo que en realidad expresa en su elección sexual (otro varón) pero con una conducta “amanerada” (mariquita); podría aceptarse por la irracionalidad del que lo DISCRIMINA (por el amaneramiento), pero no por aquellas identificaciones que, atávicamente, cumplían su función de prevención.

¿Qué catso interesa que el tipo se mire el talón por sobre el hombro, con una brazo estirado enarbolando un pañuelito rosa en la punta de los dedos de su mano derecha, o que el otro camine con paso tipo marcial y voz de “ultratumba”, si los dos, a la hora de meterse a la cama para “fifar” con alguien, van a elegir a otro tipo?

Solo la NEUROSIS de que DISCRIMINA POR ELLO, explica esa actitud DISCRIMINATORIA!.

De ahí que mencioné el caso del gaucho, que sin ver gesto alguno, ni distinguir “pelo ni seña”, se la agarró con el paisano dormido por su embriaguez, o la función que en la Antigua Grecia y la América pre-conquistada cumplían los jóvenes para los amos.
Y me refiero a que en aquellas épocas, previas a la Inquisición y evangelización, los putos, tenían un “sitial” y no eran DISCRIMINADOS, y que más actualmente, y por ser conciente de lo que la DISCRIMINACIÓN es, el gaucho, resignó su Rastra evitarla!

No dije en ningún momentos que fueras un DISCRIMINADOR de homosexuales, solo me referí a que tu asociación de la DISCRIMINACIÓN hacia ellos (sobre todo los amanerados), nada tiene que ver con innatas conductas de defensa (que no las existe como innatas), ni de prevención territorial.

Saludos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Querida Ana!!!

Entrás…, pegás….¿y te vas?....naaaaaa, sos piola eh!, así cualquiera!

Vos lo tildas de “ARTEFACTO”…, ahora el te va a tildar de “POLTEIGEITS”(porque justamente hace eso, se mete, hace ruido y desparece.“Espíritu travieso” le dicen en parapsicología)

Besos y que descanses!
Rik

PD: No dijiste nada de mi cuentito che!..., sos malasa eh!

Isabel Estercita Lew dijo...

Rik, que buen cuento el del gaucho gauchito, no conocía tu talento cuentista, aunque de gauchos trolos hay varios parecidos, este encajó justo para el caso en cuestión, además de que le encajó justo al gaucho.

Buenas noches, bellos sueños

Estercita

Anónimo dijo...

Hola Ricardo
Leí todos los comentarios que iban poco a poco aportando, a veces con algo que compartía, mientras que otros me confundían.
Partiendo de la palabra discriminación como la conozco...En la primera pregunta que me encontré al inicio del tema respodí: NO ... tajante.
En qué me baso para decir que no es inherente a la naturaleza humana?
Observando los niños. Ahí es el momento en que todavía son lienzos casi puros donde sus padres no han trazado lo que ellos suponen bueno para la formación.
Los prejuicios para mi son herramienta fundamental en la discriminación, con el pretexto que sea, no tienen justificacion. Como dice Ricardo. Así en algunos momentos sea discriminadora inconsciente, se muestra algún grado de ignorancia en un campo cuando se discrimina otra persona.
Es lo que pienso!.
Mi respuesta está sustentada bajo experiencias propias observando situaciones cercanas. No creo que una persona deba ser intelectual para descifrar comportamientos acertados cuando se trata de la verdadera sana convivencia.
Nuestros padres tratan de hacer un bueno trabajo en nosotros educandonos, pero la verdad es que algunos logran algo más al llenarnos la cabeza de creencias preconcebidas que no son necesarias para vivir en comunidad, y al final son dificiles desterrar.
Ricardo aunque no opino seguido. Siempre estoy al tanto de tu libro es lo mejor que leo en la red.
La primera pregunta la hice aqui en mi casa y hubo discusión. respuestas parecidas a las que me encontré aquí. Al final me dí cuenta de que la apreciación de la pregunta en ellos era diferente. ( Algo asi como: No porque los animales también discriminan. Como si la pregunta fuera una comparación.Y pues yo lo que entendí al leerla fue que si nacía con nosotros, si era instintivo en nosotros la discriminación. Pero discutiendo el enfoque de la pregunta nos dimos cuenta que la respuesta era la misma.
No es inherente.
Saludos.

Claudia

Anónimo dijo...

Ricardo que pena! No puse mi cuenta de Google porque se me olvido por eso entré mi comentario como anonimo. je!!
No sé si te acuerdes soy Claudia, Colombia Facebook.
Un saludo.

Ana dijo...

Buenos días!! Riki querido, me encantó el cuento y sobre todo cómo lo adaptaste a la situación!!!
Poltergeist, Riki, te parece? y....un poquito si...soy bastante traviesa, tenés razón. Pero vos también sos travieso ¿¿o no?? Jajaja! Leídas en detalle tus respuestas son verdaderamente desopilantes. Vos manejás el psicoanálisis, guacho! Me hacés reir mucho. Debajo hago una propuesta.

No había leído lo que comentó Estercita sobre M.Jackson, que horror! Yo también pensé que era un caso de auto-discriminación: empezó siendo negro y terminó blanco y empezó siendo hombre y era una especie de ser ambiguo. No sabía que tenía vitiligo, ni cáncer de piel.

Torombolo querido, cuando vos aseverás ” yo me protejo de un enfermo infeccioso y no permito la entrada a mi casa de un delincuente común. Y no hago lo mismo con otras personas que no despiertan mi desconfianza. Estoy claramente discriminando entre unas y otras Y es correcto que así sea.
La sociedad humana debe discriminar entre el bueno y el malo, entre el adaptado y el antisocial, el aplicado y el holgazán, el hábil y el torpe.
Alguien aquí se atreve a cuestionar la validez de esa "discriminación"


Justamente en estos pàrrafos tuyos que copio y pego, estás mezclando dos situaciones diferentes y de necesaria diferenciación entre sí. Mediante el nexo “y”, en el mismo pàrrafo estás in-diferenciando al enfermo infeccioso del delincuente común. Cuando en el párrafo que sigue, estás explicando de qué modo debe discriminar la sociedad humana, lo hacés diferenciando en forma opuesta al bueno del malo; al adaptado del antisocial; al aplicado del holgazán. Tomando tu ejemplo inmediatamente anterior, vos no discriminás la difencia que existe entre un delincuente común y un enfermo infeccioso. Aquí te falla, para mi modo de ver, la capacidad de discernimiento.
Un poco más abajo pero en ese mismo contexto escribís:
“Por ese motivo, yo prefiero alejarme de las ambiguedades en el hablar, las consignas repetidas y los clichés.”
Querido torombolo, tu discurso, con las puntuaciones que he hecho anteriormente y con otras muchas que se descubren; es justamente un ejemplo de “ambigüedades conceptuales”. Quiero recordarte, torombolo querido, que ademàs de un idioma rico y preciso, para demostrar la capacidad de discriminación, diferenciaciación y sobre todo de discernimiento, se debe sostener un discurso coherente. Cuando vos cuestionás la ambigüedad en la utilización de un término recurriendo a un discurso plagado de ambigüedades, de lo que hacés gala justamente es de un discurso ambiguo y disparatado, que mueve a risa, al menos a mi; y leyendo el modo en que Ricardo te responde, no puedo menos que pensar que constituirían un dúo cómico admirable.
Propongo un dúo cómico Riki-torombolo o torombolo-riki. Si se van de gira por el interior yo creo que revientan los teatros.
Un beso grande a tod@s

Ana dijo...

Ah! Claudia, no se si lograste despejar el dilema. En mi humilde opinión lo lográs perfecta y envidiablemente. Lo opuesto de torombolo justamente... Será el estrógeno o la progesterona??
Otro beso.

Ana dijo...

Ah no! Ricardo y Wilson también lo logran y tienen testosterona! No puedo discriminar. Socorro torombolo!!!!!

torombolo dijo...

Un agregado tardío, disculpen ustedes.

Cuando digo "cubrir propias incapacidades o deméritos" me refiero a que muchas personas encuentran un atajo en la denuncia de "discriminación", para no reconocer su propia responsabilidad en algún rechazo, poniéndose descaradamente en el mismo nivel de alguien que sufre una injusticia.

Y eso es permitido por el uso ambigüo extendido del lenguaje.

torombolo dijo...

Pero caramba caballero Musso!

Noto que usted me explica que hoy es muy fácil distinguir.
Bueno, le agradezco el dato.
Mas disculpe usted la franqueza, ya lo sabía.
Es que ese no es el punto.

Me sorprende que mis conceptos le resulten tan difíciles de interpretar.
Es claro que el hombre civilizado actual posee otras habilidades distintas al Neardenthal.
Mas justamente usted sabe bien que muchos trastornos de la conducta, que llevan al estado denominado por algunos "neurosis", es precisamente el conflicto mal resuelto entre ciertos impulsos básicos filogenéticos con los requerimientos de la realidad social actual.

Por tanto, el hecho es que los mariquitas y trasvestidos siguen aún provocando rechazos en cierta porción del la sociedad.
No digo toda, ni me incluyo en esa porción.
Pero el rechazo existe, si no no estaríamos hablando de él.
Y esos mismos rechazos no son dirigidos hacia homosexuales que presenten aspecto y conducta "masculinos", por lo menos no en la misma proporción, lo cual demuestra que el mayor nivel de rechazo no es hacia la conducta íntima sino al aspecto externo.

Ahora, en vez de pensar en "fascismos" o maldades intrínsecas como gustaría en enfocar cierta señorita asistente a este foro que afirma no comprender mis dichos y se empeña en decirme bobadas, yo prefiero investigar y comprender de dónde podrían provenir esos rechazos.
Y la razón que le he dado es perfectamente válida y apoyada por muchos estudiosos.

Afirmo:
La razón básica por la cual el hombre afeminado o trasvestido provoca rechazo o incomodidad en cierta porción de la población, es su aspecto perturbador de esa reacción básica de identificación, motivadora de la conducta a seguir por el observador.
La causa por la cual los niños en grupo, que no han adherido a ninguna ideología extrema aún, se burlan y suelen atacar al "mariquita".

Otra porción de la sociedad, experimenta también esa reacción de sopresa-prevención, mas elige por propia voluntad no exteriorizarla.
Algunos por genuina convicción de respeto al derecho del conciudadano, otros para parecer modernos y ganar alguna aceptación social por ello.

Finalmente, hay otro grupo, menos razonable o enrolado en alguna corriente conservadora de valores, que francamente los rechaza y combate.

Ahora, un experimento interesante para realizar, que permitiría "discriminar" entre esos grupos o incluso descubrir si existen individuos con ausencia de ese reflejo, sería presentar un travestido como postulante ante un anuncio reclamando niñera, y ver cuál es la reacción del padre.

Y otro, tan interesante como el primero, referido al significado ambiguo del término "discriminación", sería, cuando un padre rechace amablemente al postulante, que de seguro los habrá en cantidad, acusarlo allí mismo de "discriminador" y ver cuál es su reacción y respuesta.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia (Anónimo)!!!

Me gustó mucho tu comentario!.

Espero que esta “calificación” no se interprete como una actitud DISCRIMINATORIA hacia los que opinan diferente (por otro lado entre los profusos comentarios, varios amigos, han vertido una concepción similar a la que mencionaste – y que comparto (valga la redundancia!) -); pero me gustó por los párrafos que mencionan, que el artículo y las opiniones, motivaron una reflexión familiar sobre el tema, y que pareciera que terminó habiendo acuerdo al respecto.

Tu frase: “No creo que una persona deba ser intelectual para descifrar comportamientos acertados cuando se trata de la verdadera sana convivencia.” tiene una sensatez meridiana!, a mi gusto.
Y lo que mencionas respecto de los niños, y la formación que van recibiendo, me rememoró un viejo concepto de la filosofía que alguna vez estudié que es el de Tabula rasa (que aunque luego derivó en ciertas concepciones del mundo e ideologías que no comparto, su denotación inicial me impresiona totalmente acertada).

Claro que lo diferente despierta sorpresa - hasta a veces paralizante por asombro -!!!, pero no DISCRIMINACIÓN (en el sentido que aquí le damos al término).

Como anécdota, recuerdo que en un verano en que estábamos en una playa cercana a la ciudad donde vivo con mi hija DANA (que fue para la edad en que muestra su foto - aproximadamente 4 años – (hoy una mujer de 26 años)); ella estaba mentida en el lago hasta las rodillas, haciendo las cosas propias de los niños de esa edad, chapoteando y observando a otros chicos que también estaban en el agua.
En el momento en que se disponía a regresar donde yo me encontraba, tendido en una lona y observando continuamente sus movimientos (ya que el lago es frió y tiene sus peligros, porque se hace muy profundo repentinamente), se percato de un hombre notablemente alto, de figura esbelta, que también estaba allí sumergido hasta las rodillas, con los brazos cruzados mirando la costa de enfrente. Su color de piel era NEGRA (pero NEGRA…, NEGRO), como pocas veces yo había visto, y que por otro lado, no es frecuente ver personas negras por estas latitudes andinas.
Su inmediata reacción fue de una parálisis total!. A unos tres metros de distancia del hombre, con su mirada hacia arriba (porque además era muy alto), entreabrió su boca y su mirada se “clavo” en esa figura.
Yo la observaba sumamente interesado por su reacción y expectante a cómo iba a continuar la cosa.
Calculo que luego de un largo minuto, salió de su estupor lentamente (como quien vuelve de un “trance hipnótico”) y con serenidad, pero gesto pensativo, salió del agua y vino hasta mí.
La pregunta la esperaba, y no iba yo a eludirla, ni evitarla: “Papá… ¿que le pasó a ese señor?”.
Bien…, la respuesta no creo que sea necesaria pero se basó solamente en el concepto de las diferencias (no discriminativas).

Bueno Claudia, como entraste como anónimo sospecho que muchos pensarán que pude haber sido yo mismo quién posteó el comentario y ponderó, como lo hiciste, el “libro”…jajajaja!.
Pero como yo sé que eso no es cierto, te agradezco esas palabras!.

Ya no estoy en Facebook desde que me retiré de la coordinación del grupo de sexología. Luego de ello, creo que por algunas denuncias (¿enojo de alguien por haberme retirado, o DISCRIMINACIÓN?), me cerraron la cuenta, y por ahora no dispongo de tiempo para abrir una nueva.

Como sospecho quién sos, Claudia O. - porque tenés el estilo que siempre note en tus comentarios (aquí y en el grupo) de claridad y sensatez! -; te dejo un beso grande, y te digo que siempre te recuerdo!.
Rik

torombolo dijo...

No, vea Ana, se lo voy poner claro.

Desafortunadamente yo no puedo dialogar con usted.
No porque tenga yo algún rechazo.
Sucede que usted se maneja en un plano diferente.

Usted hace esto personal, lo transforma en una estudiantina de figuración particular donde hace comentarios sobre sí misma que supone que deberíamos festejar, donde se expresa con términos incivilizados y groseros hacia otros por expresar una idea.
Usted pone el énfasis en intentar interpretar la personalidad del otro, y sin que nadie se lo solicite se atreve a exponer su conclusión aquí de modo ordinario.
Usted supone que luego de decirme tonterías propias de una conversación de peluquería, de informar publicamente que yo digo "pelotudeces", que soy un facho, inadaptado o cosas así, en vez de atenerse a la discusión sobre el tópico tratado con argumentos lógicos, puede luego hacer como si nada hubiese ocurrido y establecer un diálogo.

Pues no, no se puede.
Si yo doy un resbalón, si me equivoco e insulto indebidamente a un desconocido y deseo luego conversar con él amigablemente, pues entiendo que primero debo pedir disculpas.
Algo tan simple que una mente femenina, acostumbrada a que se le toleren berrinches hormonales e incivilidades sin reproche alguno, no logra comprender.

Vea, yo no la conozco ni tengo nada en su contra.
No me importa si es mujer, varón o perro.
Sólo veo sus textos y me interesa en tanto exprese algo sensato.
Ahora, si usted se comporta groseramente, dado que yo no poseo el interés de darle masa en ninguno de los sentidos posibles, simplemente la mando a lavarse el culo.
Comprende?

Si usted encuentra algún texto mío previo a sus pavadas y ordinarieces dirigidas a mi persona, en que yo la aluda de algún modo y justifique minimamente su reacción infantil hacia mí, expóngalo.
En ese caso, yo solicitaré de rodillas perdón a todos y me iré a residir en las montañas como ermitaño a comer líquenes y raíces para siempre.
En caso contrario, usted es una simple grosera e inculta.

Y yo no trato con gente así.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Ana!!! (alias: POLTEIGEITS)

Gracias por tus conceptos a mi capacidad de “cuentista”.

No tengo problemas de conformar el dúo Rik-Torombolo, Torombolo-Rik…, pero pensando que para formar una Compañía con seriedad Empresarial necesitaríamos un representante, ¿no quisieras serlo vos?.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Torombolo!

No mencioné que existan problemas con la dificultad de poder hacer una buena diferenciación (o distinción) en ciertas ocasiones, lo que dije es: ¿Cuál es el problema de no poder hacerla?
Sobre todo tratándose de homosexuales o travestidos.

Si de un delincuente que, arma en mano, se me acerca con intenciones de quedarse con mi billetera y reloj (pañuelo con mocos no creo que le interese, alianza matrimonial y celular no uso), si no sé diferenciarlo del transeúnte varón que menea sus caderas…, con seguridad estaré en problemas!

Respecto del segundo, no se me movería una cana; respecto del segundo, si me diera tiempo, llamaría a la “cana” (911 dicen ¿no?).

Recuerdo una anécdota verdadera respecto de lo que mencionas de una niñera travestida.
Un matrimonio conocido contrató a una mujer como servicio de mucama. Era una mujer alta y fornida. La pareja estaba sumamente conforme con la capacidad de trabajo de esa dama, ya que como ninguna otra antes, movía los muebles (sillones, mesas y aparadores) con mucha liviandad y soltura, lo que permitía hacer una buena barrida debajo o detrás de ellos.
Un día que se encontraba subida a una escalera haciendo no sé que cosa en el cielorraso de la casa, el dueño de casa (que sospecho que la mucama no solo le agradaba por su capacidad laboral) se acercó con disimulo hasta quedar casi pegado a la escales. Ello le permitió observar lo que llevaba la mujer bajo sus faldas. Imagino que creyendo encontrase con una angosta tanga, lo que vio fue un slip blando y sumamente abultado en sus partes pudendas!.
Ahí se desató la neurótica reacción de DISCRIMINACIÓN, y la echaron.

Que nada tiene que ver con lo ancestral Torombolo…, nada tiene que ver. Ya que no es neurótico “quien quiere”, sino “quien puede”, y que “gracias a Dios” (diría si no fuese agnóstico) cuando éste creó el mundo (desconozco en cuál de los días), echo el polvillo de la neurosis que quedó repartido en todo el mundo por igual, y con similar conflictividad, y por la cual morfamos los especialistas (neuróticos también).
Y se es neurótico, porque se es neurótico ya que no existe (como antes se creía) formula de madre o padre, pareja o familia, que de por resultado = neurótico obsesivo, fóbico, o cualquier otra categorización.

Un abrazo!
Rik

torombolo dijo...

Pues permítame contestarle con otro enfoque, caballero Musso.

La reacción del patrón, que usted define con el ambiguo término de marras que no es de mi preferencia, es claramente una reacción de disgusto.
Es decir, la reacción de aquel que supone encontrarse en terreno conocido, donde tiene cierto dominio sobre las variables, y, de repente se da cuenta de que el esquema es completamente distino y extraño.
Como bien usted dijo, si un ladrón se acerca a usted amenazante con su antifaz y gorra de viñeta, usted se pone en guardia.
Mas si usted se levanta una mina, que le dice que es una mina, que parece una mina, que huele como una mina y cuando tantea sus partes nobles encuentra un paquete conocido mas no esperado en ese sitio, de ningún modo es ilógica una reacción de sorpresa.
Y, como usted bien sabe, la primera reacción autónomica a la sorpresa es la guardia.
Piloerección, vasodilatación periférica, aceleración de la FC, y demás, que no necesito expresar, dado su conocimiento de la fisiología.

Claro, luego de ese primer instante, podría continuar una conducta racional de comprensión.
El acto consciente de reflexionar acerca de que la existencia de testículos ocultos en su dama-ejemplo, no sería impedimento fáctico para desempeñar la tarea contratada, como había quedado ya demostrado.
Mas ése es un proceso racional superior, deseable y al que yo adhiero, pero de ningún modo exigible universalmente bajo apercibimiento de castigo.
No estoy yo en condiciones de acusar o someter a escarnio a quien, frente a esa circunstancia, reacciona instintivamente con acto de defensa, quizás inidónea o exagerada.
Comprende el punto?

Vea, cuando los trasvestidos realizan declaraciones indignadas por la "discriminación" que se les efectúa, hay que tomar con pinzas y verificar.
Bajo ese mismo término, se suelen puntualizar dos tipos de circunstancias diferentes de valoración completamente distinta.

Uno es el caso de aquel que es agredido, burlado o molestado, privado de algún derecho civil sólo por su deseo de vestirse como mujer, acto éste que es perfectamente legal.
Ese caso es reprochable moralmente, yo lo aborrezco y resulta incompatible con el bien común.

Otro, muy distinto, es el caso de señores vestidos de mujer que, pretendiendo un derecho aún no consensuado ni legislado, exigen en términos antisociales una supuesta obligación del resto de la humanidad de otorgarles exactamente el mismo trato que a una mujer.
Sea diciéndoles "señora", sea otorgándoles un documento de identidad femenino.

Es más, el caso más extremo a la vista, sería el de aquellos trasvestidos que ejecutan actos exhibitorios conflictivos, insinuantes e indisciplinados en público, y pretenden que todo aquel que se siente molesto por ello, es un "facho discriminador".

Vea, las costumbres y la cultura están.
Puede ser que muchos de nosotros no demos importancia a algunos aspectos, y que pretendamos cambios.
Mas dichos cambios se deben proponer, consensuar y acordar, y nunca eso se logra en dos días.
A mí, en particular, no me place que las mujeres anden por allí con las tetas al aire o casi, apretadas de los pies a la cabeza todo el día, intentando calentar toda bragueta que se les cruce con el objeto de obtener algún favor o ser mejor posicionadas socialmente.
No me gusta ser estimulado sexualmente todo el día al pedo, ni me parece deseable para la ubicación social de la mujer, ser considerada primordialmente por el tamaño de sus tetas.

Pues, si no me gusta que las mujeres se sometan a ese rol tan básico, tampoco me gusta que un varón vestido de mujer haga actos similares o más grotescos aún frente a mis ojos en un lugar público que nada tiene que ver con lo sexual.

No veo porqué yo debería ser obligado a observar las tetas falsas de un travesti o de una mujer, en un entorno en que la regla social vigente es cubrir esas partes.
Y, si en ese caso yo me quejara, algunos superficiales podrían argumentar "discriminador!!!".
Una sonsera, definida con la misma palabra.

He sido claro?

Claudia Sánchez dijo...

Hola a todos!
Caballeros, me dejaron pensando... y después dicen que las minas somos complicadas!

Ricardo, me acabo de dar cuenta que no había leído tu comentario N° 26.
Al respecto, sí, definitivamente soy discriminadora.
Y no me preocupa en absoluto. Así como tampoco me preocupa que otros sean discriminadores conmigo. Entiendo que es algo inevitable. Eso sí, no le falto el respeto a nadie ni dejo que me lo falten a mí.

Mirá, yo creo que la mayoría de la gente es discriminadora, la sociedad lo es y salvo que haya una nivelación en el estándar de vida de la humanidad, un cambio de mentalidad desde la cúspide de la pirámide hacia la base, la cosa seguirá igual o peor. Y aunque se nivelara, creo que igualmente habría discriminación: los blancos seguirán casándose con los blancos, los negros con los negros y los orientales con orientales. La mayoría, obviamente; siempre habrá excepciones. Y mientras haya diferencias culturales, más allá del color de la piel, la discriminación seguirá dándose.

Y si tuviera que contratar a una recepcionista que sea la cara de la empresa, seguramente contrataré a la mejor parecida y mejor preparada que se ofrezca.
Y si vivo en Alemania seguramente buscaré una rubia y si estoy en Nigeria buscaré una negra y si estoy en Tokio, buscaré una japonesa. Mujeres. Porque la mayoría de mis clientes, gerentes de empresas, serán hombres.
Disculpen ustedes señoras y señores, pero la realidad es ésta.

Y si voy por la calle y veo venir a un morocho mal vestido mirando para el suelo, seguramente me cruce de acera. Y decime discriminadora.

Y podría seguir con mil ejemplos más de discriminación cotidiana, pero sería muy aburrido.

Buenas tardes para todos!

Claudia Sánchez dijo...

Perdón, y de la misma manera, en distintas ocasiones, me discriminarán a mí por múltiples razones. Por mi aspecto físico, por mi edad, por la zona de residencia, porque tengo un hijo, porque no tengo auto, porque soy mujer, etc.
Pero el ser consciente de ello hace que no me moleste. Sólo tengo que agudizar el sentido de ubicación y pretensión. Nada más.

Saludos!

Ana dijo...

Hola a todos:
Hola Claudia: Yo creo que lo que vos describís no es lo que clásicamente se entiende por discriminación; sino adecuarse a las normas, más o menos consensuadas, de cada sitio.

Torombolo, me parece bien que se te salga la cadena; me divierte que me mandes a lavar el culo. Tu discurso me sigue pareciendo de una puerilidad importante.
Personalmente, tengo diferencias con Ricardo en el modo de ver ciertas situaciones; otras personas que aquí escriben también las tienen, pero, respetamos normalmente las propuestas que él hace -es el anfitrión- - intentando cómo todos los que acá participamos-encontrar un lenguaje común, tratando de entendernos; aunque algunas veces entenderse sea complejo; justamente por lo diferentes que todos somos y por lo diferentes de nuestras concepciones. Lo que leo en tu discurso es una dificultad -en todas tus intervenciones- a poder acordar, intentando “discriminarte” y aún “oponerte” en forma infantil algunas veces, sin argumentación y REPITO con un discurso incoherente a veces y lleno de ambigüedades, competitividad no pertinente y agresividad encubierta, hacia varias participantes de este foro y repito, al anfitrión. ( las pelotudeces antes mencionadas). No creo que tenga por qué pedirte disculpas por decirte mi opinión.
Los comentarios sobre mi misma son un diálogo, con el anfitrión, en general en tono de broma- así lo he entendido y a esas bromas me he enganchado- con un cierto sentido del humor, del que tu discurso carece
De cualquier modo no respondiste a los planteos que te hice sobre tu falta de coherencia en el discurso en mi comentario 83; el enojo es una buena forma de “zafar” de responder aquello que no tiene respuesta. .Tampoco respondiste a un comentario anterior, aludiendo a que había copiado tus dichos en negrita. Otro modo de zafar de responder.
Pero como bien dijo Ricardo no conviene gastar “pólvora en chimangos”( comentario 75) aunque más que chimango me parecés pueril.

Si traspasé algún límite, por supuesto te pido disculpas Ricardo - como anfitrión del sitio - si alguna de las cosas que escribí resultaron inconvenientes; si así fuera te rogaría, me lo dijeras, porque creo que la tolerancia de eso se trata.

“ La tolerancia a pesar de la divergencia” es lo que más valoro en este sitio. Y ojo! no es una devolución del cumplido que nos has hecho a mi y a Estercita en tu entrada sino lo que realmente pienso.
Un besote a tod@s, cuídense del frío!! y te dejo mi besito de las buenas noches tempranito Riki.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Torombolo!

Para hablar con propiedad (que es una de tus máximas inquietudes), vamos a ir poniendo los puntos sobre la ies… ¿te parece?.

Con el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM IV) (donde figura la clasificación consensuada Internacionalmente de la gran mayoría de los Trastornos psico-emocionales de las personas, y por el que nos guiamos los profesionales para denominar un diagnóstico, cuando se nos solicita) en mano, paso a trascribirte:

Sección: Trastornos sexuales y de la identidad sexual
Apartado: Parafilias
Trastorno: Fetichismo transvestista:A. Durante el período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican el acto de transvestirse, EN UN VARON HETEROSEXUAL. (las mayúsculas son mías.)

Los que vos calificas como TRAVESTIS (o trasvestis, o transvetis), no son TRAVESTIS. Son HOMOSEXUALES (personas con orientación de objeto de deseo sexual hacia el mismo sexo) TRASVESTIDOS.
Los que mencionas, evidentemente, ejerciendo la prostitución en las calles del mundo son HOMOSEXUALES TRASVESTIDOS que ejercen la prostitución porque existe una DEMANDA EN EL MERCADO (ley del mercado de oferta y demanda). Todo ello independientemente que transformen su cuerpo, simulando senos con prótesis o desarrollándoselos con cirugía u hormonas.

Los que ejercen protestas para lograr cambio de nombre, pasaporte, derecho a votar con ese nombre, a casarse y a operar sus genitales (que hasta hace unos años se hacía mediante el vaciamiento de los cuerpos cavernosos del pene, (respetando la piel de éste porque tiene una textura similar a la de la vagina) y que se introduce (esa piel) hacia el interior de la cavidad pélvica; extirpando además los testículos con cuya bolsa vacía (escroto) se “fabrican” los labios externos del introito vaginal, dando apariencia entonces a un vulva); se denominan (en las ciencias sexológicas) TRANSEXUALES (y no travestis, u homosexuales travestidos).

En el DSM IV figuran como:

Sección: Trastornos de la identidad sexual
Trastorno: Trastornos de la identidad sexual :B. Malestar persistente con el propio sexo o sentimiento de inadecuación con su rol. En los adolescente y adultos la alteración se manifiesta por síntomas como preocupación por eliminar las características secundarias y primarias (p. ej., pedir tratamiento hormonal, quirúrgico u otros procedimientos para modificar físicamente los rasgos sexuales y de esta manera parecerse al otro sexo) o creen que SE HA NACIDO CON EL SEXO EQUIVOCADO. (las mayúsculas son mías.)

Por supuesto que se van a travestir como única forma de aproximarse a su identidad sexual, porque no todos tienen en dinero para operarse, pero bajo ninguna condición se van a PROSTITUIR, porque si hay algo que le molesta, lo angustia o deprime a un Transexual, es que alguien “descubra” sus genitales, los mire o los toque, porque padecen de una Fobia hacia ellos (los genitales).
Así que, por lo general trabajan como “cualquier hijo de vecino, vestidos de hombre, si no les queda otra posibilidad (aunque avergonzados por ello), o de mujer (que bien podría haber sido el caso de la mucama que mencioné).

Vamos bien?

Sigo abajo…

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Torombolo!

Vengo de arriba!!!

Espero que tu reflexión: “ Otro, muy distinto, es el caso de señores vestidos de mujer que, pretendiendo un derecho aún no consensuado ni legislado, exigen en términos antisociales una supuesta obligación del resto de la humanidad de otorgarles exactamente el mismo trato que a una mujer.
Sea diciéndoles "señora", sea otorgándoles un documento de identidad femenino.
, haya quedado respondido. No es una cuestión de DERECHO, es una cuestión de “SENTIRSE, PERCIBIRSE, IDENTIFICARSE COMO”; que no esté consensuado ni legislado, forma parte de la NEUROSIS Y ESTUPIDEZ (que no es lo mismo) HUMANA, y no es responsabilidad del TRANSEXUAL.

El caso que mencionas “Mas si usted se levanta una mina, que le dice que es una mina, que parece una mina, que huele como una mina y cuando tantea sus partes nobles encuentra un paquete conocido mas no esperado en ese sitio, de ningún modo es ilógica una reacción de sorpresa.”, es el de un HOMOSEXUAL TRASVESTIDO (seguramente ejerciendo la prostitución) que: o te vio cara de BOLUDO; o es un HOMOSEXUAL TRASVESTIDO, SUICIDA!.

La reacción dependerá del otro término que esta en cuestión:

Neurosis (Wikipedia… me encanta Wikipedia!)

El término neurosis fue propuesto por el médico escocés William Cullen en 1769
El término clásico hace referencia a un trastorno mental sin evidencia de lesión orgánica que se caracteriza por la presencia de un nivel ELEVADO DE ANGUSTIA Y UNA HIPERTROFIA DISRUPTIVA DE LOS MECANISMOS COMPENSADORES DE LA MISMA. El sujeto mantiene un adecuado nivel de introspección y conexión con la realidad, pero presenta la necesidad de desarrollar CONDUCTAS REPETITIVAS Y EN MUCHOS CASOS INADAPTATIVAS CON OBJETO DE DISMINUIR EL NIVEL DE ESTRÉS.
” (las mayúsculas son mías)

Ya aclaré en otro lugar, que los trastornos psico-emocionales son de GRADO y no de ESTADO así que bien podría ser: - “Uffff….caballeroa usted me confunde…, mejor sigamos nuestras respectivas rutas; MENOR GRADO DE NEUROSIS.
O tal vez: “Pedazo de puto de mierda, recontraguacho, te voy a asesinar ahora mismo… ” (todo esto acompañado por una gran descompensación del SNA); MAYOR GRADO DE NEUROSIS

También podría ser que no sucediese nada. Porque como expliqué arriba, existen preferencias de hombres que se dicen heterosexuales, pero que buscan travestis homosexuales para sus relaciones.
En ese caso, disfrutarán (por donde quieran o puedan), abonaran y se retirarán tranquilamente a sus aposentos, donde los podrá esperar la cama vacía o su esposa amada y respetada. (NEUROSIS DE PERVERSIÓN)

Un tercer y último caso, que siempre ejemplificaba mi maestra en sexología, Dra. en psicología Mirta Granero, es el del varón heterosexual que tiene sexo con un HOMOSEXUAL TRASVETIDO, paga y se retira pensando: “- como le hice el orto a este minón!..., esto se lo tengo que contar a los muchachos!!! ”; en realidad, no estaba buscando una mujer, sino UN AGUJERO!. (NEUROSIS COMPULSIVA)

Para terminar, si vos te recontra-excitas con solo ver tetas y culos por la calle, sean de mujeres de endeveras o de HOMOSEXUALES TRASVESTIDOS, padeces de neurosis de “CABEZA DE FÓSFORO” (lo raspan y se enciende en seguida)…jejeje, este diagnóstico, no existe!.
En este último sentido te digo, no sé que edad tenés Torombolo, pero mirá que los “almanaque” se van cayendo. Ahora, en invierno, no creo que haya problemas, pero este verano, si ya sos grandecito y no “bajas un cambio”; ojo con el “bobo”!!!

Un abrazo!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!!!

Me pareció apropiado lo que te comentó Ana al respecto de la “selección de personal”.

Si con la intención de mostrar una figura femenina, que en este momento la frivolidad del mundo consume se tratase, me impresiona adecuado lo que mencionaste.
Sería aconsejable que además fuese eficiente. Porque por más bella que fuese, si me tiene que comunicar con la oficina 14, pero se pasa media hora apretando botones hasta encontrarla, no se de qué servirá la presencia a los intereses de la Empresa.

Lo de que la empresa alemana tomara una alemana blanca, la nigeriana a una nigeriana negra, la japonesa a una nipona, ya me resulta un tanto antojadizo, ya que de cualquiera de las nacionalidades muchas personas en esta época tiene buen dominio de diversos lenguajes.

Bueno… lo de las bodas de los colores con los colores, me parece que es una percepción tuya viciada por la reciente finalización de tu hijo de la etapa de Jardín de Infantes! (ya que esa es una exigencia de las maestras con respecto a los lápices para colorear)!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Ana!!!

No tengo absolutamente ningún inconveniente que se puteen…, así que adelante nomás!.
Como decía nuestro querido Fontanarrosa, las malas palabras forman parte de nuestro vocabulario!.

De cualquier forma, después de lo mencionado por Torombolo respecto de su capacidad de fácil excitación sexual, yo le preguntaría qué intenciones ocultas tiene cuando te manta a lavarte el culo!.

Besos a vos y gracias por participar!
Rik

Claudia Sánchez dijo...

No, no, Riki, ni es antojadizo ni es percepción viciada lo que digo. Mas bien diría que se corresponde con la realidad, con la calle.

Yo no hablo de empresas de distintas nacionalidades y lenguajes. Hablo de países. Te reto a que verifiques en empresas alemanas o japonesas cuántas empleadas negras hay. Y no es cuestión de lenguaje. Es cuestión de ser iguales a la mayoría.
Y en las parejas también.
Cuántos de los presentes tienen pareja de otra raza? Aquí se me hace que es, además, una cuestión de idiosincracia, de cultura, de historia. Algo más que un simple juego de colores.

Saludos!

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Claudia!!!

Pero si no digo que no querida amiga!
A ver…!

No niego en absoluto que la DISCRIMINACIÓN existe, lo que digo es que es irracional.

Por más histórico que sea, no tiene absolutamente ninguna justificación empírica, por ello hablo de neurosis.

Y la neurosis existe desde siempre!

Besos.
Rik

torombolo dijo...

Vea Ana, leo muy por arriba su mensaje dirigido a mi persona, por las razones que ya le dije.

Mas creo necesario remarcarle algo, dado que usted persiste en el error.
A mí no se me "salta ninguna cadena", tal como usted elige expresar lo sucedido, y aclarar que le "encanta".
Pues, no se encante tanto, porque aquí lo realmente ocurrido fué que usted se mostró ante todos como una incivilizada incapaz de discutir en calma, exponer alguna idea o razonar, explicar con claridad lo que le molestaba o no compartía de mis mensajes y con una absurda e infantil tendencia a hablar de sí misma autoelogiándose.
Tal vez usted suponga que esas son condiciones admirables, mas en realidad sólo lo son para el superficial promedio.
Aquellos que podrían reir o apoyarla por expresar que yo digo "pelotudeces", tanto como ríen a carcajada limpia cuando escuchan la palabra "culo".

Para cualquier individuo instruído y sensato, sus chistes y modos no tienen nada de gracioso y sólo la colocan en una posición lastimosa.

Vea, usted ha elegido un juego absurdo en el que no puede ganar.
Primero porque está en una posición desfavorable, habida cuenta de que yo no la mencioné en ningún momento sino que sólo expuse mis ideas con respecto al asunto tratado aquí.
Y segundo porque usted no posee las dotes necesarias para burlarse de mí gratuitamente y salir airosa, con sus torpes intentos de ironía.

Oscar Wilde, además de gran escritor, era un maestro en el fino arte del sarcasmo.
Son legendarias algunas de sus frases de enfrentamiento con quienes los cuestionaban y con la sociedad victoriana en general.
Mas, que yo sepa, jamás se le escuchó decir "usted dice pelotudeces" o "los comentarios de mengano me dan como alguito".

Vea, usted solita se ha metido en el barro y aún notándolo, en vez de repensar y detenerse a tiempo, permite a su condición hormonal gobernar su limitada razón y seguir revolcándola en el lodo de la vergüenza.
Mas nada es irreversible aquí, aún el ridículo.

Hágase un favor, deje de deshonrarse a sí misma con esta estupidez.
Si desea exponer sobre el asunto, estaremos todos dispuestos a leer sus reflexiones, mas en tanto siga insistiendo con sus sonseras dirigidas a mí, y contarnos lo sabia, bella y pagada de usted misma que es, mas fea es la imagen que da.

Ana dijo...

Buen día! Sigue el frío! Gracias por visitarme tan tempranito Riki, ahí te cuento por qué cambié el nombre, jeje.
Torombolo, dale seguí hablando de mi, que me encanta. ¿No sabés que a las personas como yo
(bueno, como vos me describís, digo) les encanta que hablen de ellas? Bueno, como buen machito - con mucha testosterona - le das el gusto la hembra, gracias torombolo!... Ah y ya me lo lavé, pero es una costumbre que tengo desde hace años...y no sabés lo lindo que es, torombolo... ni te imaginás!
Un besote a todos.

torombolo dijo...

Bueno, en materia de segregaciones, diferenciaciones y asignación de roles sociales, es interesante de análisis el asunto de las diferencias varón-mujer aquí mensionadas.

En el aspecto laboral, mas también en el resto de las áreas sociales.

Es frecuente escuchar, en medio del cliché de la "discriminación", que uno de los colectivos objeto de consideraciones diferenciadas y restricción de derechos, es el femenino.
Pues veamos.

Es evidente que la ley del estado de derecho moderno, expresión de la voluntad de las sociedades más avanzadas, pretende lograr cierta equiparación de los roles sociales atribuídos a los géneros.
Géneros que desde millones de años atrás han tenido roles completamente diferentes, que a su vez han originado diferencias adaptativas anatómicas, fisiológicas, intelectuales y conductuales notables.

Claro, conforme va avanzando la evolución, dichas discrepancias dismórficas se van haciendo menos necesarias a la supervivencia e inclusive en algunos casos, inconvenientes al orden social más eficaz.
El rol y trato asignado a la mujer del medioevo, es funcionalmente obsoleto a la actualidad, por poner un ejemplo arbitrario.
Por tanto, todos nosotros, como sociedad humana deseamos, aunque muchos aún no estén enterados, un tránsito hacia una mayor equiparación de dichos roles.
Una reducción de las diferencias.

Diferencias, claro está, que por algún tiempo evolutivo más no serán nulas, en tanto siga prevaleciendo la reproducción sexual.
No habrá modo de cambiar, mientras sea necesaria la concepción tradicional, el aparato anátomo-fisiológico femenino para equiparar los sexos.
Y dicho sistema no es sólo funcional a la gestación, como ustedes saben.
El control hormonal del sistema, afecta también el temperamento, la razón y el orden social.
Existe un condicionante fundamental que determina dicho orden y las reglas entre géneros que afectan la funcionalidad.
El deseo.
La discrepancia de ese parámetro entre los géneros y la negociación emergente para su satisfacción.

Esa es la cuasa fundamental de las diferencias sociales entre géneros, que afectan tanto el plano de relación particular, laboral, político y legal.
Y, por supuesto, que originan multitud de estas confusas circunstancias de variado tipo que, como dije, solemos englobar con la denominación "discriminación".

Es un proceso, una transición.
La discrepancia entre los valores deseados y esperables a futuro, expresados en la filosofía del derecho, y una realidad que va adaptándose en esa tendencia.
Y en esa transición, como es lógico, hay conflictos.

Mujeres en un conflicto interno de roles, pretendiendo ser algo que aún no son y aferrándose a privilegios correspondientes a un estadío previo, mas rechazando las obligaciones asociadas a ellos.
Seres que aún no deciden dar el paso definitivo.
Varones confundidos intentando comprender el conflicto femenino y adaptar su propia conducta a él.
Y lidiando con su propia transición.

En fin, un quilombo.

torombolo dijo...

Bueno, en materia de segregaciones, diferenciaciones y asignación de roles sociales, es interesante de análisis el asunto de las diferencias varón-mujer aquí mensionadas.

En el aspecto laboral, mas también en el resto de las áreas sociales.

Es frecuente escuchar, en medio del cliché de la "discriminación", que uno de los colectivos objeto de consideraciones diferenciadas y restricción de derechos, es el femenino.
Pues veamos.

Es evidente que la ley del estado de derecho moderno, expresión de la voluntad de las sociedades más avanzadas, pretende lograr cierta equiparación de los roles sociales atribuídos a los géneros.
Géneros que desde millones de años atrás han tenido roles completamente diferentes, que a su vez han originado diferencias adaptativas anatómicas, fisiológicas, intelectuales y conductuales notables.

Claro, conforme va avanzando la evolución, dichas discrepancias dismórficas se van haciendo menos necesarias a la supervivencia e inclusive en algunos casos, inconvenientes al orden social más eficaz.
El rol y trato asignado a la mujer del medioevo, es funcionalmente obsoleto a la actualidad, por poner un ejemplo arbitrario.
Por tanto, todos nosotros, como sociedad humana deseamos, aunque muchos aún no estén enterados, un tránsito hacia una mayor equiparación de dichos roles.
Una reducción de las diferencias.

Diferencias, claro está, que por algún tiempo evolutivo más no serán nulas, en tanto siga prevaleciendo la reproducción sexual.
No habrá modo de cambiar, mientras sea necesaria la concepción tradicional, el aparato anátomo-fisiológico femenino para equiparar los sexos.
Y dicho sistema no es sólo funcional a la gestación, como ustedes saben.
El control hormonal del sistema, afecta también el temperamento, la razón y el orden social.
Existe un condicionante fundamental que determina dicho orden y las reglas entre géneros que afectan la funcionalidad.
El deseo.
La discrepancia de ese parámetro entre los géneros y la negociación emergente para su satisfacción.

Esa es la cuasa fundamental de las diferencias sociales entre géneros, que afectan tanto el plano de relación particular, laboral, político y legal.
Y, por supuesto, que originan multitud de estas confusas circunstancias de variado tipo que, como dije, solemos englobar con la denominación "discriminación".

Es un proceso, una transición.
La discrepancia entre los valores deseados y esperables a futuro, expresados en la filosofía del derecho, y una realidad que va adaptándose en esa tendencia.
Y en esa transición, como es lógico, hay conflictos.

Mujeres en un conflicto interno de roles, pretendiendo ser algo que aún no son y aferrándose a privilegios correspondientes a un estadío previo, mas rechazando las obligaciones asociadas a ellos.
Seres que aún no deciden dar el paso definitivo.
Varones confundidos intentando comprender el conflicto femenino y adaptar su propia conducta a él.
Y lidiando con su propia transición.

En fin, un quilombo.

Ricardo Musso dijo...

QUERIDOS AMIGOS!!!

EN FUNCIÓN DE COMENZAR A DARLE UN “CIERRE” A ESTA PUBLICACIÓN - QUE MAÑANA SERÁ RENOVADA- , AL FINAL DEL CAPÍTULO DEJE UN “ENLACE” A LAS CONCLUSIONES A LAS QUE ARRIBÉ, EXTRAIDAS DE LAS VOTACIONES A LAS ENCUESTAS.

LES AGRADEZCO A TODOS LA PARTICIPACIÓN!!!.

CARIÑOS!

Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Ana!!! (del otro día!)

Sí… ya me di una vuelta y anoche leí el motivo!
También te dejé, como propuesta, otra alternativa.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buen día Torombolo!

Noto que estás vehemente con tus teorizaciones!; hasta dos comentarios iguales te mandaste!

Te prometo crear un capítulo que lleve por título: “EL QUILOMBO QUE SE ARMÓ CUANDO LA MUJER ABANDONO SUS ATÁVICOS MANDATOS NEURO-FISIOLOGICOS-HORMONALES”.

Te parece bien?

Un abrazo y espero tu participación en el próximo capítulo!
Rik