Nuestros amigos!

AVISO

Por el momento continúo en un impasse con el "libro". De cualquier manera dispones de más de 100 capítulos publicados, sobre temas de psicología y sexología, con los que te podés entretener un tiempo y cuyos títulos tenés en la columna de tu derecha. Te recomiendo también los interesantes y, a veces, divertidos comentarios. En estos momentos prosigo con mi actividad por Facebook (bajo otra modalidad) y los videos de mi canal de Youtube, a los que te invito a unirte y participar con tus opiniones.

Gracias y abrazos. Ricardo Musso



martes, 30 de junio de 2009

SOPONCIO

-“Atenciónnnn…, le toca el turno a la señora que había pedido la palabraaaa…!”
- “…” (silencio)
- “A verrrr…, por favor… ¿la señora que pidió el turno para hablar en a asambleaaaa!?”
- “…..” (silencio)
- “Acaaaaá…, un vaso con agua rápido…, parece que le dio un SOPONCIO!!!!”

------------------------------

- “Te juro que nunca me pasó esto…!”
- “…..” (silencio)
- “Bueno…, no se…, es la primera vez que estamos juntos….!”
- “Ya sé…, pero nunca antes me pasó…, ni con desconocidas….!”
- “…..” (silencio)
- “Ta´ bien…., que se yo…., dicen que siempre hay una primera vez….!, ¿no?”

------------------------------

Ring del teléfono…

-“Holaaaa, ¿hablo con la casa del Sr. Ricardo Musso?”
- “Sí…, el mismo…!”
- “Ah bien… ¿usted es Ricardo Musso, documento de identidad número 8.275.339?”
- “Así es….!”
- “Bueno…, lo llamo del supermercado “La Conocida”, para avisarle que salió su cupón en el sorteo de la camioneta 4 x 4, cero kilómetro, doble cabina, marca “Runger”, y que puede pasar a hacer los trámites para retirarla!!!”
- “…..” (silencio)
- “Holaaaaa… ¿señor Mussooooo?”
- “…” (silencio)
- “¿Señor Mussooooo?”

------------------------------

Diccionario de la Lengua Española

Soponcio:

1. m. col. Desmayo o indisposición producida por un disgusto, angustia o susto:
le dio un soponcio cuando su hija le dijo que se iba de casa.

Bueno…, a mi gusto agregaría que también puede producirse por una alegría extrema, como en el último caso del llamado telefónico!.

Este capítulo del “libro” tiene como finalidad explicar qué es lo que sucede en situaciones que calificamos emocionalmente importantes en nuestra vida.

El antiquísimo termino SOPONCIO (prohibido hacer comentarios respecto de “antiquísimo”!, por favor!), se refiere a una serie de alteraciones físicas que aparecen así…, “de sopetón!” (bueno…, basta!), en ocasiones especiales para nosotros, y que ponen en actividad, de manera irregular, nuestro llamado Sistema Nervioso Autónomo (SNA; de ahora en más).

Al igual que el Sistema Nervioso Central (SNC; de ahora en más), ambos, tienen su ubicación en nuestro cerebro (a los fines de este artículo, no tiene importancia dónde).

Su diferencia estriba en que el SNC se encarga de todo aquello que hace a nuestra motricidad: pararnos, sentarnos, caminar, correr, hablar, mover los brazos, etc.; mientas que el SNA, se encarga de la regulación de todo nuestros órganos internos, lo visceral.

El SNA es el que se encarga de la dilatación o contracción de nuestras venas y arterias, nuestro sistema digestivo, respiratorio, nuestra frecuencia de ritmo cardíaco, gran parte de nuestro sistema glandular (salivación, sudoración, hormonas de distinto tipo, etc.), y más.

¿Qué es lo que sucede con nosotros, ante una situación que nos afecta emocionalmente - en forma tanto negativa, como positiva -?

Lo que sucede, es que se produce una elevación de lo que en psicología se denomina: nuestro estado de ANSIEDAD (ansiedad; de ahora en más..je je!).

En el enlace que les dejo sobre el término ANSIEDAD, ustedes encontrarán una definición y descripción bastante “neutral” del concepto (gracias Wikipedia!).

Personalmente, me gusta describirla como la SENSACIÓN que puede producirnos habernos sentado, distraídamente, sobre un hormiguero, de pequeñísimos habitantes, y desconocer el motivo de lo que comenzamos a percibir. Una sensación de inquietud, incomodidad, intranquilidad, y demás “in”!.

¿Qué es lo que sucede cuando se eleva nuestra ansiedad?

Se produce una descompensación de nuestro SNA (un despelote!) y comenzamos con sensaciones, detectables por nosotros mismos, o no: de ahogo, aceleración del ritmo cardíaco, sudoración del cuerpo, temblor de manos y piernas, vasoconstricción (se cierran las venas y arterias), nauseas, visión nublada, pilo erección (se eriza el vello del cuerpo), y otra serie de cosas.

Esta alteración no siempre se debe a trastornos psicológicos graves, como lo pueden constituir los diagnosticados como: las fobias, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la agorafobia, el trastorno por estrés post-traumático, el trastorno de ansiedad generalizada, etc.

En psicología, las manifestaciones psico-emocionales parecen ser de GRADO y no de ESTADO.

Es decir, todos seríamos portadores, en PEQUEÑOS NIVELES, de fobias, trastornos obsesivo-compulsivos, de pánico, agorafobias, etc., sin por ello hacernos “merecedores” de un diagnóstico de ese tipo de perturbaciones - que otros presentan en forma muy elevada, y algunos constituyen casos de gravedad -.

Existen una gran cantidad de situaciones donde esa elevación de nuestra ansiedad y descompensación del SNA es - se puede decir -, absolutamente esperable, y normal.
Tal es el caso que describen de los pilotos de Carrera de Formula 1, cuando antes de indicarles la largada a correr, su ritmo cardíaco alcanza niveles promedio de 180 ppm (pulsaciones por minuto).

Claro está que, aunque no seamos poseedores de esos trastornos en forma grave, y solo se manifiesten esporádicamente y ante determinadas situaciones, podríamos preguntarnos: ¿por qué me siento así ante esta situación si no encierra ningún peligro?, o, como en el caso cuando me avisaron de que fui premiado con la adjudicación de la camioneta “Runger” me hubiese preguntado: ¿qué te pasa Musso…, no todos los días a la gente se le avisa que sacó de premio una camioneta “Runger”…, pero justifica que te caigas “redondo” al piso?.

Bien, acá entran “en juego” los aspectos personales de cada uno, y que desarrollé en algunos capítulos en que traté la autoestima, la asertividad, las obsesiones; es decir, características de la personalidad que nos lleva a valorar de manera particular cada situación que nos toca vivir. Inclusive el último; “AFIRMAR vs. DUDAR”.

Como no estamos exentos de estas experiencias, porque comúnmente la gente se suele encontrar en ocasiones de exposición, o de recibir noticias, conviene que tengamos en claro estos conceptos, y no imaginemos que esas repercusiones físicas son signo de enfermedad alguna, ni mental, ni orgánica.

Si son vivencias que se suelen repetir ante hechos que, por alguna razón, estamos expuestos a vivir con frecuencia, (exámenes en lo que estudiamos, llamados a reuniones de padres en la escuela de nuestros hijos, un encuentro sexual de primera vez, tener que dar nuestra opinión en alguna situación imprevista - ya que hoy se estila en el periodismo detener a un transeúnte y preguntarle algo -; etc.) podríamos tratar de controlar nuestra ansiedad.

Para ello, solo te voy a mencionar las técnicas más usadas - que si las querés conocer en profundidad, te invito a que leas el artículo de este “libro”: “¿QUERES UNA AYUDA PARA TUS MIEDOS?” -, y que son:

- Relajación muscular.
- Reestructuración cognitiva.
- Desensibilización sistemática.

Nota: Dos cosas

1 – La Ansiedad - elevada por cualquier situación que nos toque transitar - , que produce las reacciones que mencioné en nuestro organismo interno ; también ocasiona las conocidas llamadas contracturas musculares.
Su antídoto por excelencia es la RELAJACIÓN.
Para quienes quieran iniciarse en un entrenamiento de relajación, les dejo dos grabaciones en MP3 que ustedes pueden “bajar” a su PC. Deberán unirlas con algún programita, o cargarlas en su reproductor de MP3 - respetando el silencio que se nota entre la primera y la segunda -.
Es una técnica desarrollada por Jacobson, que consiste en tensionar los diferentes músculos del cuerpo, y posteriormente, relajarlos. La sesión total de relajación dura aproximadamente 27 minutos, y deberán seguirla de acuerdo a como indica el autor (aunque puede practicarse en una cama). Los cada archivo tienen aproximadamente 10 Mg cada uno.

- Archivo 1
- Archivo 2

2 - Para quienes deseen averiguar sus niveles de Ansiedad Social, les dejo un enlace a una página que les ofrecerá la posibilidad de auto-aplicarse la conocida Escala de Liebowitz para la Ansiedad Social, que es un cuestionario cuyo objetivo es valorar el rango de interacción social y de desempeño, en situaciones sociales que los individuos con ansiedad social pueden temer o evitar.
Esta vez, es de mi confianza!.

Si bien este artículo no apunta a esas personas padecientes de los trastornos severos arriba mencionados, si ellos ingresaran por casualidad a este sitio, y lo leen, quizás pueda resultarle de interés para explicarse esas impresiones orgánicas que sienten, en ocasión de tener una crisis.

Bajo ningún concepto me gustaría que se interpretase que puedo burlarme de los individuos que padecen estas dolencias - porque sé muy bien que sufren, y mucho -, sin embargo te invito veas el siguiente video que confeccioné que, si bien muestra el caso de una persona poseedora de graves trastornos del tipo de los que describí, te vas a divertir un poco.

La escena es de un filme de género comedia, que se llamó en español: “¿Qué tal Bob?” (¿What About Bob?), rodada en 1991, protagonizada por actores como: Richard Dreyfuss, y Bill Murray, entre otros.




¿Cuáles son los momentos en que tu SNA se “alborota”?

Atención: Ante cualquier duda, consulte a su médico, psiquiatra, o psicólogo..., de confianza!

Bibliografía y Referencias:

- Joseph Wolpe – “Práctica de la Terapia de la Conducta” – México – Ed: Trillas – 1980
- Felicitas Kort – “Técnicas Terapéuticas Aplicadas a la Conducta” – Caracas – Venezuela – ED: Monte Ávila – 1970
- Buscador Google
- Imágenes Google

Cariños.
Ricardo Musso

50 Amigos opinamos...:

Rossana dijo...

Hola Ricardo, es muy tarde y no puedo esperar a que cargue el video, pero leyendo esta entrada "soponcio", me parece que mi SNA lo debo tener anulado...lo primero que se me viene a la cabeza son situaciones fuertes que me ha tocado vivir en varias oportunidades de mi vida, de problemas de salud con familiares directos (con mi padre y con una de mis hijas), de forma sorpresiva y dolorosas y mi reacción inmediata es extrañamente serena, no recuerdo haber tenido reacciones fìsicas como describìs. En el momento trato de actuar con conciencia de lo que està sucediendo y resolver lo que sea...pero cuando pasa el tiempo...ahì si me bajan las defensas y mal.
Muy bueno el tema, vuelvo a ingresar mañana para ver los comentarios de los compañeros.
Muchos saludos!

Ricardo Musso dijo...

Hola Rossana, buen día!

Interesante lo que mencionas en tu comentario!.
Está relacionado a lo que se llama en psicologías “UMBRALES DE ANSIEDAD”; se desconoce si los diferentes “umbrales” son innatos o aprendidos. El concepto hace referencia a cómo reaccionan emocionalmente las personas ante un mismo hecho.
Por ejemplo, ante un accidente, los individuos con “umbrales bajos de ansiedad”, se descompensan emocionalmente de manera mucho más desproporcionada que los que son portadores de “umbrales altos”.

Es decir, todos sufren un impacto emocional, pero mientras los primeros huyen, se desmayan o se quedan atónitos, los otros reaccionan tratando de colaborar, se organizan, y “aparentemente” tienen mucha lucidez y serenidad ante lo que está sucediendo.

“Lo platos rotos” se pagan después…, en tu caso bajándose tus defensas inmunológicas!.
O sea que, aunque pareciera que no, y no te des cuenta por medio de signos evidentes, ante esas situaciones, tu SNA se “alborota” también!

Besos.
Rik

Steki dijo...

Hola, Rik!
Me hiciste acordar a mi abuela con lo de "soponcio", jaja.
Me gustó el post. La verdad es que yo jamás pierdo la calma. Al contrario, soy la que pone "paños fríos" a las situaciones estresantes. Por lo menos en el momento. Después me relajo y tal vez llore.
Una vez volvíamos de Los Reyunos (en San Rafael, Mendoza), escapando a una tormenta por camino pedregoso y de montaña con muchas curvas y contracurvas. Iba varios autos en la misma situación de "escape" para llegar a la ruta sin problemas. Delante nuestro venía un auto y al entrar a una curva se ve que se asustó y frenó y el auto, delante nuestro, empezó a zigzaguear hasta que cayó a un barranco. Por supuesto que el corazón se sale por la boca en ese momento. Pero no dudamos en hacernos a un lado y bajar (no era muy profundo) mientras hacíamos señas a los que venían para que pidieran ayuda. Bajamos hasta el auto y, gracias a Dios, estaban todos bien, atados todavía con los cinturones, cabeza para abajo. Así que los sacamos del auto y rápidamente los subimos por si el auto estallaba. La mujer temblaba como una hoja y yo la abracé fuerte. Cuando todo estuvo controlado y esperando a la policía, nos fuimos tranquilos. Bueno, eso es lo que yo creía. Cuando llegamos a la ruta me puse a llorar como una loca, tan es asì que Miguel tuvo que parar el auto para contenerme a mí! Jaja.
Ahora que lo pienso, siempre actúo así. Tengo mucha presencia en el momento pero la procesión pasa después. Creo que también me pasó eso en mis divorcios y en todos los acontecimientos de mi vida. Imaginate, viviendo en Mendoza, cada vez que hay un temblor a mí se me acelera un poco el ritmo cardíaco pero me quedo quieta mientras sea breve y, si no, voy a protegerme, por si las moscas. Pero, generalmente, la gente se pone histérica y raja a la calle. Es lo peor que pueden hacer. Tal vez pueda ser porque yo no estuve en el terremoto del 86, no lo viví, gracias a Dios.
El video genial, jaja.
En cualquier momento me agarra el soponcio. Hay tormenta en casa, jaja. Sabés a qué me refiero. Ufffffffff.
Que tengas un bello día.
BACI, STEKI.
Ommmmmmmmmmmmmmmmmm.....

LUNA dijo...

Bueno, ya lo he contado otras veces, yo crecí viendo a mi madre tener constantes crisis de histeria. Recuerdo que vino una vez el médico y le dió dos bofetadas y se calló enseguida. Pero entonces (hace unos 50 años) esas cosas eran "estar mal de los nervios".
La pobre nunca se curó. Lo que pasa es que luego se civilizaron esas crisis y pasaron a ser crisis de ansiedad. Las sigue teniendo.
Ante la imposibilidad de afrontar un problema, lo mejor es tener una crisis y todo el mundo "se caga", y se pasa el problema.
Su padres era un hombre muy bruto,, blasfemos y violentio, de palabra, y era su foma de reaccionar.
Cuando nació mi segundo hijo, que coincidió que me trasladaron a 3 horas de avión de casa, tenía 25 años, enganché a la depresión post parto, una depresión.
Tenía unas crisis de ansiedad, que me ahogaba, pero era una gran profesional y, en sociedad, nadie se daba cuenta.
Entonces la pasiquiatria y psicologia estaban en pañales y te atontaban a pastillas y ya.

De ahí, en determinadas salidas de casa, sociales y demás, tuve un colon espástico que me duró muchos años, con las consiguientes crisis de anticipación.
Pero fuera de casa, nadie se enteró.
Se sufre mucho. Porque además como no se detecta, con ningún medio mecánico de medicina, pues parece que eres una niña bien tonta y caprichosa...

Hay veces que piensas que si te quitas de en medio, dejas de sufrir y los que están cerca tambien.

Pero bueno, se conocieron los aminoácidos, nos neurotransmisores, etc. etc.
Y con un buen tratamiento psicológico, una modificación de conductas viciadas, y unos, en mi caso, recaptadores de serotonina, unido a UNA GRAN VOLUNTAD DE ESTAR BIEN, se solucinó el problema.
Pero creo que tener niveles altos de ansiedad es algo horroroso, porque pierdes los papeles, te das cuenta, que no puedes con las situaciones, sino ellas te pueden a ti, y es muy desagradable, además de los sintomas, sudoración, taquicardia, ganas de salir corriendo, obnubilación, etc. etc.

Gracias por tocar el tema Ricardo, hoy dia, hay muchisima gente que vive al tope de ansiedad permanentemente....

Un besito.
Seguiré los comentarios.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Stekita!!!

Ahhh…., cuando comencé a leerte creí que hablabas que no sos poseedora de SNA…jajaja!.

Como le expliqué a Rossana, existen diversas formas que éste haga su partición, a veces en el momento, o veces después de vivir situaciones emocionalmente movilizadoras; pero que aparece, aparece!.
El llanto es una emoción que también esta motivado por la activación del Sistema Nervioso Autónomo!.

El “Ommmmmmmmm”, es una buena manera de controlarlo!.

Esa tormenta a la que te referís…, ojo que puede ser una “garúa” nada más!, así que ojo con que se “depeloten” los Sistema Nervioso Autónomo de algunos Mendocinos!.

Besos y gracias che!
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Luna!!!

Como siempre, excelente tu relato, asociando historias personales y familiares, a lo que intento trasmitir con el artículo!

Tu comentario constituye un capítulo en sí mismo con el ejemplo de lo que a vos te sucedió, respecto a tus descompensaciones de tu Sistema Nervioso Autónomo, y cómo lo lograste controlar!.

Gracias corazón!
Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Buenas! no pasé antes porque estaba recuperándome del ataque de ansiedad que me agarró al enterarme de que estaré 4 semanas invernales con mi hijo de 6 años encerrada en casa, a partir del lunes.
La gripe porcina y la p$%&?*/%!!!!!

Bien, en principio te cuento que hice los test (el de la ansiedad social y también el de la evaluación negativa) y para mi sorpresa estoy dentro de los parámetros normales, es decir, no ansiosa.

Mi SNA se alborota un poco ante situaciones de peligro y también en situaciones de emoción intensa. Soy de las que llora con facilidad ante situaciones emotivas o bien se me pone piel de gallina o me ruborizo. A veces me da vergüenza, pero bueno, enseguida pienso en otra cosa y disimulo.
En caso de peligro, pero donde se requiere que yo actúe, la adrenalina me aclara la mente y me pone en acción. Pasado el peligro, comienzo a sentir las contracturas en todos lados.
Voy a hacer memoria y después vuelvo.
Saludos!

LUNA dijo...

Por cierto, mi nivel de aniedad social es de 25.
No está mal, no?
Besos

Steki dijo...

Che, yo no sé qué caranchos de test hice porque cuando terminé se me cortó internet, jeje. Pero creo que decía algo de 9 respuestas, 5 de no me acuerdo qué y 4 de tampoco me acuerdo qué. El porcentaje no lo vi. De dónde lo sacaste Luna? Jaja, qué desastre que soy pero no lo voy a volver a hacer, che.

Por acá llovizna, solamente, nada de qué preocuparse. La tormenta se desató en España!

Besotes, Rik.

Anónimo dijo...

Hola Rik

Saludos a las amigas y amigos del blog.
Como lo sospechaba desde un principio el test refleja mi ansiedad. Por favor espero tratar esto en mi proxima visita a tu consultorio Rik.

La pelicula muy buena y creo que pasa con la mayoria de las personas la forma de tener esa ansiedad ante determinados hechos, como anecdota te contare lo que me paso el primer dia de clases al entrar a la escuela, fui con mi padre y veia como lloraban los otros niños por no separarse de sus padres y bueno yo señalaba a los niños que lloraban a mi padre y mi padre me miraba y no decia nada , creo que sonreia un poco pues supongo que le gustaba que yo no sea uno de esos niños llorones jejeje, pero luego cuando ya entraba al aula era otra cosa, pues mi timidez era evidente y bueno ante la mas minima pregunta de mi maestra tenia esa ansiedad , mientras que los niños "llorones" se fueron calmando con el correr del tiempo y al contrario mi ansiedad aumentaba y bueno poco a poco venci esa ansiedad pero no por completo pues continuo hasta mi juventud y adultez.

Abrazos!!

Wilson

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!

Consolate con una buena comidita de costillas de cerdo con puré de manzana verde!; así podrás decir: “no hay cerdo infectado que por bien no venga!”.

Me alegra saber que te dio bien la escala de Liebowitz, en realidad me lo suponía!

Pareciera confirmarse, por los distintos comentarios, que cuando ocurre una emergencia no todo se “brotan”, siempre habrá alguno que hará de “puntal”, aunque las consecuencias se notarán después!

Gracias por darte una vuelta…, pero volvé ¿eh?
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Luna!

No esta para nada mal ese puntaje…buenísimo!, también me lo suponía!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

A ver niña Stekita!!!

Parece que no se esta concentrando en la tarea.
Tendrá que volver a hacerla!, aunque no quiera!
Eso sí…, primero consígase un servidor de Internet que valga la pena!

¿En España?…, bueno…, no te preocupes porque “siempre que llovió…paró!”

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Wilson!

Como no…, ya hablaremos del tema del resultado de la prueba!

Buenísima la anécdota de tu primer día de clases!.

Supongo que habrás pensado: “Acá se volvieron todos medio locos!”.
Es que tu problema no era separarte de tu padre, sino que un extraño (la maestra) se dirigiera a vos…, ahí si que hubieses necesitado que tu padre esté presente!.

Bueno… me parece que ya es hora de dejar de estar viendo “maestras” por todos lados, y pensar que los extraños que se acercan a comunicarse con vos, nada tienen que ver con aquel episodio de tu infancia!.

Saludos.
Rik

Steki dijo...

Resultado obtenido
Total: 6
Miedo o ansiedad: 3
Evitación: 3


Esto es lo que me dio a mí, Rik.

Ana dijo...

Resultado obtenido:
Total 11
miedo o ansiedad 6
evitación: 5
Un besote.

Ana dijo...

Buenísima la entrada, después vuelvo a comentar más, el test me llevó mucho tiempo!!!! jajaja
Un beso a tod@s

LUNA dijo...

Rick, lo habia hecho mal.
Lo he repetido dos veces (es que me gusta un test!!!!!) I ME SALE MIEDO O...3 Y EVITACIÓN 4.
aHORA ESTÁ BIEN. sOY UNA SUICIDA SOCIAL?

Steki dijo...

Che, entonces yo no era la loca, jaja!
Ahora lo están haciendo bien, jaja.
Luna, yo no sabía de dónde caranchos habías sacado lo de 25. Y me hacían creer que la que estaba mal era yo! Sos malito, Rik, eh?

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes a todos!!!

La Escala de Liebowitz para la Ansiedad Social consta de 24 preguntas.
No se preocupen por las divisiones que aparecen.
Deben responder a todas la preguntas en ambas columnas: la de Miedo o Ansiedad y la de Evitación

Se les va proponiendo diferentes situaciones, por ejemplo, la número 2:

2 - Participar en pequeños grupos.

Miedo o Ansiedad: (Acá se abre la ventana, y a esa situación se la evalúa con las siguientes alternativas)

- Ninguno (se elige ésta si no me da ningún miedo participar en grupos)
- Ligero
- Moderado
- Severo


Luego se abre la columna de Evitación, que representa las veces que evito (o le “escapo”) a Participar en pequeños grupos y elijo:

Evitación

- Nunca
- Ocasionalmente
- A menudo
- Usualmente


Luego pulsen en “Evaluar”, y observo el resultado de Miedo o Ansiedad y el de Evitación, los sumo y me fijo en la tabla siguiente:


- menos de 55 No se aprecia ansiedad social
- Entre 55–65 Ansiedad social moderada
- Entre 65–80 Ansiedad social significativa
- Entre 80–55Ansiedad social severa
- Más de 95Ansiedad social muy severa


Bueno…, espero les sirva de ayuda!
Besos.
Rik

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rik, hola chicos y chicas. La Escala de Liebowitz para la Ansiedad Social me dio 22 y 20.
Sé que hay situaciones que me provocan mucha ansiedad, aunque reconozco que las vengo piloteando cada vez mejor. Una que hasta hoy no pude superar es hablar en público, lo extraño es que ya canté e hice teatro. Antes de las funciones siempre sentía un poco de ansiedad o bastante pero estando en el baile, bailaba sin problema. La presión en mi trabajo me provoca alta ansiedad, toda presión me provoca ansiedad siempre me parece que no voy a cumplir con el plazo de entrega y siempre lo cumplo, esta ansiedad no la puedo pilotear, aunque algunos ejercicios de relajación me ayudan. Frente a situaciones críticas, te voy a citar un ejemplo, una vez mi hijo se calló de la bici, el piso era de concreto y cuando lo levanto tenía parte del rostro en carne viva, lo metí en el coche y lo llevé al hospital, mientras lo atendían pedí un teléfono y llamé a mi entonces marido. Le sacaban radiografías, le hacían curativos y las heridas se veían espantosas. A la hora llegó mi marido, la situación ya estaba controlada, el médico me había dicho que las radiografías habían salido bien y que con el tiempo las heridas se cicatrizarían etc… fue entonces que todo se oscureció y caí redonda o cuadrada al piso. En general funciono así, aunque ya no me desmayo, jaja…
Che, en serio te ganaste la camioneta 4 x 4, cero kilómetro, doble cabina? Que bueno, yo estaría toda alborotada, contándole a todo el mundo haciendo fiestas.

Besotes

Estercita

Rossana dijo...

Hola a todos! El test me da:
Total 43
Miedo o ansiedad 20
Evitación 23

Estoy al borde de la ansiedad social moderada...
Saludos!!

Graciela dijo...

Hola RiK
Me encantó el video y por supuesto me morí de risa. Muy buena tu elección ( dije elección.. ja ja) como siempre.
Creo que jamás me dió un soponcio!!!.
Si he vivido situaciones de alta ansiedad. Cuando mi papá se estaba muriendo, con mis hermanas lo acompañábamos por turnos. A mi hermana Laura y a mi nos tocaba hasta las tres de la mañana. Yo tenía tal grado de ansiedad que me la pasé mirando el reloj. Veía a Laura mas entregada a la situción de acompañar a ese hombre que era tan importante para nosotras. Pero no podía bancarme que él víendose en ese trance nos pidiera que llamaramos al Dr. Corigliano que era nuestro médico de familia. Pero nosotras sabíamos ( y creo que él también) que eran sus últimas horas.
En el tiempo de las tres a las tres y diez que llegaron mis otras hermanas a relevarnos, recuerdo haber salido mil veces al pasillo, deseperada por huír de ahí, por huír de la muerte. Qué cosa extraña, pues tampoco quería estar en ningún otro lado.
Ese fue el último momento en que vi a mi padre con vida. Murió en el siguiente turno.
Creo que te he contado algo que muestra una crisis de ansiedad.
Gracias Rik porque esto hizo aflorar ese recuerdo y me siento placenteramente triste ( existe eso? Amigo mío).
Bueno, y ya hop hop para arriba!!! ( la mina era una maníaca depresiva.. ja ja) el test me dio 17 en relación a la ansiedad y 7 en las evitaciones.
Así que todo bien.
Menos mal que no preguntaron acerca de manejar en una ciudad capital como Córdoba o Buenos Aires... porque me daba 200!!!
También me pone ansiosa el viajar. Y eso que lo hago constantemente. En realidad no es el viaje el que me pone ansiosa, es el llegar a la terminal o al aeropuerto con tiempo. Creo que son temores a perder el vuelo o el micro. Andá a saber con que cosas inconcientes está ligado.
Una vez que llegué y estoy ahí sentada esperando me tranquilizo.
Pero antes, es como un síndrome. Mis hijos ya saben que ese día estoy I N S O P O R T A B L E!!!!
Un beso grande
Gra... ciela

Unmasked (sin caretas) dijo...

Hola Rick

que interesante este blog, debes ser un profesor increible, tan claro que sos. Debes tener muchos alumnos que te siguen no? nose porque me imagino.

a ver, cosas que me causen soponcio. Una mala noticia, hace poco tuve una muy mala noticia. Primero me quede quieta, mire la persona fijamente queme la dio, y me decia, habla, tenes algo que decir
y no podia hablar...

al final, en vez de hablar, me puse a llorar como loca. Me impresiono mucho. No me acuerdo haber sentido eso en mucho tiempo. Como un cristal que se rompe en mil pedazos y no podes pronunciar palabra.

Mi padre sufre del corazon, entonces cada vez que me llaman (porque yo llamo mas que ellos) me viene el miedo, porque me llaman? estara bien?
y hay como un gran silencio entre el momenot que mama me dice hola y el que yo espero la respueta.

Estas ahi?
si vieja, que pasa
nada, te llamo para ver como estas.
Uff que alivio. :)

A veces son sorpresas, a veces son miedos cotidianos, como que el cuerpo se prepara puede ser?

Una cosa asi.

Te dejo un gran abrazo,

Petrita

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rik, pasé a saludarte, te extraño
Por dónde andas? Te dió un soponcio?

Besos
Estercita

Nuria dijo...

Pues a lo mejor es que como soy un poco "bicho raro".....pues he hecho el test y no tengo tampoco ansiedad social Rik (nivel 35).
Estoy contenta, jajajaja

Me gustan mucho los test que enlazas, creo que nos ayudan dentro de sus limitaciones a conocernos mejor. Gracias

Un abrazo y un beso a ti y a todos.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Estercita!!!

Muy claro e ilustrativo tu comentario che!.

Generalmente, cuando determinadas situaciones, que nos activan el SNA, las realizamos con frecuencia; esas descompensaciones se van controlando por lo que se llama un proceso de DESENSIBILIZACIÓN; algo como lo que le comentaba a Noe respecto de su posteo.

Sin embargo el llamado “MIEDO ESCENICO”, que consiste en exponerse ante un público de desconocidos - a pesar de la repetición de esa situación -, en ocasiones no se alcanza a dominar del todo.
Cuando sucede con mucha frecuencia este tipo de cosas, debería pensarse en un diagnóstico de “FOBIA SOCIAL”; más que una eventual descompensación del sistema autónomo.

Lo que contás del episodio de tu hijo posiblemente se haya debido al aumento de la hormona ADRENALINA (que mencionaba Claudia arriba). Lee lo que encontré en Wikipedia:

Ante todo, la adrenalina es una hormona de acción, secretada por las glándulas adrenales en respuesta a una situación de peligro.

- Aumenta la concentración de glucosa en sangre.
- Aumenta la tensión arterial
- Aumenta el ritmo cardíaco.
- Dilata la pupila para tener una mejor visión.
- Aumenta la respiración, por lo que se ha usado como medicamento contra el asma.
- Puede estimular al cerebro para que produzca dopamina, hormona responsable de la sensación de bienestar, pudiendo crear adicción.


Cuando la llegada de tu ex marido; el brusco descenso que se produjo por la relajación que ocasionó su presencia (ya que te tranquilizaste y saliste de la situación de “peligro”), plaffff!; te hizo "venir abajo"! (sobre todo, pienso, que por el descenso del la glucosa en sangre!.

Ojo nena con buscarte situaciones de tensión…, no sé si abras leído que la adrenalina produce adicción!...jajaja!

Sí…, ahora lo estoy festejando y disfrutando de la camioneta, pero la primera reacción fue como si hubiese aparecido mi ex marido!.

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Rossana!!!

¿Cómo anda el clima por la capital Yorugua?!

Mirá vos che!.., yo no imaginé que te podía dar ese puntaje.
Bueno, de todos modos estás dentro de parámetros normales!; solo tendrías que trabajar un poco más tu ASERTIVIDAD posiblemente.

Sin embargo esa prueba también te había dado bien!; así que acá…, alguien MIENTE!...,yo…,no!...jajaja!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Uffff Gra…ciela!!!

¿Qué te pasó negri!?...; como en el tango: “los recuerdos… te han he-cho…mal!” -chán-chán!

Fijate que si me “pongo” en psicólogo, te diría que es muy interesante lo que redactas.

Nosotros, los humanos, a diferencia de la especies inferiores; que solo reaccionan emocionalmente “revolucionando” su SNA ante un hecho concreto - pero que una vez que sale de su campo visual el “peligro” todo vuelve a la normalidad -; un recuerdo, nos puede llevar a la activación del SNA, como cuando el hecho era real, y con ello la angustia que entonces sentimos!.

¡Que grande esto de la mente no!!!.

Jamás te impediría que expreses esos pensamientos y sentires, pero como amigo, ya sabes que como soy medio “sensiblón”, y mientras te leo…, me corre un lagrimón!...chán-chán!. (y también sabés que no miento, ¿no?).

Buen puntaje che!, eso sí, por suerte no había ninguna propuesta de situación como: “Manejar en las Capitales de Córdoba o Buenos Aires”…jajaja!.

Besos y gracias!
Rik

PD: Y sí…, uno se puede sentir “PLACENTERAMENTE TRISTE”, no significa una contradicción.
Triste por el recuerdo de la pérdida de la persona amada, y placer, porque ello ya sucedió, ya no es real. Y la ausencia de angustia, por un hecho que no es real, que ya pasó, produce goce!.

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Petrita!!!

¿Nos estamos debiendo algunas cosillas no?...jajajaja, que no piensen que se trata de plata che!

Exactamente estimada Petra!.

Lo que mencionas respecto a lo que en tu mente sucede debido a la enfermedad cardiaca de tu padre es lo que se conoce como “ansiedad anticipatoria”.
Es decir, aunque uno no este permanentemente pensando en la llamada de una mala noticia, en algún nivel de la consciencia, esa idea está presente, y los denominados “estímulos discriminativos” (el teléfono) la traen a la conciencia y por un proceso de “asociación” entre el “ring” del teléfono y la idea, se “juntan”, y producen la “revolución” del SNA.
Y se llama “anticipatoria” a esa reacción de ansiedad, porque se produce antes de confirmar si esa mala noticia es real o no!.

Lo que mencionás más arriba, es una de las conocidas reacciones de “shock” emocional. Una especie de parálisis abrupta (también por la activación del SNA).

Yo me pregunto: ¿vos te das una idea de la ansiedad que dejaste “sembrada” entre nosotros por saber cuál fue esa mala noticia que te dieron?..., no seas malasa y volva a contarla che!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!!!

Shhhhhhhh….siiiii…., pero, por favor…, que nadie se entere!.
Recién me estoy reincorporando para sentarme en el sillón frente a la PC…!.
Me caí “redondo” al piso porque, sin darme cuenta, borré una carpeta (y también de la papelera) de un trabajo que estaba haciendo desde las 5.30 de la mañana!

Por favor… nada de: “que bolu…, que bolu…!”…, ¿sí?

Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas tardes Nuria!!!

¿Y por qué “bicho raro”?...jajajaja!
Pareciera que una cosa es lo que vos pensás de vos misma, y otra es lo que la realidad te dice que sos!
Me parece que vas a tener que ir cambiando esa auto-imagen!

Los otros días, en tu entrada, publicaste una foto (supongo que tuya) de la Torre de Hércules de Galicia…, a lo mejor sos una “herculína” y no lo sabes!

Felicitaciones!
Besos.
Rik

Rossana dijo...

Estimado Ricardo...que agresivo conmigo...o me parece a mi?? (viste que pregunto antes de prejuzgar..) De todas formas voy a tener en cuenta tus observaciones. Estoy en Bs As desde el mièrcoles y el clima estuvo estupendo para la època, espero que se mantenga asì hasta mañana que cruzo el "charco"..Muchos saludos!

Ricardo Musso dijo...

Epa…, mi estimada amiga Rossana!!!.

¿Agresivo yo?..., si dicen que soy más bueno que Lassie!!!.

Me parece excelente que preguntes antes de sacar conclusiones apriorísticas!..., bien por eso!.
Supongo que te referirás a esas palabras de que alguien “MIENTE pero yo…, no”.
Lo que sucede es que, aunque respeto mucho a Don Rathus y su test de “Asertividad”, y a Don Liebowitz y su escala de “Ansiedad Social”, no confío demasiado en las correlaciones de los test!.

A veces siento que “mienten” (como en el juego de barajas: el Truco (y no me cantés: ¡quiero re-truco!)) y será por eso que no me guío demasiado en ellos; prefiero el “cara a cara” en las entrevistas que, a estas alturas de mi “ojo clínico”, por lo general no me equivoco!

Por otro lado, aunque no sos mi paciente y no estaría revelando ningún secreto profesional, por lo poco que sé de vos (pero que no voy a mencionar), me cuesta creer que hagas lo que haces, si no sos poseedora de una buena “asertividad” y desenvolvimiento social!.

De todos modos, y con la esperanza de haberte aclarado tu interpretación de esas palabras, pregunto: Si yo dije “alguien miente…, yo…no”; pero no dije que vos estuvieras mintiendo; ¿por que te auto referencias y sospechas que he sido agresivo con vos?.
Mejor sería esperar una respuesta tuya a esta pregunta, pero de cualquier modo voy a arriesgar una opinión a través de otra pregunta: ¿es que te sentís “el ombligo del mundo" y tenés la creencia de que las cosas que suceden a tu alrededor tienen relación con tu persona?”…jajaja!

Besos…, buen cruce del “charco”!
Rik

Rossana dijo...

Hola Ricardo, es cierto que pensè que te referìas a que mentì al hacer el o los tests y no lo que explicàs sobre las correlaciones de los mismos. Y como el comentario fue dirigido hacia mi entendí que tenìa relaciòn conmigo directamente...gracias por molestarte en explicarme y pido disculpas por la confusiòn!!
Ya estoy por el medio del Rio de la Plata y està divino el viaje, mucho sol y super tranquilo el rio..en menos de dos horas arribo a Montevideo. Muchos saludos y muy buen fin de semana!!

Isabel Estercita Lew dijo...

Ufa Rik, queca, tuviste que hacer todo otra vez. Cuando yo era boluda me pasaba lo mismo. Ay uy perdón, fue sin querer queriendo.

Volví a la tarea de la actualización de blog, necesitaba adrenalina, estaba vez no me apareció ningún aviso sobre que la URL no existe etc y tal, aunque aún no aparece la actualización en mi blog. Por lo tanto me voy a practicar ala delta en busca de adrenalina.
Hasta luego, besos a todas y todos
Estercita

Magah dijo...

RIK, creo que el SNA es por demás de inteligente, he sufrido ese tipo de descompensaciones, frecuentemente asociada a situaciones de exámenes, habiendo pasado por distintos niveles de "locura", o acontesimientos´por demás de sorpresivos y desagradables, pero he sabido mantener mi mas absoluta cordura, moderación y lucidez ante situaciones de salud o accidentes de mis hijos, luego, ya repuestos y habiéndome asegurado de ello, el SNA se cobró la factua con los intereses correspondientes, claro, e hizo sintomas en mi cuerpo.
ja es increible!

Te mando un fuerte abrazo y acá todo el mundo sigue aprendiendo!

MAGAH

Claudia Sánchez dijo...

Me quedé pensando en algo. En el stress cotidiano, ese que no te da soponcio pero va haciendo trabajo de hormiga, y termina produciendo malestares físicos, como las habituales úlceras estomacales o rectificación de cervicales o tantas otras enfermedades que terminan siendo crónicas.

Saludos!

torombolo dijo...

Pues, yo creo que gran parte de las discusiones estériles sobre estos asuntos, están dadas por una incorrecta definición.

Una definición que no deje lugar a dudas y que evite conversaciones donde un mismo término sea utilizado por distintas personas con distintos significados.

Hay una serie de reacciones automáticas, relacionadas con una aferencia interpretada como peligrosa.
Estas reacciones pueden ser de carácter reflejo motor, como autonómicas, y todas ellas, en mayor o menor medida, tienden a la conservación.
Sea para la huída, sea como preparación para el combate, sea para la reparación de un daño.
Asimismo, hay una reacción cortical multiforme asociada.

Dichas respuestas podrían ser definidas como miedo.
O más comunmente como "angustia".

Claro, el hombre no está ya en medio de la estepa cubierto de pieles sin curtir.
Por tanto los estímulos que pueden desencadenar esa respuesta son algo más variados y algunos menos específicos que la aparición inesperada del diente de sable.
Y el desarrollo superior del intelecto humano, además de darnos el beneficio de la ciencia y el pensamiento abstracto, nos otorgó la imaginación.
Por ello solemos imaginar peligros donde no los hay.
Peligros frente a cuya aferencia, nuestra neurología reacciona tal como hace un millón de años.

El ejemplo clásico de la cervicalgia asociada al estrés laboral o emocional, es simplemente el correlato moderno del reflejo endurecedor de los músculos paravertebrales para fijar la zona vital ante el impacto inminente de un combate.
Quizás relacionado también en parte con cierto reflejo de los mamíferos peludos de "hinchar el lomo" frente a una amenaza para parecer mas fiero.

Pues, hoy lo hacemos por temor al reto del jefe de personal.
O inclusive por una noxa imaginaria o inidónea, constituyendo así una fobia.
Así, terminamos en una camilla de kinesiología o consumiendo alplazolam.

torombolo dijo...

El segundo punto, mal definido muchas veces, es el de "ansiedad".

Aún los textos más confiables suelen ser ambiguos para mi gusto en ese punto, llevando a confundir este concepto con el anterior.

Yo particularmente prefiero definir la "ansiedad" como la sensación asociada a la percepción, real o no, de una solución o vía de escape a un problema generador de angustia, o la posibilidad de acceso a una fuente de placer o felicidad.
Conseguir placer o calmar un sufrimiento, las dos fuentes de refuerzo de la conducta biológica.

Dicha percepción mediata, es decir, sin resolución instantánea, genera un estado de preparación tanto a nivel cortical, es decir consciente, como en el plano reflejo y autonómico.
Nos preparamos para el éxito, la solución tranquilizadora, el objetivo a cumplirse, mas no llegado aún.
Es así cuando intuitivamente nos definimos como "ansiosos".
Por tanto, ansiedad es un concepto probablemente asociado al de angustia, mas no igual.

Claro, tanto como existen circunstancias inocuas interpretadas como amenazantes y generadoras de angustias, existen circunstancias de nuestro entorno o simplemente de nuestra imaginación, interpretadas como la solución que se retrasa, que se nos niega ya mismo, que requiere espera.
O bien la satisfacción que se avisora, mas no se obtiene.

Desde luego, cuanto más real sea el substrato, cuanto más posible sea el logro o la ejecución, tanto más lógica y eficaz es la ansiedad.
Así lo experimenta Usain Bolt cuando, apoyado en su partidor, los músculos tensos a la espera del disparo, ya tiene su frecuencia cardíaca en ciento veinte.
Aún sin haber dado un sólo paso.

Mas, cuando nos desmayamos por no poder esperar el resultado de un examen, o proferimos la famosísima frase "metete el gato en el culo", tenemos un "trastorno de la ansiedad".

Ricardo Musso dijo...

Buenas noche Rossana!!!

Todo aclarado entonces…, me alegra!

Ufff… que emoción que hayas entrado a la “biblioteca” desde el ferry en medio del Río de la Plata!

Gracias.
Besos.
Rik

PD: Espero hayas llegado bien!

Ricardo Musso dijo...

Hola Estercita!

Sin comentarios respecto de la que me mandé…, ahora respecto del tuyo….mmmmm, se me ocurren tantas sutilezas con eso de que alguna vez tuviste “bolas”!!!...jajaja!

Pegate una “dosis” de adrenalina y no vas a tener la necesidad de subir a un ala delta, vas a sentir que volás, sin ala delta!

Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Salud MAGAH!!!

Eso es lo que tiene el SNA…, te sostiene cuando hace falta, pero luego dice: “vengo a `cobrar´ por mi trabajo”!

Gracias por pasarte!
Besos
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches Claudia

Muy buena tu observación!

Aquellas personas que no pueden hacer una “descarga emocional” (aún con su SNA “alborotado”), y tienen la característica de guardar silencio ante todo lo que les molesta, no significa que el SNA no vaya haciendo su “trabajito” en forma silenciosa, y luego se manifieste en ese grupo de trastornos de tipo psicosomáticos!

Gracias por venir!
Besos.
Rik

Ricardo Musso dijo...

Buenas noches estimado Torombolo!!!

Exactamente!.

Lo que otrora tenía su justificación en la realidad para la activación del SNA - por el peligro de ocupación de territorio, usurpación de la hembras o del alimento -, hoy, debido a el desarrollo de la mente, que adquirió la capacidad de la abstracción, el SNA se dispara ante peligros irreales o imaginarios!.

Incluso, antes de antes, cuando al hombre lo aterrorizaban los fenómenos de la naturaleza o atmosféricos (terremotos, rayos, truenos), invento a los Dioses para justificarlos…, y se relajó!

En la actualidad, ante situaciones que no ameritarían tales reacciones; ni las frase del tipo: “Será porque Dios así lo quiere!”, nos es suficiente.

¿O será que nuestros Dioses del siglo XXI son el Alplax, el Tranquinal y el Gran Xanax!?

Bien Torombolo…, la ANSIEDAD es un concepto que en psicología se desarrolló para explicar las distintas reacciones emocionales ante un mismo suceso.
Por ello se habla de umbrales de ANSIEDAD, que algunos arriesgan a asociarlo a factores genéticos!.
¿Quién vio la ansiedad?..., nadie. Por ello solo es un concepto teórico que solo “se hace real” cuando se miden las reacciones autonómicas.

Algo así como el concepto de átomo para la física; ¿quién vio o tuvo un átomo en la mano?.
Se afirma haber llegado a observar, a través de ultra-microscopios, las partículas que se suponen más ínfimas; más, ¿son ellas el átomo?..., nadie puede afirmarlo.
Sin embargo la manipulación de lo que teóricamente se denomina átomo, tiene en los experimentos sus propias características; no es lo mismo una explosión por pólvora o nitroglicerina, que atómica!.

Un abrazo!
Rik

Steki dijo...

Paso a dejarte un beso y que tengas una buena semana.
STEKI.

Ricardo Musso dijo...

Salud Stekita!!!

Gracias…, otro para vos!.

Rik

Ricardo Musso dijo...

HOLA A TODOS!!!

Como siempre:
GRACIAS POR LA PARTICIPACIÓN !!!

EN POCO RATO CAMBIARÉ DE CAPÍTULO, Y ESPERO TENERLOS POR ACÁ!.

BESOS Y ABRAZOS!

Rik

Daniel Rico dijo...

Muy bueno che.

Mi abuela decia soponcio, mi madre surmenage, mi tia ataque de panico...

saludos, perdon por el cliche, ¿o es chicle?

Ricardo Musso dijo...

Hola Daniel Rico.

Tarde en responder tu comentario, disculpame.
Así es, el término soponcio se ha ido adaptando con los años.

Saludos.
Rik